Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

FE:LW - Awards













TWITTER
afiliados



Crear foro

Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 14, 2015 6:32 pm

Reunión real [Privado - Kurthnaga] HERON1

Era inútil. No importaba cuantas veces lo hubiese intentado, el bosque ya no hablaba con él. Ni siquiera en la antigua lengua original, el idioma que las garzas utilizaban cuando aún eran parte del mundo. Se rehusaba a creer que su bosque estaba realmente muerto, insignifantes humanos no podían tener el poder de cortar tanta vida, mucho menos vida tan antigua, con raíces tan profundamente asentadas, pero no sentía nada ni oía nada de parte de los árboles.

Descorazonado y lleno de resentimiento, Reyson se retiró del interior de bosque, regresando a los bordes exteriores del mismo a paso lento, lánguido, todavía soñando que las voces de la tierra le hablaran y le detuvieran en su camino. No estaba sucediendo. Alzó su mano derecha para rozar uno que otro tronco reseco y quemado a su pasar, una silueta blanca en un paisaje terriblemente gris, sintiendo todavía allí la carga energética de la masacre, el odio, aquella brea de carencias espirituales que para él definía a los humanos. Le generaba bastante pesar y era una molestia física de la que podría prescindir, pero no le gustaba olvidarse de ello. Le mantendría a él mismo encaminado.

Detectó, sin embargo, un atisbo de vida en el bosque. No parecía ser el bosque mismo, sino una criatura, quizás un animal que siguiese allí. Desconfiado ya por costumbre, dejó que la sensación lo guiase para encontrar su fuente, concluyendo a medida que caminaba que debía de tratarse de una criatura similar a él. Alguna clase de laguz. Una sangre muy pura, además. ¿Un dragón? Alzó vuelo brevemente para desplazarse con rapidez hacia él, era tristemente fácil volar entre las ramas estériles y finas, hasta bajar sin sonido alguno de sus pies contra el suelo. Veía al dragón, un joven de corta estatura, rostro engañosamente juvenil y mirada ingenua, a su parecer.

- Príncipe Kurthnaga, - Recordaba su nombre; le conocía como miembro de la Alianza, le había visto más de una vez en los encuentros de la misma. Era algo así como un amigo, un amigo que tendría si estuviese menos ocupado aquellas épocas. - Una agradable sorpresa verle, aunque no logro imaginar qué utilidad podría encontrar en venir aquí. ¿Mismo motivo que el mío, quizás? -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Sáb Oct 17, 2015 9:28 am

Había escuchado horribles cosas sobre los beorcs, sin embargo, no era capaz de definir que era realidad y que eran meros rumores acerca de todas aquellas palabras. El menor de los príncipes de los dragones, fuera de los de su raza, solamente había podido tener contacto con los otros laguz de la realeza durante los encuentros que se llevaban a cabo en Goldoa después de que la alianza laguz fuera creada. Era curioso, como Goldoa era territorio fronterizo con Gallia, tierra de felinos y Begnion, dónde las pocas garzas que habían sobrevivido, tenían sus tierras en el bosque de los serenes. Había leído historias desgarradoras sobre el incendio que allí se había producido… también conocía historias de lo que aquel lugar había sido para las garzas durante tantos siglos. Era irónicamente que aunque eran tan cercanos tanto geográficamente como por ser ambos, razas de laguz, Kurthnaga nunca había podido escuchar nada por parte de su gente. Parecía como un tema desconocido allí… aunque era la reacción natural a cualquier tema que no tuviera que ver con ellos. El príncipe entendía que era algo normal para su especie y por eso lo comprendía, pero a la misma vez, aquella reacción por parte de ellos le apenaba.

Algo dentro de sí pareció romperse en cuanto vio el estado en el que actualmente se encontraba aquel bosque. Si bien no tenía un punto de referencia en el que basarse antes de aquel incidente… Le entristecía que alguien fuera capaz de realizar aquellos actos en contra de otros. Mientras andaba entre los restos del bosque entre las pocas formas de vida que parecían todavía habitar en él, el dragón negro pensaba que quizás la forma de gobernar de su padre era la correcta para mantener la paz y tranquilidad en su país; sin relaciones establecidas con los demás no podían surgir controversias. ¿Cómo podría alguien llegar a tener tanto odio como para acabar con una raza de esa forma tan cruel? Eran ideas que no le podían entrar en la cabeza. Había ido a aquel lugar para aclarar dudas sobre la realidad en su mente, pero quizás ahora se sentía más confundido acerca de la realidad que parecía rodearle más allá de las tierras gobernadas por su padre. Kurthnaga estaba sumido en sus pensamientos hasta que vio a alguien acercarse volando hacía él, no había podido notarle hasta ese instante; probablemente estaba demasiado centrado en sus propios pensamientos y aquello le cegaba de ver que había a su alrededor. Mucha información visual en poco tiempo.

Cuando reconoció al príncipe de las garzas y este, voló hasta donde se encontraba, el dragón le hizo una breve reverencia. – Príncipe Reyson, espero que mi visita no le resulte inoportuna. – El rostro del dragón que hasta hace unos instantes se podía leer claramente el disgusto que le producía ver los restos de aquel bosque, ahora se había convertido una leve sonrisa en su rostro. No podía decir que conociera mucho al de plumas blancas, pero podía sentir que era un ser honesto pero a su misma vez, con un odio profundo que había surgido recientemente. De una forma u otra, le parecía alguien agradable, le hubiera gustado poderle conocer pero las situaciones de sus territorios no parecían las más ideales. -  Quería… ver la realidad con sus propios ojos, la neutralidad nos bloquea de ver que hay más allá de nuestras murallas.

Kurthnaga empezó a hablar mirándole al rostro a Reyson, pero a medida que iba pronunciando palabras su mirada se desviaba hasta otro punto aleatorio; podía notar la energía negativa producido por el odio y la desesperación de aquel bosque, no quería decir nada que pudiera interpretarse de una forma inapropiada en aquella forma. –No esperaba encontrarle aquí… En cuanto a mi motivo; necesitaba ver lo que sucede fuera para comprender cuál debe ser mi posición, a pesar de que realmente no es que pueda realizar grandes cosas…
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Expiration_2

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] 2aYlcp6

Gold :
4793


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 21, 2015 9:17 pm

Se sorprendía de no haber adivinado más prontamente la presencia de alguien que ya conocía, especialmente de un dragón negro. La intuición era natural en su raza, tanto para percibir presencias como para leer del corazón en lugar de rasgos superficiales como el tono de la voz o la expresión facial, como razas menos espirituales hacían, a la hora de intentar comprender cómo se sentía o pensaba alguien. Y sin embargo, encontraba que su sentido de la percepción no se hallaba tan preciso ni tan veloz como antes. Había cierta perturbación aquejando los ánimos del joven dragón que acudía aquel día a Serenes, mas eso era todo lo que podía concluir. ¿Qué sucedía con él...? ¿Qué sucedía con su poder? Quería culpar a la pérdida del bosque y, por consiguiente, a la raza humano por eso también, pero no podía mentirse a sí mismo tan desvergonzadamente: su juicio estaba nublado, su espíritu estaba contaminado y ya no podía leer corazones de la misma forma en que habría podido antes.

Se preguntó si, al menos, su presencia podría ser aún la fuente de tranquilidad que se suponía que fuese. No disfrutaba ver al príncipe dragón atribulado y distante. Se suponía que el sólo estar junto a una criatura tan equilibrada como una garza diese cierto sosiego, cierta sensación de paz, pero... en su estado actual, no podía estar seguro de dar tal cosa. Cuanto menos lo intentó. Guardó silencio un momento, deteniéndose junto al laguz de más joven aspecto y posando una mano con ligereza en su hombro.

- 'Visita', dice. No vivo aquí, nadie vive aquí actualmente, príncipe Kurthnaga. No necesita mi permiso para pisar este lugar. No usted, al menos. - Pese a la tajante objetividad de sus palabras, su tono no cargaba molestia alguna, manteniéndose pacífico. - No podría estar aquí, aunque deseara quedarme. Vivo en Kilvas, ocasionalmente en Phoenicis, gracias a la hospitalidad de mis aliados. - Pese a todo, algo de la gentileza de su raza seguía allí. No dirigía resentimiento alguno hacia otros laguz, al contrario, mantenerse cerca de ellos, como un aliado, le daba cierto alivio. Su odio se centraba únicamente en la raza humana, tan sólo a ellos habría deseado prohibir el ingreso a lo que restaba de su bosque, aún si no sirviera ningún propósito práctico. Reyson volvió la vista en la dirección en que Kurthnaga había estado viendo, intentando y fallando en leer exactamente qué había pasado por la mente del dragón, sólo podía guiarse por sus extrañas palabras.

Le dejaba más dudas que respuestas. No era muy común de un dragón hablar de la 'realidad fuera de las murallas'. Decir que estaba cegado a la realidad podía considerarse, en cierto grado, una rebelión a su sistema de política exterior. Verdaderamente, algo que no esperaba oír de un hijo del milenario rey de Goldoa.

- Subestima lo que puede hacer, - Sonrió un poco al decir aquello, con cierta altanería. Así como se le subestimaba a él por su aspecto tanto como por quien era, podía comprender que se subestimase a Kurthnaga por su corta edad o por ser el último en el linaje real. No obstante, le interesaba descubrir qué era lo que pasaba por su mente y qué era lo que se sentía incapaz de hacer. Pasó tras el príncipe, ambas manos en sus hombros ahora, manteniéndolo con la vista hacia el bosque ennegrecido e inerte. - Dígame, - Bajó su voz a un tono aún más suave entonces, cauteloso, intentando darle al menos algo de calma. - ¿Qué ve usted aquí? ¿Cual es la realidad que vino hasta aquí para descubrir? -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Vie Oct 23, 2015 8:28 am

- Tristeza, odio, desolación... - A cada adjetivo que el dragón mencionaba su voz iba sonando cada vez con menos fuerza, hasta que dejó de hablar para morderse el labio. Quizás el estaba confundido con la situación en la que se encontraba Goldoa pero también podía notar el aura negativa que rodeaba al príncipe Reyson pero era una reacción evidente después de la destrucción que había acabado con su pueblo natal. El dragón negro se sentía algo mal después de ver como había quedado el bosque de los Serenes y que a pesar de todo aquello que le rodeaba, Reyson todavía se preocupase por entender que había en la mente del dragón. Presionó con ambas manos encima de su pecho, cerrando los ojos por unos segundos para suspirar y tratar de organizar sus pensamientos para expresar sus sentimientos. - Mis palabras pueden interpretarse como una traición a mi padre, pero no es así. Yo realmente le respeto y admiro, ha hecho un buen trabajo en Goldoa durante milenios... los dragones son felices, pero... ¿La situación parece haber cambiado?

Se dio media vuelta para poder mirar el rostro del otro mientras hablaba, todavía se sentía confundido y como si no tuviera claro que hacer con sus problemas. Cuando decidió viajar fuera de sus tierras, Kurthnaga había tenido en mente que había una probabilidad de que aunque viese la realidad con sus propios ojos, su mente no pudiera tomar una decisión que pudiera combatir sus peores temores. Por alguna extraña razón, no sabía ni como explicar al de plumas blancas cuál era la finalidad de su viaje pero tener la oportunidad de exteriorizar sus pensamientos le hacía sentir más calmado. Tenía miedo de exteriorizar sus ideas en Goldoa, no quería que su padre pudiera llegar a pensar que tenía dudas sobre su gobierno así que solamente había podido hablar de aquello con los más cercanos pero sin realmente haber tenido la opción de ser totalmente sincero. Pero con el príncipe blanco era diferente, incluso si no compartían un lazo especial, podía explicarle que le atormentaba sin temor a ser reprendido y aunque Reyson parecía estar apagado por la pérdida de su hogar, Kurthnaga todavía podía sentir que dentro de él todavía quedaba el ser honesto y empático predominante de la raza de las garzas.

- Esos... seres que provienen del ejercito desconocido están fuera de las murallas de nuestra ciudad. La situación está controlada de momento pero podría decirse que... ¿tengo miedo? Aborrezco la guerra y lo que más temo es verme implicado en una batalla. - Suspiró pesadamente mientras desviaba su mirada a un punto lejano, aunque realmente no estaba contemplando nada. Solo quería perder su mirada para no tener que enfrontarse con nada en esos instantes, le costaba expresarse. - Entiendo que Goldoa sea neutral. En cierto sentido quiero que lo siga siendo y estoy seguro que Padre no va a cambiar su opinión sobre al respecto. Pero... ¿Y si esperamos y después es demasiado tardío para actuar? - Kurthnaga se sentía con sentimientos controvertidos sobre que hacer, haber vivido en un país donde no se tenían ideas diferentes a la genérica era un hecho que le hacía dudar sobre como encarar su vida y que totalmente, le hacía sentirse como fracaso de príncipe al estar actuando con una conducta totalmente opuesta a la de los dragones.

No podía encontrar tranquilidad ni en su propio país y era una sensación que ansiaba demasiado que volviese, durante su corta vida como dragón nunca se había encontrado fuera de lugar como en aquella situación y solamente quería que todo volviese a la vieja Goldoa. Kurthnaga colocó una de sus manos frente a su boca, sus ojos reflejaban su estado de desmoralización. Tras parecer perdido durante unos instantes, Kurthnaga hizo una pequeña reverencia a Reyson. -  Lo lamento, debo sonar muy egoísta con mis palabras después de lo sucedido en su hogar, no era mi intención. Y no creo que me subestime... no tengo la capacidad de cambiar nada. Tampoco sé que es lo que debo hacer de todas formas...
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Expiration_2

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] 2aYlcp6

Gold :
4793


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Sáb Oct 24, 2015 8:47 pm

Aguardó pacientemente. No se impondría al príncipe de Goldoa, si le había pedido su impresión de lo que veía allí, era porque realmente deseaba oírla. La honesta impresión de alguien neutral, de un observador objetivo, de un laguz poseedor de cierta intuición; al fin y al cabo, alguien cuya opinión podía respetar. Dejó que hablase, aunque sentía la mención de su padre como una mera justificación del príncipe, una especie de perdón, de antemano, por lo que diría al sacar sus conclusiones, o quizás por lo que pasaba ya por su mente. Aún cuando el menor más pequeño se giró hacia él, se limitó a mirarle con calma, como si careciese de prisa alguna, dejando que resolviese y ordenase sus pensamientos por su propia cuenta. Con aquello, al menos, sería paciente.

No había visitado Goldoa en al menos unos 4 ó 5 años. Pero recordaba la disposición del reino, lo suficiente como para imaginar lo que el dragón describía. Era imposible no sentir su turbación al respecto y, si pensaba en la vida dentro de la muralla, escuchando, percibiendo la marcha espectral afuera, no podía sino comprender su inquietud. - ¿La ciudad se encuentra a salvo aún? No habrán logrado traspasar la muralla, ¿o sí? - Preguntó, consternado. De por sí, permanecer quietos cuando los emergidos marchaban fuera sonaba a mala decisión. Insistir en neutralidad y falta de acción si los emergidos caminaban dentro de la ciudad, en sus calles, habría sido locura.

El mundo había comenzado a parecerle caótico hacía un par de décadas ya, la aparición de los emergidos sólo había sido un paso más. Muchas, muchas cosas estaban ya fuera de balance, no sólo a raíz de aquella castastrofe. Y sin embargo, presentía algo positivo allí. No era el súbito regreso de su intuición, ni ninguna clase de clarividencia; tan sólo un pensamiento racional. El día en que un príncipe de Goldoa viajaba hasta allí y posaba la mirada sobre los restos del bosque debía de marcar el inicio de algo. Era otro cambio puesto en moción, o creía que podía serlo. No sabría predecir de qué cambio se trataba, qué podría posiblemente hacer Kurthnaga en tal cruce de caminos, pero por seguro algo bueno habría de salir de ello. Se negó a las disculpas del joven, alzando una mano para darle un leve golpecito bajo el mentón, apenas con los dedos, una amonestación para que no agachara la cabeza tan fácilmente.

- No, príncipe Kurthnaga. Mi reino ya no existe y el suyo sí. Mi reino continuará inspirándose a actuar, tengo mucho que hacer en su nombre, pero es sólo eso... un reino viviente, como Goldoa, merece la misma o más atención. - Dijo, firme en sus palabras. No estaba seguro de quien era mayor, entre él y el pequeño dragón negro, pero tenía al menos el carácter como para hablarle de ese modo. - Como veo su situación, está estancado en la idea equivocada. Está pensando en si querrá una guerra o no, pero la guerra ya está aquí, ya está en curso. Pensar que podemos decidir si queremos viviarla o no pende sólo del nivel de delusión de cada uno. La guerra está fuera de su muralla y dado algo de tiempo, no dudo que lo estaría dentro también. ¿Va a permitir eso? - Quizás no era la voz de la paz, pero se sentía como la voz de la razón.

Y no era que pretendiese provocar al príncipe, convencerlo de tomar armas si él así no lo deseaba. Pero no podía evitar pensar que tenían al mismo enemigo en común. Reyson miró su bosque, ahora gris, con un deje de lamento. - Quizás no ha sabido que la guerra está aquí desde hace antes, incluso. ¿Cómo más puede llamar a esto? - Alzó una mano delicada pero tensa al paisaje que les rodeaba. Su cabeza dolía cuando pensaba demasiado en ello, tal contaminación del espíritu continuaba enfermándolo si se adentraba mucho en ella, pero era inevitable. - 'Odio' ha sido el término correcto. Un odio tan grande como para desear borrar a toda mi raza de la faz de la tierra, por absolutamente ningún motivo, más que el placer de atacar algo que no puede defenderse. Esta guerra empezó hace décadas. Aquellos seres son un paso más. Habrá más por venir, estoy seguro. -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Jue Nov 05, 2015 8:44 am

No sabía como definirlo con palabras pero poder hablar del tema con alguien le estaba poco a poco despejando las dudas que había en su mente. Si bien se sentía inseguro y como si el dragón negro se encontrase en una situación que realmente sobrepasaba a lo que podía hacer, ser capaz de analizar su alrededor le aportaba algo más de valor y las palabras firmes de Reyson sin duda eran como una luz reveladora aunque el mismo tenía que admitir que no estaba acostumbrado a que le hablasen sobre sentimientos negativos como el odio de una forma tan directa y concisa. - No... No han llegado a traspasar las murallas. Todo sigue como si no ocurriese nada dentro de la ciudad... - Con su mano, se agarró el brazo opuesto y agachó la mirada hacia el suelo. El príncipe de los dragones era consciente que con esa actuación no lograrían en absoluto llegar a ser atacados en un futuro. - En cierto sentido me alivia que no haya un sentimiento de caos y desorden, porque en una sociedad de dragón podría ser... bastante negativo que esa tranquilidad se rompiera totalmente. - Durante milenios habían vivido en paz y armonia, había leído sobre milenarias guerras donde los dragones se habían involucrado y realmente Kurthnaga no quería que una raza como la suya tuviera que pasar por campos de batalla sangrientos que les transmitiesen una sensación en su ser.

Se quedó mirando una vez más a su alrededor y reflexionando sobre las palabras que Reyson acababa de decir. Goldoa había estado apartado de sus territorios fronterizos, sin ninguna información sobre lo que pasaba en el exterior sin ser capaces que pensar solamente en lo que allí ocurría dentro de las murallas de su ciudad. Pero los otros laguz si habían sufrido las consecuencias de una guerra, de una batalla... desgraciadamente con desoladores resultados. Y aunque lo que menos quería era tener que enfrontarse a su padre, no podía permitir que las cosas siguieran tal y como estaban... esperando a que  su país fuera atacado en un momento que claramente no estaban preparados para afrontarse a algo como aquello: carecían de ejercito e incluso si por su raza poseían de gran fuerza y poder, la mayoría de ellos habían sido educados con el mismo pensamiento que él; aborrecer la guerra. Negó con la cabeza ante sus pensamientos. No tenía claro que podía hacer ni en quien podría confiar para tal tarea pero no iba a mantenerse con los brazos cruzados... Aquel ejercito era una gran amenaza para el territorio de los dragones y teniendo frontera con Begnion aquello podía ser un momento de debilidad ante los beorcs.

Volvió a alzar la mirada, esbozando una leve y frágil sonrisa ante el otro laguz. - Le agradezco sus palabras, príncipe Reyson. Quizás muchas dudas resten en mi mente todavía... Pero mi visión estaba bloqueada por las fronteras de Goldoa, es cierto, no puedo evitar que una guerra o una batalla ocurra pero sin embargo creo... que quiero proteger a mi gente. - Cuando emprendió su viaje hasta el bosque no esperaba encontrarse a una garza en aquel lugar y menos, un miembro de la realeza, pero en aquel momento agradecía a la diosa haber podido intercambiar palabras con el príncipe Reyson, incluso si era desolador verle consumido por los sentimientos negativos producidos por los beorc. - Además, me había preocupado tanto por el ejercito desconocido que no había pensado en la amenaza que supone tener una de nuestras fronteras con un territorio beorc... Si fueron capaces de tal atroz suceso, prefiero no tener que pensar si Goldoa se encontrase en un momento de fuerte debilidad... - Incluso si prefería no plantear todas las probabilidades negativas que podían suceder en aquellos momentos, no podía evitar que en su mente se formaran un listado de ventajas e inconvenientes sobre que un príncipe actuase por su propia iniciativa en un momento de crisis.
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Expiration_2

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] 2aYlcp6

Gold :
4793


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 09, 2015 6:21 pm

Francamente no podía imaginar la vida en Goldoa. Mucho menos una vida pacífica o la estabilidad usual, teniendo la marcha de los emergidos tan cerca, sin entrometerse en sus vidas pero ciertamente rozándolas. Pensó en el foro en el territorio dracónico, el lugar que utilizaban comúnmente para las reuniones de la Alianza. ¿Eso también estaría en la ruta de los monstruos aquellos? Habría sido imperdonable. Como fuese verdaderamente la situación, Kurthnaga le transmitía a la perfección que no era algo agradable.

- No podrán seguir así mucho tiempo más. - Sentenció, firme como solía ser. Difícilmente era alguien de pensar de forma flexible, se inclinaba a ver las cosas en blanco o negro y no admitir más. Allí, no veía más opción y moría por abrir los ojos del joven dragón a ello, deseoso de alzarle los hombros y forzarle a enderezar la espalda y sacar pecho, aunque se contuviese. No había autoridad mayor ni más antigua en el mundo que Ashera les había dejado, sino la de los dragones; parecía impermisible que tan poderosas criaturas actuaran de la forma medida y suavizada en que Kurthnaga actuaba. - La guerra está en Goldoa también, entrará a las murallas de su ciudad y entonces no habrá tiempo de decidir y... no deseo que suceda con usted y con Goldoa lo que ha sucedido en Serenes. No puedo verlo una segunda vez. No puedo permitir que atraviese el camino que me ha tocado atravesar a mi. - Aún si había empatía y preocupación en sus palabras, su expresión permanecía ilegible. Sentía aprecio por Goldoa como uno de los pocos reinos laguz que no se relacionaban con los beorc, a diferencia de Gallia, que inclusive les permitía acceso, y Kilvas, que según sabía comerciaba con ellos. Hatari ni siquiera se había afiliado a la Alianza. Restaban apenas apenas Phoenicis y Goldoa como reinos puristas, ambos bajo ataque de aquel extraño ejército humano. Sin embargo, lo máximo que era capaz de hacer era dejar entrever su preocupación en su hablar, apenas adrede. Entristecerse era una clase de vulnerabilidad que no se sentía seguro compartiendo con nadie, si es que fuese capaz aún de hacerlo; quería quedarse con su enfado y quería ver a los demás enfadarse por la injusticia de todo aquello, nada más. Quería ira. La ira los obligaría a todos a actuar.

Y quizás sí podía hacer a Kurthnaga entender. Desconfiaba de la frontera con Begnion, eso significaba que, quizás, reconocía al verdadero enemigo. Reyson exhaló en alivio, dándose un par de momentos. Se apartó un paso al costado del joven príncipe, saliendo de su mirada para disimular la pequeña sonrisa que llevaba en los labios. Seguramente sobre Begnion podrían estar de acuerdo, no era todo lo que deseaba, peros sería un comienzo.

- Sí puede usted evitar todo esto. Usted mismo. - Dijo. Su mano regresó sobre el hombro del dragón, su tono manteniéndose dulce y melódico al empujarle discretamente en la dirección de la ruina. Ruina humana, por supuesto, nada que perjudicaría a las razas laguz, sino que les haría un enorme favor. - Está en lo correcto. Han sido ellos, la gente de Begnion, supuestos fieles a Ashera quienes... cometieron lo que se ha cometido contra mi raza. Sin embargo, algo que Kilvas me ha forzado a aprender en este último tiempo es que entrar en los juegos de guerra no es la única forma de proteger a un pueblo, o de apartar a un enemigo. Conocer puede ser igual o más provechoso. ¿Sabe usted quien es su enemigo, príncipe? - Le urgió en un tono confidencial, intentando con todas sus fuerzas no alterarse, no tensar sus dedos sobre el hombro ajeno. - Ciertamente no hay un solo laguz en las filas de los emergidos que marchan por Goldoa, todos y cada uno de ellos son humanos. ¿Son humanos de Begnion? ¿Están entrando por esa frontera? ¿Solamente los hay de Begnion, u otro reino también? No confíe en ellos, eso es lo que puedo pedirle... y no descarte la idea de que sean más. Los humanos son así, es el modo en que atacan. No hay nada que tengan por sagrado, no hay nada que respeten y no hay misericordia que puedan otorgar siquiera a aquellos que no pueden defenderse. -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Jue Nov 12, 2015 10:02 am

¿Podía él mismo evitar aquello? Aunque si pensaba sobre ello, había iniciado su viaje para buscar soluciones a la situación en la que Goldoa se encontraba, estaba buscando caminos que él, como Kurthnaga pudiera seguir para poder ser capaz de realizar algo. Siempre había pensado que solamente tenía que limitarse a seguir el patrón que Goldoa había ideado para todos los dragones, sí era cierto que era lo más adecuado para seres de su raza pero no podía mantenerse con los brazos cruzados. Aún si como príncipe de Goldoa no tenia competencias para realizar nada formalmente unido a Goldoa, seguía siendo un dragón negro. Libros hablaban de ellos, seres longevos y poderosos aun cuando en la realidad la mayoría de su población ni se había planteado la necesidad de saber que había fuera de las fronteras por lo que nadie de ellos estaba preparado para una batalla a excepción de alguno de los dragones más longevos de la corte. Quizás necesitaba que alguien le dijese que podía cambiar las cosas en lugar de repetirle que era demasiado joven para plantearse los ideales que seguía. Que no entendía que era la vida de los dragones... Cuando realmente solo quería proteger a los suyos.

- Tiene razón... Ya he perdido contacto con mis hermanos, no podría soportar perder a mi gente y mi país. - El dragón negro no podía evitar pensar que si en esos momentos en los que dudaba sobre que hacer, hubiera tenido aunque fuera solamente la presencia de sus hermanos a su lado aunque ello no significara compartir sus propios ideales, pudiera ser que no notase la carga de la responsabilidad tanto como un peso encima de su espalda. Y no podía evitar sentirse algo solo en Goldoa por ello, pero le aliviaba ni que fuera un poco poder encontrar apoyo en otros miembros de la Alianza Laguz aunque no fueran verdaderamente cercanos.

Pero no podía decir que estaba completamente seguro de quienes eran realmente sus enemigos. Ciertamente solo podía considerar que laguz estarían de su parte, excluyendo a la raza de los lobos que por algún motivo u otro todavía se mantenían más al margen de la Alianza que Goldoa, lo que le parecía de lo más extraño. Lo cual hacía que la duda que tenía el más joven príncipe de los dragones recayese directamente sobre los beorcs; Reyson tenía motivos para desconfiar totalmente de ellos, eran los que habían destruido su hogar y aniquilado a su gente. Kurthnaga solamente había tenido excepcionales situaciones en las que se había topado con beorcs y no podía acabar de definir una idea sobre ellos pero con aquellas armas y todos los conflictos que habían producido en el continente... No podía evitar sentir cierto temor a la presencia de una frontera con un país habitado de beorcs. - No hay laguz entre sus filas... eso es verdad. No sé con certeza quien es el enemigo que está fuera de nuestras murallas, tengo que admitir que nunca me he aproximado tanto a su presencia como para poder fijarme en detalles concretos. - Había podido salir de las fronteras de su país pero dentro de Goldoa siempre estaba sometido a vigilancia por parte de su padre, no lo veía como algo excesivo, debido a que siempre había sido de aquella forma.

- Según mi información en nuestro territorio, ese ejercito se encuentra en las cuevas Kauku actualmente, las cuales tienen acceso tanto a Begnion como a Gallia pero no tengo constancia de que haya felinos laguz en las cuevas. Cree... ¿Que podrían ser los mismos que les hicieron esto...? - No podía evitar entrelazar las manos a la altura del pecho, nerviosamente. Debía luchar, no quería que Goldoa fuese destruida como le pasó al bosque de los Serennes... pero tenía miedo de que aquello sobrepasase a lo que él podía hacer. Quería recuperar su paz ¿Sería aquel el precio que tendría que pagar? - Recordaré sus palabras... No quiero entender que ocurre en las mentes de los beorcs para que actúen de esta forma pero yo solamente quiero que mi país vuelva a ser la tierra que recuerdo muchos años atrás. Aunque no pueda actuar en nombre de mi país, debo tomar parte de esta guerra, por mucho que no quiera... Quizás ha llegado el momento de un cambio que solamente yo puedo notar en Goldoa.
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Expiration_2

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] 2aYlcp6

Gold :
4793


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 24, 2015 11:49 pm

No estaba tan cegado ni tan fuera de contacto con su intuición como para no sentir el estado de confusión que se había cernido sobre el príncipe Kurthnaga. Aún si era de forma distante, aún si había una suerte de velo que le impedía realmente sentirlo en la forma empática y visceral en que se suponía que lo sintiese, estaba allí. Y aunque sus intenciones se hubiesen vuelto vengativas y férreas, podía compadecerse de él, pese a que su forma de demostrarlo se limitara a un suave contacto en el hombro y un par de palabras más duras que reconfortantes. Era la única forma en que podía expresarse, aquellos días. - Perder a sus hermanos y luego a su reino contra un mismo enemigo sería demasiado como para permitir, o ver suceder frente a sus ojos. - Fue su intento de mostrarse comprensivo, seguido de aún más pobre intento de darle un prospecto positivo. - Es un buen momento para detener todo esto. Ahora, mientras aún es posible. -

Era pésimo en reconfortar y muy consciente de ello, pero a su modo, lo intentaba, conteniéndose de sonar verdaderamente despectivo hacia toda la raza humana, a la vez que cuidando no alzar la voz. Al permitir al otro laguz hilar sus ideas a su propio ritmo, se limitó a acariciar cuidadosamente su hombro; ¿era trampa utilizar sus habilidades en una plática diplomática? Podía alegar que Kurthnaga lo necesitaba y sólo estaba robándole un poco de la tensión y el caos que cargaba, el peso que se había cernido sobre hombros demasiado jovenes para cargarlo aún. En la suavidad de su tacto transmitía cuanta paz era capaz de darle. No era falsa su preocupación por el dragón, aunque ciertamente le preocupaba más su bienestar si podía encontrar en él un aliado, como parecía ser que sucedería.

Kurthnaga recelaba a Begnion. Reyson estaba tan desinformado como él respecto a detalles, por más veces que se hubiese topado con aquel ejército, veía a los humanos como humanos, iguales todos ellos, jamás molestándose en distinguir mucho mejor que eso... pero estaba muy, muy dispuesto a clavar sus sospechas en Begnion también, por el rencor que le guardaba. Entraban por esa frontera, eso era suficiente como para adjudicarle a la teocracia la culpa inmediata. Y cuan satisfecho estaría si era a ellos a quienes tacharan de enemigos. Se inclinó levemente por sobre el hombro del dragón, su cabello cayendo hacia adelante como una cortina de hebras doradas, lacio y parejo, y desde allí apenas necesito murmurar sus palabras. - Les he visto en Gallia. Si ingresan por las cuevas, sería al Este donde se les vería más a menudo. Considerando los encuentros que he tenido con ellos... diría que está usted en lo correcto. - Le dió la razón tanto como se la daba a sí mismo. - Creo que allí es donde me dirigiré a continuación. Debo pasar por Gallia en mi camino de regreso hacia las islas. Tomaré el camino cerca de Kauku y confirmaré sus sospechas. -

Su proceder podía sonar demasiado audaz para alguien de tan frágil raza, pero había perdido en gran parte esa clase de temor. Más aún, era mucho lo que tenía para ganar, la confianza de Kurthnaga incluida, y lo que pudiese posiblemente perder en el camino se tornaba irrelevante. - Príncipe Kurthnaga... ¿desea que le comunique el resultado de mi pequeña investigación, cuando la termine? - Ofreció con una sonrisa. No le pediría que hiciese algo radical o directo, no aún, pero se encaminaba. Le demostraría la firmeza de su intención, primero. - Si desea cambiar las cosas tanto como lo deseo yo, podemos hacerlo. Juntos. Le he dicho ya que tiene la posibilidad de hacer mucho por sí mismo, pero siendo nosotros dos, seguramente podríamos conseguir mucho más. ¿Qué dice? Puedo reunirme con usted nuevamente del otro lado de Kauku. -  Culminó allí, dejando inconclusa su propuesta. Lo que sucediese dependería de lo que observase y probablemente de lo que hubiese en el sitio, pero estaba convencido de que si llevaba a Kurthnaga hasta allí, la presencia de aquellos ejércitos le quitaría cualquier duda que restase.

Ese podría ser un buen curso de acción. Buscar la destrucción del país vecino. Y si los laguz no eran dejados en paz en ese entonces, continuar con el siguiente, y el siguiente, hasta que no hubiese humano alguno atreviéndose a atosigar sus fronteras. Ah, pero eso era adelantarse y fantasear de sobra... tenía un buen comienzo a mano y lo tomaría, sin lugar a dudas.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Jue Nov 26, 2015 8:25 am

Sentía que las palabras de Reyson eran capaces de transmitirle la voluntad que el mismo carecía para poder llevar a cabo las ideas y acciones para proteger a su gente. Podía entender que alguien como Reyson que por culpa de los beorcs había perdido tanto su hogar como a su gente tuviera unas ideas mucho más claras que el dragón... Aunque en las palabras de la garza se podían leer algo de rudeza, Kurthnaga pensó que aquello era quizás necesario, no era simplemente un “tu puedes hacerlo” sino que le indicaba que si el mismo no empezaba a reaccionar acerca de lo que tenía que hacer para proteger a su gente, sería demasiado tarde. El dragón negro no podría llegar a empatizar con Reyson por el simple motivo que era incapaz de pensar como podría llegar a sobrellevar su vida si se encontrase en su situación pero realmente le apoyaba que con su experiencia fuera capaz de animarle a intentar solucionar todo lo que estaba ocurriendo en su país.

Le escuchó hablar sobre aquel extraño ejercito, si bien ambos solamente tenían sospechas sobre los beorcs y no ninguna prueba solida, de igual forma por la tradición draconiana de estar alejados de las demás razas no podía evitar sentirse algo alerta sobre los beorcs de Begnion. - ¿Se encuentran en otros países laguz? Es decir... podría ser una amenaza que realmente afectara a la alianza en general... -  Más que hablar con el otro, pareciere como si el propio Kurthnaga hablase con el mismo en voz alta. De su encuentro inesperado con el otro laguz estaba obteniendo más información de la que había esperado encontrar cuando decidió de emprender su viaje al bosque de los Serennes. No era algo negativo, pero le costaba asimilar todo aquello en cuestión de minutos. Cuando se dió cuenta que había vuelto a recluirse en sus propios pensamientos no pudo evitar avergonzarse por ello. - Lo lamento príncipe Reyson, es mucha más información la que he escuchado aquí que de la que tengo acceso quedándome en Goldoa.

Realmente si estaba interesado en que pudieran continuar en contacto y saber más sobre aquella amenaza que no parecía encontrarse solamente en sus tierras, Reyson probablemente podría obtener más información que él. No le gustaba admitirlo pero aunque hubiera sido capaz de salir de su territorio, acostumbrado a las tierras dragón y no tener contacto alguno con los demás aquello luego le dificultaba por estar condicionado por sus tradiciones. Kurthnaga asintió levemente con la cabeza. - Me gustaría poder escuchar esos resultados si usted me lo permite, seguro que serán de mucha utilidad. No me agrada demasiado la idea de la zona de Kauku, pero no es como si hubiese muchas más opciones al respecto. - Aunque era una zona conocida tanto en los reinos de Gallia, Goldoa y Begnion, no era conocido precisamente por algo bueno. El príncipe Kurthnaga quería evitar aquella zona pero también no era como si Goldoa estuviera conectada por muchas más rutas así que debía aceptar de reunirse allí tanto queriendo como si no. - Pero quiero cambiar la situación actual, sí. Y con un aliado laguz con tanta voluntad como usted creo que las probabilidades de que tengamos éxito son mucho más mayores. - Quizás Kurthnaga pertenecía a unas razas más poderosas laguz pero sin una voluntad fuerte como la que Reyson poseía no era como si realmente aquello sirviese en absoluto pero si realmente estaban juntos en ello, creía que podría ser capaz de conseguir algo.
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Expiration_2

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] 2aYlcp6

Gold :
4793


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 30, 2015 3:23 am

Tal parecía que Kurthnaga estaba aún más desinformado de lo que Reyson había creído. No pudo evitar sorprenderse, detener su línea de pensamiento y quedarse varado, tan sólo parpadeando en confusión, al comprender que lo de Gallia era una total novedad para él. Si no sabía que los enemigos estaban ya en Gallia tan presentes como estaban en Goldoa, seguramente no sabría que se infiltraban en la ruta marítima alrededor de Kilvas de tanto en tanto, o que habían atacado más de una vez la bahía en Phoenicis. ¿Debería de informarle de todo aquello? Parecía tener suficiente ya, inclusive disculpándose por lo difícil de asimilarlo todo. Supuso que sería mejor dejar eso ser, por el momento. No querría confundirlo más de lo que estaba confundido ya. Después encontraría forma de ponerle al tanto más delicadamente.

Pero cómo se compadecía del muchacho, pues, a sabiendas de las condiciones en que había estado encasillado hasta el momento. ¡Como una jaula! Saber que era él quien podía ayudarle con ese problema en particular, que sería él quien avanzase primero en tan peligrosa empresa, le hacía sentir... extrañamente fuerte. Una sensación más que bienvenida para él, quien tanto había llegado a resentir las incapacidades de su raza.

Tenía una misión en Kauku. Finalmente los hilos estarían en movimiento, había encontrado una dirección en la que podía comenzar a actuar, una en que nadie lo resguardaría o lo alejaría 'por su seguridad'. No perdería la oportunidad. - Es un lugar peligroso. Ya lo sé, si es a lo que se refiere, pero tengo mis medios. Me las arreglaré. - Sonrió con confianza, se adjudicaba más de lo que podía verdaderamente hacer, más aún contando con la motivación que tenía en aquel momento. - Véame nuevamente en... ¿6 días, digamos? Con eso tendré más que suficiente tiempo. Utilizar la salida a Begnion sería lo mejor, pero le veré en de Goldoa si así lo prefiere. Afile sus garras y prepare su fuego, príncipe, sólo por si las dudas. Si la situación es como creo, no se dejará pasar fácilmente nuestra presencia allí. - Con anticipación y hasta impaciencia sus alas se doblaron un tanto más apretadas contra su espalda, un pequeño gesto que causó una mínima brisa alrededor de su acompañante. Donde su disposición a veces se mantenía dura, sus alas solían traicionar. Admiraba y hasta envidiaba el poder del heredero de Goldoa tanto como el de otros dragones, mas teniéndole a su lado en alianza, podía alegrarse mucho más de que tuviese todo ello. Dudaba que Kurthnaga dispusiera fácilmente de sus características para una batalla, pero era una seguridad con la que valía la pena contar.

- Verá que lo conseguiremos. No dejaré todo esto pasar, de algún modo u otro lo conseguiremos. - Aseguró, ladeando la cabeza para centrarse brevemente en el entorno, el espacio entre árboles, las distancias y los vientos. Debía de regresar a Gallia, pero creía que sería un vuelo breve y fácil, dadas las buenas condiciones. Volvió la vista por última vez al joven dragón, con una sonrisa complacida en los labios. - Debo regresar. Le veré entonces, príncipe Kurthnaga. Ha sido todo un placer. -
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Lun Nov 30, 2015 3:52 pm

Aunque no podía evitar preocuparse un poco por Reyson, al mismo tiempo era consciente de que no era nadie como para decirle que no debía acercarse a un territorio tan peligroso como era el de las cuevas kauku. Además, ya había quedado claro que sus razas no tenían que ser precisamente el determinante completo de todo; porque Reyson a pesar de ser una garza, conocidas por ser más frágiles y delicadas, tenía mucha más voluntad y decisión de la que él, un dragón de Goldoa, conocidos por ser una de las razas más poderosas de Tellius, pudiera tener. Así que solamente podía confiar en él y confiar al mismo tiempo en los medios que parecía tener. Por lo que a él mismo le concernía, no le gustaba reconocer que aunque formaba parte del territorio de su país y una de sus fronteras, era un paso de lo más desconocido porque su peligrosidad le imponía demasiado respeto pero tenía que aceptar ir allí, era como dar un paso más en decisiones que aunque no le gustaban en absoluto por salir de su zona de confort, era necesarias para conseguir aquello por lo que iban a pelear.

Cabeceó levemente en aprobación de la idea de reunirse en casi una semana. - Por mi parte debo volver a Goldoa, no puedo ausentarme de Palacio durante tanto tiempo... Así que vernos en 6 días en las Cuevas Kauku me parece razonable. Espero que no le suponga demasiado cambio tenernos que ver en la salida de Goldoa en lugar de la de Begnion. - La ausencia del príncipe dragón era un secreto que pocos conocían en el palacio real y aunque podía parecer algo de lo más evidente por no verle por allí durante días, sus subordinados también se habían acostumbrado a no verle demasiado por estar o bien ocupado leyendo teorías para su formación o bien deambulando fuera de palacio, por territorio dragón porque no se sentía bien entre las cuatro paredes que conformaban su hogar y símbolo de la nobleza dragón. Pero tampoco es como si pudiera abusar de irse de su país cuando quisiera y estar fuera más tiempo de lo que podría ser necesario en su viaje personal.

Suspiró pesadamente, sabía que iba a llegar un momento en el que fuera necesario pelear pero había querido evitar pensar en ello. No se sentía lo suficientemente poderoso como para encontrarse en un campo de batalla y su política de neutralidad no ayudaba más que a reforzar lo asqueado que se sentía por la guerra y las peleas. - Supongo... Que habrá un momento en el que será necesario que yo pelee pero no puedo evitar sentirme totalmente contrario a esa idea por la condición que supone pertenecer a Goldoa, territorio neutral. No quiero decir que no vaya a pelear, no voy a simplemente mantenerme de pie y ver como todo sucede en una situación de peligro... Pero sea consciente de que yo no he peleado nunca y no sé desenvolverme en una batalla. - Era algo evidente para él y desde el punto de vista de Kurthnaga no sería incluso necesaria una explicación sobre ello porque la neutralidad de su territorio conllevaba aquella serie de consecuencias pero no pudo evitar sentir que quizás “sus garras y su aliento” como había dicho Reyson, no podían ser capaces de proteger nada. Pero no quería expresar una total negativa después de todo el apoyo que el rubio le había brindado así que solamente expresó su duda con su habitual formalidad.

Una leve sonrisa, frágil, apareció en el rostro del dragón negro. No creía que pudiera conseguir nada por su propia voluntad, era algo triste de aceptar pero de alguna forma u otra realmente pensaba que era de aquella forma, pero quizás si la garza estaba de su lado las cosas cambiarían. Siendo ambos laguz, eran bastante distintos pero Kurthnaga sentía que las palabras sobre conseguir sus metas podrían ser realidad algún día. - Igualmente, incluso si ha sido por una irónica coincidencia, ha sido un placer poder hablar con usted. Nos veremos pronto, príncipe Reyson. - No podía volar como el otro, sería de lo más sospechoso ver a un dragón más grande que a wyvern sobrevolando territorios así que solamente le quedaba volverse a ocultar en Begnion con aquella túnica que impedía reconocer sus rasgos propios de laguz hasta poder volver de nuevo a su país.
Kurthnaga
Kurthnaga
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [2]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Jafar Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Expiration_2

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] 2aYlcp6

Gold :
4793


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 03, 2015 5:22 pm

Ah, debía de habérselo esperado, si bien era claro que Kurthnaga accedía a actuar fuera de lo que se esperaba de él, tal parecía que no tanto como para cruzar la frontera y pisar Begnion sin avisos ni permisos. Había ido un poco lejos al sugerirlo, podía ver eso, por lo que no dudó en ceder un tanto. Asintió en acuerdo, Goldoa sería y, al fin y al cabo, le serviría de la misma forma, lograría demostrar lo mismo. Quizás después de confirmar quienes eran sus enemigos, el proceder de ambos cambiaría.

Lo que no conciliaba cederle era el evitar luchar. Habría querido hacerlo, era obvio que Kurthnaga no disfrutaba involucrarse de ese modo y habría querido permitirle permanecer atrás, pero dudaba tener opción. Él mismo era incapaz de tomar parte en batalla, al menos de forma directa, ¿qué podría hacer si efectivamente eran atacados? ¿Cuanto tiempo podrían evitarlo? Haría lo que pudiese por cuidar de él, pero algunas cosas eran inevitables. - ...claro. Esperemos, pues, que no haya necesidad de nada de eso. - Dijo, aunque bien sabía que no existía tal posibilidad. Le daría un tiempo más de paz mental, que claramente necesitaba, y dejaría que las inevitabilidades viniesen a su tiempo.

Era un dragón negro y no exactamente un recién nacido, calculaba que tenía la misma o más edad que él mismo, y neutralidad aparte, ¿qué tan mal podía realmente irle en un campo de batalla? ¿Qué tan mal podían salir las cosas? Seguramente exageraba.

- Seis días. ¡No lo olvide! - Dejó las cosas en la nota más positiva que le era posible y alzó vuelo, saliendo del incoloro ambiente del bosque y del sepulcral silencio de sus árboles, para ver el paisaje desde lo alto. Un mar ennegrecido a donde sea que dirigiese la vista. Mantuvo a raya la ira que tal visión le generaba, ya pronto estaría dándole solución al asunto y poniendo su viejo reino a descansar. Aún si no podía sanarlo, aún si no podía recuperar a la familia que había perdido, podía vengarlos. Era lo que le quedaba para hacer con su vida, la solitaria misión del último de su raza, y con ello estaría satisfecho. Cambió de forma, suficientemente descansado ya como para volver a su estado correcto y emprender el vuelo de regreso a Gallia.
Anonymous
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Eliwood el Dom Dic 13, 2015 4:36 pm

Tema cerrado.

50G a cada participante.

+1 EXP a cada participante.
Eliwood
Eliwood
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
espada de acero [5]
.
.
.
.

Support :
Marth Reunión real [Privado - Kurthnaga] Iwzg0SR
Lyndis Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v
Nils Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v
Izaya Reunión real [Privado - Kurthnaga] JEIjc1v

Especialización :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Espada%202

Experiencia :
Reunión real [Privado - Kurthnaga] Iu4Yxy1

Gold :
679


Volver arriba Ir abajo

Reunión real [Privado - Kurthnaga] Empty Re: Reunión real [Privado - Kurthnaga]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.