Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Jue Ago 25, 2016 9:35 pm

Eugeo había llegado a la capital de altea hace escasos días, donde finalmente le nombraron caballero de forma oficial. La campaña de liberación de la isla fue sufrida, por lo que la mayoría de soldados destinados allí descansaban ahora para recuperarse del esfuerzo. Aunque él también acusaba el cansancio, esperaba impaciente cada día la llegada de nuevas órdenes, ser movilizados a una nueva zona para seguir participando en la liberación del país. El lugar nuevo, la convivencia con los compañeros y sus pasatiempos habituales le ayudaron a mantener su mente distraída durante las primeras jornadas, pero ese efecto no iba a durar para siempre.

Habría sucumbido a la monotonía de no ser por la llegada de un encargo por parte de sus superiores, aunque la petición venía de más arriba. Las directrices que habían llegado a Eugeo a través de una carta eran las de acompañar a una persona muy cercana al príncipe en una travesía por el bosque junto con las actividades que éste precisara a lo largo del trayecto. Entre ellas se podía incluir la pesca o la caza, tampoco se descartaba pasar la noche allí por lo que había que llevar provisiones para un mínimo de dos días. Quedaba a cargo del soldado garantizar la seguridad de su compañero hasta que volvieran a la urbe, y que podría recibir más detalles por parte de la otra persona. Una tarea sencilla, en principio, pues esa zona del país era segura en cuanto a presencia de emergidos. La idea de salir de la ciudad le agradaba mucho más que esperar en el cuartel la llegada de un nuevo destino, y saber que el encargo llegaba por parte del núcleo del príncipe sólo lo hacía más atractivo.

Eugeo dispuso rápidamente todo lo que necesitaba. Ropa ligera, principalmente de cuero, que ofrecía una protección básica y buena movilidad, perfecto para transitar por el bosque. Guardó en una bolsa el material indispensable de supervivencia: víveres, vendas, un cuchillo, cuerda... A la derecha de su cintura descansaba un hacha pequeña para tratar con las ramas y a su izquierda, cómo no, su espada envainada. En principio no necesitaría utilizarla, pues lo más peligroso que debería encontrarse entre los arboles debería poder cazarse con un arco, pero la costumbre de los Schuberg es llevar una espada siempre encima. Hizo una revisión superficial para asegurarse de que no olvidaba nada y se dirigió al portón exterior del castillo, el punto de encuentro acordado en la misiva que le fue entregada.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Lun Ago 29, 2016 1:43 am

Temprano por la mañana unas mucamas entraron a su habitación como lo hacían todos los días; la primera abrió las cortinas dejando entrar los rayos del sol mientras que la segunda se alistaba para prepararle una ducha caliente, la tercera portaba la ropa que debía usar ese día y la cuarta le traía unas cuantas golosinas antes de que bajara a desayunar. Conocieran al zorro y confiaban en el, de hecho al levantarse lo primero que el "animal" hacia era menear la cola y recibirlas con una amplia sonrisa por lo que las chicas desempeñaban gustosas su trabajo de cuidarlo. Siempre parecía de buen humor, sumamente dócil y obediente además de que al transformarse su mullido y esponjado pelaje plateado brillante era un verdadero deleite al tacto. Artemis era muy permisivo, básicamente cualquiera podía acercarse a él para acariciarlo a placer y su actitud amigable le hacía ganarse rápidamente la confianza de las personas, aun así, sus verdaderos talentos eran un privilegio que solo los invitados del príncipe podían disfrutar en las reuniones y las fiestas.

La rutina era la misma, despertar, dejar que lo bañaran, después pasaban a cepillarlo y vestirlo, lo cual incluía también aplicarle lociones, tratamientos y la tarea más importante de todas; limarle las garras al animal para que se mantuvieran cortas e inofensivas. La rutina era normalmente la misma, después de la comida lo dejaban pasearse a sus anchas en el castillo por lo que normalmente se colaba en secreto a la biblioteca para disfrutar de casi todo tipo de lecturas, caminaba por los largos pasillos o a veces practicaba una que otra rutina en los salones de baile vacios.... Aun así, la vida era bastante aburrida y el zorro sabia mejor que nadie que no podía dormirse en sus laureles, necesitaba de vez en cuando dejar salir su instinto para no perderlo, correr libremente sin preocuparse de romper algo valioso, cazar animales de todo tipo, olfatear, escarbar.... ese tipo de cosas. No era solo por su bien si no que igualmente debía mantenerse en forma por la seguridad de su amo pues mal que bien podría llegar el día en que tuviese que defenderlo de alguna amenaza.

Por esa razón y después de mucho insistir logro conseguir permiso de que lo dejaran salir del castillo, mas para su desgracia la condición impuesta fue que debía escoltarlo algún soldado. No le agradaba realmente la idea pero también lo comprendía; ya antes lo habían secuestrado causándole angustias innecesarias al pobre peli azul y lo mejor era evitar un futuro intento de cacería o secuestro.... no era que un soldado fuese más fuerte que el pero seguro era mejor que andar por su cuenta. De esta forma se mando el aviso para salir al día siguiente, la fecha señalada era e medio día y la excursión debería durar no más de dos días. Aun así, ya estando en la puerta de entrada las chicas que siempre cuidaban de el estaban muy preocupadas por lo que dos días en aquel entorno salvaje podría hacerle a la adorable y dulce mascota de Marth así que al preparar su equipaje el laguz termino con una alforraja gigantesca que un humano normal sería incapaz de llevar a cuestas pero la fuerza bruta característica de los laguz, por muy domesticados que estuvieran, jugaba a su favor por lo que se movía con soltura. Las chicas se despidieron con una educada reverencia en cuanto el soldado que haría de guarda para el laguz apareció, vistiendo ropas cómodas acordes al entorno al que irían.

- Oh, así que tu eres quien va a acompañarme?. Eres algo joven, seguro tendrías cosas mejores que hacer así que de antemano me disculpo por las molestias. -

Comento el laguz haciendo una educada inclinación de cabeza mientras que su cola se meneaba enérgicamente como lo haría la de un perro al que están a punto de sacar a pasear.

- Me presento joven caballero; Mi nombre es Artemis, mascota de la casa real de Altea. Es un placer conocerle... um... Eugeo Schuberg, verdad? -

Como siempre, el zorro no necesito más que mirar directamente a los ojos del chico unos momentos para saber su nombre y uno que otro dato relevante acerca del. Su habilidad de adivinación no era tan asombrosa como los cuentos sobre Kitsunes hacían ver pero era un buen truco para tomar por sorpresa a jóvenes incautos como ese. El laguz le dedico una amplia sonrisa entrecerrando los ojos haciendo ver sus facciones ligeramente más alargadas, meneando su cola de forma rítmicamente de un lado a otro esperando la reacción que tendría el chico.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Lun Sep 26, 2016 11:07 am

Eugeo se sorprendió al ver a quien iba a ser su acompañante ya esperándole en la entrada, aún cuando había tomado la precaución de llegar razonablemente antes, un intento de evitar molestias al miembro de la corte que resultó en fracaso. Meditó si debería comentar algo al respecto, pero ambos habían llegado temprano, llegó a la conclusión de que no sería necesario. Fue entonces cuando observó detenidamente al sujeto y, para su sorpresa, encontró rasgos en su anatomía que evidenciaban que no era un humano, o no del todo. Miró su cola y orejas sólo por un instante, nunca había conocido a nadie de su raza -laguz- y no estaba muy seguro de cómo debía tratar con él. Siguió acércándose, la otra persona fue la primera en hablar.

Tenía un uso refinado del lenguaje, así como su presencia y modales, Eugeo se sintió aliviado al saber que el trato no se salía de la zona que acostumbraba. Era lo más probable viniendo del círculo de la realeza, supuso, aun así tenía muchas preguntas. Las creencias y religión en Silesse permitían explicar este tipo de personas: Un espíritu animal que reside en el cuerpo de un humano. ¿Comparte recipiente con un espíritu humano, teniendo así dos personalidades? Y si está solo...  ¿es una posesión bondadosa o malvada? Demasiadas preguntas que no podía -o no debía- hacer porque eran imposibles de responder. Sólo existía conciencia en cuerpo, no en alma. La meditación interna duró un segundo, un instante de silencio que finalmente Eugeo rompió. - Es mi deber servir, beneficiar los intereses de Altea. Por lo que no debes disculparte. - Replicó al Laguz con un tono serio -profesional-, pero mostrando una sobria sonrisa mientras le respondía. - Además... Afortunadamante hay poco que hacer en la capital, asi que todavía tiene menos de lo que disculparse.

El laguz se presentó primero, el título que se acuño le inquietó bastante -aunque su expresión se mantuvo impoluta-. ¿Mascota? No le parecía muy respetuoso, no le sentaría bien en caso de estar en su lugar, de una forma u otra, preferiría que le tratasen como a un ser humano corriente. Él se veía muy satisfecho con eso, por lo que dejó ese detalle de lado rápidamente. Se habría presentado de no habérsele adelantado  Artemis, quien pronunció su nombre y apellidos, pero sin llegar a parecer seguro en ese momento. Podría haberlo escuchado en el momento en el que le asignaron como escolta y ahora recordarlo vagamente, pero no lucía de esa forma, era más como si acabara de... ¿Adivinarlo? Sus ojos se ampliaron involuntariamente, denotando sorpresa. - S-sí, así es. - Devolvió la reverencia y se presentó formalmente. - Mi nombre es Eugeo Schuberg, caballero real de Altea. Será un honor ser su escolta durante un tiempo, aunque... - Ya había terminado de inclinarse para cuando se dispuso a introducir el "matiz". - Algo me dice que, en el mejor de los casos, nos ayudaremos mutuamente. Es evidente que puede defenderse por sí mismo. - Llevaba una enorme bolsa a sus espaldas que lo evidenciaba, posiblemente necesitaría de la fuerza de dos hombres para transportarla. - De todas formas, a lo único que nos enfrentaremos será a la naturaleza. - Sería muy extraño encontrarse con emergidos tan cerca de la capital, y más insólito aún que un mortal decidiera asaltar a un miembro de la corte real.

Una vez hechas las presentaciones era el momento de obtener información esencial. - Puede que le suene absurda esta pregunta, pero... ¿Está acostumbrado a salir del castillo? - Podía haber sido acogido desde temprana edad, haber vivido en el castillo toda su vida sin tener contacto con el exterior, era algo que no sabía Eugeo y quería confirmarlo. Sin los conocimientos adecuados un bosque podía ser tan peligroso como un campo de batalla. Le formuló esa pregunta mientras caminaban hacia la salida de la ciudad, atravesando algunas de sus calles más transcurridas. Varios guardias milicianos los escoltaban mientras tanto, la seguridad esperada para alguien importante, ni en las villas más pacíficas se podía bajar la guardia. Eugeo ojeaba curioso como estaba el ambiente, los aldeanos que se paraban para verle a él o a Artemis, quería averiguar cuán conocida o popular era la mascota real de Altea.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Mar Sep 27, 2016 8:56 pm

Esa expresión de sorpresa era el que el zorro adoraba ver en los rostros de las personas, difícilmente algo como eso pasaba desapercibido y la perplejidad que mostraban de formas tan diversas era como una broma muy discreta que el laguz solía disfrutar mucho, algo inofensivo pero sumamente desconcertante.

- Descuide joven, va a ayudarme más de lo que cree, ya me han secuestrado suficientes veces en el tiempo que llevo siendo la mascota del príncipe y si puedo ahorrarle incordios a mi amo entonces estoy más que contento de tenerle conmigo. Si somos dos será más que suficiente para persuadir a la mayoría de cazadores de laguz. -

Comento el chico de orejas puntiagudas sin que la gran sonrisa en su rostro desapareciera. Fue así que salieron en marcha atravesando por la ciudad, eran igualmente escoltados por un par de soldados más aún que eso al kitsune le parecía un tanto excesivo pues en la ciudad estaban relativamente seguros. Aun así, los ciudadanos le saludaban animadamente mientras le abrían paso a lo que Artemis respondía con aquella sonrisa amistosa y haciendo gestos de mano, meneando su larga y esponjada cola de forma enérgica mostrando lo feliz que estaba. Artemis era hasta cierto punto popular con las personas por su carácter tranquilo y por lo permisivo que era pues básicamente cualquiera podría acercarse a acariciarlo, en especial los niños…. Aunque ciertamente en ese momento comprendían la fuerte vigilancia que tenía en ese momento pues la mascota real anduvo perdido una buena temporada.

- He salido varias veces del castillo joven Schuberg, de hecho antes de ser acogido por mi amo yo era un trotamundos y viví por mi cuenta una buena temporada. No obstante, últimamente he tenido ciertas... complicaciones al salir y ya que necesito hacer ejercicio de vez en cuando para mantener mi buena condición física optamos por tomar precauciones especiales esta vez y, bueno, aquí esta caballero, acompañando a la mascota real a una excursión de cacería -

Al decir aquello saco su afamado abanico de pavorreal para cubrir la mitad de su rostro en un gesto elegante pero que cumplía mas la función de ocultar cualquier expresión que no fuese una amplia y agradable sonrisa, en esta ocasión era un gesto ligeramente acomplejado pues aún se sentía culpable por disponer de un soldado al que bien podrían mandar a alguna misión más importante que sacar de paseo al perro para evitar que se pierda de nuevo.

- Y que me dice de usted joven Schuberg?, ha ido de cacería antes?, si tiene problemas con la comida azada en fogata tengo aquí algunas provisiones ya preparadas, algunas conservas, carne seca, un par de vinos, algunas conservas, frutas secas y “Artigalletas”…. Aun que esas las preparo el chef pensando en mis gustos así que dudo mucho que sean agradables para el paladar humano. -

Artemis era muy conversador y de hecho de muy buena educación al hablar, manteniendo una posición erguida y elegante en todo momento, difícilmente parecía alguien que pudiese pasar una sola noche a la intemperie y más luciendo una piel tan saludable y con el pelo tanto de la cabeza como de la cola de un color blanco impoluto, perfectamente cepillado y cuidado.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Dom Oct 16, 2016 8:51 am

- "¿Cazadores de Laguz?" - Poco o nada había oído de ellos, la personificación de la aversión hacia los semi-humanos. Eso explicaba el ser su escolta, y la sensación incómoda del hombre-zorro por necesitarla. Pero no dijo nada, siguió pensando en aquellos cazadores. ¿Cuantos hombres son suficientes para reducir a un Laguz? ¿De verdad un solo acompañante era suficiente para compensar la desventaja numérica? Ciertas "inseguridades" invadieron su mente, pero no había motivo para desconfiar en las palabras de Artemis. Eugeo correspondió la sonrisa de su compañero y contestó. - Descuide, no permitiré que le ocurra nada.

Durante el camino pudo comprobar la buena estima que existía entre el Laguz y los ciudadanos. Era el centro de atención, había muy pocos que se fijaran en la presencia de Eugeo, como si éste fuera un escolta más. No era algo que le molestara, es más, agradecía no destacar demasiado -no era conocido en la ciudad de todas formas-. La experiencia le ayudó a conocer mejor a su "protegido", los gestos, su popularidad, su carácter amable... datos que no podría haber encontrado preguntándole directamente y que le dieron muy buena impresión sobre él.

La confirmación de Artemis sobre su experiencia en la naturaleza no sorprendió a Eugeo, aunque sí que le resultó interesante su antiguo pasado errante. Pudo notar cierta incomodidad del hombre zorro cuando explicó que esta travesía era por "necesidad", al igual que él estuviera escoltándolo, por el gesto de ocultar su rostro detrás del abanico.

Intentó cambiar rápidamente de tema asintiendo con una sonrisa cuando Artemis le devolvió la pregunta. - Así es, Artemis. Mi familia tiene una casa del lago a la que solíamos ir todos los veranos. Está en medio de una arboleda, así que actividades como las pesca o la caza era el principal pasatiempo que teníamos allí. - Explicó todo esto con un aire nostálgico mientras recordaba todos esos momentos. El solía pasar las tardes pescando o recogiendo la madera que encendería la chimenea ese día. Su hermana era la que más disfrutaba de la caza, de hecho, su afición llegaba a un punto un tanto macabro. Eugeo soltó una carcajada nerviosa al recordar la beligerancia de Alice, tomó un respiro y siguió hablando. - Sin embargo, era mi hermana la que se encargaba de los animales. Se hacer trampas, pero no se me da bien cazar de forma "directa". - Nunca se le había dado bien el arco, sin embargo su hermana se valía de jabalinas para acertar a los blancos a una distancia considerable. - A pesar de eso, no se preocupe. Llevo víveres más que de sobra para pasar dos... incluso tres días si lo raciono bien. Pero gracias por la oferta. - Se inclinó levemente en señal de gratitud. - Además... lo mejor sería probar el fruto de nuestro esfuerzo, ¿no cree? - Preguntó, en señal de reto, para motivar a ambos a obtener alguna pieza que fuera memorable.

El bosque no quedaba lejos de la ciudad y con la ayuda de la conversación la pareja llegó hasta su límite sin apenas darse cuenta de ello. - Ya hemos llegado. ¿Está listo, Artemis? - Preguntó con emoción. Echaba de menos ese tipo de "actividades".
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Mar Oct 18, 2016 6:24 am

El zorro no podía evitar sonreír contento, el chico que le acompañaba no era tan rígido como solían serlo los caballeros de Altea así que agradecía enormemente la buena compañía. El entusiasmo del zorro era más que notorio gracias al enérgico meneo de su larga y esponjada cola delatora, extrañaba igualmente el pasear por un ambiente natural, corretear sin miedo a romper algo valioso y a perseguir animales más pequeños que el sin temor a ser reprendido como sucedió con aquel triste accidente con uno de los pavorreales albinos de su amo.

- Es verdad, es mucho más satisfactorio cuando te ganas la comida. Atraparla también es divertido -

Rio de forma elegante pero animada mientras que, sin darse cuenta, ya habían llegado a los limites del bosque más cercano. El lugar era amplio, frondoso y prospero como todas las tierras de Altea, había pocos depredadores por lo que las presas a cazar debían ser variadas y numerosas.

- Totalmente joven Schuberg. Lo primero será buscar un lugar adecuado para dejar nuestras cosas y asentar nuestro campamento. -

Después de todo le seria difícil cazar con semejante mochila de viaje encima llena de todo lo que las preocupadas mucamas pudieron encontrar para hacer de la excursión del laguz más placentera y cómoda, Artemis por su parte lo apreciaba mucho aun que el podía valerse perfectamente bien por sí mismo. Eso se notaba por la forma en la que Artemis se movía en aquel ambiente, quizá no tan natural como lo haría cualquiera de su especie pues Artemis al nacer y crecer entre humanos e movía con mucha más soltura en las ciudades y los escenarios más su instinto aun permanecía por lo que las orejas del zorro estaban alzadas y alertas mientras se meneaban hacia adelante y atrás captando todo tipo de sonidos.

- Este lugar debería estar bien para instalarnos, el claro es lo bastante amplio para encender una fogata sin provocar un incendio y nos da perfecta visión de nuestros alrededores.... solo por su acaso -

Comento el laguz dejando su gran mochila y alzando los brazos para estirarse un poco, después haciendo movimientos de calentamiento básico para soltar mas los músculos.

- Quisiera probar suerte con la "cacería directa" o prefiere que pongamos trampas y pasemos a pescar?. El aire huele húmedo y el sonido del agua a la lejanía me indica que debe haber un rio cerca. Por otra parte, si desea más la carne roja y una presa más grande no me supone ningún problema.... ha participado en cacerías con perros?, conmigo la única diferencia es que soy más inteligente que toda una jauría junta y puedo entender comandos mucho más complejos. Dejo la elección a usted mi estimado compañero -

Con lo que antes había escuchado del propio chico entendía que cazar en el bosque quizá no era su fuerte pero estaba interesado en que erigiría para comenzar.... si se arriesgaría primero a probar aquello que se le dificultaba o prefería la opción mas cómoda. Eso diría mucho del muchacho aun que la opinión positiva que el zorro ya tenía de él no cambiaria.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Lun Oct 31, 2016 10:02 am

- Bien, entonces, comencemos. - sentenció Eugeo con emoción mientras asentía. El primer paso a tomar era el de encontrar un lugar idóneo para tomar refugio. Para fortuna de ambos, el cielo estaba despejado y nada hacía pensar que eso cambiaría, por lo que el frío era lo único que debía preocuparlos. Con encontrar un claro y preparar un fuego sería suficiente, podrían dormir bajo el manto de las estrellas pues no había ni una nube que les aguara el sueño. Ambos entraron en el bosque al mismo paso.

Al poco rato se vieron envueltos por el ecosistema. El aire estaba lleno de fragancias, el olfato del humano se colapsó de inmediato, su mente resumía toda esa información con aquel nostálgico olor a bosque. Sin embargo, la nariz perfeccionada del laguz le permitía diferenciar la fuente de cada olor y localizarla efectivamente. Lo mismo ocurría con los sonidos de los pájaros, las ramas moviéndose por el viento y un pequeño murmullo de agua corriente en la lejanía. El caballero de Altea agradecía no tener los sentidos tan sensibles, en parte, pues creía que no llegaría a acostumbrarse nunca a todas esas sensaciones. Le agradaba ver a su compañero tan sumergido en el ambiente, sin embargo. Por su parte, Eugeo no tardó mucho en desenfundar su hachuela. Cogió una rama caída del suelo, el grosor era ideal para empuñarla y lo suficientemente rígida para soportar una tensión considerable. Con la hoja fue cortando asperezas e imperfecciones -dejando caer las virutas en el suelo-, afilando uno de sus extremos para darle la forma de un rudimentario arpón de madera. Le sería de utilidad tarde o temprano, tanto para la pesca como para la caza.

No tardaron mucho en encontrar un sitio ideal para acampar. Era un claro amplio con buena visibilidad, no muy ideal si hubiera mal tiempo, pero no era ese el caso. - Está en lo cierto, este sitio es perfecto. Voy a ir preparando el lugar mientras se estira, empezando por algo de madera para encender la fogata más tarde. - Su mente también pensaba en cómo se organizaría las guardias, mientras tuviera unas horas de descanso por la tarde sería capaz de aguantar toda la noche. No iba a romper el momento con preguntas a deshora, así que se limitó a meditar sobre ello mientras escuchaba al hombre-zorro. Se le hacía raro tener que elegir cuando "trabajaba" para él, más todavía la posibilidad de darle órdenes como a un perro de caza, su cara se torció un poco con esas frases al no saber como debía interpretarlas.

- Esto... - musitó mientras pensaba en las posibilidades. - Me sorprende que me haga esa proposición, ya que tenía pensado ser yo el apoyo en caso de que cazáramos algún animal. Lo que quiero decir es, he tenido perros de caza, pero no se me hace cómodo la idea de compararte con ellos. A fin de cuentas, como ha dicho, eres un ser racional. No obstante, la idea de colaborar activamente con usted es atractiva. Tengo curiosidad de verle en acción. - También quería quitarse su mala racha en la caza después de tanto tiempo. - ¿Que tipo de animales podemos encontrar en este bosque? - Quería informarse de la fauna local, sobre todo aquellos que puedan ser agresivos para que no le pillaran desprevenido.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Jue Nov 03, 2016 4:57 am

Las grandes orejas del zorro se alzaron al escuchar las palabras contrarias, dibujando a su vez una amplia y grata sonrisa en su rostro. Era verdad que el chico técnicamente estaba como un apoyo y un escolta para evitar que volviesen a secuestrarlo o que los cazadores furtivos lo intentasen atrapar por sorpresa pues ciertamente la piel de un zorro era sumamente valiosa en los mercados y más aun tratándose de un pelaje color blanco tan cuidado y mullido como lo era el de la mascota real, aun así aquello los dejaba a ambos en una posición incomoda pues Artemis mismo estaba entrenado para servir a los seres humanos Por lo que difícilmente lograba quitarse la mala costumbre de no decidir por su cuenta en ese tipo de situaciones.

- Ya entiendo.... ciertamente no soy un perro y tampoco un animal per se, por otra parte tampoco sé como cazar como ustedes los humanos por eso de que... bueno, yo no puedo usar armas. Las desventajas de tener patas, ya le digo. -

Era mucho mas cómodo cazar con su forma animal después de todo y nunca se sintió cómodo sujetando armas humanas. Tampoco era como si su estilo de cacería fuera muy distinto al de los zorros salvajes o incluso lobos tomando encuentra que fue precisamente un lobo de Hatari quien le enseño a cazar y alimentarse.

- Hum.... veamos, según tengo entendido por los libros que había en la biblioteca del castillo, en los bosques de altea abundan más que nada los ciervos, jabalíes, liebres, faisanes y perdices así que eso debe ser lo que más abunda por estos lugares. Puede que nos encontremos con alguno que otro oso sin embargo. -

Después de todo platillos hechos con carne de oso eran comunes en Altea e Ylisse así que suponía que no sería tan raro el encontrarse con alguno que otro. Pese a esto no le preocupaba en realidad pues poco y nada podría hacer un animal como ese contra un laguz y un humano.

- Hagamos algo si le parece bien joven Schuberg. No me estará dando ordenes si no señales pues para cazar presas como jabalíes o ciervos debemos estar bien organizados o seguro uno de los dos acaba lastimado. Mi oído es muy agudo así que aun que susurre podre escucharlo sin problemas en caso de que sea necesario. Hum... algo como un asecho a dos bandas!!!, usted les prepara una trampa y yo asusto a las presas para llevarlas hacia allá. Sería mejor que atacarlas yo mismo porque.... bueno, tengo colmillos y francamente deseo ensuciar mi pelaje lo menos posible de sangre -

Después de todo si tenía la fuerza para partirle el cuello a un caballo imaginaba que un animal menos resistente acabaría hecho trisas, sus colmillos estaban hechos para desgarrar y eso solo podía acabar en un reguero de sangre, sangre que atraería con seguridad a depredadores y alimañas indeseables.

- Ah, olvide preguntarle si usted sabe cocinar pues vera.... a mí se me quema hasta el agua así que de no saber hacerlo tendremos un problema. -

Artemis meneaba la cola de forma enérgica, feliz e impaciente por comenzar aquella excursión. Por otro lado y aun que el fácilmente podía comer carne cruda adivinaba que para el chico no sería algo lindo de verse, punto y aparte también le gustaba más la comida preparada.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Mar Nov 22, 2016 7:59 am

Las indicaciones de Artemis consiguieron centrarle, abandonando las preocupaciones que tenía de llegar a algún malentendido. Ya que no quería que pareciera que lo azuzaría como un animal o, en su defecto, llevar toda la coordinación de la caza. El nuevo concepto de colaboración -cada uno aprovechando sus facultades- fue del agrado de ambos. También le resultó útil conocer un poco mejor qué podría encontrarse en los bosques, todas las especies que enumeró le eran familiares. - Espero no encontrarnos con un oso, o al menos con uno agresivo. - Puntualizó el joven de cabello dorado. - No es un animal fácil con el que lidiar, y no sólo eso. Cazarlo, ya sea por divertimento o supervivencia, sería una pena. - Ese tipo de animales eran poco comunes en Jugdral, de ahí su alto coste de su pelaje y carne. - Quiero decir, podría cargar con las sobras de cualquier animal pequeño o mediano, pero si los osos de Altea son como los de Silesse eso no va a ser posible. - En su tierra natal eran grandes, podían pesar hasta cuatrocientos kilos, incluso un especimen de la mitad de peso seguiría siendo demasiado para dos personas. - En cuanto a la comida, no me considero un cocinero, pero ya he hecho carne con el fuego de una fogata antes, creo que no habrá problema con eso. - Había que tener presente la distancia al fuego y el tiempo de cocción, pero no eran técnicas muy difíciles para él.

Ambos seguían preparándose en el improvisado campamento, o más bien preparándolo. Eugeo había estado sacando los utensilios que necesitaría, entre los que se incluía el cuchillo de caza, cuya funda ató en el muslo que le quedaba libre -llevaba en la otra pierna el hacha-. También recogió hojas secas y ramas del suelo y las amontonó cerca del lugar donde estaría la fogata. - Ha comentado antes que tuviste una etapa en la que viajaba mucho, ¿No es así? - La pregunta retórica le sirvió para llamar la atención del hombre zorro. - Yo también estuve interesado en recorrer el mundo antes de acabar en Altea. Mejor dicho, sigo estándolo, pero en estos momentos hay problemas más importantes. Todos los países que visité combatían el problema de los emergidos.  - Sin darse cuenta el mismo se desvió del tema que quería tratar, compartir datos interesantes sobre el mundo se transformó en la invasión global de los emergidos. - A cada persona que he preguntado me ha dado una respuesta distinta sobre el origen de esta plaga, incluso he llegado a leer escritos muy antiguos sobre acontecimientos similares. Libros de mitos, sin duda, pero tal y como están las cosas ya no se en qué creer. - La realidad a la que se enfrentaba el mundo en esta era llegaba a preocuparle, una sensación de vértigo similar que cuando los mortales meditaban sobre la realidad más allá de la muerte. Eugeo creía que ambas cosas tenían relación, pero aún no sabía cual era. Eugeo se mantuvo en silencio entonces, esperando la opinión de Artemis.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Jue Dic 29, 2016 8:07 pm

Artemis escucho los comentarios de su compañero humano aun que al parecer sus preocupaciones no eran las mismas…. según su conocimiento los osos que rondaban altea no eran necesariamente grandes aun que si peligrosos para un humano en solitario, sin embargo no era nada que sus afilados colmillos no pudiesen arreglar. Era mas que probable que con solo gruñir el oso emprendiera rauda retirada pues un laguz, en definitiva, podría considerarse un depredador bastante peligroso y la mayoría de los animales comunes lo sabían.

- Dudo que se llegue a dar el caso, en realidad. Ningún oso por mas grande que sea seria lo bastante valiente, o tonto, como para acercarse a mi…. después de todo mi pelaje es más resistente que el suyo y una mordida mía podría fácilmente romperle algún hueso. Son animales inteligentes y muy prudentes así que dudo que nos den problemas, solo con mi olor bastara para alejarlos -

Y es que aun en territorios de osos Artemis había acampado y cazado a sus anchas en su época de animal silvestre y algunos, aun que le vigilaban de lejos jamás se atrevían a acercarse pues pese a tener aroma a domestico ellos sabían que pelear contra un laguz era una muerte segura y probablemente dolorosa, Artemis por su parte se limitaba a hacer estiramientos para relajar sus músculos en el tiempo que el joven humano preparaba sus herramientas.

- Si, le entiendo…. en mis viajes yo también vi el mismo problema. He participado en varias campañas para eliminarlos y el panorama nunca es agradable…. me he encargado de patrocinar un orfanato para acoger a los cachorros humanos desamparados que quedan tras esas guerrillas pues de dejarlos a su suerte tendríamos a la larga problemas con bandidos. Yo tampoco sé a ciencia cierta lo que son pero al enfrentarlos mi olfato siempre percibe un desagradable olor a muerto… su sangre también suele tener un sabor a podrido al que nunca me acabo de acostumbrar pero por sobre todo…. lo mas tétrico de esas cosas es que parecen indiferentes aun que los estés destrozando. He visto de primera mano igualmente que son hasta cierto punto inteligentes, trazan sus estrategias y saben diferenciar bien que armamento o unidad es efectivo contra tal o cual oponente, arman emboscadas y se organizan entre ellos…. dan muy mal rollo, ya se lo digo joven Schuberg -

Comento con tranquilidad terminando sus ejercicios, acabando por alzar los brazos y darse un ultimo estirón mientras que su peluda cola se esponjaba. En ausencia de su amo Artemis se encargaba de buscar el mayor beneficio para el pueblo, siendo el orfanato "Zorro plateado" su más grande logro hasta ahora, patrocinado en mayor parte con el dinero que se ganaba en sus presentaciones en el castillo o directamente de recompensas apresando bandidos o eliminando emergidos. El otro motivo, por supuesto, era demostrar que un laguz no tenía por qué ser peligroso, enseñarles a los infantes el respeto entre razas para forjar un futuro en el que no se viesen pieles de los suyos exhibidas en una tienda de rarezas, a su manera Artemis estaba librando su propia guerra pero no contra los humanos sino mas bien contra aquella mentalidad que marcaba a los laguz como seres inferiores o "sub humanos" como solían ser llamados. Por supuesto sus esfuerzos por ayudar al pueblo y su carácter amistoso no pasaban desapercibidos ante los Altéanos por lo que la mascota real de la casa de Altea era muy apreciada entre ellos, en especial entre los mas jóvenes.

- Cambiando a temas más agradables, tenemos varias tácticas de cacería que podríamos usar en conjunto. La primera es que usted ponga trampas y yo las guiare hacia ellas persiguiendo a las presas adecuadas. Lo que podemos hacer también es que yo agote a las presas para que usted pueda tomar la iniciativa para darles el golpe mortal. También puedo restearlas activamente y sacarlas de sus madrigueras. De preferencia quisiera abstenerme de morderlas pues la sangre es complicada de quitar de mi pelaje y…. bueno, si una mordida mía puede romperle los huesos a un oso ya se imaginara lo que le hace a presas más pequeñas. Creo, si mal no estoy, que las queremos lo mas enteras para poder cocinarlas. En eso los admiro a ustedes los humanos y a sus refinadas herramientas junto a sus prácticos estilos de cacería. -

Sentía algo de envidia pues a comparación de un fino arco con sus flechas o una espada sus colmillos eran francamente brutales, largos y afilados como dagas que desgarraban la carne como mantequilla mientras que la fuerza de su mandíbula partía huesos como si fueran ramitas. Eran excesivamente efectivas, un despliegue de fuerza innecesario a su parecer y bastante difícil de limpiar sin contar que tenía sus zarpas, las cuales normalmente serian igual de letales, perfectamente limadas y pintadas…. Artemis no era ni de lejos tan salvaje o agresivo como lo era su amigo lobo que le enseño a cazar pero aun siendo un zorro faldero era un oponente temible cuando debía serlo. Estando ya listo para partir el Kitsune saco su colorido abanico de pavorreal, el cual tenía una bella gema incrustada que al ojo inexperto era una bonita pieza de decoración, mas para Artemis era la clave de su transformación, su beaststone ya lista para darle pie a su verdadera forma en cuanto el otro estuviese listo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Mar Ene 31, 2017 11:40 am

- Por el olor, huh... - Comentó distraído, mientras terminaba de prepararlo todo. - Tiene sentido. A fin de cuentas, su olfato es muy agudo. - Aunque el no se había percatado del olor de Artemis, suponía que sería mas evidente durante su transformación. No sabía mucho de los Laguz, por lo que no estaba seguro de si sería capaz de notarlo de todas formas, pero confiaba en las palabras de Artemis -un oso sí sería capaz de olerle-. Se preguntó si los demás animales también se alertarían, lo que supondría una desventaja considerable ya que saldrían espantadas antes de tiempo. No exteriorizó su duda, pues la respuesta era evidente. - Sería interesante poder estar cerca de un oso con la seguridad de no ser atacado. - Bromeó con una sonrisa. Como dijo, no estaba en sus deseos el de dar caza a un oso, pero con la seguridad de un Laguz sí que disfrutaría de ver alguno en su hábitat si se diera la coincidencia.

La opinión que tenía Artemis sobre el problema emergido no era muy distante al que había escuchado de otras personas. Era igual en todos sitios, seres con apariencia tétrica y resistentes al dolor, lo único que los diferenciaba eran los estandartes que alzaban. Se decepcionó un poco al no obtener nueva información, pero todos estaban igual, pues el origen de la plaga sólo podía especularse. - Ya veo. Lo único que podemos hacer por ahora es combatirlos para mantener la integridad del mundo. Confío en que pronto encontraremos respuestas, Forsetí lo hará posible. -  Apeló a su deidad, con la expresión confiada que mostraría cualquier creyente. - Por otro lado, la idea del orfanato es encomiable. Todo niño o niña merece tener una buena infancia. - Como bien dijo Artemis, ese dinero era bien invertido pues los desamparados se veían obligados a robar para subsistir. Ese problema era escaso en Silesse pues, tristemente, la marginación acababa llevando a la muerte por congelamiento tarde o temprano. Los orfanatos eran algo común allí, encargados de amparar a aquellos infantes que perdían su familia demasiado temprano.

Las capacidades que enunciaba Artemis superaba el límite imaginable de Eugeo, mas su naturalidad al contarlas dejaba fuera de duda que no estaba exagerando. - De acuerdo, lo haremos como vos propone. - Contestó con un tono neutral, mentalizándose antes de la cacería. - Preparar las trampas llevaría demasiado tiempo, así que probemos con cualquiera de las otras dos estrategias. - Añadió, se dispuso a estirar las piernas y calentar los tobillos con movimientos circulares. No eran infrecuentes las lesiones en esa zona, más aún si se iba a perseguir a un animal. - Cuando usted las inmovilice o las canse, yo me encargaré del resto. - No sólo a la hora de darle muerte, si no también las tareas de desuello, limpieza y cocinado. Una vez Eugeo había entrado en calor, echó una mirada a su compañero, el cual también parecía preparado. Cuando miró directamente a sus ojos de nuevo tuvo esa sensación extraña del inicio, pero no le dio importancia. - ¿Empezamos?
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Vie Feb 03, 2017 11:20 am

Artemis sonrió de medio lado, aquel joven le agradaba no solo por sus comentarios ligeramente fuera de lo común si no que su franqueza era igualmente apreciada. Estando ya listos para partir el zorro avanzo unos pasos mientras que los tatuajes de su cuerpo comenzaban a brillar a la par que lo hacia la piara en su abanico. Poco a poco la silueta humanoide de la mascota real fue cambiando a la de un enorme animal cuadrúpedo cuya altura era quizá comparable a la de un caballo o poco menos. Cuando aquella brillante luz azulina desapareció quedo en aquel lugar un enorme zorro de ojos azul profundo y pelaje plateado abundante, brillante y de aspecto suavemente esponjoso. Su larga cola poseía igualmente un pelaje abundante y se meneaba con elegancia de un lado a otro, aquellas orejas largas y puntiagudas se meneaban con pequeños y rápidos movimientos detectando con mejor claridad los sonidos que los rodeaban. Su nariz era húmeda y fría como lo sería la de cualquier tipo de can y su gran hocico, aun que alargado y fino poseía una poderosa mandíbula en conjunto a unos enormes y afilados colmillos los cuales no lograban apreciarse aun. De forma casi mimosa el enorme animal comenzó a restregar su cuerpo contra uno de los arboles cercanos rodeándolo varias veces, envolviéndolo con su larga y mullida cola un par de veces antes de volver a encaminar sus pasos hacia el chico.

- Listo, con esto el territorio del campamento ha quedado marcado así que ningún depredador en su sano juicio se atreverá a acercarse… a menos que sea otro laguz, en tal caso tendríamos una problemática y no muy agradable pelea por territorio. -

Bromeo alegremente meneando la cola con energía, articulando perfectamente las palabras aun en su forma de bestia, acto seguido se dio la vuelta con intenciones de internarse de nuevo en el bosque dando un par de brinquitos alegres por lo emocionado que estaba, sin embargo ya entrados un poco más en el área de cacería el andar del kitsune se volvió mucho más suave y sigiloso, casi inaudible para el oído poco atento. Mantenía la cabeza gacha y el oído alera, igualmente olfateaba el piso buscando el rastro fresco de alguna presa, el cual no tardo en encontrar gracias a su agudo sentido olfativo.

El zorro alzo la cabeza para mirar a su compañero para después mirar en dirección a un hoyo que se encontraba no muy lejos de allí, su olfato le decía que era una madriguera de conejos los cuales para empezar deberían ser una presa relativamente sencilla. Por supuesto el zorro le dejo al chico el lado de la madriguera que ya había señalado y con la nariz casi pegada al piso se dispuso a intentar detectar la otra entrada; una vez identificada el área que abarcaba la madriguera el zorro se dispuso a sacar a las presas de su escondite. Era verdad que sus garras no eran afiladas ni largas como las de un zorro salvaje pero sí que eran suficientemente grandes como para ayudarle a cavar en la tierra que los conejos se habían dado a la tarea de ablandar antes, lanzando agudos ladridos al escarbar para ir asustando a las presas y que salieran asustadas por el otro lado. El plan funciono pues en cuestión de minutos una familia entera de conejos ya estaba saliendo despavorida desde la entrada principal de la madriguera siendo alguno de ellos mas grandes o pequeños que otros, Artemis no perdió tiempo y comenzó a corretearlos para mantenerlos cerca de donde estaba su compañero bloqueándoles rutas de escape, mostrándoles los dientes y gruñendo para hacerles correr más rápido y que desperdiciaran energías. Aquella actividad la había realizado con aves Niwatori, nativas de Tellius y que asemejaban a pollos gigantescos y rechonchos junto a su amigo el lobo, era una estrategia que solo se podía hacer en conjunto pues mientras uno los cansaba y dirigía el otro debía encargarse de emboscar y matarlos.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Lun Feb 20, 2017 6:47 pm

Lo que sucedió a continuación, aunque lo esperaba, estaba fuera de la concepción de Eugeo. Como si un cuento infantil o de un sueño se tratase, la transformación del laguz lo dejó maravillado y sorprendido. Sus ojos se abrieron como platos, en la medida en que pudieron, pues la luz que emanaba durante la metamorfosis deslumbraba la vista del espadachín -Filtró esa luz parcialmente con su mano derecha-. La forma definitiva de Artemis era imponente, pero Eugeo no mostró signos de sentirse amenazado, mas la incredulidad de presenciar por primera vez ese suceso le impedía tener una expresión completamente natural. Verle hablar con total naturalidad en su forma animal no ayudaba, pero poco a poco empezaba a acostumbrarse a su nueva forma. - Empiezo a entender por qué. - Atendiendo a su forma de depredador, no podía concebir cómo un ser humano tenía las agallas o la insensatez de amenazar a un Laguz y más aún arreglárselas para capturarlo sin acabar muerto en el proceso. - Su espíritu animal es impresionante. - En Silesse era común la creencia en los espíritus -tanto bondadosos como malvados- que se alojaban en los cuerpos de las personas. Leyendas, más bien, dado que la presencia de Laguz en Silesse era prácticamente inexistente. - Se parece a las criaturas mitológicas que vienen en los libros, pero no se a cuál exactamente... - Tenía muchas preguntas que formularle respecto a su nueva forma, pero todo debía llegar a su tiempo. Negó con la cabeza entonces. - Bueno, es igual. - Añadió con una sonrisa, no quería distraerle mientras buscaba las presas.

La dinámica de caza que siguieron podría considerarse típica, si se obviaba el hecho de que contaba con un buscador que quintuplicaba -o más- el tamaño de un perro de caza. Artemis siguió un rastro con cuidado, al acecho, hasta que encontró la entrada de una madriguera. Eugeo se limitó a esperar en uno de los agujeros mientras el zorro los ahuyentaba por otro, tomó unos minutos pero finalmente toda la camada salió de su escondite. Artemis no perdió el tiempo y consiguió acorralarlos en múltiples ocasiones, con una agilidad mayor a la de los roedores. No tardó mucho en cansar a los más pequeños, haciendo que el ritmo de todo el grupo se ralentizara. La familia constaba de dos parejas y ocho crías, cinco de ellas de muy corta edad. Eugeo se lanzó cuando las liebres estaban demasiado distraídas con el zorro, lanzando su cuerpo hacia el suelo y estirando los brazos consiguió atrapar a dos adultos y un mediano, sujetando con una mano a dos de ellos y a uno con la otra. El resto de presas huyeron, no había motivo para perseguirlas pues no podría sujetar a ninguna más. Eugeo se levantó del suelo con cuidado de que ningún conejo se le resbalara de las manos y después alzó sus brazos para mostrarle a Artemis la captura. Los roedores pegaban pataditas al aire para intentar zafarse, sin éxito, su destino ya estaba escrito. - Buen trabajo. - Lo felicitó por su esfuerzo, sonriente, antes de encargarse de los conejos. No era muy eficiente cazarlos con el cuchillo o con flechas por su pequeño tamaño, además de que su piel quedaba dañada de esa, por lo que lo más adecuado era intentar atraparlos con trampas o con las propias manos. Después se procedía a quebrarles el cuello y valerse de su inmóvil cuerpo para desollarlos con precisión. De esa forma se aprovechaba al máximo toda la materia del animal. Ató las patas de dos con la cuerda y los dejó en el suelo, luego, cogió al tercero con ambas manos. Después de observarlo con cierta lástima, sujetó la cabeza y el torso del animal y los retorció en sentidos opuestos. Un profundo crujido emergió del interior del animal, sus orejas y extremidades quedaron "dormidas" en ese momento.

- No es que sea suficiente, pero... Supongo que está bien para empezar. - Había pasado algo más de una hora desde que entraron al bosque.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Miér Mar 08, 2017 7:12 pm

Artemis se la estaba pasando de lo lindo correteando a los pequeños animales y, aun que hacia su trabajo como "perro" de caza no podía negar que el ejercicio le sentaba de maravilla pues en el castillo difícilmente podía correr a sus anchas aun tratándose del jardín pues corría el riesgo de tirar algún adorno o maltratar las perfectas decoraciones de plantas y flores en este. Era por ello que sentía que este tipo de actividad era necesaria para su salud aun que, internamente, habría preferido realizarla al lado de su dueño…. no se podía hacer nada, sabía que estaba ocupado con asuntos más importantes de lo que podría ser "sacar a pasear al perro". Se detuvo en el momento en que recibió la señal contraria, acercándose al joven caballero meneando la cola enérgicamente al ver que había capturado a 3 conejos siendo dos de considerable tamaño. Tenía que admirar su destreza pues estaba seguro que, por su parte, difícilmente podría atrapar a los escurridizos animalejos sin depender de sus grandes y poderosas fauces.

- Nada mal, nada mal colega ~♪. Pues sí que fueron un buen calentamiento pues francamente necesitare algo un poco más sustancial para la cena, soy un chico grande después de todo -

Hablaba animadamente sacando el pecho mientras su enorme y esponjada cola se sacudía con un elegante vaivén, admirando después con atención como el chico le daba muerte a los conejos torciéndoles el cuello, alzando las orejas al escuchar el crujido de los huesos ajenos. Ciertamente aquellos animales, quizá suficientes para un humano por su buen tamaño, no serian para Artemis más que un pequeño tentempié tomando en cuenta que cualquiera de esos roedores cavia perfectamente en su boca, pudiendo engullirlos enteros si así lo desease.

- Antes mencionaste algo sobre un espíritu animal, es una forma interesante de verlo si te soy franco; me hace sentirme místico y todo. -

Aun con su rostro canino se podía notar una amplia sonrisa, admitía para sí mismo que las creencias que los humanos solían tener acerca de su raza eran de lo más variopintas y aun que alguna que otra llegaba al grado de lo risible otras tantas no estaban tan alejadas de la realidad aun que si muy exageradas.

- Pues…. los kitsune tenemos un montón de historias y mitos a cuestas, si mal no entiendo la mayoría provienen de Hoshido que es el lugar de donde procede mi raza. Se nos asocia principalmente con una fuerte afinidad natural a la magia y la adivinación así que somos sumamente codiciados entre los magos humanos, no necesariamente vivos…. La mía es una raza muy inusual y exótica de laguz así que cualquier parte de mi cuerpo alcanzaría precios altísimos en los mercados mágicos, razón por la cual los escasos ejemplares con vida que llegan a verse, como un servidor, son constantemente acosados por cazadores tanto legales como clandestinos; ellos son los responsables de que esté acompañándome hoy joven Schuberg, pues a algunos poco les importa que mi dueño sea un príncipe siempre y cuando puedan llenarse de oro los bolsillos. -

El zorro había agachado la cabeza nuevamente, olfateando el piso para seguir un nuevo rastro, quizá si atrapaban a un ciervo podrían dar la cacería de ese día como terminada y regresar al campamento. Por otra parte el kitsune de plateado pelaje trataba el tema de la masacre de su gente con una ligereza increíble, casi como si fuese un tema cotidiano y normal para él, cosa que por desgracia lo era.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Sáb Mar 11, 2017 2:48 pm

El caballero de altea no alargó la agonía de los otros dos animales cautivos. Los mató sin pensar demasiado, forzándose a sentir una absoluta apatía hacia las vidas que estaba arrebatando. Aceptando aquella perspectiva pragmática de la pirámide alimenticia, unido al convencimiento de que ese alimento era necesario para su supervivencia, podía olvidarse rápidamente del sentimentalismo naturalista que se manifestaba cada vez que estaba rodeado de naturaleza. Un plato de carne en la ciudad se lo comía sin titubear a fin de cuentas, pero siempre era más fácil consumirlo sin haber pasado por el proceso de obtención. Era en parte hipócrita, pero no se arrepentía de ello, pues había gente que de verdad sentía desprecio por toda vida que no fuera humana -y a veces ni eso-. Eugeo asumía sus defectos y seguía adelante con humildad y siendo consecuente, un comportamiento que había sido muy bien valorado en la corte que ahora servía.

- Era algo que esperaba, Artemis. No se como funciona el poder que permite transformar su cuerpo, pero sabía que de una forma u otra aumentaría su metabolismo. - A ojos del rubio, el cuerpo del hombre zorro era como el de un niño en edad de crecimiento. Con una voracidad envidiable y capaz de comer cantidades que duplicaban el apetito de una persona adulta. Si era así en niños, se podía hacer a la idea que efectos tenía en una persona de su tamaño. - Habrá que hacer un esfuerzo más. Aún queda mucho día por delante. - Su idea era la de regresar en unas horas -cuando fuera hora de comer- para preparar la comida con lo que cazaran. Mientras se hacía, construir algunas trampas improvisadas y quizá hacer tiempo al lado del río donde pescarían o simplemente pasarían el rato. Mientras tanto, era importante encontrar algo más de comida -aunque no imprescindible ya que llevaron comida preparada del castillo-, a poder ser un animal más grande para que no tuvieran que repetir la misma actividad con las liebres.

El bosque era frondoso, pero tenia caminos y pasos naturales que podían transitarse con facilidad. Los animales no dejaban verse con un nivel de luz solar tan elevado y tendían a no moverse demasiado, era necesario moverse y buscar a las presas. Conversaban, no demasiado alto para así no alertar a los animales de los alrededores. - Cómo no sentirse místico. Vosotros sois capaces de hacer cosas que nadie puede, cosas impresionantes. - Insistió de nuevo con pleno conocimiento de causa. Como bien había dicho Artemis, su afinidad mágica, su capacidad de adivinación y su cambio de forma era una de las muchas cosas que lo hacían inusual. - Adivinación, hum... - Parecía que había comprendido lo que ocurrió en el momento en el que se conocieron, pero solo tenía una sensación en la mente. Ésta daba vueltas en su cabeza, sin llegar a relacionarlo con el suceso ocurrido en el exterior del castillo. Finalmente se dio por vencido, y volvió al tema que le ocupaba. - La historia de vuestra raza es muy interesante. Lamento que se vea manchada de esa forma por la acción humana. - Eugeo estaba atento a la reacción del kitsune mientras rastreaba el camino. - Mientras yo esté aquí no permitiré que nada de eso ocurra. Tiene mi palabra.

Eugeo acompañaba al kitsune, prestando atención a las reacciones que éste pudiera tener mientras rastreaba el camino. Su condición animal le permitía desenvolverse mejor que él a la hora de encontrar presas. Eugeo se valía del terreno nevado de Silesse para encontrar marcas en la nieve, pero el clima de Altea era distinto. Las huellas eran mas difíciles de reconocer en la tierra, y eso era algo a lo que no estaba acostumbrado.Pasó algo más de media hora, a paso lento, hasta que el rastro que seguía Artemis les llevara hasta el origen del mismo. Eugeo pudo ver algo en la lejanía, inmediatamente se frenó y avisó a su compañero, que aún estaba olfateando el suelo. - Artemis, allí.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Lun Mar 13, 2017 1:59 pm

El gran zorro plateado sonrió discretamente de medio lado pues no se necesitaba ser muy observador para saber el gran corazón que se escondía detrás de los ojos azules del joven caballero, después de todo a lo largo de los años lidiando con todo tipo de humanos ya había aprendido a identificar en cuales podía depositar su confianza y en cuales no; aquel joven en definitiva pertenecía al primer grupo. No había violencia innecesaria al capturar a las presas, al retenerlas o matarlas, tampoco daba señales de que lo disfrutara aun que no parecía reacio a alimentarse con carne o cazar…. era de ese tipo de personas que mostraban respeto por la vida pero sabían perfectamente que no todo era color de rosa. El zorro lo consideraba así y creía poder trabajar con ello.

- Y ustedes los humanos pueden hacer cosas que nosotros no. Forjar sus propias armas, crear complicadas arquitecturas para mejorar su calidad de vida, crían su propio ganado y cultivan su propia comida. Toman gusanos de seda y los transforman en elegantes ropas, pescan un pez y hacen un manjar de el…. nosotros los laguz puede que seamos más fuertes físicamente y tengamos una que otra gracia "mística" pero desde mi punto de vista el potencial humano es abrumador; tienen la capacidad de cambiar el mundo tanto para lo bueno como lo malo -

Sus largas orejas se mantenían alzadas, meneándose a ratos hacia adelante o hacia atrás bastante consiente de los sonidos de los alrededores. Escuchaba una que otra ardilla o mapache en las cercanías pero aquellos no eran presas de las cuales estuviesen interesados pues sabía de primera pata que su carne no era tan suave ni sabrosa como con otros animales. Ante el aviso de Eugeo el zorro inmediatamente se agazapo sobre si mismo quedándose totalmente quieto y centrando su mirada donde le habían indicado. Había un ciervo macho de buen tamaño que portaba una impresionante cornamenta y se encontraba pastando tranquilamente a poca distancia de ellos. Esa presa si supondría un reto pues sería notoriamente más veloz que los conejos y aun que era casi seguro que intentaría escapar del laguz desesperadamente la posibilidad de que acabase atacando al humano era igualmente alta por lo que esta vez debía asegurarse de debilitar al animal lo suficiente para que el muchacho pudiese dar un golpe certero sin el peligro de que le hiriesen el proceso…. nuevamente el morder no era una opción pues un ejemplar tan magnífico acabaría hecho trisas bajo los afilados colmillos del zorro. Artemis asintió ligeramente con la cabeza y espero paciente a que su compañero tomase una posición que le pareciera cómoda; una vez que le diera la señal saldría a perseguir al animal siguiendo el mismo proceso de cansarlo que había usado con los conejos, por supuesto esta vez debía esforzarse un poco más para intimidar a semejante bestia de porte noble por lo que el abundante pelaje de su espalda, al igual que su cola comenzaron a erizarse para verse más amenazador, rascaba un poco el suelo con sus garras limadas como un intento quizá inútil de conseguir más agarre en la superficie donde estaba parado y su espalda se arqueo listo para saltar.

Al escuchar la señal comenzó a gruñir de forma amenazante para alertar al animal y al salir de su escondite la persecución comenzó. Artemis ya tenía un perímetro calculado para que la bestia cuadrúpeda no saliese del rango de visión de su compañero y en ratos aminoraba su marcha para no agotarse demasiado. El zorro plateado se movía casi como una figura espectral entre los árboles y el rugido que usaba para espantar al ciervo y obligarle a seguir escapando por su vida podría hacerle temblar el pulso hasta el hombre más valiente. Por supuesto la mascota real solo se estaba divirtiendo, disfrutando de un agradable paseo correteando cuanta cosa pudiese ser correteada en compañía agradable de un humano. Era el juego de cazar y ser cazado, uno en el podía liberar el instinto que Artemis solía reprimir muy a menudo en pos de comportarse como un "buen perro" frente a la sociedad humana y que en situaciones como esas resultaban un alivio…. su instinto de animal salvaje debía liberarse de vez en cuando para poder permanecer tranquilo y dócil por otra temporada, un equilibrio entre lo que era y lo que se le había enseñado a ser.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Sáb Mar 18, 2017 1:58 pm

Artemis actuó guiado por su instinto animal, pasando al acecho en el mismo instante en que Eugeo le alertó. Se agazapó en el sitio dando tiempo y espacio al espadachín para que se posicionase, ya que con su menor tamaño podría acercarse más sin que el ciervo le viera. Con mucho cuidado se escondió al otro lado de unos matorrales, asegurándose de que el pudiera ver a través de ellos pero el ciervo no lo detectara. Una vez se acomodó en su escondite mandó la señal al zorro para que atacara. En este caso la presa tenía su complicación por su tamaño y, sobre todo, su enorme cornamenta. Trataría de huir del laguz, pero no se podía decir lo mismo en el momento en el que lo acorralara un ser humano. Artemis lo sabía y puso toda su energía en presionar al venado para debilitarlo. Acechando a gran velocidad a su objetivo, el único rastro que dejaba era una estela fantasmal entre los árboles, desorientándolo y haciendo que cambiara de dirección de forma errática. El hombre zorro inspiraba un temor que llegaba hasta el alma, con su cuerpo erizado y unos rugidos ensordecedores, que hacía que la presa empleara más energía en huir de él. Eugeo siguió la persecución con relativa comodidad, valiéndose de su buena condición física que no estaba limitada por la pesada armadura. Manteniendo el sigilo en todo momento, posicionándose en lugares en los que, en caso de llegar el venado allí, sea fácilmente emboscable.

Cansar al animal llevó algo más de un cuarto de hora, entonces empezó a mostrar signos de debilidad. Sus movimientos eran más torpes, más lentos y su respiración muy enérgica. A pesar del agotamiento que sufría, seguía manteniendo una resistencia noble, tratando de huir de su depredador de cualquier forma. Había llegado el momento de acorralarlo de forma definitiva. Eugeo salió de su escondite plantando cara al venado, mientras, Artemis lo bloqueaba por el otro lado. Trató de huir por los flancos, pero el zorro tapaba rápidamente el hueco, negándole cualquier oportunidad de zafarse. En su desesperación, decidió usar su cornamenta para pasar por encima del pequeño humano, sin embargo, eso era lo que el caballero de Altea estaba esperando. En un instante dejó de estar en una postura de descanso llevando su mano al mango de su espada, desenvainándola e interponiendo su acero entre él y el ciervo. Los cuernos quedaron trabados en el canto la espada, quedando su fuerza mermada por el forcejeo. La fuerza con la que tenía que lidiar Eugeo era considerable, siendo dificil aguantar el empuje frontal del animal. Los pies trataban de hacer fuerza contra la tierra, produciendose pequeños derrapes en los momentos más enérgicos del ciervo.

Justo cuando el empuje final terminó, el espadachín liberó su espada con un fuerte empujón hacia arriba, elevando toda la cabeza del animal. En ese instante, el cuello del mismo quedó expuesto. Cuando detectó la abertura, la luz en sus ojos cambió, mostrando su verdadero y agresivo espíritu de combate.- ¡AHHHH! - Lanzó un tajo igual de rápido que preciso, mortal, seccionando el gaznate del ciervo. Con las arterias más delicadas cortadas al igual que su faringe la sangre empezó a emanar de su cuerpo con abundancia, que se tambaleó y cayó al suelo poco después. El espadachín limpió la sangre de su herramienta en la pernera, visiblemente cansado, mas satisfecho por el trabajo bien hecho.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Dom Mar 19, 2017 8:31 pm

El juego del gato y el ratón duro poco más de un cuarto de hora donde el zorro rugía, brincaba y perseguía al gran ciervo de porte casi noble, mas las fuerzas del pobre animal no parecían poder llegar a mas; de un momento a otro la marcha del ciervo comenzó a ser más torpe y errática pero increíblemente no parecía dar signos de darse por vencido. El zorro miro de cerca el final de aquella cacería y como el animal se defendió fieramente aun estando debilitado, sin embargo el joven rubio fue mucho más hábil y tras un golpe mortal de la espada contraria el animal cayó desplomado al piso. El zorro entonces revirtió su transformación a su forma humana, acercándose al joven caballero para darle unas palmaditas en el hombro.

- Ha estado increíble joven Schuberg, se nota que es usted un caballero de Altea -

Y dicho esto el zorro se acerco meneando la cola hacia el cuerpo del ciervo, levantándolo sin miramientos como si este no pesara nada. Artemis era bastante fuerte aun en su forma humana por lo que no tenia reparos en transportar al animal más grande que habían logrado cazar entre los dos. Al girarse de nuevo hacia el muchacho Artemis sonrió satisfecho meneando la cola.

- Con esto será más que suficiente, podemos regresar al campamento. Después de todo hay que preparar la fogata y lo demás antes de que obscurezca. De momento puedo decir que el primer día de excursión ha sido todo un éxito!!! -

Fue así que el zorro encamino sus pasos de regreso al campamento, tenia buen sentido de la orientación y su olfato era una buena herramienta para saber donde había estado antes y donde no. Sus orejas y su larga cola se meneaban rítmicamente dando testimonio de lo contento y satisfecho que estaba por el ejercicio y la cacería…. por supuesto, estaba algo cansado pero sumamente contento.

- Y dígame joven Schuberg, como fue que se hiso caballero?, es algo que usted ya tenía planeado o se dio sobre la marcha? -

Pregunto interesado más que nada para tener algo de qué hablar de regreso al campamento, que no estaba muy lejos en realidad así que daba oportunidad, quizá, a una charla corta antes de ponerse a preparar todo para la cena.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Eugeo el Jue Mar 23, 2017 2:27 pm

Dedicó unos segundos a serenar su espíritu calmado y conciliador de siempre, una actitud que siempre desaparecía en situaciones de peligro pues de hacerlo siempre luchaba en serio. Cuando escapó del trance Artemis ya había vuelto a su forma humana, felicitando su actuación con unos golpecitos en su hombro . Ya se había acostumbrado a su otro él, pero era más como para Eugeo tratar con alguien de su misma complexión. Esa reflexión interna se mantuvo así, mostrando al hombre zorro una sonrisa muda mientras refugiaba la espada dentro de su vaina. Por otra parte, no entendí muy bien donde entraba los juramentos del caballero de altea en una cacería, eso le confundió, llegó a la conclusión de que se refería a su comportamiento. - Uhm, sí, supongo que fue bien. - Comentó algo avergonzado por el cumplido de Artemis, tratando en todo momento de empequeñecer cualquier gesta que realizase. - No lo habría conseguido sin su ayuda, trabajo en equipo, ¿no? - Añadió, esperando zanjar la “batalla” de méritos en tablas.

El laguz se había encargado de levantar el pesado trofeo mientras tanto, sin dificultad aparente, demostrando la fuerza que poseía aún no estando en su forma más poderosa. Se habría sorprendido de no haberle visto cargar con su enorme mochila al principio del día, pero eso no lo hacía menos impresionante. - Tiene razón, regresemos cuanto antes. - Asintió la propuesta de Artemis. - Preparar un animal tan grande llevará tiempo. - Valoró mientras observaba el cuerpo del animal. Había muchos pasos intermedios antes de poder ponerlo encima del fuego, como el desuelle y la evisceración. El gran tamaño del ciervo implicaba que ambas cosas le llevaría entre una y dos horas, sobre todo si quería un acabado perfecto. - Me alegra que haya disfrutado de esta jornada, Artemis. No obstante, aún queda mucho día por delante, seguro que encontramos otro pasatiempo más tranquilo. - Comentó optimista mientras caminaba. El ejercicio físico había dejado rastro en su cuerpo con unas mejillas acaloradas, una respiración jadeante y trazas de sudor visibles en frente y cuello. Síntomas producidos por un clima al que no llegaba a acostumbrarse del todo, al haber sido criado bajo el gélido manto de Silesse. Su ligero agotamiento mejoraba rápidamente al estar acostumbrado a correr con una armadura que ahora no llevaba encima.

- La verdad es que no fue algo que hubiera planeado y, si le soy sincero, ni siquiera se el motivo que me llevó a aceptar ese puesto. - Contestó, su expresión facial se mostraba dubitativo mientras miraba al cielo, intentando vislumbrar la razón de todo aquello. - Es extraño, pues dejé el ejército y me fui de mi país. Necesitaba huir de todo unos años, solo dependiendo de mi mismo, para volver algún día y... Bueno, aquí estamos. Hubo algo que me convenció, o así lo quiso la providencia, pues mi destino quedó ligado a Altea. - Su cara expresaba inquietud al recordar el pasado que le llevó a irse y el actual presente como caballero de otro país, pero en sus palabras no hubo ni un ápice de arrepentimiento. - Pero mi labor aquí ha hecho la vida mas sencilla a otras personas, eso es lo único que importa. - Sentenció sonriente, pues el fin que guiaba sus actos siempre había sido el mismo: preservar la integridad del mundo. - ¿Y vos? ¿Qué os llevó a entrar a la corte de Altea?
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Mercenary

Cargo :
Caballero Real (Ejército de Altea)

Autoridad :
★★

Inventario :
Esp. de bronce [2]
Vulnerary [3]
Gema Escarchada
.
.
.

Support :
Marth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
163


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Artemis el Jue Mar 23, 2017 9:14 pm

Artemis perdió la mirada en el cielo en cuanto el joven humano lo hiso, meneando la cola con un movimiento suave y elegante. Con las palabras contrarias pudo adivinar que el muchacho no era proveniente de Altea, aun así le sentía como a uno más de los soldados que había en el reino, de fuertes convicciones y un sentido del honor muy marcado. Punto y aparte admitía que el chico tenia buen instinto de batalla pese a su carácter gentil que hasta ahora había mostrado…. el chico en realidad tenia potencial.

- Tienes razón, ambos hicimos nuestro trabajo a la perfección. Hacemos buen equipo por cierto -

Comento el zorro complacido mientras se encaminaban de regreso al campamento. El cuerpo del ciervo aun estaba tibio y el peso muerto del animal no le suponía ningún tipo de inconveniente para avanzar… eso sí, debía cuidarse de no ensuciar de sangre sus finas ropas. El zorro puso un gesto pensativo ante la pregunta contaría, pensando para sus adentros como resumir su historia sin dar demasiados detalles.

- Podríamos decir que tengo mucho que agradecerle al Príncipe. Yo antes era solo un artista vagabundo que viajaba de pueblo en pueblo en busca de sustento. Yo nací en cautiverio, en realidad esto de "la vida salvaje" no se me da tan bien como podrías creerlo y no es que no lo intentase…. estoy tan acostumbrado a vivir entre ustedes los humanos que no me siento cómodo viviendo de otra manera. Era una travesía peligrosa, como recién le mencione los de mi especie son cazados por su pelaje así que evitaba las ciudades…. hasta que escuche sobre el teatro público de altea. -

Una cálida sonrisa se dibujo en su rostro al recordar aquello, que evento que marcaria un punto y aparte en lo que parecía ser el resto de su vida…. casi como si el destino le estuviese compensando todos esos años de sufrimiento que paso cuando era apenas un cachorro.

- Vamos a dejarlo en que su alteza se ha ganado con creces mi total respeto y lealtad…. veo en sus pasos un camino en el que me gustaría seguirle y apoyarle sin importar lo que el futuro le depare, llámalo apego canino o simple terquedad. -

No tardaron en llegar al campamento, el zorro de blanco pelaje dejo al gran ciervo en el lugar que creyó conveniente y se sentó para admirar como es que un humano logra convertir a un venado en un platillo delicioso…. había, por supuesto, visto cocinar humanos antes pero jamás desde el proceso de preparar a un animal para el consumo. No es que el pudiese ayudar mucho de todas maneras pues de tratarse solo de el mismo probablemente se habría comido al ciervo a mordidas. De esta forma pasaría la tarde entera hasta caída la noche donde ambos disfrutarían de las presas atrapadas ese día.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [3]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
.

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1158


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Caza primigenia [Social](Eugeo, Artemis)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.