Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 01, 2016 1:00 pm

Akaneia, ya hacia casi un mes desde la muerte de sus padres, el decidió acabar primero con la ruta preparada para comerciar por Akaneia que había hecho su padre. Al fin había llegado al lugar de partida, con el bolso repleto de armas empieza su viaje, va de lugar en lugar vendiendo o haciendo cambios. Pero después de un par de problemas decide contratar a un mercenario. [Por algo siempre gastaba dinero en mercenarios, niño bobo] Escucha la voz de su padre regañándolo, no lo puede negar, estando el solo no pensó que tendría tantos problemas, pero se equivoco. Y cuando se equivoca lo admite.

-Si tienes que confiarle tu vida a una espada, sin duda Ayase es la mejor opcion- Le responde aquel mercader de frutas. -¿Donde puedo encontrarla?- -Puedes encontrarla en el bar que esta por aquí cerca, si tienes suerte seguirá allí- -Gracias, adiós- Se despide de aquel compañero de oficio y empieza a caminar hacia el bar, preguntándole a la gente donde estaba el bar mas cercano. Así es como llega al bar, con una bolsa de monedas de cobre atada a su cintura para atraer a la gente.

Ese es un truco que le había enseñado su padre, ya sea que se busque a alguien en especifico o se pregunte en general. El tener una bolsa de monedas siempre sirve para atraer miradas y que se piense que se lleva mucho dinero encima. Ademas que si llegaran a robarse la bolsa tendrían monedas de poco valor, y algunos pedazos de madera que utiliza para rellenar.

-Estoy buscando a Ayase- Después de abrir las puertas del bar su voz se escucha clara y alta, lo suficiente como para atraer la vista de casi todos en el lugar. Y algunas específicamente a la bolsa de su cintura, el se da cuenta, pero en vez de tratar de ocultarla hace unos pasos a la barra, haciendo que la bolsa se mueva y suenen las monedas dentro. Esperando recibir una respuesta antes de llegar a la barra.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 01, 2016 4:37 pm

Un día mas, tocaba coger el fruto que había dado mi último contrato así que estaba una vez mas en la taberna a la que ya tanto quiero de Nohr. Me senté en la mesa en la cual ya esta habituada a estar y parece que todos me guardan, a un ladito pero no una de las esquinas... de las mas "casuales" por así decirlo. Estuve un rato hablando con mi cliente sobre este trabajo ya completado, explicándome un poco mas el por qué lo había hecho, sinceramente me gusta mucho intimar un poco en la vida de cada uno de los que me contratan, pues conocer gente nunca es nada malo ¿Verdad?

Pronto terminamos y este desfiló hacia la puerta, yéndose del lugar dejándome a mí sola aún sin levantarme de aquella mesa.


- ¿Otro trabajo con éxito pequeña? - Preguntaba Roy, el tabernero el cual ya era costumbre hablar. Este ponía su mano en mi cabeza junto a esa frase, haciéndome parecer una pequeña niña con espada.


- ¿Es que acaso alguna vez he fallado querido Roy? Por cierto... ¿Cuántas veces te tengo que decir que los demás nunca me tratarán con seriedad si me sigues tratando como una niña? - Le dije riéndome, pues realmente no me importaba y Roy era agradable cuanto menos.


- Es mi manera de demostrar que adoro a esta clienta que tengo. - Decía también riendo conmigo.


En esta taberna usualmente había mucha actividad, entraba y salía mucha gente durante el día pero todos sabíamos cuando alguien que no era de por aquí o no estábamos acostumbrados a ver entraba. Este era el caso del chico que entraba, al parecer me buscaba a mí... pero como podía ser normal, no respondí de primeras pues pese a que aquí todos me conocen, también cuento con el odio de otros muchos, además lo dijo en frente de todos dándose a conocer.


- ¿Quien eres y por qué preguntas por Ayase? - Dijo Roy que ya estaba por la barra otra vez con tono serio.


Roy podía llegar a asustar, pues era un hombre veterano bastante musculoso y lleno de cicatrices, pero bueno... me encontraba de buen humor así que me ocuparía yo misma de lo que le apetecía al chico.


Me levante de la mesa, cogiendo mi espada en una mano y estirándome de cuerpo entero. Una mala manía que tenía pues daba a enseñar todo mi cuerpo sin realmente quererlo pero bueno... ya era algo que no podía cambiar de mí así que no era cosa de que debiera preocuparme, pues jamás podría cambiarlo.


- Aww Roy ¿Quien sabe si por casualidad es otro cliente? ¡Quizás me lo espantas! - Gritaba desde el fondo mientras me terminaba de estirar.


Me acerqué hasta él con mi espada en mano y en estado de alerta, aún no le conocía y ahí donde me podéis ver... siendo mercenaria, aún soy miedosa y temo a la muerte. Mas vale tener cuidado en este tipo de oficios en definitiva.


- Bueno, yo soy Ayase ¿Qué es lo que desea?


La taberna estaba en silencio, pues todos tenían curiosidad y muchos miraban con afán de protección hacia mí ser, la verdad que me sentía muy segura... así que no tenía tanto miedo en tratar con nadie en este lugar. Me presenté amable y sonriente para causar buena impresión ¡Eso era lo primero!
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Lun Ago 01, 2016 7:53 pm

Se le quedo mirando al viejo tabernero, esa apariencia intimidaría a cualquiera, en especial a Eucliff, que muy a pesar de estar lleno de armas apenas sabe usar bien una daga. Se quedo en silencio, vio mucha gente pero los viejos musculosos siempre le causaban ese ¨shock¨, por así decirlo. Pero es la voz de una chica lo que lo saca de la idea de tirar dinero o morir, por sus palabras supo que era ella a quien buscaba. Bueno, habría que ser un poco lelo para no darse cuenta.

A ella también se le quedo mirando, pero manteniendo una mirada tranquila y serena, después de tantos años de pasar por lo mismo aprendió a disimular su mirada pervertida. Que por mas que sus ojos vieran al rostro de ella, ya le había sacado incluso las medidas, quizás. -Protección, soy un mercader de armas y necesito de alguien que evite que mi cabeza ruede o me quede sin mercancía-

Su rostro serio y un tono de la misma forma, a pesar de sentirse realmente pequeño por todos a su alrededor mantiene su compostura sin sudar. Antes habría pedido salir de la taberna para poder estar mas tranquilo, pero eso es algo que su padre se lo quito a base de golpes. Pero mas que enojarle aquello, lo agradece, pues esa fue la única forma de lograr que pudiera mantenerse firme al estar rodeado de... Esta gente.

Aunque el aun no concibe el por que le clavan puñales con la mirada siendo como es, es cierto que puede mantener recto con el peso de mochila en su espalda. Pero tampoco es como si siendo delgado como es pudiera conseguir algo, pero bueno, cada quien sospecha de quien. Solo que esta vez el era el único sospechoso.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 02, 2016 12:08 am

Él venía en busca de protección, normalmente eran los contratos que mas realizaba así que ya estaba muy acostumbrada a ello. Aunque no solían venir de esa manera a contratarme, cierto era que se hablaba mucho de mí entre los espadachines a sueldo del lugar pero el factor de ser mujer algunas veces echaba para atrás a cierto tipo de personas. En este caso al parecer no era así, ya que vino directamente con mi nombre en su boca.


- ¿Protección? ¡Suena interesante! Pero... Bueno, da igual. Vayamos a fuera y explícame de que se trata. - Le dije un tanto entusiasmada por saber de que se trataría.


Realmente tenía curiosidad de que clase de armas transportaba, donde y por que. Así que lo deje salir en mis gestos y palabras, estando mas animada de lo que ya de por sí suelo estar.


- Y bueno ¿De qué se trata? ¿Hasta donde te tengo que proteger?


- Oh, ya sabes mi nombre pero me parece una falta de respeto no presentarme de todas maneras, soy Ayase ¡Encantada! - Le decía con una gran sonrisa mientras alargaba mi mano para estrechársela.


Una niña pequeña de Nohr vino corriendo hacia donde nos situábamos el chico y yo, inocente y con dos coletas a los lados corría hacía nosotros estampándose conmigo y quedándose abrazada tras el impacto.


- Señorita Ayase ¿Otra vez está con otro hombre? Mamá dice que si quiero ser una mujer de verdad solo puedo estar con un hombre ¡Tu tienes que ser una mujer de verdad! - Me hizo reír mucho, adoraba a los niños y esta en especial era muy cariñosa y juguetona. En Nohr los niños acostumbraban a venir hacia mí corriendo, jugaba con ellos y muchas veces les hacía regalos, me encantaba pasar tiempo con ellos y opino que a ellos les pasaría igual conmigo. En definitiva creo que soy como una hermana mayor para ellos.


- A mamá se le olvidó decirte que solo puedes "amar" a un solo hombre, yo tengo que relacionarme con varios por mi trabajo ¡Así que si cuento como una mujer de verdad, niña traviesa! - Le decía acariciándole la cabeza mientras reía.

Se despidió de nosotros con un simple "Adios" corriendo como usualmente iba a todas partes. Entonces volví a girarme hacia mi nuevo cliente haciéndole saber con un gesto de mi cara y asintiendo con mi cabeza, que estaba totalmente lista para el trabajo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 02, 2016 12:58 am

Solo asintió con su cabeza y salio fuera, se sentía incluso mas ligero al poder salir de la mirada furtiva de algunos hombres allí dentro. Y es que entre hombres se conocen aunque no se hayan visto, y quizás mas de uno se haya enterado de lo que pasaba por la cabeza de Eucliff en el momento en que la vio.

No, no había pensado en eso, ¿Cuanto tiempo debería? La mira unos segundos y entonces repite algunas frases de su padre. -Hasta donde decidas, a pesar de tener un camino preparado no tengo negocios concretos con nadie, por lo que solo iré de pueblo en ciudad haciendo tratos con la gente que quiera algún arma, iré desde aquí hasta Ylisse, de allí pasare a Altea hasta los puertos comerciales y luego viajare a Valentia, te pagare todas las noches una cierta suma de dinero y podrás irte siempre y cuando pueda contratar a alguien mas- Expone sin preocupación los puntos de su viaje y los del contrato con ella, pero por mas que se diga que las mujeres son las mas peligrosas. Eucliff las conoce bien, y el esta muy seguro de si mismo cuando cree saber quien es realmente un peligro para su vida, por mas que se haya equivocado algunas veces.

-Me llamo Eucliff, sera un placer trabajar contigo- Y luego de escuchar sus palabras sobre el respeto y la presentación estrecha la mano de ella dibujando una sonrisa en su rostro. Dándole una apariencia mas amigable al rostro que hasta hace unos momentos era serio y altamente comercial.

Se le quedo viendo a la niña, ya tres veces en un día que se le queda viendo a alguien. Los niños son parte de sus mayores debilidades, y esa niña, es casi como un flechazo de ternura al corazón de Eucliff, tanto por su dulce tono de voz como sus palabras mismas. [Esas parecieron las palabras de una prostituta, sin ofender] Pero realmente, ¿A quien no ofendería que le dijeran tal cosa? Por suerte para el mercader, esas palabras solo estuvieron en su cabeza, y duda que realmente salgan afuera en algún momento.

Se despide de la niña moviendo su mano y luego ve hacia Ayase, notándola lista para trabajar, pero quizás tuvo que hacerle saber que por ese día no habría nada muy movido, quizás. -Por hoy solo iré por la parte del pueblo que aun no he visitado hasta que baje el sol, en ese momento iré a una posada- Tranquilamente le hace saber su plan del día, el cual es muy tranquilo, demasiado. Pero los últimos días para el no fueron de los mejores, durmió poco y, de no ser por la disciplina que se le inculco, se podría estar echando a dormir por algún lugar en estos momentos.

Entonces cayo la noche, ya en la posada, con la habitación alquilada deja la mochila en el suelo, la cual estuvo colgando de su espalda durante casi todo el día. Y a diferencia de las otras veces, cuando toco el suelo esta vez, se escucho como daba todo el peso de la mochila. Espadas y algunas lanzas, armas cuyas algunas puntas llegaban a sobresalir, incluyendo algunas dagas, todo ese peso de metal se dejo saber con una pequeña caída.

Eucliff estira su cuerpo, moviendo sus brazos haciendo sonar sus hombros, moviendo su cuello y haciendo mas ruido con sus huesos, y al final poniendo sus manos sobre su estomago y encorvando su tronco hacia adelante, terminando de crujir los huesos de su espalda. -Al fin- Dice musitando mientras se deja caer en la cama, una habitación de dos. La posada era relativamente barata para los ojos de Eucliff y ademas tenia que pensar en la comodidad de Ayase. La posada perfecta, le permitirá tener un menor gasto de ocupación permitiendole a cada uno dormir en una cama, esas monedas que no gasto en la posada anterior son para Eucliff como encontrar un tesoro, básicamente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Mar Ago 02, 2016 1:33 am

Eucliff era su nombre, no era de por aquí, claro estaba. Pese a que esperaba poder completar la ruta que me dijo hoy, el joven mercader dejó claro que no eran sus intenciones hacerlo el mismo día. Sus palabras eran claras y concisas, realmente para ser joven al igual que yo, ya parecía tener experiencia en esto de ser mercader. Asentí entonces, dando mi aprobación sobre el trato, me quedaría con él hasta que no lo necesite porque ya haya encontrado a otro protector y el me pueda costear, pues si me fuese pronto... para mí sería un trabajo incompleto y no estaría orgullosa de lo que habría hecho.

Llegó la noche, debía regresar a mi base de operaciones, pero se había pagado una habitación para dos con lo cual no iba a ser maleducada, acepté dormir en la misma habitación que él. Me quité la ropa menos necesaria, para dormir mas cómoda, acomodé mi espada en uno de los lados de mi cama como era de costumbre y desabroché mi cinturón, en donde amarrada habían varias pertenencias pequeñas guardadas en una bolsa de cuero, esta la puse en la mesa de noche.


- Soy bastante ágil, aquí se me conoce sobre todo por mi capacidad de abatir a enemigos en el arte de las espada. Es una advertencia, si te acercas a esta cama mas de lo necesario, te mato. - Decía mientras dejaba caer mi cuerpo sobre la cama. Nunca perdía la sonrisa, ni siquiera diciendo aquello la alegre expresión se borraba de mi rostro.


- Bueno, matarte suena cruel... quizás solo te quite un brazo. - Añadí bromeando, lo anterior también había sido bromeando pero por si acaso quise dejarlo claro con este comentario.


Soy de esas chicas que se mueven mucho en la cama, acabando en posturas muy diferentes de la cual me había colocado al dormir. No sabía la razón pero desde pequeñita había sido así de inquieta tanto despierta como sumida en los mas profundos sueños. No tarde en dormirme, soy de sueño bastante fácil, una vez que me acuesto no tengo que hacer mas que cerrar los ojos para seguidamente quedarme dormida.

Llegó la mañana, tuve buena noche y desperté bastante bien, tenía que ser temprano aún, mas o menos a la hora en la que las tiendas comenzaban a abrirse.


- ¿Cuales son los planes de hoy? - Dije aún estirándome en un lado de la cama.


Me levanté, preparando mis cosas y arreglando mi pelo en unos segundos frente a un espejo. Estaba lista para lo largo que fuese el día... ¡Pero no antes sin comer algo!


- ¿Te apetece pasar por el mercado? Mi estómago no esta muy de acuerdo en que no haya comido aún algo. Allí hay unas frutas exportadas de cierto lugar de Valentia muy buenas. - Dije dándole una razón mas por la que ir.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Jue Ago 04, 2016 4:53 pm

-Digamos que las mujeres peligrosas no suelen ser mi tipo, por mas desarrolladas que estén- ¿Lo dijo enserió? ¿Bromeando? De no ser por esa sonrisa juguetona no habría forma de saber que el también bromeaba. Pero igualmente, aunque haya seguido con la broma no quiere decir que no se haya ofendido, puede ser que haya coqueteado con un par de mujeres unos segundos. Pero eso no quería decir que aceptaría esas bromas, pero bueno, lo mejor seria no armas un problema.

Cuando ella se durmió Eucliff seguía lucido aun, entonces aprovecho para sacar un mapa de debajo de sus ropas y repasar la ruta. Tomando en cuenta las noticias de algunas personas en el pueblo hizo apenas un par de cambios, pero para el, esos cambios podrían significar incluso la vida. Por mas dramático que eso sonara.

-Solo dos cosas, pasar por las casas de quienes me dijeron que volviera hoy y buscar un transporte al próximo pueblo, el cual estaría a dos días en carreta- Se había despertado un poco antes, lo habituaron a despertarse a tal momento, y es casi como un trauma que le dejaron. Pero eso le permitía revisar la mochila antes de que la primera hora comercial diera comienzo.

-De acuerdo, lo pagare yo y esa fruta sera tu paga de hoy- Una sonrisa se asoma en su rostro, trata de mantener un rostro serio pero no le es posible. Es mas, si le tapas la boca, veras unos ojos serios que buscan averiguar cuanto saldrías en el mercado de esclavos. Y si le tapas los ojos, veras una sonrisa que te enseña la verdad y la mentira de las palabras. -Era broma, incluso lo de que pagaría yo-

Se pone de pie y hace unos estiramientos con sus brazos, mueve sus piernas gira su tronco hacia los lados un par de veces, y ya con eso hecho, levanta su pesada mochila. El solo se compra un par de manzanas, tal vez por eso es que esta tan flaco, pero tampoco es como si se pudiera ver mejor siendo algo mas robusto. El solo come lo justo y necesario, tampoco suele darse gustos.

Pasan por los hombres que el había mencionado, que resultan apenas ser 5 y no estaban muy lejos uno del otro. En esos momentos se puede ver a Eucliff en acción, a tres les bajo el precio inicial, fueron una espada de acero y una daga de cobre a uno, mientras que los demás se llevaron una espada y una lanza. Pero a los otros dos, notando que ellos son de tener buena fortuna y, por como era su trato hacia los demás, el como eran como personas. Recupero el dinero que les había bajado a los otros tres y un poco extra. Y aun así no se le podría reprochar nada.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 07, 2016 6:01 pm

Me encogí de brazos, bromeando con que no le atrajera por ser altamente peligrosa... Tampoco le falto el dato de decir "por muy desarrolladas que estén" haciéndome entender desde mi punto de vista que mi cuerpo ya había sido examinado aunque de lejos fuese. Esa vez reí pensando : *¡Que picarón el mercader que me ha tocado hoy!* Por las mañanas siempre solía estar de buen humor a decir verdad


Cogí dos manzanas del mercado, con eso me valdría por ahora, además estaban muy jugosas y la sensación de frescura que daban se agradecía mucho. Hoy el día se tornaba bonito en Nohr, no es que el sitio favoreciera a que este se viera bonito la verdad... Pues Nohr no era algo muy allá y mucho menos en donde estábamos, este lugar no gozaba de lujos que digamos.


El joven mercader era ágil y sabía muy bien lo que hacía, tenía muchas técnicas y sus ojos podían llegar a cautivar a su vícti-... cliente. Supongo que realmente ser mercader también podía llegar a ser muy complicado. Sus palabras, miradas y precios eran tan letales como mis propios tajos con la espada, pese a que yo luchaba cuerpo a cuerpo, él lo hacía teniendo de su lado el don de la palabra consigo, cumpliendo sus objetivos y sacando siempre que pudiera beneficio suficiente como para que todo tuviese cierta comodidad en su camino supongo. Se me parecía en parte a uno de los chicos que me cuidaron, este era un ladrón y se dedicaba a estafar vilmente a los demás echando a correr después de haber conseguido su propósito. Sin duda, los dos tenían ese don de la palabra del que yo carecía y realmente admiraba, era una labia muy superior a la de la gente común... Yo jamás podría convencer a una persona sin ser con una amenaza, en cambio él con unas pocas frases y gestos podía hacerte cambiar de opinión.


Por ahora el día era tranquilo y el mercader podía tratar fácilmente y sin ninguna complicación a los clientes. Esto era satisfactorio pues no tenía que hacer más que por ahora caminar a su lado... También hay que recalcar que aún andábamos por Nohr, con lo cual aquí se me conocía mas que bien y todos sabían a que me dedicaba y muchos se imaginaban el por que yo estaba todo el tiempo a su lado.


Mientras seguíamos caminando todos miraban a la persona que debía proteger, ya fuese por su apariencia o su mercancía, llamaba la atención. Mientras estuviésemos en Nohr, me imagino que esto sería coser y cantar pero el mercader ya me había dicho que seguía un largo camino así que tendría que estar mas que preparada para protegerle de todo peligro fuera de aquí. Le seguía de cerca en todo momento, con mi mano izquierda sujetando el forro de mi espada, haciendo ver que él estaba a mi cargo a cualquiera que nos mirara con un poco mas de detenimiento.


- Por ahora todo está saliendo a pedir de boca ¿Verdad Eucliff? - Le dije mientras seguidamente le daba un mordisco a la empezada segunda manzana que con la mano derecha me llevaba a la boca.


Mientras caminaba y vendía, me fijaba en la mercancía que el chico vendía. Parecían armas de buena calidad, estuve a punto de preguntarle a cuanto me dejaría una de sus espadas pero luego de mirar a Hizume decidí que aún no era necesario cambiarla por ninguna otra, esta espada no se de que material estaría hecha pero quizás por el amor que le pusieron al hacerla o la ternura al regalármela, era terriblemente resistente.


- ¿Hacia donde nos dirigimos ahora? - Pregunté curiosa por que camino cogeríamos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 07, 2016 11:41 pm

-Fi, efo ef fuefo- Traga el pedazo de manzana que tenia en su boca, con la charlatanería de antes apenas y logro estar ya por la mitad de su segunda manzana. -Si, eso es bueno- Repara sus palabras con una leve risa, aunque sea una falta de modales hablar con la boca llena, eso no quiere que deje de ser gracioso. En especial en adultos, cosa que también se ve de Eucliff es que no pierde momento para echar unas risas, tanto mientras trabaja como cuando no.

-Iremos hacia la puerta, buscaremos a alguien que tome un camino a Ylisse o pueda acercarnos a algún pueblo antes de que caiga la noche- Responde mientras se dirige al susodicho lugar, el no pierde tiempo, a pesar de tener un trabajo que requiere de paciencia y lentitud, el es bastante moviente en cuanto a lo que hacer. No se detiene mucho, su paso es firme y únicamente se detiene cuando le gritan ¨¡Mercader!¨, que obviamente se refieren a el al gritar eso. Pues se podría decir que Eucliff es el único mercader de armas, y uno de los pocos mercaderes en general que andan dando vueltas.

Y al llegar a la puerta tampoco pierde tiempo, incluso aborda al que estaba apunto de salir, preguntándole adonde se dirige. Lleva una carreta abierta tirada de un par de burros, detrás de el lleva unas herramientas de arado y algunas frutas y verduras, pero lo mejor es que se dirige al siguiente pueblo. El hombre acepta humildemente acercarlos hacia el pueblo y Eucliff se sube al frente, al lado del anciano, pues no hay mucho espacio en la carreta y en la banca de enfrente basta para los tres. El viaje es animado, el viejo y Eucliff parecen haberse amigado bastante, y la verdad es que el anciano resulto algo picaron también. Sin dudar cuenta de sus años buenos, cuando las mujeres lo buscaban a el.

-Tu también habrías estado buscándome, señorita- A pesar de su habla suelta mantiene respeto hacia las mujeres, quizás sea por la misma y sola presencia de Ayase, no, de seguro es por eso. Ellos siguieron hablando, el anciano alabando a la juventud se la pasa hablando de aquellos momentos en los que podía hacer todo el mismo. La conversación es animada hasta que menciona su esposa, la cual murió antes de la aparición de los emergidos, y eso le alegra, ya que ella no sabrá el hecho de que sus dos hijos desparecieron poco después. -No se preocupe, han de ser soldados, protegiendo a la gente de los emergidos y otras alimañas, no se olvide, que son sus hijos- Esas solas palabras lo animaron, dejando ver un lado sentimental de Eucliff, y ademas su capacidad de volver alegre el ambiente, ya que el viejo empezó de nuevo a repetir lo que había dicho antes. Disculpándose por repetir lo mismo, alegando a su vejez y que olvida algunas cosas.

Con la charla entre esos dos y de vez en cuando agregando a Ayase para que no se quedara solo escuchando, el camino se hace relativamente corto. Incluso Eucliff y el viejo se sorprendieron al ver que ya estaban frente al pueblo, sin embargo allí se despidieron, Eucliff busco alguien mas que los llevara y después de unos minutos de mendigar por transporte. Alguien responde a su llamado, es un chico joven, solo, y lleva una carreta grande con un techo firme, hacen un pequeño trato monetario y parten de nuevo.

Este chico también es presa de la charla, solo que ahora Eucliff esta recostado en la parte de atrás de la carreta, disfrutando del viaje. Pues esa parte esta vaciá, y no tarda mucho hasta que el chico revela que va a buscar un cargamento de alimentos variados.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 14, 2016 12:45 pm

Era hora de salir de Nohr, esta vez nos dirigiríamos a Ylisse si con suerte podíamos. Primero que nada tendríamos que encontrar alguien o algo que nos llevara hacia allí, además cuanto mas rápido fuese mejor. Si caía la noche y nosotros aún estábamos de camino hacia nuestro punto de destino nos arriesgábamos a ser asaltados por algún tipo de maleantes o asaltadores. Por suerte para nosotros, un anciano al que Eucliff pregunta el lugar a donde se dirige acepta el llevarnos hasta el siguiente pueblo de forma muy amable. Ellos hablan todo el camino *Vaya par...* Pensaba mientras de vez en cuando no podía evitar sacar una sonrisa. Intentaron añadirme en parte de sus conversaciones, a lo que respondía con frases muy cortas y algún que otro gesto... incluso el anciano nos contó parte de su vida antaño, bromeando con su belleza ya extraviada por el tiempo.


- Sería difícil para usted tratar con alguien como yo en ese momento, pocos aceptan mi trabajo aunque belleza no me falte. - Dije divertida con una sonrisa en los labios, rompiendo un poco mi forma de haber estado todo el trayecto.


Nos contó también cosas como que le pasó a su familia... Triste historia la suya, realmente no sabía como reaccionar a ello pues los ojos de aquel anciano mientras lo contaban me hacían un nudo en la garganta, haciéndome callar por temor a decir lo que no debía. Así no fue para Eucliff, quien respondió muy amable y mostró tener buen corazón. * -No se preocupe, han de ser soldados, protegiendo a la gente de los emergidos y otras alimañas, no se olvide, que son sus hijos- -No se preocupe, han de ser soldados, protegiendo a la gente de los emergidos y otras alimañas, no se olvide, que son sus hijos-* Al final este chico no tendría solo carisma. Me acerqué más a estos dos mercaderes justo después de aquella frase para darle un gesto un poco mas cálido a Eucliff, le acaricié el brazo sutilmente para que me mirará y volví a sonreír para transmitirle lo mucho que me había agradado lo que había hecho.


¡Llegábamos al siguiente pueblo! Se había pasado volando el tiempo, escuchar las cosas que decían los dos compañeros de oficio era entretenido cuanto menos pero ya era hora de despedirse así que... Así hicimos y proseguimos nuestro camino. En esta ocasión nos llevaba alguien mas joven y sin nada por hora en su carreta. Eucliff con un pequeño trato había hecho que este fuese nuestro nuevo transporte pero se veía un tanto distinto en cuanto al anciano. Quizás por el hecho de ser mas joven o por la sencilla razón de no llevar cargamento aún me parecía extraño... No era la primera vez ni sería la última que escuchaba hablar sobre ladrones de brillantes estratagemas, una de estas se podía dar exactamente en nuestra situación, pues estos ladrones conseguían de alguna manera hacerse con una carreta y organizarse con su propio grupo de malechores para asaltar por el camino la propia carreta, la cual ya estaba ocupada por algún cargamento de otro mercader o el propio mercader en sí. Esta vez procuré estar muy cerca de Eucliff, cosa fácil pues los dos estábamos en la parte de atrás de la lujosa carreta, tenía que asegurarme que pasara lo que pasara este joven mercader saliese sin rasguño alguno hasta llegar.


- Puede que te parezca raro Eucliff... Pero hazme este favor y se atento en este trayecto, puede ser peligroso, yo me entiendo. - Le susurré.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Dom Ago 14, 2016 6:21 pm

En un hueco de la charla Ayase pronuncio una advertencia, Eucliff simplemente la miro un par de segundos y luego llevo su mano a la cabeza de ella, palpando su cabello un par de veces. Su acción va acompañada por un rostro que parecía decir ¨¿Crees que no lo tengo en cuenta?¨. -Dime, ¿Como es el trabajo últimamente por aquí?- Una vez acabo de trata a Ayase como una niña muy preocupada, le hizo una pregunta al chico. -Algunos días va bien, otros mal, algunas veces se tiene suerte y otras te roban, supongo que no hubo muchos cambios desde antes de los emergidos- -Entiendo, ¿Como es el trabajo para ti?- -Normal, supongo- -Ya veo, ¿Has tenido problema con los bandidos?- -Algunas veces, no suelen atacar mucho-  -Ya veo, ¿Podrías detenerte un momento? No he ido al baño desde la mañana- -Sin problemas- Dice el chico y detiene los caballos, pero Eucliff no hace nada mas. El estuvo todo el ultimo minuto mirando al chico fijamente, lo veía de costado, observándolo constantemente.

-Entonces, ¿Con cuanta normalidad saqueas gente?- La voz de Eucliff esta seria, como cuando hacia tratos con la gente por sus armas. Las palabras de Eucliff hace sobresaltar al chico, y se escucha como traga saliva. -Los jóvenes sois los mas fáciles, ¿Crees que soy tonto? Si vas a mentir, hazlo bien- El chico parece estar enojado, aunque les esta dando la espalda a ambos su cuerpo tiembla de cierta forma. ¨No lo mates¨, le susurra a Ayase. Poco después el se da la vuelta con un cuchillo en mano y se lanza hacia ellos para atacar. Un chico joven, tendría unos 19 años pero realmente no era muy fuerte o habilidoso, no era nada de lo que preocuparse, y tampoco era muy inteligente. Pues había apuntado su daga hacia Ayase. Por mas que ellos estuvieran entre arboles cuando se detuvieron, no apareció nadie mas, por lo que el único ¨enemigo¨ era ese chico.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Miér Ago 17, 2016 10:19 pm

Estábamos en la carreta aún, Eucliff escuchó mi advertencia y me hizo un gesto cariñoso para hacerme entender que lo tenía todo bajo control, aún así... Desenvainé solo lo suficiente mi espada como para poder sacarla a gran velocidad, a la vista de todos estaba envainada. Eucliff le hizo unas cuantas preguntas, parecía responder un tanto nervioso en cuanto a actitud, cierto era que sus palabras eran acertadas... Pero quizás la presencia o voz de Eucliff hacia que él muchacho se desvelara poco a poco por si mismo.


Eucliff me susurró que no le matara, realmente si atacaba pensaba hacerlo sin dudar... Pero Eucliff es mi cliente así que haré lo que él me diga. El joven se puso nervioso frente a la aclaración del mercader, el cual ya le decía claramente que se había dado cuenta de lo que realmente era. Sacó su daga y se dirigió al ataque abalanzándose hacia nosotros, algo un tanto estúpido y mucho mas si apuntas hacia a mi, la protectora del mercader. Con solo el mango de mi espada, aún sentada desarmé al pobre ladrón con un movimiento sencillo usando solamente su propia fuerza para seguidamente agarrar su mano y estampar su cuerpo contra la carreta aprovechando la fuerza del impulso del condenado asaltante. Me puse encima de él, había espacio entre él y Eucliff aún en la carreta, pues le había inmovilizado donde justo yo me situaba anteriormente, sus manos estaban totalmente inmóviles, de manera que si se movía se haría mucho daño él mismo.


- ¿Estás seguro de que no debería de matarlo? Seguro que no será la última vez que lo haga... además creo que ha intentado hacernos daño por muy mal que le haya salido. - Dije de forma seca para que se notara que no iba de broma y el ladrón me tomara más en serio y temiera realmente por su vida.


- Te voy a avisar solo una vez. Si alguien mas intenta atacarnos en este momento, te mataré. A ti y a todos los que vengan.


Por ahora no se veía nada a los alrededores pero no podía bajar la guardia, estos ladrones también solían hacerlo en grupo con lo cual no podíamos estar seguros de nada. Miraba una y otra vez a mis alrededores mientras dejaba que Eucliff tuviera una pequeña charlita con el ladronzuelo inexperto si así lo deseaba el mercader. Estoy segura de que sabrá sacarle partido a esta situación, como mínimo tendríamos que atarle, dejarle en medio del camino y seguir avanzando, así alguien se lo encontraría y nosotros llegaríamos al punto de destino con nuestra propia carreta, realmente es lo que queríamos en un principio pero desconocía lo que el mercader quería hacer en estos momentos así que dejé que él se hiciera cargo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 20, 2016 12:22 am

-Estoy seguro, no lo mates, no por ahora- Lo dice como si se tratara de un juego, para asustar mas al inexperto asaltante, que fue reducido en el mismo tiempo que se lanzaba al ataque. -Yo que tu me lo tomo enserió, al menos mientras este en esa posición- Se recuesta de nuevo, pero esta vez de costado y mirando hacia el chico. -Dame una sola razón por la cual no deba usar tus entrañas como aviso para los demás mas adelante- Tal vez sea su sonrisa amigable, su tono juguetón o su mirada congelada, o tal vez hayan sido únicamente sus palabras, pero el chico se ponía mas nervioso y estaba mucho mas asustado. Aunque Ayase también daba de su parte para asustar al joven. -Yo... Yo... No, no se- Eucliff suspira, como si se tratara de la sentencia de muerte para el joven, pero sus palabras lo confunden un poco. -Atalo al caballo de la izquierda, sera nuestra bandera de aviso- Se pone de pie y se sienta en la parte delantera del carruaje, colocando su mochila al lado de el. -El caballo de la derecha tiene un exceso de soga por debajo de su panza, usa eso para atarlo-

El ya lo había visualizado, una estrategia como esa, solo es necesario un buen ojo para descubrirla, una estrategia vaga, que sirve para muchos, pero no para los conocedores. Eucliff, como mercader de armas viajante, estuvo expuesto a muchos peligros, y no solo últimamente, si no a lo largo de su vida aun con sus padres. Y fueron estos quienes le inculcaron la desconfianza plena en los demás, ademas, los libros que lee resultan ricos en conocimientos de este estilo. El lee los libros para matar tiempo, pero los elige por gusto, y esto le gusta, estratagemas, táctica, historia, gente que plasmo sus conocimientos de aventura y viaje en un libro. Tiene muchos conocimientos, que de haber sido el quien fuera bandido, posiblemente hasta Ayase hubiera caído.

El viaje seria tranquilo, sin que los asaltantes aparecieran, la bandera de aviso cumplió su trabajo, y lo soltó al salir de la arbolada, estando cerca del otro pueblo. -Haz lo que quieras de tu vida, pero no todos con quien te encuentres perdonan tan fácil- Con esas ultimas palabras en todo viejo juez de primera de voz gruesa, tira de las sogas para que los caballos volvieran a su rumo. Del pueblo pasan de largo, a el no le interesa ese pueblo. -Entonces... Ayase ¿Quieres saber como lo descubrí? Lo diré de todas formas, pero quiero saber si te interesa o no- Sonrisa amigable y ojos de diversión, hay algo diferente en el, que es claramente distinguible, para alguien como Ayase seguramente, que le hace ver como si fuera otra cara. Los cambios son leves, es cierto, pero es como si esos pequeños cambios le dieran un rostro distinto al anterior, cuando uso una mezcla de sonrisa, tono y mirada, para reducir psicológica-mente al asaltante.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Contrato de trabajo [Flashback] [Priv. Ayase Niimura]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.