Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Vie Sep 30, 2016 7:47 pm

Estaba cansado de permanecer postrado en una cama... ¡Ya estaba bien! ¿Pero a quién se le ocurriría reprocharles estar atentos de más? Su salud había declinado peligrosamente solo pocos días atrás, cuando llegó finalmente a tierra firme y a pesar de que había logrado dormir cuanto había necesitado para reponerse, seguía sintiéndose levemente mal, débil, más de lo normal. En aquél momento maldijo su debilidad. Se había disculpado con la Reina Yuuko y había pasado los siguientes días en una habitación que tan amablemente le habían proporcionado mientras los profesores y magos que le habían acompañado quién sabe donde se habían metido. ¡Pero claro! Eso fue días atrás y ahora ya se encontraba lo suficientemente bien como para salir de ahí y estirarse... Pero los sirvientes no parecían querer escucharle, le habían pedido permanecer en cama un poco más... Por si acaso... Y lo cierto era que hacía mucho se había aburrido de observar la habitación, elegante sin duda alguna, un lugar digno de un castillo y había tenido la posibilidad de ver que igual de hermoso era por todos lados y se sorprendió a si mismo pensar que, Su Majestad la Reina sin duda vivía en aquél lugar.

Pero ya estaba harto, y fue con esa seguridad en mente que se levantó de la cama y caminó hasta la ventana que abrió, recibiendo el ya conocido olor a mar, uno que, aún no lograba agradarle del todo pero que intentó ignorar. En cambio se fijó en el paisaje, uno mucho más agradable que lo que le había resultado ser el mar. Quizás llegaría a gustarle el mar en algún momento, más no parecía cercano en aquél momento. Sin nada claro en mente se subió al alféizar de la ventana, tras asegurarse que los sirvientes habían pasado de la habitación y nadie más se estuviese acercando. Extendió gustuoso sus alas de un ligero tono amarillo y, tras recibir una oleada de viento que consideró adecuada, batió de ellas y se dejó guiar por la corriente, al menos en un principio, hasta que logró dominar el viento y volar en dirección deseada. Cerró sus ojos, disfrutando del aire acariciando su rostro e, intentando no ser visto por nadie más, decidió dirigirse hacia la zona un tanto más alejada del puerto, del mar y, desde la altura en la que estaba logró ver lo que parecía ser un pequeño bosque a pies de una considerable montaña. ¿Qué dirían si descubrieran que había desaparecido? Nada más que la verdad: quería estirar sus alas, lo necesitaba.

Bajó con cuidado entre unos árboles que le dejaban hueco suficiente como para descender y no herirse en el proceso, entonces, cuando sus pies tocaron suelo firme con un elegante movimiento, juntó sus alas a su espalda, ya conforme por aquél estiramiento dado. Con una sonrisa que hacía tiempo no formaba observó los árboles a su alrededor, un ligero destello de nostalgia se formó en sus celestes ojos y avanzó, calmado, por el pequeño sendero que parecía conducir hacia la montaña según había visto desde lo alto. Además, supuso que en territorio de Yuuko los emergidos no estarían deambulando, motivo por el cual se tomó la libertad de pasar el rato como mejor consideró, aunque por seguridad se mantuvo alerta a cualquier cambio que pudiera darse en el ambiente... Estaba acostumbrado al bosque y a las advertencias que le daba, y con ello en mente siguió avanzando calmadamente, empujado por nada más que una ligera curiosidad por saber que habría más allá y en busca de algo que pudiera calmar un poco su espíritu, pues el mar, a pesar de todo, seguía causándole un ligero sentimiento de desasosiego.

Lo que no esperó fue escuchar algo tan rápido, un susurro irregular, un ligero movimiento de hojas cuando no había causas naturales para su aparición. Paró abrupto sus pasos y agudizó un poco más sus sentidos, al final, acabó por acercarse a un árbol, apoyar su espalda en su corteza y observar con cuidado hacia los lados. No podía permitirse el ser imprudente, no sabiendo que humanos podrían estar vagando por esos bosques y quizás no solo aldeanos, sino mercenarios y no quería correr el riesgo de volver a ser atrapado una segunda vez, mucho menos cuando su cabeza daba vueltas a ratos... Quizás abandonar la habitación de palacio había sido una mala idea... ¡Pero no! ¡Realmente ya no había querido quedarse quieto en cama! Para eso tendría tiempo de sobra para descansar de vuelta a Sindhu. Aun así apoyó su cabeza en la corteza del árbol y dejó escapar un silencioso suspiro de sus labios. Ahh... Quizás solo estuviese exagerando...
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 01, 2016 7:07 pm

Nowell tenía la siguiente teoría: después de los 16 años de edad, cualquier lagus, branded, híbridos o beorc tenía la posibilidad de valerse solo en la vida. No era lo mejor al ser tan joven, pero tranquilamente un joven o una muchacha con esas edad podía ir pro la vida solo sin morar en el intento. Sí, por supuesto que había situaciones y situaciones, pero no creía que el dar un paseo solo y sin avisar siendo mayor a esa edad fuera algo que debiera alertar a las personas de esa manera. Sin embargo, el caos estaba presente.
El consejero se cansó de escuchar las quejas de los sirvientes, que pasaban uno tras otro a darle la misma noticia: el joven que había llegado con la reina ya no se encontraba en sus aposentos. ¿Acaso no les parecía normal? Al pobre casi que lo habían dejado confinado allí pues su estado no había sido el mejor a su arribo y era claro que quisiese dar una vuelta en soledad. Todos necesitaban aire de vez en cuando, todos querían estirar las piernas cada cierto tiempo.
A los primero tres sirvientes que pasaron a avisarle de la ausencia del invitado, del que había escuchado cosas de la reina, los pasó por alto porque le pareció que estaban exagerando y que de seguro el muchacho estaba en los jardines descansando. No le pareció algo para alertar a su majestad ni para abandonar sus tareas, pero a las séptima persona la paciencia de Nowell se acabó y decidió que en vez de intentar trabajar con interrupciones saldría él también a buscar al muchacho.
Se entretuvo un momento caminando cerca de la edificación, viendo a las personas ir y venir. Ese movimiento como de hormigas trabajadoras mareaba y exasperaba por igual, era claro que así no iban a encontrar nada y que si no lo habían siquiera visto al invitado aún eso significaba que él no estaba ni siquiera cerca de allí.
Llevado casi por el instinto, Nowell se decantó por revisar las arboledas circundantes. Le llevaría algo de tiempo revisar cada lugar, pero al menos estaría tranquilo y sin gente gritando alrededor. no tenía ganas de sufrir un dolor de cabeza agudo en la noche, prefería estar tranquilo por allí sin que nadie lo molestara y si encontraba al invitado bien, sino también. Su tarea no era ser niñero de nadie y no pensaba comenzar a hacerlo a esa altura de su vida.
Suspiró y, con las manos metidas en los bolsillos, se alejó del tumulto para adentrarse en el bosque. Le tomó unos quince minutos llegar a la vegetación profunda de la arboleda y unos cuantos más ubicar la posición cercana a la ventana que daba a la habitación del huésped. Calculó que tal vez esa persona podría estar por allí o... que tal vez se había largado hasta el confín del mundo, después de todo tenía alas para algo. Se encogió de hombros y siguió caminando hasta que un ruido lo detuvo.
Se giró, miró alrededor un tanto más alerta y detuvo sus pasos para escuchar mejor. El sonido se repitió, estaba seguro de lo que había escuchado: miau, un maullido. Curioso más por eso que por otra cosa que pudiera haber cerca de su posición, el consejero comenzó a caminar hacia el sonido, chasqueando su lengua repetidamente para que el animal volviera a alzar su voz. El gato volvió a maullar y el ex pirata se adentró más en el bosque, si el animal reaccionaba a su llamado entonces posiblemente necesitase ayuda o no fuera un gato salvaje.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Dom Oct 02, 2016 5:50 pm

"Miau~" ¿Un gato? ¿En serio? ¿Y él se había preocupado por un minino? Suspiró, relajando sus hombros que hasta el momento habían permanecido tensos, al igual que sus alas. Cerró sus ojos, suspiró y se volvió a despegar del árbol. Agudizando sus sentidos y asegurándose de que no había nada más que el maullido del gato, comenzó a caminar hacia la dirección por mera curiosidad. Quizás no fuese más que un gato perezosos pasando el día en algún lugar soleado, seguramente nada preocupante ni sospechoso, pero, igual no tenía nada mejor que hacer a parte de vagar por aquí y por allá en busca de algo que le entretuviese y no fuese nada relacionado a los Beorcs pues a fin y al cabo, no acababa de acostumbrarse a estar rodeado de ellos en cada esquina. Volvió a escuchar el maullido y le pareció extraño ¿Por qué parecía que estuviese respondiendo a algo... O a alguien? ¿A lo mejor no estaba solo y sus sentidos estaban tan atrofiados para impedirle notar otra presencia más allá del gato? También cabía la posibilidad de que le estuviese dando demasiadas vueltas a un tema innecesario y por eso simplemente siguió adelante, sin preocuparse ya de más.

Rodeó un enorme árbol con la seguridad de alguien que conocía bien los bosques y siguió adelante sin apelar aún a sus sentidos. En algún momento comenzó a mirar hacia arriba también, tomándose su tiempo para disfrutar del extraño juego de luces que creaban las hojas y los rayos de luz. El maullido se escuchó más fuerte, dando a entender que ya estaba cerca y por ello mismo fue parando sus pasos también. Silenciosos, como si realmente no tocara el suelo, sin dañar a la naturaleza que había bajo sus pies. Totalmente diferente a los lejanos pasos que empezaba a escuchar, como pisaba las hojas muertas en el suelo y avanzaba... Un hombre... Aquél era un Beorc sin lugar a duda. Escuchó nuevamente el maullido y levantó su mirada hacia la copa de los árboles, ahí, tembloroso e inseguro logró ver un gato negro, quizás nada más que una cría por su tamaño. Parpadeó y, usando sus alas que ya había abierto, se levantó en el cielo cuidadoso de no acabar golpeando ramo con ellas. Subió hasta la cima del todo, asomándose delante del gato a quién extendió sus brazos— ¿Te asustaste? —Inquirió con un dulce y amable tono de voz, no podía evitarlo, no cuando se trataba de animales— Está bien, ven. Te bajaré —Entonces, al notar que el gato se relajaba un poco más fue que se acercó a él.

Lo tomó cuidadosamente en brazos, lo acunó en ellos y le acarició un par de veces la cabeza con suavidad, sacando del animal un suave ronroneo que hizo sonreír a la garza. Cuando quiso volver a tierra pero, algo se lo impidió. Repentinamente sintió su cuerpo pesado y, a pesar de que sabía que no era más que la debilidad canónica de las garzas ante un ambiente nuevo, y aún cuando estuviese en aquél preciso instante en un bosque, supo que no iba a lograr mantener mucho más el vuelo. Entrecerró sus ojos, se removió un poco en el aire como si intentara establecerse nuevamente y, finalmente acabó cerrando completamente sus ojos. Sus alas dejaron de moverse y, ante la falta de movimiento su cuerpo cayó hacia atrás, en dirección al suelo aún cuando su descenso abrupto fue ligeramente más suave de lo normal, al fin y al cabo, su propio peso era mucho menor a lo usual. Abrazó un poco más al gato contra su pecho, mientras a un lado y otro de su cuerpo logró ver sus alas, las plumas de un ligero tono amarillo, casi más claro incluso que su propio cabello.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 04, 2016 12:20 am

Escuchó el maullido mucho más cerca que antes y comenzó a avanzar con mayor rapidez, ya sin tanto cuidado, pues le parecía muy raro que un animal estuviera llorando de esa forma en el bosque ya que delataba su posición. Aún sin entender el por qué de ellos, que posiblemente no entendiera nada porque los animales no habla, siguió caminando y acercándose más a la dirección correcta.
Otro de los sonidos del animal lo hizo virar por un árbol y agudizó sus ojos para poder ver un poco más allá, observando las hojas de los árboles, apartando la mirada de los rayos de luz que pasaban entre las copas y rebuscando en las partes oscuras. Estaba atento mirando a un árbol, donde le pareció ver una forma que luego descubrió que era una ardilla, cuando escuchó algo caer. Una especie de ruido de ropas cayendo seguido de un sonido amortiguado. Solo pudo escuchar eso y ver algo blanco caer en el borde de su mirada que lo hizo dar un paso hacia atrás para ponerse en guardia.
Espero uno, dos, tres segundos pero nada pasó. No podía ser un enemigo ni un emergido, lo habrían atacado enseguida al verlo desprotegido, ¿entonces? ¿sería algún animal herido? ¿Sería el gato que había caído? Sin tener idea, avanzó con cautela hasta dar con la figura de un joven de cabellos rubios tan claros que parecían hechos de hebras luminosas y que portaba un par de alas blancas que estaban esparcidas en el suelo. El joven parecía haberse derrumbado y de entre sus manos una cabeza felina se asomaba, maullando con un tono más de preocupación que de alerta.

—¡Oye! —exclamó el consejero corriendo hacia el joven y deteniéndose a la altura de su cabeza—. Oye, ¿estás bien? —preguntó mientras movía por sobre el rostro del muchacho una de sus manos, olvidándose del minino que al parecer estaba en mejor estado.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Mar Oct 04, 2016 5:19 pm

Cayó como un peso muerto en el suelo, sacando todo el oxígeno que llevaba en sus pulmones con un jadeo que le hizo permanecer tendido en el suelo, en un desastre de amarillas plumas y cabello dorado. Permaneció con sus ojos cerrados y aguantó el respiro durante largos segundos que se hicieron eternos... ¡Le dolía todo, maldición! Al menos de alguna forma la hierba en el suelo y sus suaves plumas habían suavizado lo más posible aquella inesperada caída. ¡Era algo inaudito! ¿Cómo podía sentir sus alas incluso más cansadas que su propio cuerpo? Como si hubiese volado kilómetros sin descanso. Pero logró escuchar los pasos acercándose a él y la voz masculina de alguien preguntándole si estaba bien... ¡Si estaba bien! ¡Había caído desde el cielo, rayos! Entreabrió sus celestes ojos, viendo la mano del beorc balancearse de un lado a otro delante de su rostro... ¿Eso para qué? Frunció el ceño con suavidad y dejó libre al gato de su suave abrazo—

Aún así cayó en la cuenta que el beorc no entendería su lengua, bajó su mano hasta apoyar su codo en el suelo, entre las suavemente amarillas plumas que adornaban sus alas y con suavidad se fue incorporando, soltando un suave quejido, en bajo, un mero susurro. Permaneció sentado y llevó una mano a su cabeza, cerrando sus ojos con una mueca de dolor— Eso dolió... Maldita sea mi suerte... —Doblemente, por caer y por encontrarse con un beorc... Porque era un beorc ¿No? Lo había visto de reojo antes y no le pareció un Laguz... ¡Claro! ¡En Durban debía ser complicado que existieran! O eso supuso al momento, con su mente aún enturbiada... ¡Pero bueno! ¡Seraphiel ¿Qué hacías?! Esa era una forma tonta de perder los estribillos, además, por nimiedades, estupideces realmente. El maullido de felino le sacó de sus cavilaciones, miró hacia un lado y lo encontró ahí, a un lado suyo, sentado y con una felina sonrisa— Me alegra que estés bi... —Calló abrupto, parpadeó y volteó hacia el humano.

Apoyó una mano en el suelo como apoyo y, aún sin levantarse extendió la otra hacia el humano. Frunciendo levemente el ceño le pellizcó de la mejilla, tironeando de ella con su escasa fuerza, realmente no había forma de que él pudiese lastimar a alguien, no tendría sentido— "¿Estás bien?" Vaya pregunta más pobre... Intenta caer tú desde la copa de un árbol... —Murmuró. ¿Molesto? No realmente... Su dulce tono de voz no daba a entender eso precisamente. El gato volvió a maullar y Sera soltó al humano, apoyando ahora ambas manos en el suelo. Extendió sus alas, dio unos aleteos y se incorporó, quedando finalmente de pie con un ligero suspiro de frustración... ¡Ah! ¡Que problema era ese!
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 04, 2016 6:54 pm

Al notar que el muchacho abría los ojos el consejero dejó de mover tanto su mano pues notó que las pupilas de él reaccionaban bien. Sonrió un poco, más aliviado, aunque sin sacarse la preocupación de que pudiera tener un golpe severo en la cabeza o algún hueso roto que pudiera impedirle ponerse de pie. Sin embargo, aquellas cuestiones retumbaron un poco en su mente cunado le prestó atención a las palabras que él decía. Nowell ladeó un poco la cabeza, desgraciadamente no sabía "laguzñol" o como sea y no entendió nada de lo que le dijo.
Sonrió un tanto contrariado, sin saber cómo tomarse aquello, pero se hizo a un lado cuando él comenzó a incorporarse. Volvió su mirada por un momento al felino que había escapado de los brazos del joven y supuso que debía de ser le mismo que había escuchado llorar antes. Se mantuvo atento a sus movimientos y sólo entonces notó que las plumas del joven no eran exactamente blancas como le habían parecido sino más bien de un tono amarillento. Sabía que ese detalle podía ser importante, pero no le prestó mucha atención ni pretendía indagar en eso porque la salud del invitado de su majestad era prioritaria.
Nowell se dejó caer sentado en el suelo para poder observar al joven y notar si algo malo ocurría, preparado para socorrerlo en caso de que necesitara ayuda. No se veía golpeado ni nada, eran buenas señales. Antes de recaer en él, el joven miró al minino y se concentró en él primero. El consejero sonrió agradado con la actitud del sujeto, nunca creyó que alguien más estaría en medio del bosque buscando al minino y menos que sería el joven que buscaba.
Pero antes de que dijese algo o siquiera volviese a preguntarle por su estado, el laguz se volvió a él y le pellizcó una mejilla antes de regañarlo por su pregunta simple. El muchacho se puso de pie, dejando al consejero anonadado y Nowell no pudo evitar soltar unas risas por aquella actitud tan extraña.

—Quiero que conste que me he caído de sitios igual de altos —se excusó mientras recordaba los golpes por caer de las velas del barco—, pero si prefieres la próxima vez te pregunto si puedes recitar el número pi.

Echó un poco la cabeza hacia atrás para ver al joven, que no parecía mareado, antes de regresar sus ojos al minino y llamarlo chasqueando un poco los dedos. El animal se acercó a él con curiosidad, algo reticente al principio, le olió los dedos y luego se restregó contra él buscando caricias que Nowell no le negó.

—Has causado un gran revuelo en el castillo, Seraphiel —le dijo de pronto, dejando de lado cualquier formalidad pues no tenía ganas de usarlas—, la próxima vez sería bueno si dejaras una nota —le propuso volviendo la mirada a él pero sin apartar las manos del suave pelaje del felino—. Puede ser una nota con sangre o calaveras dibujadas si quieres, le daría un aire más dramático.

Y al final soltó unas risas de nuevo al imaginar la cara de los sirvientes si encontraran algo así.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Miér Oct 05, 2016 6:55 pm

¿Preocupación? ¿Era eso o algo parecido lo que logró distinguir en los ojos color jade de aquél humano? Parpadeó, prefirió no fiarse en aquél momento de su percepción y se cruzó de brazos, dejando sus alas levemente más extendidas de lo usual, más decaídas, claramente no seguiría por mucho más, pero por el momento lo vio necesario— Mis felicitaciones por seguir vivo, entonces. Pero hay una pequeña diferencia —Solo entonces abrió sus ojos celestes, se inclinó un poco hacia el castaño sentado en el suelo y lo observó fijamente, mientras su dorado cabello se deslizaba por su hombro, cayendo hacia delante— ... —¿Qué iba a hacer? ¿Admitir que su raza era malditamente débil y frágil? No, no haría eso, aunque quizás no demasiado, aún le quedaba orgullo, aunque fuese uno tonto— ¡Como sea! No importa —Volvió a incorporarse y se alejó unos pasos del humano, solo para no molestarlo cuando finalmente extendió sus alas a un lado y otro de su cuerpo, dio unos cuantos aleteos que sirvieron solo para estirar un poco sus alas, aún cuando paró enseguida en cuanto escuchó su nombre pronunciado por labios del humano.

Lo observó por encima del mareo de plumas que tenían sus alas y curvó sus labios en una linea de desacuerdo— ¿Cómo? ¡No! Que horrible —Negó con los ojos cerrados. ¿Sangre y calaveras? ¡Su intención no era la de asustar a los sirvientes! Aunque asustar a los humanos... Quizás... ¡No!— Si lo hiciera... La Duquesa se haría una furia, no quiero verla molesta... Como tampoco a Su Majestad Yuuko —Además de que no sería algo que él haría ¿para qué mentir? Entreabrió sus labios y dejó escapar un suspiro silencioso, uno que sirvió más bien como encubierta por no reír ante aquella descabellada idea del humano— Además, necesitaba estirar mis alas... —Iba a quejarse pero se contuvo. Plegó sus alas nuevamente detrás de su espalda y, levantando una mano colocó uno de sus mechones dorados detrás de su oreja. Solo entonces volteó hacia el otro— Además, eso es bastante descortés. Conoces mi nombre pero yo no tengo idea de quién puedas ser —A pesar de todo no se movió, permaneció a varios pasos del otro y lo observó. Al menos pudo cercionarse que no tenía nada de malo a parte de un pequeño problema con sus alas y un molesto dolor de cabeza que pero lograba sobrellevar aún.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 05, 2016 10:50 pm

El consejero ladeó un poco la cabeza al ver que él no terminaba sus palabras pero no insistió en que prosiguiera pues de seguro no debía ser algo muy trascendental, si lo fuera estaba casi seguro de que el joven hubiera hablado.
Se quedó allí, mientras él se estiraba, entretenido acariciando al gato que en algún punto alzó entre sus brazos para tenerlo más cerca y, ya que estaba, revisar su cuerpo por si estaba herido en alguna parte. Por suerte el animal estaba bien, al igual que la garza delante de él cuyas bonitas alas lo embobaban un poco. Nunca había visto a uno de esos seres de cerca y le sorprendía que pudieran volar. Se preguntaba qué tipo de estructura anatómica tendrían para poder moverse en el aire o si acaso tendrían tendones o rodillas invertidas para poder volar. Los ojos de Nowell se bajaron hasta las rodillas del joven. Nope, todo normal.
Qué seres más particulares.
Bueno, tal vez no tanto si tenía en cuenta que los dragones podrían tomar apariencia humana al igual que los manaketes y que muchos se transformaban en felinos u otros animales. Los beorc en realidad parecían ser la raza más débil entre aquellos fantásticos seres. ¡Pero basta de pensamientos filosóficos u anatómicos! ¡Qué tenía una persona adelante!
Volvió en sí por la exclamación del joven y soltó una risotada entretenida por su reacción.

—Creo que a Yuuko le parecería un poquito gracioso —contradijo con la risa aún entre sus palabras mientras dejaba que el gatito bajara a su regazo donde comenzó a dar vueltas como si fuera a acostarse—. Lo siento, mi nombre es Nowell, soy el consejero de su majestad Yuuko —se presentó—, pero yo apoyo que las visitas den un paseo cada tanto.

Con una sonrisa tranquila, cómoda y sin formalidades, el joven observó a su interlocutor tras apartar la mirada del felino.

—Me han dicho que no estaba bien cuando llegó y por eso se armó un revuelo por su ausencia. ¿Ya se encuentra mejor?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Jue Oct 06, 2016 4:38 pm

Parecía un tipo interesante... ¡Pero era un humano! Un beorc de los que tanto odiaba... Le observó de soslayo, pensativo. Su mirada captó una hoja entre sus amarillas plumas y extendió una mano para retirarla de ellas con lo que casi parecería un puchero ¡Pero bueno! ¿Qué era eso? ¡Estaba hecho un desastre! Entonces levantó sus manos hacia sus dorados cabellos y los peinó usando solo sus dedos, quitando otras cuantas hojas coladas en ellos por el repentino golpe que había dado contra el suelo... Si se paraba a pensar aún le causaba cierta molestia el sentimiento que sentía en sus alas, adoloridas casi. Seguramente hasta que la tensión no se escapara de ellas seguiría sin poder volar como hubiese deseado, cosa que, realmente odió al solo pensarlo. Cuando escuchó lo siguiente parpadeó para si... ¡¿Cómo?! ¿Consejero de la Reina? Eso era... Era... ¡¡Daba igual!!— Así que es eso... —Por eso conocía su nombre, al parecer los rumores se apresuraban en recorrer caminos, al igual que en todos lados— No les culpo... Hacen su trabajo, pero eso fue exagerado... —Lo susurró para él mismo más que nada.

Las formalidades sobran. Puedes tutearme... —Volteó hacia el humano nuevamente y solo avanzó unos pasos más, plegando sus alas a su espalda por completo para que no le molestaran, a pesar de que, tan acostumbrado estaba con ellas que de hecho le molestaría no tenerlas. Era gracias a las grandes alas que llevaba en su espalda que podía mantener el equilibrio y sobrevolar los cielos, no podía imaginarse como sería no tenerlas, de hecho, si se quedaba a pensar, siquiera podía entender como era que los beorcs y los demás laguz pudieran estar sin... Si... Un pensamiento irracional en aquél instante ¡Innecesario!— Nowell ¿Eh? —Sonrió con suavidad, le pareció un bonito nombre, pero eso no iba a decírselo así porque sí. Ahora, su duda era ¿por qué se sentía tan extraño alrededor de aquél chico? ¿Será que su mente estuviese demasiado enturbiada? Eso debía ser... Seguro. Casi— Ah... Eso... —¿Sería buena idea decirlo? ¡Era un beorc! ¡Podía aprovecharse de ello! Pero también era cierto que, Garzas ya no iba a ver muy seguido, no tenía una 'raza' que proteger de todas formas... Y aun así, ahí seguía existiendo su, inconfundible, gran e innecesario orgullo— Estoy mejor, lo suficiente como para permitirme dar una vuelta por Durban...

... Bueno... Quizás mis alas estén algo cansadas... —Tampoco se veía capaz de mentirle totalmente. Bajó la mirada hacia el gatito que tranquilamente parecía estar buscando un sitio cómodo como para poder dormir una siesta y ladeó con suavidad a un costado su cabeza, levantando ahora su mirada hacia el otro— Pero no volveré —Levantó un poco su barbilla con testarudez y dio media vuelta, comenzando a caminar ahora hacia el frente, sin seguir ningún sendero en concreto, solo encontrando la forma de escabullirse con completa calma entre los densos árboles que habían al frente— Me gustan los bosques... Y Durban parece ser un lugar interesante —Levantó la voz lo suficiente como para que lo escuchara y, antes de adentrarse en la zona más poblada de enormes árboles paró, apoyó una mano en el tronco de uno y miró hacia atrás, hacia Nowell entrecerrando con suavidad sus ojos— ¿Qué harás? ¿Querrás acompañarme?... ¿O volverás a palacio a informar que, nada malo realmente me pasó? —Esbozó una ladeada sonrisa y se atrevió a ser de esa forma con el consejero por pura curiosidad, nada más. De todas formas, dudaba que sus acciones pudieran causar algún daño.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 08, 2016 4:34 pm

"Exagerado" resultaba ser una palabra bastante correcta para explicar cómo habían reaccionado todos en el castillo. Para él casi era costumbre, pero de seguro un invitado se sentiría más contrariado o confuso al ver un movimiento tan inusual. ¿Lo bueno? Estaban un poco lejos de allí y el barullo no llegaba a interrumpir la paz de la arboleda.
Sonrió un poco más aliviado al saber que el muchacho se encontraba mejor, era un buen dato para entregarle a la soberana luego y una buena excusa que podría explicar la escapada de él. Además, Nowell sabía que eventualmente terminaría apañándolo para que Yuuko no se molestara en decirle que debía ser más cuidadoso con sus salidas y que las sirvientas se quedaran más tranquilas. No era bueno generar pánico pero tampoco podían dejarlo encerrado como a un animal en una jaula, ya estaba grandecito como para cuidarse solo.
Lo que le hizo levantar la cabeza con un poco de atención era el tema de sus alas, si estas estaban cansadas significaba que no podría volar cómodamente. Se preguntó si era esa la razón por la que lo había encontrado tirado en el suelo pero no se atrevió a soltarlo en voz alta. Se veía como una persona reservada el tal Seraphiel y él no era quién para meterse en los asunto de los demás, mucho menos cuando él mismo resultaba hacia los demás igual de reservado. Bueno, reservado y tozudo, Seraphiel parecía ser así.
Nowell soltó una pequeña risa por lo bajo mientras él se alejaba y se puso de pie, tomando antes al felino entre sus manos y acunándolo luego en un brazo sólo. El animal, algo adormecido, apenas soltó sonido y se acomodó contra el cuerpo del consejero.

—Creo que si te dejo solo en el bosque y con tus alas cansadas para ir a avisar sobre nuestro encuentro la reina se enojará más que si te acompaño y no doy aviso —se excusó mientras daba unos pasos a él y lo alcanzaba—. Además —agregó deteniéndose a su lado y viéndolo de reojo—, no sería bueno que te pierdas por aquí y no sepas volver. ¿Verdad?

Con un tono entre burlón y gracioso el consejero dejó esas palabras flotando en el aire y se adelantó unos pasos.

—Si quieres conocer mejor Durban, yo puedo ayudarte. No tengo mucho que hacer en mis ratos libres —comentó a pesar de saber que sus ratos libres eran pocos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Oct 08, 2016 7:13 pm

Se sintió vagamente culpable por eso... Quizás habría tenido que avisar... ¡Pero no! ¡Ya lo había comentado a las sirvientas y no le habían dejado salir! Casi era como si un niño enfurruñado se hubiese escapado de casa... ¡Pero nuevamente no era así! Había salido porque lo necesitaba, porque mejor que nadie sabía cuales eran sus límites. Así que ya se ocuparía después de explicar su situación... Aunque una buena idea realmente no había sido desde un inicio, pero, tampoco se había quedado a pensar mucho al respecto. Así que, solo siguió avanzando hasta escuchar las palabras del humano y sonreír en respuesta, más para si que para el otro— Entonces está bien —Finalizó, siguiendo su andar hacia el frente. Sí, estaba dispuesto a andar, pues de todas formas no lograría volar... O al menos, no como siempre lo hacía, cosa que ¿para qué negar? Le molestaba de sobremanera. ¡Era una garza! ¡Estaba mucho más acostumbrado a volar que caminar como cualquier humano por tierra firme!— ¿Hum? —Paró también junto al otro y parpadeó ante sus palabras...

¿Qué? ¿Qué sería malo que se perdiera? Sonrió de lado con cierto orgullo, algo raro en su persona, no en si que fuese orgulloso, sino que además lo demostrara— No hay forma de que me pierda en un bosque —Afirmó, cerrando sus ojos antes de seguir avanzando también, en dirección al otro, siguiéndole de forma callada— Después de todo, las garzas crecimos en un bosque —Añadió. Por mucho tiempo ese bosque había sido el único lugar conocido para él... A pesar de todo lo dijo con una sonrisa en sus labios, bellos recuerdos acudieron a su mente y calmaron un poco su ánimo. Además, si solo lograra entender el bosque de Durban... Su naturaleza... Probablemente no le sería complicado salir de él, o encontrar la salida, era complicado de explicar, pero realmente tampoco intentó hacerlo en alguna ocasión— En todo caso, sería yo el que te podría sacar de un bosque si te perdieras —Volvió a sonreír, aunque realmente se lo tendría que pensar... Si ayudar o no a un beorc, claro.

En algún momento avanzó unos pasos más, quedando a un lado del humano para fijar su mirada en el gatito y sonreír con dulzura... Bueno... Si a él le gustaba ese hombre... Supuso que estaría bien. Claramente tampoco le pasó desapercibido aquél extraño sentimiento que notó alrededor de él, a pesar de que lo ignoró en primera instancia porque supuso se trataría de su precaria salud. Sus sentidos estaban bastante adormilados y eso era motivo suficiente como para ignorar cualquier cosa rara que sintiese en aquél preciso instante— En ese caso está bien... ¿Qué puedes contarme de Durban? —Le dirigió una última mirada antes de desviar su atención al frente por segunda vez. Ver el verde del bosque se le hacía reconfortante y por eso mismo logró caminar por él sin casi esfuerzo. Después de todo había habitado más de mitad de un siglo en uno, era normal que supiese moverse por este, aunque fuese a pie y no volando.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 10, 2016 6:27 pm

Un bosque es un bosque, otro bosque es otro bosque. Aquellas extensiones de tierra poblada de arboles era para Nowell como un mar: cada uno era diferente, si bien muchos tenían cosas en común, cada uno era diferentes y debía leérselo distinto; igual que las corrientes de los diferentes mares. Sin embargo, era probable que un laguz criado en los bosque y tan afín con estos se sintiera más confiado para encontrar el camino correcto. Nowell se preguntaba si de verdad podría no perderse allí pues cuando el bosque se internaba en las montañas naturales de la isla las cosas se ponían un tanto complicadas.
Pero guardó todas esas cosas en su interior y siguió caminando, jugando con el pelaje del minino que no parcía interesado en salirse de sus brazos. Rió por lo bajo cuando Seraphiel aseguró que él podría sacarlo del bosque si se perdían y decidió que si eso pasaba entonces lo pondría a prueba sólo por el placer de molestarlo. Aunque las posibilidades de perderse realmente eran escasas si se mantenían alejados de las montañas.

—¿Qué puedo contarte? —dijo como una retórica, siguiendo los pasos sin mirar y pasando la mirada a las hojas que colgaban sobre las cabezas de ambos—. Bueno, como puedes intuir, Durban está todo construido en islas. Cada isla tiene un representante y todos responden a las órdenes de la reina Yuuko, como en toda monarquía. Ya sabes, hay bastantes por el mundo.

Al parecer los regímenes monárquicos eran no sólo pan de cada día sino también los más populares y que proliferaban por todo el mundo. No que hubiesen demasiadas opciones para elegir, por supuesto, pero se preguntaba si en todo ese tiempo algún lugar habría cambiado su sistema de gobierno por otro. Tendría que pedir un poco de información al respecto y escuchar los nuevos rumores.

—Esta es la isla principal, es la más al norte del territorio y contiene no sólo los edificios que pertenecen a la zona del castillo sino también un pueblo alrededor del puerto que tenemos para las naves reales y de fuerzas militares. —Se llevó una mano al mentón y luego llevó los ojos a Seraphiel—. Tal vez sería mejor si preguntas por algo en particular, no se bien qué podría interesante.

La propuesta era, en parte, para poder luego él hacerle preguntas al muchacho respecto a sus tierras y generar una conversación.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Miér Oct 12, 2016 6:57 pm

En algún momento se acercó unos pasos al chico, aunque fuese solo para extender una de sus manos hacia el minino y acariciar con suavidad su cabeza también, esbozando una dulce y calmada sonrisa en el proceso. Por cualquier otro motivo no se habría acercado tanto a un ser humano, pero, realmente había estado deseando asegurarse que el pequeño felino estuviese bien. Cuando se aseguró, volvió a tomar cierta distancia, no demasiada, pero si bastante como para no considerarse que estuviese en el espacio vital ajeno. Se sentía extraño a su alrededor, como si fuese una extraña y misteriosa neblina que le daba mala espina, pero que, dadas las circunstancias prefirió simplemente ignorar y seguir adelante, fijando su atención al frente a la par que escuchaba la explicación del otro con curiosidad. ¿Cómo decirlo? Había permanecido durante tanto tiempo alejado de la civilización, que realmente no sabía de ella más de lo que había leído en libros y, se había dado cuenta que tampoco era como si estos tuviesen toda la verdad en ellos.

Diría que es un reino pacífico —Pronunció con una sonrisa de lado. Desvió la mirada hacia Nowell ante su consejo y se quedó pensando unos segundos, esquivando un árbol que le cortaba el camino. En el proceso apoyó una mano en su tronco y lo usó como apoyo para poder avanzar, nada más que una extraña costumbre, solo quería ver si lograba sentir algo en particular de aquél bosque. Sonrió y avanzó, fijando al frente su mirada. Negó— Realmente me agrada Durban... Se siente como un lugar realmente calmado y próspero —Sonrió con cierto deje de misterio y entrecerró sus ojos— Pero... No me agradó demasiado el mar... Supongo que los ciudadanos de aquí estén acostumbrados a él —Además, que fuese una garza y los cambios bruscos causaran estragos en él no era culpa de la azulada extensión de agua — También tiendo a suponer que la esclavitud no está permitida —Eso era por varios motivos en concreto... Entre ellos, sabía que Sissi no le enviaría en un lugar así a menos que no fuese su orgulloso deseo hacerlo.

Vi varias montañas al frente —Pronunció lo lógico. Calló y siguió andando al frente, aunque no igual, ese bosque le recordaba vagamente su hogar, el bosque en el que las garzas habían estado viviendo durante muchos, muchos, muchos años y ahora no era más que un lugar inhóspito, lleno de cenizas y muerte. Había sido ópera de la codicia humana y ese bosque parecía permanecer aún levantado, con todas sus memorias y años resguardados— Pero, Hatari es un lugar lleno de arena... Es aún más desesperante que la inmensidad del mar —Añadió, casi más para si mismo que para su inesperado acompañante beorc.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 15, 2016 4:06 pm

Había en aquel ir y venir de Seraphiel, en la distancia que mantenía, algo que le parecía casi normal al muchacho. No era tonto, sabía que los laguz tenían cierto desagrado natural hacia los marcados y que de seguro eso podía ser lo que alejaba al muchacho de él y lo mantenía a distancia, pero también Nowell estaba acostumbrado a tratar con distancias al momento de mantener las formalidades y era esa costumbre la que le hacía las cosas más simples.
Era cierto que en Durban nadie podría discriminar por raza o habilidad a los demás, mucho menos por cosas físicas o por pensamientos; allí la gente era bastante libre. Sin embargo, había cuestiones naturales en todos los seres y eso ninguna ley podía impedirlo. Sonrió un poco de lado al escuchar la opinión del joven: sí, esas islas eran pacíficas en su población pero un caos por los ataques de los piratas. Nadie estaba a salvo de ciertos peligros.
Continuó andando con el gato entre sus brazos, que estaba tomando demasiada confianza y si bien sus pensamientos divagaban respecto a qué hacer con el minino, su atención estaba puesta en el joven alado. No pudo evitar soltar una suave risa cuando él habló sobre el mar y su poco agrado hacia el basto océano.

—Aquí el mar es como una carretera cualquiera, tenemos rutas cortas de una isla a la otra y diferentes recorridos para llegar incluso al lugar más pequeño y recóndito de Durban. Supongo que todos estamos acostumbrados —dijo con tranquilidad y sin contar que él prácticamente había vivido la mitad de su vida como un bandido de agua salada—. Y es como usted dice: además de la discriminación, Durban tiene prohibida la esclavitud y la piratería, cualquiera esta sea.

Esos eran puntos que solía sorprender de grata manera a muchas personas, tanto que algunas no lo creían del todo hasta que veían a las flotas del reino destrozar un barco pirata en altamar. Aquello no era un juego.

—¿Hatari? —Escuchó aquel nombre en el aire, como un susurro, y volvió la mirada hacia Seraphiel con curiosidad—. He escuchado muchas cosas de ese lugar, pero nunca he estado allí. ¿Es cierto que tiene dunas enormes?

La curiosidad de Nowell estaba servida todos los días.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Vie Oct 28, 2016 6:34 pm

Tiene lógica. Están acostumbrados al mar como yo a los bosques y recientemente, a la arena del desierto —Sonrió. Se preguntó entonces como había logrado a acostumbrarse al caluroso desierto de Hatari después de haber abandonado el bosque de Serenes. Quizás su suerte había sido no haber viajado más de la cuenta con aquellos bandidos que le habían atrapado y encerrado en una jaula como si no fuese más que un lindo pajarito. Ahora que pensaba en ello ¿Qué pretendían hacer con él? ¿Venderlo a algún noble que lo trataría como un juguete personal? La idea no le agradó y agradeció haber terminado en Sindhu, salvado posteriormente por la amabilidad de la duquesa madre— ¿La piratería? ¿Realmente hay piratas surcando los mares como viene descrito en libros? Bandidos de los mares que se dedican a robar... Siempre me llamaron la atención, a pesar de que sea algo malo... —Entrecerró sus ojos. Claro, la suya era genuina curiosidad. Aquella para una vida de libertad y fuerza que él no tendría.

Él era una garza. Un hermoso pero frágil pájaro.
Enjaulado en su propia mente.

¿Hatari? —Entonces sonrió más abiertamente, levantando ligeramente su mirada hacia la copa de los árboles— Hatari es un infierno. El calor sofocante están al orden del día. No hay nada más que arena hasta donde lleguen a ver los ojos y pequeños lugares paradisíacos que permiten a cualquier viajero dar un suspiro. Pero, por la noche el sofocante calor no es más que un lejano recuerdo, pues un gélido frío se apodera del lugar. —Suspiró ante el recuerdo y en breve volvió a sonreír— Pero Sindhu es diferente, la ciudad redonda. Al estar cerca del mar le permite tener agua constantemente y dentro de la ciudad, protegida por altas murallas, la vegetación puede sobrevivir sin problema... A pesar de no haber bosques, por desgracia. Incluso el clima resulta agradable, al menos mucho más que el desierto —Finalizó con calma.

Cuando apoyó una mano en el tronco de un árbol, dirigió su mirada hacia el frente, logrando vislumbrar lo que parecía ser la base de roca perteneciente a una montaña probablemente— Pero, si se logra sobrevivir al desierto. La ciudad vale la pena ser vista... Es un lugar hermoso a su manera... —Dudaba que el hecho de existir igualdad entre las diferentes razas existentes le alegrara o no, pero eso era cosa a parte— A pesar de todo, muchas de las personas que van lo hacen solo por su universidad... —Ahí había aprendido él todo lo que significaba idioma moderno y conocimientos del mundo que al llegar le faltaban— Así que. Si se le ocurre visitar Sindhu, le aconsejaría ir con alguien que conoce el desierto. La forma más simple y menos peligrosa para llegar —Concluyó. Le dirigió una mirada de soslayo y sonrió para si mismo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 13, 2016 1:54 pm

Nowell soltó una suave risa al escuichar a Seraphiel divagar sobre los piratas. ¡Si él supiera lo muy reales que eran! ¡Si él supiera que estaba hablando con uno! No se atrevió a decírselo pues no quería dejarle una mala impresión de Durban o de la gente que estaba a cargo de la Reina, pero se sintió mjuy tentado a hacerlo para ver su expresión. Algunas bromas y maldades debían esperar para cuando hubiera más confianza.
Se concentró entonces en escuchar la descripción que él hacía sobre el desierto. Nunca se había acercado a un lugar así y apenas sabía cómo lucía por historias, mapas y algunas pinturas, pero desde que había tenido una imagen más o menos realista del desierto no pudo evitar pensar que sería un sitio caluroso. Un infierno, como Seraphiel bien decía. Algo que sorprendió al muchacho fue saber que ese calor infernal era sustituido por un gélido frío en las noches. No podía imaginarse eso claramente y le daba curiosidad, aunque no sabía qué tan dispuesto estaba a querer asarse en el día para conocer la noche del desierto.
El nombre de la ciudad redonda hizo que Nowell se detuviera por un momento. Ese sitio sí lo conocía, estaba seguro. Sindhu había sido un lugar codiciado por el capitán de su barco, la estructura de la ciudad, la ubicación y la cantidad de personas dentro siempre le había llamado la atención al líder. Sin embargo, los pocos intentos de ataque que habían realizado hacía unos seis años atrás, tal vez más, se vieron frustrados con rapidez pues desde el mar se debía entrar pro un río, pasar la seguridad, los canal y casi al final estaba la ciudad. Era una locura atacar un sitio así, pero lo habían intentado. Por suerte, fracasaron. Nowell casi no pudo ocultar la felicidad al ver a su capitán frustrado. Se lo merecía el muy hijo de puta.
Volvió a la realidad cuando Seraphiel le dio unos consejos para visitar Sindhu y asintió.

—Me gustaría visitar ese sitio alguna vez, ¿crees que podrás ser mi guía, Seraphiel? —le preguntó con con ánimos renovados y trotó hasta él, cargando con cuidado al cachorro para que no cayera—. Mi sentido de la orientación apesta a menudo —bromeó.

Fue en ese momento en que se dio cuenta de que estaban cerca de la ladera de una de las montañas cercanas. Caminó un poco más y apoyó un pie en la parte más rocosa, mirando hacia arriba. Pasar por allí iba a ser un engorro.

—No se si lo ha notado, pero más del ochenta por ciento de la isla está rodeada por estos altos picos. Las montañas son las protección natural de la isla del palacio, por lo que realizar ataques por aquí es casi imposible y toda la fuerza militar se concentra en el lado "abierto" de la isla —le comentó como si fuera una curiosidad más que un dato de importancia—. Por cierto...

Nowell se giró para ver al muchacho y ladeó la cabeza con curiosidad. Había algo que todavía no le habían contado sobre aquel joven y tal vez él pudiera aclarárselo.

—¿Qué lo trae a Durban?

Sí, era algo tonto, pero Yuuko no le había dicho mucho al respecto y sentía curiosidad.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Lun Nov 14, 2016 9:11 am

Le miró de reojo, curioso mientras una particular sonrisa se dibujaba en sus labios. ¿Le estaba pidiendo ser su guía? ¡Esa había sido buena idea! Y no era porque Sera fuese orgulloso, que lo era dentro de lo debido. Sino que, después del tiempo pasado en Hatari había, prácticamente entendido a la perfección como funcionaban los desiertos, como sobrevivir a una tormenta de arena, los oasis más hermosos y espectaculares... Las rutas más simples para llegar a la Ciudad Redonda y prácticamente todas las amenazas que podían aparecerse y, además, como escaquearse de ellas. Necesitaba saber como pues seguía siendo una garza y bien se sabía que las garzas no eran buenas en las batallas— No hay problema, aunque últimamente hay emergidos un poco por todos lados... Pero ser una garza tiene sus puntos positivos —Y casi como señalando a que se refería entreabrió un poco sus alas, casi como si pretendiera estirarlas sin llegar a ello realmente— ¿Apesta? Mentira —Le miró de reojo, por encima de sus alas— Pero tienes tu punto, en Hatari es fácil perderse... Y morir de sed, o convertirse en un beorc asado... —La idea le provocó un escalofrío y frunció el ceño.

Cuanto más fueron avanzando, más logró notar como el enorme pico montañoso se levantaba sobre ellos y lo observó, hasta su cima con cierta sorpresa que no se molestó en contener— Vaaaya... No hay montañas tan grandes en Hatari... —Y negó con un gesto de la cabeza, a pesar de que escuchó con atención las palabras del mago. Avanzó, posando su mano sobre la fría roca y sonrió para si— Ni mucho menos en Serenes —Pero mentiría diciendo que no se lo agradaba la montaña. Aunque más concretamente le agradaba la naturaleza que sentía provenir de ella, le resultaba hasta reconfortante hasta cierto punto— Suena buena táctica. Los enemigos deberían ser vencidos por las guardias... Y si alguno se escapa... Es complicado que logre escapar estos picos —Miró a su alrededor y caminó hacia una roca un tanto más pequeña a un lado, lugar donde se sentó con una agradable sonrisa— Me aventaría a decir que los laguz cuervos o halcones serían los más peligrosos... Pero... Kilvas y Phoenicis... —Entrecerró sus ojos. Según lo que había descubierto por su Duquesa... Esos dos países en particular estaban en problemas serios.  

Se atrevería a decir que deseaba poder ayudar, porque eran, de alguna forma, 'sus hermanos laguz' y sabía que ellos y las garzas, en algún momento fueron amigos de alguna forma. Pero no tenía como, solo esperar que algún otro país poderoso o los mismos cuervos y halcones hicieran algo— ¿Eh? —Le miró con cierta sorpresa y parpadeó... ¿Qué... Qué le traía ahí?— Ahm... —¿Cómo se decía a eso? Pensó unos instantes, a punto estuvo de hecho a decirlo en idioma antiguo, pero supuso que aquél chico no lograría entenderlo, así que prefirió rememorar y buscar explicación usando el actual— ¿Soy un emisario? —La palabra le causó gracia y aguantó la risa que amenazaba en salir de sus labios— La Duquesa Sissi de Sindhu y la Reina Yuuko de Durban intercambiaron cartas. Kougyoku Ren viajó hacia Sindhu para conocer nuestras tierras y yo vine a Durban para ver vuestras tierras —Explicó, sin saber realmente si lo entendería y lo miró de reojo buscando entender eso en concreto— Pero el cambio me resultó demasiado brusco... —Murmuró.

Y su mente además, era culpable en gran parte también— Ah... ¡Tengo una propuesta! ¿Qué tal si dejamos las formalidades para después? —Y a pesar de tratarse de una propuesta indecente, presintió que no pasaría nada malo con decirle eso al chico— Es algo aburrido... —Vale que fuese un embajador, pero presentía que le habían nombrado tal solo con la intención de hacerle cambiar su perspectiva acerca de los humanos, porque él seguía sin estar dispuesto del todo a aceptarlos, a pesar de comportarse bien y ser cortés en su presencia. Pero si alguien le preguntara, probablemente su respuesta fuese un redundante "No, no me gustan". Aunque fuese solo cosa de orgullo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 15, 2016 7:04 pm

Nowell soltó una risa entretenida al ver la forma en que el joven exponía los puntos buenos de ser una garza, aunque sus carcajadas pasaron a ser más nerviosa cuando él habló sobre terminar como beorc asado. No se rió nervioso por la idea de morir en el desierto sino porque acababa de entender que Seraphiel lo veía como un humano cualquiera, que no se había percatado de lo que realmente era. Eso por un lado era bueno, podía seguir ese juego y evitar que el laguz mostrara ese rostro molesto tan típico al ver a un marcado, pero por el otro significaba que le estaba mintiendo y estaba seguro de que eventualmente él lo sabría. ¿Debería decirle la verdad? No estaba muy seguro de eso. Decidió, de momento, seguirle la corriente y luego explicárselo.
Enterarse de la misión del joven no le sorprendió demasiado, aunque sí le pareció interesante que él fuera un emisario. Hacía mucho que no veía a uno, por lo que sabía la última vez el príncipe mismo de un país había llegado hasta allí. Le escuchó hablar y entendió entonces el por qué la señorita Ren había viajado hacia el lado de Hatari. Claro que Nowell no se encargaba de esas cosas y el reporte de movimientos oficiales los hacían los generales, pero era importante que él supiera los detalles. Sin embargo, con el asunto de los nuevos barcos para la flota y los ataques de los emergidos él tenía las manos llenas.
La propuesta de Seraphiel, tan rápida y animada, le hizo ladear la cabeza un poco. ¿Formalidad? ¿Qué clase de formalidad estaban teniendo? Ah, ¿acaso él pensaba que saber su rango cambiaría algo? El Consejero no cambiaría de postura tan fácil.

—Tranquilo, no es necesario cambiar la forma de trato si a ti no te molesta —contestó con tranquilidad, elevando los ojos para luego bajarlos con ánimos relajados—. No me gustan las formalidades y aunque seamos consejero y emisario creo que podemos llevarnos bien sin ponernos rígidos.

Con una sonrisa animada, Nowell decidió dejar al felino en el suelo una vez más y éste salió corriendo hacia unas flores silvestres. Encontró entonces en esa escena una forma de distraer su mente y se sintió más tranquilo.

—¿Qué tal es la duquesa Sissi? —preguntó con curiosidad—. He escuchado algunas cosas sobre ellas, pero creo que alguien que la conoce de primera mano puede dar una opinión más cercana a la realidad.

O más subjetiva también. Eso dependía del muchacho.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Seraphiel el Miér Ene 04, 2017 6:00 pm

Permaneció observando a nada en particular durante unos escasos momentos. Sin duda alguna Durban era agradable y quizás... Quizás hasta la presencia del mar empezaba a resultarle más soportable, como que ya se había acostumbrado un poco a ella. Le había resultado un serio problema, pues la falta de mar en las cercanías de Hatari había causado que no estuviese acostumbrado a él y, a pesar de que sí había no demasiado lejos de Sindhu, tampoco era como si se hubiese acercado en demasía. Era su primera vez viajando por mar y era hasta cierto punto obvio lo que pasaría con él a esas alturas. Pero... Se le había pasado antes de lo previsto, cosa ya de por si bastante sorprendente, pues tampoco era como si lo hubiese pasado demasiado mal.

Aún así, levantó su mirada hacia Nowell al escuchar su pregunta y permaneció callado unos instantes, pensando en ello durante quizás solo escasos momentos... ¿Qué como era la Duquesa?— La Duquesa es... El tipo de persona que lograría hacerle cambiar la idea a un laguz que odia a los beorcs —Rió en bajo, cerrando sus ojos mientras sus alas volvían a plegarse un poco más contra su espalda— Es amable y firme en sus ideales... Seguramente perdonaría a cualquiera y, sobretodo, desea crear de su ducado un lugar donde laguz, beorcs y brandeds o híbridos puedan coexistir sin tener problemas entre ellos —Lo había logrado de hecho... Era el lugar al cual todos los renegados iban cuando carecían de un lugar al que volver. Era una casa... Una familia para todos.

Pero, si te soy sincero temo que aquella amabilidad suya se convierta también en su peor enemiga —Quizás estaba siendo demasiado sincero con un, prácticamente desconocido— Pero, también es el tipo de persona que haría cualquier cosa para proteger a los ciudadanos que viven en Sindhu... Los ama a todos como a su familia y ellos a ella también... Es decir, a mi me gusta su tenacidad —Se levantó, extendió sus alas hacia atrás, como si las estuviese estirando y comenzó a caminar unos pasos al frente, en dirección de donde habían venido— Pero, seguramente estará pensando venir a Durban después de mi partida, así que, muy probablemente la conozcas en persona y te harás tu propia imagen —Porque así siempre pasaba ¿no?— Ahora ¿Me acompañarás de vuelta? Debería tener una reunión como es debida con la reina... —Claro... Sería descortés estar escapándose de ella constantemente.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1249


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Eliwood el Jue Ene 05, 2017 2:17 am

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2916


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Just a Bad Day? [Social][Priv. Nowell]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.