Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Invitado el Dom Sep 25, 2016 12:06 am

....La noche había llegado sin contratiempos, y la oscuridad, como un manto, había comenzado a caer sobre aquel humilde poblado. El silencio se había vuelto sepulcral, pues todos los habitantes, agotados ya por sus tareas cotidianas, habían regresado a sus hogares para poder alimentarse, pasar tiempo con sus familiares, y finalmente descansar. La brisa nocturna se mostraba gélida e inclemente, metiéndose bajo la piel de aquellos desafortunados que no tenían la oportunidad de estar bajo un techo, o recibiendo la calidez de una fogata o una chimenea. Y en lo más alto del cielo podía apreciarse la luna llena totalmente expuesta, sin siquiera una pequeña nube eclipsando su belleza. Las numerosas estrellas que le rodeaban no hacían más que realzar su hermosura.

....Numerosos guardias se paseaban por las desiertas calles del poblado, a excepción de aquellos que tenían la labor de permanecer quietos y pacientes en las distintas entradas. Las órdenes recibidas por los soldados y mercenarios habían sido bastante claras: vigilar con extrema precaución las aldeas y poblados de los alrededores pues en las últimas semanas se habían recibido noticias de numerosos ataques nocturnos realizados por aquellos lares. Sin embargo tres días habían transcurrido ya sin la menor novedad. Cada día parecía más monótono y aburrido que el anterior, y algunos de los hombres destinados a la seguridad de ese lugar comenzaban a perder el interés y dejar de tomarse en serio su labor. Para más colmo esa noche parecía que iba a ser igual que todas las anteriores.

....O eso creyeron todos antes de que una flecha se clavara de manera certera en el cuello de uno de los que patrullaba a las afueras. Un quejido se ahogó en su propia sangre, y una expresión de sorpresa e incredulidad se dibujaba en su rostro hasta quedar grabada en el semblante moribundo de aquel hombre; su cuerpo se desplomó al frente, y lentamente un charco de sangre comenzó a formarse debajo de él, sangre que poco a poco era absorbida por la tierra.

....Dos compañeros que se encontraban cerca presenciaron la escena horrorizados, y no demoraron en alzar su voz para dar la alarma, ¡el enemigo estaba ahí! ¡Se encontraban bajo ataque! El pánico se esparció entre los habitantes que permanecían despiertos, y que en un intento por encontrarse a salvo colocaban el seguro sobre sus puertas y trancaban sus ventanas. Mientras tanto los guerreros enviados por el marqués de Pherae comenzaban a reunirse en la entrada norte, justo en el instante en que una feroz lluvia de flechas cayó en aquel sector. Habían sabido ocultar los proyectiles gracias a la oscuridad propia de esa noche.


....- ¡TODOS A CUBIERTO, RÁPIDO, RÁPIDO, RÁPIDO! ¡RECOJAN A LOS HERIDOS Y BUSQUEN COBERTURA! - La voz de un mercenario resonó por encima de los murmullos de pánico y preocupación. Un pelirrojo de colosal estatura se hizo oír mientras abandonaba la seguridad que le ofrecía la sólida estructura de una casa para lanzarse a correr hacia la entrada. Los pocos soldados que habían vuelto a sus cabales comenzaban a obedecer la orden.

....La tenue luz de luna fue capaz de iluminar a un numeroso grupo de emergidos avanzar como una marea hacia el lugar. Se apreciaba cómo eran encabezados por al menos una docena de jinetes que sostenían firmemente sus lanzas por delante, y que se preparaban a liquidar a la primera línea defensiva. El mercenario desenvainó su espada y alzó ésta por encima de su cabeza. -
¡Que los arqueros preparen sus flechas y apunten con precaución! ¡Esos jinetes deben caer cuanto antes! ¡Que el resto apunte con sus armas a los caballos, hay que derribarlos! - Rugió con ferocidad, y dando el ejemplo a quienes estaban detrás de él, el varón sostuvo con ambas manos su espada y se apartó de su cobertura para esperar con temeridad al primer jinete que se aproximaba.

....Cuando la lanza se aproximó peligrosamente hacia él, el mercenario se hizo a un lado, y lanzó un despiadado corte hacia una de las patas frontales del pobre animal. La hoja hirió profundamente la extremidad, alcanzando al músculo, y la criatura relinchó adolorida mientras trataba de mantener el equilibrio, aunque no pudo evitar desplomarse al suelo sobre su jinete.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Gaius el Lun Sep 26, 2016 10:26 pm

Gaius tiritaba de frio sintiendo como la gélida briza se filtraba por el sinfín de agujeros de su ropa. Hacía tiempo que había sido “motivado a seguir sus viajes por el mundo” y  con apenas lo que había logrado meter en sus fardos por el apuro de “salir de aventuras” se encontraba en un país más ventoso a lo que estaba acostumbrado. Siempre se abastecía de prenda en los campos de batalla, ya que era la mejor forma de encontrar buenas prendas a un precio inmejorable, pero esta modalidad de compra ahora le estaba cobrando los intereses en cada tajo de arma blanca.  

Como todo buen viajero, Gaius había logrado escapar de Akaneia con una buena cantidad de oro, la cual le permitió llegar hasta Pherae con gran celeridad y diligencia. Pero tan expeditivo viaje le había adelgazado sus reservas al punto que debía encontrar clientes o trabajo pronto, o nuevamente se vería a comer pasto para engañar al estómago.
Afortunadamente el problema de emergidos seguía siendo un fructífero negocio para diversos aventureros como él, y las ofertas para defender poblados tenían cada vez más demanda, por lo que el tuerto bandido no perdió el tiempo en inscribirse a la comitiva de mayor grosor que partiera a defender un poblado en la campiña confiando siempre en que sería uno más entre las gruesas filas y que sabría escabullirse de los problemas.

Estaba agazapado contra uno de los pocos muros exteriores de la ciudadela en lo que se suponía era su turo de guardia. “A Grima hacer guardia con este frio!” se decía el ladrón mientras hecho bolita contra un barril al cual usaba para defenderse del frió, se abrazaba a si mismo, tratando de cubrir la mayor cantidad de agujeros que podía.
Desde su posición tuvo la primera fila para ver al desdichado cuando la primera flecha cayó. En un abrir y cerrar de ojos la calma del pueblo se convirtió en alboroto cuando los mercenarios corrieron por sus armas y los civiles a sus casas por refugio.
El bandido, todavía hecho un ovillo en su esquina miraba con su ojo hacia todos lados buscando escondite  y que ninguno de sus superiores le notara mientras se escabullía de la batalla.
El clamor y los gritos de guerra y muerte ya resonaban por doquier haciendo que la ansiedad amenazara con convertirse en pánico dentro del nervioso ladrón. Miró en todas direcciones buscando ayuda, un guerrero bondadoso o un aldeano descuidado que hubiese dejado su ventana no tan bien cerrada. Mientras le rezaba a su blanca dama, en medio del campo de batalla, notó una inconfundible espalda decorada con una rojiza melena la cual llevaba un buen tiempo sin ver. Con el rostro iluminado corrió sin pensarlo hacia el único rostro amigo que veía en meses.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
166


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Mar Sep 27, 2016 11:39 am

El viento asolaba aquel lugar,Pherae era uno de los lugares a los que nunca había viajado,por suerte para ella no era un territorio hostil,o eso creía la ingenua cleriga,creía que como era uno de los territorios con mayor influencia del continente estaría seguro,al parecer no era así,había escuchado a varios viajeros,comerciantes en su mayoría,que dejaban los pueblos aledaños para viajar a otros lugares mas seguros,habían habido algunos ataques en anteriores días y los comerciantes preferían salvar sus vidas y sus productos a tener que protegerse de los enemigos,huían para poder vivir un día mas. La joven,sin embargo,decidió arriesgarse,tampoco es que tuviera muchas opciones mas,las personas que huían iban hacia donde ella ya había ido,necesitaba ir a aquella zona,no podía quedarse de brazos cruzados,los aldeanos sufrirían un ataque tarde o temprano y si no había nadie que los protegiera,allí estaría ella para ayudarles a huir y curarlos.
Al llegar al poblado,tuvo tiempo para encontrar una iglesia en la que hospedarse y curiosear,el poblado tenía su entrada,pero además parecía tener algo parecido a una puerta trasera,esta no era muy grande y llevaba a unas catacumbas,o eso parecía,la joven prefirió no arriesgarse a entrar,pero probablemente aquello sería un túnel que conectaba con algún lugar mas alejado,propiamente usado para escapar de un ataque inminente y asegurar que los aldeanos y demás personas pudieran seguir vivos.
Después de unos días allí,nada había pasado,ningún ataque,ningún problema,realmente era una calma peligrosa,pues la gente se confiaba demasiado al ver que nada pasaba. La joven descansaba plácidamente en un pequeño camastro que le habían proporcionado los sacerdotes de aquella pequeña iglesia de poblado,era una pequeña habitación muy simple,pero era todo lo que necesitaba,siempre podía acudir a la iglesia si necesitaba ayuda. Se mantuvo despierta,no por incomodidad,sino porque estaba pensando,pensaba en todas las aventuras que había vivido hasta ahora,todos los lugares nuevos que había visto,sin duda,había conocido mucho mundo y aun le faltaba una inmensa mayoría que explorar.
Al comenzar los gritos,llantos y sollozos,la cleriga de cabellos anaranjados se levanto sin dudarlo de su camastro,había personas por las calles corriendo,la mayoría aquellos que no podían resguardarse en una casa,no era buena idea mantenerse encerrados en los edificios,pues si algún enemigo entraba buscarían justo dentro de las casas,de las tabernas y demás edificios,se vistió bien y salió de la iglesia,aun cuando el sacerdote la intentaba parar,muchas personas se agolpaban en las escaleras de la iglesia,buscando cobijo dentro de esta. -Gentes del poblado! Aldeanos! Personas Libres de este bonito pueblo! No desesperéis,tenemos una opción allí,ese antiguo túnel seguro que sirve para que escapéis. La gente no recordaba el antiguo túnel,había sido usado antiguamente por sus antepasados para no tener que pasar por un terreno que estaba invadido por los enemigos,así podían pasar de un pueblo a otro justo por debajo de sus enemigos sin que estos se dieran cuenta,ahora estaba en desuso,algunas personas decidieron hacer caso a la cleriga,cogiendo lo poco que tenían y dirigiéndose al túnel que parecía tener un estado optimo para ser usado,probablemente ya había sido usado recientemente por ladrones,mercaderes ilegales y bandidos,para no tener que pasar por la entrada principal.
La chica,se mantuvo en las escaleras hasta que empezó a escuchar los gritos de un hombre,era una voz muy grave y parecía estar luchando contra los invasores,no sabía si tenían curanderos entre la milicia que protegía aquel poblado,pero desde luego que si no lo tenían ya lo iban a tener,Mulitia se acerco hasta donde estaban los soldados,manteniéndose siempre detrás de estos,varios soldados habían sido heridos por flechas,en brazos y piernas,ni si quiera se habían dado cuenta de la ofensiva,no tardó en acudir a ayudar,sin mediar palabra arranco la flecha del brazo de uno de los soldados limpiamente y con un pañuelo vendo la zona afectada,apretando bien para después colocar por encima su báculo que comenzó a brillar con un tono azul,curando algo la herida del joven soldado.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
731


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 08, 2016 10:49 pm

....La primera oleada de enemigos, todos ellos con sus caballos, se mostró bastante hábil en lo que hacía. A pesar de que los defensores del pueblo se encontraban alertas y listos para derribarlos, los jinetes consiguieron evadir unas cuantas flechas, o herir a algunos soldados de a pie antes de que estos pudiesen arremeter contra ellos o su montura. No era de extrañar, considerando que aquel ataque les había tomado por sorpresa y que tras los últimos días de paz los guerreros se habían confiado y bajado la guardia. Todavía peor era el hecho de que muchos de los allí presentes, tanto mercenarios como soldados, no eran más que muchachos que no seguramente no habían visto más que dos o tres campos de batalla hasta ahora.

....El colosal pelirrojo, sin dejar que aquel panorama sembrase el pánico en su corazón, continuó con el combate y avanzó con determinación hacia el jinete que recientemente había caído al suelo junto con su caballo. El emergido hacía todo lo posible por ponerse en pie, empujando el cuerpo del equino que se movía frenéticamente y sangraba. Por unos pocos segundos su mirada se cruzó con la que le lanzó los orbes rojizos del enemigo, pero antes de que éste pudiese siquiera recuperar su arma el mercenario dejó caer la suya contra el pecho ajeno, encargándose de que el corazón detuviese sus latidos. Seguidamente, y más por piedad que por malicia, realizó una segunda estocada, aunque ésta contra el pecho del animal.

....En un absoluto estado de alerta pudo escuchar cómo unos pasos se acercaban apresuradamente hacia él, y asumiendo que se trataba de algún enemigo el hombre se giró con rapidez y extendió hacia adelante la espada para amenazar con la hoja a quien se atrevía a aproximársele de esa forma. -
Detente ahí, ahora mismo. - Ordenó con una voz imponente y severa, si bien sabía que de ser un emergido no le haría ningún caso a sus palabras.

....No hicieron falta más que unos pocos segundos para reconocer a la persona que tenía delante. Un viejo conocido del pasado que, sin embargo, se veía un poco distinto en ese momento, tal vez a causa del parche que ahora traía consigo. -
Que me parta un rayo, ¿Gaius? ¿Qué demonios haces aquí? ¿Y qué te pasó? - Consciente ya de que la persona cerca de él no era una amenaza, bajó el arma y relajó un poco el cuerpo.

....Hubiera deseado poder platicar un poco más, o siquiera haber tenido el tiempo suficiente como para escuchar la historia detrás de la presencia de aquel ladrón en esas tierras, pero antes de que pudiesen continuar un feroz galope se hizo presente: un jinete se les acercaba con hostiles intenciones. Con un movimiento rápido empujó al otro varón para que se saliera del trayecto del animal, y él mismo brincó hacia un costado para no ser embestido también. -
¡Creo que podrás ponerme al día después, por ahora lo primero es mantenernos vivos!
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Gaius el Lun Oct 10, 2016 12:00 pm

Gritos por doquier. Desde los emergidos exhalado sus extraños y de ultratumba gemidos, ciudadanos tomados por sorpresa en medio del combate agarrándose las heridas mientras tratan de huir, soldados dándose ánimos en una carrera para hacer frente al enemigo.
Toda una banda sonora al que el ladrón estaba acostumbrado a escuchar de fondo mientras él buscaba un escondrijo en el cual meter la cabeza y aguantar hasta que pasara la tormenta. Peor un sonido que no escuchaba hacia un buen tiempo, era la potente voz del fornido mercenario de melena rojiza y anchos hombros.

-Argus!-
exclamó con auténtica alegría de reencontrarse con aquel que llamara jefe tiempo atrás. Que estaba haciendo ahí en ese momento? No tenía idea, pero el bandido estaba demasiado feliz de encontrarse con un rostro amable y brazos fuertes como para preocuparse de las crónicas de viaje del leonino.
Calculó mentalmente cuanto tiempo había pasado desde la última vez que habían cruzado caminos. Un año? Quizás más? A su mente acudieron también la cantidad de cosas que habían sucedido en ese lapso de tiempo, los cambios que había sufrido interna y externamente, las perdidas afectivas y físicas, y pese a que nunca pensaba demasiado en ello, se sorprendió a si mismo llevándose la mano a su parche, acariciando melancólico la gastada tela.
Habían pasado muchas cosas ciertamente, y la pregunta del mercenario sobre qué le había pasado no podía venir más como anillo al dedo, pero este no era momento ni lugar para ponerse melancólicos, el enemigo golpeaba con fuerza a las tropas locales haciendo que los pocos mercenarios allí reunidos tuvieran que replegar sus fuerzas y retroceder ligeramente del muro, pasando la batalla a librarse entre las primeras hileras de casas. “La cosa va mal….” Se dijo el ladrón que a regañadientes extrajo su vieja daga del cinturón y se posicionaba de espaldas a una pared para poder hacer frente a cualquiera que se aventurara a atacarlo.

-Jejeje! Tú no has cambiado nada.
Cuando esto termine, yo mismo te pagaré una cerveza… si salimos de aquí enteros…-


El colosal mercenario mantenía batalla a su lado, por lo que el ladrón ya no tenía tanta prisa por esconderse en ninguna rendija, confiaba en que el grandulón sabría obrar de nueva muralla y alejar solo con su presencia a las huestes enemigas.

Me salgo:
Declaro que dejo de participar en este tema por temas ajenos a este tema en particular o a los usuarios que participan ne él, únicamente por problema personal mio.
Suerte chicos!!!♥


Última edición por Gaius el Vie Oct 28, 2016 2:00 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
esp. de bronce [0]
esp. de bronce [2]
Arco de acero [4]
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
166


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Mulitia el Lun Oct 10, 2016 12:42 pm

La gente no paraba de gritar ,los emergidos entraban ya en el pueblo con bastante facilidad,aun cuando había aquel grupo de guerreros luchando para proteger el lugar,la chica al terminar de curar al soldado dejo que este se levantará y siguiera con la lucha,la chica estaba muy nerviosa,aun cuando estaba entre algunos soldados,veía tan cerca a los emergidos y ella sin saber muy bien que hacer contra ellos,su bastón no es que fuera una gran ayuda para protegerse de los emergidos,se veía la sangre correr,de emergidos y también de soldados aliados,la chica intentaba acercarse a aquellos que podría recuperar,aquellos que aunque heridos podían volver a luchar si eran atendidos lo antes posible,por ello las curas eran bastante importantes para la pequeña milicia,que pronto empezó a aguantar mas en cuanto había llegado la joven cleriga.
La batalla estaba en pleno apogeo,con ambas partes poniendo todas sus fuerzas en la batalla,por suerte,los emergidos no habían decidido llevarse algún curandero para al menos aguantar mas en batalla,por lo que eran abatidos con mayor rapidez que los soldados del pueblo,que si recibían ayuda curativa,aunque solo fuera por una persona en aquella ocasión. Estaba algo cansada y no sabía muy bien quien era el líder de todo aquello,hasta que acabo cerca de un hombre enorme y lo que parecía un chico con pintas de ladrón temblando de espaldas y dando pasos hacia atrás se choco con ambos y dio un respingo de puro terror,moviendo el bastón de un lado a otro como si de una espada se tratara,seguramente algún golpe les había dado a los dos chicos y en cuanto se dio cuenta de la situación soltó un suave gritito apretando su bastón en el pecho y negando varias veces,ahora si que la había liado pero bien,puede que no fueran emergidos,pero parecían unos tipos realmente peligrosos y siempre se decía que no es buena idea meterse con un ladrón...la chica no sabía muy bien donde meterse. -Yo...Yo...Ay...por Santa Elimine,por favor no me matéis,creía que erais unos emergidos! Yo yo...no quería haceros daños,espera...espera  Al ver al caballero emergido caer de su montura por el golpe de aquel enorme hombre,la chica se apartó un poco y se sorprendió por su fuerza,con uno de aquellos mandobles...probablemente la partiría en dos. -Yo...yo he venido a ayudar de verdad,me llamo Mulitia. Al ver a otro soldado caer delante de ella,aun estando aterrada se arrodillo y empezó a curarlo,casi como acto reflejo,colocando el extremo de su báculo en la zona afectada  y al usar su magia este empezó a brillar y curar la herida en poco tiempo.
Afiliación :
- ETRURIA -

Clase :
Valkyrie

Cargo :
Sacerdotiza

Autoridad :

Inventario :
baculo de heal [1]
baculo de mend [3]
concoction [6]
baculo de heal [2]
Tomo de Trueno [2]
Sello Maestro

Support :
Xander
Aran
Erk

Especialización :

Experiencia :

Gold :
731


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 13, 2016 2:44 am

....Sin importar cuánto los soldados se esmeraban por defender con todas sus fuerzas las entradas del pueblo, los emergidos conseguían abrirse paso. Con los jinetes ya adentro, los enemigos que avanzaban a pie hacían acto de presencia con sus espadas, lanzas y hachas. Los arqueros, resguardados por sus compañeros, también atravesaban las entradas que habían sido ya sometidas, y dejaban que sus flechas asediasen sin la menor clemencia a soldados, mercenarios y civiles por igual. La ayuda que ofrecía la sacerdotisa era significativa y conseguía marcar algo de diferencia a favor de los que protegían el poblado, pero a pesar de que los emergidos caían con mayor facilidad que los humanos continuaba existiendo un problema fundamental: la diferencia numérica era abrumadora, y las tropas rivales parecían no sufrir ni del pánico ni de la fatiga.

....- ¿¡Cómo que "si salimos de aquí enteros"!? ¿Es que acaso te volviste pesimista todo este tiempo que no te he visto? ¡Más fe, muchacho insensato! - Exclamó aquel reproche a todo pulmón para que su voz se pudiese oír con perfecta claridad por encima de la tenebrosa cacofonía que componía la batalla, compuesta por gritos, alaridos, jadeos y el incesante choque del metal contra el metal.

....Tan pronto vio cómo se le aproximaba peligrosamente un emergido, bloqueó el golpe que éste le enviaba empleando su propia espada, desviando la hoja del enemigo hacia un costado lo suficiente como para dejar un amplio hueco en su defensa, y luego aprovechando la ocasión para dar una feroz estocada sobre el abdomen del rival. No había sido una herida letal, pero sí lo suficientemente grave como para que el emergido tuviera que retroceder, instante que el mercenario aprovechó para realizar un segundo ataque, éste dirigiéndose directamente al cuello ajeno para crear una herida que ocasionaba un profuso sangrado.

....Distraído como estaba en el combate, no vio acercarse a la muchacha, y cuando menos se lo esperó un bastonazo fue a parar en su espalda, rebotando contra la armadura. A la defensiva, se giró y apuntó con su espada a la causante de la misma forma en que había hecho antes con el ladrón, sin tardar mucho en darse cuenta de que la muchacha que tenía en frente no poseía el habitual brillo rojizo en los ojos. Eso, y que le estaba hablando, cosa que los emergidos no hacían. -
¿Matarte? ¡Pero muchacha, si estamos aquí para proteger a los habitantes, no para masacrarlos! - Se apresuró a responder en un intento de que la joven se calmara, pues parecía sumamente preocupada del reciente accidente.

....Siguió con la mirada a la desconocida hasta presenciar cómo ésta había logrado sanar las heridas, afortunadamente no letales, de las que había sido víctima uno de los soldados. De pronto una idea surgió en su mente. -
Tú, muchacha. Veo que tienes el poder de los clérigos. Enfócate en atender a los civiles que han salido heridos. A pesar de que es útil el tener a nuestros soldados sanos, estamos aquí para mantener a salvo a los habitantes del pueblo; si ganamos la batalla pero a los que debemos proteger mueren, hemos fracasado de todos modos. - Seguidamente se giró hacia el ladrón, haciendo un gesto con la cabeza hacia la chica para indicársela. - Y tú ve con ella y escóltala. Asegúrense de que los civiles consigan refugio o escapen a un lugar seguro. Cuanto más rápido se marchen los inocentes de aquí más pronto podremos concentrarnos en pelear ya que no deberemos dividir nuestra atención entre los emergidos y los pueblerinos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Eliwood el Vie Nov 04, 2016 10:05 pm

Tema cerrado. 20G a cada participante.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
500


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Combate a la luz de la luna [Campaña/Privado] [Gaius, Mulitia]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.