Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Yuuko el Miér Mayo 04, 2016 7:18 pm

Sus ojos rojos no se despegaron del mapa extendido frente a ella ni un solo instantes desde que es conversación fue iniciada.Tampoco lo necesitaba,ver los rostros de sus interlocutores en esos momentos no era necesario,no cuando las voces y manera de expresarse de los mismos delataban sus sentimientos e intenciones. Algunos se mostraban airados,con furia contenida por la situación actual,intentando guardar la calma ante la soberana y compañeros militares. Otros sin embargo elegían las palabras con cautela,como si caminasen a través de la lava y mirasen con lupa donde depositar sus pies para no caer al mar de fuego. La reina sabia el porque de ello,porque hablaban con calma y comprensión,como alguien que intenta hacer entender una situación complicada que sabían que nadie entendería,la diferencia era que la reina lo entendía todo perfectamente. Y por ello el cuidado. No teniendo ningún asunto diplomático ni deber urgente en esos instantes la soberana de las islas pensaba ir en persona a tratar el asunto sobre el que se debatía en esos instantes en la sala que el palacio reservaba para las reuniones del consejo. Y aquellos reunidos en el lugar lo sabían,a pesar de que la mujer de piel pálida y negros cabellos no hubiese expuesto aun sus intenciones. No era necesario hacerlo tampoco,la conocían y sabría lo que vendría.

Pero antes de la debida y absurda discusión que sabría que tendría lugar de forma casi inevitable había detalles mas importantes que ultimar. Apoyo los codos sobre la mesa y entrelazo sus dedos.

-Esta seguro de que la información es correcta general? No dudo de nuestra gente pero lo cierto es que la situación es inusual...

No era raro que un par de tripulaciones piratas se aliasen,tampoco lo mas habitual,pero cuando los barcos del gobierno zarpaban en su caza y se veían acorralados aquello bandidos ponían en practica eso de  "el enemigo de mi enemigo es mi amigo".Y unían fuerzas en pos de salvar la vida. Lo malo de esas alianzas es que eran momentáneas, improvisadas mas bien,y el capturar a una de las tripulaciones no les aseguraba capturar a la otra. También tenia su lado positivo,dos barcos con la bandera pirata alzada eran mas fáciles de ver que uno solo.

Pero esta vez lo inusual era eso,la bandera. De los tres barcos sin identificación avistados en la isla mas al sur de su territorio,aquella mas cercana a la única isla perteneciente a Etruria,solo una era negra.Solo una era pirata. Pero habían sido los ocupantes de los tres navíos quienes quienes habían desembarcado y arrasado con uno de los puertos de la isla y la aldea  mas cercana al mismo. Reduciendo los edificios a cenizas y arrasando con todo. Al conocer la situación sus hombres habían dado prioridad a socorrer y evacuar a las victimas y afectados,en buscar heridos y supervivientes. Algo de lo cual como monarca se sentía orgullosa,pero que les había dado oportunidad a los criminales no solo de salir impunes y alcanzar sus navíos,sino de llevarse en ellos los botines obtenidos en tan despreciable acto.Acto que no se quedaría sin castigos.Uno muy cruel sin lugar a dudas.

-Una bandera pirata y dos insignias desconocidas su majestad.Todos los testigos coinciden en ello.

Extraño,pero no imposible. Lo único que cambiaba era el echo de que la situación era nueva y que había que proceder con mas cautela.

-De acuerdo,que la prioridad de los navíos que zarparon en su búsqueda no sea atraparlos si no alejarlos de la costa. Intentaremos dirigir su rumbo,empujarles a seguir el camino que nosotros deseemos. deseemos.Que se encaminen al norte,y que sobretodo no entren en el mar situado entre Etruria y nuestras islas. Eso solo les dará mas escondites,rehenes y victimas. Que los dirigían al norte mientras nosotros nos dirigimos al sur. Vamos a arrinconarlos y a hacer del mar su tumba

Su voz salio seria,autoritaria.Mas no cruel o fría.Sus manos se habían movido,una de ellas llegando al mapa y señalando con el mismo las acciones indicadas a sus hombres ,el rumbo que quería que los navíos tomasen.

-Yo comandare los cuatro navíos que zarparan desde aquí. Alguna pregunta antes de que os retiréis a realizar los preparativos pertinente?

-Su majestad... creo que seria conveniente que permanecierais en palacio. No hay necesidad para vos de exponeros a tal peligro...

La mujer suspiro,aun sabiendo de antemano que el comentario vendría junto con su orden. Tan difícil les era obedecer ? Entendía la preocupación de sus hombres,pues la misma venia de las circunstancias de la muerte del anterior monarca.Y en parte se sentía apreciada y halagada por la preocupación que mostraban por ella,pero no por ello iba a dejar que la privasen de su libertad Y fueron varias voces,las que de forma comprensiva intentaron hacer a la monarca cambiar de opinión. Siendo un esfuerzo inútil . Soltó un suspiro antes de  golpear la mesa,no con fuerza pero si provocando un sonido que hizo que las voces se acallasen.

-En lugar de perder nuestro valioso tiempo en una discusión sin sentido que sabéis que ganare hagamoslo de esta manera. Ustedes caballeros aceptan que yo participe en esta nuestra pequeña caza del mal y yo a cambio de aliviar vuestra preocupación y asegurar mi bienestar seré acompañada por uno de los altos cargos de nuestro ejercito. Alguna objeción.

Ninguna,tal y como esperaba.Se levanto haciendo que los demás siguieran su ejemplo,mientras su mente se debatía sobre en quien nombrar su acompañante,hasta que un nombre escuchado no hacia mucho tiempo vino a su mente.

-Preparémonos para partir entonces. Iré dirigiéndome a puerto para ultimar los últimos detalles desde allí. Hacer llamar al capitán Wingtribe y anunciarle que sera mi acompañante,que deberá reunirse conmigo en el puerto.

-El capitán nuevo?

-Ese mismo. Retiraros.

Si un capitán veterano o un general la acompañaban tendría el problema que no deseaba,se negarían a dejarla ser participe por su propia seguridad.Y su presencia seria poco mas que un estorbo en el barco. Tendría mas libertad si era acompañada de un recién llegado a la armada,y dicho sea de paso así comprobaba las habilidades del hombre en persona. Lo conocía de vista y conocía a su familia,a su padre de manera mas cercana y al que fuese su hermano de haber tenido varios encuentros con el mismo aun en la época en la que no era reina. Sabia de su lealtad y de sus habilidades para la magia,pero era hora de conocer al hombre detrás del nombre y a lo que era capaz de hacer. Que mejor momento que ese?

Sus pasos la llevaron fuera de la sala de conferencias,recorriendo con pasos elegantes y lentos los pasillos de palacio. Y tras ella los apresurados pasos de los consejeros y generales que instantes atrás le hacían compañía en dicha estancia.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4209


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Invitado el Miér Mayo 04, 2016 10:52 pm

La presencia de Saytan estaba ubicada en el Ala Oeste del Palacio, más específicamente en el vestíbulo que permitía la conexión a todos los demás pasillos y habitaciones de toda la estructura. El joven Capitán caminaba cerca de los enormes ventanales que permitían una vista impresionante y muy bella al ambiente de afuera. Sus manos estaban por detrás de su espalda, y se sujetaban entre ellas. Su caminar era muy regular y se veía más calmado de lo habitual, pero a pocos metros detrás de él, se apreciaba un hombre viejo, de al menos unos 68 años, se trataba de Lezalit Kan, el maestro del joven Wingtribe; llevaba una túnica marrón oscura pero tenía destapado su rostro, ambos conversaban mientras avanzaban.

~ ¿Sabe algo Maestro?, He estado pensativo sobre muchas cosas... ~ Soltó un gran suspiro y acomodó su sombrero de copa azulado, el cual cubría parte de la cara del jovencito.

~ ¿Sobre qué has estado pensando, diablillo? ~ Su tono de voz aumentó y apreció directamente la espalda de su joven pupilo, esperando aquella respuesta.

~ ¿Cuándo vendrá La Muerte a por usted?... Siento que ni el mejor tónico de limpieza logrará corroerle fuera de mí  ~ Se detuvo al frente de un ventanal y observó hacia afuera mientras llevaba su mano derecha a su mentón para pensar en algo ~ Maestro... usted ha visto más de mí que mi propia madre, y yo hasta sé que su devoción hacia mí alcanza las fronteras astronómicas de la vida... eso me hace sentir tan pero tan... avergonzado ~ Saytan giró su cabeza hacia el lado opuesto del sitio donde estaba su Maestro y sus mejillas se ruborizaron, pero en realidad esto era una fachada, algo que el propio Capitán solía hacer para sacar de quicio a su viejo Maestro.

~ ¿Pero qué...? ¿Otra vez con tus bromitas pequeña sanguijuela?. Mandaría las mil y un cartas al más allá para que envíen al propio Dios Demonio a alejarme de tu presencia. Pero sé que no vendría porque no querrían montar un circo con tu persona ~ El viejo se encogió en brazos y se detuvo a la par en que Saytan también lo hizo al frente de aquel ventanal. ~ De yo haberte dado a luz, hubiera pedido al doctor que te volviera a meter en mí para expulsarte por mi boca en forma de vómito... ! Avergonzado mis nalgas ! ~[/b]  El viejo Maestro se exasperó y su frente se puso roja, esto era debido a la forma en que comenzó a reaccionar ante las palabras de su pupilo.

El chico de cabello blanco volteó a ver a su maestro, tapando su propia boca de una forma muy apenada aunque sus intenciones estaban llenas ironía y descaro. ~ Que duras palabras mi gran Maestro... ! Me fascina verle reaccionar así ! Hahaha ~ Desprendió una muy buena carcajada y luego finalizó aquella con una sonrisa hacia él ~ Ya sabe como soy... y aún sigue cayendo ~ Aquel hombre de tercera edad apretó los dientes y cerró sus puños por la bromita realizada por su adepto,más sin embargo tomó un respiro para ahora darle la espalda y finalizar con algunas palabras llenas de seriedad ~ Te odio por eso... pero a la vez, me siento orgulloso de que sepas expresarte de esa manera con muchas personas. No eres para nada tonto... y eso te hace un buen hombre ~

La enorme puerta del vestíbulo se abrió y un par de Generales de la Reina Yuuko entraron por ella. Caminaron hacia donde estaba Saytan, y éste les veía venir. Soltó una sonrisa pícara hacia ellos y dio media vuelta para quedar cara a cara con ellos. ~ ¿Qué sucede mi General? ¿Acaso busca una cerveza para tragar y vomitar a la mañana siguiente? ~ Ambos sujetos se miraron entre ellos y posaron sus manos en sus cinturones para ignorar la pregunta ~ Tan repulsivo como siempre joven Saytan, pero hoy no tengo intenciones en buscarte la lengua ~ Aclaró su garganta y prosiguió ~ La Reina Yuuko le solicita en el puerto... al parecer tiene un deber que cumplir. Déjese de bromitas y va-...~ Wingtribe interrumpió las palabras del General y caminó de manera muy apresurada hacia fuera del Palacio para poder tomar una carreta que le llevara al puerto, su Maestro le acompañó sin pensarlo dos veces.

Aquella carreta tirada por un par de caballos se estacionó en una calle peatonal. Saytan bajó de ella y acomodó parte de su vestimenta muy exótica y elegante. ~ Maestro, le pediré que hasta aquí me acompañe... además, me gustaría que fuera a mi hogar y le diga a mis hermanos que regresaré pronto, y les daré unos lindos  regalos de venida. ¿Podría pasarle ese mensaje a ellos por mí? ~ El Maestro le asintió ~ Tenga mucho cuidado mi pequeño pupilo. Ya sabe cómo debe actuar, pruébese a usted mismo y honre a este terco viejo que le ha impuesto muchas doctrinas... ~ La carreta reanudó su viaje hacia "X" sitio y Saytan caminó hacia el puerto, que estaba muy cerca de donde había parado el medio de transporte.

A lo largo del muelle, se escuchó un fuerte grito emitido por un soldado. ~ ! Atención, Capitán presente ! ~ Muchos de ellos se pusieron firmes y mostraron sus respetos al individuo, así era... el sitio estaba lleno de algunos milicianos que se preparaban para algo que Saytan no tenía aún detalles concretos. Subió unos escalones para llegar al área de embarque de las naves con la insignia de la Reina y pudo apreciarla a ella por allí, rodeada por algunos individuos muy bien armados. El resto de soldados se ponían firmes cuando Wingtribe pasaba y Saytan les pedía que tomaran descanso. ~ Si... si chicos... muy buenos días para ustedes ~

~ Majestad... creo que el capitán ha llegado ~ Murmuró uno de los individuos que estaba próximo a ella. Saytan se acercó a ellos y sin más soltó un par de palabras llenas de elegancia y gracia ~ Mi bella Reina... es un placer el haber llegado lo más pronto posible a este sitio. ¿Es idea mía o se ve más radiante de lo habitual? Seguramente el bello sol calcinará su vida por ser más exquisita que él. ~ Le sonrió y su mueca cambió a una más seria, aquel tono de voz lleno de gracia también sufrió un cambio ~ Su Capitan hace acto de presencia... y está a partir de ahora a sus servicios ~ Se inclinó un poco y mostró respeto a su Reina.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Yuuko el Dom Mayo 08, 2016 3:59 pm

No necesitaba de grandes preparativos para movilizarse,si fuese un guerrero las armas y armaduras serian necesarias y el tomar y acomodarse las mismas serian un proceso que requería de su tiempo. Mas no lo era,era una dark mage y siempre tenia un tomo listo,atado con un trozo de tela a su cintura,colgando con comodidad de la misma,aquel lugar al que siempre había pertenecido. Un tomo siempre preparado,envuelto en telas a juego con las vestimentas que vistiese el día en cuestión. Y aun así siempre había preparativos que hacer antes de partir. En primer lugar dar instrucciones a los sirvientes para que alistasen su caballo,transporte mucho mas veloz que una simple carreta,e informar a los mismos de que iba a partir y era probable que no volviese hasta el día siguiente o dentro de dos días. Para que no hiciesen en balde ciertos deberes diarios que dedicaban a su majestad,para que no se preocupasen por la misma.

Los generales ya estaba en movimiento,de igual manera los consejeros habían partido a dar los avisos pertinentes y a prepararse para la ausencia de la soberana en palacio. Los soldados se encontraban en su mayoría situados en la costa,pues en un país en el cual predominaba el mar el puerto era siempre el punto de partida hacia cualquier lugar,en escenario donde debía congregarse la mayor cantidad de efectivos,no en palacio. Aun así también contaba con la fuerza del ejercito en su palacio. Su guardia ya había sido avisada ,al igual que  aquellos a los que ello o sus generales habían convocado para acompañarlos en la tarea. Solo restaba pasar por el boticario y tomar algunos de los brebajes de dicho lugar,por mera precaución. Aunque dicha tarea,tan sencilla en apariencia,tomo mas minutos de los requeridos al no contar en esos momentos sus curanderos con mas remedios que unos simples vulnerarys. La mujer los quería por precaución,no contaba con usarlos y esperaba el no hacerlo,por lo que no importaba que no fuesen el remedio mas potente con el que podía contar. Aun así las disculpas de parte de curanderos y la preocupación y buenos deseos de los mismos le restaron minutos a su majestad. Mas tras ello ya estaba lista para partir.

El camino era de sobra conocido,la mujer aunque no lo pareciera fue entrenada en el arte de la equitación y era buena jinete, el caballo fuerte y veloz,una combinación que hizo que llegase con rapidez al puerto mas cercano a palacio. Aquel que era el de mayor tamaño de la isla al ser la sede principal del ejercito de Durban,donde mas barcos de la flota real y efectivos podía uno localizar.Siempre y cuando los mismos no estuviesen muy repartidos entre sus tierras y sus mares.

Llego antes de lo esperado,cuando los barcos se preparaban con rapidez y los soldados entraban en el mismo,siendo los no magos los que cargaban los navíos y los primeros en subir a los mismos. Los magos no estaban mas relajados,pues repartían ordenes y organizaban sus tropas con presteza,pero no era a ellos dedicado el trabajo físico. La mujer sonrió con satisfacción cuando un capitán se le acerco a informar de la situación actual,y del tiempo estimado que tardarían en estar preparados para partir. Teniendo eso en cuenta,el tiempo que las palomas mensajeras tardarían en alcanzar los barcos que a los rufianes perseguían y dar el mensaje,el tiempo que debía trascurrir para que su objetivo avanzase hasta el lugar deseado...podrían tomarse la libertad de tener una media hora aproximada de libertad.De calma,de preparación...

Los dos generales y el capitán que comandarían el resto de navíos,un par de ellos siendo también capitanes experimentados,se acercaron a la mujer cuando la misma alcanzo el muelle. Se cruzo de brazos mientras clavaba su vista en el barco tomado por ella,aquel que siempre intentaba tomar para si.A la espera de que los preparativos del mismo finalizasen. Según los comandantes de su flota el resto de navíos estaba pronto a partir,así que ese acercamiento a la soberana era para tratar la formación de las naves y ultimar algunos detalles de la estrategia planeada.

Finalizando estaban cuando uno de los hombre se giro al escuchar un pequeño revuelo tras de si anunciando brevemente la llegada del capitán que ella misma había solicitado girándose con discreción la mujer para clavar sus ojos rojos en la figura que hasta ella se acercaba.Efectivamente era el capitán Wingtribe,lo reconocía de vista.

-Podéis retiraros,partiremos en quince minutos,a mi señal. Aquellos rezagados que vayan embarcando....

Una leve reverencia,un asentimiento y pasos apresurados mientras se alejaban de su lado,al tiempo que el capitán se acercaba en lugar de ellos compartiendo unos breves momentos con los mismos mas sin intercambiar palabras entre ellos. Las únicas palabras fueron las del hombre dirigidas a su reina. A la mujer le gustaba la palabrería vacía tal y como era esa,pues le gustaba jugar a adivinar los motivos escondidos tras la misma.Aunque no era necesario adivinarlo en dicha ocasión,el tono de voz usado por el albino y los breves rumores sobre la afilada lengua y particular sentido del humor del mismo que hasta ella habían llegado dejaba en claro que no era mas que eso.
Gracia.Juego. Halagos vacíos sin sentido ni siquiera de ofender.

-En pie capitán. Me complace lo pronto que a acudido usted a mi llamada.

Espero a que el mismo se incorporara y estiro uno de sus brazos hacia el ,un gesto que esperaba a que el otro se acercase y lo tomase entrelazando así ambos brazos. Una sonrisa socarrona afloro en el rostro de la mujer,discreta y bienintencionada.

-Es hora tanto de que sus hombres como nosotros mismo comencemos a embarcar.Me haría el honor de acompañarme hasta mi camarote?

Espero a que el brazo fuese tomado antes de comenzar a andar junto al otro,pasos lentos y elegantes que los encaminaban hacia la pasarela que unía el navío con el muelle

-Ya ha sido informado de la situación y de su misión o no han tenido tiempo para ello?
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4209


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 09, 2016 4:42 pm

Había llegado a tiempo al puerto, y ante él, estaba su hermosa Reina, aquella a quien siempre le solía arrojar un par de cumplidos para hacerla sentir como una de las mujeres más poderosas e importantes  para las islas de Durban. El capitán se reincorporó tras escuchar las palabras provenientes de ella, y la vio directamente a sus ojos para demostrar seguridad y seriedad como buen soldado fiel que era. El rostro de Saytan se sorprendió un poco al ver cómo la Reina extendió hacia él sus brazos y de inmediato entendió sus intenciones. Tomó los brazos de ella y la acercó más al lateral de su cuerpo de tal forma que los brazos entre ambos individuos quedaran entrelazados, un gesto de cortesía, caballerosidad y de muy buena educación para personas como ellos. Saytan respondió a la sonrisa y expresión general del rostro de su Reina con una de las suyas, para que así ella se sintiera muy cómoda con todas las acciones y gestos que manifestara a su persona.

Escuchó y pensó sobre las siguientes palabras que soltó Yuuko, y sin más respondió ~ Tiene toda la razón mi Reina. El tiempo es oro y hay que recorrer un buen camino marítimo ~ Saytan tomó la iniciativa como caballero que era y dirigió la caminata hacia la embarcación sin jalarla con fuerza ni tampoco produciendo un forcejeo que pudiera incomodarla. Acto seguido aceptó la invitación ~ Por supuesto que la acompaño hasta sus aposentos ~. Comenzaron a subir por esa rampa que conectaba el muelle con la cubierta de la nave y sin pensarlo dos veces, se atrevió a responderle de manera directa. ~ Para nada mi Reina. Estaba en el vestíbulo del Palacio cuando el General "Panzón" me halló ... y me notificó que usted me buscaba , de inmediato me largué de ahí sin saber cual era la razón. ~ Soltó una risilla ~ Practicamente le dejé hablando solo y vine con prisa para acá sin saber la razón o la misión... y creo que, no era necesario el saberlo, ya que, si así fuera el saltar de un precipicio, lo haría con gusto. Así que cuénteme mi Reina... ¿cuál es la misión de hoy? ~ Saytan con su mano libre acomodó su sombrero de copa de tal forma que este no se cayera, debido a una fuerte ráfaga de viento que se presentó. Posó su mano en la parte superior de la mano de la mujer para así seguir con la postura en la que ambos estaban, no sin antes de decirle a uno de sus subordinados que estaba allí cerca un par de cosas ~ Soldado... indique a mi pelotón que se encargue de dirigir a los miembros del grupo seguidor de la Reina de que se apresuren a zarpar. Quiero provisiones listas y demás. Debemos partir en 15 minutos... ¿De acuerdo? ~ Aquel soldado se postró firme ante el Capitán novato y asintió, para así correr a cumplir con la orden.

Saytan abrió la puerta que daba a la parte interna del barco, y sin más, entró con su Reina con el fin de ir al camarote personal de ella.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Yuuko el Jue Mayo 12, 2016 6:32 pm

Le complació ver que el otro no solo entendía el gesto,si no que lo correspondía y lo brazos de ambos quedaron entrelazados para de esa manera caminar ambos a la par con mayor comodidad.No es que esperase que el otro no cumpliese con sus expectativas,pues estaba segura de que lo haría,pero nunca estaba de mas comprobar que las suposiciones de una eran correctas.

Los pasos de ambos comenzaron a encaminarse hacia la pasarela,el tiempo era algo que en esos instante no sobraba pero aun así tenían el suficiente para que sus pasos fuesen calmados y la situación pudiese llevarse con tranquilidad. Sin prisa pero sin pausa.

Un suspiro y una ligera carcajada murieron en los labios cerrados de la mujer. Los rumores volaban por palacio y por el cuartel,no siempre ciertos pero en todos ellos por muy falsos que fuesen había parte de verdad. Verdades ocultas,difíciles de ver o verdades transparentes. A la reina le gustaba que esos rumores llegasen a ella,ya fuesen bien o mal intencionados,porque por una parte podría descubrir verdades que desconocia.Y por otra se dejaba entrever la naturaleza de los suyos,aunque sea la malintencionada que hacia que uno esparciese falsos y dañinos rumores. Entre los rumores que sus oídos habían captado estaba el de la lengua viperina del recientemente nombrado capitán y la facilidad de palabra que este tenia para sacar de quicio a sus allegados,tanto de rango superior como de inferior a el.

Las palabras recién formuladas por el albino eran sinceras,educadas pero sin intención de ocultar nada. Una sinceridad que siempre se agradecía,que poco a poco se tornaría en confianza mas rápido de lo que debería. Y que también dejaba ver el porque de dichos rumores.

-Querido, debes guardar mas respeto,tanto para tus superiores como para los inferiores. Los motes están bien,cuando hay confianza,cuando no la hay pueden llevar a malentendidos,y estos pueden traer conflictos absurdos. Y debemos estar unidos. No me malinterpretes,no te digo que cambies tu manera de ser ni tu uso de la palabra,solo que estés mas consciente de a quien se la diriges y las consecuencias que acarrea.

Porque estaba seguro de que si el general descubría el nombre por el que el capitán se dirigía a el no le haría ninguna gracia. Y aquello no solo podría causar un conflicto entre ambos militares si no que le tocaría a ella como reina quedar atrapada en medio y mediar entre ambos. Y ya eran mayorcitos como para ahorrarse tal tarea.

-Tanta devoción para con mi persona me halaga,porque también significa que eres devoto para con nuestro país. Y eso te llevara a hacer grandes cosas y ser de gran ayuda para los nuestros... Pero no dejes que eso te ciegue. La información es valiosa,debes aprender a escuchar.Sobretodo a aquellos superiores a ti en cualquier ámbito,pues son de los que mas puedes aprender .Tiene mas conocimientos y experiencias que puedes hacer todo,que te ayudaran a avanzar... Aunque el general no te agrade recuerdalo,puedes aprender mucho de el solo con escucharlo o verlo,ni siquiera es necesario interactuar....

Cuando alcanzaron la cubierta ya había varios hombres de la reina acomodando la mercancía y tomando posiciones. Preparando la nave para partir. Saytan ordeno a uno de los soldados que su propio pelotón embarcase y tras recibir y aceptar las ordenes partió a cumplirlas. Aun quedaba el tiempo suficiente como para acomodarse en el camarote de la reina,el que en otras circunstancias seria llamado el camarote del capitán,y explicarle la misión al mago albino.

No tardaron en alcanzar el camarote pues si bien el barco era grande no lo era tanto como palacio,y en comparación los pasillos y recovecos a recorrer no eran nada. Llegaron a la entrada del mismo y ante ellos quedo el camarote de madera. La parte de enfrente era mas ventanal que madera,un escritorio de considerable tamaño depositado en medio de la estancia. A un lado de la misma una cama,pequeña pero cómoda,y al otro lado un baúl y un pequeño armario.Un mueble lleno de cajones. Frente a la escritorio había una pequeña banqueta,y tras el mismo una silla mas grande y aunque no mas ostentosa si mas cómoda.

La mujer soltó su agarre y se dirigió al asiento de mayor calidad,cruzando sus piernas con elegancia al sentarse en el mismo. Con un elegante y sutil gesto de su mano señalo la banqueta,esperando que el otro se sentase frente a ella. Sobre el escritorio había un mapa de las islas y los mares que las rodeaban,donde se veía parte de la costa de Tellius y de Elibe por la proximidad de sus tierras a ambos continentes.
Afiliación :
- DURBAN -

Clase :
Dark Sage

Cargo :
Reina de las Islas de Durban

Autoridad :
★ ★ ★ ★ ★

Inventario :
Tomo de Worm [3]
Vulnerary [2]
Vulnerary [3]
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
4209


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Eliwood el Jue Jul 14, 2016 8:49 pm

Tema cerrado. 30G a Yuuko.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
604


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El hombre detrás del nombre [Campaña - Privado Saytan Wingtribe]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.