Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados



Crear foro

The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Mar Sep 20, 2016 12:21 pm

El viaje hasta el Sud de Begnion le había resultado cansino y hasta cierto punto desagradable. Había intentado alejarse lo más posible del Bosque de los Serenes, solo porque sabía que ahí no encontraría nada más que bosques calcinados y memorias de algo que jamás volvería a ser como antes... Todo eso por culpa de la raza humana y sus deseos de dominación sin límites. Además, como si fuera poco la persona con la que debía de encontrarse no era más que la reina humana de las Islas de Durban... Sí, islas... Eso significaba que, además de aquél largo viaje hasta la costa de Begnion, también tenía que viajar por mar... Porque, según lo que estaba informado, las islas estaban demasiado lejanas para aguantar volar todo ese camino hasta allí, además de que ya había quedado de acuerdo con la mismísima reina... Irían a recogerlo... Con un barco... ¡Un barco! ¡Navegando por el mar durante quién sabe cuantas horas!

El mar, bajo su punto de vista, no tenía sentido.

Quizás porque había vivido constantemente alejado de él, primero en el bosque, después en el ducado de Sindhu. Se había acostumbrado un poco ya al clima cálido de la ciudad, aunque al principio le había resultado realmente complicado. Suponía que el mar le resultaría igual de molesto o incluso más que el propio desierto. Además, habían querido que llevara a unas guardias, solo por si acaso... Un grupo de magos y branded que en aquél preciso instante estaban viajando junto a él y otros dos profesores que parecían demasiado entretenidos a comentar una 'importante tesis' a la que el Laguz prefirió no prestar atención... Después de todo no entendía el por qué tuviese que estar viajando con humanos... ¡Y encima en un barco! Si, el barco era lo que más le preocupaba... Junto a la molestia de no poder viajar por esas tierras como habría preferido: volando. ¡Pero no! ¡Claro que no! El Sur de Begnion estaba demasiado lejos y los humanos que le acompañaba no podían volar... ¡Esa era una injusticia!

¡Pero no se quedaría de brazos cruzados!

Efectivamente, cuando se acercaron más a la costa y por ende, al puerto de Begnion, tomó uno de los escasos descansos que se habían permitido y, alejándose unos pasos del grupo ni esperó que todo estuviera listo para extender sus alas cuan largas eran y, en unos pocos aleteos ya estaba surcando los cielos con una sonrisa de satisfacción en su rostro ¡No! ¡No había forma en que suportara otra media hora más viajando en caballo. Siquiera necesitó dirigir la mirada hacia atrás para saber que el grupo se apresuraría en seguirle el paso a pie. así que solo se dedicó a mirar hacia el frente, logrando de esa forma vislumbrar más allá de las copas de los árboles la parte menos concurrida del puerto. Cuando se vio lo suficientemente cerca del lugar decidió bajar hacia el suelo, tocar piso con sus pies y clavar su azulada mirada en la enorme extensión azul que tenía delante. Finalmente, por desgracia, habían llegado al mar.

Nada le gustó de lo que estaba viendo: una enorme extensión de agua cristalina que seguía hasta tocar el mismo cielo , perdiéndose de vista, mezclándose... ¿Qué había de hermoso en eso? En el aire con un particular olor a sal y algas, en el sol que iluminaba todo sin dejar siquiera un pequeño trozo en sombra. Entreabrió sus labios y dejó escapar un suspiro de exasperación, empezaba a sentir un extraño sentimiento de desorientación que le resultó molesto, pero lo sobrellevó y, plegando sus alas hacia atrás, contra su espalda, comenzó a caminar en dirección a uno de los enormes barcos, el único ahí presente por el momento. Detrás, los que le habían acompañado comenzaron a avanzar también. Dos guardias delante de la entrada dirigieron su mirada hacia el Laguz  al verle acercarse— Mi nombre es Seraphiel, embajador de Sindhu. Vine como concordado con Su Majestad la Reina —Cuanto antes acabara con ello, mejor sería... Ya quería alejarse del mar y de su inmensidad azul.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Mar Sep 20, 2016 5:07 pm

De la misma manera en la que ella había decidido mandar a Kou como su representante a Sindhu,uno de los habitantes del lugar había decidido acudir a las islas. La visita a ojos de la reina estaba justificada,aunque la posible futura alianza al final no quedase en mas que una propuesta. El que al final fuesen aliados o no no tenia nada que ver para saciar el conocimiento,para aprender de lo ajeno. Entendía el sentimiento. Al igual que el ducado su país estuvo cerrado al mundo un tiempo,para no involucrar a otros en sus propios problemas.La necesidad de abrirse al mundo,de expandirse y ganar conocimientos y experiencias para llevar a cabo la tarea desea,la que sus terrenos necesitaban... Entendía ello porque lo había vivido durante años ella misma.

Y precisamente porque entendía la visita del enviado del ducado de Hatari era mas que bienvenida. Siendo la misma no tan inesperada tras las palabras de la duquesa ,del interés por su persona y sus tierras expresada en sus cartas. Yuuko había mandado a Kou a que visitase Sindhu en si nombre,y Sissi por su parte había enviado a su propio hombre,o mujer aun no lo sabia.

Sentía que tenia varios puntos en común con la duquesa ,y que si bien al final sus territorios no se enlazaban aun así mantendrían una relación cordial entre ellas.Aunque era difícil de decir cuando solo la conocía por un par de cartas y palabras expresadas en tinta. No era mas que una corazonada,y aunque lo mas habitual era que tuviera razón en esos asuntos la propia experiencia le pedía ser prudente y no confiarse.

Aun así la visita era esperada con ilusión y cierta curiosidad por conocer a uno de los habitantes de ese lugar surgido prácticamente de la nada. Por ello aprovecho que su agenda no estaba tan solicitada como podría estarlo en otras ocasiones para ir ella misma en búsqueda de su invitado al lugar acordado.

Supuso que siendo un territorio situado en medio del desierto su principal sistema de transporte seria a tierra y que de tener navíos a su disposición no contaría con tantos como los de Durban,por lo cual se ofreció a ser ellos quienes recogiesen a su invitado en uno de los puertos situados al sur de Begnion. Escoltándolos ellos hasta las islas que formaban Durban. El navío elegido para la ocasión se trataba de uno mercante y no un buque de guerra,dejando las bodegas vacías y mas espacio para su invitado y su comitiva.Pues supone que no había ido solo,si Sissi lo había enviado a el o ella como emisario estaba segura de que no hubiese realizado solo un viaje tan largo,si no que estaría acompañado al menos de un par de guardias. Pero sin poder estimar el numero exacto era mejor que sobrase espacio.No fuese a tener que dejar a alguien en tierra por no poder llevarlo.

Eso si aunque el navío fuese mercante también contaba con medidas de seguridad,el mar era traicionero tanto por su clima como esos seres que en el habitaban. La posibilidad de cruzarse con una tripulación pirata era real,al igual que la opción cada vez mas común de cruzar sus destinos con un barco tripulado por muertos. Tenia que asegurarse no solo de la seguridad de sus invitados,si no de sus propios hombres y de ella misma.Por ello los tripulantes eran soldados del ejercito ,magos en su mayoría, y la nave contaba con esferas ígneas apostadas a sus laterales.Siempre había un par de soldados acompañando a los barcos mercantes que zarpaban con la bandera de Durban,tal y como en esa ocasión,mas nunca tantos como aquel día. Siempre acompañados por los mercaderes ausentes.

Por suerte las medidas tomadas no fueron necesarias,al menos en el viaje que los llevo a las costas del país ajeno.Fue viaje tranquilo,cruzándose únicamente con navíos que patrullaban los mares o pescaban no muy lejos de la costa. El clima también acompañaba ,siendo la brisa suave y brillando el sol sobre ellos alejando las posibilidades de que la lluvia cayese en las próximas horas.No sabia si su invitado viniendo de lo mas profundo del desierto había experimentado alguna vez el transportarse mediante barcos,pero si no lo había echo lo cierto es que no podía haber un día mejor que aquel.

Fue precisamente por eso que el barco arribo antes de lo esperado al puerto. Permitiendole algo de tiempo libre a la mujer para aprovecharlo y revisar ciertos documentos que había llevado consigo,las condiciones de todas y cada una de as islas y de los puertos y ciudades de las mismas para asignar los presupuestos para las mismas.

Se encontraba en el camarote del capitán,estancia que tomaba para si misma cada vez que abordaba uno de los barcos que le pertenecían,cuando uno de sus hombres vino a informarle de que la visita ya había llegado y que tanto el como sus invitados esperaban fuera del barco.

Agradeció el aviso,acomodo rápidamente los papeles y se puso en pie. Las telas de color morado que formaban el kimono que ese día portaba apenas habían sido arrugadas al sentarse. El cuello mostraba la tela granate bajo la mas visible,al igual que los bordes de las mangas que se extendían hasta el suelo.Los pies de la reina no se veían mas la tela no era un impedimento al caminar. Estaba acostumbrada a ropas abultadas y ostentosas siendo las mismas cómodas para ella. A sus espaldas surgían alas de mariposas,moradas y amarillas,con franjas negras,siendo las mismas una extensión del cinturón violeta.El nudo que ataba el mismo. Su cabello suelto,y el libro de conjuros envuelto en tela morada y con mariposas negras y amarillas bordadas sobre el colgaban de su cintura.Como usualmente hacia.

Dejo la estancia y caminando con pasos lentos y elegantes se dirigió a la cubierta del barco y desembarco del mismo.Quedando situada entre sus hombres,frente al invitado cuyo nombre y cargo ya se le había sido informado de antemano.

Clavo sus ojos rojos en la figura ajena,examinando la misma a conciencia pero con disimulo. Ropajes claros seguramente usados para repeler el calor de la tierra de la que provenía ,largo cabello rubio bien cuidado,ojos azules y piel pálida aunque mas coloreada que la propia y apenas unos centímetros mas bajo que ella. Unas enormes alas del color de su pelo pero en un todo mas blanquecino a su espalda,casi alcanzando el piso. No tenia constancia  de la raza a la que pertenecía su invitado,es mas la misma le era indiferente en primer lugar. Pero no esperaba encontrarse con una garza ,no con lo que sabia de las mismas... o al menos de lo que fue de ellas. La curiosidad que sentía de antemano por el embajador de Sindhu aumento ante este echo.

Le dedico una sonrisa discreta mas amable

-Si mis hombres no me han informado mas vos sois Seraphiel cierto?  Me llamo Ichihara Yuuko, actual soberana de Durban. Bienvenido a mi barco.

Se presento con cierta seriedad y solemnidad en sus palabras,al tiempo que señalaba en un movimiento leve y sutil a la embarcar a sus espaldas.




Ropa que usa Yuuko:


Última edición por Yuuko el Miér Sep 21, 2016 1:30 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 21, 2016 1:08 pm

Espera, espera, espera, espera... Se supone que debía de comportarse de forma correcta, es decir, ser amable y respetuoso con la reina humana que vendría a recibirlos según las palabras de una de las guardias. El séquito que se estaba acercando a él, permaneciendo solo a pocos pasos del Laguz, esperando pacientes mientras la mirada del embajador se centró en la femenina figura que estaba bajando del navío y, que permaneciera compuesto y sereno no fue más que por cosa de voluntad, esperó paciente que la mujer bajara hasta ellos. Lo cierto era que, de alguna forma había quedado maravillado. No siempre podía apreciar una mujer de tal belleza, tan alta, elegante y desenvuelta. Sobretodo le llamó la atención aquella clara piel, con largo cabello cual noche y ojos rojos como el fuego... ¿Quién no se fijaría en tal contraste de matices? Y aquellas prendas, extravagantes bajo su punto de vista, pero que daban a la mujer un aire de misterio aún más notorio. Era cierto, Seraphiel se había quedado maravillado de su belleza, a pesar de no ser nada sospechoso, sino la simple e inocente admiración por una bella mujer.

También era cierto que se le había quedando mirando, pero, su calmada mirada, su amabilidad innata no dejaban entrever ninguna amenaza, de todas formas su raza le impedía ser violento, el simple deseo de lastimar a alguien significaba que enfermara. Ellos no estaban hechos para luchar, motivo por el cual habían desaparecido. Cuando la reina llegó y habló, se obligó a dejar de lado su recelo por su raza y la sorpresa de su propia apariencia, inclinarse en una cortés reverencia y hablar finalmente— Perfectamente informada. Es un honor conocerla, Su Majestad —Porque debía ser cortés... Debía serlo... Porque su intención había sido la de ver el sueño de esa muchacha cumplido y hasta ver que, efectivamente tomaba forma o, en su defecto se destruyese, él seguiría, en lo posible, cumplir con sus expectativas. Claramente haría lo posible para cumplir con su deseo, esa era su decisión. Cuando volvió a incorporarse y con él su pequeño séquito también, el Laguz fijó u atención en los rojos ojos de la reina, sin considerar una falta de respeto, pues ¿qué mayor falta de respeto que no mirar fijamente a la persona con la que se hablaba? ya no decir que, los ojos de una persona eran prácticamente, la forma más fácil para percatarse de los sentimientos que estas ocultaban.

Prefirió callar y observar como los dos profesores y el pequeño grupo de tres magos subían al barco, llevando con ellos unas cajas que ya se ocuparía el embajador de explicar de que se trataban y, cuando finalmente quedaron solo ellos dos en tierra firme, su mirada volteó hacia la reina en una pequeña y cortés sonrisa— Debo admitir, Su Majestad, que nunca antes había visto tales prendas. Pero, sin duda le quedan muy bien... ¿Será que le gustan las mariposas? —Ladeó ligeramente su cabeza hacia un costado, causando que su largo cabello dorado se balanceara ligeramente. Realmente solo estaba diciendo lo que pensaba, cosa que ya parecía haberse vuelto un hábito en él, más de lo que ya fue en su momento. Cuando los soldados vociferaron estar ya listos, nuevamente desvió su atención hacia el barco y, en un callado movimiento de su mano le ofreció adelantarse— ¿Usted primera? —Realmente su intención era permanecer lo más posible lejos de aquél barco y de su irregular movimiento. ¿Viajar en barco? Seguía resultandole una pésima idea...
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Miér Sep 21, 2016 3:22 pm

Noto la mirada ajena sobre si,amble y cordial,examinándola no sabia si de manera analítica o impulsado por la curiosidad. Un gesto que desde luego ignoro y no fue tomado ni como ofensa ni con intenciones hostiles. Después de todo no era mas que una reacción natural,inconsciente en la mayoría de las ocasiones.Cuando uno tenia ante si algo nuevo no podía evitar fijar su vista en el objeto, sintiéndose atraído por las nuevas formas y colores mostrados ante el.Ya fuese por inercia,por instinto,siendo llamado de manera inconsciente por la curiosidad.O ya fuese con su mente concentrada en eso,con la necesidad de saber mas frente a lo desconocido,examinando a conciencia cada parte del ser u objeto ajeno con la esperanza de encontrar algo de información,por mas leve e innecesaria que pareciese. Al menos así veía la reina la naturaleza humana,y siendo algo tan banal y que no requería realmente de ninguna característica racial no le sorprendería que también fuese de dicha manera en los laguz alados.

Aprovecho la reverencia perfectamente ejecutada para observar sutilmente por encima del hombro ajeno,a su espalda.Para examinar el pequeño séquito que acompañaba al embajador y estimar,sin perder el tiempo en contar,la cantidad de gente que le acompañaba y el motivo por el cual habían viajado hasta allí. Después de todo sabia que no debía de juzgar a un libro por su portada,pero también que la misma daba información sobre el libro. Y no todos los acompañantes de la garza eran soldados o guerreros,y de ese pequeño grupo que no lo era dudaba que todos ellos fueran sirvientes. Preguntaría mas adelante,después de todo aun si el viaje no era excesivamente largo si que tardarían en llegar a las islas.Y nunca estaba mas tener algún que otro motivo para impulsar una conversación. Por el momento era suficiente con saber que todos los acompañantes del rubio cabían en el navío.

Se aparto ligeramente del puente,junto con sus hombres,dejando la entrada libre para que el séquito ajeno comenzaba a subir al transporte cargando con ellos su equipaje. Ordeno a sus hombres que los acompañasen para guiarlos por el barco. Mostrandoles donde podían dejar sus pertenencias y cual seria el camarote que todos compartirían con parte de la tripulación. Después de todo no había habitaciones privadas para todos ellos,solo se había guardado una para el embajador.

Giro de nueva la atención a su invitado ante las palabras dirigidas hacia su persona. Sonrió con mas amplitud que con anterioridad.Sus ropajes no eran comunes ni siquiera en su tierra,pero teniendo la costumbre adquirida de no usar una prenda en mas de una ocasión era normal que alguna que otra de sus prendas destacase por ello. Aun así estaba consciente de que le sentaban bien,después de todo aunque no fuese necesario se preocupaba de su apariencia mas de lo necesario.Una manía adquirida con los años.

-Gracias. Me gustan las mariposas pero podría decirse también que lo que hace que las mismas sean de mi gusto sea el significado de las mismas. Podría decirse que es por ello que lo adoptamos tanto como símbolo personal como símbolo de la familia.

Los gritos,mas elevados que el ruido provocado por los movimientos del puerto,del trabajo y las voces,llamo la atención de la soberana.Con el tiempo trascurrido lo mas probable es que todos los acompañantes de Seraphiel estuviesen ya a bordo,mas dudaba de que sus pertenencias estuviesen acomodadas del todo.Aun así podrían terminar de acomodarse mientras zarpaban del puerto,cuando la velocidad del navío era aun baja y se centraban mas en maniobrar para salir del lugar y en dirigirse a la corriente marina y de aire adecuada para la ruta tomada.

Acepto la invitación ajena y fue la primera en comenzar a reanudar sus pasos,rumbo al puente por el que no hacia tanto había descendido a tierra. Su mirada,su atención ,aun concentrada en su rubio acompañante mientras eran observados por un par de soldados que esperaban a que subiesen a cubierta para retirar el puente y levar anclas.

-Dígame Seraphiel.Es la primera vez que viaja en barco o ya tiene cierta familiaridad con el mismo?

Las garzas siendo criaturas alas suponía que estaban mas vinculadas al aire que al mar o la tierra.Era algo que llamaba su curiosidad,las reacciones del mismo ante la inmensidad del mar,tan familiar para los habitantes de la isla.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 21, 2016 4:43 pm

Mariposas... Mariposas... ¿Qué había leído él de esos pequeños lepidópteros? Pues recordaba haber leído algo en algún momento de los largos años pasados en la biblioteca... Pero no, un ligero viento que provenía de alto mar le hizo olvidar todo aquello y recordar donde estaba... En el mar... A punto de zarpar hacia unas Islas desconocidas llamadas Durban y, como si fuese poco, con la reina de las mismas. ¿Debería ser positivo y pensar que lograría pasar aquél viaje en mar sin problemas? Por desgracia conocía demasiado bien sus límites como una garza e igual de bien sabía que eso era prácticamente imposible... O quizás no. Verdad era también que conocía bien poco del mar más allá de lo que los libros le podían revelar. Sabía de las tormentas, de los piratas y solo podía esperar que su viaje fuese sencillo, aún cuando mucho no contaba sobre su suerte tampoco. Calmado como aparentaba estarlo, con las manos entrelazadas por encima de su abdomen, observó como la mujer subía por el puente. Dejó que pasara primero antes de dejar caer sus manos a un lado y otro de su cuerpo y, con pasos meticulosos subir también por aquel puente, observando el agua a su alrededor con cierta curiosidad.

La pregunta de la reina causó que desviara su atención a ella y centrara su mirada también, avanzando por aquél puente con extraña seguridad a pesar de la duda inicial, pues parecía ser que no iba a ceder ante su peso, más liviano que la mayoría de los humanos— Es mi primera vez... —Murmuró como respuesta, pensando quedarse corto añadió— De hecho, temo que tardaré en acostumbrarme. Hatari es un lugar árido y el único sitio donde el vivir parece posible es el Ducado de Sindhu... —Una vez sobre el barco ya, logró visualizar como los magos que le habían acompañado junto a los profesores estaban llevando las cajas en los camarotes señalados por las guardias de la reina y sonrió con suavidad. Le pareció extraño, sobretodo porque, a pesar de que el barco estaba hecho de madera, notaba que este no estaba en tierra firme ¡Algo normal! Pero, no supo como sería en cuanto comenzaría a zarpar y por tanto, todo aquello que le uniese a la tierra se vería interrumpido— ... Anteriormente viví en el bosque... Rodeado de árboles... —Añadió, posando una de sus pálidas manos sobre la barandilla de madera que tenía a un lado.

Lo que se del mar lo leí de libros... Sus historias... Sus tormentas... Los piratas que atacan de la nada... —Pronunció, fijando su mirada en la lejanía del manto azul tanto en cielo como en tierra antes de mirar nuevamente hacia la reina, sonriente— No me malentienda, no le temo... Solo me parece sorprendente... Tan vasto... Tan azul... Como si no hubiera fin, tan diferente a lo que estaba acostumbrado —Sonrió para si, algo divertido. Parecía una aventura, descubrir que había más allá del infinito azul, además parecía ser que tendría buena compañía, la Reina de Durban parecía ser el tipo de persona con la que se podía hablar de muchos temas interesantes sin aburrirse en el intento— En cambio... Creo que Su Majestad y los ciudadanos de Durban estén acostumbrados al mar... —Pronunció algo obvio, así que, tras unos segundos más modificó ligeramente sus palabras— ¿Vio alguna vez... El desierto o los enormes bosques y montañas? —Quizás, solo quizás, igual de extraño que le parecía a él el mar, sería para la reina ver tales cosas. O probablemente ya hubiese visto todo.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Sep 25, 2016 7:42 pm

Sus pasos dejaron atrás el puente,siempre con la presencia ajena siguiéndole sin detenerse ni un instante.Pronto se encontraron en la cubierta del navío ,espaciosa pero al mismo momento siempre llena de gente que paso ligero se movían de un lado a otro. Los barcos siempre eran así,siempre lleno de voces y ordenes en forma de gritos,de manos apresuradas y trabajos por realizar,para que el vehículo funcionase correctamente.Siempre había alguien trabajando,no era el navío quien se encargaba de guiarlo y transportarlos por el mar,si no aquellos tripulantes que embarcaban en el mismo. Y en esos momentos,cuando se disponían a dejar el puerto atrás,cuando se alejaban o acercaban de la costa,era uno de los instantes en los que mas trabajo había. En los que mas solicitada estaba la cubierta convirtiéndose en una zona de transito.

-Ya veo...

Tal y como imaginaba era la primera vez del otro en subir a medio de transporte como aquel

-Sera un gran contraste solo por el echo de que cambias un ambiente seco lleno de tierra a pequeñas porciones de la misma rodeadas de mar. Y todo gran cambio requiere su tiempo. Por suerte hoy el clima nos acompaña,no podíais haber elegido mejor día para navegar por primera vez.


La mar estaba en calma,y la brisa era lo suficiente como para mover el barco a una velocidad optima sin llegar a resultar molesto o peligroso.Las tormentas parecían lejanas,el movimiento del barco seria mínimo. Y no había habido avistamientos ni de piratas ni de emergidos por la ruta que ellos tomarían.

Llevo sus pasos atravesando la cubierta hasta llegar a un lateral de la misma,apoyando con elegancia su cuerpo en la barandilla de madera que limitaba los bordes del barco. Impidiendo dicho elemento que la gente acabase cayendo por la borda o lanzándose por la misma. Apartándose así de la zona que mas transitada por los tripulantes,alejándose del centro de la cubierta tan solicitada en esos instantes.

-Los escritos sobre el mar suelen tener su parte de verdad,al igual que su parte de fantasía. El caso de los piratas solo surgen de la nada si la niebla o la geografía les acompaña,aquí los intentamos mantenerlos controlados y saber cuando se acercan. No voy a mentir diciendo que no sufrimos de corsarios cuando no es cierto,por mas que nos pese forman parte de los peligros del mar. Y como el resto de peligros de las aguas intentamos controlarlo,porque no podemos eliminarlo. Permitame un consejo ya que es su primera vez en el mar. No subestime al mar no temiendole. Es peligrosa y traicionera. Pero no deje que el temor le controle. El miedo es necesario porque nos recuerda que debemos tener cuidado,que hay que estar alerta,pero hay que saber convivir con el.

Se preguntaba que había leído su invitado sobre el mar ,que historias había escuchado sobre el mismo.Para saber si las mismas podrían ser verdad  o solo la fantasía salida de la mente de algún escritor que lo único que había visto del lugar era su color azul. Relatos con intenciones de inspirar el deseo de aventuras,de lanzarse a conocer mundo,o buscando llenar los corazones de temor al elemento que bajo sus pies se expandía. Quizás le preguntase luego por el titulo de dichos libros,y puede que tal vez conociese alguno de ellos.

-Estamos tan acostumbrados al mar como a la tierra de nuestras islas.Algunos de los habitantes del lugar pasan mas tiempo sobre un barco que sobre tierra firme la verdad... Pero a cambio no.No conocemos los desiertos.No hemos visto mas arena que la que llena nuestras playas,y eso que algunas de las mismas ni siquiera la poseen. Pero si que estamos familiarizados con bosques y montañas.Puede que no tan grandes como los del continente.Mas nuestras islas son verdes,y rocosas. La propia isla donde se ubica el palacio esta formada por montañas y valles.

Aquel navío bajo sus pies comenzó a moverse poco a poco.El ancla había sido alzada,los amarres  soltados y las velas desplegadas.El capitán había tomado el timón para encaminar el barco hacia su destino,la salida del puerto. Dejando los muelles atrás,moviéndose con cuidado,con algunas velas aun sin desplegar,entre los elementos que conformaban el lugar. Ya fuesen barcos mas pequeños atracados al lugar o el propio muelle,los barcos de igual tamaña siendo siempre esquivados para impedir el impacto. Poco a poco con cuidado incorporándose a alta mar.Ganando profundidad las aguas bajo ellos,ganando velocidad el vehículo sobre el que se encontraban.

-Puede que si no esta acostumbrado a marear se maree.Suele ser mas probable que ocurra cuando el barco se mueve por el temporal,pero incluso cuando de desplaza por el mar con tanta suavidad puede ocurrir. Nunca se sabe. Si nota que su estado empieza a empeorar y se nota mareado avíseme. La brisa marina suele ayudar,pero en ocasiones no es suficiente. Si se da el caso le acompañare y guiare a uno de los camarotes para que descanse. No tenga miedo ni vergüenza de pedirlo si lo necesita. Después de todo los mareos en la mar no son algo que podamos controlar,y como todo lo incontrolable uno no debe ni avergonzarse de padecerlo ,ni temerlo.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 28, 2016 3:32 pm

Tal parece que la suerte me sonrió hoy... —Ladeó con suavidad a un costado su rostro, su largo cabello se balanceó hacia un lado y al final, le sonrió con calma a la reina. Realmente no creía tal cosa, estaba sobre un barco y pronto zarparían, que estuviese ahí ya era de por si suficiente mala suerte. Pero realmente no era meramente eso lo que le molestaba, sino que sabía lo que sucedería y era algo que realmente no le llamaba la atención para nada. Volteó hasta quedar frente a la mujer y la escuchó con atención, sin duda sus palabras cargaban la verdad y eso era algo imposible de negar. Pero él no tenía forma de saber aquello y era exactamente por eso que mantenía centrada su atención en las palabras de la Reina, sin duda era diferente escuchar relatos de labios de alguien que efectivamente había participado en ellos que de simples libros, de hojas antiguas y frágiles.

Aún así, ante su advertencia parpadeó en valía de la sorpresa inicial. ¿Estaba bien temerle al mar? Su clara mirada se desvió hacia las olas que suavemente se balanceaban y reflejaban los rayos de luz solar. Entrecerró sus ojos. ¿Qué el miedo era necesario? Por miedo era que se realizaban también las cosas mas inapropiadas, era por miedo que muchos perdían la cabeza, claramente había que aprender a convivir con él, pero seguía siendo complicado aceptarlo y sobrellevarlo. El barullo propio de una nave a punto de zarpar fue el que le despertó de su pensar. Se incorporó un poco y volteó, quedando parcialmente apoyado en la barandilla de madera con suavidad. Escudriñó con interés lo que los demás estaban haciendo y sonrió con suavidad, no parecían tener un momento de calma e incluso ahí lograba percibir las altas órdenes pronunciadas por el capitán del barco— El miedo a veces, es un sentimiento molesto que no te deja pensar con claridad —Fue su simple susurro al respecto.

Y pasaron solo pocos segundos antes de que volviese su atención a ella, maravillado por sus palabras. ¿Bosques y montañas? Por algún motivo se imaginó todo mucho más diferente al paisaje de Hatari, después de todo debía ser así, pues Durban debía de poseer muchos más bosques y montañas que las áridas tierras que había empezado a llamar 'hogar'— Por como lo describe parece ser un lugar hermoso, estoy deseando verlo —Y no mentía, a pesar de que sabía lo duro que sería acostumbrarse a tal paisaje. Aunque la esperanza seguía ahí: si había tardado pocas semanas en soportar el cálido clima de Hatari, las Islas Durban debían ser mucho más simples de sobrellevar... Siempre y cuando lograra aguantar como era debido el mar y su irregular movimiento— Seguramente, incluso las montañas serán mucho más grandes de aquellas que se logran ver desde el Ducado de Sinhu... —Había visto eso nada más que en libros ilustrados ¿Cómo sería en vivo? ¿Qué maravillas encontraría ahí? ¿Qué leyendas guardarían?

Inesperadamente, pero, el barco comenzó a moverse. Avanzó lento por el mar, haciéndose paso e, inevitablemente en el proceso se balanceó, suave a un lado y otro. Seraphiel parpadeó, sin entender con claridad lo que empujaba el barco en avanzar. Se sintió inestable sobre la superficie de madera y removió un poco sus alas, lo justo para intentar recuperar su propia seguridad... ¡Eso era demasiado extraño! Y ver como la tierra firme se alejaba de él tampoco era como si ayudara mucho— Esto es... Bastante sorprendente —De alguna forma logró mantener cierto equilibrio, casi acostumbrarse al suave movimiento del barco y, junto con él, también volvió a plegar sus alas, desviando entonces su atención a la Reina, escuchando sus siguientes palabras. Sonrió de lado, entre algo decepcionado y amable. Realmente, decepcionado estaba consigo mismo, por no poder ir más allá de lo que su raza le dictaba— No se preocupe, se lo haré saber en caso de encontrarme mal... Pero por ahora estoy bien —Aunque realmente estaba más de seguro de ello, que lentamente, la diferencia de  clima haría su efecto en él.

Las Garzas... Solemos ser problemáticas... —Murmuró en bajo, tanto que casi perdió sus propias palabras en el ligero viento marítimo. Observó hacia las velas y sucesivamente hacia los encargados de hacer mover aquél enorme transporte. Parpadeó y, volteando con una sonrisa suave hacia Yuuko habló:— Debe ser mucho trabajo controlar un navío tan grande ¿Cierto? —Trabajo en equipo, claro que debía ser eso, pero, de todas formas debía ser complicado y cansino, dar tantas órdenes, mover tantas cosas... Extrañamente, a pesar de que sabía que la mayoría de los de aquél barco eran humanos, en aquél preciso instante pensó que era sorprendente, aunque seguramente los Laguz también serían capaces de hacer tal cosa y de hecho, estaba completamente seguro de eso.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Dom Oct 09, 2016 10:49 am

A la mujer le gustaba tener la razón,saberse dueña de la verdad.Pero contrario a lo que podría parecer no le gustaba que le diesen la razón. Le gustaba que de igual manera que ella expresaba sus pensamientos,su modo de ver el mundo,otros hicieran lo propio y compartiesen su visión con ella. Verlo todo con otros ojos y poder expresar si estaba o no de acuerdo con esa otra opinión,decir el porque daba o no la razón. Por eso sonrió levemente cuando las palabras ajenas llegaron a sus oídos.

-El miedo no te deja pensar con claridad y paraliza tu acciones.El no tener miedo no te deja ver el peligro y te impulsa a actuar con temeridad,a cometer actos estúpidos e imprudentes. Por eso es necesario tener miedo,y saber convivir con el mismo. Aunque la tarea no sea fácil... pero en esta vida nada lo es.

Intento plasmar aquello que conocía sobre Hatari,país al que pertenecía el ducado al que representaba la garza. Desierto,climas extremos y muertes era lo que le venia a la mente.Era cierto,nunca había contemplado tales cantidades de arena y dudaba que las contemplase en una buena temporada. Se imagina la arena y regular,dunas de menor y mayor tamaño algunas tan grandes como montañas. Pero no era capaz de visualizar montañas en medio de un desierto,porque nunca había estado,porque nunca había visto ilustraciones o leído sobre ellas.Y por ello mismo no podía compararlo con lo propio.

-Si es un lugar hermoso depende de los gustos de cada individuo.Para mi toda mi tierra es maravillosa. En cuanto a las montañas el único que puede compararlas seras tu. Después de todo no puedo comparar lo propio con algo que nunca han visto mis ojos... Así que no se si serán de menor o mayor tamaño que las montañas que estas acostumbrado a ver.

Le alegro saber que su invitado se encontraba bien,al menos por el momento.Era extraño marearse nada mas salir de puerto,a veces ocurría  pero no era lo usual ni para gente que se marease en barco. Por no hablar de lo problemático que era para el individuo el sentir tal malestar durante todo el trayecto,haciendo que por su condición física el viaje resultase mas largo de lo que realmente lo era. Esperaba que Seraphiel aguantase el viaje sin llegar a marearse,no quería que su primera experiencia en barco le dejase un mal recuerdo.

Se fijo como de forma sutil el otro parecía perder el equilibrio,tan sutil que nada mas perderlo ya había recuperado la postura.Pero para un ojo acostumbrado a ese ambiente ,a aquel suelo de madera cuya estabilidad dependía de la mar y del clima,no paso desapercibido.

-De acuerdo... Os recomiendo que os sujetéis a la barandilla. A medida que dejemos atrás el puerto y nos adentremos mas en el mar es posible que cojamos mas velocidad.

La mujer no sabia nada de garzas mas allá de la desgracia que la raza en si había sufrido,y aun así no puedo evitar reír ligeramente ante las palabras ajenas,esas que casi no alcanzaron sus oídos.

- Y que criatura de este mundo no es problemática? Cada raza,cada individuo tienes sus propios problemas y su propia fuerza. Aunque sean distintos todos somos problemáticos a nuestra manera.

Habia preguntas que uno nunca se formulaba a si mismo hasta que alguien las decía en voz alta.Y seguramente la del navío era una de ellas. En aquel país la tierra estaba dividida por el agua,algunas islas eran demasiado pequeñas como para mostrarse en los mapas,otras de gran tamaño,tanto como para no ser capaz de ver el mar en algunas de sus zonas. Algunas islas eran tan cercanas que uno podía cruzar de una a otra con los puentes construidos por el tiempo,otras sin en cambio estaban fuera del alcance a no ser que se tuviera una embarcación. Cercanas...aisladas... pero el mar las rodeaba todas.No era como el continente donde los caminos,la tierra,lo unía todo y uno podía llegar a donde desease con sus propios pies.No.En ese lugar los barcos eran los pies que llevaban a uno a otro lugar dentro de su propio país. Era lo normal,lo habitual,lo natural... uno no se preguntaba todo el trabajo que requería caminar,pues era  una acción habitual realizada durante toda su vida. De la misma manera que ellos no se habían preguntado el trabajo que significaba controlar un navío,porque siempre lo habían echo. Las ordenes,la coordinación de todos los tripulantes... nunca pensaban en lo complicado que debía de ser visto desde fuera,para alguien nuevo en aquel mundo,pues la gran mayoría de marineros lo habían echo desde niños

-Supongo.Lo cierto es que no es algo que nos planteemos.Es el único medio de transporte que tenemos para recorrer todo el país,así que es algo bastante habitual .Podría decirse que la mayoría de habitantes de este país son marineros.Aunque he de confesar que un navío grande es mas difícil de maniobrar que uno pequeño,pero también tiene sus ventajas.La tripulación tiene mas espacio para moverse y eso facilita sus tareas
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Miér Oct 12, 2016 5:55 pm

¿Moverse más? En un momento pensó que quizás le convendría aún más volar que estar en aquél navío... Pero no conocía la dirección que seguir para llegar a Durban, ni lo lejos que estaba la isla, no quería acabar sin fuerzas a medio camino y además, teniendo bajo suya nada más que mar abierto no era una buena idea. Apoyó la mano en la barandilla de madera como le había aconsejado y, a pesar de que no pudo hacer mucha fuerza para mantenerse firme, sí logró estabilizarse un poco. El problema recaía en que, sin alas difícilmente podría mantenerse parado, eso era lo que había supuso. Si además su equilibrio era diferente de los seres humanos, seguro el movimiento del mar le afectaba de forma diferente que a los demás— Sindhu... Logró crecer como ducado por encontrarse en un lugar en el que el agua es fácilmente accesible y pequeñas montañas la protegen del árido clima que hay en el desierto... Pero el desierto es horrible, en las dos décadas que llevo ahí, aún no logré acostumbrarme por completo —Y eso era sorprendente y molesto por partes iguales. Era débil porque así dictaba su raza, además pero, sentir como el desierto parecía demasiado complicado y cansino para él no hacía más que molestarle.

Sonrió suavemente de lado ante las palabras de la Reina y asintió en silencio— Tiene su punto... —Pero prefería no verse más débil que los humanos; eso no lo dijo— Cada una debe tener sus pros y sus contras... Unos que además no se basan solo en la raza, pero en cada ser en particular... —Pero él no podía luchar más de lo que ya estuviese haciendo contra la naturaleza de su raza. Pero las garzas eran especialmente problemáticas— Probablemente los beorcs consideren a los laguz muy débiles y viceversa también —Hablaba más que nada por lo que él había llegado a vivir, además, prefirió usar 'beorcs' una forma mucho más 'cortés' por así decirlo, o al menos, así estaban las cosas en Tellius, así siempre había aprendido a referirse a ellos, aún cuando algunos se atrevían aún a decirles sub-humanos. Pero, en aquél momento estaba al lado de una humana y, realmente tampoco era como si le molestara en si. Desconfiaba, eso era claro, pero de alguna forma se había acostumbrado, quizás por haber vivido durante tanto tiempo en Sindhu y por haberse dado cuenta que era fácil darse cuenta si la oscuridad corrompía el alma humana.

Entonces comenzó a avanzar, al principio mantuvo su mano sobre la barandilla, hasta que logró quitar la mano de ella y avanzar por si mismo, aunque se mantuvo cercano a ella por cualquier inconveniente que pudiera suceder. Sus alas volvieron a removerse un poco, siendo el único detalle que demostraba que aún intentaba acostumbrarse un poco. Al final paró y observó a su alrededor con curiosidad mientras escuchaba las palabras de la reina con atención... Bueno... Tenía su lógica, claramente así sucedía en la mayoría de las ocasiones. Con el tiempo nadie más le prestaba tanta atención a la teoría y se dejaba llevar por la práctica ya de años adquirida— Parece un ambiente... Bastante relajado aunque se escuchen gritos de mandos —Sonrió de lado con cierta diversión y levantó su mirada hacia arriba, en dirección al mástil y al azulado cielo que aquél día los acompañaba. Entonces bajó nuevamente su mirada y ahora, plegando sus alas detrás de su espalda desvió su atención hacia la reina con una agradable sonrisa en sus labios— ¿Cuánto cree que tardaremos en barco hasta llegar a sus tierras? —Inquirió por mera curiosidad, no tenía prisa, tan solo genuina curiosidad.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Oct 17, 2016 5:32 pm

Por extraño que pareciera Yuuko siempre había creído que los seres vivos eran criaturas increíbles. Lo extraño no era que considerase aquello,si no que se refiriese como eres vivos,criaturas... que generalizase. Porque sabia que no era solo una característica de los humanos,o de los laguz o los mestizos. Era algo que todos compartían,esa increíble habilidad para ser capaz de sobrevivir en ambientes donde en principio era imposible hacerlo. Ningún rincón del mundo estaba deshabitado,siempre había algo que se mantuviese con vida en el lugar. Y el desierto era uno de esos ejemplos. Climas extremos con sus correspondientes tormentas de arena, tierras secas y sin fertilidad, escasez de agua y de alimento... y aun así estaba habitado desde que el mundo tenia memoria. Aun así habían sobrevivido. Si realmente Sindhu estando en medio de tanta dificultad poseía un recurso tan escaso como el agua ,e irónicamente tan abundante en su caso, y estaba a su manera protegido de tal problemático clima no seria de extrañar que fuese el lugar mas prospero y habitado de todo Hatari.

-Suena como un paraíso dentro del desierto... Aunque tengo la sensación de que en mi caso tendría el mismo problema que vos. Dudo mucho que pudiese acostumbrarme a semejante clima.

Estaba acostumbrada al verde,al mar,a pequeñas proporciones de tierra siendo rodeadas por el mismo. Arena hasta que su vista alcanzase,el calor del sol atacando sin apenas sombra en la que refugiarse... una visita seria una cosa. Permanecer durante un largo periodo en el lugar una muy distinta. Sentía cierta empatia por la garza por ello,por entender aunque fuese una mínima parte su odisea.

No pudo evitar la ligera risa que escapo de sus labios,sin malicia alguna,sin pretender ofender. Su invitado no podría estar mas equivocado.

-En mi caso no considero a los laguz nada débiles,todo lo contrario. Porque iba a creer que unas razas con características físicas superiores a las nuestras,con alas u otras formas que les permiten acomodarse y sobrevivir en mas ecosistemas iban a ser débiles? Ademas no solo se trata de la fuerza,si no de la sabiduría. Vivís mas,muchísimo mas que nosotros,podéis adquirir mas conocimiento que nosotros ,ser mas sabios,recordar lo que otros han olvidado e intentar no repetir errores pasados... Creo que es algo maravilloso... Aunque los humanos también lo somos. Somos las criaturas mas débiles y aun así hemos tenido la fuerza para expandirnos hasta ser la mas numerosa,usamos nuestro escaso tiempo de vida para aprender a golpes,bajo presión,con prisa... pero aprendemos ,aunque sigamos cometiendo estupideces... hemos tenido que desarrollar habilidades para sobrevivir en este mundo,habilidades que vosotros ya tenéis de forma innata. Y lo hemos conseguido...  Realmente no veo que ninguno de los dos seamos débiles. Incluso usted ,a pesar de estar fuera de su entorno ya lleva dos décadas viviendo en el desierto... No le parece que esta subestimando su propia fuerza?

Observo como su invitado dejaba la barandilla suelta y comenzaba a avanzar lentamente por la cubierta,permaneciendo aun cerca de aquello que le daba cierta sujeción. La mujer permaneció en su lugar observando,sabiendo que quizás lo único que quería era habituarse al barco,ser capaz de mantener el equilibrio y moverse con libertad por el mismo. Estar parado le otorgaría equilibrio pero también haría que sus piernas se agarrotasen y el viaje fuese mas pesado de lo que ya podía ser para alguien no acostumbrado al mismo. Se pregunto entonces si las alas a la espalda aparte de conferirle la habilidad de surcar los cielos afectaba a su equilibrio,siendo el mismo distinto al de un ser humano. Considerando que algunas criaturas tenían el centro de gravedad en puntos distintos supuso que en el caso de las garzas también había diferencias. Seria mas fácil o mas difícil mantenerse equilibrado con alas?

-Al final si las ordenes no van dirigidas a uno mismo se convierte en nada mas que un sonido de fondo,tal y como las olas del mar. Cuando uno se acostumbra a ello puede incluso llegar a calmarlo.

Llevo su mano derecha al interior de la manga izquierda de su kimono,rebuscando en la misma en uno de los bolsillos cosidos en su interior,hasta sacar una larga pipa.De color rojo y con acabados plateados. Desvió la mirada de Seraphiel y la paseo por la proa,hasta atisbar a uno de sus soldados,cuyo tomo colgaba en su cadera y cuya especialidad en la magia conocía. El hombre al sentirse observado giro hacia su reina y la misma aprovecho para con un sutil gesto de su mano libre y sin decir palabra alguna mandarlo llamar. Estiro la mano derecha con la pipa en ella,el tabaco preparado de antemano,y no hizo falta explicación alguna. La mano derecha al tomo,el dedo indice de la izquierda por sobre el compartimento del tabaco. Unas palabras murmuradas con suavidad y una pequeña ,casi minúscula y perfectamente  controlada,bola de fuego impactando con suavidad contra la pipa. Encendiendo la misma. Un agradecimiento de la mujer acompaño a la reverencia ajena antes de que sus pasos lo encaminasen a su posición anterior.

Mas antes de que llevase el objeto a sus labios por ves primera la voz de su rubio invitado llego a ella una vez mas.

-Podría decirse que ya estamos en mis tierras,o que pronto llegaremos a las mismas. Pero la isla a la cual nos dirigimos no sera alcanzada hasta el atardecer aproximadamente. Si el clima nos sigue favoreciendo de esta manera y encontramos una buena corriente de aire puede que antes.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Mar Nov 01, 2016 7:28 pm

Oh, para muchos viajeros perdidos lo es. No sería la primera vez en escucharles preguntarse si se trata solo de una ilusión —Pero Sindhu era auténtica, levantada con el esfuerzo de muchos y que había aguantado en pie durante centenarios de años... Quizás más incluso. Pero la entendía, curiosamente le pareció entender el punto de una humana. Lo complicado que era acostumbrarse a algo nuevo, quizás para él había resultado ser aún más una odisea de lo que habría tenido que ser por su frágil raza. Pero la idea le resultó curiosa y le hizo esbozar una sonrisa y eso no cambió, aun cuando escuchó las palabras de la reina acerca de las razas. De la fuerza de cada una, de su tiempo de vida. Claro... tenía razón... Los humanos con vidas más cortas ansiaban con más fervor lograr algo. Ellos, cuyas vidas se extendían por varios siglos más, no tenían esa prisa, ese estar corriendo continuamente para lograr algo. Se lo tomaban todo con una infinita calma que no parecía estar a punto de cesar pronto— Tiene su punto también en eso... Los...  —Calló un segundo y la miró con cierta duda— ¿Humanos? ... Hum... Los Beorcs... Lograron muchas más cosas que los Láguz —Y también habían cometido más errores que ellos, ese era un hecho seguro.

Finalmente, cuando volvió a mirar hacia el frente y se dio cuenta de que aún no acababa de pillar el truco a permanecer en equilibrio sobre aquella madera que se balanceaba por culpa de las olas del mar, además de que sus alas le parecían pesar más de lo debido, acabó causando que soltara un ligero suspiro y parara en seco. Buscó con la mirada hasta dar con una grande caja de madera apoyada contra la pared de lo que debería ser el interior del barco y, esbozando una sonrisa para si, extendió sus alas de suaves matices amarillos para batirlas con suavidad y acercarse al lugar sin la necesidad de tener que volver a cuidar sus pasos, siendo incluso en tierra firme una de las mejores formas para moverse. Delante de ella bajó sus pies al suelo y se sentó, removiendo un poco sus alas hasta lograr acomodarlas de la mejor forma y mientras, sus ojos no dejaron de observar a la reina con calma. Quizás había encontrado la forma perfecta para moverse por aquél barco también, aunque dudó que 'moverse' fuese la palabra correcta. Esperó que se acercara y mientras lo hacía, se fijó en el peculiar objeto que estaba sacando de entre sus extravagantes ropajes.

Se preguntó que sería aquello... Hasta que se percató de que algo muy parecido había visto entre los libros de la biblioteca. Pero mantuvo silencio, lo justo para ver como uno de los marineros se acercaban y rápidamente y eficaz, encendía el instrumento que la reina llevaba entre sus manos. El humo comenzó a emanar, suave y, lo cierto era que le había dado curiosidad. Parpadeó unos instantes, observando al chico irse, hasta que, finalmente volvió su atención a Yuuko— ¿Un mago? —Los conocía, ya los había visto, pero le seguían sorprendiendo igual— Aún no llegué a entender como funcione la magia... —Admitió con una sonrisa ladeada. Necesitó levantar una de sus manos y llevar hacia atrás uno de sus dorados mechones de cabello antes de bajar la mano y señalar, con un largo y fino dedo, hacia la pipa que llevaba entre sus manos— ¿Eso en cambio es...? —¿Cómo le decían? Estuvo tentado a abrir boca y dejar escapar su equivalente en lenguaje antiguo. Se contuvo y al final, volvió a hablar— ¿Una pipa? —Parpadeó, solo entonces bajando su mano hacia su regazo, apoyándola en este sin despegar sus ojos de ella.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Nov 14, 2016 6:14 pm

No supo por que dudo a la hora de pronunciar el nombre de la raza de la mujer, como si fuese una pregunta mas que una verdad  universalmente conocida. Empleo otra palabra en su lugar,un termino desconocido por la mujer pero que por el contesto supuso que se trataría de un sinónimo. Aun así había algo que le intrigaba...por que cambiar una palabra por otra si ambas significaban los mismo? Acaso para las garzas,o incluso para los laguz, había una diferencia en como se nombraba a la raza de la cual no eran parte? Habia un modo rápido y sencillo de resolver sus dudas

-El termino Beorc me es desconocido. Podría aclararme su significado? Es una palabra propia de vuestra raza o de vuestro ducado?

No todas las diferencias se limitaban a las razas,los países también tenían sus diferencias.A pesar de que el mundo compartiese el mismo idioma eso no significaba que no hubiese palabras propias de una única región,o sinónimos desconocidos. Incluso términos totalmente nuevos surgidos únicamente en ciertos continentes del que eran propios.

Observo con interés,sin perder ni uno solo de los movimientos ajenos,el batir de las alas de la garza.El como se dirigía a tomar asiento sobre una caja,una opción mas que acertada la verdad sea dicha.Mas en lugar de usar sus pasos para cubrir la escasa distancia que había alzo ligeramente el vuelo. Era la primera vez que la soberana observaba volar a una garza,cuyas alas hasta el momento si bien habían estado presentes en los movimientos ajenos no habían sido mas que un mero "adorno" hasta el momento. Era un contraste curioso el ver los movimiento propios de las aves,aquellos que desprendían libertad ,con la elegancia que el cuerpo del rubio desprendía. Era curioso y bello al mismo tiempo.

Una sonrisa surco los labios de la soberana al tiempo que la pipa se posaba en sus labios.Aspiro el humo y separo el objeto de sus labios,apenas unos milímetros. Dejo escapar el humo de sus labios,con tan suavidad que el mismo subía hacia arriba describiendo arcos y curvas en el aire.

Se acerco hacia su invitado,acercándose a la caja donde el mismo había tomado asiento. Después de todo a ella no le importaba permanecer de pie en un lugar u otro,no tenia problemas en acercarse a el.

-La magia es la manera en la algunos humanos canalizan y le dan forma física al poder que duerme en su interior.Algunas personas prefieren alimentar su fuerza y poder físicos,otro algo mas profundo y menos tangible.Mas complejo. Poder,energía,alma,magia... al ser algo que no podemos ver es difícil nombrarlo,pero si que podemos darle forma Sacarlo de nuestro interior con estudio y con los tomos o los bastones como catalizadores. Eso es la magia... Puede ser fácil de entender o endemoniadamente complicado... Pero lo cierto es que no encuentro otra forma mas precisa de describirlo.

Según tenia entendió los laguz no eran capaces de usar magia,aunque a ojos de la mujer la capacidad que ciertas razas poseían para transformarse ,para cambiar entre sus dos formas, era magia. Una distinta,una innata en la raza a diferencia de lo que ocurría con los humanos.

Pero dejando eso a parte a la mujer le agradaba responder dudas sobre magia,era una parte muy importante de ella. De su país. Algo que tanto ella como muchos de los suyos había estudiado,desarrollado,hasta poder dominarlo a voluntad. Sentía cierto orgullo por la magia en general,cierto respeto.Era un tema de conversación que le agradaba.Aunque sabia que no todos compartían dicho entusiasmo y que por ello no convenía alargar un tema así mas de lo debido,menos con aquellos con poco conocimiento sobre el.

Le sorprendió la mención al objeto que posaba en sus manos. Normalmente era algo que otros ignoraban.

-Efectivamente. Os molesta el humo? Si es así puedo apagarlo,no pasa nada.O...sentís curiosidad? Os apetece probar un poco?

Le tendió la pipa,alargando su brazo hacia su rubio invitado.Pero sin acercarla demasiad,después de todo aun no había obtenido respuesta y no sabia si el humo realmente podía llegar a molestarlo o no. Habia personas a las que les incomodaba o les provocaba tos.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Mar Nov 15, 2016 9:42 pm

Parpadeó ¡Entonces tenía razón! Los Beorcs de Durban se referían a si mismos 'humanos', cosa cuanto menos curiosa bajo su punto de vista. Pensó unos instantes en aquella incógnita, después de todo, durante toda su vida no había hecho más que escuchar el término 'humano' pocas veces; en la mayoría dicho de laguz que albergaban un odio igual, o hasta mayor del propio hacia dichos seres. Fijó su mirada en la mujer de oscuros cabellos y se dispuso responderle con la misma calma de siempre— Verá, los beorcs, como nosotros los llamamos, los humanos de Tellius, —Buscó durante escasos segundos una reacción por parte de la Reina en sus oscuros ojos y continuó— durante siglos y muchos aún ahora, nos desprecian y no solo a mi raza, sino a todo laguz que exista. En algún momento empezaron a usar el término despectivo: "subhumanos" para referirse a nosotros. Entonces, los laguz empezaron a usar: "humanos" Con el mismo  desprecio —Era particular descubrir que fuera era diferente.

Entonces... En Tellius que llamen a un beorc: humano, sería un insulto. Igual que ellos a nosotros nos llamen subhumanos. Por ello... Me causó duda al escucharla referirse a su especie con el término: humanos. Pero tal parece ser que fuera de Tellius los beorcs se hacen llamar humanos... —Curiosa incógnita. ¿Será que durante siglos los estuvieron engañando sabiendo que la palabra era correcta? Aún así lo dudaba realmente. Apoyó una mano en la madera que tenía debajo, apoyándose así parcialmente en ella mientras escuchaba las explicaciones de la magia. Sabía de ella, por la Biblioteca, aunque escucharlo directamente de una maga, las cosas se hacían más interesantes. Los libros tal parecía ser que no bastaban para saciar la curiosidad de alguien, al menos no la suya. Y si bien durante muchos años pensó que preferiría permanecer encerrado, sin contactarse con muchas personas, en aquél preciso instante se podía decir que se divertía, de alguna u otra forma. Seguían habiendo cosas, como el mismo mar, que no le convencían del todo, pero que estaba bien.

¿Entonces la magia es algo... —Calló unos segundos. ¿Por qué los beorcs debían de tener palabras tan complejas? Como si el idioma antiguo no lo fuera, pues también lo era, pero lo tenía más dominado a pesar de todo— ¿Subjetivo? —Pero quizás, de alguna forma podía compararlo con el galdr, pues a pesar de no ser lo mismo, tampoco tenía una explicación muy concisa— Creo que más o menos entiendo a que se refiere —Y sonrió de lado— Ese hombre de antes... —Y miró hacia un lado, hacia donde se había alejado el chico antes— Usó magia de fuego... Como lo haría un dragón. Aún cuando el principio es diferente —Aquellas palabras fueron dirigidas más hacia si mismo que hacia la mujer y sonrió con calma— ¿Entonces todos los tripulantes de la nave son magos? ¿Usted también? —Quizás diferenciar laguz fuese algo simple, pero encontrar un mago entre humanos casi que resultaba más complejo, a pesar de que, probablemente si prestara atención lograría percatarse de algo. Pero no estaba en condiciones para ello.

Oh, realmente no me molesta —A pesar de ello se inclinó un poco hacia el frente y olisqueó un poco, echándose hacia atrás casi al instante, algo desconcertado— Pero rechazaré su oferta, gracias —Le parecía conocido el olor... En algún lugar lo debería de haber olido ya— No me molesta que usted fume. Pero si lo probara yo, probablemente pasaría una semana sin poder levantarme de la cama —Y no dudaba para nada aquello, de hecho, estaba casi completamente seguro de ello, pues conocía lo suficientemente bien sus límites y ese, era uno de ellos.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Jue Nov 17, 2016 8:24 pm

La explicación dada le resulto cuanto menos curiosa.En parte sorprendiéndole el no conocer de antemano lo que la garza le estaba explicando. Después de todo eran un país cercano a Tellius,casi perteneciente al mismo,con países conformados por laguz alados como vecinos. Eso no hacia mas que confirmar lo que ya sabia de antemano.Sus islas habían estado mucho tiempo cerradas al mundo,centrándose en sus propios problemas y en que los mismos no se expandiesen a otros lugares. El odio entre lo que era diferente,entre las distintas razas que poblaban el mundo,hacia que las mismas se separasen,que intentasen no entablar contacto entre ellas. Esos dos factores no ayudaban a que información como aquella fuese muy conocida en lugares donde no vivían los laguz.

-Hasta donde yo se fuera de Tellius a los humanos se les llama humanos porque no hay otro nombre para referirse a ellos... hasta donde yo se. No es ofensivo, no es respetuoso. Simplemente es su nombre... No le resulta curioso? El saber que en algunos lugares hay mas de un termino para referirse a un mismo ser? O el saber que el mismo nombre puede guardar un significado tan distinto y similar al mismo tiempo... Son estos pequeños detalles los que hacen del mundo un lugar interesante...

Se quedo expectante,esperando como el otro buscaba las palabras correctas para plantear su pregunta. La magia era compleja porque era algo que no se veía hasta el momento en el que se materializaba. La mayor parte del tiempo era algo invisible que permanecía dormido en el interior del propio mago. Y aun cuando se hacia visible muchas veces no se podía tocar con las manos,no tenia una forma definida. La gente necesitaba ver algo,tocarlo y sentirlo,ponerle nombre para comprenderlo. La magia tenia nombre,pero era tan cambiante entre unos y otros,tan difícil de percibir y de entender que a la mujer no le sorprendía que una pregunta referido al propio concepto de la magia resultase compleja de formular.

Sonrió divertida cuando la garza consiguió encontrar la palabra que buscaba.

-Desde luego. La magia es algo que va unido al individuo,al interior del mismo. Los humanos,los seres vivos,somos lo mas subjetivo que hay sobre la faz de la tierra. Por lo tanto algo tan ligado a nuestra esencia como es la magia también lo es.

La siguiente cuestión le hizo ver a la mujer que la información que la garza disponía del país no era.. suficiente. Y que por lo tanto había muchas cosas que su ducado desconocería de las propias islas,algo que no le molestaba ,cosas que intentaría mostrarle en su visita. Una gran parte de la población de Durban estaba conformada por magos,tantos como para hacer que la sociedad fuese capaz de ser dividida entre los que lo eran como los que no lo eran. Tantos como para hacer que mas de la mitad de las fuerzas del ejercito lo fueran.Pero,no todos...

-Hay mucho mago en el ejercito. Mi propia guardia personal esta formada únicamente por magos y de echo la gran mayoría de tripulantes lo son. Pero no todos... Es fácil distinguir a aquellos que son magos de los que no lo son. Al menos en este país.

Señalo a uno de sus hombres,uno de los soldados que surcaba la cubierta pasando cerca de la soberana y su invitado.Señalo con la pipa la cadera del hombre donde mediante un cinturón creado para tal fin descansaba un tomo.

-Los magos siempre portamos nuestros tomos.Son nuestra arma,nuestra herramienta. Rara vez nos separamos de el, sobretodo aquellos que pertenecen al ejercito... Si ves a algún humano dentro de mis tierras con un tomo con el es un mago.

Dejo de señalar al soldado para señalarse a si misma,a su propio cuerpo,su propia cadera donde colgaba su propio tomo.

-Yo también. Las islas de Durban llevan ocho generaciones siendo gobernadas por magos. En mi caso soy una maga especializada en las artes oscuras.

El tipo de magia que manejaba no era muy bien vista en la gran mayoría de lugares del mundo.Pero en Durban la magia era magia,sin importar la clase que fuese.Y una magia que requería mas sacrificio era mas respetada. Se juzgaba al mago quien usaba sus poderes para fines despreciables,no a la magia que usaba para los mismos. Por eso el declarar en voz alta que era una dark mage no suponía ninguna clase de problema para Yuuko. Quien una vez mas y sin molestarle el rechazo a su oferta,volvió a dirigir la pipa hacia sus labios.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Nov 19, 2016 3:27 pm

Es curioso sin duda alguna. A veces algo cruel, pero interesante al fin y al cabo. A pesar de que, si las cosas hubieran proseguido de otra forma, probablemente nunca hubiera descubierto eso. Si hubiera podido permanecer en el bosque, probablemente nunca me habría interesado por conocer algo más allá del mismo. Pero viviendo en Sindhu me di cuenta que habían demasiadas cosas que no sabía y muchas que no eran del todo como los libros de la biblioteca decían. Así que, sí, llegué a la misma conclusión, el mundo y los seres que lo habitan son interesantes —La mayor parte de las veces, otras en cambio simplemente preferiría dejar de verlo todo y retirarse, pero era una opción que hacía mucho tiempo había descartado, porque al fin y al cabo le quedaba algún tipo de orgullo, innecesario pero existente y que tampoco estaba dispuesto a dejarlo de lado, no quería hacerlo, porque aún no los había perdonado. Había entendido que los humanos no todos eran iguales, pero, el principio era el mismo.

Y prefirió prestar atención a la reina maga antes de divagar más por sus propios pensamientos. Así que, con su mirada fija en ella acabó por asimilar todas sus palabras y observar los tomos con curiosidad. No iba a tocarlos, ni a pedir verlos, después de todo, si eran sus armas, sería como el instrumento para un músico, algo demasiado valioso— Un reino donde los magos predominan —Murmuró, lo había leído y escuchado por parte de Sissi, pero prefería verlo con sus propios ojos. Entonces desvió su atención de la reina, buscando con la mirada a los marineros que se movían de un lado a otro, la mayoría con tomos en sus cintos— Magia oscura... ¿En ese caso sus tomos están escritos en idioma antigua? —Aquella pregunta, más que otra cosa era curiosidad suya, personal. Sabía de obras en idioma antiguo, parecido al que ellos habían hablado durante siglos en el bosque, aquél que usaban para dar forma a sus canciones. No podía más que preguntarse si alguien más lo usaba, aunque fuese para magia oscura de la que ellos, él, no tenía idea.

Se movió un poco en su asiento, desvió su mirada hacia el frente, en dirección al vasto mar. Al menos se había entretenido hablando con la reina, tanto que había olvidado donde se encontraba en concreto: en medio del mar, demasiado lejos de la costa y en un ambiente que no dominaba para nada— Cierto... Aún así, os aconsejo que si vayáis a Tellius, no llaméis a los demás Beorcs: 'humanos'... A pesar de que... Quepa la posibilidad de que así le caigáis bien a los laguz —Peculiar sin duda, ahora que pensaba en ello más que cuando era solo un pensamiento— Aunque solo a algunos, a la duquesa Sissi por ejemplo no le gustaría y lo digo hipotéticamente, ustedes no son de Tellius, tienen una excusa más que válida —Removió nuevamente un poco sus alas, solo para encontrar una posición más cómoda y lograr apoyarse parcial en la madera que formaba una pared a sus espaldas.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Mar Nov 29, 2016 5:13 pm

Las palabras de la garza revelaban ,aun sin decirlo de manera directa, la dura travesía por la que había pasado. Los humanos eran en parte animales de costumbre, creía que los laguz también aunque no podía confirmar aquello. Los cambios siempre eran duros ,mas un cambio tan brusco como el de pasar de vivir en un bosque a hacerlo en un desierto de forma tan repentina.De forma obligada , no elegida,al haber sido arrebatado su hogar de forma imprevista. Algo inevitable y que no tenia reversión. Un cambio completo a todo lo que le rodeaba... Pero no sentía lastima del rubio. El hacerlo seria en cierta  manera de despreciar todos los esfuerzos que hubiese puesto por adaptarse a su realidad,todo el trabajo duro realizado hasta el momento. No... entendía que había sido difícil,complicado y que hubiese requerido un sacrifico que el nunca hubiese pedido... pero no sentiría lastima por el por ese echo. Porque no se lo merecía.

-Es cruel... el aceptar que un echo doloroso nos beneficia de cierta manera. El aceptar que la visión de tu mundo se amplia gracias a la destrucción de tu hogar... El mundo es interesante si. Y cruel. Y benevolente. Y por ello en muchas ocasiones no somos capaces de verle el sentido,por mas que si lo tenga.

Creía por las preguntas ajenas sobre la magia que la garza no tenia concepto alguno sobre la misma. Cosa que no le molestaba para nada,después de todo la magia como tal,la que manipulaban los humanos, era algo ajeno para el. No tenia la necesidad de saber sobre algo que no le implicaba ,así que a la mujer no le importaba responder sus dudas. El conocimiento era algo bueno , y si bien era algo que no afectaba a la garza si saciaría su curiosidad inmediata.Por no hablar del echo de que tenían tiempo hasta llegar a su destino.

Pero se equivocaba. Los conocimientos sobre la magia de los que disponía Seraphiel no eran tan escasos como la mujer hubiese creído en un principio. Después de todo acababa  de demostrar que había algo que si sabia sobre ello. Un detalle que le sorprendió.

-Si.Pero no solo mis tomos. Todos los tomos,independientemente del tipo de magia que se manipule con el mismo,están escritos en idioma antiguo... Y lo mas sorprende de ello es que ninguno de nosotros conocemos tal idioma. Sabemos leer las palabras escritas en nuestras armas,pues estudiamos para ello,pero no conocemos el significado ni sentido de las mismas. Solo unos pocos privilegiados son capaces de captar el sentido de un par de palabras,lo cual se considera un gran logro... No le parece increíble entonces que aun sin conocer el significado de ello seamos capaces de despertar nuestro poder mediante dichos tomos? Es algo que a mi personalmente siempre me a resultado fascinante... la fuerza que se posee para poder sacar tanto poder con tan pocos medios...

Tomo nota de las palabras ajenas, del consejo dando por su invitado. No era nada nuevo el saber que se debía de tener cierta precaución con las palabras usadas,dependiendo siempre a quien iban dirigidas y en que contexto. Sobretodo alguien de su posición debía tener especial cuidado con lo que lo decía y de la manera en la que lo hacia. Y aun teniendo eso en mente el consejo ajeno no le era inútil. Pues hasta hacia poco no era consciente de la diferencia que había a la hora de nombrar un humano en Tellius. Así que lo mas probable hubiese sido que hubiese cometido un error aun sin percatarse del mismo...

-Gracias por la advertencia,la tendré en cuenta... después de todo el desconocimiento no es excusa para perdonar un crimen. Si un individuo mata a otro porque no sabia que estaba mal eso no le librara del castigo. Y en mi caso si hubiese cometido tal error a la hora de nombrar a alguien por la posición que ostento no seria algo fácilmente olvidado o perdonado... Así que podéis estar seguro de que mi agradecimiento es sincero...
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Dom Dic 18, 2016 6:09 pm

A pesar de todo Yuuko poseía una tremenda verdad. Era desconcertante, hasta cierto punto frustrante, saber que gracias a las pérdidas que había sufrido también había recibido muchas otras cosas. Efectivamente, si nunca hubiese sucedido aquello, nunca habría sido capaz de conocer a muchas otras personas, ver tantos lugares diferentes. Era aterrador cuando había que pensar en tales coincidencias, como si todo estuviese ya predestinado a suceder, las personas destinadas a conocerse. ¿Entonces estaría escrito en el firmamento que conocería a Yuuko también? Resultaba curioso pensar en aquello. Perró sus ojos y dejó que la brisa marina acariciara durante unos breves segundos su rostro. Quizás empezaba a resultarle algo más agradable, aunque no estuviese acostumbrado y las cosas a las que no estaba acostumbrado siempre eran algo malo para él, al menos hasta que se acostumbrara.

Pero las siguientes palabras de la maga llamaron su atención. Abrió sus azulados ojos y los fijó en ella, parpadeando con desconcierto y buena dosis de sorpresa. Eso sí que sonaba extraño y para ser sincero consigo mismo, probablemente no podría aprender algo que no supiera que significaba— ¿Entonces siquiera las personas que os enseñaron a leerlo sabían que quería decir aquellos textos? —¿De donde habría partido todo aquello? ¿Por qué? Supuso que sus preguntas no podrían ser respondidas tan fácilmente y se inclinó un poco hacia atrás— Como bien usted dijo es sorprendente... Lograr hacer tantas cosas y sin saber realmente lo que aquellas palabras significan... —Desvió durante unos segundos su mirada al libro de la reina, después hacia el que poseían todos los demás. Parpadeó y volvió a fijar su atención en ella— La mayoría de los laguz también hacen uso del lenguaje antiguo —Pronunció. De hecho, tendía a pensar que fuese cosa de Tellius ¿Cómo era que los magos poseían libros en el mismo lenguaje que ellos?

Las garzas también. Nuestras habilidades se basan en canciones en idioma antiguo, Galdrer que aprendemos de padres a hijos. De hecho, si no fuese porque tuve que abandonar Serenes, no habría sabido el idioma moderno y ahora, no podría estar conversando con usted —Le pareció curioso aquello, habría entendido probablemente el hechizo de la reina, pero ella no lo habría entendido a él. Entonces, cuando pretendió guardar silencio, recordó repentinamente una particular petición de parte de su duquesa. Esa pregunta... Si solo se tratase de alguien que cuidaba mucho más sus palabras, quizás no se habría atrevido a preguntar, pero a Seraphiel aquello le tomaba con poco cuidado. Entreabrió sus alas, alateó un poco hasta lograr ponerse de pie y avanzó unos pasos hacia Su Majestad, con una calmada sonrisa en sus labios a pesar de todo. Bueno, había que cumplir con aquello también ¿cierto?.

Su Majestad Yuuko, tengo una pregunta —Proclamó— ¿Cuáles son sus medidas?? —Y sí, lo pronunció con la misma calma y tranquilidad como pronunciaría cualquier otra inocente pregunta, solo que la actual era algo demasiado comprometida y después de unos largos segundos se dio cuenta de ello. Parpadeó y levantó ambas manos al frente, negando con ellas— Oh, por Ashera, no lo malentienda —Carraspeó con suavidad y fingió seriedad. Quizás... Oh, quizás había dicho las cosas mal... ¡Claro que sí! ¿Cómo esperaba que aquella pregunta sonara bien? Al fin y al cabo eran cuestiones que a una mujer no se le debían preguntar, sobretodo si era una reina— Bueno... Verá... La Duquesa Sissi planea confeccionarle un vestido tradicional de Sindhu y obsequiárselo cuando venga a visitarla... Por eso necesita saber aquello —Sonrió de lado, casi apenado por la especie de malentendido— Se supone que debía de ser una sorpresa... Pero me habría visto como un degenerado ¿Cierto? —Y con razón— Si prefiere, puede escribirlo sobre un papel y se lo daré a la Duquesa. ¡Pero! Que usted sepa con anticipo su regalo es un secreto —Y le sonrió, en una mezcla entre animado y cómplice.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Yuuko el Lun Dic 26, 2016 12:59 pm

Lo cierto es que nunca se lo había preguntado realmente.Sabia que su maestro,y el maestro de su maestro desconocían el significado de esas palabras que recitaban en sus conjuros. Y por lo tanto ella también lo desconocía. Sabia leerlo porque era necesario para dejar salir su poder,porque tenia que ser familiar con las letras aunque solo fuesen símbolos extraños de los que podía sacar sonidos. Pero nunca se había preguntado a si misma si alguna vez,en algún momento ,hubo algún mago que supiese dicho idioma. Después de todo era algo que nunca seria capaz de responder,y por lo tanto no tenia mucho sentido el darle vueltas a ello, perder el tiempo y el sueño con ello.

-Los que nos enseñaron a leerlo tampoco conocían el significado de ello. No se si en algún momento hubo alguien que lo conoció y dicho conocimiento se perdió con el tiempo o directamente es algo que nunca se supo... Es algo que nunca sabremos...

Que los laguz conociesen el lenguaje antiguo no fue nada sorprendente. Después de todo era un idioma,no era muy sensato que dicho idioma se emplease solo para los magos que desconocían el mismo. Seria un desperdicio,debía de haber alguien que lo usase como propio. Y que dicho alguien fuese otra raza que no fuese humana era mas probable. Al menos desde el punto de vista de la monarca.

-Si no hubieses salido e tu bosque no habrías tenido la necesidad de conocer mi idioma... Que lo sepas es un claro ejemplo de que sabes adaptarte... y supongo que vuestro galdrer funciona como la magia,solo que en lugar de conjuros escritos son canciones trasmitidas vía oral...


Era fascinante el pensar de aquella  manera,el ver ambos poderes como un mismo pero con distinto catalizador. Cuando volviese preguntaría en la biblioteca si tenían algún libro sobre las garzas y el galdrer. Si no disponían de información sobre el tema y si a su invitado no le importaba responder a algunas preguntas y compartir algo de conocimiento tendrían alguna charla al respecto.Pero eso seria en su estancia en palacio,con el cuerpo descasado del viaje, en una cómoda habitación con una bebida que llevarse a sus labios,algo tranquilo y lleno de calma.  

Aun con la pipa en sus labios y el humo emanando de ambos lugares de forma intermitente,observo con cierta intriga los movimientos del laguz. Al notar como este comenzaba a moverse,levantándose de su lugar y acercándose a ella una vez mas. Acaso se encontraba mal y deseaba algún lugar para descansar o se estaba acostumbrando lo suficiente como para poder levantarse y moverse con libertad por la cubierta? O puede que simplemente necesitase estirar las piernas y las alas,agarrotadas al estar en la misma postura durante un buen periodo de tiempo. Pero no,ninguno de sus pensamientos era acertado. Se había movido para realizarle una pregunta,una tan inesperada que su mente se quedo en blanco unos instante y el primer pensamiento que cruzo la misma era lo inadecuado que era preguntarle eso a una mujer. Ni que decir ya de una reina. Mas antes de poder pronunciar palabra alguna sobre ello el rubio pareció recapacitar y explicar el motivo de tan extraña pregunta. Nadie le había preguntado nunca aquello.

Sonrió al entender todo,mas no con diversión si no con cierta malicia.

-No diré nada sobre el regalo cuando lo reciba,pero... en primer lugar a sido una pregunta mal formulada,no debe preguntarle eso a una dama. En segundo lugar si hubiese esperado a palacio y preguntado por mi sastre sabría mis medidas y el regalo seguiría siendo un secreto. Cuando lleguemos se lo presentare para que el le de toda la información que necesita...  si me lo permite ,agradezco que sea diplomático y no estratega. Quien sabe como acabaría todo si lo fuera...

Comento con fingido tono de seriedad,con cierta burla pero siendo sus palabras en todo momento una educada broma sin malas intenciones. Con la esperanza de que dicha broma pudiese aliviar el malentendido que casi había surgido entre ellos por una elección nada adecuada de palabras.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [5]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Pelleas
Sion
Craig

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4987


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Seraphiel el Miér Ene 04, 2017 6:29 pm

Era, sin duda alguna, algo realmente curioso. Que los magos aprendiesen todo aquello sin saber lo que sus palabras significaban, lo que intentaban invocar con sus hechizos. Se preguntó si no tendrían curiosidad al respecto, porque nunca habrían preguntado por alguien que sí supiese entenderlo, pero quizás sí lo hubiesen hecho y, simplemente nunca había escuchado de ello. Ellos habían, prácticamente nacido con el idioma antiguo como nativo, eso hacía que, queriendo o no, se sintiese más seguro hablándolo y aún dudase de vez en cuando de lo que sería lo más correcto decir en el idioma moderno, ya al alcance de todos exceptuando las ya desaparecidas garzas. ¿Qué supiese adaptarse? Sonrió de lado, casi resignado a la idea. Realmente no era tan sencillo todo aquello, los cambios le resultaban difíciles de asumir, de sobrepasar y de acostumbrarse a ellos, pero quería seguir con vida y por ello tenía que agarrarse a la vida. Pero prefirió no hablar al respecto y mantener un calmado y atento silencio.

Eso hasta que recibió la respuesta de la reina. Parpadeó, algo sorprendido por aquél inesperado sermón... ¡Pero, pero! ¡Así le habían pedido que pregunte! Frunció ligeramente los labios y retrocedió un paso pensativo... Así que era eso... Aquél tipo de pregunta indirecta era inadecuada. Acabó por volver a dar un paso, firme y seguro hacia la reina pues a pesar de escuchar la seriedad de su voz, también supo que su tono no era únicamente ese y, en el fondo no estaba ni disgustada ni seria— Ahora que lo dice, tiene razón —Hizo un rápido apunte mental al respecto y asintió suavemente con un gesto de la cabeza— Agradezco su propuesta, Su Majestad —Y, de todas formas ahora sabía lo que tenía que ir a buscar: al sastre de la reina, tampoco debía de ser un deber demasiado complicado pues al fin y al cabo, un sastre no debía de pasar tan inobsevado y antes o después daría de él sin lugar a duda. Más que nada porque no quería recibir la queja de su duquesa por no poder volver con dicha información.

Pero, nada más se movió algo más abrupto de lo esperado presintió como algo comenzaba a andar mal, y a pesar de que ya se lo habría esperado, no pudo evitar fruncir levemente el ceño. Inesperadamente el barco a su alrededor en vez de seguir moviéndose en los pausados movimientos que solía dar, comenzó a girar a su alrededor, evidentemente culpa de su débil cuerpo. Removió un poco sus alas, sin una razón fija y terminó apoyando una de sus manos en la pared de madera que tenía a un lado, apoyándose así medianamente en ella hasta que aquél molesto mareo dejase de perseguirle. Y, en cuanto los pocos segundos pasaron, volvió a enfocar su mirada en la reina y sonrió de lado, algo apenado— Oh... Discúlpeme, creo que bajaré un rato a descansar —Y a pesar de ello volvió a sonar suave, calmado. Pues al fin y al cabo aquello no era realmente una novedad para él pero, sin lugar a duda preferiría permanecer hablando un rato más con la monarca de Durban. Pero se incorporó por si mismo y, a pesar de que siguió apoyando una mano en la pared, realizó una pequeña reverencia ante la reina y se encaminó en dirección al camarote.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [4]
Daga de bronce [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis
Erk

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
2167


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Eliwood el Jue Ene 05, 2017 2:18 am

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [2]
Gema de Ascuas
Llave maestra [1]
Tónico de res. [1]
Tónico de def [1]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1289


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The Mirror of the Sea [Social][Priv. Yuuko]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.