Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

¡Una excursión en las minas de Nohr! [Campaña: Arthem, Érika/Karen/Katherine, Jason, Richard]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Una excursión en las minas de Nohr! [Campaña: Arthem, Érika/Karen/Katherine, Jason, Richard]

Mensaje por Invitado el Mar Jun 28, 2016 7:42 pm

La batalla por la defensa del castillo derivó en una victoria para nuestras tropas. Fue la primera batalla en la que Karen participaba y, la verdad, me preocupaba bastante que hubiese tenido algún problema para adaptarse. También podría decir lo mismo de los mercenarios que vinieron a trabajar para el país. No estaban organizados de la misma forma que lo estaba el ejército y he de admitir que defenderse de un ataque sorpresa ha sido un suceso bastante caótico.

Y aquí estaba yo, unos días después, esperando a que se me enviase un efectivo que iba a ser crucial para la siguiente misión. No era nadie con capacidades de batalla, pero eso no implicaba que su presencia no fuese necesaria. De hecho, podría considerarlo como la pieza clave para garantizar nuestra supervivencia. Había solicitado que un minero experimentado viniese a mis aposentos para explicarle la situación. También ordené que advirtiesen de que probablemente estaría frente a los emergidos, así que sería importante que fuese alguien capaz de defenderse en el peor de los casos, incluso si contaba con la protección del ejército nohrio. Haré lo imposible por garantizar su seguridad, pero ni siquiera yo puedo saber con exactitud qué pasará en un sitio sin explorar. Y es precisamente por eso, sin embargo, que necesito sus consejos.

Aquel hombre llegó, con un arco en mano. Por lo visto, le hicieron una prueba de aptitud en armas cuando se presentó voluntario y el arco fue la mejor opción que tuvo. De todas maneras, bastaron unas palabras para tranquilizarlo y asegurarle de que solo tendría que usar el arco si tenía un emergido delante de sus narices y que, incluso en ese caso, yo mismo le protegería de cualquier ataque. No sé hasta qué punto pudo servir eso, pero me sirvió para por lo menos saber que no iba a hacer nada estúpido. En el peor de los casos, cualquiera de los que me acompañen podrá servir como apoyo.

Salí de mi despacho y di órdenes para buscar una serie de personas que califiqué como las más indicadas para esta operación. Entre estas personas, pedí la presencia de Karen. Considerando su anterior oficio, creo que se le dará bastante bien usar la oscuridad a su favor. El resto de miembros escogidos fueron para crear un grupo que pudiese complementarse, al menos a medias. El número de efectivos tenía que ser reducido. Contando al minero, seríamos un total de ocho hombres. Pocos, pero perfectos para hacer pequeños movimientos sorpresa o huir con rapidez en el peor de los casos.

Terminé los preparativos y me quedé esperando a las puertas del castillo junto con aquel minero. Podía deducir que estaba nervioso por tener a alguien de la realeza a su lado. Era algo comprensible. ¿Estará pensando en cómo abrir una conversación conmigo? De ser así, lamento decepcionarle. Nunca fui el tipo de persona que da conversaciones para pasar el tiempo. Lo único que me interesaba era acabar con esta tarea cuanto antes. Necesitaba que llegasen Karen y los otros que había seleccionado para la misión.

Info:
Richard, Jason, Arthem, os he puesto como que habéis sido contratados por mí de forma directa para esta misión y que no tengáis mucho problema para meter a vuestros pjs en el tema.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Una excursión en las minas de Nohr! [Campaña: Arthem, Érika/Karen/Katherine, Jason, Richard]

Mensaje por Invitado el Jue Jun 30, 2016 9:11 pm

Desperté antes de los primeros rayos de sol, tenía por costumbre el hacerlo antes de las misión, mal hábito según algunos, tenía que estar descansado y yo lo estaba, por lo menos así me sentía a pesar de solo dormir lo meramente necesario, tome mis ropas y comencé a vestirme, vestir de negro era norma para mí y solo termine por colocar unas protecciones en mis hombros y mi espada al costado derecho de mi cuerpo, no solo la osada estaba en silencio, al salir de mi cuarto apenas y el dueño del lugar estaba despertando, salí por la puerta para encontrarme con la fría madrugada aun.

“El castillo” camine por las calles desiertas en dirección a este, mis pisadas resonaban en la calles empedradas, solo un par de minutos antes de tomar el ritmo deseado de mi andar, después de esto mis pisadas fueron totalmente silenciosas a pesar de mis ropas no emitía ruido alguno, una cualidad aprendida con los años y mi apego por el silencio, claro también tenía que ver el que odiara el ruido en todas sus formas, desde pesadas pisadas, el crujir de la madera vieja, hasta el timbre y tono de algunas voces, estas con más frecuencia eran las que me irritaban.

Mi gabardina se agitó con una fuerte ráfaga de viento que me tomó por sorpresa, mis cabellos largos y de tonos plateados se agitaron de igual manera entorpeciendo por unos segundos mi visión, usando mi mano derecha logre acomodar algunos mechones tras mi oreja y darme tiempo para girar el rostro y ver por sobre del horizonte visible el orto, “salida del sol”, verlo emerger y terminar con las tinieblas y la noche, era todo un espectáculo, uno que lamentablemente no tenía más tiempo de apreciar, por lo que continúe con mi viaje.

El castillo, como la mayoría de estos lugares, resultaba imponente incluso a la distancia, las banderas ondeando en las torres y al parecer los guardias continuando con sus labores y guardias, relaje un poco el paso y volví a producir aquel desagradable ruido, pero necesario, uno no muestra sus habilidades a la primera de cambio, además tenía que acostumbrarme pues al estar en una misión seguramente escucharía voces, ruidos y tendría que soportar un largo tiempo de esto, era mejor comenzar cuanto antes, no tardó en ser visible para mí, mi contratista, salude inclinando ligeramente la cabeza y esperando indicaciones – Mi Lord - el tono gélido de mi voz era de los sonidos que mas me molestaban, por eso procuraba estar en silencio todo el tiempo que me era posible, no era el primero en llegar por lo que seguramente tendría que esperar más tiempo para saber de lo que se trataba en concreto la misión, por norma a las personas que dan ordenes no les gusta repetirse a sí mismo según mi experiencia personal.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Una excursión en las minas de Nohr! [Campaña: Arthem, Érika/Karen/Katherine, Jason, Richard]

Mensaje por Invitado el Vie Jul 08, 2016 7:00 am

No hacía mucho que habíamos defendido el castillo de aquel ataque por parte de los emergidos, pero ya era hora de ir atacando la fuente. Bueno, no es como si realmente pudiésemos saber de dónde venían, pero no podíamos permitir que volviesen a utilizar el “atajo” que había en esas minas. No consentiríamos que la parte más fuerte del reino cayese, y menos por algo así.

Mientras terminaba de ajustar la ligera armadura de cuero, recordé también al estúpido caballero que propuso sellar la entrada directamente, sin enviar a nadie a investigar por ser muy peligroso. ¡Como si tuviésemos la certeza de que solo había una entrada! Y sí, la que conocíamos era la única que fue creada por humanos, pero nada nos garantiza que los emergidos no hayan construido más.

En cuanto terminé de prepararme, puse mis dagas en el cinto y cogí el pergamino doblado que había sobre mi escritorio. Lo guardé, junto a unos cuantos carboncillos, en una bolsita que tenía junto al arma derecha. Tras poner algo de agua y comida en una mochila lo bastante pequeña como para que no fuese a estorbarme en una pelea, me dirigí hacia el punto de encuentro. Llegué justo después de que lo hiciera un hombre alto de aspecto serio e intimidante. Desde luego, su largo cabello albino llamaba bastante la atención.

Buenos días ―saludé al incorporarme al grupo―. Tal vez deberíamos esperar al resto antes de comenzar con las presentaciones. Imagino que no tardarán.

Según mi propia experiencia, en los grupos pequeños era conveniente que todos se conocieran un mínimo o, al menos, los nombres. Era la forma más simple de dar indicaciones sin errores.

En cualquier caso, no se me pasó por alto la mirada que me echó el minero, claramente incómodo por la presencia de nuestros imponentes acompañantes. Se me escapó una media sonrisa. Si bien mantuve las distancias con él cuando fui a verlo la noche anterior, en estos momentos debía parecerle la persona más cercana del mundo, en comparación con los otros dos. Sin embargo, lamentaba decepcionarle; no sería conveniente que la consejera del príncipe se mostrase excesivamente sociable si nadie más en el grupo lo hacía.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Una excursión en las minas de Nohr! [Campaña: Arthem, Érika/Karen/Katherine, Jason, Richard]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.