Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Dom Oct 16, 2016 6:58 am

En ese momento se lamentaba de no usar ninguna prenda porque la sangre bajando lentamente por su torso era algo molesto, aunque Feldsphar tampoco podía llegar a decir que el hecho de llevar una pieza de tela por encima hubiera hecho que la herida fuera menos grave; probablemente no, pero al menos empaparía de sangre la tela en lugar de aquella sensación de que iba perdiendo sangre poco a poco. En cuanto el bárbaro escuchó al mago llamarle, no pudo evitar darse media vuelta, no sin antes comprobar que no parecía haber más emergidos a la vista... a no ser que estuvieran escondidos pero con un leve vistazo no podía decirlo, y esperó a que Nowell se acercase, clavando su hacha entre la tierra para no tener que cargar ese peso y que estuviera en pie si tenía que volverla a agarrar en cualquier momento. Aunque esperaba que no tuviera que hacerlo; estaba cansado y notaba como su espalda también, sintiendo pinchazos en la musculatura de sus brazos.

Negó con la cabeza. - Feldsphar no sorprendente solo intentar ayudar a Nowell. - Aunque los dos habían acabado heridos, así que no sabía si determinar si había hecho un gran trabajo porque el bosque también había quedado dañado, al menos, no habían más enemigos extraños que habían surgido de la nada; era el único punto a favor. Como acto reflejo se llevó su mano a la herida para tratar que dejase de sangrar un poco si tapaba su origen, no podía decir que le doliese mucho... Porque después de hacerse tantas heridas en el bosque, sobretodo en manos y pies, hacía tiempo que había empezado a tener una resistencia al dolor superior a la de un humano medio, aunque no podía evitar decir que si le escocía. - ¡Nowell herido también, no preocupar por Feldsphar! No doler solo... ¿pica?

Además todavía no había perdido tanta sangre como para empezar a ver borroso o que la cabeza le doliese, aunque por la voz de la experiencia, Feldsphar se daría cuenta de la gravedad de la herida que le habían producido unos segundos antes de que se diera cuenta que iba a perder la consciencia. Pero al igual que Nowell se veía preocupado por su estado, el fighter también estaba preocupado por si el mago se encontraba bien... ¡Después de todo le había ayudado a defender el bosque! -  Nowell... ¿Estar bien?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 17, 2016 1:32 pm

Nowell se agachó frente al muchacho mientras soltara una risa por lo bajo ante sus palabras. ¿Que no era sorprendente? Si él pudiese comprar sus habilidades con alguno de los soldados que tenían en Durban se daría cuenta pronto que, pese a su falta de entrenamiento riguroso en el estilo del hacha, podía superarlos en movilidad y golpes. Feld tenía mucha fuerza para su pequeño cuerpo, estaba seguro de que cuando creciera un poco más sería un oponente formidable.
Desde su posición observó la herida sangrante y puso mala cara. Si a él le picaba significaba que estaba comenzando a coagular la sangre, pero si esa zona se infectaba lo dejaría debilitado y en mal estado. Nowell no quería que se desplomara de pronto o algo por el estilo, así que decidió que su propuesta de ayudarlo pasaría a ser una acción que sin dudas llevaría a cabo.
Con rapidez se quitó la camisa al fin, desabrochando los botones con rapidez y quitándose la prenda pronto. Al hacer esto dejó al descubierto dos cosas que detestaba mostrar con facilidad: la primera eran las múltiples cicatrices en su espalda que se extendían incluso sobre sus hombros y brazos; la segunda se trataba de la marca oscura sobre la zona de su corazón que parecían más bien tres rasguños anchos hechos por una bestia. Intentó no pensar demasiado en eso y creer que Feld no iba a preguntar la respecto para no ponerse nervioso en vano.
Sacudió su cabeza de un lado a otro y volvió a poner manos a la obra. Tomó con cuidado de no hacer doler su herida la tema entre sus manos y jaló hasta desprender la manga que quedaba, con eso tal vez podría hacer una vendaje provisorio y luego ir a por sus compañeros que cargaban con botiquines de primeros auxilios. Un vendaje limpio, un tanto de alcohol para limpiar la herida y cuidado harían que el muchacho estuviese como nuevo en pocos días.

—Yo estoy bien, sólo duele un poco —le aseguró con una sonrisa a medias mientras desgarraba más la tela de su prenda. Yuuko de seguro pondría mala cara si veía lo que estaba haciendo, pero la razón para eso era buena—. Voy a vendarte la herida por si acaso, no quiero que algo malo te ocurra. Sin embargo, luego tendré que llevarte con mis compañeros, esta tela no está muy limpia y puede hacerte peor a la herida.

Dando un jalón más para terminar la venda improvisada, Nowell volvió sus ojos a los del rubio y le sonrió con tranquilidad.

—¿Me permites? —preguntó al final, sosteniendo el paño en una mano y las vendas en otra.

Sabía, por lo que le habían dicho y por lo que había dejado entrever Feld, que él no tenia mucho contacto con las personas y por esa razón no se atrevió a intentar limpiarle la herida sin su permiso. No quería asustarlo o incomodarlo, no quería que por un movimiento brusco su herida fuera peor.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Lun Oct 17, 2016 6:22 pm

Nowell no dijo nada cuando se empezó a quitar la camisa que ya había sido dañada por ser usada para una venda para el mago pero Feldsphar no entendía porque en ese momento se la quitaba. ¡Le había dicho que él estaba bien! ¿Sería porque a él le pasaba algo? Y el bárbaro era bastante transparente cuando se refería a lo que le pasaba por la cabeza, por lo que no fue difícil leer su rostro confundido por no saber que ocurría. Su mirada no pudo evitar dirigirse fijamente a las cicatrices que cubrían el cuerpo de Nowell, nadie le había dicho que aquel acto era de mala educación pero aun sí el chico no separaba mucho la mirada, analizando, no articulo palabra alguna sobre ello. Todo el mundo tenía sus peleas y él mismo había perdido la sensibilidad en manos y pies en el bosque así que no era el mejor para hablar, porque para el vivir era algo duro y no tan agradable como pudieran decirle.

-Dolor diferente para diferentes personas. Feldsphar preocupado por Nowell. - No sabía como expresar que el hecho de que el tuviera un gran umbral de dolor para aguantar aquella sensación, hacía que se preocupase más cuando las otras personas expresaban que estaban sufriendo con la expresión de su rostro. Mientras lo único que podía hacer era seguir con la mirada a como tiraba de la camisa para hacer vendas, tal y como le había dicho. Él no estaba totalmente en contra de que le curase, aun sí pensaba que la herida podía curarse por sí misma, tampoco iba a negar un poco de atención porque aunque no conocía al mago mucho más que de aquella pelea, le había demostrado que podía confiar en él así que no se sentía nervioso por estar cerca de esa persona. - Feldsphar no importa que Nowell tape herida pero Feldsphar no ir con más humanos. No gustar.

El bárbaro dejó de tapar la herida con su mano y de hecho, alzó algo las manos para que los brazos no estuvieran en medio de la herida y no ser una molestia. - Nowell ser mago. ¿Compañeros ser magos también? Nowell gustar, magos no. - No sabía que ser totalmente honesto podía ser algo malo y que podía llevarle problemas, pero aquella era la realidad; habían sido varias veces las que se había sentido inferior por ser un ciudadano de segunda y más todavía cuando los otros descubrían que Feldsphar no tenía el más mínimo conocimiento de vivir en sociedad. Y molesto por aquellos hechos que se habían ido acumulando, ahora no podía evitar rechazar a los magos en su mente.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 17, 2016 11:25 pm

Feld tenía razón en que cada persona poseía un umbral de dolor diferente a los demás pero aunque el pequeño parecía resistente y se veía más preocupado por él que por su estado, Nowell se encontraba en la posición opuesta: le importaba más el niño que él. ¿La razón? Podía escudarse en su deber, en la orden dada por la reina, pero la realidad es que el pequeño le agrada y hasta le producía una sensación cálida que no podía definir. ¿Sería esa ternura? Era como cuando veía pequeños animales andar por allí o algo parecido, salvo que este "animalillo adorable" tenía un hacha y no era ningún joven indefenso.
En definitiva, le agradaba, y eso lo hizo sonreír con tranquilidad. Por suerte a su alrededor no escuchaba nada extraño y creía que tendría tiempo de sanar al pequeño. SI el destino, por una vez, era amable con ellos probablemente los emergidos que habían acabado serían los únicos y podrían terminar el día tranquilos, sin más heridas.

—Yo estoy bien, soy más resistente de lo que parezco.

Mientras el joven hablaba, Nowell le pasó el trapo por la pierna y le borró lo más que puso el rastro de sangre. A medida que la sangre iba manchando la tela blanca, doblaba un poco la camisa rota para continuar. Cuando llegó al corte se aseguró de hacer algo de presión allí para asegurarse de que estuviera coagulando y para notar si el corte era muy profundo o no. Si lo era sangraría más sino apenas caerían unas cuantas gotas extras, por suerte ese caso parecía ser el que ocurría.
Elevó la mirada al jovencito un momento antes de soltar una risa entretenida.

—Bueno, no todos los magos son poco amables o malo, ¿sabes? —le comentó mientras volvía a centrar su mirada en la herida y retiraba al fin la prenda manchada de carmesí—. Si yo soy un mago y te caí bien, puede que otros también lo hagan.

Con cuidado comenzó a vendar con cuidado al muchacho, intentando no hacerle doler en ningún momento aunque suponía que eso podía ser un poco inevitable.

—Supongo que no te llevas bien con tu compañero de isla, ¿te ha hecho algo malo? Puedo informarle a nuestra Reina y hará algo al respecto, tenlo por seguro.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Miér Oct 19, 2016 11:02 am

Tenía que creerle cuando decía que estaba bien y que era más resistente de lo que parecía, más que nada, porque Feldsphar no tenía ninguna opción más. Ya se había quejado una vez sobre que no tenía porque atenderle si el que estaba mal era él en primer lugar, pero si Nowell decía que estaba bien y parecía que sabía lo que hacía cuando estaba tratando de la manera más al alcance de lo que podía esa herida, no tenía mucho sentido que el niño continuase insistiendo en el tema. Solo emitió como una especie de gruñido de aceptación, porque en realidad no le apetecía mucho más hablar, empezaba a cansarle tener que buscar las palabras más correctas para que lo que expresase tuviera algún tipo de sentido.

Intentaba comportarse mientras Nowell atendía sus heridas y tenía que admitir, que aunque no le dolía muchísimo como para que le afectase, a veces los puntos de presión le daban escalofríos o el contacto ajeno le daba cosquillas, por lo que no podía decirse que Feldsphar fuera el mejor de los pacientes porque en momentos puntuales se iba moviendo aunque tratase de evitarlo. - Nowell y Yuuko buenos magos. Otros magos... Eugh... - El bárbaro podía ser muy cabezota para sus cosas y la percepción que tenía sobre la vida social y la diferencia de clases en su país no podía evitar ser una de las principales cosas en las que sería muy difícil cambiarle de parecer. No es que directamente le hubieran dicho nada porque incluso con su mago superior intentaba comunicarse lo menos posible pero aunque no tuviera mucha idea sobre los humanos, si que podía interpretar aquellas miradas altivas o de desaprobación por el ser en el que el mismo se había convertido... ¡Y nadie debería juzgarle! Solo él mismo era quien podía. Y Feldsphar había sobrevivido día a día, y eso era lo único que le importaba.

No pudo evitar mirar con curiosidad como había vendado su herida, porque lógicamente él no sabía hacer cosas como aquellas. - Oh. Nowell saber mucho. Herida verse mejor tapada. - Tampoco era como si el bárbaro dejase desatendidas las heridas que se ocasionaba en el bosque, sino que simplemente había aprendido a observar a los animales de su alrededor y hacer lo mismo: lamer heridas y lavarlas en agua si no dolían mucho, simplemente esas dos cosas. - ¡No! ¡No hacer nada! Pero no gustar como él mirar pero todos hacer lo mismo a Feldsphar. No informar a esa reina, no querer problemas... Antiguo guardia ser peor, este menos malo. - Se había acostumbrado a ello, a aceptar que no era como los demás humanos y realmente no era como si Feldsphar quisiera ser un chico con modales: le gustaba su parte animal. Por sí, no tenía mucho carácter ni tampoco capacidad para hacer cosas pero aquellos nervios que le impedían hacer cosas, parecían desaparecer cuando su parte más animal e impulsiva le animaba a salir adelante: y eso le gustaba de él.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Miér Oct 19, 2016 5:36 pm

A pesar de los pequeños movimientos que el muchacho realizaba, Nowell pudo completar su tarea. La realidad era que mientras más quiero estuviera mejor sería para él y más fácil le haría el trabajo al Consejero, pero la realidad era que el ex-pirata había tratado muchas veces con pacientes inquietos o asustados por lo que podía manejar bien esas situaciones a pesar de que hacia años no pasaba algo así. esas experiencias siempre quedaban grabadas en su cabeza, al menos lo ayudaban a pensar con frialdad en momentos de necesidad.
Escuchar el nombre de Yuuko salir de los labios del pequeño hizo que elevara con sorpresa la mirada un momento y luego sonriera por la idiota que había sido al hacer ese gesto. Vamos, ya sabía que se conocía con la Reina, ella misma lo había enviado allí para asegurarse que él estuviera bien aunque no creyó que el pequeño la tuviera en estima. Era bueno que Feld la considerara parte de los buenos magos, personas con las que podía hablar y contar en caso de necesidad y que no le tuviera ese repeluz que tenía a los demás.
Apartó sus manos cuando terminó de ajustar el vendaje y se puso de pie limpiándose las manchas de sangre de sus manos con el pantalón antes de tomar el trapo manchado casi seco en el exterior. No podía dejarlo allí sin más, lo llevaría consigo para tirarlo en la primera hoguera que hoguera que hicieran o encontrara.

—¿El cómo te mira? —preguntó ladeando un poco la cabeza y pensó un segundo antes de entender a lo que se refería. Rió un poco, con un tono cansado—. Sé lo que es eso y cómo se siente —confesó mientras hacía un gesto para indicarle que lo siguiera, el camino que tomó fue el mismo por el que habían llegado allí porque quería recuperar su chaqueta antes que nada—. Si el mago de ahora es mejor, está bien, pero si algo pasa puedes avisarme y vendré a darte una mano.

Sabía que un mensaje desde allí podría tardar un día en llegar a la isla principal, donde él solía estar, porque la cantidad de barcos que llegaban a esa isla eran pocos y los que se acercaban por lo general eran embarcaciones con tropas de guardia. El niño podría mandarle una paloma mensajera si así quisiera, era un método más fiable y rápido, pero habría que ver si el mago estaba dispuesto a darle una.
Y, más importante: ¿acaso él sabía escribir? Feldsphar se veía como alguien que no tenía demasiado contacto con los demás y vaya uno a saber desde cuándo estaba viviendo sólo en el bosque.

—Feld, ¿sabes escribir? —le preguntó mientras andaban, volviendo su mirada a él con curiosidad. Si él no sabía, Nowell podría...
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Jue Oct 20, 2016 3:37 pm

Feldsphar notó como el rostro de Nowell cambió por unos segundos para leer que estaba algo sorprendido pero el niño no entendió de donde provenía por lo que simplemente, ignoró aquel hecho. Y aunque no tenía ningún problema con el mago oscuro, porque como había admitido en alto momentos atrás; le caía bien, pero no estaba acostumbrado a relacionarse con otras personas y empezaba a cansarse, a dejar pasar cosas que podría interpretar y a hablar con las mínimas palabras necesarias. -Feldsphar ser ciudadano de segunda toda su vida, no necesitar ayuda. -  Una parte dentro de sí le decía que no tenía porque rechazar la ayuda de Nowell pero aun sí él no era consciente de ello, era bastante orgulloso. Había escuchado que el otro había dicho que entendía a que se refería cuando el mago guardián le miraba por encima del hombro y que sabía como sentía, lo más lógico y coherente hubiera sido preguntar o apoyarse en él por tener más experiencia en la vida, pero a pesar de ello, no podía evitar reaccionar de forma impulsiva y no demasiado correcta.

Aunque tocar una herida recién vendada no era la mejor de las ideas, Feldsphar tenía demasiada curiosidad y no pudo evitar poner la mano encima para palpar aquella zona, reflejando dolor en un rostro de una forma casi instantánea así que apartó la mano de allí y para descansar su musculatura se sentó en el suelo con las piernas cruzadas, alzando el rostro para continuar mostrando atención hacía el mayor. Pero ante aquella pregunta no pudo evitar abrir los ojos como platos, incluso no entendía porque le preguntaba aquello si era lógico que no sabía que era un texto. - Feldsphar no saber escribir. No tener que escribir a nadie tampoco. Ser pregunta evidente. - Tampoco le pasaba por la cabeza que podría plasmar en un papel que fuera importante comunicar a otras personas, a penas sabía que decir cuando estaba en frente de una, por lo que nunca pensaba en determinadas situaciones “debería explicar que esto ha sucedido a al persona”. Se cruzó de brazos algo enfadado por aquella estúpida pregunta.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Dom Oct 23, 2016 12:54 pm

Un par de pasos más allá el muchacho logró dar con su chaqueta. La levantó del suelo usando su mano izquierda, pues el hombro derecho aún le molestaba, y se la colocó con mucho cuidado de hacer los movimientos mínimos necesarios para no sufrir demasiadas molestias ni agravar su herida que debería ser correctamente atendida en cuanto pudiera. Tras hacer eso volvió sobre sus pasos pues había notado que el joven rubio detuvo la marcha para sentarse al pie de un árbol. La herida debía molestarle más de lo que le había dicho.
Sin embargo, a pesar de que claramente necesitaba ayuda, Nowell no supo muy bien si ofrecérsela o no porque el joven parecía testarudo al respecto. Un ciudadano de segunda que no necesita ayuda, eso decía. No estaba insinuando que ese muchacho no pudiera cuidarse sólo, simplemente intentaba decir que realmente había ocasiones donde todos necesitan ayuda. Él mismo era un ejemplo, si no fuera por Yuuko de seguro hubiera terminad colgando de una maldita soga y muerto antes de sus treinta. Y él había recibido ayuda pese a ser un criminal.
Cuando estuvo delante de Feld se acuclilló con movimientos cuidados y luego se dejó caer sobre el suelo. El ruido de las hojas debajo de él le recordaron que debería hacer una señal a sus compañeros, pero el niño no parecía muy a gusto con la idea de traer más gente dentro del bosque. Tendría que pensar cómo resolver eso.
Soltó una risa por lo bajo, una que demostraba en cada carcajada que se sentía un estúpido, y se revolvió la parte trasera de su cabello teniendo cuidado de no deshacer la coleta que ocultaba la marca que delataba su condición como branded.

—Lo siento, fue una pregunta estúpida, pero tenía que sacarme la duda —se defendió torpemente y lo observó a los ojos de nuevo, con una sonrisa—. ¿Te gustaría aprender? Ahora me tienes a mi para escribirme, y si quieres puedes escribirle a Yuuko —le propuso con una postura más relajada—. Es una buena forma de poder comunicarte con los demás. Puede que algo molesta a veces, pero es útil.

La verdad es que él detestaba hacer cartas formales y por eso lo decía, pero si a aquel muchacho le servía sería algo bueno de practicar. Además, era una forma de que él pudiera pedir auxilio o ayuda alguna vez, todos la necesitamos de vez en cuanto.

—¿Qué dices?
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Mar Oct 25, 2016 9:01 am

Feldsphar no se levantó del suelo porque estaba demasiado cansado y lo único que le apetecía hacer en realidad era dormir todo lo que pudiera, esperando que cuando se despertase no tuviera tanto malestar como en aquellos momentos, pensaba que no había nada que pudiera hacer más que esperar a que sus heridas sanasen y el cansancio desapareciera por el propio paso del tiempo. Así que siguió con la mirada a Nowell y como se alejó para ir a recoger el libro de magia, sus movimientos parecían poco naturales para alguien que afirmaba que no le dolían tanto las heridas que había recibido pero tampoco sabía que podía hacer de ayuda. Así que simplemente no dijo nada y le siguió observando hasta que se sentó consigo.

Se quedó sorprendido por la pregunta porque nunca se le había pasado por la cabeza la probabilidad de aprender a leer o escribir, además no tenía muy claro como había aprendido a hablar porque había un punto del pasado en el que su memoria estaba en blanco. Por lo que no tenía demasiado claro hasta donde llegaba su capacidad para aprender cosas nuevas y eso, le asustaba; porque nunca había querido parecerse a los otros humanos y el hecho de aprender a hacer cosas que ellos podían hacer, le daba miedo por si no estaba a la altura y los otros seguirían mirándole por encima del hombro por ser un simple niño salvaje. - Hm... Feldsphar no seguro. ¿Yo poder aprender a escribir? Parecer complicado.

No iba a negar que si aprendía a escribir le abriría muchas puertas y podría comunicarse con gente fuera del bosque, aun sí cuando pensaba en gente a la que quisiera enviarle cartas solo aparecía un rostro en su imaginación y no estaba seguro si tendría el valor como para compartir palabras, pero la opción de escribir cartas siempre estaría presente si aprendía. - No estar seguro, hoy demasiado cansado para tomar decisión. - Después de decir aquello, en lugar de continuar sentado, decidió dejar caer su peso para quedar estirado con la espalda apoyada sobre el suelo firme. En lugar de cerrar los ojos, se quedó mirando al cielo. ¿Él podría llegar a ser humano como los demás?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 13, 2016 1:31 pm

Las dudas del muchacho le recordaron un poco a las que suele tener un niño, a la incertidumbre de los pequeño sobre si podrán llegar a ser lo que se espera de ellos o si acaso cubrirán las expectativas mínimas que la misma sociedad tiene sobre cada individuo. Pro supuesto, no eran esas las palabras que podían pronunciar los pequeños y muchos menos eran esos términos con los que un infante podría estar relacionado, pero en base eran esos los miedos de los demás. Feld no era diferente.
Estaba claro que él no era un niño, pero la posibilidad de ir más allá de lo conocido, de desafiarse a uno mismo enfrentando algo nuevo de seguro debía producir en él un movimiento, debía tocar una fibra sensible que tenía que manejar con cuidado. Las personas no pueden vivir en solitario toda la vida, comunicarse era la forma de evitar eso y estaba seguro de que eventualmente Feld llegaría a hacerlo de una forma diferente, usando palabras escritas, oraciones diferentes y un trato que en aquel momento le debía ser extraño.
Nowell no sabía decir exactamente por qué pero creía con firmeza que el muchacho podría hacer muchas cosas si se lo proponía. El consejero había conocido gente en su vida que ni aunque le dieran la oportunidad podrían ser más de lo que eran, pero era diferente con el joven rubio.
Al verlo recostarse y escuchar que pensaría sobre eso luego, el mayor rió un poco y extendió sin pensar una de sus manos hasta posarla sobre los cabellos dorados. Una vez allí, le dio unas palmadas cariñosas al joven y peinó una vez su cabello hacia atrás antes de retirarse, quedando con ambos antebrazos sobre ls rodillas. Estar en esa posición le era cómodo y el brazo adolorido pesaba menos así.

—Puedes tomarte el tiempo que desees antes de decidir, yo prometo que si quieres aprender me tomaré el tiempo para enseñarte —dijo con seguridad de que a Yuuko no le molestaría si él se tomaba unas horas de su tiempo libre para ayudar a otro mientras tuviera listo su trabajo. Nowell siempre tenía listo su trabajo—. ¿Qué quieres hacer ahora? ¿Me permitirás que llame a mis compañeros para sanar mejor tu herida?

Las preguntas fueron hechas con tranquilidad, pero la realidad era que el consejero inisistía sobre el último punto porque esperaba que el joven le dejara avisar a los demás, quería que estuviera en perfectas condiciones antes de que partieran y estaba seguro de que alguno de los clérigos que habían ido con ellos serían de mucha ayuda. Ah, era cierto, también debía preguntar por el estado del mago que también vivía allí. Menudo fastidio resultaba ser el trabajo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Dom Nov 13, 2016 2:29 pm

Era extraño porque Feldsphar no había tenido antes una oportunidad de acercarse más a la civilización humana como tal, nunca había tenido amigos humanos solamente magos superiores y todos sus amigos se reducían a bandadas de pájaros y pequeños animales como ardillas o liebres. Nunca se le había pasado por la cabeza la oportunidad que de repente pudiera venir otro humano y decirle que le enseñaría cosas propias de su cultura, sí que el bárbaro admitía que le gustaría mejorar su capacidad de comunicarse y hablar con los demás porque aunque no necesitaba hablar cada día, sí que uno de sus mayores temores era el tener que comunicarse con otras personas. Le importaba un carajo lo que pudiera pensar su mago superior pero eso había cambiado cuando había venido Craig... ¡Era la primera vez que conocía alguien cercano a su edad! Podía pelear, podía domar malamente a un gran wyvern, podía hablar; no le gustaba percatarse de que era tan inferior a una persona de su edad que sí había tenido una educación adecuada, aunque fuese militar.

-Feldsphar no querer ser como humano corriente, Feldsphar contento con que tener pero... gustar poder hablar mejor que personas no reír ni mirar mal porque no tener educación. No ser culpa de Feldsphar. - Siempre se protegía con la idea de que él no había podido elegir la vida que le había tocado pero sí que tenía algo de culpa en su cabezonería, quizás la vida le hubiera brindado muchas más oportunidades que si no hubiera girado la cabeza, le hubiera abierto muchas más puertas. Pero lo cierto era que en mucho de los casos ni él mismo se daba cuenta de que estaba negándose a él mismo a darse un futuro y que se estaba aferrando de manera irracional al bosque. - Si no ser problema a Feldsphar gustar aprender si Nowell realmente creer que Feldsphar ser capaz de aprender y no ser tonto para ello. No hoy, hoy necesitar dormir pero.... suponer que dispuesto si tu querer.

Se sentía un poco más tranquilo porque el mago oscuro había estado bastante al pendiente del bárbaro e incluso si era algo a lo que no estaba acostumbrado, sentía que eso era algo agradable y le gustaba sentir personas a su alrededor. Feldsphar no estaba seguro de si Nowell al final acabaría cumpliendo su palabra pero al menos le gustaría intentar aceptar de aprender alguna cosa porque no parecía que fuera un ofrecimiento con maldad y él estaba dispuesto a dar  un paso adelante para mejorar. Hinchó sus mejillas después de que su pelo fuera reordenado de nuevo y movió sus manos con su habitual tic nervioso. - Solo querer dormir hoy pero Nowell muy insistente con sanar heridas. Poder llamar a otros pero irse rápido, Feldsphar querer estar solo.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 13, 2016 4:36 pm

Se podría decir que el joven rubio estaba en su zona de confort, que estaba habituado a ser lo que era y que no intentaba ser algo diferente, pero la realidad era que él mismo parecía notar que lo que había más allá de esa zona en donde estaba podía ser bueno. Si algo nuevo lo tentaba y lo hacía salir de lo que era podría ser bueno, podría abrir su mente más allá y ayudarlo a descubrir el mundo. Estaba seguro de que muchas cosas lo sorprenderían y que si aprendía más su astucia se multiplicaría. Era hábil y un buen muchacho, estaba seguro que eventualmente saldría de esa soledad.
A veces la vida complica ciertas cosas, impide a los demás avanzar y uno termina aceptando lo que ocurre como algo inevitable, pero de vez en cuando otra persona se acerca intentando cambiar aquello y logra que uno quiera salir de esa vida, que uno deje de agachar la cabeza ante los eventos desafortunados que ocurren. Pelear contra la vida y el destino era difícil, pero con voluntad todo era posible.
Se alegró al saber que él estaba dispuesto a aprender. Nowell creía que realmente podría hacerlo, que no era alguien tonto y mucho menos poco inteligente. Es decir, ¡por favor! ¡Él estaba sobreviviendo sólo allí y la naturaleza parecía estar de su lado! Era un niño inteligente, de eso no le quedaba dudas. Nowell asintió con una sonrisa, animado con aquel pequeño gesto que podría hacer por él, animado por saber que tal vez su ayuda podría mejorarle un poco la vida.

—Tú puedes hacer más cosas de las que te imaginas.

Asintió una vez ante el permiso del joven y se rió porque él lo llamó insistente, cosa que no era mentira pero le dio gracia por lo sincero que fue. El consejero se disculpó en un murmullo y con esfuerzo se puso de pie. Sentía la piel alrededor de la herida tirante, de seguro comenzaba a coagular correctamente, mejor no mover demasiado su brazo... después de avisar a sus hombres.

—Los llamaré a unos metros de aquí, pueden tardar un poco así que descansa. Si algo pasa, llámame.

Tras decir aquello se apartó un poco y se colocó tras un árbol. Sacó su tomo de magia una vez más y comenzó a recitar un hechizo, poco a poco sintió cómo la energía fluía por su cuerpo e incluso notó que esa presencia en su cuerpo parecía disfrutar la sangre en su hombro. Intentó apartar todo eso, mantener el control y creó delante de él el pilar de energía oscura. Luego hizo que se elevara en el aire hasta pasar la copa de los árboles y lo mantuvo allí cuanto pudo antes de hacer que se desvaneciera.
Cansado se apoyó contra el árbol y se dejó deslizar hasta el suelo. Esperaría un rato antes de repetir la señal, por si no lo habían visto, y mientras tanto se entretendría creando una fogata con madera húmeda para hacer una señal de humo lo más grande posible. Esperaba que los demás lo vieran.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Dom Nov 13, 2016 5:10 pm

¿Eran verdad esas palabras? ¿Podría él, alguien que no había pertenecido a una ciudad civilizada aprender cosas que en su bosque no tenía cabida? Si alguien le preguntase honestamente, su respuesta sería que no y la verdad era que porque nunca había recibido un empujón en la espalda que le permitiese avanzar hacía adelante así que no era algo extraño que alguien como Feldsphar no avanzase porque él mismo mantenía los pies clavados en el suelo, haciendo imposible de avanzar, como si tuviera clavos y él no tuviera las herramientas necesarias para ser sacados. Pero no era el momento para ser negativo o para ponerse cabezota, porque el bárbaro no sabía leer entre líneas y tampoco era bueno relacionándose con las otras personas así que negarse en rotundo con una persona como Nowell que todavía no conocía mucho podía hacer que el otro malinterpretase algo o que decidiera cambiar su opinión sobre enseñarle sus conocimientos al bárbaro. Nowell hablaba como alguien que se le entendía y leía tomos de magia, por supuesto que era algo que admiraba; estaba años luz de sus rudimentarias habilidades.

-Feldsphar no ser tan capaz, vivir en mundo totalmente diferente pero no ser mal mundo tampoco. - Porque algo que le molestaba de las miradas altivas no era solamente el gesto en sí, sino que además significase que aquellas personas pensasen que su vida era mejor que la del bárbaro. ¿Por qué? Genial, quitando el hecho que su vida podía llegar a ser muy solitaria porque no habían más personas habitando allí que no fuera su superior, la verdad es que le gustaba vivir en el bosque: si tenía hambre, comía, si tenía sed, bebía y si tenía sueño, pues dormía. No tenía a nadie para decir lo que tenía que hacer, nadie le molestaba y no necesitaba un trabajo para conseguir “dinero” que parecía más bien un dolor en el culo de controlar, aunque no tuviera muy claro que forma tenía el susodicho dinero.

Asintió con la cabeza. - Feldsphar ir a dormir entonces. Subir a árbol, dormir en suelo ser molesto. Lo mismo decir, si Nowell necesitar a Feldsphar solo llamar y Feldsphar bajar a buscar. - Y así lo dijo, así lo hizo; antes de comprobar incluso que Nowell se apartase un poco, el rubio buscó el árbol más cercano para trepar por él a pesar de sus heridas no bien curadas del todo, pero estaba cansado y no le importaba nada más que echar una siestecilla de algunos minutos si se lo permitían. En la primera rama consistente que se le apareció por el camino, aprovechó para sentarse encima y cruzarse de brazos mientras sin que pudiera controlarlo, se le cerrasen los ojos por el cansancio; ya le despertarían cuando vinieran los demás.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Mar Nov 15, 2016 2:13 pm

Nowell esperó casi media hora, o al menos esa cantidad de minutos pudo contar en su mente mientras esperaba. Realizó la señal dos veces más en todo ese tiempo y cuando pudo escuchar pasos acercándose al principio creyó que se trataba de enemigos, pero los uniformes que ellos traían y su reacción de alivio al verlo le dejaron en claro que no eran emergidos.
Los cuatro jóvenes que llegaron primero a su posición eran una de las varias patrullas que daban vuelta por la isla. Sabía que el resto, de no ir hasta allí, se encaminarían hacia el barco que los esperaba en el muelle cuando cayera la noche. Las reglas y señales habían sido claras: volver cuando el sol se oculte, una fogata para indicar puntos de paso y una fogata junto a algo de magia para indicar que se necesita apoyo. Claro, sencillo y, obviamente, útil.
El consejero se puso de pie mientras ellos se acercaban y notó con agrado que todos estaban bien. No parecían haber sido atacados aunque sí se veían cansados y algo hambrientos por lo que pudo notar cuando el estomago de uno de los muchachos rugió. Las risas atraparon a todos los presentes ante esa reacción. Por supuesto, los saludos amables y la preocupación de ellos por su estado fue lo esperado, en seguida el sanador que iba con ellos lo obligó a dejarse atender como correspondía y utilizó su magia para cerrar lo más posible la herida, desde dentro hacia afuera. Luego de eso volvieron a vendarlo, esa herida tardaría al menos unos días en cerrar.
Cuando sintió su hombro mejorar les comentó lo que habían pasado y corroboró que ellos y otro grupo con el que se habían cruzado no tuvieron inconvenientes. Sin embargo, la noticia sobre el ataque de los emergidos puso a más de uno bastante nervioso por lo que en seguida se pusieron a hacer una patrulla por la zona. El joven clérigo le pidió a Nowell que se quedara sentado y descansara, pero él en cambio quiso pedirle un favor.
No le costó mucho convencerlo, con decir las palabras "herido" y "guardián" en la misma oración el sanador aceptó. Juntos fueron hasta el árbol donde e había refugiado el muchacho y Nowell se adelantó un poco para poder llamarlo.

—Feld, baja, por favor —le pidió con tranquilidad mientras le hacía señas al clérigo para que se quedara a una distancia prudente. Lo que menos quería era asustar el muchacho.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Mar Nov 15, 2016 3:09 pm

Aunque Feldsphar vió algo de humo en el cielo, dejó de darle importancia porque el bosque había empezado a tiempo atrás cuando la batalla se había iniciado debido a que aquellos enemigos portaban tomos de fuego y se veía como un fuego que se propagaba, que Feldsphar no podía hacer nada más que se extinguiera en cuanto se fuera expandiendo hasta toparse con los puntos donde solo había agua en el bosque: era una isla y estaban rodeados de agua, al fin y al cabo. También había otro factor bastante importante que era el hecho de que estaba demasiado cansado como para conectar el hecho de que aquel humo no se daba a fuego, sino a una señal que Nowell estaba haciendo, pero no era algo que pudiera llegar fácilmente a esa deducción y menos en un estado en el que solo quería que le dejaran en paz, que todas las heridas sanasen por el propio transcurso del tiempo.

Quizás pasaría unos primeros días bastante débil porque si solo quería dormir, no podría cazar con la misma facilidad pero ya lo compensaría comiendo a más no poder cuando su salud mejorase; estaba acostumbrado a llevar una vida de altos y bajos, a sobrevivir por su cuenta así que no pretendía que nadie se preocupase por él lo más mínimo. Y aunque para cualquier otra persona hubiera sido bastante extraño creer que el guardián se hubiere dormido en lo alto de un árbol estando herido; así fue. Tenía algo de dolor por la herida pero lo que más le molestaba era la incomodidad por haber usado su musculatura más de lo que podía soportar, así que el cansancio físico realmente lo dejaba sin ganas de hacer nada. Los ojos de Feldsphar se cerraron con pesadez y su mente se quedó en blanco, sin mucha dificultad para quedarse dormido y descansar unos minutos hasta que escuchó aquella voz nueva, pero familiar.

No contestó de ninguna forma, simplemente se aferró al tronco del árbol y bajó poco a poco, apretando los pies y bajando de una forma metódica pero que le creaba heridas en la planta de los pies, pero era un dolor al que estaba acostumbrado y ya ni le afectaba. Una vez en suelo firme pudo reconocer a Nowell, a quien pertenecía la voz que había escuchado antes y a otro hombre que no sabía quien era, pero seguramente sería quien le curase. Feldsphar hizo unos gestos extraños con las manos que serían difíciles de interpretar para los otros hombres pero que acompañó de explicación. - Poder acercar para curar a Feldsphar. Pero solo Nowell tocar no gustar que desconocidos tocar. - Esperaba que no tomase mucho tiempo porque no estaba preparado para tener que relacionarse con más humanos después de aquel día que había tenido. Le costaban mucho esas cosas y más cuando el guardián no estaba dispuesto a colaborar, cosa que ya le estaba costando mucho pero no quería actuar de forma malhumorada con Nowell porque él si le gustaba.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Lun Nov 21, 2016 3:29 pm

El muchacho bajó pronto y con maestría por el tronco del árbol. A pesar de que había visto sus movimientos antes, Nowell se quedó un tanto sorprendido (no tanto como el clérigo que lo acompañaba) al ver que el joven a pesar de estar herido se movía con bastante naturalidad. era obvio que estaba cansado, pero aún así mantenía su actitud y fortaleza. Una vez él estuvo en el suelo, el joven sanador se quiso apresurar a adelantarse para ayudarlo al ver el vendaje improvisado, pero Nowell lo detuvo con un movimiento de su brazo; sabía que eso no era lo mejor.
Lo que dejó en claro la postura de Feld respecto a los extraños fueron sus palabras y el sanador no pudo más que asentir con un poco de temor por su estado. Compartió una mirada con el Consejero pero a pesar de que el clérigo casi suplicara que hiciera algo al respecto la del de ojos verdes demostraba que no iba a ceder esa vez. Lo que menos quería era espantar a un muchacho herido y menos a alguien que le caía tan bien como aquel joven. Le debía una a Feld en varios sentidos por lo que no iba a romper su palabra de respetar su forma de ser.
Al saber que podía acercarse, dio unos pasos hacia el muchacho y se agachó a su lado poniendo con cuidado las manos sobre el vendaje.

—Te sacaré estos trapos para que él pueda sanarte —le dijo al joven mientras le quitaba la venda—, se acercará un poco y pondrá su báculo cerca tuyo, pero no te hará daño —aseguró volviendo la mirada a él con confianza—. Te lo prometo.

Tras que la tela cayó al suelo, Nowell despegó con cuidado los últimos retazos de tela para que no dañaran al joven y tras eso le hizo una seña al sanador para que se acercara. El joven clérigo dio unos pasos despacio y se quedó a una distancia prudente, casi a un metro, antes de agacharse por órdenes del Consejero. Desde allí como estaba, algo temeroso, el sanador bajó su báculo y acercó la punta redondeada de su báculo de madera hasta el estómago del herido.
De la boca del muchacho sanador comenzaron a salir suaves versos a medida que una luz blanca aparecía en la punta del báculo. Nowell se puso de pie con tranquilidad y apartó la mirada de esa luz que lo cegaba, de esa magia que era completamente opuesta a la que él utilizaba.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Miér Nov 23, 2016 1:23 pm

Como acto reflejo, Feldsphar no pudo evitar dar un paso atrás cuando el curandero que acompañaba a Nowell intentó acercarse pero fue parado por el mago al poco tiempo. El bárbaro analizó con todo detalle a aquella persona, pero transcurridos unos pocos segundos se percató de que aquel rostro no era familiar, así que no podía confiar en una persona desconocida aunque viviera a ayudar. Que Nowell pareciese confiar en aquel tipo para que le curase no era suficiente fundamento de peso como para que Feldsphar confiase también, porque no le gustaban las personas y su desconocimiento sobre ellas por tener pocas personas a las que pudiera considerar “amigos” hacía que fuera muy precavido con quien decidía dejar acercarse a él y a su vida, e interponer una barrera al resto de personas que no le interesaba que formasen parte de su entorno; ya fuera porque le miraban mal o porque simplemente a Feldsphar no le venía en gana.

Pero cuando vio que Nowell era el primero de los dos en acercarse y que cumplía con su palabra, el rubio dejó de estar tanto a la defensiva porque el mago oscuro no había hecho nada como para que no le pudiera brindar su confianza; sino todo lo contrario, se había portado muy bien con él en todo momento. Feldsphar subió un poco los brazos, con cierta dificultad por el dolor de la herida, para que no le fuera tan difícil el retirar los trapos que anteriormente le había puesto como venda y gruñó, porque no le apetecía hablar y era como su “señal” de que estaba conforme con ello. Aunque también podía leerse en su posición y en su rostro, que no estaba tan tenso como cuando había bajado del árbol y no estaba seguro de que iba a ocurrir; ahora el niño estaba mucho más calmado en comparación.

Cerró un poco los ojos cuando el curandero acercó su bastón a la herida, aún si estaba relativamente lejos como para que pudiera hacer algo de forma sobrevenida. Nowell le había dicho que no haría daño pero nunca había sentido los efectos de un bastón curativo y en la mente de Feldsphar la magia no seguía ninguna clase de lógica, por lo que lo único que podía era sentirse asustado por ello. Pero en lugar de sentir más dolor que el que la propia herida le provocaba, sintió como una clase de sensación de calor en esa zona y el dolor no era tan intenso, sino que se iba atenuando poco a poco. Feldsphar volvió a abrir los ojos cuando notó que no había nada peligroso, y se quedó fascinado al ver que eso era real, pero pronto tuvo que girar la mirada por la luz cegadora que terminó al cabo de unos segundos.

- Hmm... ¿Feldsphar tener que hacer algo? ¿Eso estar bien ya? - A sus ojos la herida se veía más que bien, aun sí el chico se sentía horriblemente cansado aunque como desconocía los efectos de la magia, no sabía si tenía que hacer algo en especial o se iría recuperando por completo con el tiempo. Feldsphar se quedó mirando fijamente a Nowell, como un perro esperando una orden. Un perro cansado que solo quería dormir.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Miér Nov 23, 2016 10:08 pm

El consejero se quedó satisfecho al ver la que herida del muchacho cerraba perfectamente a causa de la magia y mucho más al notar que Feldsphar se quedaba tranquilo en vez de verse como un nudo de nervios con patas como antes. Aquello estaba saliendo bastante bien y él estaba seguro de que el muchacho mejoraría, aunque se lo veía bastante cansado. De seguro necesitaría una buena noche de sueño para estar como nuevo, en la mañana siguiente de seguro andaría por el bosque como si nada.
Al terminar la sanación el clérigo apartó el báculo con lentitud y se puso de pie, clavando en Nowell una mirada con la que preguntaba si estaba bien que hablara o dijera algo. Sin embargo, el consejero no le permitió hablar porque en seguir fue el pequeño rubio quien abrió la boca. La sonrisa en el rostro del consejero en esa oportunidad fue más relajada que antes, completamente sincera y sin esa carga de nerviosismo que había mostrado hasta ese momento.

—Ya estás bien, ahora es momento de que descanses.

Con confianza el joven le puso una mano en los cabellos dorados y los revolvió en un gesto de cariño salido de vaya uno a saber dónde. Luego apartó la mano y se volvió hacia el clérigo.

—¿Ustedes se quedarán aquí?

—Sí, señor —asintió el joven—. Al menos yo y otros nos quedaremos, el mago que estaba aquí estaba bien pero enfermo, ayudaremos con la isla hasta que ambos mejores —aclaró pasando la mirada a Feld un instante.

—De acuerdo, gracias. ¿Nos das un minuto? —le indicó al clérigo con amabilidad para que se retirara y luego se volvió una vez más al guardián del bosque, mientras el sanador se iba junto con el grupo de soldados que aún hacían guardia—. Yo tendré que partir cuando el sol se ponga, nos están esperado —le dijo al joven—, pero si algo te sucede no dudes en ir a por ese muchacho. Puedes pedir que me avisen y vendré tan rápido como pueda, ¿de acuerdo?

Le propuso al jovencito, esperando que su ausencia no fuer aun impedimento y que cuidara un poco su salud. Sabía que la desconfianza que tenía era natural y que no cedería rápido, pero debía saber que esas personas no le harían daño y que si lo hacían Nowell se encargaría de escarmentarlos lo suficiente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Feldsphar el Sáb Nov 26, 2016 6:06 am

Dejó de darle tanta importancia a todos los movimientos que realizaba el curandero desconocido porque el bárbaro estaba demasiado impresionado de que una herida cerrase con tanta facilidad; Feldsphar se había acostumbrado a hacerse heridas que se solapasen una encima de otra, aumentando el dolor, porque no era algo que pudiera evitar con cierta facilidad en el bosque, ya que era peligroso y cada día se le interponían retos por el medio, teniendo que aprender al ritmo de los acontecimientos para sobrepasarlos. Pero que las cosas fueran algo duras era algo que había aceptado que sería habitual en su vida, porque había crecido viendo que las cosas eran de aquella manera en el bosque, por lo que eran un gran golpe que lo cambiaba todo que en cuestión de segundos una herida que dolía pudiera ser cerrada con un simple bastón y habilidad para emplearlo; todavía habían muchísimas cosas ahí afuera que eran desconocidas para el chico.

Iba a asentir por las palabras de Nowell pero no fue así, sino que agachó la cabeza un poco cuando le revolvió el pelo. Feldsphar no entendía aquel gesto pero tampoco creía que fuera algo que hiciera con malicia y no sentía la necesidad de tener que empujar al mago por sentirse incomodo con ello. Después rehuyó la mirada cuando ambos se pusieron a hablar, les miró de reojo pero en realidad no puso para nada atención sobre que estaban hablando, pero supuso que no fue nada importante porque al cabo de unos pocos segundos volvió a estar con él. Esta vez sí que pudo asentir con su cabeza pero también añadió palabras, aunque fueran cansadas y le costase unirlas al contexto. - Feldsphar poder estar bien, bosque ser hogar. Nowell no tener que preocupar pero avisar si algo ocurrir. Nowell tener que descansar también, Feldsphar ser fuerte.

En realidad, no dejaban de ser meras palabras que probablemente no se cumplirían en el caso de necesitarlo, porque el bárbaro no era de esa clase de adolescentes que buscaba la ayuda de alguien aunque estuviera en una situación de necesidad; había sido empujado por su situación a ser totalmente independiente y que le costase agarrar cuando le tenían una mano de ayuda pero él no podía cambiar en pocos días, así que solo diría aquellas palabras para tratar de no llevar la contraria.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Fighter

Cargo :
Guardián del bosque

Inventario :
Hacha de bronce [3]
Vulnerary [3]
Hacha de bronce [2]
.
.

Support :
Craig
Trombe

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3256


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Invitado el Jue Dic 15, 2016 6:20 pm

El muchacho volvió a asentir ante las palabras de Feld y decidió que era momento de dejarlo descansar. Le pediría a los muchachos que se quedaran en la isla que estuvieran atentos por si lo veían o necesitaba algo, no deseaba que nada malo le pasara aunque con los tratamientos que había recibido de seguro estaría bien tras una noche de sueño.

—Iré a descansar también entonces —coincidió con él—. Procura dormir cuanto puedas. Intentaré volver pronto para visitarte —prometió.

Y, tras eso, sin querer dilatar demasiado la despedida se adelantó unos pasos moviendo una de sus manos a modo de saludo. No quería estirar su estadía allí porque cuanto más movimiento y más gente estuviera cerca, menor podría descansar el muchacho rubio y no que el consejero buscaba era. Se adentró entre los árboles sin volver la mirada hacia atrás y regresó con su equipo.
Al verlo, todo se aliviaron un poco y le avisaron que o habían registrado movimientos extraños en los alrededores por lo que podían avanzar tranquilos. Lo que quedaba a partir de allí era ir a recibir el informe de los demás, ver el estado del mago y partir cuando el sol estuviera por ocultarse. Con suerte, llegarían a la maña a siguiente o el medio día que venía a la isla del palacio donde debería presentarse ante su majestad.
Suspiró al pensar en Yuuko y estuvo seguro de que saber que estaba herido no sería algo que la fuera a hacer muy feliz. Sin embargo, su estado no la alertaría tanto como el hecho de haber encontrado emergidos de nuevo en sus tierras.
Durban tenía un largo camino hacia la liberación de esa maldita plaga.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos no se pelean si uno no quiere [Priv. Nowell] [Campaña]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 3. Precedente  1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.