Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Miér Ago 31, 2016 8:04 am

No era la primera vez que Kurthnaga acudía a Begnion, pero si era cierto que aquella vez no era como la anterior. Su primer destino cuando decidió que era hora de salir de Goldoa y ver la realidad con sus propios ojos había sido el Bosque de los Serennes, o más bien… lo que quedaba del bosque, que se encontraba situado en Begnion pero nadie permanecía allí debido al terrible incendio y trágicos sucesos que debieron acontecer allí. Aunque no todo era del todo tristeza, porque pudo rencontrarse con el príncipe Reyson y había ganado un gran aliado con el que afrontar todos aquellos cambios que estaban afectando a la Alianza Laguz en general con el ejercito de emergidos en sus fronteras y cada vez acercándose más peligrosamente a la capital. No era de extrañarse tampoco que después de lo tensa que estaba la situación, muchos de los compañeros laguz culpasen a los beorc de lo que estaba sucediendo; y en parte, aunque Kurthnaga no quisiera inculpar a nadie sin pruebas, tenía que admitir que los grupos de emergidos a los que se había enfrontado nunca habían estado formados por laguz o alguna otra especie de raza que pudiera transformarse como ellos.

En su manera de ser no estaba la de creer fielmente algo si no lo probaba con sus medios o lo veía claramente con sus ojos y aunque algunos de sus dragones lo veían claro, Kurthnaga seguiría viajando para tener la certeza de que sus ideales eran los correctos. Después de haber estado en el Bosque, había vuelto inmediatamente a su país, debido a que había sido mucha información que asimilar al estar allí. Pero había querido volver a Begnion, porque todavía había muchas dudas en su mente sobre los gobernantes de allí y las decisiones que habían emprendido contra sus vecinos laguz. Lógicamente no haría nada que pudiera meter en problemas a su padre, sería el tercer príncipe del país de los dragones pero era una figura que no podía adoptar fuera de su país; principalmente, por su seguridad. No era valiente y fuerte como Rajaion, tampoco tenía la perspicacia que poseía Almedha, así que tendría que ser mucho más cuidadoso con los pasos que daba poco a poco en sus viajes.

Recordaba las palabras que el rey de Kilvas le había dicho; sus rasgos eran fácilmente camuflables para hacerse pasar entre uno más de los beorcs. Por eso él había adoptado la nueva personalidad de un viajero lejano, con una túnica corta que la capucha tapaba sus orejas ligeramente puntiagudas y el símbolo de su frente. Aunque sus ropajes eran mucho más delicados que los que un viajero cualquiera pero no los había cambiado, seguía usando los mismos que llevaba en su propio país. No creía que nadie allí pudiera relacionar su ropa con su procedencia, tenía que agradecer a su padre de que hubiera tan poca información respecto a ellos… le daba mucha más facilidad de viajar sin tantos problemas.

Quería visitar la parte beorc de Begnion, pero sus pasos volvieron a llevarle cerca del bosque que ya había visitado con anterioridad… Pero el dragón negro siguió andando, después de todo, tenía que haber alguna zona beorc que estuviera cercana allí. Y cierto era que reconocía que donde estaba andando ya no era más el bosque, pero estaba un poco… perdido. Y Begnion era tan grande que ni un plano podía ayudarle mucho en aquella situación, así que siguió andando intentando de encontrar algo que pudiera ser más familiar; debería haber trazado mejor su ruta, había sido un despiste que había podido prever pero ahora ya no servía de nada culparse a sí mismo. Llegó hasta un palacio que estaba muy bien cuidado… ¿Se habría metido en territorio de algún ducado beorc? Porque según lo que estaba informado, Begnion era un territorio tan grande que cada zona tenía su ducado… No entendía demasiado a los nobles de aquel país así que quería evitarlos… aunque estuviera perdido prefería no pedir ayuda allí, aunque fuera en calidad de un beorc más. Se cruzó de brazos, quizás tenía suerte y encontraba algún beorc custodiando que pudiera indicarle como ir a la capital… No estaba del todo seguro qué hacer pero tampoco jugaba con muchas opciones.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Mar Oct 04, 2016 7:16 pm

Hasta ahora Hasim venia teniendo una estupenda y magnifica mañana. Los criados habían sabido complacerlo en todos los sentidos que había pedido y solo las frutas más frescas decoraban su desayuno, todo era lujos y dicha para el mocoso que con quince años ya se autodenominaba señor de Seliora y soñaba en secreto con conquistar Begnion entero, pero claro ese último deseo era algo que solo podía compartir con su almohada.
No había ninguna especial tarea que ocupara la agenda del hijo único del duque, ya que todas las tareas tediosas de gobierno eran realizadas por los consejeros, dejándole el día por completo libre para seguir jugando con sus juguetes en el sótano.
-Debería seguir con los cuidados a las mascotas… casi lo he logrado…- Se decía el muchacho mientras terminaba de limpiarse la comisura de la boca. Tantas tareas se daba el niño mimado en su tiempo de ocio que le costaba decidirse por cual empezar.

En complicadas decisiones estaba cuando un apurado mensajero vino corriendo a notificarle que un ataviado pero elegantemente joven a la puerta del castillo, aparentemente pidiendo direcciones.
Hasim habría desdeñado el asunto y mandado arrestar a cualquiera que le interrumpiera el desayuno, dese que ya había terminado el mismo, pero el detalle que le pasaban de la vestimenta del joven llamó su curiosidad. Esperaba la visita de un noble de Daein, el cual no sabía cómo se veía o vestía así que este bien podría ser el mensajero que tanto había estado esperando.
Aunque la emoción le latía en el pecho, debió recordarse a sí mismo no dejarse llevar por la emoción de correr tras la primera pista en meses del asunto y tratar el tema con la delicadeza que correspondía.  No debía actuar de forma apresurada o echaría todo el amado plan de su padre y suyo a la basura, así que respiró hondo y se levantó de su asiento

-Que abran las puertas y que lo escolten al jardín sur, junto a la pajarera y que me espere ahí. Ya juzgaré yo si es quien espero o no.-

Corrió el muchacho a hacer cumplir su mandato mientras el noble marchaba a sus aposentos a hacer un ligero cambio de ropa. Evidentemente no iba a recibir al posible recadero del Rey Ashnard con su salto de cama, se cambió por un atuendo elegante pero casual, ligero como el clima local lo pedía, pero con suficientes bordados y joyería como para dejar en claro su estatus.

-Muy buenos días mi estimado viajero. Mil perdones por hacerle esperar. Lamento si mis guardias fueron maleducados conduciéndolo hasta aquí, me disculpo de antemano por ello. Me presento, so Hasim, hijo primero del gran duque de Seliora, hermosa y poderosa tierra bendecida por Ashera en persona.
Con quien tengo el gusto de hablar?-


Se presentó a si mismo media hora después cuando por fin se encontró con su sorpresivo invitado.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Sáb Oct 08, 2016 4:18 pm

No sabía como había transcurrido todo tan rápido, en el inicio solo había estado desorientado sobre como avanzar su viaje hacía una ciudad en Begnion donde parar a descansar un poco, pero Kurthnaga se había visto en las puertas de un palacio y en cuanto se había dado cuenta... Había pasado de pedir indicaciones a unos guardias que estaban custodiando la entrada del mismo, a estar dentro del palacio. Eso no lo había previsto y en realidad, quería huir de aquella situación lo más rápido posible, pero desgraciadamente no encontraba ninguna excusa para realizarlo y además, sería de mala educación simplemente desaparecer sin decir nada. También sería a la par que sospechoso, así que tendría que mantener los nervios encerrados y actuar con total naturaleza. Tenía que recordar las palabras que el rey Naesala le había dicho acerca de como pasar desapercibido entre beorcs... Sí. No se quitaría la capucha que cubría parte de su cabeza para que no destacaran sus orejas puntiagudas ni su signo dragón en un vistoso color carmín en su frente. Tenía que tener fe en sí mismo y que todo saldría bien... Porque iba a salir bien parado de aquello, ¿verdad?

-Estoy seguro que deben confundirme con otra persona, ¿Porque están escoltándome dentro de palacio? Yo solo quería llegar a la ciudad... - Pero la única respuesta que obtuvo por parte de aquellos guardias es que cumplían ordenes y como príncipe entendía aquel funcionamiento porque era el primero que se aprovechaba de su autoridad cuando se encontraba en su país para pedir a sus hombres que le ocultasen sus viajes al exterior a su Padre... Pero le hubiera gustado conocer por quién le confundían, porque estaba seguro que no estaban esperando a un dragón en Begnion: pero no conocerían su verdadera identidad, porque iba a defender con razonamientos y no con garras y colmillos su procedencia.

No sabía a quien estaba esperando precisamente... Aunque conocía que Begnion se dividía por ducados, no sabía ni de lejos ni los territorios ni las figuras de los duques allí. Y aquello le ponía nervioso por dentro, pero contenía que eso no se transmitiese a los que estaban en su alrededor, el hecho de que el tiempo pasaba y no acudía aquella persona por la que esperaba, tampoco lo mejoraba. Por suerte, le habían conducido a lo que parecía ser un patio interior y se entretenía paseando y viendo a su alrededor, porque tenía que admitir que era un lugar bastante arreglado y muy precioso. No estaba acostumbrado a ver un jardín repleto de flores y cuidado, porque Goldoa era un terreno más bien rocoso y no tenían cosas de aquellas en su país de origen, y una de las cosas que a Kurthnaga le gustaban de salir al exterior era notar las pequeñas diferencias entre sitios.

Pero finalmente llegó a quien se suponía que estaba esperando y le sorprendió el hecho de encontrarse a un adolescente beorc, en cuanto a tamaños eran parecidos debido a que Kurthnaga no era demasiado alto pero su edad era bastante elevada en su comparación. El joven dragón le dedicó una simple reverencia cuando se presentó y proceder a hacer lo mismo por su parte, no con datos auténticos, claro estaba. En ningún momento sin quitarse la capucha de su túnica corta. - Lamento profundamente que supongo que esto debe ser una terrible confusión y no soy la persona que probablemente usted está realmente esperando. Mi nombre es Kurt, soy un simple viajero que ha perdido su rumbo cuando trataba llegar a la capital.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Sáb Oct 08, 2016 7:18 pm

-Kurt- Repitió el hijo de duque disfrutando la fonética de aquel nombre claramente extranjero.
-Claro! Claro! Un simple viajero- Dijo con una sonrisa de oreja a oreja Hasim mientras se sentaba cómodamente en una las sillas de jardín mientras hacia una señal a su criado.

-Dígame, señor viajero de finas ropas, con que lo puedo invitar? Brandi? Coñac? Licor? Oh! Ya sé! Me han traído de la  capital recientemente un delicioso licor de moras y fresas.
Se gira momentáneamente a hablarle al sirviente
Tomaremos eso, sírvanlo aquí mismo en la mesa del jardín.-


El muchacho partió veloz mientras el noble pudo seguir con su perorata.

-Tome asiento por favor, disfrutemos del calor de esta suave mañana. No tenemos ninguna prisa, verdad?
Bueno, supongamos que sigo creyéndole eso de que es un simple viajero-
Rió de dientes apretados por un instante.
-A donde se dirige y que puede hacer este humilde señor por usted?
O acaso golpeó a las puertas del gran palacio de la familia de Seliora solo porque tenemos un lindo llamador?-


Hasim sonreía divertido con la idea de que este muchacho todavía fingiese que era solo un viajero perdido siendo que todo en él denotaba que era un noble, y a cada segundo que pasaba estaba más y más convencido que era el enviado que el rey Ashnard le había prometido. Si bien habían algunos detalles que lo terminaban de cerrar, estaba seguro que cuando el enviado se soltara todo quedaría aclarado.

El plebeyo volvió cargando una intrincada botella de pico alto y cuerpo redondo, con un interesante dibujo de enredaderas en pintura dorada, con el emblema de la casa de Seliora en el centro, y dos coquetas copas que compartían diseño ya servidas con el azulado y ligeramente espeso néctar.
-Señor…. Su mascota está nuevamente haciendo estragos en la habitación…-
Informó tembloroso el muchacho intentando no mantener contacto visual con su amo.

-Asd… dadle un baño y se le pasará, siempre lo hace. Y traedme a mi Seth… empiezo a tener frio en el cuello.-
Mil perdones por la interrupción, caballeo. Por favor, pruébelo, es exquisito, se lo aseguro.-


Levantó su copa dedicándole un brindis a Kurt antes de dar el gran sorbo.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Mar Oct 11, 2016 6:02 am

Tenía que estar confundiéndole con alguien que tenía prevista su llegada, pero que lógicamente no era Kurthnaga, príncipe de Goldoa. Y le costaba entrever lo que aquel niño quería de él porque... había aceptado muy fácilmente entre una sonrisa que le cruzaba la cara que era un viajero, pero un noble nunca trataría a un tipo cualquiera con tantos honores. No quería sacarle información mediante indirectas, porque no era el carácter del dragón y probablemente se sentiría mal después de ello, simplemente trataría de seguirle el juego hasta que le dejase proseguir su viaje mientras intentaba ocultar su verdadera identidad. ¡Oh! Y cuando mencionó sus ropajes, se percató de ello; era un típico ropaje goldoniano que todos en palacio portaban; característica que los otros no tenían porqué saber pero que sin duda se veían más formales que sucios harapos que un viajero cualquiera podría portar. - No quiero que sienta que rechazo su invitación, sin embargo no suelo tomar bebidas con alcohol.

Aun sí no le acompañaba en beber licor, quedaba de lo más grosero que mientras el otro estaba sentado, él continuase vagando por el lugar... Por no decir que podría tomarse como sospechoso también. Por lo que no fue extraño que aunque se sentía un poco nervioso alrededor del chico de pelo albino, se sentase en frente de él para seguir con aquella extraña conversación. - No es como si tuviera todo el tiempo del mundo porque debo proseguir mi camino, pero puedo parar un momento, asumo. Y deberá creerme cuando digo que soy un simple viajero; no le de más vueltas a ese asunto. - Intentaba desviar la atención de su persona, pero no sabía si con esas simples palabras lo conseguiría... Pero no sabía que tema sacar a flote en una conversación con el hijo de un duque de Begnion, si fuera laguz sabría manejar mejor la situación, debido a que no había tenido demasiadas experiencias encontrándose con beorc en el pasado.

-Tal y como le expresé a uno de sus guardias, debo dirigirme a la capital pero inevitablemente he acabado en un camino que se ha desviado de mi ruta original... - En realidad, la capital no era su destino porque simplemente quería viajar a algunas ciudades lo suficientemente grandes como para reunir algo de información sobre Begnion y los beorcs, acabar bastante apartado de una gran ciudad no entraba dentro de sus planes pero era normal, porque dentro de lo cabía, solo había visitado el bosque de los Serennes en ese país con anterioridad.

Su explicación se vio cortada en cuando uno de los hombres de aquel lugar trajo la botella que Hasim le había pedido, junto algunas noticias sobre lo que acontecía mientras se encontraba reunido con él. - Oh, ¿Le gustan los animales, señor Hasim? - Centró su mirada sobre aquella taza con un agradable diseño, aun sí la meneaba un poco por la agarradera e intentó apreciar el olor de aquel licor, pero le parecía demasiado fuerte y acabó dejándola encima de la mesa de vuelta. - Dígame, mi  destino no es lo importante aquí. ¿Hay alguna cuestión que quiera comentarme?
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Sáb Oct 22, 2016 12:24 pm

Arqueando una ceja miró extrañado al viajero, no descontento, simplemente interrogante. Era raro para él que alguien le rechazara alguno de sus exquisitos y exóticos brebajes, peor tampoco iba a darle muchas vueltas al asunto.

-Oh! Bien… un te entonces si me aceptará imagino.
Tenemos uno de pétalos y frutos rojos que es una delicia, por favor, insisto en que lo pruebe-


Chasqueó los dedos indicándole a la servidumbre que les prepararan el aperitivo. Mientras un sirviente se iba el otro llegaba con su preciada Seth en su canasto.

-Aquí estas preciosa mía- Dijo mientras sacaba con cuidado a la dorada cobra y se la ponía sobre los hombros.
-Por supuesto que amo a los animales, toda criatura es un regalo de nuestra querida Ashera, y por ende hay que saber aprovechar los recursos que  ella nos provee-

La mansa serpiente  dio dos giros sobre su cuello, y permaneció dócil allí enredada, siempre manteniéndose holgada sin apretar realmente el cuello de su amo, quien le acariciaba distraídamente la cabeza.

-Jum…. Conque se ha usted desviado? Aha…. Interesante….
Bueno, sigamos jugando a su juego Sr. Viajero, voy a mostrarme misericordioso con su intento de sutileza y mantendré la máscara puesta unos segundos más, pero que sepa que este juego tonto de hacerse pasar por un simple plebeyo empieza a perturbar mi amabilidad.-


Dijo con tono serio, realmente cansado de ese tonto tire y afloje, manteniendo el semblante frio por unos segundos, pero enseguida suavizando sus facciones y volviendo a regalar una cálida sonrisa.

-Pero como ya dije, mantengamos la fachada unos segundos más.
Así que se dirije al sur? O bien! La capital es hermosa en esta época del año…-


Hasim estaba dubitativo. No estaba logrando que el mensajero se abra con él. Que estaba haciendo mal? Le estaba recibiendo con todos los lujos, con gran atención y regalo… Eso era!  No le había dado al invitado ningún regalo para ganar su favor! Y ya tenía uno en mente que era ideal para este momento.

-OH! Pero también es muy fría en esta época del año! Si se dirige hacia allí me temo que no va vestido apropiadamente para esta época! Permítame darle un pequeño regalo para que usted pueda seguir con su viaje cómodamente.-
Traigan de inmediato uno de los abrigos para le invitado!-


El sirviente corrió puertas adentro y volvió enseguida con un largo tapado de piel de tigre laguz, el cual colocó con cuidado frente al huésped.

-Es de una excelente calidad, se lo garantizo, además que este espécimen en particular contaba con un muy bonito patrón de colores.
Le abrigará en su camino hacia el sur y además le dará estilo a su andar-
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Miér Oct 26, 2016 5:10 am

Fue agradable que el hijo del duque no siguiera insistiendo sobre que decidiese tomar aquella bebida exótica que había hecho traer; porque la experiencia de Kurthnaga le decía que los nobles podían ser muy tozudos con aquellas cosas, pero él seguiría negandolo porque para su raza él todavía era muy joven incluso si a los beorc les sorprendería conocer que estaba rozando casi el siglo de edad  y el dragón negro no estaba acostumbrado a beber alcohol: menos lo quería hacer fuera de casa. - Oh, un té sería perfecto, gracias. Probaré su recomendación entonces. - Hizo un leve gesto con el rostro como agradecimiento por el nuevo ofrecimiento, que no iba a negar; encajaba más bien con el tipo de bebida que solía beber normalmente.

Cuando antes había escuchado que tenía frío en el cuello y Hasim había pedido que trajeran a su mascota, Kurthnaga nunca habría podido relacionar por sí solo que lo que había pedido era que lo que en realidad había pedido que le trajesen una cobra. Kurthnaga se sintió maravillado por el animal y no pudo evitar centrar su mirada unos largos segundos en las escamas doradas del animal; él era un reptil al igual que el animal, no podía evitar sentirse en sintonía, pero tuvo que apartar la mirada antes de que fuera mucho más evidente; aunque siempre podía argumentar que simplemente estaba sorprendido del animal, su pasado no era importante. -Sí, claro. Opino igual. - Las palabras que mencionaba eran vacías de contenido, porque tenía la mala sensación de que las palabras de Hasim tenían doble sentido, más que nada “aprovechar los recursos” no era algo que se oyese demasiado bien. Sin embargo, no tendría el valor de llevarle la contraria en su territorio, la única opción que había era asentir y llevarle la contraria.

Apretó los dientes cuando el otro empezaba a perder la paciencia por decirle que era un viajero... ¿Por quien diantres le debía estar confundiendo? Suerte que Kurthnaga tenía toda la paciencia del mundo, pero la verdad es que la mentalidad de los jóvenes beorc le estaba pudiendo, negativamente hablando. Intentaría no colmarle la paciencia a aquel chico pero se veía una tarea complicada. - Sí, me dirijo a la capital. ¿Algo que deba conocer de ella? - Pero lo que no esperaba era lo que iba a suceder unos instantes después, en cuanto Hasim hizo mandar que le trajesen un abrigo, el dragón movió las manos en negativa pero no parecía que fuera lo suficiente como para pararlo. - No es necesario, en serio...

Y cuando pudo observar que el abrigo no era uno normal sino que parecía ser piel autentica de laguz... Se le erizó la piel y sintió unas ganas inmediatas de vomitar: era asqueroso el hecho que gente pudiera pensar que eso estaba bien. Y suponía que por cosas así en la gran parte de la alianza se sentía un rechazo por los humanos. Escondió su rostro entre sus manos y se lamentó de haber acabado en ese lugar, pero lo más importante es que tenía que buscar una excusa para volver a rechazar el presente y que fuera factible. Pensar rápido no era su fuerte pero no tenía ninguna opción, así que estornudar y volvió a estornudar una segunda vez. - ¿Podrían apartar eso? Soy alérgico al pelo... Lamento rechazar su presente. - Esperaba que fuera una excusa suficiente, Kurthnaga seguía escondiendo su rostro entre las manos pero estaba seguro que como no se llevasen eso pronto; iba a vomitar ahí en medio y sería la peor situación en la que podría estar expuesto.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Miér Nov 02, 2016 7:05 pm

-AH?!- Hasim tuvo que aferrarse a los posa brazos de sus silla para no incorporarse de golpe, pero si bien detuvo a su cuerpo no así a su garganta.
-Oh! Mil perdones mi señor! No tenía idea que fuerais… alérgico….-
Hasim meditó unos segundos antes de poder hacer cualquier otra movida, sudaba nervioso mientras se rascaba la barbilla. Qué hacer? Habría insultado al mensajero regalándole una prenda de la cual era alérgico? Como iba a saber que era alérgico a... los gatos? Los laguz en general? Que le fuera rechazado un regalo era una gran ofensa por lo que el mensajero debía estar realmente muy  constipado por dicho regalo. Debía solucionarlo lo antes posible.
-Guardias! Quemen inmediatamente esta bola inútil de pelos que tanto incordia a nuestro invitado!-
El enfado era visible en el rostro de Hasim, quería saltar sobre el abrigo del muerto laguz y escupirlo por haberle importunado sus importantes negociaciones.
Los soldados no perdieron el tiempo, rápidamente tomaron el pesado abrigo  alejándose hasta la otra punta del jardín y le prendieron juego con antorchas. La piel ardió rápido, y a los pocos instantes ya había criados apagando las cenizas con arena.

-De nuevo mil perdones por esta molestia. Puedo ofrecerle en cambio un abrigo de piel de lobo? O es acaso también alérgico a ese animal?
Debido a nuestra proximidad a las tierras tomadas por las bestias, muchas de esas tontas bestias cruzan a nuestra frontera de forma completamente ilegal. Atormentan nuestras  aldeas y se roban nuestro ganado. Una verdadera plaga!! Pst!-

Chasqueó la lengua sin reprimir el gesto de asco en el rostro
-Imagínese! Algunos incluso tienen la osadía de venir a reclamar ese dichoso bosque de Serenes! Ja! Que ocurrencia! Venir a expropiarnos de nuestras tierras!
Definitivamente la decisión de mi bisabuelo de quemarlo fue la mejor que se pudo haber tomado nunca un duque en Begnion.-

Dijo esto último sacando pecho  orgulloso.
-Ah! Pero me distraigo hablando del pasado. Por favor, dígame que regalo os puedo dar para compensar la terrible ofensa de hace un momento. –
Tardíamente llegaba el criado cargando una pesada bandeja con un juego de té, y comenzó a disponerlo todo sobre la mesa.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Sáb Nov 05, 2016 11:53 am

Quiso suspirar cuando Kurthnaga notó que su falsa actuación sobre ser alérgico al pelo le funcionaba para que el chico encargase rápidamente a sus subordinados que le quitasen aquel abrigo de encima y aunque todavía sentía aquellas nauseas por la asquerosidad de que algunos humanos fueran capaces de eso... Estaba al menos un poco más aliviado de que ya no tuviera entre sus manos el que un día había sido un compañero de la alianza. ¿En serio los humanos no se sentían cual asesinos portando aquellas pieles? No quería darle más vueltas al asunto, solo sabía que ya no estaba en un lugar a salvo y que tenía que aprovechar en cuanto pudiese para terminar la conversación y reanudar su viaje fuera de allí. De momento ya sabía que... aquel joven noble estaba en contra de los laguz, porque les había llamado “bestias”. Odiaba tener que mentir y adoptar una postura que la veía totalmente asquerosa, pero tendría que decirle lo que quería oír para que no  descubriesen su verdadera identidad.

-Soy alérgico al pelo en general, así que tendré que rechazar esa propuesta también. No me gustaría arriesgar mi integridad física por portar algo de esas bestias por encima de mi piel... - Y Kurthnaga no podía evitar darse asco a sí mismo, odiaría que alguien le llamase “bestia” o “subhumano” y allí estaba: escondiendo quien era realmente era, hablando mal de sus compañeros... Terrible. Pero también se percató de que estaba siendo un maleducado rechazando todo lo que el de pelo albino le ofrecía así que a parte de que era de mal educación, quizás era una buena idea que le pidiese algo antes de que volviera a ofrecerle algo incluso peor. - Aunque si pudiera pedirle, si habría algo que me gustaría traer de vuelta. ¿Sería mucho pedir poder llevarme una botella de lo que  está tomando? Conozco a alguien en la corte a quien le gustaría...

Quiso poner cara de terror después de decir aquello. ¿Había dicho “corte”, verdad? Intentó que aquel error no se notase en su rostro, pero Kurthnaga había metido la pata hasta el fondo, pero... Aquel chiquillo le había confundido con alguien y esperaba con todo su ser, de que ese alguien fuera alguien noble o con autoridad elevada. Después de todo, aunque fuera un viajero continuaba portando las ropas goldonianas por excelencia que se usaban en palacio así que... podía pasar como un noble beorc. Agradecía que no hubiera información de Goldoa fuera de su país. -No se preocupe hablando del pasado, a todos nos marca de una manera u otra. - Oír como hablaba de aquella manera del que una vez había sido el hogar de las garzas... Se percataba lo egoístas que eran los humanos, pero él no tenía el derecho de actuar de una manera tan malévola como ellos y destruir sus vidas. Aunque poco a poco iba creyendo que sí se lo merecían, pero no sería él quien daría ese paso: Kurthnaga solo quería volver a su pacifico país. - No estamos aquí para hablar del pasado, ¿verdad? Dígame noble Hasim, no estamos aquí para dar vueltas, así que vayamos más al tema que nos concierte. ¿Qué quiere para el futuro?
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Lun Nov 07, 2016 2:07 am

A Hasim se le iluminó el rostro casi inmediatamente que el  muchacho le aceptó el primer regalo que le había ofrecido desde que recibiera a su invitado, y no solo eso, sino que también admitía al fin que era el mensajero que tanto esperaba desde Daein.
Sin poder contener su alegría, dio un par de saltos en su silla mientras se auto celebraba a si mismo haber sido tan inteligente y capaz de acorralar con sus argumentos y tretas al mensajero y hasta que no le quedó otra que develar su identidad, y notaba el nerviosismo en su rostro en el momento que se había expuesto. Sabía que debía ser alguna extraña prueba del  corpulento rey Ashnard, pero no le importaba, era  digno de la alianza y que el monarca no encontraría mejor aliado en la región con quien unir fuerzas, así que con la barbilla levantada por su gran demostración de astucia y viveza le respondió al ahora desenmascarado corresponsal.

-Por supuesto! Le mandaré preparar una botella de ese delicioso néctar cuanto antes! Estoy segurísimo que su majestad le complacerá.
Y ya quitémonos las máscaras, le he descubierto, admítalo, no hay vergüenza en ello. No sería el primero en ser acorralado por mi astucia.-
Dijo sin atisbo alguno de humildad con una mano sobre el pecho y el mentón levantado.
-Ahora que jugamos con las cartas sobre la mesa, con gusto le pasaré el mensaje que debe entregarle a su rey, pero por favor, aquí no.-

Se incorporó de su asiento mirando directamente al corresponsal a los ojos.

-Quiere entregar un informe completo señor “viajero”? Acompáñeme por favor, le aseguro que en mis sótanos tengo exactamente lo que quiero que le cuente a su majestad sobre los futuros planes para Tellius completo.-

Extendió su mano a su invitado mientras le sonreía ampliamente, sintiendo como el corazón le golpeaba fuerte en el pecho de la emoción. Este era el inicio de una gran alianza.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Miér Nov 09, 2016 8:55 am

Aquel beorc parecía de lo más feliz, por lo que probablemente sería haber descubierto que pertenecía a alguna monarquía beorc aunque Kurthnaga todavía desconocía sobre cual país sería el que pensaba que era el de su procedencia y aunque había logrado esquivar que era un príncipe laguz, todavía no había logrado que aquel chico dijera el nombre del país en cuestión. No le importaba porque mientras no dijera ningún nombre podría ir esquivando el tema y su única ambición era que Hasim le dijera lo que fuese que quería comunicar al hombre por el que le había confundido y que pudiera huir del lugar. Agachó un poco la cabeza en señal de agradecimiento. - Gracias, ojalá esté en lo cierto y le complazca. - Estaba demasiado cansado como para seguirle la corriente y alabarle por su “astucia” que en realidad había sido una metida de pata por parte del dragón por sentirse incomodo en la situación, así que en lugar de forzarse a decir alguna frase que no podría sonar del todo bien; prefirió omitir mensaje alguno.

-Ahora que mi identidad ha sido revelada, puede tratarme de mensajero, señor Hasim. Sin embargo, me gustaría que se replantease su idea; mi función aquí es la de enviar un mensaje a palacio para que allí adopten la decisión que sea correcta. Yo debo recoger un mensaje, si yo lo retransmito podría no comunicar correctamente y no quiero que los planes se vean afectados por la percepción de una simple persona. - Ya había visto suficiente con un solo abrigo de piel de uno de sus compañeros de alianza, así que su subconsciente le decía que si bajaba a aquel sótano se encontraría con algo peor y probablemente, con algo que ni su mente podría llegar a pensar. Y aunque estaba de lo más nervioso por si había algún punto de su argumentación que no tenía ni el más mínimo sentido, su voz sonaba firme y segura, porque aunque no estuviera acostumbrado a ser empujado en casos de extrema peligrosidad, tenía mucho control en su oratoria. En momentos así agradecía que su padre durante décadas le hubiese obligado a estudiar pesados conocimientos en lugar de haber podido salir de palacio a jugar con otros dragones.

Aunque el noble le extendió la mano, Kurthnaga no la pudo aceptar. - Me temo que si no puede pasarme el mensaje de una forma objetiva, no lo aceptaré para llevármelo de vuelta, ya que la seguridad y la prueba del contenido del mismo depende de ello. - Seguía sin tener ni idea que era lo que se quería comunicar, que era la finalidad de aquello y a quien estaba usurpando la identidad; pero seguir la corriente era la única opción que tenía. ¿Seguirían los beorcs aquella lógica también? Al menos, su Padre no admitiría en el mayor número de casos un mensaje que no fuera por escrito, pero el Rey Deghisnea era conocido en la Alianza por no ser alguien que cambiase sus ideas, no era precisamente una buena referencia.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Lun Nov 14, 2016 10:55 pm

Chasqueó la lengua sin disimular su descontento. El futuro heredero al trono de Seliora quería realmente que el mensajero bajase hasta sus aposentos de “curaciones” donde realizaba aquellos maravillosos experimentos con las tontas bestias que se escapaban del país fronterizo arenoso. Pero ni modo! Lo último que quería era obligar a alguien quien iba a serle de carta de recomendación con quien sería su nuevo monarca.  
Además, viendo lo pálido y sudoroso que su compañero había quedado solo con un poco de pelo de gato, definitivamente no sería correcto hacerlo bajar al lugar donde extraían la materia prima para tales abrigos.

-Muy bien, en ese caso solo trasmitirá un mensaje, mi buen mensajero. Tome asiento.-

Volvió a sentarse el mismo mientras chasqueaba los dedos para que un sirviente le trajera algo de papel y tinta, y al mismo tiempo le preparara para viajar una botella del licor que le había ofrecido momentos antes a su invitado.

-Preferiría que nada de esto quedase escrito en papel, ya que cuantas menos orejas sepan de esto, mejor para ambas partes, pero si hacerse algunas anotaciones, mientras no ponga mi nombre en ellas, no habrá problema. Ya que pretendo que mi mensaje llegue lo más claro posible a el rey de Daein.-


Mientras hablaba, todos los sirvientes comenzaron a retirase, dejando únicamente ya en la sala al mensajero y al joven noble. Quienes sentados en el jardín interno, ahora podían disfrutar su reunión en completa intimidad. Solo ellos con el sol del mediodía.
Tomó Hasim un sorbo del té que habían traído más temprano y mientras disfrutaba el amargo sabor de la infusión empezó a calibrar porque el rey que era conocido por rodearse de poderosos hombres y mujeres, enviaría a un muchacho tan delgado y delicado como mensajero, pero decidió que era solo otro despiste del astuto rey para probar la brillantes de Hasim. Sonrió ampliamente auto adulándose por su ingenio.

-La alianza de la que ya se ha hablado… sigue siendo de gran interés para nosotros. Sabemos que hay diferencias y resquemores entre nuestras naciones, pero un  cáncer interno nuestro nos obliga a tomar esta decisión. Peor el rey ya está enterado de esto.
Dígale que puede poner cuanta prueba guste, somos de fiar y dignos de su confianza. Estamos más que seguros de ello. –


Concluyó levantándose y ofreciendo su palma para estrecharle la mano.

-Ese es todo el mensaje, señor mensajero. Confío en usted para que se lo haga llegar a su jefe. Y rezaré a Ashera para que usted llegue a salvo a su puerto.-


Última edición por Hasim el Mar Nov 15, 2016 1:50 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Kurthnaga el Mar Nov 15, 2016 7:52 am

Le hubiera gustado suspirar de alivio viendo cuando toda aquella argumentación que le había dado sobre la estabilidad de la recepción de la información había servido para que no tuviera que bajar al sótano de aquella mansión; Kurthnaga había visto demasiado hasta ese punto y no estaba dispuesto a que le arrastrasen a ver cosas peores con el peligro de que su cordura mental no siguiera estable... No quería realizar algún acto de locura, siempre había sido bastante racional sin dejarse arrastrar por sus emociones más genuinas y animales pero llegado a ese momento había visto demasiado como para que continuase tranquilo, por lo que alguien joven de su edad no había madurado lo suficiente como para tener un control tan elevado de como le afectaba lo ajeno.

Viendo como Hasim tomaba asiento en el mismo lugar que antes, Kurthnaga hizo lo mismo aunque su corazón solo gritase “¡Huye! ¡Huye!” dentro de sí. Porque sí que era un alivio que se pusiera a escribir aquella nota pero no tenía la concentración como para seguir aquel juego mucho más... ¿Porqué le habían tenido que confundir a él, precisamente? Se lo anotaría para futuros viajes el conseguir ropajes que no fueran goldonianos para no llamar tanto la atención porque ese tenía que ser uno de los factores relevantes. ¿Podría mantener ese juego por mucho tiempo más? ¿Al hacerse pasar por una persona que todavía no sabía ni por quien se hacía pasar? Aunque viendo el rumbo de los acontecimientos, probablemente lo sabría pronto. - No se preocupe, anotaciones serán tomadas pero en cuanto el mensaje sea comunicado, serán quemadas.

Y por fin descubrió de parte de quien estaba allí: el rey de Daein. ¿Acaso no era aquel el país en el que su hermana se encontraba? Lo había escuchado a escondidas alguna vez en palacio... pero nunca había estado allí. ¿Así que Daein y Begnion estaban buscando una alianza política o algo similar? Kurthnaga cada vez se sentía más descubriendo una nueva realidad de la cual no quería llegar a ser tan cercano... la realidad asustaba. Estaba claro que aquellas anotaciones nunca llegarían a su destinatario y aunque sonase muy vil, quería anotar cuestiones que le había pedido que evitara; así que Kurthnaga puso un brazo a un lado como si esa postura fuera más cómoda y se puso a anotar toda la información que quería recordar pero en lenguaje antiguo. - Ahá... ahá... - Por “cáncer interno” tenía que entenderse que era un tema político pero Kurthnaga no estaba en posición de hacer preguntas, de todas formas era algo a tener en cuenta, además del hecho de que Daein y Begnion se estuvieran moviendo; ¿Tendría que tener miedo por aquella postura tan anti-laguz que había visto allí? ¿Sería algo más unificado?

Pero una vez que el otro noble se levantó e intentó estrecharle la mano, Kurthnaga decidió que era momento de abandonar aquella absurda falsedad. No le tendió su mano, sino que agarró esa carta y se la guardó en el bolsillo, retrocediendo unos pasos atrás. - Déjeme darle un consejo: debería asegurarse de la identidad de a quien deja pasar. - Kurthnaga no era un tipo de intenciones viles, pero no iba a negar que se fuera a callar aquella información si podía servirle de algo. Así que cuando se había separado un poco de donde se encontraba el otro noble, su cuerpo empezó a emitir un resplandor para adoptar un gran cuerpo que fue cambiando poco a poco hasta crecerle alas en la espalda, recubrir su cuerpo de escamas y adoptar un tamaño que superaba los 5 metros. No estaba dispuesto a pasar más tiempo sufriendo en aquel lugar por las palabras y actos odiosos de un pequeño beorc; era momento de volver a su hogar, así que emprendió el vuelo hacia ese lugar.

off:
Si quieres que modifique el post para que no me marche tan pronto, solo dímelo. Pero notaba un poco a Kurth "al límite" por eso lo he hecho antes de que quisiera quemarte vivo (?)
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2532


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Hasim el Mar Nov 15, 2016 2:43 pm

Hasim quedó estupefacto cuando su invitado se negó a darla la mano, pero no llegó a soltar la réplica que este empezó a brillar y transformarse en una feroz bestia justo delante de sus ojos. Con los ojos como platos, cayó sobre su espalda del susto mientras sus pulmones gritaban a toda potencia. Completamente aterrado, vio como la feroz bestia se le aparecía y él no era capaz de siquiera articular un llamado coherente a sus guardias, solo liberaba aire sin cesar por sus pulmones en un grito agudo y continuo.
Pese a que no se les había llamado, los guardias acudieron en pelotones a los alaridos de su señor, los cuales se asemejaban a los de una persona quien estaba a recibiendo una cruel tortura más que una persona simplemente asustada.
Intentaron formarse alrededor de la bestia, pero esta emprendió vuelo mucho antes que la primera jabalina cruzara el patio hasta él. Los proyectiles volaron sin cesar mientras el dragón se elevaba, siendo los guardias de Seliora no tan hábiles con sus lanzas, ya que  ninguno fue capaz de siquiera rozar una escama.

-Persíganlo! Atrápenlo!! Que no escape!!-

Vociferaba el joven duque mientras tembloroso se volvía a poner de pie, aferrándose con todas sus fuerzas a un banco de piedra para ayudarse. Sus extremidades le habían quedado inservibles por el susto de ver a una criatura tan feroz tan próxima, todavía shokeado por la visión el sacerdote solo podía apretar los dientes a medida de que empezaba a ser consiente del verdadero peligro en que se encontraba ahora y de la preciada información que se le estaba escapando lejos.
Un grupo de caballería con arqueros montados salió desde la puerta principal corriendo a la negra figura, disparándole sin cesar. Pero solo correrían por unas cuantas millas. A la tarde regresaron con las manos vacías y una disculpa en los labios, por lo que fueron azotados todos y cada uno de ellos en la plaza pública como castigo por haber fallado.

Esa noche Hasim caminó nervioso por su habitación. Pidió específicamente que se le dejara solo, no quería ni la compañía de su preciada mascota. Tenía que pensar muy claramente el alcance de este error y hasta que gran esfera podría afectarlo. Sobre su escritorio reposaban varios libros sobre dragones y la poca historia que se conocía desde Begnion sobre Goldoa. También un repaso de lo que recordaba de las palabras que le había dicho a la bestia y hasta qué punto había abierto la boca.
Mordiéndose la punta de las uñas leía una y otra vez ese sinfín de papeles.

-Familia real de Goldoa… escamas negras…. Miembros conocidos…-

Leía en voz alta. En su mente miles de tramas y conspiraciones comenzaban a formularse. Definitivamente había sido víctima de un engaño finamente tramado por los dragones de uno de los países gobernados por las bestias. Un plan muy meticulosamente pensado, no volvería a subestimar a los dragones del oeste.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Priest

Cargo :
Heredero a Duque

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Báculo de heal [1]
Báculo de heal [2]
Báculo de heal [2]
Elixir [1]
.
.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
695


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Eliwood el Miér Nov 23, 2016 9:55 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante, +25G adicional a Hasim por parte de los donativos de su orden religiosa.

Hasim, como único personaje presente en su primera clase, obtiene un incremento de +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
594


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Una cara mentirosa debe ocultar lo que sabe el corazón [Priv.]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.