Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Onix el Sáb Sep 03, 2016 8:42 pm

Tras varias horas de viaje a través del Desierto de Grann, Onix vio las últimas luces del día mientras el sol se disponía a ocultarse tras las montañas que él veía a lo lejos desde la jaula donde descansaba.

Fue entonces, que el grupo circense con el que estaba viajando decidió que era hora de detener los caballos que empujaban los carros y disponerse a hacer los preparativos necesarios para acampar en el lugar solo por esta noche, y así, proseguir con su viaje a primeras horas hacia El Puerto sin Nombre, como estaba planificado.

No paso mucho antes de que Joe abriera el candado de la jaula del cuervo para que este explorara los alrededores en compañía de su tutor, ya sea para saber que no hubiesen depredadores, bandidos o un grupo de Emergidos cerca del área en el que se querían establecer.

Tras estirar las patas un poco y poner un poco de los nervios a Joe como usualmente lo hace, Onix realizó un vuelo corto por encima del terreno, explorando de esta forma el desierto montañoso. Tanto él como su tutor no hallaron nada extraño o fuera de lo ordinario que se pudiese verse a simple vista, sin embargo, ya que estaba anocheciendo tampoco pudieron tomarse el tiempo necesario para explorar a mayor profundidad el área.

De vuelta en el lugar, tras haber informado que el lugar era seguro y el grupo cirquero terminase por establecer su campamento, Onix disfrutó de su temporal libertad fuera de su jaula. Una vez que se habían encendido las fogatas y el grupo de artistas humanos se relajaron para descansar tanto en la intemperie como en sus respectivos camerinos, el cuervo se reunió con su tutor halcón en la cima de un risco que daba una vista clara hacia el campamento.

- ¡Oh, joder!- Saludó el cuervo mientras aterrizaba junto a su tutor y llevaba una botella de ron en una de sus patas y un par de vasos de vidrio con hielo- Que coincidencia que haya encontrado esta botella de ron sin abrir en mi jaula, esto parece la puta navidad- Comentó el laguz mientras se sentaba cerca del halcón con suma tranquilidad y se disponía a destapar la botella.

Su tutor le observa en silencio mientras este termina por servirle y ofrecerle un vaso de ron de la botella, tras hacer una breve pausa observa el cielo antes de tomar un sorbo de su vaso.

- Vale. Pero deberías dejar de esconder objetos en la jaula de Totti, es peligroso para una elefanta de su tamaño mantenerla cerca de objetos como esos

- ¡Oye, vamos viejo! Nadie ha salido herido por esto. Valió bastante de pena hacerlo, mira que Joe es celoso cuando se trata de dejarme cosas bonitas.

- Hablo en serio, Onix. ¿Qué hubiese sucedido si Totti se hubiese lastimado al pisar la botella, o si Joe hubiese descubierto que dejaste la botella ahí?

- Hubiéramos tenido una discusión que no hubiese llevado a nada, o puede que me dejase sin comer por varios días para pagar los gastos médicos de Totti. Quién sabe.

- Eres una buena persona Onix, no necesitas hacer ese tipo de cosas para atraer la atención de tus compañeros.

- ¿Qué dices, viejo? No soy una quinceañera cualquiera que le anda tirando los tejos todo el día a un tipazo como él. Podría estar haciendo mil y un cosas mejores si no me tuviesen retenido en una jaula todo el día.

- Si en lugar de quejarte, le demostraras a los demás lo duro que trabajas e intentaras ser más amable con ellos, puede que Joe te dejara salir más a menudo. ¿Sabes? Él me recuerda mucho a ti en tus primeros días en la carpa.

Onix tuvo que contenerse para no escupir del contenido del vaso que estaba bebiendo.

OFF ROL:
Eeee... iniciamos el tema con una charla casual entre Onix y su tutor mientras el grupo del circo descansa en una zona del desierto. -Charla bochornosa incoming-
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1759


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Naruga el Dom Sep 04, 2016 5:03 am

Encárgate….

Fue la orden que recibió de su amo en cuanto recibieron informes acerca de que un espectáculo pagano se acento en su territorio. El desierto de Grann por mucho tiempo fue el hogar del branded enmascarado y por tanto podía moverse por el territorio con una facilidad que seria imposible para los soldados de Seliora. Hasta hacia no muchas lunas Naruga había logrado convivir con los sirvientes del castillo, o por lo menos había dejado de atacarlos y parecía seguir las instrucciones de su amo sin ningún tipo de problema. Fue por eso que quizá se sintieron con la confianza de encargarle esa sencilla tarea tomando en cuenta que solo se trataban de cirqueros y el mestizo por si solo tenía fuerza suficiente para matar sin problemas un grupo numeroso de soldados armados. El problema aquí fue la ambigüedad con la cual se trató el asunto, Naruga difícilmente comprendía la diferencia entre lo bueno o lo malo y su solucion para tratar cosas molestas o indeseadas era…. Si, básicamente cortarles el cuello. El plan debía ser sencillo; Naruga se adelantaría primero a someter a los paganos y una cuadrilla iría para recogerlos en la mañana y ponerlos al servicio de Hasim pero nada podría haber preparado a los soldados ante el escenario de pesadilla que se revelaría frente ellos al día siguiente.

El branded se acercó sigiloso hacia la ubicación marcada, llegando con una velocidad y precisión descaradas encontrando el pequeño campamento cuyas fogatas ya estaban encendidas, el aire de la noche en el desierto silbaba con una tonada fría que pasaba desapercibida entre las animadas charlas de los integrantes. Como si se tratara de una bestia salvaje asechando a sus presas Naruga se colaba por entre el terreno montañoso del lugar con un sigilo que podría envidiar el mejor de los asesinos. Se acercó despacio hacia la parte más alejada del campamento detectando como primera presa a un humano fornido de gran estatura que sujetaba algo parecido a una masa…. Probablemente el hombre forzudo del circo a quien le tocaba la primera guardia para vigilar que los bandidos no se acercaran. Mientras tarareaba alguna canción de su tierra natal se dedicó a destapar un pequeño barril de cerveza para comenzar a beber más al mirar hacia la luna el hombre noto con cierta sorpresa como si el piso se comenzara a mover bajo sus pies, no muy pronto descubrió que para su desgracia era su cabeza la que se deslizaba hacia el piso con un corte tan limpio y preciso que le dio tiempo de dibujar un gesto lleno de horror al ver la imagen de su asesino, un demonio enmascarado que con una indiferencia terrible lo miraba morir mientras sujetaba en una mano su afilada espada manchada en sangre…. Uno menos.

Mientras tanto, la velada continuaba como si nada, entre charlas y risas, ignorantes del hecho de que poco a poco las arenas del desierto se tenían con la sangre de la primera víctima. Pero, si el hombre más fuerte del lugar había muerto sin hacer un solo sonido…. Que les deparaba a los demás integrantes del circo quienes seguían con sus vidas ajenos a la muerte inminente que los asechaba con un par de ojos dorados ocultos tras aquella vieja mascara de hueso?.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
Espada de acero [3]
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
543


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Onix el Dom Sep 18, 2016 12:18 pm

El halcón que acompañaba a Onix sonreía divertido ante la reacción que tuvo el muchacho tras habérsele comparado con el domador de bestias llamado Joe. Luego de recordar momentos del pasado y convertir lo que había comenzado como una conversación normal y corriente entre un muchacho y su tutor, la charla se tornó bastante vergonzosa para el cuervo.

Un poco más y Onix hubiera enterrado su cabeza en la arena como un si fuera un avestruz (si es que esos animales existen), pero la charla se vio interrumpida cuando su tutor dejo de reírse y detuvo las quejas del cuervo.

- Espera. Algo sucede.

Tanto el halcón como el cuervo observaron desde su posición al grupo de personas que se había reunido junta a la fogata central, era difícil escuchar lo que estaban hablando, pero se podía notar que el tono de voz elevado de algunos era señal de que había pasado algo grave.

- ¿Bueno, vamos a ver o…?

Aun observando la situación, su tutor lo interrumpió alzando su brazo enfrente del chico para evitar que avanzara.

- No, yo iré a ver. Uno de nosotros debe quedarse en un lugar alto a montar guardia, así que quédate aquí.

Tras decir esto, el halcón salto y descendió del risco, dejando a Onix con los vasos vacíos de ron y la botella que habían estado bebiendo antes.

- ¿Por qué soy yo el que debe quedarse? ¡Hey, viejo, espera un momento!

El cuervo siguió al laguz hasta llegar a donde se había reunido la multitud de humanos. Uno de ellos, una mujer, se encontraba llorando y con la ropa con manchas de sangre mientras uno de los artistas de circo se encontraba consolándola.

Entre charlas preocupadas sobre lo que estaba sucediendo y algunas quejas por parte de los humanos, lo que Onix pudo entender sobre lo que pregunto su tutor y lo que le respondieron fue que habían descubierto los cadáveres de algunos de los miembros del circo que estuvieron montando guardia hace rato, así como rastros de sangre y un olor extraño captado por Argus, el tigre, quien apenas había salido vivo de uno de los ya mencionados ataques. Varios de los miembros más fuertes (entre ellos, Joe y el tutor de Onix) se habían reunido y desplegado alrededor del campamente para localizar y cazar al atacante mientras que las mujeres, niños y miembros menos fuertes se habían quedado alrededor de la fogata.

Mientras tanto, Onix había sido dejado junto con el grupo de heridos, mujeres y niños en caso de necesitar un laguz que pudiese defenderos del atacante o localizarlo. Kitty (la laguz gato del grupo) también se encontraba ahí, pero ella no sabía precisamente pelear.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1759


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Naruga el Lun Sep 19, 2016 4:51 am

Así como el hombre forzudo había caído murió el siguiente guardia, y el siguiente... en total silencio y con un solo golpe, una cacería perfecta. Las cosas se complicaron cuando una bestia enorme, al parecer un laguz de tipo tigre se acerco atraído quizá por el olor de la sangre, encaminándose a ver que sucedía. No fue capaz de verlo venir pues los tigres no poseían tan buen ojo nocturno como los gatos por lo que en cuestión de segundos un profundo corte se abrió en el cuello del gran felino.... Aquel fue el único que sobrevivió a aquel ataque de los vigilantes pues la gruesa piel del tigre evito que Naruga lograse hacer un corte certero y letal como los anteriores pero si le dejo un corte profundo que no paraba de sangrar.

Gracias a eso Naruga se vio en la necesidad de ocultarse pues el revuelo comenzó en cuanto el felino logro regresar a la fogata principal y los demás comenzaron a encontrar los cuerpos decapitados. La presa que se le había escapado estaba herido de gravedad por lo que se quedo en el grupo central cerca de la fogata; moviéndose sigilosamente por sobre las caravanas el branded evaluaba la situación para continuar con su encargo.... Hasim no menciono nada sobre perdonar mujeres o niños por lo que la idea en general era matarlos a todos de alguna manera.... pero era difícil estando todos juntos.

Mientras tanto, en el grupo la tensión podía cortarse con un cuchillo. Los mas jóvenes se refugiaban con sus madres asustados mientras que ellas se mantenían alertas e intranquilas, la respiración del tigre herido era dificultosa pues la espada del intruso había logrado hacer un pequeño corte en la arteria por lo que aun seguía perdiendo mucha sangre.

- Porque nos están haciendo esto? -

Lloro una de las acróbatas mas jóvenes, una muchacha de no más de 15 años la cual no podía aceptar que su padre estuviera muerto cuando hasta hace un par de horas le había llevado la cena al punto de vigilancia. Otros niños también deseaban llorar sin comprender que pasaba exactamente pero eran tranquilizados por las mujeres mayores.

- Sea lo que le haya hecho esto es peligroso.... que tontería quedarnos aquí expuestos -

Protesto la cocinera quien era una mujer rechoncha y un carácter algo difícil mientras abrazaba a sus niños quienes temblaban aterrorizados, las demás mujeres escucharon aquello pensando que en parte esa mujer tenia razón.

- Vamos a refugiarnos en la caravana de mi esposo, estaríamos algo apretados pero cabríamos todas con los niños. Los sub humanos pueden cuidar a fuera en caso de que esa cosa regrese.... -

Nadie puso objeción alguna, tenía sentido pensar que bajo techo y resguardados en la caravana de madera todos estarían mas seguros y, en caso de haber una amenaza los laguz sabrían frenarla. Tal como se sospechaba, había poco lugar pero se las arreglaron para acomodarse todos, intentando dormir a los más pequeños para que no hicieran ruido.... sin embargo aquel par de ojos dorados los habían visto entrar a la caravana y con ello la solución de su principal problema.

La felina no sabía muy bien que hacer pues el tigre no estaba en condiciones de moverse o pelear y, aprovechando ese breve momento de duda Naruga se color sigiloso por encima y debajo de las caravanas hasta llegar a la que era la indicada. No le costó mucho atrancar la puerta con una viga de madera que estaba cerca de allí y, tomando un par de linternas de aceite las arrojo sin reparos por la pequeña abertura de la caravana que serbia como una pequeña ventana. Las telas de lana de los disfraces y la madera se prendieron en llamas casi al instante gracias al aceite de las lámparas y los gritos desgarradores de mujeres y niños incapaces de salir no tardaron en hacerse escuchar.

Allí, agazapado cerca de una caravana vecina el bandido espero pacientemente a que alguno mordiera la carnada y viniese a tratar de ayudarlos, cosa que no tardo en pasar; de esta manera logro asestarle un golpe letal a los humanos que se acercaron sin darles la oportunidad de pelear. Acto seguido y ocultando su aroma gracias al olor de carne quemada Naruga volvió a ocultarse para evaluar la situación una vez más.... las bestias eran peligrosas y tenía que proceder con más cautela ahora que estaban alertas.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
Espada de acero [3]
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
543


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Onix el Vie Oct 28, 2016 11:32 pm

La atmosfera que había alrededor de la fogata era tan tensa que podía cortarse con un cuchillo. Los humanos no solo observaban con desconfianza al grupo de laguz que cuidaban de Argus, sino que en estos momentos algunos se encontraban planeando la manera de escabullirse fuera del grupo alrededor de la fogata para de esta forma huir hacia el desierto llevándose consigo algunas provisiones. Otros, no dejaban de quejarse sobre la manera en la que estaban siendo tratados ante esta grave situación sobre el asesino suelto, y no paso mucho antes decidiera que era mejor refugiarse dentro de una de las caravanas que encontrarse expuestos en el aire libre.

Onix ayudaba a Kitty a atender al tigre, pues ninguno de los humanos parecía estar dispuesto a gastar sus provisiones en un laguz, viejo y malherido que iba a morir de todas formas. La desconfianza hacia ese grupo de artistas era tan grande, que fue bastante duro conseguir que alguno aceptara a darle unas pocas vendas para detener en parte la hemorragia.

Kitty era la que más estresada se veía de los tres laguz, pues no había dejado de llorar en silencio desde que Joe se fue con el grupo de búsqueda junto con el tutor de Onix.

Luego de aquella discusión con la cocinera, la cual no terminó en nada aunque el cuervo estuviese en desacuerdo con el plan, el chico regresó con los dos felinos, sintiéndose como un incompetente y frustrado al no poder convencerlos de quedarse en la zona de la fogata.

- Esta herida… no deja de sangrar, Onix. ¿Qué haremos si el asesino viene?

El chico miró a Kitty, tardando un poco en responder puesto que esta era la primera vez que el chico la veía de esta forma.

- Si el asesino viene…- Respondió con seriedad, acercándose cuidadosamente a ella y colocando sus garras suavemente sobre los hombros de la chica- Yo los protegeré. No te preocupes.

Aun después de decir eso, la chica parecía estar aún más cabizbaja que antes. Ya que no estaba de tan de buen humor como para decirle algo malo al cuervo, solo se limitó a quedarse callada y a responderle de forma indiferente apartando con cuidado de las garras del chico de sus hombros para que la dejara en paz.

Era obvio que Kitty no confiaba en él, y Onix lo sabía perfectamente. ¿Pero, qué otra cosa pudo haberle dicho estos momentos tan difíciles? ¿Consolarla? ¿Mentirle diciéndole que “todo saldría bien”? En el fondo, él estaba igual de asustado que ella, y su relación entre ambos nunca fue… exactamente tolerable como para sentir completa empatía por la chica o saber que más decirle o hacer por ellos más que cumplir con lo que su tutor le había encargado y tratar de “ser amable”.

Mujeres… Uno trata de preocuparse por ellas y ni te dan las gracias…” Pensó, rascándose la cabeza con la garra y disponiéndose a alejarse para vigilar los alrededores y apartarse del ruido y la multitud.

En el fondo, sabía que no serviría de nada lo que hiciera o dijera, nadie quería hacerle caso o aceptar la opinión de un “cuervo idiota” como él y a simple vista era obvio que su propia fuerza no jamás podría compararse jamás con la de un asesino que fue capaz de lastimar gravemente a un tigre.

Temía pelear, pero sí tendría que hacerlo, lo haría, solo porque le parecía peor el tener que cargar con sus muertes en su conciencia.

Snif, snif, ¿qué eso?

En lo que sus pensamientos se perdían en sus propias preocupaciones, Onix se detuvo en seco cuando su nariz detectó un olor extraño cercano, no muy lejos de donde se encontraba. Volteó buscando aquel aroma conocido y a continuación, escuchó los gritos provenir de la ubicación de la caravana de madera de la familia de cocinera.

¡Oh, mierda!

Sin perder más tiempo, corrió hacia aquella ubicación, y cuando llego a la escena descubrió con horror y sorpresa aquella caravana incendiándose y un grupo de cuerpos humanos muertos en el suelo, quemados y otros bajo charcos de sangre que habían sido dejados por culpa de las horribles heridas causadas recientemente.

Todos en el sitio, estaban muertos. ¿Quién podría haber hecho algo tan horrible?

Bueno, era obvio que esto era obra del asesino, pero no se quedaría embobado viendo la escena toda la noche y pensando mucho en ello. Pues, acto seguido, Onix recordaría al grupo que había dejado descuidado cerca de la fogata y buscaría la forma llegar rápido hasta ahí antes de que cierto asesino lo hiciera.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1759


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Naruga el Jue Nov 10, 2016 11:30 pm

Pese a su aspecto, Naruga no era un peleador desenfrenado ni mucho menos un idiota…. Se guiaba por su instintos pero sabía perfectamente evaluar una situación y mover las cosas a su favor; no en vano había pasado toda su vida atacando caravanas mercantes ni defendiendo su territorio de otros bandidos o asesinos que rondasen el área. Era un peleador temible y experimentado, un cazador de las dunas cuando el sol se ocultaba. Sigiloso, astuto y sin noción alguna del bien o del mal…. Un oponente ciertamente temible.

El cuanto vio a una de las bestias acercarse al lugar Naruga retrocedió instintivamente…. Aun no era el momento de encargarse de ese en particular pues comparado al tigre moribundo o la hembra quien no parecía ser una amenaza este sí que podría darle una buena pelea. Tendría que ir primero a por las presas más fáciles de cazar…. Entre menos sean más débiles se volverán tanto física como emocionalmente; después de todo desatar el pánico y el miedo era una táctica muy efectiva que le fue enseñada por sus padres. Fue por esto que el branded encamino sus pasos sigilosos de regreso hacia la fogata, después de todo el tigre no pasaría la noche y la felina tenía toda la pinta de ser una presa fácil. Miro desde la obscuridad que le brindaba la noche, agazapado sobre uno de los carros de la caravana circense con su espada enfundada para desplazarse mejor. Su posición no era diferente al de una bestia que asecha a una futura presa, que espera el momento oportuno para atacar.

Dicho momento apareció en cuanto la bestia hembra se levantó para mojar la compresa que utilizaba para bajar la fiebre que se había apoderado de Argus, los ojos dorados del enmascarado se afilaron como los de un felino encrespado listo para dar su certero y letal ataque…. En esa forma humana no sería difícil cortarle la cabeza como lo había hecho con los humanos, sabía perfectamente que en aquella forma las bestias eran bastante vulnerables. El tiempo pareció detenerse por unos momentos para Kitty, contemplando como aquella figura saltaba hacia ella con una palpable sed de sangre que calaba hasta los huesos; en ese momento lo único que rondaba la cabeza de la joven laguz era la certeza de que iba a morir. Sin embargo la espada del branded se detuvo a pocos centímetros haciéndole únicamente un leve corte cerca del cuello pues el tigre moribundo había sacado fuerzas a saber de dónde y logro sujetar al intruso asesino por la pierna, impidiéndole el asesinar con éxito a la chica.

- CORRE KITTY!!!!!

Rugió el tigre a la par que arrojaba a Naruga hacia el lado contrario, haciéndolo impactar con fuerza contra unas cajas de madera que se hicieron añicos. La pobre Kitty tardo un poco en reaccionar pues su cuerpo aun temblaba y la experiencia tan cercana a la muerte la dejo más pálida que un fantasma. Con los ojos llenándose de lágrimas ella negó con la cabeza pues no quería abandonar al tigre con lo que sea que fuera esa cosa que la había atacado, más las palabras no salían de su boca.

- Yo ya estoy muerto…. Ve y adviérteles…. A los otros….

Argus apenas y podía hablar pues con el movimiento la herida en su cuello había vuelto a sangrar. Resignada Kitty se puso de pie con intenciones de salir corriendo para avisarle al halcón y a Joe lo que estaba pasando. El asesino no era humano, no podía serlo por esa forma que tenia de moverse y por el hecho de que se levantara como si nada hubiese pasado después de tremendo golpe que le había propinado el tigre. Naruga intento nuevamente atacar a esa laguz hembra más Argus intento interponérsele en su camino, en respuesta, el branded desenfundo su espada orientando el mango hacia la boca en el estómago del tigre, doblegándolo en el acto y terminando con su vida con un último golpe certero. Mentiría si dijera que había salido ileso de ese pequeño enfrentamiento pero pese a un par de magulladuras Naruga aún estaba lejos de estar lastimado. Nuevamente volvió a ocultarse entre las carbonas para darse un respiro y plana su próximo movimiento mientras que la sangre proveniente del cadáver de Argus apagaba las llamas de la fogata.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
Espada de acero [3]
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
543


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Onix el Miér Nov 16, 2016 5:59 pm

La aparición del asesino en la zona de la fogata, causó conmoción muy grande entre los grupos de humanos que se encontraban presentes ahí, quienes asustados decidieron dejar a su suerte a Kitty y a Argus quienes ahora se había convertido en las próximas victimas del branded.

Desatar el pánico y el miedo era una táctica muy efectiva, en especial cuando su supuesto “guardián” estaba ocupado con la carreta  de mujeres y niños muertos, sin poder defenderlos a ellos quienes no tenían tanta experiencia en combate como el grupo que se había marchado a explorar los alrededores. Por no agregar que ahora eran un grupo muy pequeño comparado a como era al principio, gracias a las tácticas de cierto chico enmascarado.

Al final, Kitty había conseguido huir gracias a la intervención de Argus, quien ahora yacía sin moverse en el suelo mientras la sangre de su herida se había comenzado a secar en la tierra donde había caído.

- Oh no… ¡Argus!

La zona de la fogata se encontraba solitaria, pues muchos de los que habían estado ahí antes optado por dejar de permanecer en el sitio mucho más tiempo y tomaron la decisión peligrosa de huir lo más lejos del lugar cruzando el desierto.  

Onix se acercó rápidamente hacia el tigre, volteándolo lentamente esperando que este estuviese todavía vivo para que pudiese contarle lo que había pasado o al menos decirle que había sucedido con Kitty.

- Argus, resiste. Dime donde esta Kitty.

El tigre, respirando aun con dificultad debido a sus heridas, apenas estuvo unos segundos más consiente, solo para mirar a Onix a los ojos poco antes de que su vida se extinguiese bajo los brazos del cuervo.

- ¿Argus? ¡Argus!

Mierda. ¡Toda esta noche se había convertido en una jodida mierda!

Onix no conoció mucho a Argus, pero de algo que si estaba seguro es que este era de los pocos miembros del circo que no le caía mal. El tigre no fue alguien de muchas palabras, por lo que jamás tuvieron una conversación seria o algo parecido a eso y menos con aquel intimidante cuerpo y semblante en su rostro que le hacía parecer que si te metías con él acabaría dándote una paliza.

Quizás si hubiese llegado unos minutos antes, no estaría muerto. Pero eso jamás lo sabrás.

- Lo siento, Argus.

Ahora, solo le quedaba buscar a Kitty. Pero sabía que no podría conseguir esto solo, así recostó al tigre en el suelo y procedió a levantarse para adoptar su forma de cuervo y montarse sobre una de las carretas.

- ¡Rrok-rrok! ¡Rrok-rrok!

Onix soltó un crascitar profundo y cavernoso, para dar alarma y avisar a su tutor que la situación actual en la zona de la fogata había empeorado. Con algo de suerte, su tutor alcanzaría a escuchar sus graznidos desde su desconocida ubicación, pero no se quedaría esperando mucho tiempo a que eso sucediese pues aún tenía que encontrar a Kitty (si es que seguía con vida). Así que extendió sus enormes alas y se alzó a vuelo para comenzar dicha búsqueda.

No debe haberse ido muy lejos… ¿Dónde estás?

Las llamas de la carreta donde habían muerto la cocinera y el grupo de jóvenes, había comenzado a expandirse por algunas zonas cercanas en el campamente, desplegando una estela de humo que dificultaba la visibilidad.

Mientras tanto, Kitty, quien todavía seguía huyendo asustada del asesino, se detuvo para tomar aire detrás de una carpa tapándose su boca con ambas manos esperando no hacer mucho ruido con su respiración mientras se ocultaba.

Comenzó a sollozar de nuevo, mientras se daba a la idea de Agus ahora estaría probablemente muerto en estos momentos. Lo cual le resultaba doloroso puesto que siempre había considerado a ese tigre como su hermano mayor al ser ambos los únicos laguz felinos dentro del circo.

Y ella no había podido hacer nada… absolutamente nada. Porque no sabía pelear.

Sabía que su única salvación por ahora era seguir las instrucciones del tigre y encontrar al equipo de exploración lo más rápido posible, puesto que también se le paso por la mente de que no podría tener la ayuda de Onix, ya que pensaba que también podría haber sido asesinado, y esa fuese la razón principal por la que este se hubiese desaparecido cuando más le necesitaban.

Continuó huyendo lo más rápido que pudo, sin dudar ni por un momento en transformarse en gato si por alguna razón escuchaba al enmascarado. Por ahora, mantendría su forma humanaoide, ya que de esta forma le sería más sencillo moverse por el campamente sin chocarse con las carpas o por los cadáveres que casualmente hallaba en el camino.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1759


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Naruga el Dom Dic 04, 2016 1:37 am

El área de la fogata había quedado totalmente desierta pues los pocos humanos que habían quedado junto a los laguz habían escapado despavoridos, decidiendo abandonar las caravanas para probar suerte en el desierto de Grann. Naruga por su parte no se vio en la necesidad de perseguirlos pues sabia mejor que nadie que aquellos encontrarían una muerte mucho más lenta y agónica en aquel mar de arena, estaba seguro que no pasaría mucho tiempo hasta que ellos acabaran por darse cuenta de que la muerte limpia y rápida que él les ofrecía esa noche era mil veces mejor que sufrir bajo el ardiente sol que saldría en el día, sin agua, sin comida, sin una sombra bajo la cual refugiarse… El branded había nacido y crecido en ese desierto por lo que no tenía problemas para moverse y desplazarse por este, mas aquellos foráneos no tenían forma de orientarse por lo que su triste destino seria vagar por las arenas hasta que estas reclamaran sus vidas.

Naruga había necesitado un par de minutos para reponerse del golpe que le había propinado el ya difunto tigre pero sabía que no podía perder mucho tiempo pues la felina seguro ya estaba de camino a pedir refuerzos y eso solo complicaría las cosas. Sin embargo fue un fuerte craqueteo el que llamo la atención del enmascarado, al parecer ese cuervo estaba dando algún tipo de alarma para atraer al lugar a aquellos que suponía sabrían pelear. Eso le venía de perlas pues entre la felina dando un tipo de información y el cuervo dando la alarma en otro sitio la acción mas lógica que los más fuertes tomaría seria separarse para cubrir más terreno, uno acudiría al llamado del cuervo y el otro seguro se iría con la bestia hembra para buscarle un refugio pues ya por su comportamiento y actitudes la consideraba el eslabón débil que acabaría de romper la cadena, aquella que sellaría definitivamente el final de los últimos sobrevivientes de aquel espectáculo; Fue por eso que, aun que no tuvo problemas en localizar a la joven felina no se acerco demasiado, simplemente la asechaba a una distancia prudente en espera de que desempeñase su trabajo de separar al grupo…. ella lloraba y se notaba agitada mas pese a eso Naruga se mantenía impasible, únicamente con su misión en mente. Dejando de lado el odio y miedo que sus padres le habían inculcado sobre los laguz, en ese momento el branded enmascarado no parecía sentir nada en concreto… ni odio, ni miedo, no estaba disfrutando de realizar aquella matanza pero tampoco sentía pena o remordimiento, se limitaba únicamente a destruir todo lo que pudiera ser destruido y asesinar todo aquello que estuviese vivo con una indiferencia terrible.

Finalmente Kitty llego con el grupo que quedaba…. un humano y una bestia alada que parecía ya entrado en años, pero el instinto le advertía que aquella bestia estaba bastante curtida en batalla y debía tener especial cuidado con él.

- Argus está muerto!!!!, esa cosa lo mato!!!.... usa una espada y una máscara pero no puede ser humano… algo así no puede serlo… -

Sollozaba dejando escapar el llanto buscando consuelo con el humano, estaba temblando aterrada ante el solo recuerdo de lo que había visto, de la presencia inquietante de aquella criatura y de lo cerca que estuvo de asesinarla. El halcón y el humano se miraron un momento seriamente en cuanto se escullo el graznido del cuervo a la lejanía, una alarma que probablemente indicaba donde se encontraba el asesino. El laguz alado entonces se transformo en una gran ave a la que le faltaban quizá unas cuantas plumas mas eso no le quitaba su porte imponente y, alzando el vuelo se dirigió a toda prisa atendiendo el llamado del cuervo, sin ser capaz de encontrar al branded que estaba cerca de ellos gracias a que este estaba oculto bajo una caravana. Todo marchaba bien, un humano y una bestia cobarde serian un blanco moderadamente más sencillo. Naruga por su parte espero a que el aroma del emplumado y el sonido de aleteos estuviese lo suficientemente lejos para hacer su movimiento, saliendo de su escondite en un intento de asestar su letal y veloz corte a la garganta; fallo por poco pues Kitty lo alzando a detectar a tiempo y con un leve tirón logro quitar el cuello de su acompañante de la trayectoria que marcaba el filo de esa infame espada.

- Así que al fin te muestras desgraciado…. te hare pagar todo lo que has hecho. -

La felina retrocedió para no estorbarle a Joe quien empuñaba el machete que utilizaba para fines laborales en el circo pero que en esta ocasión funcionaria como un arma improvisada…. era solo un humano, si, mas Naruga sabía perfectamente distinguir a un oponente peligroso cuando lo miraba. Sin darle mucha oportunidad de prepararse el branded se abalanzo hacia el cirquero dando tajos con su arma con una velocidad tal que a Joe le costaba seguirle el ritmo, recibiendo varios cortes al no ser capaz de poder esquivarlos todos, como un extra aquel individuo parecía poseer una fuerza física que resultaba ridícula en alguien de su aparente estatura y complexión, quizá no llegaba al nivel del fallecido Argus pero se le acercaba bastante, sin mencionar que el atacante enmascarado era mucho más veloz para atacar y moverse. Joe lograba defenderse a duras penas del branded y no había sido capaz de asestarle un solo golpe más si lo estaba manteniendo a ralla como ninguno en el circo lo había hecho hasta ese momento.

 - Kitty!!!!, ve y avísales a esos pajarracos idiotas donde estoy. No dejare que este desgraciado se mueva de aquí hasta que ellos lleguen!!! -

Era el mejor plan a seguir pues no importaba lo fuerte que fuera esa criatura enmascarada era seguro que no podría pelear contra ellos 3, Kitty detestaba tener que abandonar a Joe pero entendía, muy a su pesar, que en ese momento no podría hacer otra cosa. Naruga entonces se lanzo directamente contra Joe, el cual lo estaba esperando para recibir si ataque más en el último momento el enmascarado salto pasando por arriba del humano, el cual solo pudo contemplar en cámara lenta como Naruga dirigió su ataque en la felina…. la había dejado vivir por que la necesitaba para separar al grupo y ahora que lo había logrado no permitiría que volviera a reunirlos. Al final, lo único que el humano pudo contemplar al darse la vuelta para detener al branded fue como este atravesaba a Kitty por la espalda justo antes de que esta alcanzara a transformarse, habiéndole el área del estomago de un solo corte limpio.

El grito de rabia proveniente de Joe se hiso escuchar por todo el lugar mientras este se abalanzaba iracundo hacia el asesino, el cual esta vez pudo asestar un golpe mortal que el humano no pudo esquivar gracias a lo alterado que la ira lo tenía. Naruga se limito blandir su espada con fuerza para limpiar la sangre que se había impregnado en ella antes de guardarla en su funda…. el sonido de batir de alas se escuchaba nuevamente cerca mientras el branded orientaba la mirada hacia el cielo, quedaban ya solo esos dos.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
Espada de acero [3]
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
543


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Onix el Dom Ene 08, 2017 8:09 pm

El humo que se levantaba hacia los cielos impedía la visibilidad necesaria para poder localizar a Kitty desde el aire, por lo que Onix tuvo que descender al poco tiempo de explorar, para así poder pensar en un mejor plan que el que se le había ocurrido. Sin embargo, justo al regresar a la zona donde se encontraba la fogata, reconoció a la figura de su tutor cerca del cuerpo sin vida de Argus.

-  ¡Hermes!

Mientras su mentor se volteaba a verlo, el cuervo descendió rápidamente en esa dirección, tomando su forma humanoide mientras caminaba hacia su tutor dejando caer tras de sí unas cuantas plumas negras en el suelo. Luego de verse por unos momentos, el rostro de Onix se quebró un poco.

- Lo siento, Hermes. Yo… No pude… No pude hacer nada para que los humanos confiasen en mí- Dijo el cuervo decaído, agachando la cabeza al no ser capaz de mirarlo a la cara luego de fallar en proteger al grupo.

- Onix…

- Todos estaban asustados y luego la cocinera decidió que era buena idea de llevarse a las mujeres y niños a la caravana de su esposo. Esa estúpida gorda… - Mascullo el chico mientras apretaba los puños y temblaba con impotencia-  ¡Si no hubiera hecho eso…! ¡Si hubiera sido más insistente, ahora no estarían muertos, Hermes! ¡Las mujeres, esos niños…! ¡Y todo por mi culpa! Argus, Kitty… ¡No pude protegerlos! ¡Se supone que eran mis compañeros, pero me sentía tan impotente y enojado que todos no quisiesen confiar en mí que yo… yo…!

Sintió unas manos posándose sobre sus hombros mientras trataba de contener las lágrimas.

- Onix, mírame.

Cuando miró hacia arriba, se dio cuenta que era su tutor, quien seguía manteniendo la calma aunque el cuervo estuviese a punto de estar por derrumbarse.

- Tranquilo, hablaremos de esto más tarde. Kitty está bien, ¿ok? Joe y yo la encontramos hace un rato y nos contó todo.

¿Kitty seguía con vida?

- Snif… ¿De verdad?

- Si. Y no vuelvas a agachar la cabeza frente a mí. No eres ni mejor ni peor que nadie, simplemente eres tú. Si no empiezas creyendo en ti mismo, nadie más lo hará. ¿De acuerdo?

El cuervo guardo silencio por unos momentos, limpiándose un poco el rostro con la mano antes de asentir con la cabeza con más seriedad.

- Bien.- Dijo su tutor soltando a Onix y mirando hacia los lados- ¿Había alguien más contigo cuando todo esto ocurrió?

- No. Cuando volví a la fogata solo pude encontrar a Argus, él…- Hizo una pausa, sintiendo un mal sabor hasta su garganta, sin poder evitar mirar por uno segundos hacia donde había dejado al cuerpo sin vida del tigre- Seguía vivo cuando llegué, pero no  pude hacer nada. Pensé que podría encontrar a Kitty y al resto de los humanos en el aire, pero el incendio que inicio en la caravana del esposa de la cocinera parece que se ha expandido a otras zonas del campamento y no pude ver nada.

Hermes continúo escuchando al cuervo mientras tomaba una bolsa del suelo, que habia sido dejada por alguno de los integrantes del circo durante la huida.

- Entiendo. En ese caso,  será mejor buscar a Joe y a Kitty e irnos de aquí.- Declaró el halcón- Dejaremos el circo.

- ¿Qué? ¿Hablas en serio?- Pregunto sorprendido.

- Si, vámonos- Respondio el halcón, extendiendo sus alas y transformándose en una enorme ave antes de alzarse en el cielo.

Aun impresionado por lo que acababa de escuchar, Onix hizo lo mismo, y siguió a su mentor transformado en un enorme cuervo. No estaba seguro si estaba feliz con la noticia, o si tutor estaba bromeando con él… Sin embargo, dada a las circunstancias y conociéndolo, parecía que él lo estaba diciendo de verdad.

- Oye, viejo.- Comentó el chico acercándose al halcón mientras los guiaba hacia donde estaban Joe y la laguz gato- ¿Qué hay de la deuda y aquel contrato que te impedía irte? ¿Eso quedó olvidado? ¿Así nada mas?

- Los humanos sucumbieron ante el pánico y huyeron hasta el desierto. No hay rastros del Jefe de ceremonias, así que debo suponer que huyó igual que el resto. Si este será el final del Circo del Sol, entonces no hay razón para que debamos quedarnos. Conociéndolos, puede que a estas alturas crean que hemos caído ante las manos del asesino.

- Viejo…

Un grito se escuchó poco antes de que llegaran a su destino, interrumpiendo la emotiva conversación que tenían los dos laguz. Cuando llegaron, tanto Onix como Hermes miraron los cuerpos ensangrentados de Joe y Kitty, aunque su atención se fue rápidamente hacia el enmascarado que los miraban.

-  No, esto es…

Mientras que el halcón parecía estar más precavido ante la situación y de no aterrizar precipitadamente cerca del asesino (que había sido capaz de matar a un fuerte tigre a pesar de ser aparentemente un humano). Algo dentro de Onix parecía quebrarse luego de ver que las personas más cercanas a él (aparte de su tutor) yacían muertas frente a sus ojos.

Puede que no tuviesen la mejor relación, pero no fue hace mucho tiempo que el cuervo tuvo alguna vez sentimientos por la felina, razón por la cual aún la seguía molestando a pesar de haber sido rechazado por ella y conseguirse su odio.

Y Joe… Onix siempre había pensado que Joe era un inepto. Pero no por eso le hubiese deseado la muerte. Incluso, puede que en el fondo el cuervo sintiese algo de envidia por el humano. Jamás lo admitiría frente a su tutor, pero era cierto que le recordaba un poco a él mismo, solo que más grande y más musculoso, y que de hecho, hubiera tenido éxito con Kitty si no fuese que su relación hubiera provocado un problema dentro de la carpa.

No había cumplido su promesa a Kitty, y no podría seguir molestando a Joe nunca más…

Onix soltó un fuerte graznido y sin escuchar a su tutor, descendió salvajemente hacia el asesino enmascarado usando sus dos garras para tratar de aplastarlo con ellas.

OFF ROL:
¡El nombre del mentor/tutor de Onix ha sido revelado! ¡Chan chan chaaaa!
Si encuentras algún problema con mi post, puedes decírmelo y editare lo que sea necesario. Disculpa la tardanza.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1759


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Naruga el Vie Ene 27, 2017 4:41 am

Los aleteos de dos pares de enormes alas se hicieron escuchar a la lejanía, entre el humo provocado por el fuego que se extendía por las caravanas podía divisar a los que eran, probablemente los últimos sobrevivientes del circo que su amo considero pagano. En este punto, si las enormes aves hubiesen decidido simplemente marcharse Naruga no habría hecho nada por evitarlo, estaban volando demasiado alto como para ser alcanzados y la masacre que había cometido lo habían dejado bastante cansado. Sin embargo no fue el caso pues uno de los inmensos pajarracos comenzó a defender vertiginosamente hacia el lanzando un fuerte graznido. Rápidamente Naruga se preparo para responder al ataque pues con todo aquello no le fue difícil adivinar de donde venia exactamente el ataque.

Aprovechando el velo de humo que seguro seria más espeso y denso en las alturas que desde su posición, Naruga se despojo del abrigo con pelaje blanco que cubría su cabeza para después posarlo en una viga de madera que estaba su lado, retrocediendo un par de pasos y envainando su espada. Sea pues, solo fue cuestión de esperar unos segundos para que el enorme cuervo atacara a la viga de madera en su lugar, engañado por lo llamativo de aquella piel blanca que la mayoría confundía como su pelo. Su respuesta fue inmediata, un contra ataque con el mango de la espada dando un fuerte golpe en la cabeza del animal que no solo sería sumamente doloroso si no que guardaba la esperanza de noquearle lo suficiente como para matarlo sin mayores problemas.

Para desgracia de Naruga, el halcón si que fue mucho más sigiloso por lo que justo antes de que el branded diese un golpe con el filo de su espada este no demoro en salir de la espesa capa de humo, logrando sujetar al enmascarado del brazo con el que sujetaba la espada. Naruga fue arrastrado un buen tramo por el piso antes de que Hermes pudiese alzar el vuelo con su presa entre las garras pues una vieja lesión en las alas le dificultaba mucho el maniobrar en el aire con el peso del branded, sumado por supuesto a su ya avanzada edad.

Suspendido en el aire Naruga colgaba de la zarpa del laguz quien, aparentemente intentaba ganar altura, quizá para alejarlo del otro o solo porque pretendía dejarlo caer desde las alturas. Aquellas enormes garras se le enterraron profundo en su hombro y antebrazo derecho causándole un considerable dolor. Su brazo perdió la fuerza para sujetar su espada mas alcanzo a atraparla con el izquierdo junto antes de dejarla caer, atacando a su captor para liberarse. Ambos forcejearon en el aire más la juventud y fuerza del branded jugaron a su favor contra el experimentado pero ya desgastado laguz por lo que ambos descendieron en picada en cuanto Naruga logro asestarle un golpe en una de las alas. Ambos se precipitaron violentamente contra una de las caravanas, ambos muy lastimados por la brutal caída aun que Naruga sangraba de forma importante. Hermes arremetió aleteando contra el intentando dar el golpe final con su enorme y afilado pico a lo que el enmascarado solo podía actuar censidamente, esquivando y retrocediendo hasta que por fin lo hubo acarralado.

Su corazón golpeaba fuertemente contra su pecho y la falta de sangre comenzaban a marearlo sin contar que la zarpa del halcón le había roto parte del brazo con su poderoso agarre, igualmente había sido despojado de su arma en el último ataque que el emplumado adversario había realizado. Aun así, no podía morir en ese lugar pues Hasim, su amo, seguro estaría esperando su regreso.... pelearía hasta las últimas consecuencias sin importar que tal desfavorable fuese la situación. Esquivo por poco el picotazo que se clavo muy cerca de su cabeza, sujetando un madero cercano que aun mantenía una braza ardiendo en su punta, golpeando al laguz con esta en el área de los ojos.

Un agudo chillido se hiso presente pues los trozos ardiendo se incrustaron en los ojos del enorme animal causándole un dolor agónico, oportunidad que el branded aprovecho para moverse y retomar su espada. La pelea termino en cuanto Naruga salto sobre el viejo halcón mientras le enterraba la espada en la espalda justo en medio de las alas, cayendo ambos al piso mientras Hermes recuperaba su forma humana.

El amanecer se divisaba en el horizonte, las tropas de Seliora apenas llegaban al lugar que se les había señalado contemplando con horror que sus ojos contemplaron. El lugar no solo estaba irrecuperablemente destruido, el olor a sangre y carne quemada era penetrante y nauseabundo, cuerpos hundidos en charcos de su propia sangre con la cabeza cercenada de un corte limpio, una masacre brutal como nunca se había visto ni se vería en mucho tiempo.

Los únicos sobrevivientes fueron pues, el enmascarado general de Seliora quien se encontraba gravemente herido pero consiente, un laguz de alas negras y el otro más viejo que se encontraba moribundo a los ojos de los soldados. Solo quedaba regresar a casa, muchos con visiones que preferirían olvidar y a sabiendas de que, en una camilla recibiendo atenciones medicas, llevaban a un carnicero que masacro sin ayuda ni miramientos una cantidad enfermiza de hombres, mujeres, niños y ancianos por igual.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
Espada de acero [3]
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
543


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Onix el Sáb Ene 28, 2017 5:30 pm

Apoderado por la impotencia que sentía por haber sido incapaz de cumplir su promesa con Kitty, Onix había descendido en picado para herir con sus garras al asesino de sus compañeros. Sin embargo, al adentrarse dentro de aquella densa cortina de humo que había generado el incendio que había en el campamento, el chico perdió parte de la visibilidad de lo que había enfrente de él y acabó golpeando el suelo, aplastando lo que estuviera bajo suyo.

¡Rayos! ¿A dónde se fue?

Ignorando el dolor en sus garras luego de golpear la tierra, Onix escuchó de nuevo la voz de su tutor desde las alturas, sin embargo, el chico estaba demasiado ocupado con su deseo de venganza, por lo que fue incapaz de prestarle total atención en ese momento y continúo buscando a su oponente. Aun viéndose todavía afectado por el humo, caminó por el lugar vigilando los alrededores, hasta lograr distinguir el abrigo blanco del asesino enmascarado no muy lejos de donde el cuervo se encontraba. Sin perder el tiempo, Onix se dirigió rápidamente hacia ahí, recogiendo sus alas para enfocarse mas en sus piernas para aumentar su velocidad y atacando con precisión con su pico al abrigo, haciendo pedazos la viga de madera por el que este colgaba y la prenda, para poco después por sorpresa el ataque posterior hecho por otro tras su cabeza.

- ¡Caw!

El golpe no había sido lo suficientemente fuerte como para matarlo, pero si sumamente doloroso. Onix se tambaleó hacia los lados un poco, chocándose contra una varias cosas en su camino hasta volver a su forma humana y llegar hasta a unas cajas pesadas que acabaron cayéndose sobre él.

El humo y la falta de aire puro impidieron que pudiese recuperarse rápidamente, por lo que acabó inconsciente en pocos momentos y despertándose mucho después, cuando escuchó a las cercanías a su tutor y el asesino estrellándose contra las caravanas.

Hermes…

Todavía mareado y ahora más débil debido a la inhalación de humo, Onix se arrastró fuera del peso de las cajas que lo aplastaban y puso de pie. Se cubrió la boca con su garra, y caminó con lentitud por el lugar buscando a su tutor y al asesino.

¡Demonios, no puedo ver nada…!

Con ayuda de sus alas se protegió lo que pudo del calor de las llamas que se habían extendido hasta el lugar, para cuando estaba alejándose del incendio, un agudo chillido se hizo presente.

¡Esa voz…!

Al reconocer la voz del halcón, Onix se detuvo en seco, sintiendo como se le helaba la sangre ante la angustia rápidamente de saber que su tutor ahora se encontraba en peligro por su culpa. De todas las personas y laguz que él  había conocido, Hermes era la persona a la que más temía perder. Y, sin poder evitar recordar el día del incendio en Kilvas donde había perdido a su madre y padre, Onix corrió rápidamente hacia aquella dirección pensando que estaba reviviendo la misma pesadilla que había vivido cuando apenas era un niño.

Por favor, viejo. ¡No de nuevo, no puedo perderte a ti también!

Si algo malo le llegara a pasar a Hermes, jamás se lo perdonaría. Para cuando pudo localizarlos a ambos, ya era demasiado tarde,  pues acabo presenciando con horror el momento en que la espada del enmascarado era clavada en la espalda del halcón justo en medio de las alas.

- ¡Papá!

El halcón y el espadachín cayeron al piso mientras Hermes recuperaba su forma humana. Onix, quien aún estaba en shock por lo sucedido, se acercó lentamente y en silencio hacia donde había caído su tutor y el enmascarado, sentándose de rodillas al lado del cuerpo del laguz (al quien creí muerto debido a las heridas), haciendo caso omiso si su pantalón llegase a ensuciarse con la tierra que había absorbido parte de la sangre de ambos cuerpos en el suelo.

El amanecer se divisaba en el horizonte, y una tropa de soldados de Seliora apareció poco tiempo después al lugar. Un pequeño grupo de soldados se detuvo en el sitio cuando los encontraron a los tres chicos, permaneciendo escondidos entre los escombros que había quedado del incendio, el cual había acabado de extinguirse por completo en pocas horas durante la madrugada.

Onix, quien no se había movido de su lugar  en todo este tiempo y no había detectado todavía la presencia de los soldados. Se volteó entonces a ver al enmascarado, quien había comenzado a moverse de repente justo al lado suyo, dando señales de vida.

El cuervo tardo un poco reaccionar, pero se preparó para acabar con el enmascarado antes de que pudiera huir o poner sus manos sobre la espada, transformándose en cuervo para colocar su enorme garra sobre él, para de esta forma inmovilizarlo y así atacarlo.

Pero justo antes de que pudiera usar su pico, una flecha envenenada con algún tipo de somnífero fue disparada hacia su ala por uno de los arqueros que se encontraban escondidos, siendo suficiente para dormir al laguz en pocos segundos y posteriormente dejándolo fuera de combate.
Afiliación :
- KILVAS -

Clase :
Raven

Cargo :
Artista de circo

Inventario :
Vulnerary [5]
Elixir [1]
Gota de Veneno [1]
.
.

Support :
Naruga

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1759


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Naruga el Lun Ene 30, 2017 11:37 pm

Había acabado gravemente herido después de aquel duro combate, el halcón pese a su edad había sido un oponente formidable y digno por lo que no planeaba restarle merito a ello. Era una bestia, una que se había visto en la obligación de matar debido a las órdenes que había recibido, no hubo odio de por medio y hasta llego a sentir cierto respeto por su enemigo caído. Comenzó a reincorporarse después de haber permanecido inconsciente hasta ya entrada la madrugada cuando sintió una fuerza mucho mayor que la suya empujarlo contra el piso nuevamente. Los ojos dorados del branded a través de la máscara contemplaron lo que sería su muerte inminente en cuando el cuervo gigante se preparaba para atacar…. mas no fue el caso pues cayo inconsciente al poco tiempo.

- General, se encuentra bien? -

Uno de los soldados se acerco al enmascarado mas retrocedió un poco en cuanto este le gruño de forma amenazante…. la fama de aquel salvaje individuo se había recorrido desde los sirvientes hasta el ejercito de Seliora por lo que muchos de los hombres le temían, mas aun comprobando que había sido capaz de matar a 3 laguz sin ayuda alguna.

- Bestia negra… muerta? -

Pregunto aun haciendo uso de su básica forma de hablar pues aun que podía decir fluidamente aquella frase que se había aprendido de memoria no era el caso en una conversación normal pues le costaba trabajo expresarse correctamente.

- No General la…. hemos dormido. Se supone que nuestro señor nos dio órdenes de arrestar a los integrantes del espectáculo pagano pero…. mhhh… no encontramos a ningún otro vivo. -

el pobre muchacho estaba sumamente nervioso pues el joven alvino fue muy claro al respecto, cosa que no parecía ser el caso para Naruga que desconocía la palabra "arrestar" y todas sus implicaciones. Tambaleante el branded se piso de pie notando que sus heridas abiertas ya casi no sangraban…. sus heridas eran importantes pero nada realmente letal.

- D-debemos llevar a esta bestia de regreso, General? -

Por su parte Naruga estaba lo bastante fatigado como para alzar su espada siquiera una vez más por lo que se limito a asentir con la cabeza…. si Hasim les había dado órdenes solo tenían que seguirlas. De esta manera Naruga regreso al castillo de Seliora, casi ignorando el dolor de las heridas resultantes de la pelea pues difícilmente alguien podría o querría acercársele.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Swordmaster

Cargo :
General (Ejército de Begnion)

Autoridad :

Inventario :
Vulnerary [5]
Vulnerary [3]
Espada de acero [3]
.
.
.

Support :
Hasim
Onix

Especialización :

Experiencia :

Gold :
543


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Eliwood el Dom Feb 05, 2017 1:05 am

Tema cerrado. 80G a cada participante.

Cada uno obtiene +2 EXP. Gracias al aumento de experiencia, Naruga obtiene el segundo skill de la rama Myrmidon:

Desarmar - Una técnica hábil con la cual el myrmidon puede, a través de muy precisos golpes, retirar el arma de la mano de otro, sea este un enemigo, NPC u otro personaje jugador. Al hacer que el arma de este caiga al suelo, cuenta con un momento extra o una ventaja (1 turno).

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3162


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El ultimo espectaculo del Cirque du Soleil [Entrenamiento] [Privado]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.