Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Niles ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Niles ID

Mensaje por Niles el Vie Sep 16, 2016 8:33 pm

Niles
Archer
This is naughty. I like it.

Datos
Nombre: Niles, también es conocido como Zero en algunos círculos.

Edad: 36 años

Clase: Archer

Especialización: Arcos

Afiliación: Nohr

Ocupación: Espía al servicio de la familia real de Nohr

Personalidad
Sádico, cruel, frío, desalmado, calculador, depravado... son solo unas pocas de una larga lista de palabas que cualquier que le conozca podría utilizar para describirlo, y ninguna es realmente una mentira. Muestra abiertamente placer en el sufrimiento ajeno independientemente si son aliados o enemigos por dicha razón, entre otras, no es querido entre los suyos, no es agradable conversar con él pues siempre la conversación tiende a tomar tintes incómodos de una forma u otra. Al carece totalmente de pudor más de una vez ha terminado en alguna celda por haber dicho alguna guarrada a algún noble o faltado el respeto con algún comentario mal intencionado, para su suerte siempre Leon le saca de allí y tras un regaño le deja suelto nuevamente. Es bastante amante del doble sentido y no pierde oportunidad de soltar un comentario, aunque realmente no esté llevando la situación para ese lado simplemente disfruta ver a la gente incomodarse u ofenderse.
No tiende a encariñarse con nadie, todas las personas que logran acercarse a él y llegar a formar alguna clase de amistad, a los ojos del arquero, siguen siendo igualmente descartables como lo son los desconocidos, a lo sumo puede escoger sacrificar a un desconocido sobre un conocido pero no mucho más. Sin embargo si se llega a realmente hacer un lazo con él se vuelve enfermizamente sobreprotector y posesivo, es así con Leon, su principal superior, se siente en deuda y ha llegado a quererle tanto como para poner su vida por sobre la propia.
Más allá de curiosidad se podría decir que tiene un pequeño complejo de control. Nunca ha tenido control sobre nada, ni siquiera sobre su propia vida, sin embargo siente que puede llegar a tener control sobre la información, por eso mismo siempre quiere saber todo lo que pasa a su alrededor, investiga el pasado de los demás y siempre está en contacto con la caótica e intrincada red de información que corre de boca en boca en las tabernas y callejones. Incluso es miembro de varios grupos de ladrones por este mismo fin. Mismo por sus complejos de control es peligroso darle cualquier clase de control o poder, más aún si es sobre otra persona, descontrolándose con facilidad no mide sus acciones y abusará de este poder a su máxima y más retorcida extensión.
El temprano origen de su sadismo es por su infancia ya fue obligado a ver muchas veces a sus compañeros siendo torturados, niños llorando de hambre hasta perecer, animales siendo torturados por diversión, incluso el perder su ojos en manos de un carnicero por robar un descarte de garrón cuando el hambre no le dejaba ya pensar con claridad, viendo la crueldad del mundo y sus habitantes, generó un repudio tal por la vida que encuentra placer en ver el sufrimiento en esta. Resiente profundamente a la gente que disfruta estilos de vida acomodados que no merecen y debe comprimir sus deseos de arrebatarles aquello. Considera que robar y matar por lo que uno quiere es un medio justo para conseguirlo ya que requiere esfuerzo, habilidad y riesgo, en cambio heredarlo no.
Tiene una debilidad por los niños y los considera demasiado puros e ingenuos para el mundo en el que nacen, es sobreprotector con ellos y no tiene piedad en matar lentamente y de la manera más horrible a quienes se atrevan a pervertir a un niño. Se considera que sería un padre horrible y no quiere traer hijos al mundo, sin embargo tiene una hija que tuvo con una mujer en una noche casual y pese a que no la cuida y ni siquiera sabe donde está a menudo piensa como habría sido haberla criado y como habría él podido cambiar para ser un buen modelo a seguir.

Historia del personaje
Nació en los barrios bajos en uno de los tantos pueblos en la zona limítrofe entre Nohr y Hoshido, un lugar bastante ajeno a las leyes de ambos reinos y de muy escasos recursos. Su padre abandonó a su madre ni bien esta comenzó a mostrar signos de cargar un hijo consigo y si bien su madre le cuidó por algunos años con la escaces de alimentos y la presencia de dos hermanastros mayores, hijos del nuevo hombre que vivía con su madre, Niles fue abandonado en las calles a su suerte pues no había alimento para él. No conoció amor familiar y mucho menos cariño de cualquier forma perdiendo rápidamente fe en cualquier ser viviente que estuviese cerca suyo.
Siendo apenas un niño temblando de frío en un callejón detrás de una taberna fue encontrado por un grupo de ladrones que hizo su familia, aprendió a robar y engañar con gran rapidez aunque en las calles y robando a quien no debía llegó a perder un ojo y uno de sus dedos.
Con el correr de los años se hizo bastante unido a su grupo tomándoles y con grandes ilusiones de riquezas fueron a la capital de Nohr aún cuando los años le hacían ser más confiado de lo que debería. En la capital había abundancia de victimas a las cuales robar pero así también mucha mayor vigilancia por lo que perfeccionaron sus técnicas y asipraron a mayores. Era un grupo reducido con grandes sueño, sueños que iban más allá de cualquier otro ladrón que busca solo alimento caliente y un lugar donde dormir, ellos querían vivir como reyes por lo que debían robar a uno.
Planearon por muchos meses el infiltrarse al castillo de Nohr, dos de ellos se perfeccionaron en ataques a distancia, Niles siendo bueno con el arco y la flecha pese a su ojo faltante, fue enseguida el escogido para infiltrarse primero a bajar en silencio a los sentinelas en los bordes del castillo, sus compañeros se infiltrarían después y se abrirían paso en los pasillos oscuros hasta la sala del tesoro que se rumoreaba que estaba en el corazón mismo del castillo.
Demasiado confiados apenas el grupo llegó a entrar a los corredores laterales que se dio la alarma de invasores en el castillo, los guardias no habían muerto tan silenciosamente como habían esperado y habían muchos más de lo que se veían desde fuera. El grupo corrió nuevamente hasta la muralla para escapar, pero siguiendolos tan de cerca y sus compañeros habiendo ya subido a la muralla, apenas llegó a trepar hasta la mitad estirando su mano para tomar la de colega que los guardias le tomaron del tobillo debajo, una flecha se clavó en su espalda y con desesperación vio como sus compañeros le soltaban y se escapaban mientras él era rápidamente reducido por los soldados del castillo.
Entre los soldados se encontraba el príncipe menor de la familia que con un solo comando detuvo a sus hombres que estaban a punto de dar fin a la vida del intruso. A sabiendas que no tenía escapatoria y cualquier destino que le esperaba el más misericordioso era la muerte, rogó por esta al príncipe, pero este se la negó. Nunca entendió que vió Lord Leon en él pero tras serle aclarado que no sería torturado ni encarcelado si juraba lealtad lo hizo sin pensarlo siquiera.
Pese a pasar dos semanas en una celda mientras curaba sus heridas, fueron las mejores dos semanas de su vida, tenía comidas calientes a diario, un lugar cómodo donde dormir, bebió vino y hasta conversó con los guardias encontrando gente interesante allí. Sus habilidades fueron puestas al servicio de Nohr casi de inmediato y tras algunas misiones que salió victorioso quedó como parte del servicio de espionaje del Lord que le había perdonado la vida.
Cumpliendo su trabajo como guardaespaldas personal de Leon debió de asumir un papel más versátil cuando la situación con los emergidos se volvió más apretada, con Nohr en peligro y las tensiones políticas aumentando al verse la nación comprometida con sus recursos debido a los constantes ataques, las habilidades de espionaje e infiltración del arquero eran una gran ventaja para recaudar toda clase de información, sobretodo de las situaciones reales de los países vecinos. Haciéndose más diestro en viajar en silencio y siempre encontrando una taberna donde quedarse y escuchar las noticias del lugar no solo recauda toda clase de información para su país si no que se encarga de enviar recados cuando los servicios de mensajería convencionales no son confiables. Al pasar tanto tiempo fuera de su país y con los limitados recursos con lo que lo envían, no es extraño que ande tomando trabajos para tener un dinero extra para seguir moviéndose con comodidad.

Extras
Cuando era joven y el hambre no permitía ya dormir perdió cualquier orgullo que le quedaba aprendiendo a hacer CUALQUIER COSA por dinero.

Es bueno cocinando con poco, no necesita más que un lugar para hacer un fuego y con cualquier ingrediente puede hacer comidas sabrosas y que rindan para más de lo que aparentan.

Su parche cubre una cuenca vacía, pese a que el carnicero al que le intentó robar clavo un puñal en su ojo, tras tener una infección mismo sus compañeros ladrones le vaciaron la cuenca en un intento de salvarle la vida. Funcionó pero la cicatriz bajo su parche revuelve hasta el estomago más fuerte.

Le gusta observar la luna en las noches despejadas.

Es ridículamente bueno raptando gente. Seguirlos, encontrar el momento perfecto, atacar por la espalda e inmovilizar de manera rápida a hombres más grandes que él incluso para llevarlos ilesos al castillo.

Tiene demasiados complejos con los juegos de poder así como un gran complejo de abandono. Reacciona violentamente cuando siente que le están abandonando o dejando de lado.

Sufre de pesadillas bastante seguido, es una de las razones por las que evita dormir cuando puede y cuando lo hace no lo logra hacer por más de tres o cuatro horas de corrido. Cuando logra dormir sin pesadillas puede llegar a dormir por 12 horas de corrido.

Prueba de rol
Su espalda se apoyaba contra la pared de piedra, sus manos trabajaban ágiles y sus dedos maniobraban con demasiada naturalidad la corta daga mientras comía nueces pelándolas y dejando caer las cáscaras al piso formando una pequeña montaña entre sus pies, manipulabala daga por la hoja derechamente para tener un mejor agarre, la punta se metía en la unión de la cáscara del fruto seco y con un pequeño movimiento de muñeca y un crujido libraba el interior que pinchaba y llevaba a sus labios. La oscuridad de la eterna noche de Nohr era ideal para cubrir su presencia en ese callejón estrecho entre altas edificaciones de aquel agujero de ratas. El gran castillo de Nohr estaba rodeado por numerosas murallas que separaban las ciudades que las rodeaban, a más cerca del castillo mejor era la vida de los habitantes, pero en aquel rincón tan alejado, a la sombra de la cordillera volcánica era donde se encontraba toda la escoria del país, los marginados de la sociedad, solo las ratas como él soportaban vivir en un lugar con constante aroma a muerte y alcantarillas. Solo alguien como él seguía comiendo por más que a escasos metros de él minutos antes hubiesen vaciado desde una ventana del tercer piso de la taberna un balde con porquerías, aunque siendo el callejón de esa ciudad y de esa taberna, el aroma a orín, vómito y alcohol era el más concentrado que hubiese sentido en su vida.

Con un arco corto colgando de su hombro y un aljaba lleno de saetas cortas esperaba ya por horas, una capa azul oscuro cubría su cuerpo así como su arma y una capucha oscurecía su rostro hasta casi su mentón donde se entreveía sus labios delgados y afilados. Ya había perdido la cuenta de cuantas horas hacía que estaba allí, había contribuido al aroma a retrete de ese lugar y había refrescado su garganta con vino tan malo que estaba seguro que podría sacar el óxido de una espada con lo que le quedaba en la bota, aquellas nueces era lo único bueno que había probado en bastante tiempo. Finalmente sus labios mostraron una sonrisa ladina al ver salir tres hombres de la taberna, cantando una melodía desentonada y sujetándose entre ellos iban dando topes contra una de las paredes, allí estaba su objetivo. Los dejó avanzar bastante, uno se separó quedando con una mujer que encontró su noche fácil, ya el tuerto captó como antes de llegar a la oscuridad del callejón la astuta muchacha ya había robado la bolsa de dinero del iluso borracho. Manteniendo siempre su distancia siguió caminando con paciencia hasta que ambos se separaron. El hombre que seguía abrió su camino hacia uno de los callejones mientras su compañero siguió un poco más adelante quedándose en una muy torpe posición de vigilancia. El arquero tomó su arco corto, sin necesidad de apuntar demasiado y desde el ángulo de una saliente de un edificio lanzó una saeta que golpeó derribando un pequeño barril del otro lado de donde se encontraba el vigía, torpe por el alcohol se giró hacia el sonido - ¡¿Quien anda angh?! - al darle la espalda al arquero una flecha precisa dio en su nuca y cayó al instante sin vida, una pena acompañar a la persona equivocada.

Giró el arco entre sus dedos y se adentró en el callejón bajando su capucha, tenía su cabello blanco desordenado y algo largo pero no lo suficiente como para cubrir el parche negro sobre su ojo derecho, sonreía con diversión viendo la figura del hombre que había seguido por días de pie con su hombría entre sus manos mientras vaciaba su vejiga contra aquella pared - ¿Qué tenemos aquí? Ya que te encuentras con el instrumento entre tus manos ¿por que no me cantas una canción? - el hombre se sobresaltó ante la voz ronroneante del asesino - ¿Q-que? ¿Quién eres? ¿D-de que estas hablando? - la risa profunda y ronca hizo un poco de eco en el oscuro callejón - ¿Cómo era que iba? oh princesa de Nohr por que no tengo tu amor?~ el horror de mi corazón al ver que tienes salchichón~ - el hombre rió y comenzó a cantar la canción que había inventado y cantado en varias tabernas creyendo que se trataba ahora de un amigo. El peliblanco alzó el arco tensando en un movimiento demasiado rápido como para que un hombre ebrio pudiese reaccionar recibiendo la primera flecha en su pierna, cayó de rodillas frente al arquero de piel oscura que ya cargaba otra flecha - Ah vamos... sigue~ en la taberna disfrutaban mucho tu agraciada voz. Necesito refrescar mi memoria ¿Lord Leon vestía falda rosa en tu canción o era lavanda? - el hombre lloraba balbuceando sin poder articular palabra - ¿Rosa o lavanda? - insistió pero antes que pudiese responder la flecha se clavó con gran puntería por su boca, estando en diagonal atravesó por debajo de su mandíbula ensartando su lengua quedando la mitad saliendo por su boca y la otra bajo su mentón apenas pinchando su pecho. El grito del hombre hizo eco cayendo de costado siendo incapaz ya de cerrar su mandíbula o de articular cualquier palabra coherente - No volverás a hablar de Lord Leon de esa manera, ¿entiendes? sé que es tentadora la idea, pero me da asco solo pensar en que desfiguras una imagen tan hermosa como la de nuestro príncipe de vestido para burlarte de ello. - empujó al hombre con su pie y apuntando directo hacia abajo, a su pecho disparó directo a su corazón, la corta flecha se hundió en la carne del borracho que tosió un par de veces antes de dejar de moverse. Tarareando la pegajosa melodía emprendió su camino de regreso al castillo, hacía tres días que se había ido sin avisar, seguro que ya sería tiempo de presentarse en el castillo a ver si tenían alguna misión para él.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Archer

Cargo :
Espía (Guardia Real de Nohr)

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Arco de bronce [1]
Crossbow [4]
.
.
.
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
633


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Niles ID

Mensaje por Eliwood el Vie Sep 16, 2016 9:00 pm

¡Ficha aprobada! ¡Bienvenido!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
723


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.