Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Alice Schuberg el Jue Jul 14, 2016 1:51 pm

Alice despertó desorientada y desubicada, sin recordar con exactitud todos los sucesos del coliseo. Vagas imágenes se mostraban, el combate con emergidos que habían aparecido de la nada, las más claras fueron las del momento en el que fue herida. Como si el cuerpo se contagiara de esa vivencia, se liberó del estado anestésico en el que se encontraba. La jinete de Silesse sintió entonces debilidad, todo el cuerpo le pesaba como si estuviera sumergida en un lago con su pesada armadura, y un punzante dolor en la mano izquierda y hombro derecho. - Ugh… - Se quejó por la bofetada que le había dado la realidad, era lo poco que podía hacer en ese estado. - “Sí que me dieron una tunda. Maldita sea…” - Reprochó mentalmente mientras seguía inmóvil en el lecho. La sensación de vértigo se intensificó cuando hizo el esfuerzo de incorporarse para recostar su espalda sobre la cabecera de la cama. - Dónde.. estoy… - susurró. ¿Dónde debería estar la Schuberg? - Silesse… - Tenía planeado volver a su patria antes de tomar la fatal decisión de ir a visitar el coliseo, iba a descansar un día pero, ¿Cuánto tiempo llevaba durmiendo?

Eso no era lo único que se le había olvidado en su desmayo, había dejado a su querido compañero en una cuadra, a saber cuanto tiempo. - ¡No. Ícaro! – Habría saltado de la cama de no ser por sus heridas, el cuerpo ignoró su voluntad de levantarse. Las lesiones de mano y hombro alertaron con un gran dolor en su intento de salir de la cama. Pero tenía que ir a ver a su pegaso, pago la estancia únicamente por un día, y lo mismo ocurría con la cuadra. El sobreesfuerzo de la chica consiguió llamar la atención de la mujer de la casa, quien impidió a que abandonara el colchón instándola a que guardara resposo. - Pero no lo entendéis, mi pegaso, Ícaro está - Una silueta familiar, cubierta en una intensa cabellera roja apareció por el marco de la puerta. Ese era el hombre con el que fue emparejada en el duelo del coliseo, el que la había traído hasta aquí cuando sucumbió a sus heridas -llegó a esa conclusión al verle-. - "Joshua."

- Tu amigo está bien, no te preocupes. Hazlo más por ti misma, si te levantas romperás la sutura. - Comentó la mujer que la había alojado, regañándola como lo haría con una hija. - ¿Él? - Alice miró al pelirrojo de nuevo. - No hablo de él, yo hablo de Ícaro. - Reprochó la rubia. - ¡Yo tampoco hablaba de él! Jajaja. - La mujer no pudo evitar reirse por el malentendido. - Hablaba de tu pegaso, tu compañero trajo todas tus cosas aquí mientras te curábamos. Nunca habíamos conocido a nadie que montara uno de esos, debes de ser una muchacha muy fuerte, ¿sabes? - Alice se dejó acostar una vez supo que su montura estaba a salvo. - “Encontró la llave de mi posada, huh.” - musitó mucho más tranquila. - Por otra parte, el mozo estuvo inquieto por ti noche y dia, tienes mucha suerte. - Comentó, al oído de Alice, fue la única que lo escuchó. - No-no es eso… - Cualquier intento de desmentirlo fue en vano, pues para cuando quiso negarlo la mujer ya estaba con un pie fuera de la habitación. - Tsk…

Hubo unos segundos de silencio, Alice no sabía muy bien qué decirle después de todo lo que había pasado. - Supongo que fuiste tú quien me ha sacado de este lío. - Le dijo a Joshua, con un tono de voz tranquilo, nada comparado a las malas palabras de cuando se conocieron. - Gracias.
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Falcon Knight

Cargo :
Soldado (Ejército de Silesse)

Autoridad :

Inventario :
VULNERARY [3]
Esp. de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
260


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 06, 2016 3:35 am

Aunque en la mañana aún se encontraba cansado por todo lo que había pasado el día anterior, no dudo en buscar el cuarto al cual pertenecía la llave que había encontrado. Mientras estaba metiendo las pertenencias de ambos a los respectivos cuartos, una llave cayó desde la armadura de Tieze, pese a que lo encontraba extraño, decidió seguir con su trabajo, le resultó fácil deducir que la chica había estado durmiendo en un hotel. Cuando ya por fin había terminado de introducir las cosas, muy de sorpresa le tomó el hecho de que se había formado una especie de camino con plumas; el esposo de la casera le explicó que eran de Pegaso [él no lo sabía puesto que nunca había visto alguna, apenas si sabía que existían estos seres] y que si habían caído desde la armadura de Tieze, ella no era solo una lancera, era un jinete de Pegaso. Al Espadachín no le tomó demasiado tiempo asumir que el Pegaso se encontraría en el hotel donde posiblemente Tieze se había hospedado.

No es que a Joshua le interesara el Pegaso, pero a la pobre chica sí, y eso era lo único que necesitaba para saber que tenía que ir por él. Suficiente dolor ya le había causado en el Coliseo. - Cuide de ella, Señora Elina, traeré lo que me pidieron y al Pegaso, regresaré en unas horas si es que tengo suerte... pero espere, yo siempre la tengo - le hizo un guiño, sonrió y salió de la casa. Aún con los pocos días que llevaban conociendo al Espadachín ya encontraban normal su forma de ser, de algún modo les tenía que agradecer el apoyo que le habían dado y ya que no tenía dinero, al menos los ayudaría en lo que pudiera también, eso también incluía tratarlos bien.

El pueblo no era muy grande, pero buscar en los pocos hoteles parecía un reto, el ejército aún estaba movilizado por los alrededores así que Joshua tuvo que actuar con cautela y esperar a que los soldados se fueran de una zona a otra para entrar a un hotel u otro. El tercer hotel y el último hotel en los que buscó fue el "elegido" por Tieze, el dueño no sabía que hacer con el Pegaso, la cuadra solo la habían pagado por un día y la necesitaba para un caballero que había llegado en apoyo a lo acontecido en el Coliseo. Sin preguntarle siquiera porque no había venido la chica a recoger su montura, tomó la llave que el joven pelirrojo le había ofrecido y lo llevo hacia donde se encontraba el animal; lo difícil después de eso era sacarlo y llevarlo hasta la casa. 

Como los rumores decían, los Pegasos eran criaturas majestuosas y hermosas, pero nunca mencionaron lo difícil que era que te obedecieran sin ser su jinete. Había oído que se podían tornar agresivos si otras personas que no fueran sus dueños las montaban y aunque habitualmente no creía en lo que la gente decía, ya había tenido suficiente con el día de ayer y no quería salir más herido, así que decidió no intentarlo. Primero trató de llevárselo tomándolo por las riendas, pese a que al principio el animal cedió un poco, segundos después se detuvo y se negó a continuar, por lo cual Joshua intentó atraerlo con más fuerza lo que solo hizo enfurecer al animal el cual lo tiró hacia si mismo con mucha mayor potencia, haciéndolo volar unos metros por los aires, cayendo a su lado. Sin que el pelirrojo se diera cuenta, el animal notó un olor familiar en él, así que cuando por fin se levantó e intentó tirar de nuevo del animal, este lo siguió sin mayor esfuerzo, como por arte de magia. Si bien esto le resultó extraño, el Pegaso ya le seguía y eso era más que suficiente. Pocas horas pasaron cuando por fin ambos llegaron a la casa en la que los habían acogido, sin siquiera preguntar si el animal podía quedarse con ellos, el señor Edward ya tenía un lugar fuera para él donde había también algo de alimento. 

En la mañana del tercer día, justo cuando Joshua regresaba de hacer las compras en el mercado, oyó la voz de Tieze en el cuarto contiguo, al parecer por fin había despertado. No alcanzó a escuchar gran parte de la conversación que había tenido con Elina, pero lo último que le había dicho a la joven, lo hizo sonrojarse por un momento sin querer, segundos después la señora salía con una sonrisa de oreja a oreja, sin dejarle oportunidad para contradecir lo que había dicho. El silencio que se mantuvo en la sala continuó hasta que la joven habló - No tienes porque agradecerme nada, es lo menos que podía hacer, Tieze, por cierto, te vez mucho más linda cuando hablas así - le sonrió y continuó hablando antes de que ella pudiera decir nada - te traeré el desayuno, la señora Elina cocina exquisito, realmente te arrepentirás de haber dormido estos tres días - salió del cuarto y bajó las escaleras, se sentía muy bien por poder hablar con Tieze nuevamente y ahora en un contexto bastante distinto.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Alice Schuberg el Lun Sep 12, 2016 12:17 am

El flujo de la conversación siguió el cauce esperado, si no se tenían en cuenta varios detalles que inquietaron a Alice. En primer lugar fue el nombre que usó para dirigirse a ella, sus ojos mostraron su desconcierto por un instante. Su mente aún no había reconstruido lo sucedido el otro día, del cual sólo tenía fragmentos inconexos. Sabía que no dio su nombre real en aquél coliseo pero el nombre de Tiezé le pareció igual de desconocido. Mantuvo esa mirada perdida durante unos segundos, hasta que escuchó la segunda discrepancia. Miró a Joshua a los ojos para determinar si había condescendencia en aquél cumplido, pero no pudo sacar ninguna conclusión pues aún estaba cansada. Con intención de burla o no, el comentario le molestó de todas formas, pero no exteriorizó el sentimiento. No tenía el cuerpo para enfados, y sabía que él tenía razón pues si que recordaba la agresividad con la que le reprendió en aquél entonces -merecido en su opinión-. Joshua sonrió, pero no pudo cambiar su rostro apático. Por último, la duración de su desmayo, nada más y nada menos que tres días. Ella sintió ese tiempo como un suspiro mientras su cuerpo suplicaba alargar al menos el triple de ese periodo para recuperar su fuerza. Asintió al pelirrojo musitando un "vale" incapaz de ser escuchado, ni siquiera por ella misma, la idea de llenar algo el estómago le agradaba.

El tiempo que estuvo sola en la habitación lo pasó meditando, intentando responder algunas preguntas que habían surgido últimamente sobre el espadachín. ¿Quién era? ¿De dónde venía? ¿Por qué se tomó tantas molestias en ayudarla? Ella por su parte no habría hecho lo mismo por un desconocido, los riegos que tomaron ambos para salir del coliseo no fueron escasos, incluyendo un enfrentamiento directo con los militares locales. - "Parece que no es de aquí, tal y como actuó en la arena..." - O quizá era un fugitivo de la región, sea como fuere incurrieron en desacato a la autoridad o algo peor, podría explicar el motivo por el que está haciendo tiempo "cuidandola" hasta que la situación se tranquilice. Era posible que él se hubiera hecho las mismas preguntas sobre ella, y más posible aún que hubiera encontrado algunas respuestas por su cuentas mientras ella seguía dormida. Al fin y al cabo se las arregló para encontrar a su montura y traerla junto a ella, junto a muchas otras cosas que encontraría en la habitación. Detestaba que hurgaran en sus cosas, pero habría sido absurdo echárselo en cara dadas las circunstancias así que lo dejó estar por esta vez.

Finalmente llegó Joshua con la comida aunque, irónicamente, no fue la comida si no la bebida lo que primero tomó -después de hacer el esfuerzo para incorporarse de nuevo-. La garganta agradeció el trago, justo después miró a Joshua a los ojos dispuesta a encontrar respuestas. - Voy a ser directa. - Esperó un tiempo para asegurarse -por el oído- que los dueños de la casa no se encontraban cerca y pusiera en peligro su "cohartada" - Supongo que tu también has tenido las mismas inquietudes sobre mi persona, aunque sospecho que has tenido más herramientas al alcance para obtener respuestas. El caso es... No nos hemos presentado formalmente. Mi nombre real es Alice, de la casa Schuberg de Silesse. Tiezé es sólo un alias. - Se sintió un poco extraña al desenmascararse aunque no mostró ningún tipo de vergüenza al hacerlo. - ¿Y bien? ¿Qué hay de ti?
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Falcon Knight

Cargo :
Soldado (Ejército de Silesse)

Autoridad :

Inventario :
VULNERARY [3]
Esp. de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
260


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Invitado el Mar Ene 10, 2017 5:29 am

Sin haber cumplido una semana de estar viviendo en esa casa, Joshua ya se había aprendido la rutina diaria de los dueños, así que estaba seguro de que se quedarían solos por lo menos unas dos horas. Todas las mañanas, a esa misma hora, la señora Elina salía al pueblo a comprar provisiones para el día siguiente. Por su parte el Señor se encontraría alimentando a sus caballos (incluido el Pegaso de Tieze) para poco tiempo después salir y comprar más alimento. Cuando el pelirrojo llegó a la cocina, se encontró con una grata sorpresa, en el centro de la mesa le aguardaba un gran plato repleto de comida y un enorme tarro lleno hasta casi desbordarse << Con toda esta comida fácilmente podrá recuperar esos tres días que estuvo en cama >> se dijo a si mismo mientras tomaba con cuidado el plato y el tarro.

En el poco tiempo que había estado junto a Tieze, pocas veces se habia preguntado porque la había ayudado tanto, después del trato que recibió de su parte, fácilmente la pudo haber dejado morir en dos ocasiones, pero no lo hizo. ¿Existía algún motivo oculto que ocasionara que actuara de esa forma? No estaba seguro, la mayoría de las ocasiones actuaba imprudentemente, pero no consideraba que esta fuera una de esas veces. Aún así cada cierto tiempo una pregunta rondaba en su mente, ¿podía confiar en Tieze?, obviamente no tenía idea y la pregunta simplemente desaparecía para luego volver, como si su cerebro quisiera forzarlo a pensar las cosas, al menos una vez, fuera de una batalla.

Subió las escaleras lentamente evitando que se le cayera o derramara algo en el suelo y entró a la habitación sin perder un segundo. Cuando se acercó a Tieze, lo primero que esta tomó fue la bebida que tenía en su mano izquierda, lo que sucedió un momento después lo tomó totalmente por sorpresa. En menos de un minuto todo lo que "sabía" sobre Tieze se transformó en nada, comparado con la nueva información que esta le ofrecía. Joshua dudó un segundo... si ella al parecer le había estado mintiendo desde un principio, ¿como esperaba que él creyera en sus palabras? La miró a los ojos nuevamente y soltó un suspiro << solo espero no arrepentirme de esto luego >>, al final quizá solo le terminaría mintiendo como estuvo haciendo desde el principio, pero eligió confiar en ella. -  Bueno, mi nombre es Joshua como lo había mencionado anteriormente, tambien debo agregar que soy el expríncipe de Jehanna - tenía varias preguntas en su mente y aunque no quería presionar mucho a Alice, tampoco deseaba darle tiempo para pensar en algo y evadir la pregunta, así que dijo lo primero que se le vino a la mente - ¿Qué te trajo a este lugar? -.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Alice Schuberg el Mar Ene 31, 2017 3:51 pm

Cuando Alice le dio su verdadero nombre, pudo notar cómo Joshua cambiaba la expresión de su mirada. No sabía si era decepción, enojo, frustración,critica o una combinación de todas ellas. Eso le produjo una sensación desagradable de forma inconsciente, no le gustaba estar en una posición en la que debía dar explicaciones o pedir disculpas. El momento de silencio que utilizó Joshua para meditar sirvió para preocuparla más, podría haber mantenido su mote hasta el final pero no lo hizo. Se sinceró sin ningún miedo pero no esperaba esa reacción de parte del pelirrojo, provocando en ella inquietud. Cuando pasaron todas esas ideas por su mente se dio cuenta de algo: - “¿Por qué me preocupa tanto lo que él opina de mí?” - No es que no le interesara estar en buenos términos con él, pues de no ser así su estancia en la casa peligraría, pero había una gran diferencia entre eso y preocuparse por haber dado un alias en un coliseo -donde es frecuente ese tipo de recursos-. Las dudas le carcomían lentamente.

Finalmente Joshua decidió presentarse con el mismo nombre por el que le conocía, pero con un título que jamás habría imaginado. Sus ojos se abrieron de par en par, su mente empezó a acumular diversos recuerdos que tenía sobre la historia de Jehanna. Desde su infancia había estudiado el contexto histórico y político de Magvel y Jugdral, incluida Jehanna.  La muerte del rey y la ausencia del príncipe se mencionaron sin dar demasiados detalles, al menos que recordara, pues ese suceso se dio cuando aún no tenía ni doce años de edad. La noticia se había extendido y perduró en el tiempo, ya que en los meses que estuvo de instrucción en Frelia llegaron rumores de que el príncipe estaba oculto en Renais. La opinión que tuvo de él en esas ocasiones fueron la de desconcierto por abandonar el privilegio de un heredero y la de crítica por haber abandonado sus responsabilidades, respectivamente.  No había mantenido el interés en el príncipe “prófugo” más tiempo del que le habían dado los breves intercambios de opiniones, sin embargo ahora estaba delante de alguien que proclamaba serlo. Y sí, para Alice aún era el príncipe, pues no hay prefijo o excusa válida para evadir tan trascendente destino.

Joshua no le dio mucho tiempo para que pudiera asimilar la situación al preguntar el motivo que le había llevado a Regna Ferox. A la hora de tratar a la gente, Alice tenía predisposición por aquellos que tenían un status alto y, aunque no se disculparía por cómo lo trató en el pasado, sí que buscó las mejores palabras para responder a sus pregunta. - Viajaba desde Magvel a Silesse pero una tormenta me obligó a desviarme a Altea. Entonces pensé que la mejor opción era llegar a Jugdral desde el norte de Regna Ferox. Como ves, no fue la mejor elección. - Contestó con serenidad, dando un ultimo sorbo a la bebida una vez había contestado. Cuando ya sació su sed, se dispuso a devolverle el vaso -casi vacío-. El movimiento no fue lo bastante cuidadoso, pues la tensión de la piel al estirar el brazo hizo que la sutura del hombro se retorciera provocando un intenso pinchazo. - Ouch. - El vaso cayó sobre la cama derramando el poco contenido que le quedaba. El dolor se extendía por la zona pectoral y la articulación del hombro derechos provocando entumecicmeinto mientras que el foco de la herida palpitaba, avisando a Alice de que desistiera de hacer cualquier movimiento. Llevo su mano izquierda -vendada- a la zona de la herida, aplicando presión para aliviar el daño pero no la suficiente como para que también le causara molestias la herida de su palma. Alice agachó la cabeza, afligida y molesta por la situación de debilidad en la que se encontraba, huyendo de una posible mirada negativa del príncipe. - Lo siento.

De entre todas las preguntas que habían aparecido en su mente, una fue la que más se repetía en su cabeza. - Joshua, ¿Por qué pusiste tu vida en riesgo para salvarme?
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Falcon Knight

Cargo :
Soldado (Ejército de Silesse)

Autoridad :

Inventario :
VULNERARY [3]
Esp. de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
260


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Invitado el Miér Abr 12, 2017 10:45 pm

Como había pensado su pregunta provocó que Alice respondiera con sinceridad o al menos así lo notó el Espadachín, que, al haber tomado una desición, creyó en cada una de sus palabras.
Era raro que el Espadachín confiara en alguien, aunque fuera un poco, desde que había huído de Jehanna aprendió, de una muy mala manera, que creer en las personas lo mataría más rápido. "La gente te traiciona y eso... está bien" pensaba día tras día, con cada aventura que vivía, con cada horrible lugar en el que apenas conseguía dormir, con cada persona que conocía y con cada herida que sufría, esperando en todo momento una puñalada por la espalda, hasta de la persona de apariencia más agradable o débil, su entorno lo había corrompido y parecía que no había vuelta atrás.
Entonces con la llegada de los Emergidos surgió una necesidad por saber como seguía el reino y puso todo antes que eso, hasta su propio bienestar. Al comienzo de su viaje la primera persona en la que pudo creer desde hacía mucho tiempo apareció, un inocente y amable laguz, que hasta en el más problemático momento, nunca lo abandonó.
Desde que inició su "último" viaje toda persona a la que conocía le enseñaba algo y no precisamente algo malo, así que decidió creer que pasaría lo mismo con Alice, que ella no lo traicionaría.

Seguía mirando directamente a la chica, con esa mirada serena con la que siempre cargaba, la que escondía todo sentimiento. No le preocupaba que se sintiera presionaba, al contrario ese era su principal objetivo. Cuando el vaso resbaló de la mano de Alice, el Pelirrojo trató de alcanzarlo, pero no lo logró a tiempo y terminó con algo de agua entre sus rodillas. - Alice... - quiso decir algo, pero al ver como la cara de Alice cambiaba por el dolor solo se quedó quieto, no sabía que le pasaba, ¿que era eso que sentía?, ya no lo recordaba, pero algo dentro de él le decía que ya lo había sentido, algo que le producía una felicidad indescriptible. ¿Le dolía que Alice sintiera dolor?, ¿era acaso eso posible?, algo similar le sucedió con Kija, pero esto era distinto, quizá hasta multiplicado varios cientos, no miles de veces, no sabía que le estaba sucediendo, era simplemente estúpido.

Inconscientemente puso su mano derecha en la espalda de Alice y un deseo por abrazarla se hizo presente - No importa, lo limpiaré, la señora Elina tiene algunos trapos por aquí  - se detuvo justo a tiempo, quitó su mano y se dirigió hacia un ropero que se encontraba al lado de la cama << ¿Qué estoy haciendo? >>.
La pregunta de Alice terminó por desorientar completamente al Espadachín, que agradeció no estarla viendo frente a frente. << ¿Qué me está pasando?, ¿Por qué... la salvé? >> esas y varias preguntas más comenzaron a dar vueltas y vueltas en su mente, no sabía como responderlas... decidió callar unos minutos mientras fingía buscar en los cajones.
Sin querer los halló, así que los sostuvo entre sus manos, pero se mantuvo inmóvil, sin tener idea de que hacer o decir. - Yo... no lo sé - no tenía idea realmente, ¿le cayó bien?, ¿fue por algo que hizo?, esa no era su forma de actuar, no realmente, no ayudaba a la gente solo porque si - Realmente no lo sé Alice - volteó hacia ella - solo quería hacerlo... y ahora no sé qué estoy sintiendo por ti, este sentimiento... yo no quería verte morir, sentí que si te perdía sin siquiera haberlo intentado no me lo perdonaría... yo... - se sonrojó, esas últimas palabras habían salido por su cuenta, ese raro sentimiento era horrible, lo hacía sentir extraño hasta con sigo mismo. 
Desvió la mirada y presionó fuertemente lo que tenía entre sus manos. No dejó que una sola palabra más saliera de su boca y trató de secar el agua que aún se extendía lentamente por la cama, fingiendo ignorar cualquier reacción proveniente de la chica.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Alice Schuberg el Lun Abr 17, 2017 7:19 pm

Alice agarró con fuerza las sábanas debido a la impotencia que sentía en aquel momento. Odiaba sentirse débil y dependiente, mas lo único que podía hacer era descargar toda su frustración arrugando las telas de la cama con la única mano hábil, su derecha. Se hizo más pequeña cuando la mano de Joshua tocó su espalda, aún evitando su mirada se encogió de hombros con notable incomodidad. Seguía evitando la mirada del pelirrojo, con sus parpados cerrados y el ceño fruncido. Una sensación inquietante había poseído a la herida chica, revolviéndola por dentro. - De acuerdo... - susurró, llevando esta vez la mano derecha hacia su cabeza, cogiendo con nerviosismo uno de sus largos mechones frontales. Perdió el dedo índice entre los cabellos, moldeando un dorado rizo mientras esperaba que Joshua limpiara el agua que había derramado.

Una espera que se alargó de forma imprevista, pues su cuidador quedó paralizado cuando había cogido los trapos del ropero. - ¿Cómo que... no sabes? - Balbuceó, mostrando la misma confusión que evocaba el pelirrojo. Levantó la vista cuando aún le estaba dando la espalda, unos instantes antes de que se diera la vuelta. Su semblante había perdido la templanza, arrebatada por la inoportuna pregunta de Alice. La confesión le resultó chocante a la par que desconcertante, su instinto empezó a atar cabos rápidamente al ver como el rostro del espadachín se ponía del mismo tono que su pelo. - Qué... - El vértigo de su estómago estaba agravándose, así como su intranquilidad. - “¿Por qué dice algo como eso, ahora?” - Estaba enfadada, pero había un sentimiento que era más predominante. Una sensación a la que no estaba acostumbrada, que desconocía, pero había tomado por completo el control de su cuerpo. La asfixiaba como si un yunque estuviera apoyado sobre su pecho, su cabeza ardía, el color blanco porcelana de sus mejillas había cambiado al rosado. Y el corazón palpitaba con fuerza, mas no era el peligro el que lo mantenía latiendo con esa violencia.

- “De ninguna manera.” - Negó, rechazando los síntomas que la afligían. - Creo que lo estás sacando de contexto, Joshua. - Respondió, a punto de trabarse mientras hablaba. - No querer ver morir a alguien es algo normal. Y que no hubieras huido demuestra que aún queda algo de responsabilidad de tu parte. Eres príncipe, te han educado así. - Añadió, sin poder evitar que su cara se pusiera tan roja como un volcán. - Eso eso, seguro. ¿Sí? - Su mirada, esquiva en general, revisaba intermitentemente la expresión de Joshua. Intentaba convencer al príncipe de aquello, tanto como a ella misma, pero la sensación no desaparecía. Por muy irritante que le pareciera preguntárselo a si misma, ¿esa sensación era porque de verdad le atraía ese hombre?

Absorta por la incómoda situación, ignoraba que a través de su ropa -a la altura del hombro- se filtraba disimuladamente un color carmesí. En ese movimiento brusco rompió la sutura, abriendo de nuevo la herida y reanudando consecuentemente el sangrado.
Afiliación :
- SILESSE -

Clase :
Falcon Knight

Cargo :
Soldado (Ejército de Silesse)

Autoridad :

Inventario :
VULNERARY [3]
Esp. de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
Lanza de bronce [2]
.

Support :
None.

Especialización :

Experiencia :

Gold :
260


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Eliwood el Miér Sep 20, 2017 12:48 am

Tema cerrado. 30G a Alice.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Voto de confianza [Social] (Privado. Alice y Joshua)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.