Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Invitado el Jue Sep 22, 2016 6:09 am

¿Dónde estoy?- se cuestionó caminando intentando mirar de todas las maneras posibles el mapa, era demasiado malo leyéndolos aun, nunca le habían enseñado a leerlos en ningún momento, pero tenía noción de cuando había espiado una de las reuniones que se llevaban a cabo en su casa.

Ya haba pasado unos días en el mar, el aroma a sal ya no le molestaba tanto como el primero, las canciones de marineros y su mal olor le andaban rondando en la mente a cada rato, aunque en su parecer eran todos unos caballeros. Había podido lavar un poco la sal del pelo y su cara, pero sus prendas están algo rígidas. Al caminar unos pasos fuera del puerto noto un cartel que decía claramente “Altea” … ¿Altea? Pero se suponía que él tenía que desembarcar en el puerto de Begnion. Observo un poco mejor  el mapa y entendió que se había ido casi a el lado contrario. Rio un poco y camino animado al parecer su viaje empezaría en sentido contrario del que planeo… pero como decía un libro que le encantaba: “¿Qué sentido tiene encerrar todo en una frontera?”.

- El inicio de un viaje nunca es malo, aunque no sea el esperado- susurra con la voz algo quebrada, había estado hablando como nunca esa última semana en el mar, y sentía que las palabras le pesaban mucho, aunque en realidad no había hablado mucho, aunque para él hubiera sido así.
Entro a la ciudad observando los edificios todos similares, pero extraños a sus ojos, y a la  gente extranjera… bueno más bien él era el extranjero. Escucho su lengua con atención notando la diferencia de acentos mezclados, al igual que las extrañas ropas y olores.
Se acercó a un puesto interesado de ver como hacían un platillo que nunca había visto en su vida. Al pasar el rato sintió algo de calor así que volteo, olfateando siguiendo otro a otro lado, comenzando a recorrer la ciudad.
Sintió unas miradas sobre él, pero no les prestó atención, hasta en su mismo país lo miraban raro, unos años atrás tal vez hubiera huido, o escondido tras su hermana, pero ya no era el momento de eso, ya era un adulto independiente.
Entro en el área del mercado, ya que a los lejos a los lejos había visto como se asomaba la gran puerta de la muralla. Miro emocionado la cantidad de gente, cuando se logró colar entre la gente  para atravesar la gran multitud de personas deseosas de comprar alimentos, telas y artilugios, sintió como todos se cerraban sobre el como si fuera un intruso en ese flujo de personas, como si fuera un rio pesado que lo arrastraba en la dirección contraria de la que él quería.  No entendía muy bien cómo funcionaba la dirección que iban esas personas, ya que parecían ir todos para el mismo lado pero a su vista iban todos distintos.
Apoyo los pies con firmeza y comenzó a caminar hacia donde quería, cada vez agarrando más velocidad, hasta que choco con algo que lo hizo detenerse, y le siguió un estallido. Levanto la mirada hasta toparse con la cara de un hombre de rasgos toscos los cuales se acentuaban con la cara de enojo que tenía en ese momento, miro al suelo al sentir algo húmedo los  zapatos y vio una vasija de agua rota.
Volvió a mirar a el rostro enojado y vio que estiraba una mano para atraparle, a lo que atino a zambullirse entre la gente que aún seguía caminando sin prestarle atención a la situación, comenzando a correr como ratón entre sus pies haciendo tropezar o asustarse a algunos. Levanto la cabeza esperando encontrarse con la puerta solo para darse cuenta que había solo  ido a otro lado más lejos, diviso a el hombre aun buscándolo insistente, como un gigante entre la multitud que en cualquier momentos se los comería a todos con tal de solo encontrarlo, así que decidió seguir caminando agachado y buscar la salida.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Artemis el Lun Sep 26, 2016 4:56 am

Últimamente el zorro había estado muy activo los últimos meses pues después de haber gozado de una época relativamente tranquila el laguz de blanco pelaje decidió poner patas a la obra en su plan inicial de cambiar el paradigma que tienen los seres humanos de los laguz, comenzando por supuesto por enseñarles que su raza era perfectamente racional y no bestias salvajes sedientas de sangre.... una vez que entendieran eso lo demás seria mucho más sencillo.

Por eso Artemis se daba a la tarea de convivir amistosamente con cuantas personas fuera posible, ayudar a tareas pequeñas que se presentasen en uno de sus tantos patrullajes. Como siempre, el zorro era encantador y carismático, sumamente educado acompañando su fino porte lleno de elegancia. Era fácil ganarse el afecto de los humanos actuando de aquella manera, por otra parte mentiría si negara que todas esas atenciones y mimos no le gustaban. Los días pasaban tranquilos en un reino tan prospero y seguro como Altea por lo que sus "labores comunitarias" no pasaban usualmente de ayudar con algunos rondines y revisiones a los ya eficientes soldados que cuidaban el reino.

Fue entonces que su agudo sentido auditivo capto los sonidos característicos de una conmoción los cuales se sucintaron poco después de oír algo rompiéndose. No se necesitaba ser muy observador para distinguir al viejo Ron de entre la multitud con su típica cara de querer matar a alguien pues el hombre era prácticamente un hombre gigantesco y aparentemente de muy pocas pulgas. Lo que si requirió mas atención por parte del laguz con ojos azules es ver algo escurrirse entre el gentío como un pequeño ratón asustado.... no le extrañaba que corriese así después de haberse enemistado con tamaño personaje pero como mascota del príncipe no podía permitir que hubiese disturbios así en la ciudad y, si podía evitar que los soldados intervinieran que mejor; Seguro que tendrían cosas más importantes que hacer así que mejor era actuar ahora antes que la situación empeorase.

Sin dificultad alguna el zorro se movió ágil y raudo por entre las calles, quizá no se le daba tan bien moverse en entornos naturales pero era otro cuento en lo que respectaba a pueblos y ciudades; la habilidad de Artemis para desplazarse en ese tipo de terreno era de temerse. No tardo en encontrar al culpable.... un joven, casi un niño escapando del enorme hombre que le buscaba con insistencia. Artemis le siguió sin problema esperando a tomarlo desprevenido para acercarse hacia el por la espalda y tomarlo por la parte de la espalda en las prendas que llevaba puestas.

- Vaya, vaya, atrape a un pequeño ratón escurridizo. No eres de por aquí, verdad chico?. Te has metido con alguien muy problemático. -

Comento el laguz alzando un poco al muchacho para evitar que este corriera detectando un olor..... extraño proveniente del joven. Por supuesto no tenia de momento tiempo para ponerse a ver esas cosas pues lo primordial era resolver aquel pequeño altercado.

- Si prometes portarte bien y disculparte como es adecuado puedo echarte una pata con el viejo Ron... o, puedes intentar escapar de nuevo pero te advierto que no hay lugar en Altea donde puedas esconderte de mí. Que dices?, puedo bajarte sin preocuparme de que intentaras salir corriendo?? -

Comento el zorro dedicándole una gran y amplia sonrisa, manteniendo siempre su tono de voz amable y tranquilo en espera de la respuesta que le daría ese joven de aroma misterioso.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1370


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Invitado el Jue Sep 29, 2016 4:36 pm

Se quedó un rato descansando en un rincón intentando acallar su corazón, esperando a que el hombre dejara de perseguirle. Al pasar un rato y notar que no era así, miro hacia abajo con la esperanza de encontrar una salida, viendo el inicio de la gran puerta, apenas visible entre tantas personas caminando. Comenzó a moverse despacio con temor de causar otro incidente, pero al mismo tiempo agachado, ya que se veía como una luz en una habitación oscura de tanto blanco que llevaba encima. Estaba avanzando tranquilamente ya más acostumbrado a el ritmo de las personas… para ser su primera ves podría haber causado más problemas.

Nunca en su vida había estado entre tanta gente y solo, siempre lo habían tomado de la mano y nunca había sentido más contacto que ese. De un momento a otro había estado apretado entre todos tipos de personas. Debía admitir que no le gustaba sentir ese tipo de cosas, pero estaba muy ansioso por tener sentimientos de amistad, valor, cariño, y otros más en los cuales no era para nada experto, pero le emocionaba el saber que tendría la libertad desde ahora en adelante.

Estaba ya casi en la puerta cuando sintió que le jalaban de la ropa y sus pis dejaban de tocar el suelo lo que hizo que comenzara a moverse desesperado en todas direcciones, buscando apoyar los pies para poder huir rápido, de ese hombre que le había encontrado.
Oyó la voz de la persona que lo estaba sujetando y se calmó, solo atinando a voltear un poco la cabeza, mirándole fijamente a los ojos y le sonrió algo nervioso, no pudiendo evitar desviar la mirada a las peludas orejas del contrario. Le brillaron los ojos, mirando al albino como si fuera un animalito, adornado en oro y vestido en lujosas prendas.

- Yo… yo no soy de aquí señor- susurra esperando no llamar la atención de su persecutor- Mi persona ha de ser un roedor- mueve lo pies sintiendo como la parte de arriba de su ropa resbalaba un poco y el por fin podía apoyar los pies en el suelo.
Escucho lo que tenía que decir comenzando a temblar un poco al imaginarse a ese alto hombre frente a si, que seguro le arrancaría su cabeza y succionaría su sangre hasta la última gota.

Miro fijo a el contrario fijo, dio una sonrisa nerviosa, y de un momento a otro se deslizo fuera de la parte de arriba de su ropa y salió nuevamente entre a gente con la esperanza de buscar la salida nuevamente. Lo único que consiguió fue toparse con una pared, había ido demasiado rápido, esa ves para saber mejor donde quería dirigirse.
Temiendo ser encontrado y llevado hacia el gigante(a pesar de que siempre tenían que atraparlo entre diez personas por lo rápido que era), comenzó a escalar la casi liza pared, sintiendo que la tela del body que cubría hasta las manos le hacía difícil poder escalar, llegando más rápido de lo esperado a la sima, sin caer en cuenta que podía ser visto por las personas de abajo.

- Valla... hace tiempo que no escalaba- jadea un poco creyendo ya haber perdido a su ahora 2 perseguidores- Porque hay tanto calor en este país?- se queja desabrochándose un poco la prenda, comenzando a morder el aria de sus dedos con la esperanza de desprender la tela.

avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Artemis el Jue Oct 06, 2016 3:09 am

Artemis no pudo evitar abrir grandes sus ojos azules en cuanto el chiquillo se le color prácticamente entre los dedos.... si, como un pequeño roedor escurridizo. El zorro no pudo evitar soltar un pequeño suspiro poniéndose las manos en la cintura, era un muchacho joven pero no era un niño en sí.... a esa edad alguien ya debería hacerse responsable por sus actos pero tratándose del viejo Ron realmente no lo culpaba. Aun así, no podía dejarlo salir impune, no en su guardia.

- Y mira que le advertí que no podría escaparse de mí.... bueno, mejor hacérselo saber por las malas. -

Se dijo a si mismo mientras que daba un ágil brinco para subirse al tejado de un edificio cercano, alzando un poco la nariz y meneando las orejas... su olor era muy peculiar y fácil de distinguir y el sonido de su voz lo era igualmente por lo que no le tomo mucho tiempo localizarlo, tomado un atajo para subir a la torre mas rápidamente que el chico.

- Así que ya estas cansado pequeño roedor??, pero si apenas estamos comenzando ~ ♪ -

Comento el zorro recostado atrás del chico con una enorme sonrisa burlona en el rostro mientras que su larga y esponjada cola se meneaba de un lado a otro con un movimiento elegante pero enérgico.

- Vas a necesitar esforzarte mucho más que eso si quieres perderme de vista jovencito. Vamos, entretenme un poco mas pues cuando te atrape te llevare a disculparte con el viejo Ron ~ ♫ -

El zorro hablaba con un tono de voz animado y juguetón pues parecía que recién había encontrado algo interesante en lo cual entretenerse.... no seria fácil que escapara de el por no decir imposible y deseaba averiguar cuanto aguantaría antes de que se diera por vencido.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1370


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Invitado el Mar Oct 11, 2016 3:42 pm

Subió hasta la sima doblándose un poco, apoyando las manos en la firme piedra, sintiéndose más fresco ya sin la parte de arriba de la ropa. Salto en el lugar al oír la voz profunda de la persona que había intentado atraparle hace unos momentos.

-¡Yo no hice nada malo!- exclama simplemente mirando en todas direcciones, buscando en un lugar cercando para poder tirarse en caída libre y escapar. Para el siempre el disculparse había sido ser severamente castigado, había escapado de su casa para no tener que vivir mas eso y no se dejaría para nada volver a hacer algo similar, sin dar pelea… o huir. No entendía por qué esa persona movía tan vigorosamente esa extraña cola, pues no había tenido nunca ninguna mascota, y ese movimiento le estaba poniendo muy alerta.

Se incorpora rápido y corre sobre el borde de piedra, saltando a un edificio en el cual entre él y la muralla había un poco más de 9 metros.
Al apoyar los pies del otro lado le costó mantener un poco el equilibrio, debido a la inclinación del techo que había elegido. No espero a estar estable del todo y comenzó a correr, salando de un edificio a otro desesperado. No le importaba en realidad mucho la estabilidad de lo que pisaba, solo quería escapar lejos, si lo atrapaban podría morir de un infarto. Su rostro reflejaba mucho miedo, y su corazón se aceleraba cada vez más mientras pasaba de un edificio a otro, sin darse cuenta que se alejaba de la salida. Era una persona bastante ligera y el poco sonido que hacia al caer sobre las estructuras, era acallada por el ruido cotidiano de las personas.

Apenas creyó que lo había perdido, se detuvo un momento comenzando a mordisquearse los dedos del traje completo de cuerpo, intentando cortar la resistente tela, para que no le estorbara si tenía que aferrarse a algo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Artemis el Jue Oct 13, 2016 3:23 am

Artemis soltó una pequeña risilla en cuanto el chiquillo reacciono a su voz pues estaba seguro que no se lo esperaba. De igual manera no pudo evitar quedar un poco admirado por la forma en la que el chiquillo se tiraba y continuaba su escape.

- Fiuuuuh..... raudo y ligero como un ratón escondiéndose entre la nieve. Pobrecillo, no ha de saber del buen olfato que tenemos los zorros. -

Comento para sí mismo sonriendo ampliamente mientras prestaba atención por la ruta que el chico parecía haber tomado, comenzando a movilizarse por otro lado que marcaba un claro atajo donde podría interceptarlo. Artemis se movía con soltura entre los tejados, en los callejones, usando tendederos para impulsarse u recorriendo la ciudad con la misma destreza con la que un animal salvaje recorre su entorno natural.... porque eso eran ese tipo de lugares para él y la ciudad de Altea su territorio de cacería. Por eso mismo fue que llego al punto donde el chico se detuvo antes de que este llegara, no había sido difícil adivinarlo siguiendo el rastro de su aroma y tomando como base la dirección por la que había escapado.

- Vaya, vaya ratoncito, eres ágil pero demasiado predecible. Enserio le estas poniendo empeño?.... Cielos, mírate, no hemos ni comenzado y ya parece que se va a salir el alma por la boca. -

Comento el zorro ligeramente desilusionado cruzándose de brazos mientras se acercaba hacia el chico.

- Ven, te invito una bebida fresca y ya después puedes intendenta escaparte de nuevo. Es imposible, sin embargo, pero es más divertido cuando lo intentan.... Que dices?, tiempo fuera? -

Artemis le dedico una amplia y amable sonrisa mientras que su cola seguía meneándose enérgicamente. No era que pretendiera dejarlo ir pero la idea de pasar un rato mas persiguiéndole le parecía muy atractiva tomando en cuenta las habilidades que había mostrado, por otra parte tampoco quería que el pobre chico desfalleciera de un momento a otro por tanto esfuerzo así que de allí su movimiento mas lógico fue invitar a su perseguido a beber algo refrescante.

- Igual y podemos empezar por charlar un rato…. Por ejemplo, empiézame diciendo el por qué escapas como si tu vida dependiera de ello cuando, según tu, no has hecho nada malo -

Tenía que preguntar pues cavia la posibilidad de que todo fuese un mal entendido, no estaba de mas igualmente conocer la versión o los motivos del supuesto criminal.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1370


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Invitado el Vie Nov 04, 2016 6:03 pm

Tenía las mejillas rojas y el pelo alborotado gracias al calor que había en ese país, tan diferente al clima del suyo. Estar con esa ropa acalorada, huyendo de alguien no era una buena idea. El sol era tan caluroso luego de pasar el medio día, que lo estaba agobiando, haciéndole desear arrancarse la ropa de un tirón. Detuvo su descanso sintiendo que su pelo se erizaba al oír la voz de su persecutor, que pensó haber dejado atrás, tan cerca.

- Yo no soy un roedor!.. - reclama retrocediendo asustado, acaso nunca se liberaría del? Piensa alterado comenzando a sentir el sudor resbalar por su frente.
– Solo te tengo miedo -Se pasa el dorso recubierto de tela por la frente y le miro fijo, tomando la espada que llevaba enganchada en el cinturón, y la desengancho con estuche, marcando una distancia entre ambos. No podía dejar de mirarle la cola que se movía tan violentamente, haciendo que los nervios del albino le provocaran dar saltos en el lugar.

- Si llegas a pasar esta distancia ...te atacare sin dudarlo- advierte apoyando la punta del estuche, sobre el pecho del contrario, usando como un modo de afirmación a su oferta. En realidad no se atrevería a atacarlo, lo más seguro es que huyera despavorido, apenas el contrario de un paso más de lo marcado.

Puso una expresión arrogante, como si lo mirara desde abajo, y todo lo que decía el contrario eran puras palabrerías sin sentido.

- Como ya he dicho antes, no hice nada malo… - su voz sonaba algo rasposa al salir por su garganta seca, tocio un poco y se aclaró la garganta - Me tropecé con el señor por accidente, e intento agredirme la primera, en vez de dejarme disculparme- agrego tosiendo un poco más, sintiendo la respiración cada vez agitada y ruidosa.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Artemis el Jue Nov 10, 2016 3:21 am

El individuo parecía estar de los nervios y como la cereza del pastel daba la impresión de que se desplomaría de un momento a otro por su forma de respirar y por el sudor que corría por su frente. Aun así, lo que en realidad tomo al zorro por sorpresa fue la afirmación contraria acerca de que le tenía miedo. Los ojos celestes del zorro se abrieron con ligera sorpresa a l par que una amplia sonrisa adornaba su rostro, intentando contener la risa que llego a invadirlo.

- Miedo?, que parte de mi exactamente es la que da miedo?? -

Aun que no se tomara muy enserio la amenaza contraria prefirió retroceder un paso para no poner más nervioso al muchacho frente a él y que pudiera relajarse un poco, que no lo notara hostil y así ganarse su confianza mas rápidamente.

- Déjame adivinar.... um.... serán acaso mis largas y esponjadas orejas?, si, si, con lo peluditas y suaves que son resultan verdaderamente aterradoras ~♪ -

Comento con cierto tono divertido en la voz mientras sacudió sus largas orejas un poco, manteniendo esa sonrisa amistosa en su rostro.

- O que tal estos ojos grandes y brillantes?, quizá sea mi expresión intimidante adorable?, mi juguetona y esponjada colita?, mis inofensivas y artísticamente decoradas garras?, si... mira lo perfectamente pulidas y redondeadas que están; no harían daño a una mosca pero sí que son muy aterradoras ~♪ -

Las intenciones de Artemis era hacerle ver que era inofensivo para que el chico no estuviese tan a la defensiva. Después de todo y con lo que le explico realmente no había hecho nada malo pero si no se aclaraba el asunto podría de verdad convertirse en un problema que involucrara a las autoridades.

- Como vez no soy tu enemigo, tampoco alguien que desea hacerte daño. Es mejor muy bien que los que son como tu pasan por muchas dificultades pero créeme que de verdad quiero ayudarte antes de que las cosas se nos salgas completamente de las manos. Que dices?, podrías confiar en mí un poco?.... Déjame recordarte que mi invitación a tomar alguna bebida refrescante sigue en pie ~♪ -

Seguía sin moverse de su lugar esperando poder progresar almenas un poco con el chico. En realidad no les costaba nada el perseguirlo hasta que cayera pesa del cansancio y el calor que debían darle esas ropas de aspecto tan impráctico pero de verdad quería arreglar las cosas de la mejor manera posible.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1370


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 05, 2017 1:26 am

Tema cerrado. 30G a Artemis.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3173


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La verdad, como siempre, elude al Forastero (PRIV. Artemis)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.