Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 12, 2015 10:44 pm

Kilvas siempre había sido un reino independiente y bastante apartado de otras criaturas que no fueran aves teniendo en su momento cercanas relaciones con la realeza de Serenes y un trato formal con los Halcones de Phoenicis, pero nunca habían tenido siquiera trato con los felinos o los reptiles del lugar hasta que la Alianza Laguz les obligó, un tanto por compromiso y otro tanto por conveniencia, a hacer relaciones con Gallia y Goldoa. Sabía muy bien como le veían los demás, aquella desconfianza que generaba cuando él estaba cerca, sabía que para algunos beorcs era mal agüero la presencia de cuervos, para otros un ataque inminente... para los Halcones, seguramente por vivir de primera mano su fama de traicioneros, seguramente no se habrían quedado callados delante de dragones y gatos. Pero esto no era algo que le molestase al rey, tenía dicha fama por algo y la verdad lo prefería así, prefería ser el "malo", la manzana podrida en el canasto, de esta manera al menos tendrían algo a que dirigir toda la culpa cuando algo saliese mal. Fuera de esto, los cuervos realmente estaban a su bola en todo el asunto, sin tener problemas con emergidos en su país, o más bien siendo casi nulo este, su participación en la Alianza no era más que un agregado por descarte por su raza... y claro, sacar provecho de esto no venía mal.

Si bien en su país había un camino marítimo donde pasaban de tanto en tanto barcos, sobretodo mercantes, estaba realmente fascinado con aquel estrecho donde no solo pasaban barcos si no que quedaban atascados. Era cuestión de esperar y saber en que momento atacar para tener a la tripulación cansada de intentos de continuar su viaje o simplemente ocupada o ausente buscando ayuda en tierra cercana. Nunca había tenido tantas presas fáciles, era solo cuestión de estar vigilando aquel lugar para ver acercarse un barco e ir por su grupo para saquear. Pero el camino no era demasiado corto y ya había estar bastante tiempo en el aire, acercándose a la costa de Goldoa pasó como una sombra sobre las formaciones algo rocosas y las áreas verdes, un ave de gran tamaño que no era sencillo de confundir con la fauna autóctona, menos cuando tomaba su forma bípeda para posarse sobre una de las rocas de la costa dejando que el viento peinara hacia atrás su cabello y alas a su espalda. Cruzado de brazos se quedó observando el horizonte notando que el agua era un tanto menos azul y un tono más verde al estar más cerca de la costa. Cerró unos momentos sus ojos pero la presencia de alguien en el lugar le hizo erizar sus plumas perdiendo un tanto la silueta afilada que estas tenían.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Mar Oct 13, 2015 3:58 pm

El estrecho de los náufragos era un lugar bien conocido por los problemas que conllevaba al ser un territorio fronterizo y una ruta náutica para los beorcs. Usualmente había sido una zona vigilada para ofrecer ayuda a sacar los barcos que se encontraban atascados y no podían salir, pero últimamente los dragones habían estado más en la zona central de Goldoa y el estrecho había quedado de los más desierto nuevamente. Pero al príncipe le gustaba aquel lugar; era tranquilo, despreocupado y los habitantes no solían acudir allí, le permitía pensar en sus cosas. A medida que se iba acercando a ese lugar, al contrario de lo que había pensado inicialmente, se pudo dar cuenta que no se encontraba solo ya que pudo vislumbrar encima de una de las rocas más destacas, la figura de un cuervo a la lejanía.

Suspiró. Si bien Goldoa estaba dentro de la alianza laguz por motivos meramente políticos y diplomáticos sobre el ataque del nuevo ejercito desconocido al que todo el continente se estaba enfrentando, aquello no quería decir que su padre, el rey Deghisnea aceptara que se cruzaran las fronteras de su territorio con tal facilidad. Tampoco le haría ser más flexible que fuera cruzada por sus vecinos laguz como Gallia o los territorios insulares habitados por las tribus aladas; el príncipe Kurthnaga sabia bien que no se podía tolerar la movilidad libre entre sus territorios, por mucho que el no pensara de la misma forma. No quería una confrontación interna con su padre, de la misma forma que no deseaba tener una confrontación con los cuervos por estar volando cerca del estrecho.

No  tenía ninguna idea formada con anterioridad sobre los cuervos; había escuchado rumores de lo más oscuro y oído cosas que le harían dudar a cualquiera de depositar su confianza a la raza de los cuervos. Pero el joven dragón nunca había tenido un trato directo formal con ellos así que de buenas a primeras no iba a desconfiar de ellos, pero tampoco iba a confiar en ellos o permitirles estar rondando por allí... sobretodo porque lo último comentado conllevaría no seguir con las órdenes que su padre había expresado con total claridad.

No iba a molestarse en transformarse y volar hasta él, las rocas en las que el cuervo se hallaba descansando no estaban lo suficientemente lejos como para que no le pudiera oír. Al príncipe no le gustaba transformarse, aquel acto simbolizaría como si quisiera estar a la defensiva a primeras y él siempre había sido de la opinión de arreglar las cosas de una forma calmada y diplomática. Además los dragones no eran como los cuervos, no tenían la suerte de poder volar en su forma no animal. -Rey Naesala, el estrecho de los náufragos es territorio de Goldoa. Me temo que debo pedirle que se retire de nuestra zona. - Dijo el príncipe en un tono de voz monótono y serio.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Mar Oct 20, 2015 11:34 pm

Disfrutaba demasiado de la brisa marítima, de la vista y sobretodo de la soledad de aquel lugar, había tenido mucho que pensar ultimamente, sobretodo por el regreso del príncipe blanco a su país siendo casi príncipe de Kilvas por como actuaba y las libertades que tenía, le preocupaba un tanto aquel deseo sanguinario que parecía crece con el tiempo y no permitiendo que simplemente pasase, intentaba ponerse en su lugar, en pensar que haría él si pasase lo mismo con su gente, con su isla... lamentaba que la respuesta fuese tan similar. Sin embargo él no se mataba lentamente a si mismo con pensamientos negativos como lo hacía Reyson en sus peores días. Suspiró pesadamente abriendo sus ojos, ya disponiéndose a da una última vuelta por el lugar en busca de barcos antes de retirarse pero las palabras del dragón llamaron su atención, ladeando el rostro, tardando unos instantes en reconocerle como el hijo del rey, le había visto en alguna reunión entre los líderes de las naciones laguz al hacer la alianza pero lo recordaba un tanto callado y un poco en segundo plano.

Extendió sus alas y bajó hasta él posándose delante a apenas un par de metros de distancia, sobre una pequeña roca, siempre tendiendo a estar un poco más alto que la superficie normal, quizás simplemente más cómodo para volver a alzar vuelo, su tono, normalmente socarrón y algo pedante fue disfrazado por uno mucho más amigable - Oh, lo lamento. ¿Acaso Goldoa se a apartado de la alianza y no me he enterado? - dijo jugando la carta de la ignorancia aunque ya sabía que no era bienvenido en ninguna de las naciones, costosamente en Phoenicis y era más por Reyson que por su persona en sí. Aunque le sorprendía que hubiese alguien en aquella zona, habían pasado muchas veces, sobretodo con su grupo de saqueo y nunca se habían cruzado con ningún dragón. En cambio ahora se encontraba mismo con el príncipe, claro, no dejaría en evidencia que pisaba esa costa más seguido de lo que resultaría cómodo saber a los dragones - ¿Se encuentra solo, príncipe? Quizás pueda hacerle compañía. - ofreció, no vendía mal ejercitar un poco su lengua y endulzar los oídos ajenos para atraer a alguien más a su lado. Siempre eran útiles los simpatizantes cuando tenía a tantos en contra.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Vie Oct 23, 2015 6:46 am

Tenía que admitir que el príncipe de los dragones nunca había compartido demasiadas palabras con el rey de los cuervos, a decir verdad, Kurthnaga simplemente se había dedicado a estar al lado de su padre en las reuniones de la Alianza laguz, callado y observando a los demás. No tenía voz ni peso en las decisiones de Goldoa, debido a que solamente era el príncipe y además, el menor en el linaje real así que en principio el destino no había contemplado que fuera él quien un día fuera el sucesor al trono real del territorio de los dragones. Por eso no podría tener una opinión propia sobre el rey Naesala, sin embargo, su tono de voz siempre le había parecido de lo más irónica y tratando de tener la razón aportando todo tipo de excusas, por eso cuando el rey se le acercó y le habló con un tono de voz más natural de lo que había esperado se quedó algo sorprendido. Después de unos segundos en segundo porque le pilló por sorpresa aquella reacción, el dragón negó con la cabeza levemente antes de responder su pregunta. - Goldoa seguirá siendo parte de la Alianza Laguz, sin embargo, no podemos ir en contra de nuestra política exterior de circulación. No podemos permitir ser un territorio de paso. - La alianza había sido formada años atrás, sí. Pero su política neutral y fronteriza había sido milenaria. Aunque Kurthnaga opinase que quizás deberían ser más permisivos al menos, con sus compañeros laguz, su padre no iba a ser tan flexible con las leyes que había impuesto durante tantos años, por lo que Kurthnaga solamente podía asentir y hacer cumplir las leyes que su padre había mantenido durante tantos años, aunque le pareciesen demasiado duras. Entendía que beorcs no pudieran pisar tierra de dragones pero una alianza con los laguz suponía que debían tener algún tipo de armonía con estos...

Kurthnaga se cogió de las manos a altura de la cadera, entrelazando los dedos de estas de una forma nerviosa aunque era un acto que lo hacía de forma inconsciente, como si no se diera cuenta de ello. No solía tener la oportunidad de relacionarse mucho más que con los subordinados que servían en palacio, además de los miembros de la nobleza de Goldoa... así que encontrarse al rey de los cuervos cuando simplemente acudía a aquel lugar a pensar y a controlar que no hubiese ningún barco beorc atascado en el estrecho como era bastante frecuente en aquella época. - Así es, necesitaba un poco de tiempo para mi mismo y salir de palacio. Le preguntaría por los motivos que le han traído hasta aquí pero algo me dice que mejor que me aleje de ese tema en particular. - Los dragones tenían un poder espiritual sensible, quizás no tan desarrollado como otras criaturas pero sin embargo podía distinguir que el motivo inicial de la presencia del cuervo no era para entablar una conversación. - Si embargo, no me importa que me haga compañía... aunque no creo que un dragón como yo tenga nada interesante que contarle.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Dom Nov 01, 2015 6:51 pm

Como era de esperarse, el príncipe de los dragones se apegaba a lo mismo que ya sabía, lo había oído demasiadas veces ya, de varios dragones e incluso no dragones, y lo que los dragones decían er un discurso demasaido pre hecho, similares palaras, repetidas en orden similar, dicho con tal monotonía que ya dudaba que recordasen su original significado. La sonrisa del cuervo no se borró de sus labios y el tono amable perduró incluso después de que le habían casi que echado del lugar - No estoy ingresando con intenciones de quedarme, tampoco de interactuar con nadie, mucho menos estoy de paso con tropas o movimiento bélico, ni pidiendo cobijo. Tan solo disfrutando un poco la costa, las áreas verdes y descansando las alas en mi camino a Begnion, entenderá que es un trecho demasiado largo como para hacerlo de una, no somos aves migratorias exactamente.- intentaba poner, de una manera sutil, en evidencia lo estricto e innecesario que eran aquellas políticas, más aún con un aliado. No tenía demasiadas esperanzas, era cercano a los humanos y estaba familiarizado con la delicada danza de la política y la diplomacia, cosas que no eran muy apreciadas entre los laguz, no podía simplemente apresar a los dragones en un jaque político, estos no comprenderían, o eso pensaba el cuervo, las ventajas de las alianzas y el posicionamiento político... ni mencionar el hermoso mundo del libre comercio. Sin embargo no perdía nada con tirar su línea - Entiendo que tienen políticas muy cerradas y estrictas, pero por siglos Goldona no realizó alianzas y recientemente lo ha hecho, quizás sean tiempos de cambios. - una pequeña semillita sembrada en la mente del príncipe no podría ser mal vista si no era notada.

Siempre siendo cercano a las garzas, estaba bastante habituado a ser "leído", su corazón era trasparente para esas criaturas, pero siendo sinceras sus intenciones para con ellas nunca temía mostrarse, probablemente con las únicas criaturas con las que era sincera su preocupación. En cambio con el dragón, disfrazaba un poco sus intenciones, sobretodo cuando estas habían muerto en el momento que no vio ningún barco a la redonda. Ahora naciendo un poco de interés en el otro, ahora que lo mencionaba, si era raro ver a la nobleza de Goldoa fuera del castillo si no era por un tema oficial. - He de asumir, entonces, que le tienen bastante abrumado en su hogar. Lo que conozco de su padre, príncipe, es su carácter duro y estricto. Un poco de aire y cambio de paisaje refrescan mucho el alma. Supongo que será cosa de pájaros, pero no me gusta permanecer mucho dentro de cuatro paredes, cuanto más mundo vea, cuanto más viento acaricie mis alas, mejor me siento. - se bajó de la roca de un corto salto y se acercó un poco más al risco de la costa de esa área sin darle la espalda al príncipe, apenas su lateral, llevó sus manos a su espalda sujetándose de las manos por debajo de sus alas - Por el contrario, creo que tienen mucho que decir, una sociedad totalmente diferente a la nuestra y tan cerrada que no permite ser vista por extranjeros. No podría decir que no despierta mi curiosidad aunque sea un poco. -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Jue Nov 05, 2015 10:28 am

Incluso si las palabras del rey de los cuervos continuaban sonando en un tono de voz amable, el cual había estado empleando desde un inicio, el príncipe Kurthnaga no sabía como acabar de interpretar las palabras que este pronunciaba. ¿Serían solamente una exposición de sus pensamientos o tendrían un doble sentido oculto en ellas? El dragón negro no quería juzgar inicialmente sin fundamento de hecho ni quería tener que estar a la defensiva, así que simplemente trató de contestar estas como si de una respuesta superficial se tratase. - Rey Naesala, no tiene que exponerme sus motivos por los cuales ha decidido pararse en mi territorio. Aunque su presencia aquí sea meramente un descanso a su travesía a Begnion no puedo permitir que entre en Goldoa o debería hacerlo con todos. - Incluso si su política parecía demasiado extremada y más todavía, teniendo en cuenta que ahora los laguz tenían establecida una alianza entre ellos... Era el hijo del Rey y no podía violar las normas que este había impuesto aunque le pareciesen demasiado rígidas para el momento en el que estaban pasando. - Ciertamente la alianza laguz ha sido un cambio burocrático bastante importante a nivel de Goldoa pero... ¿No es similar en el caso de Kilvas? Temo admitir en voz alta que la lealtad no es un punto fuerte de vos y una alianza conlleva a un posicionamiento político bastante importante. -.

Negó con la cabeza levemente mientras exponía nuevamente su punto de vista. - No se equivoque, no estoy dudando de la lealtad de los cuervos ahora en adelante con los laguz. Además, mi opinión no es que sea demasiado importante políticamente hablando. - Si bien era verdad que con la ausencia de   Rajaion y Almendha en Goldoa aquel hecho provocaba que después de su padre, él era la figura más importante en aquellos momentos, a efectos prácticos realmente Kurthnaga no tenía ni voz ni voto en las políticas realmente decisorias del territorio dragón.

Cuando el cuervo bajó de la roca, Kurthnaga siguió manteniendo la distancia entre ellos, sin acercase al de alas oscuras. No estaban lo suficientemente alejados como para que aquello dificultase poder intercambiar palabras así que el dragón negro tampoco veía la necesidad de tener que acercarse al otro, de hecho podría hasta llegar a sentarse algo incomodo invadiendo el espacio vital ajeno. Las palabras del rey de los cuervos eran ciertas, se sentía agobiado en el palacio real... incapaz de hacer nada para solucionar la situación que había fuera de las murallas y pudiendo provocar un gran conflicto con su padre si expresaba su punto de vista dentro de la corte. Pero Kurthnaga no era un pájaro: no debería querer ni necesitar salir fuera de su país pero sin embargo no se sentía con la fuerza necesaria para seguir dentro del palacio. No podía evitar sentirse que estaba fuera de lugar, así que prefirió evitar contestar al comentario que el otro hizo.

- No sé que curiosidad podemos despertar en los demás, solamente seguimos viviendo de la misma forma  que lo hemos hecho milenios atrás. Nuestras gentes son felices con las políticas cerradas que Goldoa ha mantenido y eso les ha proporcionado la paz y tranquilidad que necesitan. Como monarca que es podrá entender que nuestras acciones solo buscan lo mejor para nuestros ciudadanos. La alianza laguz era necesaria para el mantenimiento de nuestra paz y las de los compañeros laguz pero no ha supuesto por el momento ningún cambio importante en nuestro día a día... -.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Mar Dic 22, 2015 3:58 am

Las palabras del dragón eran firmes, demasiado, ni siquiera le daba un pequeño margen para la negociación o la disuasión,  no tenía demasiado trato con dragones y lo poco que tenía solo confirmaba la terquedad por la que eran famosos. Sus plumas se erizaron un poco dando algo de volumen a sus alas cuando escuchó las palabras tan atrevidas del dragón, no solo estaba dudando de su lealtad si no que se lo decía en el rostro sin más, quizás se estaba acostumbrando demasiado a los humanos con sus vueltas sociales donde la falsedad estaba a flor de labios, los laguz tendían a ser bastante más directos en esa clase de cosas. Igualmente no perdió la sonrisa de su rostro y solo cerró sus ojos negando con su cabeza suavemente - Oh, necesita aclararse, príncipe de Goldoa. Si ha tenido que mencionarlo es por algo, y no me ofendo por su desconfianza, a fin de cuentas es verdad que los cuervos velamos por nosotros antes que por los demás, ¿acaso no lo hace Goldoa también? Incluso negando paso a sus propios aliados. Comienzo a ver un poco mejor que es algo más personal con Kilvas entonces. - torcía las palabras ajenas con libertad sin temor a parecer obvio, tan seguro de sus palabras como si simplemente estuviese repitiendo las mismisimas palabras del dragón.

Encogió un poco sus hombros y sus alas imitaron el movimiento bajando sus plumas volviéndolas nuevamente delgada y de aspecto hasta afilado - Y no creo que su opinión no valga, príncipe, usted vela por la seguridad de Goldoa y la sangre real corre por sus venas. Quizás no sea el primero en la línea, pero el poder político lo tiene, por ejemplo ahora, como para echarme de sus tierras. - insistió un poco con el tema, dejando a la vista que estaba más en sus manos en ese momento que en las de su padre o hermanos. El viento movió sus cabellos y abrió un poco sus alas para disfrutarlo mirando al príncipe de soslayo - Ha de disculpar mi atrevimiento, pero quizás lo que necesiten sea un poco de cambio, un aire nuevo en su país. La alianza es para unir naciones, apoyarnos mutuamente en momentos difíciles y es, como bien podrá imaginar, un tratado bilateral. Si Goldoa sigue con sus políticas tan cerradas y dando la espalda a sus hermanos laguz en todo momento, no esperen, incluso con la alianza de por medio, que cuando necesiten ayuda sus hermanos no volteen el rostro a ustedes. No lo tome como amenaza ni similar, más bien como un consejo, si así quiere tomarlo. Tal vez es usted, príncipe Kurthnaga, el aire nuevo que Goldoa necesita. Aproveche que no es un peso político importante en su país y estire sus alas, permítale a su padre encargarse de Goldoa y viaje un poco, conozca un poco de mundo. Quizás ver la situación de otro punto de vista le pueda ayudar para ser un mejor gobernante a futuro. - No pretendía generar caos ni nada en Goldoa por más que sus palabras pudiesen ser peligrosas, más bien pretendía hacer una inversión a futuro, dar un consejo que haría que el joven y terco dragón, de tomarlo, pudiese ver con sus propios ojos que la posición de Goldoa no era la más favorable y abrirsele puertas que parecían selladas de momento.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Vie Dic 25, 2015 7:47 am

Estaba empezando a sentirse nervioso, no solamente porque el príncipe dragón era incapaz de comprender la finalidad de todas aquellas palabras que el rey de los cuervos le estaba transmitiendo. ¿Querría ayudarle o de distinta forma tendría alguna razón oculta para todo aquello? No era por su naturaleza alguien que a primer momento desconfiase de los demás pero le parecía como si estuviera dudando totalmente de la posición de Goldoa y aquello era algo que no le gustaba en absoluto. Kurthnaga era consciente que no todo en Goldoa era como debía ser; había un montón de puntos sobre el que le gustaría que fuesen modificados, sustancialmente o totalmente... pero no era algo que pudiera hacer. Y no quería ser una molestia para su padre, todavía quería menos suponer un impedimento o que se le considerase algo similar a un traidor. - No tengo poder político efectivo como usted cree, solo soy una extensión... ejecuto las propias decisiones que Padre-... el Rey dicta. No tengo poder como para hacer lo que se me antoje en nombre de Goldoa, tengo muchos límites. - No le gustaba mostrarse intranquilo delante de los demás pero no podía evitar que sus propias preocupaciones se mezclaran con las palabras del Rey de Kilvas en esos momentos.

Atrevimiento. Se sentía bastante fuera de lugar aunque probablemente no lo iba a expresar con palabras porque quejarse acerca de ello le parecía en cierta forma una falta de respeto al otro pero no estaba acostumbrado a que fueran directos con las  ideas de la forma en que el otro varón lo hacía. Aunque también había que admitir que las veces en las que había tenido conversaciones fuera de palacio y con no-dragones eran muy escasas. - No malinterprete mis palabras, que las políticas de padre sean cerradas no signifique que no vayamos a apoyar a la Alianza en ningún momento. No tenemos nada en contra de los laguz y que seamos miembros de la Alianza no es totalmente por presión política. Como cualquier dragón creo que no estaré equivocado cuando digo que prefiero un tratado con laguz que con beorcs.... Además, no entiendo que esta sucediendo ahí afuera con el mismo calibre que vosotros, realeza de otros países menos cerrados, pueden entender; pero no estamos en una situación donde darnos la espalda entre aliados sea una idea. - No tenía gran idea sobre porque aquellos seres que parecían beorcs estaban movilizándose a su antojo por su territorio, pero por los rumores parecía que no era una situación que solamente estuviera sucediendo en Goldoa.

- ¿V-viajar? - Titubeó un poco cuando escuchó ese extraño consejo. Si bien tenía que admitir que tenía bastante razón con los motivos que le impulsaban a aconsejarle aquello pero a la misma vez sonaba algo extravagante. - No puedo ignorar el hecho de que un dragón de Goldoa viajando fuera de su país es algo... Demasiado extraordinario. Un dragón negro fuera conociendo mundo con sus propios ojos... No sé si es una gran idea o si de lo contrario podría ser una gran conmoción para mi país. No cree además... ¿Que soy demasiado joven para pensar en ideas sobre gobernar algún día? - Tampoco es como si fuera el primero en la linea sucesoria pero era evidente para la mayoría que probablemente las cosas habían cambiado demasiado y ahora a efectos políticos era como si fuera el primero en la linea sucesoria.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Sáb Ene 02, 2016 4:23 pm

Comenzaba a sentir cierta simpatía con el joven que no había esperado, notaba en su voz la duda en algunos momentos y aquella debilidad le dejaba un marguen aún mayor de juego para poder guiarle por donde más le convenía y en parte también le serviría al joven laguz a educarse un poco con el mundo fuera de Goldoa.

Se encogió de hombros y sus alas acompañaron el movimiento siendo extensión directa suya, con sus ojos cerrados y cejas alzadas sonrió inclinando ligeramente su cabeza - Los límites los pones donde quieres. No mal entienda, príncipe Kurthnaga, hay límites inamovibles, pero hay otros que son un poco más... digamos flexibles. Es su elección echarme en este momento así como es su elección el simplemente sentarse, compartir un momento conmigo mientras descanso y permitirme continuar mi camino cuando mis alas se hayan recuperado del viaje. No le estoy diciendo que haga la vista gorda y simplemente ignore mi presencia, puede mantenerme vigilado si no confía en lo que un cuervo solo pueda hacer en una isla deshabitada. - entreabrió sus ojos dejando que el tinte rojizo se viese entre sus pestañas azules. se acercó un poco más al borde del acantilado, las olas rompiendo contra las rocas a metros bajo sus pies dejaban una sensación de tranquilidad en el aire que relajaba su cuerpo y mente. Pese a ser uno de los laguz más alejados de sus instintos y más cercano a los beorcs, seguía teniendo una ligera conexión con la naturaleza, no tanto como sus hermanos alados las garzas o mismo los dragones, pero si lo suficiente como para que el paisaje le llegase.

Tomándose el atrevimiento de acercarse a la roca donde antes estaba parado, se sentó sin pedir permiso siquiera, con un aire un tanto más modesto bajó sus alas - ¿Cerrarle paso a un viajero no le parece suficiente volteada de cara? ¿Negarle descanso a un aliado en sus tierras? Que mencione a los borcs simplemente da a entender que escogieron el peor de dos males. Y si bien dicen no estar en situación, entonces no lo hagan. ¿Cómo pretenden conseguir ayuda o brindarla con políticas tan cerradas que ni siquiera a sus aliados permiten poner pie en sus tierras? Nuevamente le digo, príncipe, no me ve aquí con un ejercito utilizando sus tierras como paso fronterizo, tampoco utilizándolas con fines de comercio, siquiera para realizar reuniones políticas, tan solo un descanso en mi camino desde Phoenicis hasta Begnion. - volvía a insistir en el tema.

Le daba demasiado material, demasiado, se levantó casi al instante ayudándose con un movimiento de sus alas para equilibrarse más fácil, se acercó y posando sus mano sobre el hombro ajeno su ala se extendió cubriendo la espalda del dragón como un segundo abrazo - Viaje. Tiene una oportunidad única como sangre real de Goldoa, una posición privilegiada si quiere decirlo. No tiene responsabilidades tan fuertes como para que se le requiera todo el tiempo en el castillo. Tiene la liberad de viajar sin que el país sienta, a nivel político, su falta. Conozca un poco de mundo y con la sabiduría que recolecte de otras partes podrá ser un excelente consejero para sus hermanos, incuso para su padre. Y descuide, si teme que le miren de costado, no se preocupe, los beorcs son más ignorantes de lo que parecen, míreme a mí, incluso si no viese mis alas podría saber que soy un cuervo, sin embargo no necesito más que una pieza de armadura para apretarlas contra mi espalda para que me tomen por un humano más. Y no tiene por que quedarse en Tellius, le puedo ayudar a viajar a un territorio donde los dragones son desconocidos. - la mano se deslizó sobre el hombro ajeno para tomar mayor cercanía mientras hablaba en un tono más de confidencia, como si pudiesen ser escuchados - Tengo negocios con algunos humanos de unas tierras llamadas Elibe, al Sur de Kilvas. Son gente que no poseen prejuicio alguno contra los laguz, claro, esclavitud hay en todos lados así como mercado negro, pero no es ni la sombra de lo que es Tellius, de lo que es Begnion. Podría comenzar por allí, mientras no opte por su forma dragón, estará a más que bien, una bandana sobre su frente, el cabello sobre sus orejas y listo. Será un humano más. -utilizaba el termino "humano" a propósito, si bien sabía que era despectivo y hasta insultante entre los laguz, era como los humanos preferían ser llamados, y a él no le molestaba burlarse en silencio mientras escupía aquella palabra.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Dom Feb 14, 2016 11:35 am

Analizaba las palabras del otro mientras en silencio recreaba su propia opinión en su mente. No podía evitar sentir algo lejano todas aquellas ideas que el otro le comentaba, su visión era la puramente tradicional de Goldoa con algunas influencias exteriores debidas a la Alianza Laguz. - Supongo que bien sabrá, mi padre no es conocido por lo ser flexible con sus decisiones. Eso afecta también a mi punto de vista sobre las situaciones. No trato de excusarme, es solamente la realidad de que los dragones reaccionemos diferente a los otros laguz.  - No era el primero en linea sucesoria por consanguinidad pero después de la desaparición de sus hermanos, que eran los más cercanos a Kurthnaga y, de una forma u otra, eran sus ideales a seguir... Ahora solo quedaba su padre, era la figura más importante en el país y no compartían precisamente ideas demasiado afines pero realmente valoraba su esfuerzo y dedicación. La situación había cambiado y aunque el príncipe estuviera de acuerdo, en que, quizás, su país necesitaba un cambio, también era cierto que su padre había conseguido que la paz de Goldoa no fuese perturbada durante muchos siglos.

- Puede insistir todo lo que quiera en el tema, pero le repito lo mismo: soy la mera extensión del poder político de mi padre. Podría decir que mi función solo es la mano ejecutora, no puedo cambiar nada políticamente, no puedo adoptar decisiones. ¿Acaso me ha visto alguna ocasión hablar en una reunión de la Alianza Laguz? Aunque las finalidades del uso de Goldoa como territorio de paso pueden ser en algunos casos admitibles y en algunos otros, no tanto, no soy el indicado para decidir. - No era un gobernante, desconocía si en alguna otra monarquía sucesoria como la que habían adoptado ellos, se estipulaba algún otro tipo de regulación con los príncipes. Además, su caso era diferente, Kurthnaga se había cuestionado que ocurriría si realmente Rajaion no volvía jamás a su país... ¿el peso recaería sobre el entonces? Le agobiaba demasiado pensar sobre ello y cada vez que esa idea rondaba su cabeza, intentaba desviarla hacía otro tema, no había sido criado para ser un príncipe heredero y realmente no podía evitar pensar que era una tarea demasiada pesada para él.

Levantó la mirada atentamente, escuchando lo que el otro decía. Viajar no parecía una idea tan... loca y temeraria en su mente en ese momento, no es como si hubiera alguna tarea en concreto que le mantuviera unido a su país; así que mientras que él pudiera volver a pisar Goldoa después de una travesía, todo estaría bien ¿no? - ¿Un... territorio donde los dragones son desconocidos? No me gusta la idea de viajar por Tellius siendo un dragón de Goldoa pero aunque esos beorcs no sean esclavistas ni racistas, tampoco me llama la atención salir del continente. Quizás para usted es fácil pasar desapercibido, a mi me cuesta incluso tutear a otra persona. No creo que sea una tarea sin importancia... Nunca había escuchado sobre Elibe. Asumo que si es una zona al sur de Kilvas, debería tomar un barco para llegar allí. ¿Estoy equivocado? - Viajar le abriría muchas puertas a nuevos conocimientos pero no dejaba de ser una proposición de lo más arriesgada. - Desconozco demasiado sobre el exterior de Tellius como para que sea una opción viable en estos momentos. Aunque no sé si podré tener acceso a información de ese continente sin ir a dicho lugar...
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07, 2016 4:23 am

No excusaba realmente, no veía razón en las palabras del joven dragón, no mientras citase a su padre y no hablase por si mismo, pues era que se notaba la influencia del rey sobre su hijo y no quería ni imaginar como sería en sus hijos mayores que si serían herederos seguramente de aquel país milenario, Kurthnaga ni siquiera estaba de inmediato en la línea sucesoria y ya tenía muy claro la mentalidad colmena que parecían tener, autistas de su propio país -Principe Kurthnaga. ¿Los dragones o su padre? ¿Como reacciona usted? Menciona mucho al estimado rey pero no veo en sus palabras reflejado el verdadero deseo de usted, príncipe. Quizás me equivoque. - veía una pequeña brecha en sus palabras para intentar acercarse, en atraerlo hacia una posición más abierta - Los tiempos están cambiando, príncipe Kurthnaga. Ya no estamos en el mismo mundo en el que se crió su padre, ni por cerca. Los humanos cambian, y esta extraña enfermedad que recorre a los de su raza, esta serte de rabia, berserk, está haciendo mella no solo en su propia sociedad si no que en la nuestra también. Debería hacerse un poco más de idea de que los métodos de su padre, tarde o temprano, quedarán obsoletos - dijo con calma, sin mirarlo, solo posando sus ojos carmines en el océano, en el movimiento del agua y las olas, dejaba que las palabras acariciaran la mente del dragón como las olas lo hacían en la costa, acercándose lento, apenas como una curva sobre la superficie, rompiendo al estar más cerca del risco y golpeando con furia al llegar a las rocas. Esperaba que esas palabras, de aspecto inofensivo llegasen a mover la mente del dragón -No es necesario ser Rey para ayudar a su país. - fue lo único que dijo al respecto ampliando un poco su sonrisa.

Acomodó su espalda y sus alas se acomodaron también disfrutando del viento, esponjando un tanto sus plumas para que el aire le refrescase antes de irse, pues comenzaba a sentir que era bastante inamovible la posición del príncipe, sin embargo sus palabras le sorprendieron haciendo que su atención se dirigiese más a él -En su forma pura podría cursar sin problema, podría descansar en Kilvas y tomar camino hacia allí, no es más que medio día y hay islas para poder tomar respiros. Si desea ir, puedo darle guianza o acompañarle. Si un cuervo puede hacer el camino, lo podrá hacer un dragón. - alagaba la capacidad del reptil para resistir largos viajes sin embargo comprendía que no era lo mismo mover en el aire el cuerpo liviano de un ave de huesos huecos que el de un macizo dragón - Si le resulta más cómodo, también tengo barcos dirigiéndose al los puertos de Elibe, comerciales pero viajará con comodidad y en compañía laguz. - recientemente había abierto rutas de comercio y le podrían ser de utilidad al dragón.

Dudó un poco si facilitarle información, de Elibe tenía bastante, al menos la suficiente como para poder hacer comercio allí, tras unos instantes se ofreció - Si hay alguna duda que le inquiete, podré intentar aclararla. No he viajado mucho a dicho territorio pero si he hecho un par de paradas, así como mis hermanos de raza han ido numerables veces desde que se abrió comercio. - quizás así podría darle el pequeño empujoncito que necesitaba.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Mar Mar 15, 2016 6:40 am

Tenía miedo de reflejar sus propias ideas, hacía décadas que se había dado cuenta que su manera de pensar no era totalmente afín a los pensamiento e ideologías que su padre impartía para Goldoa. Aquello no significaba que no lo admirase ni que tampoco le respetase, todo lo contrario; Kurthnaga pensaba que durante aquel milenio su padre había hecho una tarea increíble en el país, garantizando la paz y sobretodo estableciendo un lugar donde los dragones pudieran vivir con tranquilidad y sin ninguna preocupación. Pero los tiempos habían cambiado, ahora tenían algo por lo que preocuparse y pensaba que quizás su padre tendría que cambiar de opinión pero expresar esa opinión en público podía ser interpretado como traición. Y en ningún momento él querría que sus palabras fueran malinterpretadas de esa forma porque también sería un problema no solo para cuestionar su lealtad sino tampoco quería que afectara negativamente a su padre. - Soy consciente de la situación de Goldoa y que estamos pasando por una época que nada tiene que ver con los tiempos pasados. Sin embargo, no es el momento para que yo exprese mis verdaderos pensamientos acerca de esto.

Si realmente quería empezar a ayudar a su país, lo primero que debería hacer es no dar más problemas al rey. Las palabras de 'no es necesario ser el rey para ayudar a su país' se repitieron varias veces en su mente y su mirada se perdió en el infinito intentando buscar un significado a estas, podía ser que tuviera su lógica y probablemente la tendría. ¿Pero que podía hacer cuando era consciente de que tenía un pensamiento mucho más liberal que el de su padre? Era uno de los dragones más jóvenes y eso probablemente se veía reflejado en su manera de pensar, pero de todas formas no quería que fuera motivo de conflicto. No dijo ninguna palabra más respecto a aquel tema, probablemente ni el dragón negro tenía claro como iba a proceder sobre ello. Quizás se quedaría su opinión para sí mismo y nunca expresaría abiertamente que debían hacer frente a aquella amenaza que se les estaba viniendo encima, casi literalmente si las murallas no los retenían.

¿Viajar... en su forma pura hacía allí? No, no, no. Era una terrible idea, nunca había necesitado con anterioridad transformarse porque no necesitaba realizar tareas físicas, tampoco era como si su padre le dejase salir a jugar y volar por el extenso cielo que le cubría así que no estaba para nada acostumbrado a su forma dragón. Además, las pocas situaciones en las que había estado en su verdadera forma no tenía un buen recuerdo de ellas... No ser capaz de mantener su forma, dañar a otros e incluso dañarse a sí mismo. No estaba preparado para ello. - Preferiría la opción de los barcos comerciales, después de todo aunque sea un dragón, no olvide que no estoy acostumbrado a viajar como ustedes.

Entrelazó sus dedos a altura del pecho, pensativo. - No se me ocurre ninguna duda... Solamente la petición de que en caso de viajar a dicho territorio pudiera viajar con algún laguz de confianza, como podrá entender no es como si pudiera pedirle a algún dragón que me acompañase.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 06, 2016 6:23 pm

El interés del dragón era obvio y estaba dispuesto a seguir indagando en esto pues pese a sus palabras tan firmes, notaba algo más en él, un nerviosismo de ansias que podía interpretar a la perfección, una actitud mucho más característica de un ave que podía ver en los jóvenes pichones que  no se les permitía dejar el nido pero que moviendo sus patas inquietas y extendiendo suavemente sus alas deseaban salir a volar. Por eso mismo aprovechó ese deseo para acercarse tanto mental como físicamente, unos pasos nada más mientras una mirada cómplice se adivinaba en su rostro - ¿No es el momento? Creo que no hay mejor momento que este. El mundo está en una posición muy comprometida, sobretodo las naciones laguz, y necesitamos a alguien activo que esté interesado en salvar nuestra seguridad. Te puedo asegurar que encerrados en Goldoa no lo lograrán... pues ya ves que estos enemigos no respetan fronteras y pasan incluso a travez de  las barreras naturales. Los tiempos cambian, y criaturas tan longevas como ustedes deberían adaptarse a ello. - dijo con un tono suave intentando parecer más consejos a sus palabras.

Dejaría al otro masticar sus palabras y razonarlas, sabía que solo sembraba semillas y que podría ser que tardasen en mostrar las primeras hojitas al sol, pero algo le decía que no tardaría tanto como esperaba. Incluso le sorprendió un tanto la respuesta positiva, o tan positiva como podía ser, a los viajes ya diciéndole que opción prefería. Extendió un tanto sus alas mostrando sus expresiones corporales con estas como quien lo haría con sus brazos, extremidades extras que eran utilizadas mucho más que solo para volar - No sería problema alguno. Todas las semanas parten barcos desde Kilvas a Elibe, de hecho, en un ciclo lunar, día más o día menos, partiré yo mismo para uno de sus países más cercanos a Kilvas, puede acompañarme si gusta, sé de primera mano que allí está prohibido por ley la esclavitud laguz así que no presentará problemas ni riesgos. - ofreció enseguida mostrándose tan servicial como podía, sin embargo no terminaba de comprender por que no podría tener un acompañante dragón. Suponía que los dragones eran cercanos pese a sus maneras tan distantes de ser con el mundo exterior, si eran aislados entre naciones e incluso entre ellos no sería extraño de suponer de por que un joven príncipe tenía tanta ansiedad de ver el mundo exterior. Convencido estaba el cuervo, también, que ayudaría al príncipe el ver otros puntos de vista con sus propios ojos.

Era el príncipe de Goldoa, tendría que tener algún guardaespaldas, un sirviente, un compañero, no encontraba sentido que estuviese solo, debía tener alguien de su confianza, por lo que tras meditarlo un momento mencionó - No sería el problema, sacar a un dragón de Goldoa o sacar dos, no es de gran peso en el barco, siempre y cuando mantengan esta forma y no saquen escamas. - bromeó al respecto con la misma sonrisa que asomaba sus blancos dientes - Te será más sencillo viajar con alguien que solo, y no podré ser tu chaperón. Estoy seguro que tendrás a alguien de tu confianza, Principe Kurthnaga. - se tomaba confianzas en la manera de hablarle pero sin embargo su título lo respetaba.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Dom Abr 17, 2016 9:07 am

Cerró los ojos unos instantes. Kurthnaga no estaba seguro si Naesala intentaba darle un consejo o si de lo contrario intentaba convencerlo de ir a Elibe por algún motivo que desconocía, dejó de pensar en ello porque no era como si fuera a preguntarle directamente sobre el tema y tampoco tenía información como para llegar a una conclusión por sí mismo. Pero si una cosa era cierta es que el momento sí que parecía el adecuado para actuar... Kurthnaga tenía bastante claro que su padre no realizaría ningún movimiento en contra de aquella amenaza a la que Goldoa se enfrentaba, y que la única forma de que lo hiciera era por alguna decisión de la Alianza. Pero por el momento la Alianza era una decisión más política que funcional. - Supongo que.... tiene razón. Comparto la idea de que simplemente quedándonos dentro de Goldoa solo van a empeorar las cosas. - Sus manos tocaban su pelo de forma nerviosa, no sabiendo como responder del todo a la nueva idea de viajar y sobretodo, incluso fuera de su continente. - “Alguien en activo que esté interesado en salvar nuestra seguridad”. ¿Es consciente de que no he salido nunca de mi país? Me atrevería a asegurar que una misión como tal me queda muy grande, aun sí me gustaría colaborar a porque las cosas volvieran a la normalidad. No solo en mi país, en general para la Alianza también.

Porque tenía un punto de vista diferente al de su padre, tampoco conocía el fundamento de aislarse de una manera tan estricta de los demás pero Kurthnaga quería al menos poder tener la confianza de establecer lazos con los otros países laguz. No conocía la verdadera naturaleza de los beorc porque nunca había tenido la oportunidad de conocer a ninguno así que no había nada que pudiera decir sobre ese tema.

Y tenía que admitir que no había pensado sobre la esclavitud laguz, nunca había salido de Goldoa y estaba encerrado la mayoría del tiempo en palacio, menos las oportunidades que tenía para escaparse al estrecho de los náufragos... Pero en su mente no  podía existir una amenaza de tal calibre en un país que solo estaba habitado que dragones terrenales como él. - He leído y escuchado rumores... sobre países que a pesar de tener prohibiciones sobre el tema de la esclavitud laguz, sigue siendo algo real. Me gustaría tener la certeza de que no va a haber riesgo alguno, pero tendré que confiar con que esconder los rasgos más característicos de mi raza será suficiente. - Era un tema que le quedaba realmente lejano y que el príncipe negro solo conocía por rumores que a sus ojos casi parecían cuentos de lo más antiguos, pero parecía ser algo real y constante en el tiempo. Lo que más miedo le daba de viajar no era hacerlo a escondidas de la mirada de su padre, sino la idea de que le ocurriese algo y no poder volver más a su país.

Había cosas que debía hacer y no podría hacer si se quedaba allí, entendió que en algunos casos se debía apostar para ver que sucedía y aquel parecía ser uno de ellos. Pero arrastrar a un dragón más a que saliese de su país le parecía demasiado, no solamente porque era un abuso de confianza, también temía otras muchísimas consecuencias que no quería ni enumerar mentalmente. - Para que un dragón de Goldoa saque su verdadera forma fuera del país, tendría que ser por una situación que realmente lo requiriese... No tema por sus barcos. - No quería tomar una decisión precipitada y sonaba como algo que le costaría tiempo meditar. - La idea de salir y ver el mundo con mis propios ojos me interesa, pero necesito tiempo. Viajar solo no es una idea factible y... necesitaría tiempo como para convencer a un dragón de salir del país, soy joven y no comparto en su totalidad la mentalidad conservadora que el resto del país adopta. Supongo que lo entenderá.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Invitado el Dom Mayo 22, 2016 7:10 pm

Comprendía la situación del príncipe por más que no la aprobaba, no era alguien necio si no todo lo contrario, como rey de un país y miembro de la alianza laguz era el que tenía mayores relaciones con casi todos los bandos, hablaba tanto con humanos como con laguz, tenía conocidos en todo Tellius y sabía la postura de cada uno. En ese gran tablero de ajedrez era fundamental conocer la posición de las piezas para hacer un movimiento y podría decirlo casi que de memoria la posición política y bélica de cada uno, incluso en asuntos un tanto internos. Goldoa... Goldoa era un tema que tenía al cuervo como una astilla en un ala, tan herméticamente cerrado se encontraba que era casi imposible saber mucho de su política interna, simplemente conocía sus reglas de neutralidad que eran tan estrictas que ni siquiera en una alianza parecían tomar partido por un lado, incluso bajo ataque parecían negarse a tomar acciones bélicas. No comprendía sin embargo, como un rey podía estar tan ciego como para tomar esa posición y mantenerla, lamentaba que el joven Kurthnaga fuese quien tuviese que tomar acciones y más encima fuera de la vista de su padre.

- Tienes los medios, Kilvas te los dará. Si deseas viajar siempre podrás hacerlo bajo nuestra bandera... o alguna otra que cuente. Nuestras rudas mercantes cubren gran parte del mundo e incluso donde no son bienvenidos los laguz viajamos bajo banderas "prestadas" así que incluso puedes viajar en barcos que no levantarán ni la mirada del más curioso. - aclaró para calmar al dragón - No debes temer, puede parecer un mundo grande y aterrador, pero también lo es tu patio si nunca hubieses dejado tu habitación, también lo es esta isla si nunca hubieses dejado el castillo. Es lo mismo a una escala mayor.- quitaba un tanto de importancia a los verdaderos peligros, no podría asustarle y a fin de cuentas era un dragón, ya los había visto, tres metros de músculos, escamas y fuego, si alguien intentaba hacerle cualquier cosa no necesitaría más que tomar aquella forma para transformar a cualquier enemigo en un carbón o arrancarle la cabeza como quien quita un pétalo a una flor. No necesitaba temer, solo tener la cautela suficiente para no llamar la atención a nada demasiado peligroso, y no lo llevaría a un lugar como Daein o Begnion, Elibe era suficientemente pacífico como para que un dragón pudiese caminar por las calles... mientras nadie supiera que era un dragón. El rey cuervo ignoraba la historia de tal continente así como que una vez si hubieron dragones allí y los habían exterminados a todos, pero nuevamente, no había peligro si nadie se enteraba.

- Rumores. Si te mantienes en áreas pobladas los cazadores ilegales no se acercarán, el secreto es mantener un perfil bajo. - se apartó del joven y volvió a mirar al horizonte, desde allí podía ver algunas islas, pequeñas, demasiado pequeñas para tener población, pero que eran descansos perfectos para ir volando a su país de regreso, olvidando por un momento que había dicho que iba a ir a Begnion. - Principe Kurth, mi oferta está hecha, si deseas contar con mis barcos, están a tu disposición. Solo envía una carta a Kilvas y pasaré con ellos por aquí para llevarle. - el viento aumentaba y la tarde ya hacía que el sol bajase un poco de lo alto del cielo, debería partir pronto si no quería volar de noche donde los vientos eran más peligrosos y su visión no era tan buena.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Kurthnaga el Miér Jun 22, 2016 3:01 pm

Aquella opción que le había brindado el rey de Kilvas le parecía tan repentina y una situación que horas atrás ni siquiera hubiera sido una idea en su mente de lo imposible que podía ser, que Kurthnaga estaba seguro que necesitaría debatir internamente cuando tuviera que tomar la decisión final. Salir fuera de su país natal le parecía algo demasiado extremado para un dragón y encima, su condición de príncipe no le ayudaba demasiado, aunque no fuera el sucesor era el único de los príncipes que residía en Goldoa por lo que el dragón negro estaba seguro que sentiría remordimientos si dejaba atrás a su padre allí, aun si sus ambiciones de querer ver el mundo con sus propios ojos eran por una causa noble. Estaba seguro que si salía, volvería y que aprovecharía todos aquellos conocimientos para intentar con el poco poder que tenía, de cambiar poco a poco para hacer del país de los dragones de un lugar incluso mejor.

- Tiene sentido si lo expone de esa forma... Nunca he visto el mundo de fuera con mis propios ojos, probablemente no sea de la misma manera que mi mente puede llegar a imaginar. - Y a diferencia de otros países, los dragones no tenían mucho acceso a información de fuera ni tampoco es como si ellos tuviesen esa clase de ambición; Kurthnaga se sentía un poco como el bicho raro al querer saber tanto de Goldoa como de Tellius en general. - Gracias por permitirme tener la opción de viajar bajo la bandera de Kilvas. No entiendo demasiado sobre rutas mercantes, a penas conozco Tellius en sí. Pero si en Elibe no conocen a los laguz y con mis rasgos cree que puedo pasar desapercibido, probablemente sería mi destino en el caso de que viajase. - Tampoco es como si tuviera referencias de esos sitios o si realmente pudiera confirmar que la información que el rey de Kilvas le había aportado era cierta en su totalidad.

Fuera cierta o no, también tenía que tener como referencia que las probabilidades de que alguien le brindara una oportunidad como para salir del país eran más bien nulas; y la verdad es que aunque le diera miedo la idea de ver toda la inmensidad que se encontraba allí fuera de su país, igualmente tenía aquel interés a pesar de todos los peligros que había escuchado como cazadores, esclavitud y guerras. ¿Rumores o verdad? No lo sabría si simplemente se quedaba parado en palacio.

Asintió cuando el cuervo le comentó que podía evitar el peligro manteniéndose en zonas pobladas, aunque este ya había volteado el rostro, mirando al horizonte, quizás también era una forma de afirmación para sí mismo. Para que el dragón dejase de pensar en la parte negativa de lo que podría simbolizar esa travesía y ver que podían haber formas para continuar seguro que incluso él podría seguir. - Muchas gracias por su proposición. - Después de agradecerle, hizo una leve reverencia, agarrando sus manos entre sí y posandolas por delante de su cuerpo. - Me aseguraré de hacerle saber mi decisión mediante una carta en cuanto esté seguro de mi postura al respecto.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2557


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Eliwood el Jue Jun 30, 2016 1:13 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen un incremento de +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
474


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Comprometiendo acuerdos [Privado - Kurth]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.