Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Ficha de Sindri

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ficha de Sindri

Mensaje por Sindri el Lun Oct 12, 2015 6:51 pm

Sindri
Dark Mage
“Si deseamos entender todos los aspectos de la magia necesitamos contraste, no sólo la adherencia a un único ideal.”

Datos
Nombre: Su nombre de nacimiento es Asriel Ryerde pero acogió el pseudónimo de Sindri tras su iniciación.

Edad: Veintiún años.

Clase: Dark Mage.

Especialización: Magia Oscura. Aunque desde su iniciación es capaz de utilizar los tomos de magia comunes, Sindri prefiere utilizar los grimorios de Magia Arcana.

Afiliación: Elibe, concretamente Ilia.

Ocupación: Bibliotecario de la Gran Biblioteca de Ilia.


Personalidad
Sindri es un joven extrovertido, con una inmensa curiosidad y siempre alegre, que parece tener una sonrisa perenne en su rostro, algo que contrasta mucho con el estereotipo del usuario de Magia Arcana que muchos tienen, sombrío y silencioso... de hecho se podría decir que casi irradia buenas vibraciones y suele hablar bastante siempre que tiene ocasión de hacerlo, sin problemas para charlar sobre temas banales o sin importancia durante horas y horas. Es alguien optimista que intenta ver el lado positivo de las cosas y que no se deja arrastrar por la tristeza o el temor, tratando siempre de anclarse con pensamientos positivos y pareciendo tener una fuente inagotable de ánimo. Aún así no tiene problemas en ser sarcástico y cáustico cuando la situación lo requiere, puesto que algo de sátira puede hacer una conversación mucho más divertida o entretenida, al menos para él, pero como alguien que ha crecido en una corte sabe que hay un límite para esas aportaciones.

Sin embargo a lo anteriormente expuesto, Sindri tiene también un lado travieso y algo bromista, siendo un gran conocedor de todo tipo de juegos de palabras, de enrevesados acertijos y de curiosos enigmas, sacados de muchos libros leídos en su tiempo libre o de haberlos oído a gente que pasaron por la Gran Biblioteca de Ilia. El joven Dark Mage tiene también un gran sentido del humor incluso en situaciones que no piden por él, llegando a poder ser un humor ácido y mordaz si está lo suficientemente molesto, y siente un cariño especial por todo tipo de chistes y ocurrencias, especialmente los chistes malos que arrancan gruñidos y miradas malhumoradas... casi parece que intenta contar los peores chistes posibles concebidos en el continente de Elibe. Casi. Como le disgusta mucho mentir, Sindri disfruta mucho contestando a las preguntas o cuestiones a las que no quiere responder con tecnicismos, palabras exactas, verdades desde un punto de vista o respuestas matemáticas.

Respecto a su faceta más mágica, Sindri siente un gran respeto y dedicación por la Magia Arcana y los conocimientos que entraña, no estando de acuerdo con la opinión que califica este tipo de arte como “malvada”, lo que no quiere decir que no sea completamente consciente del peligro que esta magia entraña si se aplica de manera equivocada o con fines malintencionados. Es consciente del estigma que este tipo de magia tiene en la sociedad actual, aunque no culpa a los que tienen tal opinión por el gran número de practicantes de Magia Arcana que la utilizan inadecuadamente; para evitar malentendidos y problemas, este Dark Mage se guarda de divulgar sus habilidades sin razón con la intención de evitar ser el objetivo de una caza de brujas. Por ello suele continuar sus investigaciones en los misterios de la Magia Arcana por su cuenta y riesgo, tratando de no molestar a nadie fuera de lo estrictamente necesario y enfrascándose en buscar tomos, grimorios y tratados por todo el mundo que puedan ayudarle con su cometido.

Sin embargo, tantos años practicando la Magia Arcana han acabado por afectarle un poco la manera de ser y de ver el mundo: ha pasado a ser alguien más pragmático, desconfiado de las intenciones de los otros y menos escrupuloso a la hora de tomar decisiones o emprender según acciones que pueden acarrear funestas consecuencias. Este pragmatismo lleva al Dark Mage a admirar mucho el poder y el individualismo de la gente, teniendo una opinión positiva de aquellos que lleven a cabo tareas arduas ellos solos, sin pedir o aceptar ayuda de nadie, aunque acaben últimamente fracasando en su empresa; del mismo modo no ve con tan buenos ojos aquellos que piden ayuda o están dispuesta a darla rápidamente puesto que considera que ello priva al que ayudan de superar él mismo el conflictos y, por lo tanto, de crecer como persona.


Historia del personaje
De acuerdo con las leyendas de Elibe, hace mucho, mucho tiempo Roland el campeón, la figura mítica que blandía la espada Durandal, fundó la Liga de Lycia tras la antigua guerra con los dragones. Este estado, conocido también simplemente con el nombre de Lycia, es una federación fragmentada en catorce territorios autónomos en el centro del continente de Elibe, con fronteras con el Reino de Bern al este, con el Reino de Etruria al oeste y con las planicies de Sacae al norte. Durante generaciones, cada uno de los territorios fragmentados han sido gobernados por marqueses y marquesas de sangre noble y han visto períodos prósperos de paz, guerras de sucesión, matrimonios por amor y por conveniencia, traiciones por el trono e incluso batallas entre los territorios por su supremacía, asentándose como un lugar de referencia en el continente de Elibe.

En el año 958, en la noble Casa Ryerde, situada en el corazón de Lycia, nació Asriel Ryerde, hijo menor de los marqueses Asgore Ryerde y Toriel Ryerde y hermano de Agnès y Alys Ryerde. Un hijo sano y saludable cuyo nacimiento celebraron por todo lo alto, como hicieron con sus dos hermanas en su momento, y que creció contento entre algodones con multitud de maestros y profesores, como es común entre la nobleza, aprendiendo así a leer, a escribir, matemáticas, historia y astrología. Era un muchacho curioso y alegre con gran afán de aprender sobre todo lo que podía y tenía muy buena relación con toda su familia, especialmente con sus hermanas y su madre, ya que su padre normalmente estaba fuera del castillo ya fuera en campañas o en asuntos militares. Su infancia fue feliz y transcurrió sin ningún problema, no teniendo ningún mal recuerdo de aquella época.

Pero ello cambió al entrar en la adolescencia.

El año 973 Asriel cumplió 15 años y ya podía considerarse como un adulto, por lo que Asgore y Toriel decidieron que recibiese entrenamiento militar para poder unirse al ejército de su padre y, quizá algún día, tener un alto puesto en él. Pero sin importar qué tipo de entrenamiento o qué profesores tenía, Asriel era mediocre en todo lo que intentaba: Knight, General, Archer... incluso como Soldier, el entrenamiento militar más balanceado y que requería menos especialización, Asriel no conseguía buenos resultados, parecía ser que no tenía madera alguna de luchador. Preocupados por su hijo, decidieron consultar a Mage y Sage expertos de la corte pero éstos, tras un estudio con sus métodos usuales, no encontraron ningún potencial mágico en el joven noble, descartando que pudiera ser entrenado en los caminos de la magia normal. Así pues, sus padres decidieron que no deberían forzarle por un camino militar y le propusieron un puesto administrativo, a salvo de cualquier daño y en el que podría tener una buena vida... pero eso, a un adolescente que comenzaba a sentirse como un fracasado a los ojos de su familia entera le pareció un menosprecio más que la ayuda que realmente era, por lo que irado salió del castillo a sosegarse al pueblo cercano, donde podría tomar aire fresco. Oh, cómo deseó, tiempo después, haber hecho caso a sus padres en aquél momento...

En el pueblo había un gran revuelo puesto que una caravana de artistas había llegado y ofrecía su arte para entretener las masas. El olor a comida dulce, el ambiente festivo y las risas que inundaban el aire pronto hicieron olvidar a Asriel su enfado y le invitaron a participar de incógnito en las diversiones que ofrecían: artistas ambulantes haciendo trucos con el fuego, representaciones teatrales, cuenta-cuentos, cocina exótica de otros lugares... las horas volaron pasándolo bien. Pero Asriel, sin saber bien por qué, acabó entrando en una caseta de feria que parecía que le llamaba, un lugar que por dentro estaba oscuro casi en su totalidad, puesto que una bola de cristal irradiaba una luz fantasmagórica que iluminaba una figura encapuchada y misteriosa quién se ofreció a leerle el futuro con una voz clara como el cristal. El joven, curioso como era, aceptó y, tras un silencio sepulcral, la vidente le confió que lo veía blandiendo un gran poder, mayor del que podía imaginar siquiera, un poder que podía doblegar a cualquiera ante él. Esas eran palabras que Asriel quería escuchar y, tras inquirir más, la vidente sacó de entre las sombras un libro que, según sus palabras, le mostraría el camino a seguir... quizá en otros momentos el noble hubiera recelado de tal cosa pero, en su estado de ánimo actual, era una oferta que no podía rechazar. El joven cogió el préstamo con manos temblorosas, aquello que haría que su familia estuviese orgulloso de él y dándole las gracias una y otra vez, emprendió corriendo el camino de vuelta al castillo.

Entrando en la sala del trono de sopetón y encontrando ahí a toda su familia, Asriel les contó emocionado el encuentro que había tenido con la vidente y les mostró el libro que le había dado, cuya portada refulgía a la luz de las antorchas. Si bien sus padres y sus hermanas escucharon aquella historia y vieron aquél regalo como algo inocuo que había hecho feliz al pequeño de la casa, los magos de la corte identificaron aquél volumen como un libro de magia negra y así se lo hicieron saber al marqués. Éste, extrañado pero temeroso por la seguridad de su hijo, le exigió apresuradamente que le diese el libro para que fuera destruido y, el joven, aterrorizado y lleno de rabia mientras él, sus guardias y la, lo abrió sin pensar e hizo movimientos con el brazo para disuadir a aquellos que se intentaban acercar a él mientras gritaba. Y, de pronto, una ola de algo negro y espectral salió de su mano y se lanzó en tropel contra todo lo que había delante suyo, incluida su familia, arroyándola y lanzándola contra las paredes... horrorizado Asriel no sabía si mirar a su mano todavía humeante, el libro cuyas palabras brillaban o a los presentes en la sala, quién lo miraban llenos de miedo, algunos heridos.

Realmente era Magia Oscura.

Sin que nadie pudiera evitarlo, Asriel salió de la sala corriendo sin mirar atrás. Y corrió. Y corrió. Y corrió. Hasta el pueblo, donde una figura conocida lo esperaba en la plaza junto a unas carretas a punto de partir, con gente cargando los últimos vestigios de lo que había sido la feria estos días, esta vez desencapuchada, revelando una bella mujer de oscuros cabellos largos con ojos del color de la miel. La mujer, que se presentó como Sigyn, no esperó a sus preguntas y le contó todo mientras recuperaba el aliento: ella era una Dark Sage que recorría el mundo en busca de gente con el don para la Magia Oscura y que el libro que le había dado era realmente un grimorio de Magia Oscura simple que se lo había confiado porque había sentido el don de esta rara arte en él y esperaba que lo leyera en secreto para evitar problemas para él. Sin embargo había sentido una ola de magia sin refinar hace unos instantes que le hizo temer por lo peor: le había dado el libro para que descubriese poco a poco su talento pero su don era en estos momentos inestable y había activado el contenido mágico del libro sin intención, la mujer disculpándose y con voz triste le aseguró que, si no aprendía a controlarlo, sería un peligro para todos incluso si no volvía a tocar un libro así jamás. Sigyn le propuso que fuese con ella puesto que podía enseñarle a controlar sus poderes y, además, se sentía responsable de esta situación por su falta de cuidado... el muchacho, desesperado, aceptó su oferta al no tener otras y no querer dañar a más gente.

Y así Asriel Ryerde desapareció de Lycia.

Sin embargo para ese momento, la caravana había abandonado por completo los dominios de la Casa Ryerde y se había dirigido por al norte, a las planicies de Sacae donde los nómadas no los conocían, por una “profecía de buena fortuna” que había efectuado la vidente quién, de la noche a la mañana, se había hecho con un aprendiz. Durante un tiempo estuvieron de gira por las ciudades cercanas a la frontera de Sacae y Lycia hasta que, semanas después, escucharon noticias de la familia Ryserde: nadie había resultado herido de gravedad y se habían recuperado a día de hoy, además que Asgore y Toriel habían decretado que se buscase a su hijo con recompensa para el que lo trajera ileso, no para castigarle, sino para ayudarle en lo que pudiesen con su problema. Pocos días después, la troupe se dirigió a otras ciudades más septentrionales de las planicies con un aprendiz de Dark Mage con la consciencia tranquila, pero lleno de remordimientos.

Durante dos años Sigyn enseñó los aspectos más básicos de la Magia Arcana, que era el nombre correcto para el arte, a Asriel quién demostró esta vez sí destreza para aprender... la Magia Arcana reside en el conocimiento, no del deseo de hacer daño a otros, y Sigyn dotó a su aprendiz de todo el conocimiento que tenía tanto ella como los volúmenes y grimorios que portaba consigo. Tras este tiempo, Sigyn entendió que Asriel estaba preparado para la Iniciación, el momento en el que el practicante debía invitar la oscuridad a dentro de sí mismo sin permitir que tomara el control. Y una noche de luna nueva, Sigyn tomó la mano de Asriel y lo llevó a un lugar apartado, donde se llevó a cabo el ritual. Describir el ritual es difícil, si no imposible, puesto que es diferente para cada individual: promesas de poder, riqueza, conocimiento... seducciones más allá de lo que uno pueda desear como susurros e imágenes... pero Asriel estaba preparado y aceptó la oscuridad, pero le prohibió tomar el control con todas sus fuerzas. Tras convencer a la oscuridad que no podría tomar el control por más que lo probara, el agotado muchacho cayó rendido en un profundo sueño del que despertó tres días más tarde.

Al despertar le esperaba una preocupada Sigyn quién tras darle la enhorabuena y asegurarse que estaba bien de salud, le contó con alegría que había pasado la Iniciación y que, desde aquél día, era un Dark Mage de pleno derecho con todo lo que implicaba. La alegría de Asriel fue enorme, pero fue ahogada prontamente por sus perspectivas de futuro... no podía volver ahora, si es que en algún momento podía: no sentía cólera ni miedo... sólo vergüenza y la decepción de haber fallado a su familia; por decirlo así sus remordimientos le impedían volver a casa. Sigyn le propuso que podía continuar sus estudios de Magia Arcana discretamente mientras decidía y le contó que había una biblioteca en Ilia donde podía encontrar todo tipo de volúmenes y libros para ello y que siempre estaba falta de personal. Asriel, viéndose de nuevo sin mejores opciones y no queriendo continuar una vida de nómada aún habiendo hecho grandes amigos en la caravana, aceptó y su maestra, antes de partir, le propuso un cambio de identidad como regalo por su Iniciación: a partir de entonces Asriel Ryerde sería conocido como Sindri. Al muchacho le gustó el nombre y lo aceptó completamente, era para él como comenzar de cero.

Pocos días después, Sindri se despidió de su maestra, quién quería seguir con su cometido de ayudar a otros potenciales Dark Mage controlar su don, y del resto de la caravana para unirse a una expedición de amables mercenarios que volvían a Ilia tras una exitosa campaña, por lo que estaban con suficiente humor como para aceptar extraños en su grupo con un lugar de destino común. Tras unas semanas de travesía que a Sindri se le hicieron meses, el grupo llegó a las nevadas tierras de Ilia y el joven mago oscuro no tuvo muchos problemas para llegar a la Gran Biblioteca. Si bien Sindri no reveló sus capacidades de Magia Arcana a los encargados de la Gran Biblioteca sí que les demostró capacidad de leer y escribir correctamente, aspectos indispensables para trabajar ahí, y lo contrataron como bibliotecario en prácticas puesto que no había mucha gente que quisiera dedicarse al cuidado de los libros en sí. No era una posición muy glamurosa, pero el salario era bueno, tenía derecho a una habitación en un ala de la biblioteca, dos comidas al día y servicio de lavandería.

Cuatro años más tarde, Sindri es un bibliotecario de pleno derecho de la Gran Biblioteca de Ilia en la que ayuda a magos, filósofos y otra gente que lo necesite a encontrar justamente el tratado sobre magia de fuego o el libro de historia del reino de Bern que necesiten, además de ocuparse de ir personalmente a algunos enclaves en los que se rumoreaba que podían encontrarse libros y grimorios antiguos. Por su parte, el muchacho sigue con su vida de estudio y dedicación a la Magia Arcana en aquél lugar recluido, alejado de aquellas batallas que asolan Elibe y el resto del mundo.


Extras
*Le gusta llevar a cabo las cosas sin prisa y pausadamente, siendo un gran amigo de los descansos y el relax pero, por el contrario, detesta hacer las cosas con prisa y todo aquello que implique esfuerzos físicos que acaben en cansancio para él.
*Si bien trata de mantener sus habilidades de Dark Mage en secreto, se le hace difícil no corregir a la gente cuando llama “Magia Oscura” a la Magia Arcana.
*Tiene mucha curiosidad por los Laguz y por el secreto de su longevidad, aunque son muy raros en Elibe y jamás ha visto uno en persona. Ha leído muchos libros sobre ellos y considera que los Laguz Gato son adorables, eso sí.
*En concordancia con lo anterior, una parte de sus estudios se basa en el estudio de algo conocido como Quintaesencia: una sustancia mítica que sana heridas y alarga la esperanza de vida descrita en un volumen polvoriento de la Gran Biblioteca, a cargo de un sabio cuyo nombre se ha perdido.
*Se le dan mejor las maldiciones que los rituales puesto que en Ilia no hay mucho mercado para comprar los ingredientes necesarios para hacerlos como es debido; las maldiciones son bastante más sencillas en cuanto a materiales.
*Tiene mucho interés en encontrar legendarios Tomos de Magia Arcana tales como Imhullu o Loptyr y poderlos estudiar detenidamente... para propósitos puramente didácticos, claro.


Procedencia
Nombre original del personaje: Xelloss Metallium.
Procedencia: La serie de manga y anime Slayers, creada por Hajime Kanzaka.
Spoiler:
 
Afiliación :
- ILIA -

Clase :
Dark Mage

Cargo :
Bibliotecario (Gran Biblioteca de Ilia)

Autoridad :

Inventario :
Tomo de Ruina [1]
Tomo de Ruina [2]
Vulnerary [3]
Tónico de resistencia [1]
Tomo de Ruina [2]
.

Support :
Lyndis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2366


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ficha de Sindri

Mensaje por Marth el Lun Oct 12, 2015 7:38 pm

• Ficha aceptada •


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [1]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1724


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.