Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Vie Sep 16, 2016 7:00 am

Había llegado hacia relativamente poco tiempo, no recordaba la última vez que había hecho un viaje tan largo y francamente deseaba prolongar lo más posible su regreso al reino de Altea.... la razón?, odiaba los barcos y su diabólico bamboleo que siempre lograban hacerle trisas el estomago. Por eso y ya que estaba allí decidió hacer un poco de turismo, conocer aquel lugar llamado Sindhu donde todas las criaturas eran iguales. Aun así, Artemis se encontraba renuente a quitarse su costoso collar de oro cuidadosamente enjoyado, el cual llamaba la atención de cualquiera que lo viese no por su evidente valor si no por ser, a todas luces, un collar de perro.

La razón era más complicada de lo que parecía a simple vista pues hasta ahora era precisamente la humillación de portar ese collar lo que le había mantenido vivo y a salvo. Era la promesa que le había hecho al joven soberano de permanecer a su lado y protegerlo, de intentar cambiar las cosas a su propia manera y sentirse útil. Por otra parte admitía que tenía miedo pues al ser toda su vida considerado una pertenencia el saber que tenía un amo amable y que lo cuidara tanto le resultaba reconfortante, más aun, era su pase para poder caminar con libertad en un mundo donde su voz no contaba para nada. Intentando no pensar mucho en el asunto fue que el zorro domestico se paseaba con tranquilidad por las calles, tenía unas cuantas monedas que le habían dado para su viaje así que se paseaba por el área del mercado para ver que podría comprarse. El escenario ilumino los ojos celestes del laguz al ver con asombro como todos caminaban por las calles sin preocupaciones, hombres, semibestias, incluso mezclas de ambos.... todo era tan vivo, tan animado. Fue por estar tan distraído en sus pensamientos que no estaba prestando atención de por dónde iba, terminando por tropezar con un humano que llevaba a cuestas un par de vasijas de barro que posiblemente recién había comprado. Estas se hicieron añicos al tocar el suelo y Artemis solo pudo quedárseles mirando incrédulo unos momentos sin creerse que en tan poco tiempo ya estuviera metido en problemas.

- Y... yo.... -

Cuando por fin comenzó a reaccionar su larga y esponjada cola se erizo totalmente por el escalofrió que le recorrió por toda la espalda al ver que el afectado había sido un humano y, casi como si su cuerpo se moviera por cuenta propia el kitsune se arrodillo en el piso y se inclino hasta que su frente toco el piso.

- Lo siento, lo siento muchísimo.... ha sido todo culpa mía y acepto la responsabilidad que ello implica así como el castigo que las autoridades me impongan por esta falta. Suplico humildemente su perdón. -

Artemis permaneció en esa posición aun después de recitar esa frase que tenia grabada en la memoria para ese tipo de situaciones. Había sido entrenado para humillarse a sí mismo en caso de comentar un error y pedir perdón, de la misma manera no podía hablar, comer e incluso beber agua o moverse hasta que no le ordenaran que se levantara, lo perdonaran o recibiera un castigo.

- N-no, chico.... no es para tanto.... esta bien -

No... no eran esas las palabras que necesitaba oír para poder quitar esa posición de disculpa, un simple "levántate" o "te perdono" sería suficiente pero el pobre hombre no sabía ni cómo actuar al respecto, hasta le dio un par de palmaditas en la espalda diciéndole que las vasijas no eran tan costosas y que siquiera había sido su culpa. Las personas comenzaron a reunirse alrededor de ellos dos y el señor aseguraba que no le había hecho o dicho nada al laguz para que este se inclinara de esa manera.... Artemis sintió una pequeña gota de sudor frio recorrer su cien pues por más que así lo deseara no podía desobedecer su código de conducta, no tenía la fuerza de voluntad necesaria para ello y, de ser necesario tendria que quedarse arrodillado el día entero hasta que el le dijera que podía levantarse o por lo menos alguien con la autoridad necesaria para perdonarlo.... después de todo ese era un tipo de castigo bastante frecuente.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Vie Sep 16, 2016 9:35 am

Sindhu. Un ducado próspero, igual, un lugar donde la libertad, la tolerancia y la fraternidad eran su lema principal. Hacía varias décadas que llevaba en ese lugar, más en ningún momento se había interesado tanto en el como ahora. Le habían intentado hacer cambiar de idea, abrir su mente a la verdad, todo había sido en vano y tuvo que ser una joven muchacha a hacerle creer un poco en que el sueño de la igualdad entre razas era factible. Porque hasta el momento no lo había hecho, no, y si ahora estaba ahí, sobre uno de los techos de las casas que formaban la ciudad, era solo porque de alguna forma, muy lentamente a su pesar, había empezado a creer un poco en las palabras de ella. De pie donde estaba, se pasaba largas horas de las jornadas menos ocupadas para seguir el ritmo de la ciudad desde lo alto, como un simple espectador. Había tenido la grata sorpresa de ver que, a pesar de que tantas razas diferentes cruzaban diariamente el mercado y las calles con relajadas expresiones, nunca se había sentido siquiera un ligero sentimiento de rechazo hacia los demás, ni la más remota sombra de uno y eso le había terminado por sorprender gratamente.

Raras ocasiones eran aquellas en las que decidía fingir ser uno más de ellos, posar sus pies en tierra y caminar por la calle repleta de Laguz, humanos y semi humanos. Aquél día no tuvo planeado hacerlo, pues a pesar de que le agradara la calma existente en Sindhu, él seguía desconfiando demasiado de la raza humana. Probablemente aguardarían hasta el último momento para atacarles por la espalda, demostrar confianza, la confianza que Sissi deseaba que le mostrara a los humanos, antes o después sería su más grande error... Pero... Siempre había un pero en su mente, un pequeño deseo de dejarse llevar y confiar. Pero no, por experiencia no cedería ante el. Pero aun así, el repentino estruendo de algo romperse lo sacó de su pensar, bajó con curiosidad su mirada hacia una de las calles... Y lo que vio... Ese era... ¿Un Laguz? Poseía cola y orejas de... ¿Un lobo? ¿Un zorro?... Pero lo que vio no le agradó, para nada. Ahí estaba aquél chico, arrodillado y postrado ante los pies de un ser humano corriente, con trozos de vasija a un lado y otro de ellos, pero no era solo eso, el tumulto de personas que se comenzaron a reunir a su alrededor comenzaba a resultarle desagradable.

Si se hubiera tratado de un humano probablemente se habría alejado de la escena como quién no había visto nada, pero no podía hacerlo en aquella situación... No cuando el postrado era un Laguz. Sus alas, de un particular tono amarillo claro, se extendieron a un lado y otro de la nada, dejando como recuerdo solo pequeñas plumas que cayeron al suelo. Batió unas cuantas veces con ellas, lo suficiente para lograr tomar equilibrio y encontrar la corriente perfecta para poder moverse, con total libertado sobre el cielo. Pero, su intención no fue alejarse, sino que simplemente bajó a tierra, en el pequeño círculo de ciudadanos que se había formado al observar la particular escena. Suavemente tocó tierra con sus piernas y solo entonces sus alas volvieron a plegarse detrás de su espada en un fluido y agraciado movimiento. Se cruzó de brazos y dirigió una mirada algo enemistosa hacia el humano a un lado suyo, este pareció sorprenderse por su repentina aparición, igual que todo el resto de presentes.

¿Y bien? ¿Qué sucedió? —Inquirió cruzado de brazos. Pues si había sucedido algo indebido, no estaría de acuerdo en tolerar algo más. En el momento en que la garza formuló aquella pregunta, las personas dieron un paso hacia atrás, y solo una de ellas se atrevió a pronunciar palabra, sabiendo de antemano que aquél chico a pesar de todo no era una persona fácil con la que conversar en aquél preciso instante— Señor Seraphiel —Era una mujer humana de voz suave quién se atrevió a hablarle, detrás de él, llamando así su atención— Yo vi la escena. No sucedió nada, terminaron por chocar, las vasijas se rompieron y el chico se arrodilló pidiendo perdón al instante... —Fue porque Sera era capaz de notar las mentiras en las voces de las personas que pudo confiar en que lo que decía la mujer era verdadero. Cerró sus ojos y dejó escapar un ligero suspiro. Dio un paso hacia el zorro en el suelo y se inclinó un poco hacia él, extendiendo una de sus pálidas manos para ayudarle a levantarse en caso de necesitarlo— ¿Estás bien? Está bien... Puedes levantarte. —Le susurró dulcemente, suave, casi como el susurrar de un río o el soplar del viento. Lo observó fijamente, sus azuladas orbes en las que se reflejaba el cielo y, simplemente esperó.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Vie Sep 16, 2016 8:16 pm

Artemis no era tonto, sabia de sobra que ese hombre no parecía culparlo y que muy posiblemente no quisiera castigarlo ni mucho menos. Aun así, no se podía mover de su sitio hasta no recibir una orden… Aquello resultaba fastidioso por que, con altas probabilidades tendría que quedarse allí agachado quien sabe cuánto tiempo hasta que se ocurriera “liberarlo”, igualmente resultaba desesperante no poder hablar para poder decirle aquello. Entre la conmoción de pronto las voces cesaron su cuchicheo, uno que otro se refirió a aquel como “señor” así que debía de ser una autoridad en el lugar y aun que no podía alzar la vista para ver de quien se trataba estaba atento a la conversación que se llevaba a cabo.

- *Sigh* Al fin termino…..

Suspiro pesadamente el zorro comenzando a levantar la mirada pero sin tomar la mano contraria pues, dentro de su protocolo tenía prohibido hacerlo. Aun así agradeció el gesto con un ligero inclinamiento de cabeza a la par que se levantaba por su cuenta, con las ropas y la frente sucia por la tierra del piso. Alzo por fin la mirada para ver a su salvador, notando al instante que este no era humano…. De haberlo sabido sí que habría podido tomar su mano pero lo hecho estaba.

- Ahhhhh… lo que dice la señorita es totalmente cierto. Tropecé con este buen señor y rompí sus vasijas por accidente, lo normal es disculparse, no??. Ahhhhh… d-desgraciadamente no creo tener dinero suficiente para pagarlas, se ven costosas y mi am…. Digo!!!, mi protector solo me permitió una suma limitada de gold.

Si algo sabia de sobra es que en ese lugar debía evitar a toda costa la palabra “Amo” pero estaba tan acostumbrado a decirla que le salía ya de forma natural. Su cola ondeaba inquieta de un lado a otro en un movimiento alegre y una gran sonrisa complaciente estaba dibujada en su rostro.

- Ahhh, pero descuide… yo… mhhh… lo compensare, lo prometo. Solo deme un par de días y conseguiré lo que sea que hayan costado

Artemis parecía animado pero la verdad era que internamente sentía que aquello era un fastidio…. Se supone que estaba en ese lugar con fines vacacionales y ahora se había metido en una deuda de quien sabe cuánto dinero.

- Que no, chico, escúchame. No me debes nada, es verdad que me rosaste el hombro pero di un traspié poco después y tire las vasijas

Artemis ladeo al cabeza ligeramente confundido, lo normal para él era que le gritasen o le echaran la culpa de lo sucedido… acaso así funcionaban las cosas en Sindhu?, de verdad no tendría que pagar nada?. El zorro estaba ligeramente incrédulo, tampoco era raro que lo perdonaran por accidentes así pues “a un perro no se le podía culpar por ser inquieto”.

- Parece que provoque una conmoción innecesaria, tiene mi gratitud…. Um… le llamaron “Señor Seraphiel”?

Finalizo el zorro sacando su abanico de pavorreal y cubriendo la mitad de su rostro pues igualmente estaba educado para no mostrar otras emociones que no fuesen felicidad o alegría y ese abanico cumplía precisamente esa función…. Entre humanos siempre debía estar animado, posar y verse bonito. Los ojos azules del zorro se asomaban por entre las coloridas plumas de aquel accesorio, mirando con interés al hombre alado que tenía enfrente.


Última edición por Artemis el Sáb Sep 17, 2016 5:20 am, editado 1 vez
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Sep 17, 2016 5:14 am

Observó con curiosidad al otro en cuanto se levantó, a pesar de no haber tomado su mano y solo usado un cortés ademán de cabeza. Sera se levantó también, permaneciendo ahí, a un lado de ambos mientras escuchaba con atención las palabras de ambos. Además, debido a su percepción por encima de las de los demás, supo que tanto el humano como el Laguz estaban diciendo la verdad, que no había un deje de mentira en sus emociones, aún cuando el peliazul parecía querer esconder algo, algo que no supo distinguir con claridad. Aun así, lo dejó pasar, eso hasta que las palabras del Laguz fueron dirigidas nuevamente hacia él. Ladeó suavemente su cabeza hacia un costado, causando que sus dorados cabellos se deslizaran por su blanca túnica y cayeran hacia un lado, detrás de su espalda— Ciertamente. Pero me llamaron así por costumbre... —Por el papel que había empezado a desempeñar en el ducado hacía más de un año, los pocos que le conocían, mayoritariamente humanos, habían empezado a llamarle 'señor' a pesar de que era algo que realmente no le interesaba, pero que, de alguna forma se sentía reconfortante que lo hicieran— Mi nombre es Seraphiel. Ya lo habrás notado, soy un Laguz al igual que tú —Sonrió con suavidad, una dulce y amable sonrisa.

Observó de reojo al humano que había empezado a recoger los pedazos de vasija rotas en el suelo y, a pesar de que deseó simplemente ignorarlo y seguir adelante, sabía perfectamente que no podría hacerlo. Entrecerró sus ojos con cierto deje de molestia hacia si mismo y lentamente volteó hacia el humano, agachándose para recoger un trozo marrón que aparentemente no había visto y que terminó cerca de sus pies. Se levantó de nuevo. Al fin y al cabo su raza era bondadosa por naturaleza y, por mucho que hubiese intentado odiar con toda su alma a los seres humanos, pero no podía, aunque más que no poder, al hacerlo irónicamente su propio cuerpo y mente se resentían. Había aprendido con el tiempo que, la mejor forma era permanecer en una situación de neutralidad con ellos, había empezado, lentamente, a intentar aceptarlos y comprenderlos. Se volteó nuevamente hacia el desconocido Laguz que nunca antes había visto por los alrededores y parpadeó.

De verdad eres peculiar... —Aguantó una ligera risa que pretendió escapar de sus labios y carraspeó con suavidad, disimuladamente— ¿Para qué sirve ese abanico? —¿Para ocultar su rostro? ¿Por qué? Apoyó una de sus manos en su propia cadera, divertido— No te había visto antes por aquí... Presupongo que acabas de llegar a Sindhu ¿Verdad? —Las personas a su alrededor comenzaron a dispersarse nuevamente una vez el caso fue zanjado, entre susurros y suspiros, aunque no necesariamente como algo malo— En ese caso... ¿Qué tal si te muestro la ciudad? Además, podemos ir y comprarle otras vasijas al señor —Movió una de sus alas, pegándola aún más a su espalda para dejar ver al hombre que, al escucharlo levantó su mirada algo sorprendido— Así no habrán arrepentimientos, ni por tu parte, ni por la mía y el señor podrá irse contento a casa —A él realmente le daba igual tener que gastar dinero en eso, pues al fin y al cabo, sus necesidades no eran necesariamente la comida, así que era mucho más libre de gastarse el dinero que ganaba en algo más, aunque fuese para ayudar a un ser humano.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Sáb Sep 17, 2016 6:38 am

Un cabello fino y largo que brillaba cual hilos de oro puro, una piel blanca y tersa parecida a la porcelana, un rostro más bello que cualquier obra de arte existente en el mundo, un par de alas con preciosas plumas tan largas que rozaban suavemente el piso y aquella voz tan atrayente, suave como el correr del agua en un rio tranquilo o el sonido de las hojas en los arboles meciéndose al viento.... inconfundible, un ser tan perfecto solo podía ser una garza y tal despliegue de belleza, elegancia y porte involuntarios llegaban a irritar ligeramente al joven zorro quien había pasado por crueles entrenamientos a lo largo de casi toda su vida y aun así no podía ni compararse remotamente a la gracia natural de las garzas. Quizá solo estaba celoso pero tendría que sobrellevarlo, mas aun si aquel "pollo" blanco que tenía enfrente era alguien importante.

- A si es mi buen señor, soy solo un visitante... propósitos mas que nada de turismo y recreación por una temporada. Mi nombre es Artemis, mascot.... ehem.... artista bajo contrato. -

Era mas difícil de lo que parecía el guardar las apariencias, su amo le había prohibido hacer mención de él o del reino de Altea en su viaje a Sindhu y debía igualmente cuidar su lengua de no soltar palabras que tocaran fibras sensibles como "esclavo", "amo" o "mascota"... menos aun en la misma frase.

- El abanico es solo un adorno mi señor, no le preste mucha importancia. Sería un gran honor para mí acompañarlos en un agradable recorrido por la ciudad si es que no le ocasiono ninguna molestia. -

nuevamente hiso una pequeña reverencia educada mientras que aquella amplia sonrisa se mantenía en su rostro, aprovechando igualmente para guardar su abanico en el cinturón de sus costosas y finas ropas.

- Me parece una excelente idea, aun que me sabe mal que usted pague las vasijas. Deberé compensarlo de alguna forma despues de esto. Mientras tanto, sin premura ni inconvenientes disfrutemos de una agradable velada en pos de recuperar las pertenencias perdidas de este buen hombre -

Era costumbre suya usar palabras sumamente rebuscadas y pomposas cuando trataba con alguien importante, Artemis se sentía ligeramente tenso pero seria descortés rechazar una invitación de alguien que prácticamente estaba pagando por su metida de pata. Una vez en marcha el pobre zorro apenas se podía dar el lujo de admirar el lugar o el paisaje pues estaba constantemente cuidando de no decir o hacer nada indebido.... qué problema, que incordio era actuar como una criatura libre cuando toda su vida se le educo para hacer todo lo contrario.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Sáb Sep 17, 2016 11:51 am

Parpadeó. Algo marchaba mal, lo había presentido desde el principio de su inesperado encuentro con aquél Laguz. para empezar intentaba esconderle algo, un hecho bastante tonto teniendo en cuenta que era capaz de percatarse de esas nimidades, pero al principio lo dejó pasar y en la segunda ocasión también. Pero, después no fue solo intentar esconder algo, fue algo más, un sentimiento mucho más complejo, carente de sentido al menos para la garza. Permaneció callado, escuchando con cuidado las palabras de aquél muchacho— Artemis... Que bonito nombre —Cerró sus ojos, esbozando una agradable sonrisa en sus labios. Realmente no mentía, aquél nombre le había agradado, era peculiar, nada normal y, había aprendido con el pasar del tiempo que a veces lo diferente era algo maravilloso, aún cuando todo dependía de hacia que costado se balanceaba, si hacia el buen sentido o el malo— Nunca conocí un artista... Pero por favor, no es necesaria tanta formalidad. Puedes tutearme —Las formalidades no eran algo que realmente le importara y, si dejaba que le llamaran Señor Seraphiel era por el simple hecho que, a fin y al cabo, eso era lo que salía de los labios de los humanos. Era como una disimulada, silenciosa, escondida venganza la suya.

El hombre a su lado dejó todos los trozos de la vasija en un contenedor de basura, cuando volvió miró a ambos con cierto deje de culpabilidad— R... Realmente sigo diciendo que no es necesario... Fue... Fue culpa mía también... —Murmuró, inseguro de si lo iban a escuchar o no, sobretodo el embajador, muchas sabían de antemano lo complicado que era, a pesar de aparentar amabilidad y calma y de que, a su alrededor realmente solo se sentía eso y nada más. Pero... Pero había algo, ese algo misterioso y fuera de entendimiento, nadie lo culpaba, pero eso hacía que andaran con algo más de cuidado, intentando ganarse su confianza, aunque vagamente, aunque sea solo un poco— Está bien, no es ningún problema. ¿Podría, amablemente, enseñarnos el camino? —Movió una de sus manos en un elegante ademán, otorgándole la guía al Beorc. Dejó que este avanzara y solo segundos después comenzó a caminar también en dirección por la que el hombre se dirigía. Seguía causándole intriga el peculiar comportamiento del Laguz y fue por eso que su atención pasó a el tras unos breves segundos de andar.

Artemis —Llamó su atención, en un suave murmullo comparable al susurrar de un pequeño río— No tienes por qué frenarte. En un Ducado en el que puedes hacer lo que más te plazca, siempre y cuando no invadas la libertad de alguien más —Pronunció y para eso se inclinó ligeramente hacia el otro. Pensándolo bien, de entre todos los Laguz que había tenido la oportunidad de ver, jamás había visto uno parecido. Felpudas orejas y cola que sobresalía, era, sin duda, algo que le llamaba demasiado la atención... Pero espera... Él algo de eso sí había leído... Algo de una raza Lagun zorro... Una raza antigua... Casi extinta, unos creían inexistente. Entreabrió sus labios en medio de una extraña mezcla entre estupor y curiosidad— Acaso... ¿Acaso eres un Laguz Zorro? —Inquirió. Una de sus pálidas manos viajó hacia la cabeza del chico y, con una seriedad particular en su mirada tanteó sus orejas, en una suave y calmada caricia. Sí, eran suaves, realmente agradables. Inesperadamente se sonrojó suavemente, casi de forma imperceptible y sus labios temblaron con ligereza al intentar frenar una sonrisa de oreja a oreja. Lo único que demostró su repentino agrado... La ternura que sentía, fueron sus alas que se removieron suavemente a sus espaldas... ¡Realmente debía de ser un zorrito!
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Dom Sep 18, 2016 7:06 am

Artemis alzo las orejas con ligera sorpresa en cuanto escucho el comentario contrario…. Era extraño que no hubiese conocido a un artista antes ya que estos suelen ser abundantes en tierras pacificas donde su gente puede darse el lujo de divertirse. Por otra parte una discreta y sincera sonrisa se asomo en los labios del zorro al escuchar que su nombre era del agrado de alguien. Ese nombre no se lo había puesto su madre biológica si no la esposa de aquel hombre que lo compro desde muy cachorro, aquella bella mujer humana que lo trataba con una dulzura de madre y de la cual nunca supo su nombre por lo que el laguz la recordaba cariñosamente como con el sobre nombre de “mi señora” y atesoraba el nombre que ella le había seleccionado con tanto cariño.

- De acuerdo Seraphiel, ya que me lo pides así sería grosero no atender a ello. En realidad a mí tampoco me gustan mucho las formalidades.

Expreso el zorro con un ligero encogimiento de hombros intentando relajarse, ese chico alado comenzaba a simpatizarle y no era que en realidad le disgustase desde un inicio, solo que las garzas solían ser tan radiantes y bellas que no podía evitar sentirse opacado y para alguien no solo adoctrinado para verse siempre bello y elegante si no que para rematar algo vanidoso esas caritas tan adorables de no matar a una mosca resultaban verdaderamente un golpe bajo a su orgullo.

- Entiendo, descuida, este ducado es verdaderamente animado y ver a tantos laguz paseando como si nada es realmente una imagen esperanzadora. Estoy muy a gusto aquí

Era verdad que Sindhu le gustaba, era en general un lugar muy vivo para estar en medio de un mortal desierto, aunque en realidad se sentía ligeramente extraño… como si ese fuese un mundo al cual no pertenece.

- Ohhhhh, sí que soy un zorro. Debo admirar tu capacidad de observación colega, normalmente me confunden con un lobo.

Le dedico una pequeña risa animada por lo cierto que era…. Después de todo el mismo paso casi toda su vida creyendo que era lobo por que los incompetentes esclavistas que lo criaron no supieron identificarlo adecuadamente. Ya sospechaba que algo andaba mal cuando a la luz de la luna era más como un ladrido largo que un aullido el que salía de su boca y que oliera diferente a los lobos…. Pero esa era agua pasada. Sumido estaba en sus pensamientos que no cio la pálida mano del joven garza posarse en sus orejas para acariciarlas suavemente. Aquellas eran sumamente suaves, alargadas y con una forma picuda muy definida…. Para desgracia de Artemis también eran muy sensibles.

- S-s-sera…. n-no…. bas... ahhh... ghhh... ughhhh....
Spoiler:

Solo balbuceos lograban salir de su boca pues el pobre Artemis intentaba mantener la compostura cuando esa sensación en sus orejas era tan placentera que solo quería tirarse a los brazos del rubio para seguir recibiendo más mimos. Ese cosquilleo que le provocaba el suave toque de las finas manos contrarias era tan adictivo que todo su cuerpo se estremeció mientras que su larga y esponjada cola se sacudía tan enérgicamente de la felicidad que era comparable al aleteo de un colibrí. Sin poder resistir más Artemis se repago al rubio, comenzando a frotar su cabeza contra el pecho contrario de forma cariñosa tal y como lo haría un animal mimado y contento. Por supuesto esa no era una reacción normal pues un laguz, por lo general, no está acostumbrado al contacto físico pero Artemis al ser criado como una mascota era un cuento muy diferente. Estaba no solo acostumbrado a las caricias, era adicto a ellas. Le encantaban las caricias en las orejas, que cepillaran su pelaje, las palmaditas en la espalda, que le rascaran la barriga, le gustaba prácticamente cualquier muestra de afecto que un humano pudiese darle o, en este caso cualquier "cosa" con manos.

- Ha?…..

Artemis abrió los ojos repentinamente al tomar conciencia de lo que estaba haciendo y que seguro esa conducta “impropia” había llamado aún más la atención, Artemis mismo no podía creer que tuviese tan poca fuerza de voluntad.

- L-lo siento!!!!, Y-yo… ahhhh… n-no debí…. cielos...

No pudo hacer más que cubrirse el rostro con las manos profundamente avergonzado pues su abanico sería incapaz de ocultar el notorio rojo que se había apoderado de su rostro. No tenía forma de justificarse pero tampoco podría decir que fuera enteramente su culpa.
Spoiler:
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Dom Sep 18, 2016 2:50 pm

En ese caso, también me saltaré las formalidades... Aunque lo hice desde un principio —Sonrió disimuladamente en un deje travieso mientras sus celestes ojos pasaban a cerrarse y su sonrisa a acentuarse más. Las formalidades... Se podía decir que había aprendido a hacer de ellas un uso cotidiano y realmente cuando se lo propusiera podía ser realmente muy formal, pero, no era como si le agradaran en exceso. Eran necesarias, sí, pero de la misma forma alejaban a las personas y, al menos si se tratase de los demás Laguz, su intención no era la de distanciarlos más aún de su persona. Además, el repentino acompañante que había logrado hacer le caía bien, quizás estaba siendo empujado por la curiosidad de saber que se escondía detrás de sus 'pequeñas mentiras' o probablemente solo era cosa del laguz zorro y su peculiar capacidad de atraer a las personas a su alrededor, fuese cual fuese la respuesta, no le prestó demasiada atención y siguió adelante, siguiendo al humano que les mostraba el camino.

Aparentemente pues, su conjetura era acertada, causando que sonriese de lado, algo orgulloso. Claramente, a pesar de que se sorprendió en cuanto Artemis reaccionó de aquella forma y estuvo tentado en alejar su mano, solo vaciló unos breves instantes, pues a pesar de que estaba negando, estaba claro que las caricias en sus orejas le gustaban, tanto que en cierto momento se arrimó a él y como un gato mimoso comenzó a frotar su cabeza contra su pecho. Sera paró sus pasos y, mordiendo su labio inferior por no reír a carcajadas por la extraña situación, solo se dedicó a acariciar suavemente las orejas del otro, mientras sus labios temblaban suavemente. Al final, casi sin poder aguantarse tampoco, entreabrió sus labios y dejó escapar unas palabras, apenas si susurradas en bajo, muy bajo y en un tono particular, con una entonación toda suya, singular, como un hechizo—

Cuando se percató de las palabras que salieron de sus labios y, sobretodo del idioma con el que habían sido pronunciadas, se tapó la boca con una de sus manos. Hacía mucho que había dejado de usar el Galdr para comunicarse, principalmente porque nadie más lo conocía y en Sindhu no había diferencia. El problema era que no sería entendido, que a orejas ajenas a su raza, aquellas palabras carecían de sentido, no eran más que una oración, unos misteriosos y maravillosos sonidos pronunciados por los labios de las garzas, con su raza, Galdr había caído en el olvido. Negó ante la repentina disculpa del chico y bajó su mano de sus labios, sonriente— E... Está bien... Fue culpa mía también por no haber pedido permiso... —Añadió. Juntó ambas manos detrás de su espalda, escondidas entre sus alas y, al ver al ser humano ya bastante lejos, volvió a avanzar hacia él— Acerca de tu raza... Lo leí en un libro... Aunque la existencia de los Laguz Zorros solo era narrada como una leyenda... ¡Realmente existen! —Su sonrisa se ensanchó, casi ilusionado— Además, creo que los zorros tengan más elegancia que los lobos, así que, fue relativamente fácil darse cuenta de ello... Resulta que realmente existen...

Fueron acercándose aún más al centro y mientras lo hacían, las personas comenzaban a ser más, al igual que las conversaciones que se escuchaban a un lado y otro de la calle. El humano que estaban siguiendo fue bajando su velocidad, mirando a un lugar y otro como si buscara el lugar exacto de donde había comprado las anteriores vasijas. Sera en cambio solo se dedicó a entrecerrar sus ojos con suavidad. Los lugares llenos de gente seguían siendo un serio problema para él, aunque fuese solo porque no estaba acostumbrado a tanta multitud, porque él seguía prefiriendo la calma y tranquilidad del bosque.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Miér Sep 21, 2016 2:52 am

Le vergüenza en el rostro del joven zorro duro relativamente poco pues aquel sonidillo que salio de los labios contrarios llamo la atención del laguz haciéndole alzar y menear las orejas. No es que hubiese sido desagradable si no todo lo contrario, aquello fue un sonido realmente corto pero muy bello que logro sacarle una sonrisa sincera al Kitsune de pelo plateado.

- Vaya que si... hasta hace poco yo tampoco creía que existían, casi toda mi vida me criaron como a un lobo. Nunca pensé que mi  mera presencia fuese a causar tanto revuelo, hasta me siento como alguien importante y todo. -

Hablando con la garza el zorro parecía mucho más relajado e informal, mas animado que hace un rato y eso se notaba por el incesante vaivén de su larga cola esponjada y sus orejas alzadas y atentas. La reacción del joven alado no paso desapercibida ante los sagaces ojos del zorro por lo que, de forma inconsciente volvió a sacar su abanico para cubrir la mitad de su rostro y esconder esa expresión seria que se había dibujado en este.

- Te sientes bien Seraphiel?, sé por experiencia que las garzas no son muy amigas de las grandes multitudes y.... en general de los humanos. -

Conocía ya a otra garza de carácter muy fuerte, demasiado para su característica cara bonita y aun así parecía enfermarse con descarada facilidad por cosas que al zorro no le parecían realmente tan importantes. por eso llego a preocuparle un poco su nuevo amigo.

- Puedo completar el encargo yo solo, te doy mi palabra de que no causare más problemas ~ ♪ -

Al cerrar su abanico mostraba nuevamente su cara sonriente y un tono de voz mucho más animado, aquello ya formaba parte de una costumbre muy arraigada y su cuerpo se movía prácticamente solo. El hombre por su parte les hiso un gesto con la mano indicándoles la tienda donde vendían las vasijas que antes había comprado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 21, 2016 11:27 am

Aquella era una extraña situación y la garza estaba, lentamente, dejándose llevar por una ternura que sintió repentinamente y que ningún sentido aparente tenía... Pero... El suave pelaje de aquél chico, sus acciones... De alguna forma le habían tomado por sorpresa, principalmente porque no estaba acostumbrado a eso y mucho menos a que se le acercaran tanto y de esa forma, pero ya parecía ser que las cosas estaban ligeramente diferentes con respecto al kitsune. Respiró hondo y se calmó, quedando solo con una sonrisa quizás algo más visible y una actitud mucho más relajada que la anterior, como si hubiese olvidado encontrarse en medio de innumerables humanos y mestizos. Seguía pensando que aquél Laguz era algo extraño, pero por el momento, lo dejó pasar, pues había logrado notar que, al igual que él mismo, Artemis también se había relajado y estaba actuando con más libertad, cosa buena ¿para qué mentir?— ¿Te criaron como a un lobo? —Eso solo podía significar que no habían sido sus padres a criarlo, cosa de por si, al menos para él, bastante curiosa y lamentable.

Bajó sus manos a un lado y otro de su cuerpo, ligeramente sorprendido por la pregunta del chico, sobretodo por haber usado nuevamente aquél abanico cuyo propósito no le resultaba claro... ¿Si estaba bien? Dibujó un ligera mueca de descontento y, con elegancia se cruzó ligeramente de brazos, encogiéndose de hombros, si no fuese por la seriedad que había visto en sus ojos, se lo habría tomado como una broma— Estoy bien, no soy tan débil... —Mentira, pero que lo admitiera era otra cosa aparte. Pero ya estaba cansado de estar constantemente en ese desagradable balance, y seguiría estándolo parecía ser. Era una garza— No es que no confíe en ti, de hecho te lo agradezco. Pero, cumpliré con mi palabra... Después ya podré tomar un camino más calmado —Dicho eso, descruzó sus brazos y siguió andando hacia el humano que ya parecía estar cogiendo las vasijas que había perdido. Sera miró hacia el dueño y, al escuchar el precio sacó de entre sus bolsillos lo justo y se lo ofreció. Sonriente el hombre realizó una ligera reverencia ante los dos y, con vasijas en brazos se fue alejando por una igual de escandalosa calle.

Cuando finalmente el hombre se perdió de vista, su atención volvió hacia Artemisa con una amistosa sonrisa en sus labios— Me sorprende que sepas eso de las garzas —Después de todo pocas personas sabían de su existencia, porque nunca se habían interesado en relacionarse con los humanos, en salir de su bosque, así que, el misterio para él era bien explicado. De hecho, que en aquél preciso instante una garza estuviera ahí, en Sindhu, el ducado de hatari, no era más que porque no tenía otro lugar al que volver, porque los humanos habían borrado su raza. Entonces, había preguntado eso con simple curiosidad ¿Será que aquél chico había ido a su bosque y no lo recordara? Porque... Porque no había otra forma ¿Verdad?— Por cierto ¿Hay algún lugar que te gustaría ver?
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Lun Sep 26, 2016 6:33 am

Artemis agacho una de sus orejas mientras la otra se mantenía alzada, ladeando ligeramente la cabeza ante la respuesta del muchacho. Hasta ahora solo había logrado conocer dos garzas contando al que tenía enfrente pero con ellos dos bastaba para que el laguz de esponjada cola blanca llegase a una conclusión: las garzas parecían esforzarse mucho en parecer más fuertes de lo que eran.

- Mi.... ehem... protector, llego a casa un día con una garza herida y de allí que conozca un poco sobre ustedes. Era todo un personaje esa avecilla blanca debo decir. Pero, ya está en libertad y andará volando por aquí o por allá, no volví a saber de él una vez que se fue. -

Comento el zorro encogiéndose de hombros y negando ligeramente con la cabeza restándole importancia al asunto, pues  de igual manera solo eran dos laguces dentro de un enorme castillo.... en realidad nunca llego a convivir mucho con el otro rubio.

- Quisiera verlo todo, estoy de turismo a final de cuentas pero antes que eso vamos a quitar un poco de estrés en esas plumas tiesas tuyas. Tengo que agradecerte por haber pagado las vasijas a fin y al cabo. -

Comento Artemis meneando su cola alegremente dándole un par de palmaditas en el hombro a su compañero emplumado, después de todo entretener o subir los ánimos era parte de su trabajo y aun que no fuera un humano precisamente si que se sentía en deuda con él.

- Dijiste que nunca habías conocido a un artista?, lo tienes delante colega ~ ♪. No me gusta dejar deudas pendientes así que, por lo que has pagado estoy dispuesto a mostrarte de lo que soy capaz. Llévame a donde gustes y hare un espectáculo para ti tan asombroso que se te caerán todas las plumas del cuerpo. Poco o mucho público me es indiferente, me pongo a tu total y completa disposición mon ami ~ ♫ -  

aquella amplia sonrisa no desaparecía del rostro del zorro y al decir aquellas palabras no pudo evitar sacar el pecho mientras posaba su mano derecha en este, orgulloso de sí mismo. Era verdad que al principio aprendió aquellos trucos por medio de torturas y azotes pero pasando el tiempo le había tomado el gustillo de actuar en público, a sus rostros llenos de asombro, los aplausos y en sí, a llamar la atención lo más posible.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Miér Sep 28, 2016 4:46 pm

¿Qué duda cabía? Las palabras de Artemis le tomaron por sorpresa completamente... ¿Había dicho que su protector había llevado a casa a una garza? Sus ojos se abrieron de par en par, el azul celeste de ellos pareció clarecer aún más gracias a la luz que se filtró en sus retinas y sus labios formaron una ligera muestra de sorpresa. ¿Cuántos años tendría ese Laguz? Según había escuchado, si bien poseían una vida larga, no parecía ser que ese chico en particular hubiese vivido tanto... Entonces... Avanzó un paso, quizás demasiado inesperado, casando así que su blanca túnica se balanceara un poco. Con su casi nula fuerza sujetó al otro por los hombros y, su mirada buscó la ajena, solo para asegurarse de que sus palabras carecían de mentira o maldad— ¿Cuándo? Artemis ¿Hace cuanto tiempo fue que viste a esa garza? —Inquirió con cierta emoción en sus palabras, una que casi pensó extinguida. ¿Sería posible? Que alguien más hubiese podido escapar... Lo veía difícil... Más no imposible después de todo.

Ah... Lo siento —Tras unos segundos volvió a retroceder un paso, soltando al Laguz con la misma suavidad mientras bajaba sus manos a un lado y otro de su cuerpo, volviendo a adoptar su calma usual. Quizás estuviera emocionándose demasiado desde el principio, quizás estaría exagerando. Acomodó un mechón de su dorada cabellera detrás de su oreja y de reojo observó sus plumas. ¿Tiesas? ¿Realmente lo estaban? Las removió un poco, como desperezandolas. Volteó nuevamente la mirada hacia el kitsune y dejó escapar un silencioso suspiro de sus labios— De verdad... Estoy bien, no tienes por qué preocuparte —De todas formas no era algo que pudiese controlar por su cuenta, la naturaleza de las garzas era particular y eso había logrado entenderlo solo después de abandonar el bosque en el que tan calmadamente había vivido durante décadas. Se cruzó ligeramente de brazos, sonriendo de lado, curioso Laguz aquél que se había topado.

Nuevamente su sonrisa se ensanchó, riendo en bajo, en un melodioso tono ante las palabras de Artemis. Su forma de hablar... Aquella alegría y musicalidad... Si bien no todo era cierto, sí notaba que se divertía con sus acciones— ¿"Siempre sus deudas paga el caldero: paga una vez cuando lo ha comprado, paga doble a quien le ha ayudado, paga triple a quien le ha insultado"? —Recitó, aún en medio de la diversión— ¿Algo así? —Levantó su cabeza, mirando a su alrededor como si buscara algo en concreto y solo cuando logró recordar lo que estaba buscando fue que le hizo una señal al chico para que lo acompañara— Por aquí. A pocos pasos más adelante hay una gran fuente, suele ser bastante transitada, creo que sería un buen lugar —Entonces señaló hacia los techos de las casas, a un lado y otro— Te miraré desde arriba. Veré tu espectáculo y después te acompañaré por la ciudad... También quisiera que me hablaras de esa garza que tu... Protector y tú conocieron —Nada más que un antojo, un pequeño deseo egoísta de escuchar algo de su gente... Quizás solo estuviese engañado y eso sucedió muchas décadas atrás, no tenía como saberlo a ciencia cierta.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Vie Sep 30, 2016 5:14 am

No pudo evitar dibujar en su rostro un ligero gesto de sorpresa ante las palabras ajenas, notando en sus ojos claros un brillo que hasta hace un momento no estaba allí.... no sabía mucho sobre las garzas expresamente, solo el vago hecho de que parecían guardarle cierto rencor a los seres humanos y que eran de salid delicada, por ello se sintió algo culpable de haber sacado ese tema a la luz y no poderle aportar muchos datos sobre el visitante en el castillo de altea.

- Um.... desacuerdo, me parece un trato justo. Cuando termine mi espectáculo te diré todo lo que se de esa garza.... aun que te advierto que no será la gran cosa, en verdad no convivimos mucho que digamos. -

Y dicho esto dibujo una vez más una amplia sonrisa en su rostro, dirigiéndose hacia un lugar concurrido cerca de la plaza procurando tener un callejón a sus espaldas. Cuidando de, previamente, delimitar un medio circulo frente a la fuente con una vara que encontró por las cercanías, marca que serviría de referencia para que le dieran espacio y no terminar golpeando a alguien por accidente. Hecho esto se trepo a un barril cercano, un lugar moderadamente elevado donde todos pudiesen verlo con mayor claridad.

- DAMAS Y CABALLEROS!!!!!, NIÑOS Y NIÑAS DE TODAS LAS EDADES ~ ♪. En esta bella tarde me presento ante ustedes con un espectáculo totalmente gratuito traído de tierras lejanas -

Artemis hablaba fuerte pero de forma agradable y divertida atrayendo a las personas con descarada facilidad gracias al carisma que el laguz irradiaba, además por supuesto de su aspecto llamativamente elegante y exótico. El zorro estaba perfectamente bien entrenado para encandilar al público desde el inicio de su espectáculo, acompañando sus palabras con movimientos elegantes y encantadores que resaltaban sus rasgos laguz como sus orejas y su cola.

- Prepárense para quedar deslumbrados ante un espectáculo único en su tipo. Desde el lejano continente de Akaneia, el único!!!, el inigualable!!!, el copiado pero jamás igualado.... Artemis a su servicio!!! -

No tenía planeado hacer una presentación ese día pero siempre iba preparado con un par de trucos bajo la zarpa para una situación como esa.... era un Artista a final de cuentas y seria ridículo para el no estar siempre preparado así como un bardo nunca dejaría de lado su preciado instrumento musical. Por eso, a hacer la reverencia a modo de saludo el zorro desengancho una capa oculta que tenia entre la ropa, una de un color blanco puro que sirvió perfectamente de distracción en los segundos en los que el zorro jalaba una capucha de color marrón obscuro que tenia oculta en la parte trasera del cuello. Ágilmente y aprovechando que todas las miradas estaban en la capa blanca que ahora caía al suelo Artemis se camuflaje entre la gente con una maestría increíble dando la ilusión de que el zorro había desaparecido. Todos buscaban confusos el blanco y llamativo pelaje del zorro el cual paso desapercibido gracias a su capucha de un color obscuro, apareciendo de nuevo detrás de todos ellos en la base de la fuente en el área que anteriormente había designado con la vara.

- Y así se da inicio al espectáculo del zorro blanco, les suplico se mantengan detrás de la línea marcada para mayor seguridad. -

Dicho esto saco una pelota pequeña de tela rellena de semillas de un bolso oculto que tenía su cinturón y comenzó a arrojarla hacia arriba y atraparla, repentinamente y cuando todos estuviesen distraídos saco una segunda, una tercera y así sucesivamente hasta que fueron 6 pelotas las que ahora volaban por el aire dibujando siluetas de colores por la velocidad con la que eran manipuladas. Como si no fuera suficiente el zorro comenzó a dar pequeños saltos después mientras mantenía las pequeñas pelotas en el aire, después comenzaba a moverse de un lado a otro hasta que finalmente el laguz ya estaba bailando mientras que las pequeñas y coloridas esferas parecían danzar a su alrededor pues con cada movimiento de si baile el zorro golpeaba las pequeñas pelotas mandándolas de nuevo hacia las alturas, todo al compas del tintineo de los múltiples adornos de oro que el laguz tenía en el cuerpo. El público estaba alucinado no solo por la habilidad que el zorro demostraba con aquello si no por la misma belleza y elegancia con la que el laguz se movía al bailar.

Finalmente, así como fueron apareciendo una las pelotas se fueron esfumando en el aire, regresando a la bolsa oculta de la que habían salido y, con una reverencia el zorro agradeció los aplausos dando por terminado su pequeña demostración.

- Este espectáculo ha sido cortesía del señor Seraphiel, espero que fuera de su agrado ~ ♫ -

Después de numerosas felicitaciones las personas comenzaron a dispersarse hasta que el zorro quedo finalmente solo de nuevo, sentándose en el borde de la fuerte lanzando un suspiro y quitándose el sudor del rostro en espera de que el joven garza se acercara nuevamente.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Vie Sep 30, 2016 8:30 pm

Sonrió abiertamente ante aquél pequeño acuerdo que habían hecho y, a pesar de que la curiosidad y la esperanza le calcomiera por dentro, sabía ser paciente, la emoción y el miedo se mezclaron entre ellos y no supo si alargar o menos su inquietud, pero, supuso que podía alargarla poco más... El tiempo suficiente como para ver la actuación de Artemis. Asintió con un leve gesto de la cabeza, dando a entender que estaba de acuerdo y desvió su atención hacia el Laguz. Se preguntó que iba a hacer y, cuando vio como los ciudadanos que calmadamente pasaban cerca se paraban a observarle torció ligeramente su gesto y retrocedió un paso. No... La idea de estar entre todos ellos no le atraía, fue por eso que despegó su atención de él por unos segundos y buscó un lugar de donde ver con claridad y sin la molestia de sentir cerca suya a tanta gente que, si bien no odiaba, sí rehuía. Abrió sus alas, aleteó unas cuantas veces y se levantó por el cielo con extrema facilidad. Decidió sentarse finalmente en uno de los tejados que daban directamente al lugar donde estaba el kitsune y, al cerciorarse que podría verle, se sentó en el borde, bajando su mirada hacia tierra.

Logró captar el primer truco, sonriendo de lado como un niño que acababa de descubrir una verdad universal. Lo bueno de estar tan alto era que, además de que estaba solo, también lo veía todo desde otra perspectiva. Pero, si bien el primer truco había logrado captarlo, la danza con esferas de colores le pareció hermosa... Ahí no había truco más que los gráciles y elegantes movimientos del Laguz y su infranqueable carisma que hacía reír y sonreír a todos de alegría... Se le hizo cuanto menos ameno y aquello no dudó en demostrarlo, sonriendo con suavidad, realmente maravillado por lo que aquél kitsune era capaz de hacer de la nada, sin ningún plan. Ladeó ligeramente su cabeza a un costado en cuanto hubo terminado y rió en bajo ante su última frase... "¿Cortesía del seor Seraphiel?" realmente él no había hecho nada. Aun así, espero poco más a que todos se dispersaran y solo cuando vio que todo volvía a su movimiento natural volvió a extender sus alas y de un rápido y grácil movimiento bajar del tejado sin problema alguno. Cuando ya estuvo a solo pocos pasos de Artemis dio un último aleteo, creando una suave brisa antes de apoyar sus pies en el suelo y plegar nuevamente sus alas.

Observó al aparentemente cansado zorro y levantó ambas manos para aplaudir con suavidad— Debo admitir. Fue una espléndida actuación, quedé maravillado y no solo yo —Dio unos pasos al frente cuando hubo acabado y se sentó en el borde de la fuente también, con una agradable sonrisa en sus facciones mientras sentía las gotas de agua manchar sus alas— Debes hacer esto desde hace mucho... —Parpadeó— Y es sorprendente que logres danzar y... Tirar esas esferas a la vez... Debe ser complicado —Sin duda tal cosa no debía ser simple, eso bajo ningún concepto y se preguntó cuales fueron los extraños motivos para que aprendiera tales cosas. Pero, en aquél momento, la curiosidad de saber lo que había sido de aquella garza fue mayor y decidió dejar de lado para después aquella pregunta. Aun así calló, esperando que el kitsune recuperara el aire perdido.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Jue Oct 06, 2016 4:40 am

Artemis limpio un poco del sudor que había quedado en su rostro después de aquella presentación, era un truco difícil de interpretar pese a la simpleza de los materiales que utilizo para su acto, las pelotas de colores rellenas de semillas. En cuanto escucho los suaves aplausos y los halagos contrarios el zorro meneo la cola esbozando una alegre y satisfecha sonrisa pues de entre todos esperaba que la garza disfrutara del espectáculo.

- Ohhh, no, descuida. Me entrenaron desde muy joven para hacer este tipo de trucos así que actualmente no me supone ningún problema -

Sin así desearlo había usado la palabra "entrenaron" pues era costumbre suya decirlo para que los humanos no le tuviesen miedo al moverse entre ellos y en ese momento estaba tan contento de que les hubiera gustado tanto su actuación que siquiera se dio cuenta que utilizo aquella palabra.

- Bien, lo prometido es deuda.... te diré todo lo que se sobre la garza que se hospedo en la casa de mi protector -

Y dicho esto se cruzo de piernas y brazos apoyando su mentón en una de sus manos en un gesto pensativo intentando recordar detalles sobre la estancia del rubio en el palacio. No era mucho realmente pues los sirvientes no le permitieron acercarse por el incidente que ocurrió con el pavorreal que mato por accidente pero sí que llego a verlo en diversas ocasiones por los jardines.

- Era alto.... delgado.... muy parecido a ti de hecho pero sus alas eran de un color blanco puro. Supo por los rumores que había entre los sirvientes que a ese chico no le agradaba que se le acercara nadie y de hecho tenia gustos algo "especiales" en cuestiones de alimentación. Supe también que mi protector lo llevo a casa como un invitado por que tenia una de sus alas heridas.... los clérigos que lo atendieron aseguraron que el rubio tenía un físico delicado y sus alas tardarían mas de lo normal en sanar, eso y que difícilmente podían acercarse a él para tratarlo. -

Artemis soltó un suspiro esperando no desilusionar al rubio junto a él con información tan vaga y escueta pero no podía hablarle de lo que no sabía y tampoco deseaba mentirle.

- Lo último que supe fue que hace unos meses la garza se fue a saber donde una vez que sus alas se hubiesen recuperado. Hubo algunos problemas en ese tiempo pero no logre enterarme exactamente cuáles.... básicamente es todo lo que se al respecto. Lamento no ser de mucha ayuda. -

Finalizo encogiéndose de brazos con cierta sensación de culpa pues quizá no debió de haber mencionado el tema en primer lugar y en cambio solo había provocado más angustias en el joven junto a él.

- Y, bueno.... cambiando el tema, que lugares recomiendas para que un extranjero como yo visite?. Hace mucho que no salgo de viaje y aun que estuve en Hatari un tiempo no tenía idea de que un lugar como este existiera. Cuáles son sus mejores puntos turísticos?, como lograron hacer prosperar una ciudad en un desierto tan inclemente como este?? -

El zorro estaba sumamente curioso de como habían logrado hacer que las cosas funcionaran en ese lugar, sobre todo como era posible que humanos, laguz y mestizos convivieran con tanta normalidad y armonía.... como arreglaban sus diferencias?, como se entendían mutuamente?, quería aprender de aquel lugar lo más posible para después intentarlo en Altea esperando lograr mejorar las cosas.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Jue Oct 06, 2016 6:19 pm

Cuando se hubo sentado desvió su mirada hacia Artemis y permaneció largo rato callado, escuchando sus palabras y llegando a conclusiones que, por el camino que estaban tomando no le gustó. Lo primero fue 'entrenado' esa era una palabra que los humanos usaban para referirse a los animales. El codicioso deseo de los seres humanos en entrenar a los humanos y tratarlos como meros adornos, como simples objetos... Como si realmente no tuvieran ellos también vida y sentimientos. Que alguien hubiese 'entrenado' a Artemis, le resultó altamente desagradable... Al menos la rudeza de la palabra, lo que conllevaba su pronunciación. Pero, en sus azulados ojos no se logró ver mucho más que eso, solo una calma comparable a una extensión de agua sin el más mínimo movimiento. ¿Será entonces que le estaba mintiendo? No se sorprendería... Después de todo desde que había dicho 'protector' fue que percibió que algo no estaba claro, pero se le veía tan contento... Tanto que prefirió permanecer callado.

Callado hasta que escuchó lo siguiente— ¿Alas blancas? —Sus ojos se abrieron más de la cuenta, apoyó una mano en el borde de la fuente en el que estaban sentados y se inclinó hacia el kitsune con atención... ¡Alas blancas! ¿Pero sería posible? ¿Realmente cabía la posibilidad de que...? No lo creyó hasta que dijo 'hace unos meses' parpadeó y se echó un poco hacia atrás, entrecerrando sus ojos— No te preocupes, es mucha más información de la que pude encontrar yo en dos décadas —Ambas manos se apoyaron a un lado y otro de su inesperado asiento, muy cerca de su cuerpo, rozando así las blancas telas de su vestimenta... Era una garza... ¡Una garza! Miró vagos segundos el suelo que había bajo sus pies... Quizás... No, no eran sus padres, no había forma de que lo fuesen... Después de todo sus alas eran blancas... ¡Pero era una garza!— Así que hace unos meses... ¿Eh?... —Pronto la comisura de sus labios se levantó en una sonrisa y se empujó hacia delante, quedando de pie delante del laguz zorro— ¡Eso es maravilloso, Artemis! —Dejándose llevar por un extraño sentimiento de esperanza sonrió abiertamente y juntó ambas manos delante de su cuerpo con una palmadita— Ahhh... —Segundos después una de aquellas manos se posó en su pecho y soltó un ligero suspiro.

Pensé que sería el único... ¡Pero viste a una Garza hace unos meses!... —Lo miró de nuevo— Si logró sobrevivir hasta ahora... ¡Podrá seguir haciéndolo hasta que lo encuentre! —Hasta que lo encontrara, hasta que se asegurara de que estuviese bien... Hasta que lograse encontrarse con otra garza más, le daba igual que fuese un noble, le daba igual todo en aquél preciso instante. Lo encontraría... Aunque fuese lo último que hiciese... Porque sabía la soledad que se sentía, el miedo... Porque pensó que habría pasado por algo parecido...— ... Que alivio... —Susurró, caminó hasta la fuente y se volvió a sentar, cerrando durante segundos sus ojos... Ahora era él quién había olvidado su conjetura principal. Abrió sus ojos y sonrió más animado, con un brillo de esperanza que volvía a latir en su alma— ... Artemis... Tú... —Parpadeó... ¿Quizás...? No...— Tu 'protector' es un beorc ¿Cierto?... Vienes de un lugar donde los beorcs siguen viendo por encima a los Laguz ¿No es así? Si esa Garza no quiso aceptar la ayuda que le estaban ofreciendo es indudablemente por culpa de los beorcs... —Se preguntó si ese joven zorro supiese algo.

Sindhu... Sindhu es un ducado de unos 800 años de antigüedad, desde el principio fue así... Aunque por ciertos motivos la Duquesa anterior mantuvo el Ducado cerrado al exterior por un largo tiempo... Siquiera yo sabía de su existencia... Aunque de por si no conocía nada más que el bosque en el que crecí —A pesar de todo habló con un suave y calmado tono de voz, a pesar de que los recuerdos se le hacían amargos. Aún así descubrió que no dolía ya tanto como en un principio hablar de eso. Señaló con un gesto de su mentón a unos humanos que caminaban calmados por la calle— Por serte sincero, aún no comprendo como los Laguz puedan convivir con los... Beorcs, así sin más... —Entrecerró un tanto sus ojos, con cierto desprecio contenido— Si no fuese porque llegué aquí... Probablemente odiaría tanto a los beorcs como esa Garza que conociste... Aunque eso no signifique que no los odie... —Solo intentaba, en lo posible, aceptar que unos quizás fuesen mejores que otros, pero solo eso. Negó y se levantó— Puedo ir explicándote como funciona la ciudad... ¿Quieres que demos una vuelta por los alrededores?
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Miér Oct 12, 2016 8:54 pm

Seraphiel parecía satisfecho con la información que le había proporcionado y, de hecho, pudo divisar un brillo de esperanza en su mirada que hiso sonreír ligeramente al joven zorro…. Imaginaba que algo debió pasar con las garzas y los humanos pero no estaba muy enterado del asunto ni tampoco deseaba abrir viejas heridas. Aun así, Artemis no pudo evitar soltar un pequeño suspiro ante sus últimas palabras pues eran esa clase de actitudes las que solían dificultar su plan de lograr la igualdad y convivencia entre humanos y laguz en el reino de Akaneia.

- Dime Seraphiel…. Es justo odiar a todas las flores solo porque una rosa te pincho el dedo?

Pregunto el zorro una vez más haciendo uso de su abanico para ocultar el gesto en su rostro, el cual era uno más serio y con un dejo de fastidio en el…. Entendía que muchos laguz estaban resentidos con sus captores, el mismo lo estaba pero el resentimiento y el odio desmedido solo lograba crear más víctimas, cerrar canales de dialogo y evitar que hubiese un entendimiento.

- Precisamente me parece igual de irracional odiar a todos los beorc solo porque algunos te han hecho daño, es injusto despreciar a aquellos que siquiera te conocen o saben por lo que has pasado. Yo fui criado por ellos y aunque es verdad que muchos miran a los laguz alzando la barbilla con prepotencia muchos otros nos ven solo como animales porque esa percepción es la que se les ha impuesto de nosotros…. No es su culpa en realidad, solo es un terrible malentendido con siglos de antigüedad. Ahora, te aseguro que existe una buena cantidad de beorcs que piensan que el trato que nos da su sociedad es injusto e intentan alzar la voz para ayudarnos, a esos les odias también?.

Finalizo el zorro desviando ligeramente la mirada, ocultando tras su abanico el gesto de decepción que se había dibujado en su rostro…. Aun en un lugar como Sindhu existía el odio entre razas y le parecía un fallo por parte de quien sea que dirigiera el ducado el poner a alguien así en un cargo tan importante, al igual que pensó en su momento que el haber mandado a aquel joven dragón blanco de embajador a un lugar donde, de hecho, se les despreciaba más que a los laguz normales había sido un total desatino por parte de quien sea que estuviese al mando…. Cada vez dudaba más que aquella aparente utopía en medio del desierto tuviese un buen futuro.

- Cambiando el tema, sí, me encantaría ver los alrededores de la ciudad. Por lo que me dices no parece que reciban muchos turistas pero seguro deben tener algún tipo de rasgo destacable que ver. De ser posible me gustaría igualmente llevarle algún recuerdo a mi Am…ado protector. Tu sabes, algún tipo de artesanía o… oh!!!, un libro!!!, le encanta leer a ese chico así que si hay una librería me gustaría mucho pasar a revisarla.

Era difícil quitarse la costumbre de referirse al peliazul como “amo” pues llevaba ya mucho tiempo haciéndolo y, al irse soltando esas cosas eran cada vez más difíciles de disimular, llegando a hacer que el zorro comenzara a pensar que quizá lo mejor era acabar pronto el recorrido y así evitar una situación desagradable con el rubio. Punto y aparte una vez que volvió a dibujar su ya ensayada sonrisa en el rostro aquel abanico volvía a ser plegado y guardado, regresando así Artemis a su actitud alegre y amistosa acostumbrada.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Jue Oct 13, 2016 6:43 pm

Entrecerró sus ojos con una ligera mueca en sus labios. ¿Culpar a todas las flores por haber sido pinchado por una rosa? Esa no era la mejor forma de describir la situación, lo que en aquél preciso instante estuviese pasando por su mente. Bastó ver sus ojos, el reflejo de su alma para presentir que la seriedad se había adueñado de su ser en el momento, pero dejó que hablara, le prestó atención completa y logró percatarse de aquello que hasta el momento le había sido ajeno por completo. No le podía culpar, creía que tanto aquél zorro como la Duquesa que reinaba sobre el ducado habrían llegado a una maravillosa relación de amistad si solo llegasen a conocerse y fue precisamente aquél pensamiento que le hizo sonreír, en el preciso instante en el que aquél laguz desvió la mirada a un lado... Pero que lindos podían llegar a ser ambos, Artemis y la Duquesa. Durante varios segundos se anduvo preguntando como reaccionar; si simplemente ignorar aquél hecho o extirpar el malentendido. Finalmente se decantó por la segunda opción.

Es ese el problema, Artemis. Que ellos no me lastimaron solo a mi —¿Hacía cuanto no hablaba de ello? De cierta forma la idea no le hacía mucha ilusión, nunca lo había hecho, nunca lo haría— Las garzas... Siempre existieron un pequeño número de ellas. Vivíamos en el bosque de Serenes, en Begnion. Debido a nuestra particularidad no podemos sobrevivir tan fácilmente en otros lugares —Después de todo era un hecho no ellos no estuviesen 'creados' para luchar, para ver muerte y destrucción. Estaban restringidos, terriblemente restringidos— No podemos luchar, carecemos de la fuerza para ello y de todas formas caeríamos antes de poder causar cualquier herida a los demás —Era un tema bastante molesto, ¿pues acaso no estaba admitiendo su propia debilidad?— Pero los beorcs aparecieron de golpe en una noche cargados con entorchas, prendieron fuego a nuestro bosque y mataron a muchas garzas... A pesar de que nosotros nunca les habíamos causado problemas... De hecho, durante veinte años y hasta hace un momento, había perdido la esperanza de que otra garza pudiese sobrevivir a la masacre —Admitió.

Ese había sido el principal motivo también por el cual la esperanza que había pensado desvanecido había vuelto a crear un fuego en su alma. Dio un paso hacia atrás, entreabrió sus alas solo para poder girarse un poco con mayor facilidad hacia la que, más adelante se levantaba como la última y más hermosa muralla de Sindhu— Odiaba profundamente a los humanos —No tenía por qué negarlo— Siempre fueron laguz los que me habían ayudado. La Duquesa Madre que dos décadas atrás aún vivía, fue la que me salvó de una muerte cierta y... Cuando conocí a la Duquesa Sissi, su hija, de alguna forma me dejé llevar por su ideal utópico... Una coexistencia entre beorcs, laguz, branded o híbridos... ¿Algo así era posible? —Sonrió para si. En su momento casi se reía de esa idea— Curiosamente este lugar reflejó ese deseo suyo... Así que decidí ver hasta donde podía llegar... Decidí ayudarla... A pesar de que siga pensando que los beorcs podrían clavarte un puñal en la espalda cuando menos te lo esperes... —Quería estar ahí para impedir que eso sucediese si fuese posible, ese había sido y sería su deseo.

Pero no quiero que los beorcs olviden lo que hicieron, que destruyeron nuestro bosque, que mataron a nuestras familias... —Entrecerró con suavidad sus ojos hasta cerrarlos por completo y suspirar— Los odio... Pero admito que algunos pueden estar saliendo de esa esfera de odio... Eso es todo —Cuando volvió a abrir sus ojos comenzó a caminar hacia el frente, hacia el camino que conducía a la muralla— Ah... Es que muchos no pensarían que en Hatari existiese tal Ducado... ¡Hatari es un desierto! Pero tenemos varias librerías y... Como lugar turístico está el castillo y la Biblioteca... Hay muchos lugares agradables, sobretodo después de aquella bella muralla —Y con un gesto de la barbilla la señaló. Volvió a plegar sus alas detrás de la espalda y comenzó avanzando hacia el frente— Te acompañaré, la librería está de camino —De todas formas no tenía nada mejor que hacer. Pero entonces paró, paró y le miró hacia atrás, con una ligera y misteriosa sonrisa en sus labios— Además, es inútil que finjas. No te fuerces en ocultar las cosas —Fue solo un consejo, porque sabía bien el alboroto que salía de eso.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Artemis el Lun Oct 17, 2016 6:11 am

Artemis suspiro ante la historia de la garza, adivinaba que debía ser difícil para el hablar de ello y que heridas como esa difícilmente cerraban. Aun así, pese a haber visualizado a las pobras garzas siendo mascaradas no era algo que no hubiese visto... algunos humanos tenían mentes retorcidas y podía dar fe de ello, si, muchos eran crueles, insensibles y sádicos pero la realidad es que muchos no eran de aquella manera y muy a sus adentro Artemis seguía pensando que alguien como Seraphiel no era el indicado para el puesto que le habían asignado.... sus heridas aun sangraban y su odio a flor de piel contra los humanos no podría traer nada bueno.

- No sabría que decirte respecto a eso. Es una pena supongo, una tragedia que no debería repartirse. -

No planeaba sonar insensible pero Artemis estaba muy acostumbrado a ver los horrores que sufrían los esclavos criados en Plegia como él. Laguz que, a diferencia de las delicadas garzas, no habían tenido la suerte de simplemente morir o al menos no de una forma rápida. Pese a todo Artemis intentaba no guardar odio o resentimientos respecto a ese asunto si no tomar lo bueno que había obtenido de ello; lo visto, lo aprendido, todo eso lo había formado parte de su crecimiento y no era necesariamente malo el resultado.

- Ohhhh, entonces sí que tienen una librería ~ ♪. Hace algunos años estuve en Hatari con un amigo lobo que antes vivía en el desierto, entrenamos varios meses aquí pero nunca me hablo de que hubiese un ducado ni tampoco llegamos a verlo. El desierto es enorme y su clima muy extremo así que me sorprendió mucho enterarme de que había algo tan grande como un ducado. -

Exclamo el zorro volviendo a menearla cola alegremente, siguiendo al rubio para que lo guiase a la afamada librería. Artemis por su parte no perdía detalle del lugar, ciertamente prospero y hermoso pese a estar en medio de la nada. Se preguntaba como habría hecho la fundadora para crear un lugar así y como lograron superar las barreras entre las razas.... si había algún método Artemis deseaba descubrirlo para intentar aplicarlo en el mundo exterior.

- Estimado Seraphiel, hay cosas en este mundo que es mejor dejar ocultas. Evita que la serpiente de mi pasado te inyecte mas veneno del que ya llevas dentro y disfruta lo que tienes frente a ti; un zorro contento con la vida que lleva actualmente y que disfruta de un paseo agradable en compañía de un pollito encantador ~♫. -

Artemis sonrió ampliamente haciendo movimientos exagerados al decir la última frase como lo haría un payaso de feria, canturreando las palabras con un tono de voz ligeramente más gracioso y divertido.

- Ahora que lo pienso, he estado pensando seriamente en expandir mi acto... los bailes y poemas están muy bien pero que si el público no le interesa eso?. Así que pensé "Y que tal si los sorprendo con algo de comedia improvisada acompañando con acrobacias"?. Podría funcionar en eventos informales o cosas por el estilo -

Ahora cambiaba el tema abruptamente para el rubio se olvidara de lo que antes estaban hablando, después de todo llego a la conclusión de que Seraphiel era la peor persona posible para hablar de temas sensibles como lo era la esclavitud laguz o su discriminación fuera de Sihdhu. Se le adelanto unos pasos al joven garza dando un salto y un giro en el aire, cayendo grácilmente sobre sus brazos y manteniendo el equilibrio frente a él.

- Como por ejemplo!!!; Si usted señor garzo me hace una promesa, "Sera-phiel" a su palabra? ~♪ -

Artemis mantenía sin problema el equilibrio sobre uno solo de sus brazos usando ese tono de voz canturreado y ligeramente más agudo para hacerlo divertido mientras que su cola, aun de cabeza se meneaba inquieta de un lado a otro. Después basto darse un pequeño impulso para quedar de pie nuevamente, extendiendo los brazos al aire para finalizar su pequeño e improvisado "acto".
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1376


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Seraphiel el Vie Oct 28, 2016 6:09 pm

Y ahí estaba su duda existencial, abismal. Demasiado incoherente para alguien que, a pesar del ducado en el que vivía, aún mantenía un poco su mente cerrada. No iba a tachar a todo humano de asesinos, sabiendo que los laguz también eran capaces de ello. Pero tampoco los iba a perdonar, porque si lo hacía, lentamente olvidarían lo que habían hecho y esa no era su intención. Debían seguir recordando, que sus antojos egoístas, que su débil mente y falta de conocimiento destruyó su raza, destruyó su bosque y sus vidas, los habían dejado a la oscuridad del real mundo al que nunca estuvieron acostumbrados... Al que nunca estuvo acostumbrado. Pero ¿como podía Artemis perdonarlos? Seguramente algún oscuro recuerdo estuviese vagando por su mente también, seguramente sufrió por la soberbia de la raza humana... ¿Entonces por qué? ¿Por qué seguía de su lado? ¿Por qué a pesar de ser, seguramente, por muchos odiado, seguía protegiéndolos? No lo entendía, al igual que no entendía a Sissi.

Sindhu estuvo cerrada durante mucho tiempo para los extranjeros. Solo hace dos años abrió sus puertas a todos y su nombre comenzó a hacerse más o menos conocido por el mundo —Explicó brevemente sin cesar su andar. No dijo nada más ante su afirmación. Se podía decir que no le agradaba la forma de pensar del chico, pero que le resultaba peculiar, que podía empezar a sentir un cariño que nunca admitiría por el zorro y que deseaba ver con sus propios ojos hacia donde le guiaría su ideal utópico. ¿Cruel de su parte? De todas formas no podía hacer más que observar, observar y aconsejar. Si sus consejos no querían ser escuchados, solo le quedaba observar. Observaría, tanto Artemis como la Duquesa no escucharían sus palabras y seguirían firmes con su ideal, cosa que él ya lo sabía de antemano. Pero, sus pesares fueron interrumpidos de golpe al escuchar eso... ¿Pollo? ¿Había dicho pollo? Entreabrió sus labios en medio de su desconcierto y le observó con una clara sorpresa en su hermoso rostro. ¿Pollo? Entonces, dudando entre si reír o quejarse, acabó por dejar escapar una pequeña risa de entre sus labios, suave y armoniosa— Pollo ¿eh? Te aseguro que no sabemos igual —Fingió seriedad y cerró sus ojos mientras frenaba.

Realmente no era como si hubiera intentado comer carne animal en algún momento, de hecho, ni se pasó por su cabeza la idea. Aunque, por lógica, ambos sabores no debían de parecerse en nada, pero en lo absoluto— Esa es buena idea. A la gente de Sindhu y a la Duquesa les encantan los espectáculos. ¿Y para qué mentir? A mi también —Y sonrió. La diferencia era que prefería ver las actuaciones desde lo alto, en la calma y tranquilidad de algún tejado... Pero cierto era que no resultaba extraño ver al embajador de vez en cuando junto a los demás, sentado en una mesa con personas y sonriendo ameno con ellas. En esas ocasiones, incluso él se permitía el dejarse llevar un poco, relajarse— ¡Oh! —Entonces, tuvo que mirar hacia abajo para poder hacer contacto directo con sus ojos. Parpadeó con cierta diversión ante sus acciones y, finalmente una cristalina carcajada escapó de sus labios al percatarse de la extraña coincidencia de palabras que había hecho el zorro. Cerró sus ojos y se inclinó un poco hacia el frente, rodeando su estómago mientras su otra mano tapaba sus labios.

Recuperado aplaudió y, tras soltar un ligero suspiro sonrió algo más animado. Sonrió con dulzura y dio unos pocos pasos al frente, hacia el zorro. Solo que, en aquella ocasión, extendió sus brazos y rodeó el cuello del laguz en un suave abrazo. Su liviano peso contra el cuerpo del chico y su barbilla y mejilla, apoyadas sobre el hombro y la mejilla ajena. Ese gesto, ya de por sí era terriblemente extraño proviniendo de Seraphiel ¿Abrazar a alguien así por que sí? No, no había forma, no se podía considerar uno de esos seres que amara el contacto, pero, ahí estaba, abrazando al zorro con una sonrisa en sus labios— Lo seré. Seré fiel a mis palabras —Le susurró, abriendo sus ojos. Ensanchó ligeramente su sonrisa y volvió a entreabrir sus labios— Gracias, Arte —Porque lo sabía, que intentaba animarlo y porque siempre daría las gracias si fuese necesario hacerlo, como en aquél momento. Entonces, retrocedió y le observó fijamente— Deseabas un libro ¿Cierto? Iba a enseñarte una ¿No es así? Entonces, vamos.
Afiliación :
- SINDHU -

Clase :
Pure Heron

Cargo :
Embajador

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vulnerary [6]
Elixir [3]
Daga de bronce [1]
.
.
.

Support :
Thoth
Sissi
Yrumir
Artemis

Especialización :
-

Experiencia :

Gold :
1267


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El estigma del esclavo [Social][Priv. Seraphiel]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.