Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Sáb Jun 11, 2016 11:37 am

Era una tarde como cualquier otra, el sol brillando, las aves cantarinas, una criada le hacia la manicura pues sus garras ya habían crecido demasiado y debían estar siempre limadas mientras que otra se encargaba de cepillarle, dejando a un lado bolas de pelo plateado acumuladas en el cepillo debido al espesor de su pelaje. Un dia tranquilo como cualquier otro y precisamente allí radicaba el problema, era exactamente igual al día anterior, y al anterior y al anterior antes de ese. Supuestamente estaba allí en calidad de mascota pero sus talentos artísticos fueron, según entendía, lo que llamaron la atención del joven soberano, sin embargo ahora entendía que eran pocas las reuniones donde podría entretener a los invitados con sus danzas y trucos y el propio Marth estaba normalmente muy ocupado, era de entenderse tomando en cuenta que todo un reino estaba a su cargo y los emergidos no eran un problema menor. Lo entendía, su cabeza pensaba de esa manera pero por otro lado el zorro no podía evitar sentir el tedio invadirlo pues antes de llegar al palacio de Altea era un laguz que, si bien había nacido en cautiverio y fue criado para entretener a los humanos, ese tiempo que estuvo por su cuenta le había colmado de libertad para correr, perseguir todo tipo de cosas, gastar energías. Desgraciadamente no era algo que no hubiese aceptado al momento de ponerse ese bonito collar enjoyado al cuello, debía resignarse a vivir de aquella manera y "ser un buen perro" como quien dice.

- Bueno.... al menos creo que puedo practicar un poco mis rutinas, seria bochornoso que llegase a haber una fiesta de improviso e hiciera quedar en ridículo a mi amo. Aun que desde el vamos, podría ponerme a botar una miserable pelota y todos quedarían fascinados igualmente, después de todo soy adorable para los humanos sin importar que haga -

Artemis era un ejemplar de laguz muy bello y lo sabia de sobra pues incluso en sus tiempos de vagabundo se tomaba horas acicalándose. Su pelaje plateado brillante y esponjado, rasgos finos y alargados, una figura esbelta y ágil y esa mirada profunda que quitaba el aliento que tenia tan bien practicada. En su tiempo fue un esclavo de primera clase, educado para que cada movimiento suyo fuese elegante y perfecto, un muñeco de exhibición cuyo único propósito es complacer y entretener. Punto y a parte de eso, Artemis mismo era algo vanidoso.

- Ohhh, pero no debo pensar de forma tan mediocre, ten dignidad Artemis. Quizá debería de sorprender a mi querido amo con alguna rutina nueva?.... al final me dijo que le gustaba la danza interpretativa. Vaya con el chico y sus gustos exóticos. -

Estaba en uno de los salones del castillo destinado a fiestas de salón, esas que cuentan con una pista de baile para danzar los vals que toquen los músicos y bardos. Artemis sabia de memoria muchos tipos de danzas pero la gran mayoría eran plegianas por lo que no consideraba buena idea interpretarlas en el castillo de Altea. De esta manera el zorro, armado con su llamativo abanico de pavo real, se dispuso a crear una nueva rutina de baile para sorprender a su amo pero había un enorme problema: El fue educado para ejecutar a la perfección danzas ya conocidas pero no tenia idea de como bailar por su cuenta. Los movimientos no eran fluidos y algunos pasos se interponían con los anteriores, básicamente lo único que el zorro hacia era menearse de un lado a otro, brincoteando de aquí para allá y rompiendo uno que otro jarrón en el proceso. Aun así el laguz no era capaz de verse y, con la confianza de lo bueno que era para ejecutar las danzas que le habían enseñado creía que estaba creando una rutina de baile sublime, cosa muy alejada de la realidad.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Dom Jun 26, 2016 4:41 am

Su estancia en el palacio del príncipe Marth se había prolongado deliciosamente. Suzuki no podía quejarse de las atenciones de primera, de la comida deliciosa o de las facilidades para conseguir vestuario y telas de calidad estando bajo la protección del peliazul. Si bien, el bailarín había mostrado mesura en sus peticiones y había cuidado no ser demasiado costoso para el príncipe, eso no había disminuido el glamour del que solía rodearse en su hogar. Al contrario, las mínimas atenciones ahí estaban demostrando ser de lo más espléndidas, como las fiestas más exquisitas de regreso en Begnion. Prueba suficiente de que las guerras con esos emergidos habían golpeado fuertemente a los nobles, tanto que habían tenido que abandonar sus mansiones y muchos privilegios para salvar la vida.

Oh, pero aquí, todo aquí es perfecto .

O cuando menos el palacio del príncipe lo era. Continuó su pequeño paseo, solo ejercitando las piernas y disfrutando la vista. Planeando lo que haría del resto del día y si podría salirse con la suya de consentirse con algún postre delicioso, los postres eran tan complicados de hacer, y tan caros. Pero hasta el momento nada se le había sido negado. Que satisfactorio poderse dar buenos baños de sales, disfrutar de los jardines y la música mientras practicaba. Y practicaba mucho. Sus pies se movían ligeros en bailes gráciles que imitaban pájaros, o fuertes, veloces y firmes, dependiendo de la música. Tanto y más.

Claro, nunca había realizado pasos como los que veía en aquel… subhumano. Porque acababa de pasar por las puertas de uno de los salones de baile y el ruido de un jarrón romperse le había atraído la atención para toparse con la extraña escena.

Control Suzu, si lo que escuchas en los pasillos es cierto, el príncipe tiene una colección exótica que aprecia mucho. Eso significaba que no podía darle una patada al pulgoso animal por destrozar el arte de la danza con tales brincos y acrobacias dignas de una función de circo, nunca de una pista de baile respetada. Vaya con el príncipe Marth y sus gustos exóticos.

Mirando con más cuidado al laguz, porque las orejas y rabo muy prominentes le habían dejado en evidencia; era agradable a la vista, al menos eso era bueno, el príncipe no tenía cualquier animal sucio y pulgoso, si no mascotas de buena calidad.

Que no sabía bailar.

- Espera, espera, espera, le sacaras un ojo a alguien - y se contuvo para no arrebatar el abanico de pavo real y darle un par de buenos golpes en la cabeza para corregirlo.

- ¿Qué se supone que intentas hacer? - Demandó enfrente suyo, cruzándose  de brazos y observándole como si fuera un extraño y fascinante bicho, pero un bicho aun así.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Dom Jun 26, 2016 9:17 am

Debía admitirlo, estaba pasándola bien mientras creaba su nueva rutina de baile. Giros, vueltas y moverse de aquí para allá llegando a un punto en el que ya no sabía si de verdad estaba intentando crear una nueva rutina o solo haciendo el tonto. El punto es que por lo menos ahora estaba haciendo algo productivo con su tiempo… o quizá no realmente. Imaginándose que volaba por la pista de baile de forma sublime Artemis se meneaba con energía y rompía uno que otro jarrón al dar los giros pues al no tener un orden claro en los pasos llegaba a confundirse y dar uno que otro traspié. Fue entonces que sus largas y peludas se alzaron Atenas una vez que poso triunfante dando por finalizada aquella improvisada y por mucho poco agraciada nueva rutina, el zorro era elegante sin duda pero una cosa era actuar como lo habían educado y otra muy distinta era intentar ser original y reinventar totalmente algo basándose en lo que ya conocía. Los ojos azules del zorro se posaron en los orbes color dorado brillante de aquel hombre que entraba al salón, al parecer demandando una explicación de lo que estaba haciendo y alegando sobre andar sacando ojos ajenos.
 
- No intento nada, estoy haciendo una rutina de baile nueva para presentarla en la próxima fiesta que haga mi amo. Los bailes que yo conozco son algo… obsoletos así que pensé en hacer algo original, desde cero. Es imperativo para un artista el renovarse constantemente después de todo.  –
 
Los zorros eran por definición criaturas mágicas y exóticas, se rumoraba que los más experimentados tenían incluso poderes de clarividencia por lo que eran una pertenencia valiosa para aquellos amantes de lo místico. Lo que decían sobre su raza a Artemis le parecía algo ridículamente exagerado mas no del todo falso pues recientemente había descubierto en el la capacidad de indagar, de forma muy leve, en todos aquellos a quienes miraba directamente a los ojos…. Nada muy complejo, nombres, cargos e incluso un aproximado de la autoridad que tenían, no era exactamente el don más vistoso o increíble pero por lo menos le ayudaba a saber con quién trataba, por su puesto y aun que ya supiera los nombres de sus interlocutores con solo mirarlos siempre esperaba a que se presentaran primero, no era necesario que supieran tan pronto de su pequeña gracia o que se enterasen de ella siquiera.
 
- Mi nombre es Artemis, mascota de la casa real de Altea a su servicio. A quien tengo el placer de dirigirme en esta ocasión si puede saberse?.
 
El laguz de brillante cabellera plateada sonreía ampliamente mientras meneaba la cola suavemente de un lado a otro con movimientos suaves, hablaba de forma muy educada correcta, más de lo que se esperaría de una persona normal y que resultaba extraña en alguien considerado poco más que una mera bestia. El laguz guardo su abanico de pavorreal en su cintura e hiso una ligera reverencia al presentarse, guardando silencio para escuchar las palabras contrarias.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Lun Jun 27, 2016 6:14 am

Mascota real. Miró al collar. Entonces era cierto. El príncipe tenía una curiosa fascinación por los laguz. Que perturbador era aquello. Más no lo suficiente para hacerle correr en dirección contraria. Si el príncipe quería una colección de mascotas exóticas, bien por él. Siempre y cuando no se viera él mismo involucrado ello. Ver el desastroso baile ya era demasiado en su opinión.

Deseaba regañar o menospreciar a esa criatura subhumana, pero el sentido común le decía no patear la mascota del dueño del castillo. Arrugó un poco la nariz ante la idea de comportarse con un ser tan lamentable. Cuán triste y patética debía ser la vida del laguz, pero el zorro debía agradecer que tenía la suerte de ser el esclavo… ejemp, perdón, la mascota, de alguien tan benevolente como el príncipe Marth. El dueño del zorro ingrato incluso le dejaba ir por ahí sin correa adecuada, libre, saltando y destruyendo cosas valiosas con sus brincos y piruetas.

- Bueno… la rutina de baile necesita más trabajo, menos movimientos opuestos entre sí - y un milagro para que se mantuviera toda junta. Era penoso ver un intento tan mal realizado, si bien no carecía de entusiasmo, era este mismo entusiasmo lo que ponía en peligro lo adornos del castillo. No era que fuera de su interés directamente. Miró con curiosidad el jarrón destrozado. Había algunas joyas en este, bien podría hacerse el despistado más tarde y recolectar algunas para su pequeña debilidad por las cosas brillantes.

No, concentrate .

- Soy un huésped del príncipe. Suzuki Uzume, Dancer de Begnion - le mandó una miradita que bien decía lo que pensaba de sus intentos de suplantar su delicado arte. Amaba la danza, verlo destrozado así no era agradable para el bailarín.

Peor aún. Ver a un subhumano pensar que podía bailar. ¿Ese zorro competir con él en tal acto? no solo impensable. Ridículo.

- Y ¿Quién? si se puede saber… ¿te ha enseñado?- había escuchado de laguz que hacían malabares, cabriolas y trucos. Pero baile… uggh, era como si pusieran a un gato a tocar violín, o peor, a cantar. Un gato bardo. Casi se estremeció con esa imagen.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Vie Jul 15, 2016 3:19 am

Las palabras ajenas confirmaban lo que ya sabía por lo que llego a la conclusión de que debía ser respetuoso y educado tratándose de un invitado de su amo, era su trabajo como mascota el dar igualmente buenas impresiones así que por cortesía el laguz de blanca cabellera hiso una pequeña reverencia.

- Como ya dije, es un placer conocerle señor Uzume, será un honor para mí resolver todas sus dudas

Artemis era siempre educado, conocía de memoria los protocolos a seguir y las palabras más pomposas y aduladoras posibles para complacer a los nobles más exigentes… excepto por aquellos a los que no les gustara ser adulados, claro. Al igual que siempre mantenía una actitud tranquila y sumisa totalmente antinatural para un laguz quienes por lo general suelen preferir la muerte a una vida de servidumbre como aquella.

- Creo que la pregunta correcta no sería “quien” sino más bien “quienes” me han enseñado,  fui adiestrado en la danza por varias personas distintas desde que era muy joven y francamente no han sido pocos. Cada uno me enseñaba un baile con un estilo distinto y termine teniendo un repertorio bastante extenso…. Así que se me ocurrió hacer un estilo propio mezclando todo lo que ya mi cuerpo sabe de memoria. Dejare a todos sin palabras en la próxima fiesta de mi amo, seguro.

Artemis meneaba la cola entusiasmado por la idea, ver la cara sonriente del chico aplaudiendo fuertemente como la primera vez que se conocieron. El pobre crio era muy serio y si aquello lograba ayudarlo a relajarse y disfrutar de la poca infancia que le quedaba valía la pena dejarse la piel en ello. También de paso dar una buena impresión de los laguz para que las personas vieran que no eran solo animales si no que podían aprender a convivir con las personas, solo era cuestión de entenderse mutuamente.

- Menciono que mi rutina tenia… movimientos opuestos?.  Como ya le dije fui adiestrado en la danza, es decir que solo me dijeron como moverme sin nada mas de trasfondo. Por tanto a lo que voy es que quisiera preguntarle, ya que usted es un versado en la materia, si esos “movimientos opuestos” son buenos malos. Mi amo es un hombre importante así que debo lucir perfecto para cuando me ordene entretener a sus invitados, la creme de la creme.

El zorro alzo las orejas atento y se quedó quieto para escuchar lo que sea que el otro deseara decirle, esperando por supuesto que no tomase muy en cuenta lo de los jarrones rotos…. Es decir, si era un problema y no quería romper nada el día de la fiesta pero el zorro pensaba que era algo que la práctica se encargaría de eliminar.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Vie Jul 22, 2016 8:08 am

Difícil, no solo eso, imposible el no tratar con condescendencia a una bestiezuela estúpida como aquella. Le enojaba bastante que alguien hubiera tenido el descaro de intentar enseñarle bailes a esa cosa peluda. No solo eso. Si no varios tipos de baile. Veía rojo tras su expresión orgullosa y aparentemente calmada.

Solo apariencias. No costaba mucho fijarse en cómo su postura era un poco tiesa. El modo en que sus ojos brillaban con ira. Y la manera en que sus manos se apretaban un poco, solo un poco más de lo normal. Una cubriendo la otra para ocultar los nudillos blancos mientras clavaba las uñas contra su palma para calmarse. Respirar profundamente. No valía la pena pelearse con un zorro. Una bestia entrenada para verse bonito y rodar un poco frente a los invitados.

La sola idea de que ese zorro pudiera sustituirlo como amenización de una reunión no solo era ridícula. Era insultante. Tanto que deseaba poder poner sus manos en esas orejas engreídas y rasgarlas fuera del resto de su peludo ser.

Oh cierto. Suzuki era muy competitivo cuando encontraba una inversión que deseaba cuidar. Y el joven príncipe Marth, amante de las artes, la danza y la música; era sin duda un mecenas que valía la pena cultivar a largo plazo. Desafortunadamente, aquello significaba que no podía, en ninguna circunstancia, pelearse con una de las mascotas del príncipe. Los nobles apreciaban a sus bestias. Sean caballos, perros de caza… o laguz esclavos.

- Ya… veo- Se recordó de nuevo que no podía patear a la mascota de Marth.  - Tuviste entonces algunos tutores en… baile - aquello era muy difícil. - Descuidaron enseñarte nada más que repeticiones - Dió un par de pasos en su dirección, solo para pasar por un lado suyo, aquel lugar era muy amplio y aun así se las arregló para romper algo, una ceja violeta tembló en su rostro. - Evidentemente les faltó inculcar algo de interpretación musical con movimiento - sacudió su cabello. - De poco sirve ser capaz de bailar una y otra vez los mismos pasos si no hay innovación o espíritu, cualquiera puede copiar un baile, se necesita algo más para crear uno - y no parecer un potrillo con problemas de coordinación.

- Para señalarte todos los errores y enseñarte, me haría volver a las bases, todo de cero. Te recomendaría que te apegaras a lo que se te ha enseñado, esos… trucos que todos los laguz saben hacer - hizo un gestito despectivo con una de sus manos. Si seguía terco con bailar algo nuevo, sin duda dejaria sin palabras a los asistentes. Eso o los haría morirse de risa.

Hum.. eso podría servirme . Una mascota que avergonzara a su dueño, perderia la gracia y protección de su señor. O al menos se ganaría un reproche. ¿Mezquino? ¡claro! Suzuki nunca se las dió de ángel.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Sáb Jul 23, 2016 3:08 am

Artemis no pudo evitar soltar un pequeño bufido mientras dibujaba en su rostro una pequeña sonrisa.... los humanos como ese que tenía enfrente le encantaban. Tan orgulloso, tan soberbio y aun así tan impotente al hecho de que un laguz le estuviese hablando con tanta calma de frente gracias a la protección que le brindaba esa bonita placa de oro que colgaba de su cuello. Lo parecía pero Artemis no tenía un pelo de tonto, astuto como el zorro que era y muy observador se había percatado de todas las señales que le daba el otro.... esa mirada asesina, su postura tensa, el fuerte agarre de sus manos, aun así el laguz de pelo planeado actuaba como si nada, tan relajado y sonriente como siempre, divertido con la vista que el otro le ofrecía.

- Bueno viéndolo de esa forma es verdad lo que usted dice pues ciertamente la danza ya es algo muy visto y al público quizá le agrade más verme balancear platos o hacer equilibrio en una pelota. Si, si, algo más intenso, mas místico y que se me dé mejor.

Comento el laguz sacando su abanico de pavorreal y cubriendo medio rostro para disimular su amplia sonrisa, lo estaba haciendo a propósito pues si su intuición era correcta y el humano aquel era uno de esos profesionales que amaba su arte quizá y provocándole un poco podría sacarle unas cuantas enseñanzas involuntarias, Artemis era un experto en sacar provecho de situaciones como esa y la propia soberbia de los humanos era su principal carta de triunfo.

- Después de todo solo soy un zorro y dudo mucho que exista un humano lo bastante bueno como para enseñarme a bailar de forma decente, se imagina?. Uno cuyo talento sea tan apantallante que incluso pueda hacer que un zorro sin chiste se mueva como un profesional, daría mucho de qué hablar sin duda, sería un verdadero milagro. Después de todo se supone que los zorros no bailan.

Un golpe directo a la par que daba un pequeño giro para quedar de espaldas al bailarín, los humanos eran criaturas llenas de vanidad y codicia o por lo menos en la mayoría de los casos por lo que mencionar una opción viable para tener fama y fortuna normalmente los hacia más cooperativos. Por otro lado, Artemis no dudaba un segundo en rebajarse a sí mismo al nivel de una bestia, el orgullo era un precio que valía la pena pagar si lograba obtener algo de ello. En este caso, la oportunidad de aprender de un bailarín profesional pues los adiestradores con los que lo llevaron probablemente no podían ni compararse a alguien que ha dedicado toda su vida a perfeccionar su arte…. Con suerte tendría un maestro y no un adiestrador.

- Pero por la forma en la que me mira cada vez que menciona mi nueva rutina puedo intuir que eso es simplemente imposible, una pena en verdad. Habría que ver lo encantado que estaría mi amo con aquel prodigio pero estoy fantaseado demasiado. En fin, debería buscar algunos aros y pelotas para pensar en otra rutina…. Quizá cuerdas y listones?, a mi amo le gustan las cosas muy vistosas

Menciono el zorro casi como si estuviera pensando en voz alta, restándole importancia al asunto pero muy al pendiente de las reacciones contrarias. Ciertamente no había dicho ninguna mentira pues el instruir a la mascota real correctamente era una indudable forma de ganar renombre. Con una lentitud algo notoria el zorro comenzó a encaminarse hacia la puerta, según esto para buscar los “juguetes” con los que haría su nuevo acto, esperando que el humano mordiera en anzuelo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Miér Ago 24, 2016 2:10 am

Arqueó una ceja ante el intento de manipulación. Para alguien acostumbrado a moverse en la corte, las mansiones y las fiestas de los nobles; donde palabras amables destilaban veneno y toda palabra mal dicha o trato realizado sin pensar podía llevar a algo muy comprometedor, el intento del zorro era tan furtivo como una víbora de coral en medio del césped verde recién cortado. Llamativa y contrastante. Muy ladino, pero no lo suficiente.

- Novato - y no se refería solo al baile. Sintió la necesidad de darse la vuelta para irse y golpearle con el cabello en esa carita presuntuosa. Le irritaba bastante y no sabía porque. Bueno, aparte de que fuera un animal ensuciando su arte. Un animal al que no podía patear y pisotear como deseaba. Y cómo lo quería. De hecho, sería un buen tapete, con esa piel blanca. Estrechó los ojos con interés al rabo y orejas felpuditas. Un buen abrigo, elegante. Una pena que no pudiera salirse con la suya. Suzuki era lo bastante listo para saber no patear la mascota real. Pero eso no significaba que tuvieran que llevarse bien o consentir los caprichos y fingir que le engañaba. En especial una treta como aquella, que le ofendía muchisimo.

De hecho, se sentía sonrojar de indignación con la sola idea de él enseñando un subhumano. Como si fuera un entrenador de bestias.

Ya era bastante malo que el animal considerara jugar con una pelota y balancear platos como algo místico e intenso. Se pasó los dedos por el entrecejo, alisandolo para evitar el ceño fruncido que quería quedarse ahí. No, malo Suzu, malo.

- Esoy seguro de que si le preguntas a tu amo podrá conseguir un entrenador de bestias.. ejemp, quiero decir, un entrenador de laguz para enseñarte un baile nuevo… uno que no requiera improvisaciones de tu parte- no se molestó en cubrir su sonrisa ladeada. ¿Qué iba a hacer? ¿ir con el cuento al príncipe? Suzuki era igual de capaz de hacer girar una historia dramática sobre cierto jarrón roto y sus intentos de evitarlo. Era muy buen mentiroso y los ojos de corderito se le daban estupéndamente.

- Ustedes los laguz son tan… impredecibles, se distraen tan fácilmente. Es como intentar enseñar a infantes que han consumido demasiada azucar antes de dormir -señaló descaradamente hacia el jarrón destrozado. Si, ahí estaba la muy clara evidencia de la falta de coordinación y control del laguz. Le daba pavor pensar que igual de fácil podría descontrolarse y darle un zarpazo o una mordida.

Animales. Necesitaban un bozal y una correa todos ellos.

Y… ahí estaba el pequeño detalle de quedar bien con el príncipe. Su ceja tembló ante el cebo tan pero tan obvio y tan dolorosamente tentador. Un tirón en su pecho y su vientre ante la idea de ver al príncipe encantado y aplaudiendo mientras le explicaba el esfuerzo requerido para enseñar a ese animal mimado un paso o dos. Podía sentir el dolor de cabeza surgir. Apretó los labios para no rendirse, si claudicar mordería más de lo que podía masticar. Sería un desastre. No tenía paciencia o dedicación de un tutor, era un artista, no un maestro.

- Yo... no tengo la dedicación de un maestro -
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Miér Ago 24, 2016 4:26 am

Artemis se detuvo en seco sacudiendo sus largas orejas ante la primera palabra que pronuncio el humano… si, aun si la hubiese susurrado aquellas largas y peludas orejas sobre su cabeza cumplían una función mucho más importante que solo meros adornos, sus sentidos eran tan agudos como los de una bestia, mal que le pesara a ambos.

- Vaya, vaya… así que lo has visto venir tan fácilmente. No sé si admirar tu perspicacia o sentirme horrorizado al imaginarme como la has adquirido…. No es común que los humanos tengan la guardia tan alta aun enfrente de una “mascota”.

Comento girándose para quedar nuevamente de frente con el artista sin perder la sonrisa cordial en los labios pero con la mirada ligeramente más afilada pues comenzaba a tomarse las cosas más enserio… ese humano de verdad que llamaba su atención y aun que sabía de sobra que al pobre probablemente estuviese a punto de reventarle el hígado por tanta ira contenida estaba seguro que esa era quizá la única oportunidad que tendría para aprender de alguien que sabía, de entender un poco más a los humanos y sus costumbres…. De entender lo que ellos consideraban como una de las artes más bellas en su cultura.

- No vale la pena pues que me vaya con rodeos entonces…. Tu tampoco eres muy discreto, sabes?. Incluso si te mirase desde el otro lado del castillo podría notar lo mucho que deseas darme una buena tunda. Seguro te molesta que sea una “bestia” la que se vaya a estar llevando las miradas en las celebraciones y razones no te faltan, porque aun si solo me limito a menear a cola y a sentarme con una orden de mi amo tendré la ovación del publico…. Porque soy una bestia obediente, porque es mi trabajo hacerles ver que tienen poder sobre algo que todos consideran peligroso y eso a los tuyos les encanta. Al igual que tu hay otros humanos, quizá hasta más talentosos que se retuercen de hambre en los callejones porque, admítelo…. Hay quizá millones de bailarines humanos pero puedo contarte con los dedos de una mano la cantidad de laguz que estén dispuestos a darte “la patita” cuando se los ordenen o que estén dispuestos a hacer un montón de meneos ridículos cuando les ordenan “bailar”.

Artemis se decidió entonces por ser totalmente sincero, sin etiqueta innecesaria, sin palabras pomposas o retocadas, sin formalidades fingidamente cordiales… solo las cosas como eran, plantear su problema de forma directa y escueta para hacerle entender lo que pretendía. Ambos tenían un problema o por lo menos así lo miraba el laguz…. Un problema que de trabajar juntos en ello acabaría quizá beneficiando ambas partes.

- Puedo ir con mi amo y pedirle que traiga a un adiestrador para enseñarme “trucos” nuevos pero solo serán eso, “meneos ridículos”. Soy un laguz, no una bestia y por tanto quiero entender eso que ustedes llaman arte y dudo poder comprenderlo si solo se limitan a latiguearme por que use el pie derecho y no el izquierdo sin decirme siquiera porque.

Se cruzó de brazos ladeando ligeramente la cabeza esperando poder estar expresando las cosas correctamente, su larga y peluda cola se meneaba de un lado a otro con un movimiento elegante y rítmico, suave, dejando que la luz de la habitación se reflejara en su pelaje dándole un color casi metálico y pulido gracias a todos los tratamientos y cuidados que recibía diariamente.

- Sobre el jarrón?, ahhh, si…. Te aseguro que siquiera le prestaran mucha atención al asunto. Solo tengo que disculparme apropiadamente con mi amo, dar unos meneos de cola y quizá, solo quizá dormir un par de noches amarrado al patio trasero, nada con lo que no pueda lidiar. Aun así, si lo que realmente te preocupa es que llegue a hacerte algo de un momento a otro debo decir que quizá sobre estime tu don para la observación. -

Comento alzando sus brazos para que el bailarín pudiese fijar la vista en sus manos…. Uñas cortas, perfectamente limada y pintadas, con uno que otro anillo o brazalete de oro adornando su piel ligeramente tostada.

- No soy peligroso, aun si quisiera hacerte daño no puedo arañarte con unas garras que no existen, estoy domesticado y muy bien educado para tratar gentilmente a los humanos a menos que mi amo me ordene lo contrario. Ahora, si lo que te preocupa es que te muerda puedo pedir a uno de los criados que me traiga el bozal que debo usar cuando llegan visitas que se ponen…. Nerviosas teniendo a alguien como yo suelto por el castillo. Lo del jarrón es una pena pero te hago saber que se rompió porque lo golpee sin querer fuera de su estante con la cola, no porque activamente quisiera destruirlo.

Explico finalmente poniendo sus manos en sus caderas volviendo a sonreír de oreja a oreja con las orejas bien alzadas y esa inquieta cola meneándose rítmicamente de forma animada.

- Así que aquí está mi propuesta: Puedes por lo menos intentar enseñarme eso que tu llamas arte y llevarte una buena impresión con mi amo de lograrlo con su respectiva recompensa constante y sonante… o puedes retirarte de la sala y vivir con el hecho de en cada fiesta, en cada celebración donde mi amo me pidan bailar me estarán ovacionando por un montón de meneos sin ton ni son que me enseñaron unos pseudo artistas que se hacen llamar “adiestradores”. No estaré contento y seguro que tú tampoco pero tendremos que soportarlo. Entonces, que dices?

Finalizo esperando esta ver ser lo bastante persuasivo aunque no insistiría una tercera vez, había puesto todas sus cartas sobre la mesa y si eso no lo convencía probablemente nada lo haría.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Jue Ago 25, 2016 6:19 am

Encontraba muy mortificante no poder mantener su expresión neutra enfrente de ese zorro. Las palabras de sorpresa ¿o era admiración acaso?¿horror? como fuera, la forma en que se expresó le hizo arder las mejillas de vergüenza, pese a que no tenía nada de qué avergonzarse enfrente del subhumano.  

No era extraño para alguien como él prestar atención a esos detalles; no solo como noble, que aprendía a no subestimar ni a un sirviente rencoroso que pudiera llevar mala palabra de algo que escuchara en un descuido… oh no, aparte de eso, gran parte de sus tareas como dancer, además de dar un buen espectáculo y verse bonito, consistía en analizar el estado de ánimo de un lugar, entretener y distraer, ser encantador y hacer feliz a sus espectadores y acompañantes. Su tarea era relajar o animar, dependiendo de lo que fuera necesario. Y para eso era importante saber VER, realmente ver.

Incluso a esos pulgosos. Su ceja tembló un poco.

- Vaya vaya, alguien tiene una muy alta y distorsionada idea de si mismo. Tal vez aquí en estas tierras seas una rareza… mascota, pero te aseguro que he visto bastantes de tu tipo en los puertos, en cajas, esperando ser embarcados como bestias de exportación - sonrió con falsa dulzura. - Y si hay menos por aquí es porque les tienen más aprecio como tapetes~ he escuchado que hacen una bonita estola - y había visto también. Suzuki podía ser muy rencoroso. Doble cuando estaba un animal desdeñando su trabajo. Triple cuando le ponían incómodo. Era una cosita viciosa cuando se ponía a la defensiva. Y con Artemis lo había estado desde el inicio.

- Y dado que no eres muy capaz de… bailar algo improvisado o armónico - el sarcasmo en la palabra bailar casi era visible. - encuentro dudosa tu capacidad para calificar mi grado de dedicación o habilidad en mi arte en comparación con otros, especialmente porque no me has visto bailar - y Suzuki se sabía una rareza exquisita en la pista de baile.

Iba a desmayarse luego de escuchar tanta palabrería aparentemente lógica salir del hocico de ese laguz. ¿uñas limadas? como si eso pudiera tranquilizarlo. Se encogió visiblemente al verle extender las zarpas. Sabía que esos animales eran más fuertes de lo que parecían y por más domesticados que parecieran no dejaban de ser criaturas salvajes, aptos para estar tras una reja o atados con una correa firme. No para andar por ahí sueltos con la gente decente.

Quería negarse por pura terquedad. No sería el primer ni el último laguz que anduviera por ahí dando brinquitos y meneos absurdos y llamándolo baile. Era una tontería. Y detestaría igual que le ovacionaran por imitar un paso más grácil de los suyos. Lo odiaría aun más de lo que le odiaba solo por existir ahí, llamando la atención del príncipe.

Estoy… celoso .

La idea era igual de ridícula que todo lo demás. Y era la única explicación. Estaba celoso de una mascota. El color subió a su cara por lo humillante que era.

- Esto es…  - absurdo, ridículo. No tenía la paciencia para enseñar a un laguz.  - Al menos un intento más decente que el primero de convencerme - le engatusaba mejor. El zorro podía mostrar interés en el arte, pero ¿qué tanto duraría ese interés en realidad?

- Lo consideraré… Si crees poder mantenerte doméstico por la duración de la clase... -
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Jue Ago 25, 2016 1:29 pm

Artemis no pareció inmutarse ante el comentario ajeno, casi como si estuviese muy acostumbrado a escuchar sobre las atrocidades que los suyos sufrían a causa de los humanos. Desgraciadamente para el zorro él no había nacido bajo una buena estrella como aparentaba si no que había sido testigo en primera fila sobre las torturas que sufrían los laguz esclavos y el mismo en su tiempo llego a pasarla igualmente mal hasta llegar a manos del joven príncipe.

- Mhhhh…. Tienes razón en que somos más populares como estolas, tapetes y abrigos pero eso es más que nada porque la mayoría de los laguz prefieren ser, literalmente, despellejados vivos a ser entrenados. No es mi caso, prefiero mil veces obedecer lo que se me ordena a que me separen la piel del musculo con un cuchillo caliente y me dejen desangrándome en el rincón de una sucia habitación junto con otros desperdicios. Ahora, considerando que he visto desde muy joven dicho proceso varias veces al día diría que tu comentario fue por demás insensible pero descuida, difícilmente podría tomar algo de tan mal gusto como una ofensa premeditadamente malintencionada.

Quizá si fuese otro laguz se le había tirado a la garganta con intenciones asesinas por el solo hecho de mencionar algo tan terrible como el hecho de que sus amigos, familiares o simples compañeros de la misma raza fuesen convertidos en accesorios para los humanos…. Pero Artemis no era un laguz convencional para bien o para mal y entendía que los humanos eran crueles e insensibles por naturaleza. Quizá por eso es que se sentía tan atraído por el joven soberano de cabellos azules quien destilaba compasión y una generosidad que no estaba acorde a su edad o al entorno en que vivía.

- Ummm… te he ofendido?, lo siento. No pretendía poner en duda tus capacidades y menos aun cuando no te he visto desempeñar tus habilidades tal como has dicho y por eso fue que no lo afirme si no que más bien emplee la palabra “quizá”. De todas formas, debes tener algo especial si es que estas aquí en el castillo de mi amo y es por ello que llamas mi atención, estoy seguro que cualquier cosa que aprenda de ti, por pequeña o minúscula que sea, valdrá la pena.

Le dedico nuevamente una amplia sonrisa, al parecer sin hostilidad alguna mostrando su puro y llano interés en lo que era una verdadera danza. En sus viajes había visto muchos bailarines pero estos nunca lo dejaban acercarse por las mismas razones que pobre frente suyo se encogió sobre sí mismo al mostrarle sus manos…. Pobres criaturas eran los humanos, tan frágiles pero tan fuertes al mismo tiempo, intrigante, encantador.

- Claro, por supuesto!!!. Si accedes a enseñarme prometo portarme bien y hacer todo lo que me digas, siempre y cuando no atente contra mi amo claro está. Seré obediente y tan doméstico como tú quieras, siempre he querido entender esto de bailar como lo hacen ustedes.

Los ojos celestes del laguz se iluminaron ante la idea de poder aprender más sobre los humanos, de poder entenderlos y así saber cómo llegar a ellos y hacerse escuchar. Le agradaba cuando ellos le perdían el miedo y podían convivir pese a las diferencias de raza. Su cola delatora se meneo aun con más energía que antes y sus largas orejas se echaron hacia atrás de forma sumisa.

- Por dónde comenzamos?, que debo hacer primero?

Pregunto sin poder evitar emocionarse un poco. Quizá aquel no era un humano con el que normalmente querría interactuar mucho pero dado que no había muchos bailarines amantes de los laguz no podía ponerse exigente, prestaría atención y con algo de suerte sacaría algo de provecho.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Mar Sep 27, 2016 5:39 am

La descripción era grotesca y se contuvo de hacer un gesto feo con la boca. No mostrar su disgusto era un truco básico de la corte, pero era difícil con un tema tan crudo como aquel. Pero de nuevo ¿qué se podía esperar de un animal?. Desvió la mirada recatadamente hacia los adornos de los muros, para alejar su mente de pensamientos desagradables.

- Si bueno, nunca dije que la inteligencia proliferara quienes usan tales pieles - muy símbolo de estatus podrían ser, pero era asqueroso pensar en traer el pellejo de alguien puesto. Al menos como tapete tendría cierta ironía deliciosa, pero ahora que el zorro hablaba de algo así con tal descaro no podía dejar de sentirse un poco incómodo. Solo ligeramente. Tampoco era un monstruo.

Y el zorro era considerado y educado cuando le convenía. O cuando menos sabía fingirlo lo suficiente para que Suzu pudiera pasar por alto su grosería. Podía detectar cierto sarcasmo en sus palabras, pero era una bestia y no esperaba más. Resistió el impulso de dar media vuelta y golpearle con su cabello en un gesto despectivo; no sería educado. De todos modos, el zorro casi le hacía sentir lástima por él. Y casi se sentía culpable.

- Eres una criatura extraña, pero supongo que no tengo otra cosa que hacer con mi tiempo libre. Mis tiempos de ensayo no forman parte de él y una actividad… constructiva podría ser beneficioso para ambos. Y para el querido príncipe por supuesto - Eso era lo más importante. E incluso debería considerar el quedar bien con el bicho para quedar bien con el dueño de dicho animal. Claro, si Suzu fuera un ser humano más empático y menos egoísta podría intentar el ser amable con el subhumano. Sin embargo, aun no ganaba cariño hacia tales criaturas. Y ni vivir de invitado en el palacio de un príncipe con curioso apego por tales bestias le haría cambiar de opinión así como así. Se le dificultaba pensar en tocarles, o hablarles como si fueran buenos perros. Oh no, Suzu tenía sus principios e ideas muy bien puestas, y tales cosas era difícil que salieran de alguien tan orgulloso como él.

- Tomaré tu palabra en esto, a la primera queja se acabó, no clases, no lloriqueos, no nada - apoyó una mano en la cadera y observó críticamente a su supuesto aprendiz. Al menos estaba dispuesto. Le recordó un poquito a Judal, en pálido y muy bestia, pero en fin, igual de ansioso. Suspiró al temer en donde se andaba metiendo con aquel zorro. Los zorros eran engañosos, no debía confiarse.

- Pero bueno, necesitarás espacio y empezarás con ejercicios básicos, nada de flips, ni infinitos de cadera para tí hasta que controles tus extremidades - señaló hacia el rabo. - Dado que el “accidente” con el jarrón fue provocado por esa cosa, y dudo que quieras cortarla, deberás ejercitarla para que seas plenamente consciente de dónde está en cada momento - frunció el ceño con severidad a la extremidad.

- Podrías intentar atarla pero se vería torpe y ningún bailarín, incluso un aprendiz, debe verse torpe- le hizo un gesto con una mano para que caminara más al centro de la pista. - Vamos vamos, quiero ver ese rabo de derecha a izquierda, al ritmo, una y dos, uno y dos, repite diez veces - esperó a que comenzara. - Los brazos abiertos, por encima del pecho, sin sobrepasar los hombros, los vas a ignorar por ahora o perderás el ritmo. Primero te concentraras en la parte de abajo de tu cuerpo, imita esto, vas a incorporar al menos un movimiento de cadera, hasta que te sea natural, movimiento solar de cadera, con fuerza hacia la derecha, el rabo al mismo lado, luego a la izquierda, igual. Solo es una sacudida, un ligero flip y hacia arriba, repite - era un movimiento básico y sencillo, una sacudida de la cadera hacia un lado con un empujón de cadera hacia arriba.

- Ahora un movimiento lunar, mas redondeado, girando las caderas hacia atrás en media gota, siempre suave, el rabo en dirección contraria, arrastrado por la corriente, o rompes el ritmo, alterna, diez solares, diez lunares, izquierda a derecha, los lunares siempre hacia atrás y luego hacia adelante ¿conoces los infinitos? no los pruebes aun, es solo una pregunta... un ocho de caderas - aclaró, solo por si los términos no eran los mismos.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Mar Sep 27, 2016 9:51 am

De alguna manera la reacción evasiva del bailarín para con su comentario le resultaron ligeramente esperanzadores, lo disimulo bastante bien pero logro captar, aun así, un ligero atisbo de desagrado hacia la idea de las pieles de laguz como accesorios que al zorro le pareció mas que grata. Ese era precisamente el punto de soltar una verdad tan cruda y brutal; saber con quién estaba tratando y al final resultaba que el chico no era tan malo.

Avanzo hacia él cuando este le comenzó a dar indicaciones para quedar en el centro del salón con las orejas alzadas y atentas y su inquieta cola con su típico movimiento de vaivén enérgico que reflejaba lo feliz que se sentía. El zorro no pudo evitar girarse un poco sobre sí mismo para mirar el mismo aquella extremidad esponjada y tan poco disciplinada cayendo en cuenta de que hasta ahora nunca había ejercido ningún control sobre ella, si acaso era lo que usaban para castigarlo en ocasiones pues aquella área era muy sensible al igual que sus orejas.

- Uno, dos, uno, dos... u-uno.... dos.... uno, dos -

Fue mas difícil de lo que pensó en un principio pues aun que toda su vida había meneado la cola hasta ese día nunca trato de hacerlo consciente de ello. Por ello en ocasiones aquella inquieta exterminad se movía a destiempo o al lado contrario del que pretendía hacerlo pero al cabo de un par de intentos Artemis logro que aquella esponjada cola plateada siguiera el compas del uno y el dos. No era para culparse, el zorro no tenía idea de que era el ritmo en si pues hasta ahora solo le habían enseñado a moverse en un patrón determinado y tampoco se molestaron en enseñarle terminología alguna. Aun así prestaba muchísima atención a lo que el humano frente suyo le estaba indicando y obedecía sin rechistar lo que le decían. Punto a favor, su tiempo de esclavitud lo habían vuelto una criatura sumamente disciplinada y su condición física era más que excelente.

Los ojos azules del zorro se fijaron atentos en cada uno de los ejemplos y no necesitaba más de uno para entenderlos a la primera aun que fallaba ligeramente, aun, en eso de mover su cola para el lugar correcto en el tiempo adecuado pues era la única parte de su cuerpo que no tenia entrenada apropiadamente. Conforme las clases avanzaban lejos de verse cansado la sonrisa en el rostro del laguz parecía enchancharse mas pues aquello resultaba incluso más divertido que solo dar vueltas por el lugar como borrego recién nacido por el salón de baile y definitivamente más divertido que solo imitar rígidos movimientos de una rutina ensayada de memoria, llego a agarrarle gustillo incluso al simple "uno y dos".

- Bien, lunar el rabo al lado contrario... mhhhh... uno, dos, uno dos..... listo. -

Su cuerpo se movía correctamente pero la cola mostraba sus ratos de rebeldía mientras se acostumbraba al movimiento rítmico y a los cambios que debía realizar en los nuevos pasos. Aun así, el zorro se movía con suavidad y soltura, con aquella elegancia característica con la que fue criado desde joven acompañado del entusiasmo de aprender algo nuevo... ya después tendría que ver una forma de recompensar al bailarín por aquello.

- Entonces esto es flip, esto lunar y esto solar. Izquierda a derecha, uno y dos ~♪ -

Al tercer o cuarto intento ya estaba haciéndolo correctamente, intentando entender la dinámica de cada movimiento, aprendiendo lo mas que podía de ello. En parte le agradaba que para empezar, esta, su primera clase de danza no fuese dolorosa y le diera tiempo de asimilarla mejor, de sentir cada paso o movimiento en lugar de preocuparse por cuanto le dolía equivocarse.

- Señor Suzuki, bailar es realmente genial!!!, ya veo por qué a ustedes los humanos les gusta tanto. Lo hago bien?, permítame repetirlo una vez más para ver si lo entendí correctamente por favor. -

Artemis era casi como un niño pequeño que descubre algo nuevo, lleno de entusiasmo y desbordando energía con la cual parecía que podría darle la vuelta al reino entero si se ponía a correr todo el día, su mirada era brillante e ilusionada y su sonrisa era amplia y sincera.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Sáb Oct 15, 2016 7:00 am

Si, no era una bestia desalmada, solo un hombre mezquino y egoísta.  Vaya suerte. Pero bueno, Suzuki no ganaría un concurso de benevolencia, pero no se dedicaba a ello. En cambio, bailar si se le daba y con mucha naturalidad. Enseñar le era un poco extraño, dado que aún no se consideraba en la edad para tomar a un aprendiz, y fuera de Judal que había sido más su compañero de baile, hacía tiempo que no se había dedicado a enseñarle nada a nadie. En especial, nada que fuera tan de principiante. Era irritante estar en algo tan básico, pero mejor que aprendiera a controlar sus miembros, serían días y horas de los mismos ejercicios repetitivos. Estaba casi seguro de que el laguz se rendiría antes de que hubiera frutos reales de aquellas horas de trabajo, pero si persistía podría notar como sus movimientos serían más controlados y elegantes.

Tal vez incluso las bestias podían aprender a apreciar la danza. Las aves hacían algo similar ¿Por qué no los mamíferos de cuatro patas? en su forma humana debía ser lo suficientemente parecido a una persona como para restringir sus instintos salvajes y evitar dar de brincos descontrolados.

- Puedes repetirlo las veces que quieras, para aprender hay que repetir y experimentar con las secuencias, alterna, varía pero no salgas de esos ejercicios.  Enseñarán disciplina a tus extremidades - Al menos el zorro no era un incompetente. Suspiró de alivio. No tendría que explicar a su alteza que había perdido la paciencia con su mascota y mutilado o algo así al animal. Tomaba muy en serio las ofensas hacia el arte de la danza. Era personal. Se contuvo para no sonreír ante la aparente emoción del zorro.

- Sigue, no estas tan mal para un laguz. Aunque claro, esos son movimientos básicos - le miró con dureza. - Y no, no te enseñaré más que eso hasta que seas capaz de hacerlos con total fluidez al ritmo de una canción, eso sería lo siguiente a enseñarte, a seguir ritmos - aplaudió un par de veces, se detuvo, luego aplaudió otras dos. - Algo así como el uno, dos. Los… podría decirse los golpes en la música marcan el ritmo, un bailarín experto juega con las melodías de más de un instrumento musical, pero mientras aprendes tendrás que aferrarte a los de percusión… tambores, incluso panderetas marcan un ritmo más claro que un arpa o algo más delicado -agitó una mano despectivamente al mencionar los instrumentos.

- ¿Sabes de música? - aquello sería un dolor de cabeza, podía presentirlo. Aprender baile no era solo mover el cuerpo, había más involucrado y su nivel de perfeccionismo comenzaba a molestarle por esos detalles.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Sáb Oct 15, 2016 9:04 am

Artemis repetía aquellos movimientos que le había enseñado y, al tener buena memoria no le suponía ningún problema recordaros comenzando a comprender poco a poco de que iba la cosa. Tenía que estar al pendiente de donde estaba cada cosa, en especial su cola en la cual aun no tenia control completo pero con la practica estaba seguro que le pillaría el truco.

- Ritmo? -

Las largas y puntiagudas orejas del zorro se sacudieron con cada aplauso que dio el humano pues al ser su sentido auditivo muy sensible ruidos como ese solían ponerlo en alerta y atento, más que nada porque el sonido de un aplauso solitario le recordaba al de los látigos.

- Así que eso es el ritmo.... Um.... si, cuando era un cachorro una de las primeras cosas que me enseñaron fue a golpear una pandereta después de hacer movimientos específicos. Era algo simple, si mal no recuerdo "Paso adelante, golpe, giro, golpe, mano arriba cadera hacia la derecha, golpe, media vuelta, sonrisa y golpe, Pandereta arriba agita, giro y golpe". Algo así. -

Artemis le mostro la primera "danza" que le habían enseñado y tomando en cuenta que aquello lo hacía antes un Artemis mucho más pequeño y mono podría pasar como un truco aceptable a los ojos humanos. Sin embargo la pandereta no marcaba ningún tiempo per se, si no que más bien era un adorno para una serie de movimientos aprendidos de memoria... era fluido pero imposible sacarlo de lo que era. No había alma en ello, situación comparable al de una bailarina de madera que se limita a girar en su sitio independientemente si la melodía de la caja musical suena o no.... en pocas palabras lo único que lo hacía atractivo era la novedad de que era un zorro "bonito" el que hacia la gracia.

- Pero supongo que no te refieres a eso cuando hablas de seguir el ritmo, cierto?. Con solo haber aprendido los movimientos básicos ya puedo ver lo sosa que es esa rutina. -

El zorro se disgusto consigo mismo por haberse conformado tanto tiempo con ello aun no era como si hubiese tenido muchas opciones en el pasado para mejorar lo que ya sabía.... solo bajo el resguardo del joven soberano era que Artemis tenia por fin la posibilidad de probar y experimentar cosas nuevas y, de paso, disfrutarlas.

- Entonces, si bien entiendo los golpes son el sustituto del uno y el dos, no?. Un golpe es rabo hacia la derecha y otro hacia la izquierda si mal no entiendo... -

Con curiosidad como predominante el zorro comenzó a aplaudir un par de veces mientras meneaba la cola al compas de aquello, repitiendo el primer ejercicio que le había enseñado el bailarín humano y comprobando que efectivamente funcionaba.

- Entonces para eso sirve la música.... y pensar que llevo haciendo esto sin saberlo todo este tiempo. -

El zorro ya se estaba acostumbrando a los movimientos básicos por lo que los hacía con cada vez más fluidez sin para un momento de practicar pues mal que bien el zorro tenía mucha energía y al estar acostumbrado a entrenamientos extenuantes esto era básicamente pan comido para él. Su cuerpo igualmente tenia la elasticidad y destreza necesaria por lo que tampoco necesitaba ponerse en forma... tenía el cuerpo de un artista entrenado pero no la capacidad de sacar a lucir su potencial por mero desconocimiento.

- Pero la música que he escuchado tiene muchos golpes distintos, como haces para saber qué movimiento hacer, que va antes o después? -

Tenia curiosidad sobre eso, había tantas dudas que tenia respecto al baile pero adivinaba que si agobiaba a su maestro provisional con ellas se terminaría hartando de él y no le enseñaría nada mas así que se limitaba a preguntar lo más importante y a callar momentos después para escuchar mas sus indicaciones. Su progreso era bueno aun que aun muy lejos de ser perfecto o de un nivel profesional pero al menos aprendía rápido y no le faltaba entusiasmo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Sáb Oct 15, 2016 9:30 pm

Observó con ojo crítico cada movimiento del zorro. Era algo sencillo y plano, un insulto al arte de la danza, como hacer girar sin alma a un ser sin conciencia. Era casi cruel y no pudo evitar un respingo. Nunca le habían gustado esos espectáculos de bestias obligadas a dar giros y saltos sobre alguna pelota, sin saber siquiera lo que hacían, solo que era hacerlo o recibir el látigo. Reprobable. Se llevó una mano al entrecejo para alisar la piel fruncida de ahí por el disgusto. Mejor ver las partes buenas de todo aquello.

- Es alguna clase de ritmo.. uno simple y con elementos sobrantes, pero ritmo - había melodías con solo tres notas después de todo, en algunos sitios la música era muy simple, terrible para un bailarín que ansiaba las disonancias y los repuntes armonizando con la música, pero música al fin de cuentas.

- El ritmo marca la música, un bailarín no baila sin música así esté solo en tú cabeza- aunque algunos más hábiles, como él mismo, eran capaces de crear la melodía con su propio baile y cada movimiento de piernas, manos o caderas. - Por fortuna para aprender pasos sencillos no necesitas aún una canción compleja, pero más adelante… supongo que tendremos que obtener uno para que practiques, de preferencia con pandereta y flauta o algún similar - explicó. El zorro era curiosamente perspicaz, y repitió el ejercicio añadiendo las palmadas. Bueno, eso arreglaba el asunto de enseñarle algo que hacer con las manos. Sus movimientos habituales eran muy complejos para añadirlos al baile del laguz sin explicarle todas las complejidades de sus significados.

Y se negaba a dejar que hiciera una profanación de sus gestos.

- Así es, el ritmo es lo que marca los movimientos de tu cuerpo, cuanto más veloz es un ritmo, más veloces tus movimientos, siempre ajustándose para seguirlo. E incluso un movimiento puede repetirse si la música se siente adecuada, ahí entran los distintos golpes - no tenía una forma de explicar aquello. - Solo… sigue practicando y en un momento te enseño repuntes de movimientos - agitó una mano en su dirección para mandarle a hacer. Mientras, buscó en la bolsita que solía llevar atada a su cintura. Tenía varios brazaletes llenos de pequeñas laminitas plateadas colgantes, así como un cinturón grueso a juego con la mayoría de sus trajes, era un bailarín experto pero eso no significaba que no tuviera uno que otro aditamento favorito, y si podía lo usaba en todo. Normalmente no caminaba por ahí con todos sus aditamentos puestos, pero si los llevaba con él. Uno nunca sabía.

- Muy bien, te he enseñado dos tipos de movimientos, los circulares y amplios, y los cortos - comenzó a explicarse, repitiendo los movimientos ahora con las musicales moneditas siguiendo y marcando el ritmo. Era más claro con algo de sonido. - Una canción o melodía puede tener más de dos instrumentos con repuntes, pero hasta que aprendas todos los movimientos, vas a ignorar todos esos, y te centraras en la melodía principal y un instrumento - alzó una mano para remarcar la importancia de eso. - Uno, ya sea pandereta o tambores, solo uno y de preferencia el que marque el ritmo de la melodía principal, no los acompañantes. Usarás movimientos de sol para marcar el ritmo, cortos y firmes, como las palmadas. Los movimientos de luna van entre sol y sol si cambias de derecha a izquierda, como la noche y el día- aquello era realmente raro de explicar a alguien que no sabía música, pero tendrían que arreglárselas.

Movió las caderas de un lado a otro, con un empuje hacia arriba que trabajaba vientre, cintura y cadera con un sonido firme, derecha, izquierda, dos derechas, una izquierda, dos derechas, izquierda, dos derechas. Entre cada uno se veía el movimiento luna que realizaba para llegar al movimiento sol del lado contrario, circular hacia atrás o hacia adelante. Cada sacudida marcando un ritmo. Era sencillo, pero sencillo era lo que necesitaban ahora.

Y Suzuki, concentrado en enseñar, había olvidado que su estudiante era un laguz y que hacía unos minutos no quería mas que retorcer esas impertinentes orejas.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Miér Oct 19, 2016 9:22 am

El zorro miraba atentamente a su instructor mientras que analizaba todo lo que este le decía respecto a la música y el ritmo comparándola con sus recuerdos de cuando veía a los bailarines moverse en los circos o los teatros cuando la música comenzaba a sonar.... por supuesto en aquellas épocas no podría haberlos apreciado mucho o entender todo lo que había detrás pues normalmente lo tenían amarrado tras bambalinas en espera de sacarlo en el acto siguiente o dentro de pequeñas jaulas casi totalmente cubiertas con telas para mantenerlo escondido a ojos del público hasta que fuera el momento correcto.

Las grandes orejas del zorro se menearon ligeramente de forma curiosa al oír el repiqueteo de las monedas en aquellos adornos que el humano sacaba de un bolso.... le recordaba a los cascabeles de oro que a veces le ponía su antigua dueña en el cuerpo en uno de los tantos disfraces y vestimentas que actualmente, quizá, ya eran solo cenizas perdidas en el desierto de Plegia pero ahora que veía con atención a Suzuki le quedaba mucho más claro el por qué su "ropa de baile" traía muchos adornos de ese tipo.

- Entonces.... luna va entre dos soles.... Tarde, noche y mañana, uno, dos y tres. El sol se convierte en luna y la luna se volverá sol como sucede todo los días.... El sol son movimientos pequeños y cortos, la luna un movimiento más largo que termina en otro sol. -

Artemis cerró los ojos un momento intentando visualizar lo que el humano trataba de explicarle. Sus orejas se centraban totalmente en el bello tintineo de los adornos en la ropa contraria y sin saber cómo simplemente se dejo llevar por la explicación que le habían dado, comenzando despacio mas poco a poco captando el ritmo que Suzuki le marcaba. Derecha, izquierda, dos a la derecha y una izquierda, repitiéndose de forma armoniosa.

El sol y la una, el uno y el dos se parecían mucho a la dualidad con la que Artemis vivía su día a día, como lo dulce y lo amargo, como estirar y soltar, como un juego, como la vida misma. Sin saber cómo Artemis ya se había dejado llevar y se movía de forma fluida alternando los pasos simples que había aprendido momento antes, aplaudiendo de vez en vez para asegurarse de que no había perdido el ritmo.... incluso su cola, antes rebelde se meneaba con soltura al compas de una música imaginaria que solo sonaba quizá en la cabeza de ambos bailarines.

- Esto es bailar.... de verdad?. Es como si me moviese muy alto por el cielo, por encima de las nubes mientras se divisan los astros a lo lejos cuando cae el crepúsculo.... es casi mágico -

Era más que solo divertido, la sensación era única, inigualable.... mas para su desgracia el emocionarse tanto con aquello le hiso dar un pequeño traspié en el momento en que perdió la noción si debía dar un movimiento de sol o de luna lo cual ocasiono que el zorro diera un desliz con su cola casi espectacular para acabar en el suelo haciendo sonar un grotesco golpe seco, aun que lo de verdad importante no fue la caída si no más bien el hecho de que al dar mal ese giro su tobillo derecho resintió el mal impulso.

- Nghhh..... -

Artemis sacudió la cabeza ligeramente aturdido comenzando a levantarse lentamente, mas en el momento en que alzo la mirada hacia el humano volvió a sonreír como si nada meneando la cola contento.

- Lo siento fui bastante torpe al equivocarme en algo tan fácil. No importa!!!, volveré a intentarlo de nuevo y esta vez saldrá bien!!!! -

Comento alegremente mientras se ponía de pie como si nada dispuesto a continuar aun que su tobillo se notaba algo inflamado. En realidad le dolía, no había forma de que no lo sintiera pero por peores dolores había pasado en los entrenamientos por lo que no pensaba renunciar a seguir aprendiendo por, según el, tan poca cosa.... por otra parte tenía muy presente la advertencia que Suzuki le hiso antes de aceptar enseñarle "a la primera queja se acabó, no clases, no lloriqueos, no nada"
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Miér Oct 19, 2016 10:07 pm

Asintió distraídamente, aceptando sus palabras y alentando un poco al alumno. Que extraño asunto era que estuviera Suzuki enseñando a un semihumano tales cosas. Y qué extraño era que sus palabras le recordaron bastante a su infancia cuando exploraba en sus clases de arte por primera vez la danza.

¡Suficiente! . Apartó el pensamiento escurridizo con una sacudida de cabeza y volvió a centrarse en su clase improvisada. Solo un alumno, pero era suficiente, un buen maestro rara vez tenía más de dos, siempre trabajando bajo el esquema del aprendizaje.

- La meta de un bailarín es que tus movimientos sean el ritmo, así que deberás aprender la mayor cantidad de canciones posibles, no puedes romper el ritmo con tu cuerpo - siguió y siguió, enseñar era más entretenido de lo que había esperado en un inicio. Aun cuando se trataba de un laguz, había cierta sensación de logro cuando un estudiante comenzaba a dar sus primeros pasos torpes en la improvisación. Lo dejó hacer, que experimentara un poco con los movimientos como todo jovencito al que acaban de enseñar algo nuevo.

No esperaba que cayera, dado que sus pies debían estar plantados en el suelo. Pero dado que los zorros eran conocidos por ser animales inquietos no se sorprendió demasiado. Solo suspiró pero no hizo comentario al respecto.

- Creo que podemos dejarlo por el día de hoy - ignoró su intento de ocultar una lesión. Una caída tan aparatosa podía ser más grave de lo que parecía a primera vista.

- Debes enfriar los músculos, es fácil ignorar un daño por el calor del ejercicio. Nada de practicar hasta dos horas después de tu baño -
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Artemis el Jue Oct 20, 2016 9:09 am

Artemis bajo las orejas y dejo de menear la cola un momento al enterarse de que la clase había terminado de momento, por lo menos hasta después pasado su baño de rutina. La estaba pasando tan bien que el tiempo paso volando a su parecer y no le importaba continuar pese al dolor punzante que sentía en el tobillo.

- Termino tan pronto.... -

Murmuro para sí mismo agachando la mirada ligeramente, mirando las finas sandalias de suela lisa que traía puestas las cuales no eran para nada aptas para actividades como el baile pues sus suelas tenían la horrible propiedad de tener poco agarre en superficies tan pulidas como lo era el piso del salón de baile. No era en el común tropezarse más las ropas y accesorios que traía puestos no eran adecuados en absoluto.

Por supuesto Artemis no tenia forma de saberlo pues siempre se limito a vestir las ropas que le ordenaban ponerse y aun que antaño sí que solían ponerle ropas más adecuadas para dar piruetas en el aire o moverse con soltura el joven soberano de Altea lo vestía con ropas elegantes para andar en el castillo.... ya no era un payaso, ni un adorno, tampoco un esclavo propiamente dicho por lo que el zorro apenas ahora comenzaba a aprender cosas que un hombre libre sabía desde la más tierna infancia.

- Esto.... señor Uzume.... yo... -

Artemis se cubrió levemente el rostro sacando su colorido abanico de pavorreal para ocultar su vergüenza, costumbre igualmente adquirida por su educación pues un buen esclavo nunca muestra más que una amplia sonrisa a su amo y a su público.

- Lamento todo lo que dije hace rato.... bailar es mucho más complicado de lo que parece a simple vista y solo ahora soy capaz de entenderlo. Le he faltado al respeto terriblemente a usted y a su profesión así que le ofrezco mi más sincera disculpa. -

Sin reparos el zorro se inclino frente al bailarín mostrándole un profundo respeto.... no era ciertamente el tipo de humano al cual solía acercarse pero en ese breve periodo de tiempo había comprobado que, en el fondo, quizá y no era tan mala persona. Aun así le había enseñado una rutina básica sin tener obligación y lo había hecho bien así que lo menos que merecía era su gratitud.

- Si hay algo que pueda hacer por usted solo tiene que pedirlo señor Uzume. Por supuesto tendrá una generosa paga por mi parte y hablare simpatías de usted a mi amo pero si fuera de eso necesita cualquier otra cosa no dude en hacérmela saber. -

Le sonrió ampliamente de nuevo guardando su abanico mientras su inquieta cola regresaba a su enérgico pero elegante vaivén. El titulo de "mascota" quizá no era muy glamuroso pero al final era útil en varias situaciones, de igual manera el zorro sabia ser agradecido y sin el muro de rechazo que sintió hacia su persona en un principio podía decir que ese humano hasta le agradaba y todo.
Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Ninetail Kitsune

Cargo :
Mascota real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Beaststone [2]
Beaststone [3]
Concoction [1]
Tónico de res. [1]
Vulnerary [4]
Beaststone [3]

Support :
Under
Seimei
Marth
Sera

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2577


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Suzuki Uzume el Sáb Oct 22, 2016 2:38 am

- Bueno… dicen que cuando el estudiante está listo el maestro aparece, supongo que a la inversa también es aplicable en este caso- Se resistió a dar un par de palmaditas amables entre las orejas ante la disculpa emotiva y el ofrecimiento. Se veían tentadoramente suavecitas.

Pero a Suzuki no le gustaban los laguz, por más que aquel fuera ahora educado y mucho más agradable de lo que había pensado que podría ser en un inicio. En especial luego del primer encuentro espinoso, ambos muy orgullosos. Claro, conocía a Jafar y se podría decir que se separaron en buenos términos, pero aquel fue un dragón y se conocieron en circunstancias atenuantes. No había comparación y bastante difícil era recordarse no olvidarse que era un laguz. No se rebajaría. Corrección, no iba a rebajarse mucho, porque aún quería estar en el buen lado del príncipe Marth. Y eso significaba...

Que necesitaba que la mascota del príncipe pusiera en buen ver su intento de enseñarle ante su alteza. Y él solito lo estaba ofreciendo. Sin necesidad de sus manipulaciones usuales, sus pestañeos coquetos o sus promesas enrevesadas. Era extrañamente sencillo. Enseñar algo, quedar bien con el zorro y todo sobre ruedas.

Claro estaba que Suzuki había tenido algo que el zorro quería, y ahora que comprobó lo útiles que podían ser sus enseñanzas le convenía estar en buenos términos. Podía trabajar con eso. Ambos se necesitaban a cierto nivel. Era muy orgulloso para inclinar la cabeza de cualquier modo, pero podía inclinar un poco la cintura en un gesto cortés. Se enderezó de inmediato. La clase física había terminado, pero no estaría de más darle unas últimas indicaciones.

- Ejemp, por supuesto que esta solamente fue una clase introductoria, aprendiste razonablemente rápido. El resto dependerá de tu dedicación y del tiempo que podamos brindarle a ellas. Será prioritaria la educación de tu oído musical a la par con los ejercicios que acabas de aprender. Si te es posible escucha atentamente a los músicos con los que te topes… tal vez incluso si le preguntas, el príncipe permita que toque un pequeño grupo algunas canciones populares en el salón, para que puedas aprenderlas y repasar los ritmos, tal como aprendiste, derecha, izquierda, uno y dos; encuentra el ritmo principal de cada canción, siéntelos y recuerdalos, para que te sea posible adaptarte a esos ritmos en la danza- dio sus últimas indicaciones. Todo aquello había sido un reto también para él, más en el lado emocional que físico.

- Pero ahora debes ir a descansar esos músculos, un baño y nada de esfuerzos innecesarios, estiramientos leves si acaso… Y por cierto, mis aprendices me dicen Suzu - no le dió pie a preguntas o a discusiones sobre si era o no su aprendiz. Alzó la barbilla muy orgulloso y se dió vuelta con elegancia para dirigirse a la salida del salón.
Afiliación :
- BEGNION -

Clase :
Dancer

Cargo :
Bailarín

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Dagas de bronce [3]
Vulnerary [2]
Tónico de resistencia [1]
Kunais de bronce [3]
Kunais de acero [4]
.

Support :
Judal

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1769


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los zorros no bailan.... o eso dicen [Social][Priv. Suzuki]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.