Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 05, 2016 4:02 pm

Llevar una vida errante no era del todo mala, pensó, pero últimamente habían cosas que no le acababan de gustar. El vivir siempre apartada de todos significaba que tarde o temprano tendría que camuflarse entre las personas para tener un poco de convivencia en lo que a cosas que necesitaba se refería. Y eso no le gustaba. Se sentía libre al no tener un lugar al cual llegar ni tampoco un lugar al cual regresar, pero cosas como alimento siempre habían sido un obstáculo desde que era pequeña, eso y el indiscutible detalle de que siempre debía de tener algunas cuantas monedas encima para poder sustentarse las cosas que necesitaba. Como en ese momento. Si bien tenía algunas monedas en su bolsillo comprar pan y queso requería de algo más y tampoco quería quedarse completamente sin nada. Caminó, apartada de las personas y si por casualidad alguna de ellas la rozaba al caminar ella se quitaba como si los ropajes de los demás estuvieran hechos de ácido. Pensó, que nunca lograría acostumbrarse a tratar de lucir normal entre toda la gente.

Sin embargo se internó entre aquella marea de personas manteniendo un perfil bajo, lo que le gustaba, en tal caso, era que las personas a veces caminaban tan confiadas las unas con las otras, pegando sus hombros o rozando sus cuerpos que olvidaban un simple e importante detalle: cuidar sus pertenencias.

Y eso era lo que a ella le atraía. Las bolsas de las monedas casi siempre colgaban descuidadamente de los cinturones, lo cual facilitaba el trabajo. Se aseguró de mantener a la vista su objetivo aunque no le agradaba en nada, era un hombre más alto que ella, de cabello castaño y aunque no se veía muy fuerte ella observó que tal vez podría darle batalla con aquella espada suya o si se daba cuenta perseguirla por un buen rato. Pero aquello de correr y esconderse era lo suyo. Así que caminó durante un rato detrás de aquella persona, observó el camino, justo algunos metros adelante había a la derecha una calle con algunos puestos de frutas, podría irse y esconderse por ahí. Continuó lento, sus ojos escanearon a las personas que iban al lado de ella y a sus espaldas, ninguno prestaba atención, ¿por qué nunca prestaban atención?, la gente se quejaba de los robos pero nunca hacían nada por protegerse ni por proteger sus pertenencias. Suspiró y entonces estiró la mano.

Robar era a veces, mucho más fácil con algunas personas que con otras, era más fácil cuando las personas amarraban sus bolsas de monedas con apenas un hilo, ella creyó que ése hombre así lo había hecho, pero al tratar de tirar de él lo jaló un poco y se dio cuenta que era una cuerda de cuero la que sostenía aquella bolsa y fue más bien cuestión de rapidez, utilizó su daga para cortar aquel pedazo de cuero y aprovechando que ya estaban a la altura de la calle corrió para internarse entre los callejones, siendo plenamente consciente de que el chico se había dado cuenta del robo y de que estaba persiguiéndola.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 06, 2016 12:28 am

La vida como mercenario dentro de Lycia era bastante difícil para el joven espadachín, si bien ha tenido la oportunidad de realizar distintos trabajos alrededor del reino, estos no alcanzaban para poder tener una buena vida, sin duda alguna la vida alejada de las riquezas de su familia era dura, pero era el camino que el joven decidió recorrer por su cuenta para que los integrantes de su familia finalmente reconocieran su existencia. Ahora el joven espadachín se encontraba caminando en medio de una multitud de personas, cosa bastante normal que ocurra a plena luz del día y en medio de la zona comercial de la ciudad. Kayn continuaba caminando aunque estaba un poco alerta ya que pudo sentir la mirada de alguien ceñirse sobre su persona y esta no dejaba de seguirle mientras caminaba por las calles, ¿acaso era algún enemigo que haya hecho en algún trabajo como mercenario? Puede que esa sea una posibilidad o simplemente tal vez iba a ser víctima de algún criminal local, sea quien fuese la persona que le estaba observando el espadachín permanecería con la guardia en alto para poder reaccionar a tiempo ante cualquier altercado.

De esta manera sus sospechas se llegaron a confirmar cuando el pelinegro pudo sentir como alguien utilizaba una pequeña arma para arrebatarle su bolsa con monedas de oro, claramente Kayn partió de inmediato en la búsqueda del vil ladrón y el joven corriendo por los callejones de la ciudad siguió al ladrón hasta guiarlo por mera cosa del destino a un callejón que no poseía salida ya que estaba bloqueado por una enorme cantidad de cajas que no dejaban pasar a las personas hacia la salida de aquel callejón. Kayn se sorprendió un poco al enterarse de que el ladrón era una mujer de cabellera blanca y bastante hermosa, era una lástima que alguien tan bonita estuviera involucrada en acciones tan bajas como robarle el dinero a las personas, en especial a un mercenario que le faltaba mucho dinero para vivir tranquilamente. ― Señorita será mejor que no intente escapar ya que le tengo acorralada. No deberías robarle a las personas el dinero que se ganan con su trabajo duro, te pido si fueras tan amable que me devolvieras esa bolsa de dinero que me robaste ― fue lo que dijo tranquilamente el espadachín mientras se acercaba lentamente y acortaba distancias con la mujer ladrona, eso sí siempre llevando su espada en una pose defensiva en el caso de que tuviera que reaccionar a un arma enemiga por parte de la ladrona. Fue en ese instante que al ir acercándose para poder ver de mejor manera el rostro de la mujer, una serie de recuerdos de hace dos años específicamente se le cruzaron por su mente, aquella chica se parecía bastante a la mujer que rescato hace dos años de unos bastardos que no solo le maltrataron sino que también abusaron de ella.

Espera un segundo me resultas bastante familiar, te pareces a una chica que conocí hace dos años y la cuide mientras se recuperaba. No recuerdo muy bien su nombre, pero creo que comenzaba con Aru ― fueron las palabras que dijo el espadachín con bastante asombro ya que si aquella ladrona era la chica que ayudo en el pasado eso sí que sería una sorpresa para el joven, aunque estaría un poco decepcionado que aquella mujer se haya convertido en una ladrona, pero si lo estaba haciendo para sobrevivir en la vida, el joven podría llegar a entenderla su cambio, sobre todo por lo que le ocurrió a esa pobre joven con aquellos tipos. Por el momento esperaría respuesta por parte de la fémina y a la vez esperaba que ella le regresase tranquilamente su bolsa de dinero.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 06, 2016 8:38 pm

Aruka se recordó mentalmente el siempre conocer el terreno cuando quería robar algo, ese había sido su error al haberlo intentado ahí en ese momento. Había corrido por algunos callejones hasta que por fin dio con uno en el que había varias cajas apiladas que le prohibieron el paso. Maldijo internamente. No estaba cansada, quizá podría escalar aquellas cajas pero se veían tan inestables... y no quería caer.

Su perseguidor le dio alcance, bloqueando la única salida segura que quedaba, volvió a maldecir, no le agradaba que le hubiesen alcanzado, no le agrada estar acorralada y lo más importante, no le agradaba estar acorralada por un chico. Frunció un poco el ceño, deformando su usual inexpresible rostro. Pensó que tal vez podría escalar las paredes y huir por los techos, aunque lograrlo equivaldría a un excesivo esfuerzo. El verlo acercarse no logró sino alterarla un poco más, la bolsa de dinero fue a parar al interior de la bolsa enganchada a su cinturón y casi al mismo tiempo su daga volvió a hacer aparición.

-¡No te acerques!- dijo a modo de amenaza, si no le quedaba de otra le enfrentaría aunque más bien quería irse de ahí.

Las palabras del chico le hicieron recordar los eventos dos años antes... no le gustaba volverlos a traer a la vida, ella no recordaba haber sido ayudada por alguien aunque sí recordaba que alguien la había ayudado, ¿no podía ser él o sí?... era una simple coincidencia y estaba segura que en el mundo habían más personas cuyos nombres empezaban como el suyo.

-No sé de que hablas- dijo y su segunda daga hizo acto de presencia, ahora más que nunca, estaba segura que tenía que escapar de ahí y del chico. Su ceño fruncido se hizo más notorio mientras adoptaba una pose de lucha, si para irse tendría que pelear pues bien, lo haría. -No lo diré más de una vez, fuera de mi camino- dijo con toda la intención de sonar amenazante pero francamente, ¿qué podía hacer ella con sus dagas frente a un chico con una espada?. Sus ojos violeta le miraron fijamente, estaba decidida a defenderse, si aquel chico se acercaba más atacaría.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 07, 2016 11:51 pm

El pelinegro se iba acercando lentamente a donde se encontraba la chica para tratar de recuperar su oro, pero cuando esta le grito que no se acercara, Kayn paro en seco su movimiento al darse cuenta de lo agitada que estaba la mujer. Claramente no era normal la forma de actuar de la mujer a pesar de que esta hubiese sido acorralada por la persona a la que le robo su botín, la tensión del momento solo aumento cuando la mujer albina saco una segunda daga y le exigió salir de su camino. ― Mujer no quiero hacerte daño, solo quiero recuperar lo que me has robado. Te propongo un trato podemos solucionar esto de manera tranquila, si quieres te puedo dar una muestra de que no tengo malas intenciones ― fue lo que dijo tranquilamente el joven mientras guardaba su espada en su respectiva funda y llevando una de sus manos a la chaqueta, el pelinegro saco una gran rebanada de pan que el joven estaba guardando para comer en la tarde de ese día. ― No me das la impresión que seas una mala persona y robases por gusto. Si quieres puedes quedarte con este pan y te invitaría a beber algo, pero por favor necesito que me devuelvas ese dinero ya que me costó bastante ganarlo en mi trabajo ― fue lo que dijo seriamente el pelinegro mientras estiraba lo máximo posible la mano que albergaba el pan, el chico esperaba que la mujer aceptara su ofrenda de paz y no le atacara con sus dagas.

A pesar de que Kayn escucho por palabras de la propia ladrona que no era la chica que había ayudado en el pasado, el pelinegro tenía la sensación de que en verdad si lo era porque sentía cierta nostalgia al estar en presencia de la fémina, aunque tal vez se sentía diferente por estar frente a una mujer bastante hermosa. Esperando a que la ladrona bajara sus armas, el pelinegro no se dio cuenta que otro participante estaría a punto de intervenir, en la entrada de aquel callejón se encontraba un hombre calvo y bastante corpulento. Esta persona al ver a lo lejos que finalmente había encontrado a la albina, no pudo evitar mostrar una sonrisa de oreja a oreja, esta persona se trataba de un matón que pasaba cobrando dinero a las pobres familias ofreciendo supuesta “protección”. La historia con la ladrona que estaba en frente de Kayn era el hecho de que este matón fue víctima de robo por parte de la fémina y ahora el maleante la había comenzado a buscar por todo el reino para recuperar su dinero y hacerle pagar a la mujer el descaro de robarle a su persona.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Mar Mayo 10, 2016 7:49 pm

Nada cambió en Aruka, su mente seguía pensando en posibles vías de escape, la vida no se había hecho para confiar en las demás personas, mucho menos en una a la que acababas de robarle las pocas monedas que tenía, ni si quiera eran muchas, ello no entendía porqué se alarmaba tanto, para personas como él seguramente no era difícil encontrar algún trabajo en el cual ganar más de lo que traían encima ellos dos juntos... entonces que aquel chico sacara aquella comida le había descolocado por completo, ¿estaba estúpido?, seguramente sí.

-No necesito tu compasión- dijo mordazmente, tal vez vivía como ladrona pero no era una pordiosera, había una línea a su forma de ver muy gruesa entre aquellas dos cosas, no dejó de fruncir el ceño y se podría decir que aunque ese había sido acto noble para ella más bien fue como una burla. Entonces estiró el cuello para ver más allá. Sus ojos se abrieron por la sorpresa, aquel hombre grande e idiota había dado con ella... ¡pero lo había dejado dos pueblos atrás!. Entonces se vio reducida en número y lastimosamente en fuerza también, pero ella siempre tuvo presente que cuando hay dos cazadores por lo regular uno no quiere compartir a la presa.

Un escalofrío le recorrió, comenzó a sentir aquel espacio más pequeño de lo que en realidad era, necesitaba escapar de ahí, y necesitaba hacerlo pronto.

-Él me quitó el dinero- dijo como su opción desesperada, señalando al chico y aún así lamentando que hubiera estado ahí en ese momento, -me amenazó con su espada- dijo, y la verdad no era del todo mentira, la había amenazado ciertamente... pero no por los motivos del dinero robado de alguien más. Entonces esperó a que el hombre grandote encarara al chico y ella comenzó a trepar por aquellas cajas cuando guardó sus dagas en un movimiento rápido, en pocos segundos estaría hasta arriba.. no le importaba realmente caer hacia el otro lado sin nada que amortiguase la caída.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Jue Mayo 12, 2016 1:18 am

A pesar de que el mercenario poseía buenas intenciones, la fémina ladrona no acepto de buena manera el ofrecimiento de paz dado por parte del pelinegro, tal vez las cosas se pondrían un poco feas para intentar recuperar su botín sustraído. Fue en ese instante que un hombre corpulento se acercó donde los jóvenes y exigió dinero a la ladrona, lo que era peor ella señalo diciendo que el joven era el responsable de haberle quitado aquel dinero cosa que no era cierto ya que él fue la víctima de un robo y tampoco tenía idea de quien era ese sujeto corpulento. ― Creo que hubo un malentendido, yo no sé de qué dinero están hablando ― fueron las palabras sinceras del joven mientras este se hacia un lado para escapar del agarre enfurecido del maleante, este no quería escuchar razones por lo que en varias oportunidades intento atrapar al pelinegro haciendo que este se quedara acorralado en aquel callejón. Sin duda alguna la intromisión de aquel hombre era bastante inoportuna, el joven sabía que debía hacer algo para sacarse de encima al hombre corpulento ya que la ladrona se estaba escapando del callejón subiendo por unas cajas hacia el otro lado de la pared.

Lo siento, pero no tengo tiempo para jugar contigo ― fueron las frías palabras que salieron de la boca del mercenario mientras se deslizaba por entre medio de las piernas del hombre corpulento y gracias a eso se colocaba justo detrás de su espalda. Kayn rápidamente le dio una fuerte patada en la espalda de aquel sujeto para hacer que este perdiera el equilibrio y se estrellara con el montón de cajas. De esta forma haría que la pila se desestabilizara y la fémina ladrona cayera del otro lado toda adolorida, tal vez no sería la mejor opción para tratar de capturar a la ladrona, pero le daría bastante tiempo para dar la vuelta completa y poder sorprenderla en la entrada del otro lado. De esta forma el joven espadachín se marchó de aquel callejón y a toda velocidad dio la vuelta para poder llegar hacia el otro lado del callejón bloqueando por completo la salida de la joven ladrona.  ― Señorita se lo pediré nuevamente de forma amable, regréseme la bolsa de dinero por favor ― fue lo que dijo con un tono más serio el pelinegro dando a entender a la fémina que ya no poseía escapatoria, tratar de subir nuevamente por las cajas ya no sería opción ya que no estaban de  ese lado, además de que el maleante corpulento se encontraba también del otro lado de la muralla bastante molesto por el accionar del pelinegro, incluso llegaba a gritar que le haría sufrir por su insolencia.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 14, 2016 1:45 pm

Aruka esperó que aquel idiota grandulón distrajera lo suficiente al otro chico para poder escapar, pero o bien el grandulón en serio era un idiota o el otro chico era bastante inteligente para burlar a un hombre que le doblaba el tamaño, como sea, no le agradó que aquel hombre se estrellara contra las cajas justo cuando ella ya estaba arriba. Las cajas se cayeron cuando apenas estaba por cruzar al otro lado, uno de sus pies se desestabilizó un poco y resbaló hacia el otro lado del callejón, quedó agarrada de una mano para evitar caer y cuando se vio a salvo de torcerse un pie se dejó caer. Sonrió un poco pero al dar la vuelta ahí estaba ese chico otra vez.

Aruka había visto muchas veces personas molestas, de esas que no te puedes quitar de encima, como las plagas que tan amenudo echaban a perder algunas cosechas. Así fue como vio al muchacho con su ceño fruncido nuevamente, como si fuera una plaga a la que había que eliminar.

Si algo había que Aruka le gustara era poder tasgiversar las palabras, -¿Quieres la bolsa?- comentó secamente, metió su mano en su bolsa del cinturón y sigilosa sacó las monedas, aunque sólo dejó una para que hiciera un poco de peso en la bolsita de piel del chico. -Ve por ella- dijo y con un giro la aventó hacia el techo de tela de uno de los puestos de verduras que estaban más allá atrás del chico, aprovechó la pequeña distracción para deslizarse por la esquina del cajellón y no corrió muy lejos, dobló dos veces más entre calles y trepó rápidamente al techo de una casa y se recostó boca arriba, a menos que tuciera ojos en el cielo dudaba que la encontrasen... después de todo, bien podía el chico pensar que se había ido corriendo más lejos, ¿no?.

Aunque no le agradó el hecho de que el chico hubiera mencionado conocerla, tampoco que prácticamente mencionara 'algo' de lo que había ocurrido dos años antes, ¿quién era?, ¿porqué lo sabía?, intentaba negarlo, pero por mucho que deseara fuera una coincidencia también casi había mencionado su nombre... ¿él era uno de los que la había acorralado?, sintió un poco de miedo, no se veía como un violador, tampoco se veía que fuera parte del ejército, ¿pero si fue uno de ellos?... frunció el ceño, no quería volver a verlo en cualquier caso. Se soltó el cabello y lo revolvió un poco sintiendo el viento fresco en aquel día de calor, debía irse de ahí pronto, ya tenía seguramente dos chicos tras sus talones y a ninguno de ellos quería volverlo a ver, pero de todas formas necesitaba descansar un poco antes de ir a buscar un buen tronco de árbol dónde pasar el rato.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 14, 2016 10:19 pm

El pelinegro se extrañó un poco ante las palabras de la fémina, pero luego un horror se instaló en su rostro al ver como la mujer sacaba su bolsa de monedas de oros y la arrojaba en contra de uno de los techos de tela que estaban a espaldas del joven, rápidamente el espadachín fue a buscar su botín antes de que fuera alcanzado por alguno de los transeúntes que paseaban por el mercado. Afortunadamente nadie se había percatado de la bolsa que quedó colgando del techo del puesto de verduras, el joven se acercó cautelosamente para no llamar la atención del mercader y aprovechando que justo estaba tratando de convencer a las personas que compraran su mercancía, Kayn tomo la bolsa de monedas del techo y se alejó de aquel lugar para regresar al callejón en donde estaba la ladrona. Desafortunadamente la mujer ya no se encontraba en el lugar, era una lástima porque el pelinegro quería confirmar la identidad de la fémina para saber si era la mujer que ayudo hace un tiempo luego de que fuera víctima de abusos y violaciones.  Tal vez en otro momento llegase a encontrarse con la albina, de todas formas el joven quería revisar su bolsa de monedas para ver si todo se encontraba en orden.

Esa mujer me ha timado ― era el único pensamiento que tenía el joven al darse cuenta que al interior de su bolsa solo se encontraba una escasa moneda de oro, el resto de su dinero había desaparecido por completo, seguramente la ladrona se lo había quedado antes de lanzar la bolsa contra el mercado, el problema era que no tenía ni la menor idea de donde pudiese encontrarse por lo que no tuvo más remedio que resignarse al hecho de que fue robado por la fémina. De esta forma el espadachín abandono el callejón para dirigirse a una área verdosa que se encontraba en las afueras de la ciudad, en ese lugar había bastante gente reunida disfrutando de una agradable tarde bajo el sol. Kayn estaba bastante desanimado por haber perdido su dinero, tendría que volver a empezar a recolectar para comprarse una casa, las cosa en verdad no podrían empeorar. ― Independiente que la chica me haya engañado, pienso que no es una mala persona, además aún tengo la sensación que efectivamente es la mujer que ayude hace dos años ― fueron las palabras dichas por el joven una vez que se recostó bajo la sombra de un árbol para tratar de meditar un poco sobre el plan a seguir.

Tal vez el chico pasaría por la taberna para tratar de escuchar alguno de los rumores de los lugareños, puede que encuentre algún tipo de trabajo o información con respecto a la ladrona albina. Fue en ese instante que unas pequeñas hojas cayeron sobre su rostro y el pelinegro dirigiendo su mirada hacia arriba pudo notar que la mujer ladrona se encontraba “descansando” encima del árbol. Claramente al principio se quedó a observarla fijamente hasta que finalmente algo en su cabeza hizo un clic haciendo que el espadachín se levantara de golpe. ― ¡Te he podido encontrar, debes devolverme el resto del dinero de la bolsa! ― fue lo que exclamo el pelinegro señalándola con su dedo haciendo que llamaran la atención de las demás personas que se encontraban paseando del área verdosa, aunque había algo mucha más importante que quería decirle a la mujer. ― Mejor olvida eso, necesito saber si sufriste algún tipo de abuso o violación hace dos años atrás. Sigo pensando que eres aquella mujer que salve de aquellos bastardos, pero necesito confirmarlo ― fue lo que dijo seriamente el pelinegro a la mujer que se encontraba en el árbol esperando a que ella fuera un poco más cooperativa al respecto y no tratase de huir, ya no le importaba mucho su dinero ya que podría conseguir más con sus trabajos de mercenario, lo importante era saber si aquella mujer era la chica de hace dos años y saber el estado en que se encuentra actualmente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Vie Mayo 20, 2016 2:51 pm

Aruka esperó demasiado tiempo en aquel techo, pero al menos debía admitir que había sido un tiempo relajante. Cuando bajó se aseguró de comprobar que ya no había nadie y salió hacia las calles nuevamente cuidando su espalda y viendo siempre dos veces hacia dónde daba vuelta para no volverse a encontrar con las personas no deseadas. Había comprado sólo poco queso, unas frutas y pan, no debía quedarse en ese lugar mucho tiempo y el pan era lo único que se podía llevar sin tener miedo de que se echara a perder.

Entonces se dirigió a la afueras de la ciudad, había un bonito campo verde con algunos árboles. No estaba acostumbrada a viajar de día, así que trepó a uno de los árboles para estar lejos de las miradas y comió ahí a la espera de la tarde para poder irse. Por lo regular, su cabello era muy llamativo durante el día y si aún la buscaban su cabello bajo el sol era el detonante perfecto para saber en dónde estaba. Por lo regular le agradaban aquellos momentos a solas en que podía disfrutar de un hermoso día al resguardo del sol en la sombra, más si la gente no se le quedaba viendo, pero no podía dejar de pensar que en aquel pequeño lugar ya no estaba por completo a salvo y además aunque era un lugar muy pequeño había bastante gente afuera disfrutando a la luz del sol.

Pocos rayos del sol se colaban por entre las ramas del árbol, pero eso no le impidió voltear hacia arriba y cerrar los ojos disfrutando de aquel agradable momento, incluso suspiró un poco aunque aquella voz hizo que abriera los ojos, en serio, ¿no podía tener un momento a solas?... Rodó los ojos ante el comentario del chico, cuando a alguien le robaban no esperaban de buena manera que les regresaran lo robado, el chico, estaba segura, era un idiota.

Entonces aunque había volteado a mirarlo, regresó su cabeza hacia el tronco del árbol para recargarse y fingir que no lo había visto o escuchado, quizá si pretendía eso por bastante tiempo el chico terminaría por irse. Pedro qué equivocada estaba, aquel chico molesto siguió hablando y preguntando cosas que ella ya había casi dejado enterradas, casi como un reflejo cruzó una de sus manos sobre su pecho para tapar su marca en el hombro, aunque no se distinguía tanto por la pequeña capa que siempre llevaba atada a su cuello.

-Por última vez, no te conozco y no me conoces, ya déjame en paz- dijo, era molesto que las personas hablaran con ella, mucho más si era un chico exigiendo respuestas que ella ya había dejado en claro que no daría. Aunque aquello de “salvé” le dejó un poco consternada, ¿ese chico la había salvado?.... daba igual de todas formas, ella ya no quería saber ni recordar nada del asunto. Entonces se aseguró de tener todo en sus bolsas y que todo estuviera bien cerrado y saltó desde la rama cayendo perfectamente de pie, no miró al chico, se fue caminando de forma lenta atando el cabello que todavía había llevado suelto.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 28, 2016 12:46 pm

Nuevamente la fémina estaba bastante reacia a responder la pregunta del pelinegro, aunque si aquella fuera la chica, comprendería al no querer responderle por algo tan tormentoso que le ocurrió hace dos años, pero el espadachín necesitaba saberlo por lo que iba a tomarle de la mano para evitar que la joven se fuera, pero justo en ese instante Kayn pudo notar la presencia de aquel criminal corpulento, quien con una sonrisa maliciosa se lanzó a toda prisa en una rápida carga en contra de la mujer ladrona, su intención era lastimarla con eso y obligarle a pagar el dinero que le había sustraído anteriormente. Fue en ese instante que Kayn le grito a la fémina que tuviera cuidado y sin pensarlo dos veces, el joven se lanzó hacia donde estaba la albina para sacarle de la trayectoria del criminal. Desafortunadamente para lograr esto, el pelinegro tuvo que hacer contacto con la fémina y a causa de que salto para salvarla, el pelinegro termino arrastrándola consigo y terminando ambos jóvenes en el suelo en una posición bastante comprometedora. Una vez que Kayn se dio cuenta del percance se apartó rápidamente sin mostrar su vergüenza habitual al entrar en contacto con las mujeres ya que ahora estaba en una situación bastante seria con el hombre criminal quien tras haber fallado su carga, termino estrellándose con el árbol en donde estaba anteriormente la ladrona.

Sí que eres bastante inoportuno. No ves que tengo que aclarar unas cosas con esta chica ― fue lo que dijo seriamente el pelinegro al hombre corpulento provocando aún más la furia de este, el hombre le recrimino al mercenario el hecho de que se estuviera entrometiendo en asuntos ajenos que no tenían nada que ver con su persona, al escuchar aquellas palabras el joven simplemente le dijo que era costumbre suya entrometerse en asuntos ajenos. Al parecer tendría que dejar inconsciente al maleante para poder seguir teniendo una conversación con la chica, de esta forma el joven le hizo una seña provocativa para que el sujeto volviera a realizar una carga contra su persona y este haciéndole caso al joven se lanzó en contra de Kayn. El espadachín tomo posición para realizar un contraataque con la parte no afilada de su espada, de esta forma lo dejaría inconsciente al sujeto y podría seguir charlando con la mujer, desafortunadamente para Kayn, cuando este arrastro a la fémina, su espada se le cayó de la cintura y ahora se encontraba desarmado. Fue tanto la sorpresa que apenas unos instantes que ambos hicieran contacto, el espadachín se dio cuenta de que no poseía su arma por lo que recibió de lleno la carga del hombre corpulento haciendo que este saliera volando un par de metros de donde estaba.

El impacto de la carga fue bastante intensa que Kayn se quedó aturdido en el suelo un rato antes de intentar levantarse, pero su oponente no esperaría mas ya que estaba bastante cabreado por la intromisión del joven por lo que utilizando sus grandes manos, el criminal tomo al joven de su chaqueta y lo levanto del suelo para luego comenzar a asfixiarlo del cuello. El pelinegro se quejaba de dolor al sentir la opresión en su cuello y trataba de liberarse, pero cada vez se quedaba con menos fuerzas en sus brazos y manos haciendo que dejara de luchar en contra del agarre. Si no hacía algo pronto el espadachín perdería la conciencia y tal vez su vida.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Miér Jun 01, 2016 8:22 pm

Aruka suspiró como si hubiera estado cansada, nunca nadie antes le había traído tantos problemas como ese chico metiche, estuvo a punto de voltear y decirle que la dejara en paz otra vez, se preguntó cuántas iban ya en ese día que lo decía a la misma persona, pero justo al voltear su cuerpo se sacudió con aquel empujón. Fue tomada por completo de sorpresa y cayó raspando uno de sus hombros y parte de su espalda, pero el dolor del golpe fue más que las pequeñas raspaduras. Se quejó como naturalmente se quejan las personas al llevarse un golpe fuerte, incluso su cabello quedó suelto. Sus ojos se abrieron aún más al ver a aquel chico ahí con ella, pero ni siquiera tuvo oportunidad de empujarlo o ella de quitarse, pues él mismo se había quitado de encima de forma rápida y al sentarse Aruka vio el motivo.

Aquel grandulón había vuelto, al parecer más enojado que antes. Se había estrellado en el árbol donde ella había bajado y por el ángulo quien debía estar entre el grandote y el árbol era ella, lo que significaba que aquel chico molesto le había salvado de la embestida y no sabía cómo sentirse por ello.

Se levantó justo al ver que aquel hombre no se daba por vencido. Algunas personas ya habían visto la escena desde lejos y se habían quedado mirando, algunas incluso se habían aventurado a acercarse. Aruka presenció de primera mano el atrevimiento del chico al enfadar más al hombre, quedaba claro que en una lucha cuerpo a cuerpo el hombre corpulento tenía todas las de ganar así que cuando se abalanzó contra el chico ella ya sabía que aquello no podía terminar nada bien.

Aruka observó todo con un poco de miedo al ver que el chico había ido volando por el terreno con un golpe del hombre, si eso podía hacer con el chico, ¿qué no haría con ella?, sin embargo no podía irse de ahí fingiendo indiferencia y no podía simplemente agarrar la espada del chico o sus propias armas para tratar de defenderse, siempre las había utilizado como un último recurso y además había personas ahí, niños, familias, no podía ofrecer un espectáculo más cruel que el que ya miraban. Así que recurrió a hacer lo que el mismo hombretón hacía, recurrir a la asfixia.

Aruka no tenía mucho con lo cual atacarle y era enorme, se quitó aquella tela de su cuello que le cubría desde éste hasta abajo de los hombros y la dejó caer para que no le estorbara. De un movimiento se quitó el cinturón y de él quitó sus bolsas y sus armas. Corrió hacia el hombre y dio un brinco ágil hacia arriba llegando casi a su altura. Sus brazos se menearon un poco sosteniendo su cinturón y como si fuera a golpear algo rodeó con el cuero el cuello del grandulón, entonces se dejó caer, ya en el piso con las manos estiradas agarrando su cinturón dio vuelta haciendo que el cinturón se retorciese en el cuello del hombre y comenzó a tirar en dirección contraria tratando de asfixiarle. Entre todo y la confusión su marca quedó al descubierto, algunas personas comenzaron a murmurar cosas pero poco le importó mientras tiraba de su cinturón.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Vie Jun 03, 2016 3:09 am

A pesar de que el pelinegro se estaba quedando sin aire, las personas en vez de socorrerlo se quedaban observando la situación de vida o muerte que estaba pasando el espadachín, bueno tampoco es que pudiera culparles ya que el grandulón era intimidante y si no fuera por el hecho de que no llevaba su espada, seguramente el joven podría con el sujeto. Kayn pensaba que finalmente le había llegado la hora y lamentaba el hecho de que no pudo hacer que su familia le reconociera su existencia, pero cuando todo parecía perdido la mujer que tanto le había esquivado en el día, hizo una acción bastante inesperada y fue en la ayuda del espadachín. La mujer ladrona haciendo uso de gran agilidad y un cinturón que portaba consigo, comenzó a asfixiar de la misma forma que el grandulón estaba haciendo con Kayn, de hecho el pelinegro podía sentir como el agarre del maleante se debilitaba poco a poco hasta que fue lo suficientemente débil para poder liberarse por medio de una patada que le propino al pecho del hombro corpulento. Una vez suelto de las garras del  criminal, el joven trato de recuperar un poco de aire antes de realizar su siguiente movimiento, el chico no podía utilizar su espada con tanto público y tampoco podía dejar que la mujer terminara matando al criminal ya que seguramente sería llevada a prisión con tantos testigos presentes.

Kayn no tuvo más remedio que recurrir a darle otro golpe de asfixia al pobre criminal, el pelinegro utilizo ambos puños para darle un potente golpe a la boca del estómago del maleante haciendo que este perdiera mucho mayor aire aparte de las asfixia con el cinturón, de esta forma el sujeto dejo de hacer resistencia y simplemente se desplomo en el suelo luego del ataque combinado de ambos jóvenes. ― Gracias por haberme ayudado, te debo una ― fue lo que respondió el chico con una sonrisa amistosa a su salvadora mientras se aseguraba de que el criminal aún continuaba con vida, al hacer contacto con su mano en el cuello del hombre, este presentaba pulso, pero uno bastante débil, tal vez se tomaría todo el día en poder volver a recuperar el conocimiento. Por otra parte el joven pudo notar que la multitud que les rodeaba comenzaban a murmurar en mucha mayor intensidad, señalando la marca que llevaba la joven en su hombro izquierdo, algunas personas miraban con desprecio a la fémina al descubrir su naturaleza haciendo que el joven realizara la siguiente acción. ― Tenemos que salir de aquí antes de que lleguen los guardias ― fue lo que dijo seriamente el pelinegro mientras tomaba de improvisto la mano de la chica y le arrastraba fuera del área para irse a una zona alejada de toda persona o civilización, aunque eso si antes de partir tomo su espada que se encontraba desplomada en el suelo.

Creo que en este lugar estaremos bien, la verdad me sorprende que te hayas expuesto a ayudarme, aunque eso me hace feliz ya que con aquella marca que llevas puedo confirmar que efectivamente eras aquella chica que ayude en el pasado. Espero que la vida te haya tratado mejor desde aquel día ― fue lo que expreso tranquilamente el joven mientras se colocaba a un lado de la fémina y se sentaba en el suelo ya que si bien la zona estaba alejada de la civilización o las personas, el pelinegro llevo a la chica al interior de una cueva y apenas si la fogata se podía mantener encendida con la escasa madera que había en el sector, aparte que la noche ya estaba llegando y sería peligroso andar en solitario en una zona no civilizada.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Lun Jun 13, 2016 9:58 pm

Aruka le dedicó una mirada inexpresiva al chico, pero lo dejó ahí con la frase de agradecimiento a medias mientras ella iba a recoger sus cosas. Ignoró también a la gente al momento de volver a acomodar sus bolsas en el cinturón y se lo volvió a ajustar con calma, como si nada hubiera pasado. Y seguido de eso comenzó a ponerse su pequeña capa, aunque no logró abrocharla. El chico le arrastró literalmente de ahí y ella sólo pudo aferrar su tela mientras corría tratando de no tropezarse con ninguna piedra.

Al ir aflojando el paso Aruka soltó aquel agarre con un movimiento brusco y de mal gusto y se miró su mano como si quisiera comprobar que no tenía quemaduras o ronchas de algún tipo. Se abotonó su capa y recuperó la respiración que se había ido no por correr si no por el susto de ser arrastrada por aquel molesto chico como si ella fuera alguien de confianza.

-Si vuelves a tocarme tendrás que despedirte de los dedos en tu mano- comentó ignorando todo lo anterior, sí, era ella, aquel chico la había ayudado, pero ella lo ayudó minutos antes, su deuda por así decirlo, estaba saldada y no quería saber más del tema. -No sé porqué eso te hace feliz, pero si vuelves a mencionarlo también tendrás que despedirte de tu lengua- y ante el tono amenazador acompañó todo con una mirada igual de amenazante. Se puso de pie atando su cabello como era costumbre y observó la parte donde estaban, había algunas ruinas medio enterradas gracias al olvido y al paso del tiempo, al menos nadie los había seguido y suspiró pensando que podría seguir su camino sin interferencias.

-Me ayudaste y te ayudé, ahora sigue sin molestarme más- comentó era como mucho el mayor diálogo que había sostenido con cualquier persona y comenzó a irse de ahí, quizá podía buscar un buen lugar dónde pasar la noche sin que nadie le molestase.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Miér Jun 15, 2016 1:06 am

Claramente la amenaza impuesta por la fémina no cayo del todo bien al espadachín, pero este no dijo nada ya que era natural que estuviera con esa actitud defensiva luego de lo experimentado hace dos años, aunque esperaba que no fuera tan distante con su persona, por lo menos el esperaba que ella le recordase como la persona que le ayudo en aquellos difíciles momentos. Tampoco dijo nada ante la otra amenaza por parte de la chica, sin duda alguna era bastante violenta y dudaba un poco si llegase a concretar aquellas amenazas, pero bueno por el momento le daría su espacio a la albina o eso era lo que pensaba hasta que dijo que dejara de molestarle y la joven comenzó a marcharse del lugar. ― ¡Espera un momento! Mi intención no era molestarte, pero en verdad necesito hablar contigo sobre lo que paso hace dos años. Te pido por favor que no me ignores y te vayas por tu cuenta, de todas formas es demasiado peligroso andar por allí afuera al anochecer con todo el asunto de los emergidos ― fueron las serias palabras que dijo el joven a la albina esperando que de esa forma pudiera detener sus pasos, el chico igual estaba con la guardia en alta en el caso de que la fémina no llegara a tomar de buena forma sus palabras y le atacase con las dagas que portaba en su cinturón.

La verdad no quiero que vuelvas a recordar todo lo que experimentaste hace dos años, pero necesito preguntarte la razón del porque te fuiste sin decir palabra alguna. Se supone que luego de aquel incidente me quede contigo para asegurarme de que te repusieras, pero un día simplemente desapareciste sin dejar rastro, la verdad estaba preocupado por tu persona todo este tiempo ― fue lo que dijo con mucha seriedad el espadachín mientras observaba a la fémina y esperaba respuesta por parte suya, tal vez no podía imaginar cómo se hubiera sentido aquella chica luego de lo que le ocurrió en aquel trágico día, pero no podía permitir que la joven continuara con esa actitud y estuviera alejada del mundo, Kayn sabia por propia experiencia lo doloroso y difícil que era ser ignorado tu existencia. ― Si quieres puedes viajar conmigo para que no tengas que robar a las personas, no me importaría tener compañía y ayuda en mis viajes ― fueron las últimas palabras amistosas que dijo el espadachín esperando que alguna de ellas provocara una reacción positiva en la hermosa ladrona.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Miér Jun 29, 2016 7:49 pm

Aruka frunció el ceño, por lo general la gente entendía cuando alguien quería estar solo y lo aceptaban, es más, a veces hasta facilitaban el trabajo y se hacían a un lado. Ahora por cosas como ésta, recordaba porqué no quería ni necesitaba amigos de ningún tipo, la única en quien podía confiar era en ella misma. Se quedó de pie, y volteó a verlo.

-He dicho que no tengo nada que decir al respecto y te lo repito por si no lo entendiste... no hablaré de eso contigo, ni con nadie, quedó en el pasado y ya no importa- dijo, comenzaba a enfadarse, aunque la hubiera salvado fue algo que aconteció en su vida y si era pasado nadie podía venir a revolcar las cenizas de lo que había quedado. -He viajado sola desde entonces, no necesito tu ayuda o protección- dijo casi de forma hiriente. Ella lo sabía, sabía que no podía ir por ahí sola en la noche, a veces la noche era más segura para moverse pero también era perfecta para esconderse, y no le agradaba la idea de irse con aquel chico, más bien quería irse, esconderse y no salir en un buen tiempo hasta que estuviera más relajada, ya había sido demasiada interacción con las personas para su gusto.

-Bien, ya viste que estoy bien, fuiste y sigues siendo un extraño para mi, no tienes porqué preocuparte por mi, a mi no me interesas y yo no debería interesarte, me fui porque lo quise, es simple de entender eso- comentó, ¿que esperaba?, ¿que se hubiera quedado ahí nada más porque si?. Entonces volvió a caminar, pero suspiró al escucharle.

-¿No entiendes que me gusta estar sola?- dijo, aunque un poco más tranquila, como si le estuviera hablando a un niño. -Si me salvaste o no, no cambian las cosas, no quiero compañía de ningún tipo y de quererla ¿porqué sería la tuya?, sólo me has estado persiguiendo todo el día, pude haber dejado que te mataran ahí atrás, y no lo hice, considéralo un pago por lo que hiciste por mi, pero no trates de obtener más, porque no ganarás nada -
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Invitado el Jue Jun 30, 2016 1:00 am

Al parecer tratar de conseguir algo positivo de la hermosa fémina seria todo un desafío porque esta sí que era testaruda en darles rotundas negativas a todas las palabras y ofertas que tenía que decir el pelinegro. A pesar de que la chica dijera que no le importaba el tema de su violación en el pasado, el espadachín sabía muy bien que en el fondo si era algo importante y que gracias a ese evento la fémina gano aquella actitud de solitaria o eso era lo que pensaba el joven luego de pasar todo el día con ella o mejor dicho persiguiéndola. Sin duda alguna sus palabras eran bastante fuerte y hiriente, si hubiera sido un amigo íntimo de la chica seguramente le hubieran dolido bastante al espadachín escucharlas, aunque ahora mismo sentía bastante impotencia por no poder hacer mucho por aquella chica que salvo hace dos años,  el pelinegro no quería creer que ella quisiera estar sola, eso era una vil mentira, nadie puede soportar la soledad sin importar cuanta resistencia tenga, el mismo Kayn lo sabía por experiencia al ser su presencia no notada por cada uno de los integrantes de su familia. Una vez que la mujer termino de decir aquellas crueles palabras, el joven respiro profundamente y con una mirada decidida decidió responder y decir todo lo que pensaba al respecto.

En primer lugar no creo que en el fondo quieras estar sola, es imposible que no busques el afecto de otra persona ya que ningún individuo independiente de su género y raza puede soportar la soledad, aquella sensación es algo horrible de experimentar y solo hace que tu vida no tenga sentido cada día que pasa ― fueron las primeras palabras dichas por parte del pelinegro mientras apretaba con fuerza ambos puños al recordar su solitario pasado en donde no era reconocido por los integrantes de su familia y solo sentía el desprecio de alguno de ellos. ― Otra cosa, yo no esperaba recibir recompensa alguna por haberte ayudado, uno no debe ayudar a otros para tratar de ganar algo sino más bien porque es lo correcto de hacer, si alguien necesita ayuda de cualquier clase ahí estaré ya que considero algo gratificante poder ayudar a las personas a mantener su felicidad o volver a avanzar con su vida luego de un mal momento. Me preguntas porque quisieras mi compañía pues es simple, porque yo entiendo lo que es la soledad y el desprecio, la he experimentado con mucho dolor por varios años, pero he logrado superarla manteniéndome positivo y con un objetivo claro, volverme una persona fuerte. Si no me quieres como un aliado u amigo, podrías mantenerme a tu lado para mejorar tus habilidades, yo busco ser el mejor espadachín del reino y tener a una compañera de entrenamiento me podría ayudar bastante ― y con esas palabras el espadachín dejo de hablar, no sabía si serían las palabras correctas para convencer a la fémina de quedarse a su lado un tiempo, pero era lo que pensaba el pelinegro y bueno si la mujer continuase con las ganas de retirarse, esta vez el chico no la detendría ya no se le ocurría que podría hacer para tratar de intimar con ella.

Si mis palabras no te son convincentes, solo te pido que esperes a que amanezca. Una vez que salga el sol podrás marcharte y no tendrás que escuchar de mi nuevamente, no te molestare más ― fueron palabras que dijo el pelinegro con un tono bastante serio y con cierta tristeza reflejada en sus ojos, no quería tener que abandonar a la chica, pero ya mucho no podría hacer por lo que simplemente se quedó recostado a un lado de las paredes de la cueva y se cruzó de brazos para escuchar la respuesta de la fémina.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Eliwood el Jue Jul 14, 2016 8:22 pm

Tema cerrado. 50G a cada participante.

Ambos obtienen un incremento de +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3174


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Recuerdos || Priv. Kayn

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.