Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Marth el Lun Oct 12, 2015 6:51 pm

La situación era bastante complicada y comprometida ya estas alturas, los Alteanos estaban perdiendo territorio en manos de los emergidos, ambas islas norte estaban tomadas en su totalidad y parecía ser tierra de piratas y emergidos en constantes luchas y saqueos, irrecuperables por el momento teniendo su milicia concentrada en parte continente del país y en la isla principal donde se encontraba en castillo. El príncipe miraba con preocupación el mapa, más de la mitad de su territorio estaba tomado, fuera de sus manos, según los mensajeros que habían llegado de la fuerza fronteriza con Plegia, estaban perdiendo terreno y habían tenido que retroceder, mover familias y dos pueblos enteros retrocediendo para poder contener a una fuerza tan grande. El peliazul ya sospechaba directamente un ataque directo de parte de los Plegianos pero tras cartas de exigencia de explicaciones confirmó que los tratados de acuerdo de paz seguían vigentes por ambas partes, a parte que estos enemigos no vestían como Plegianos y no luchaban como tales tampoco. La situación se volvía cada vez más confusa y Altea no podía hacer más que pelear por su territorio sin lograr encontrar la raíz del problema, su gente pedía explicaciones así como sus soldados y los rumores de que había una guerra que el príncipe estaba ocultando comenzaba a crecer en la isla principal. Marth ya no encontraba manera de poder solucionar el problema sentado desde su escritorio, tenía que marchar por el mismo camino que había ido su padre más de un año atrás y que nunca había regresado... no podía decir que no estaba asustado, pero tenía que ir, no podría seguir aplazando eso, la gente estaba muriendo y su propio ejercito estaba sufriendo. La situación estaba mucho más controlada ahora que cuando su padre marchó, su ejercito estaba más concentrado y organizado y los frentes están ahora mejor armados y no marcharía solo si no que se llevaría a su guardia y al general que no era nada menos que el orgullo de Altea.

Con confianza renovada encaminó el corto viaje desde la isla principal hasta el territorio en el continente, un viaje que debía hacer a lomo de caballo y una pequeña sección en barco antes de reunirse con sus caballeros y seguir marchando a lomo de caballo. Los paisajes eran tranquilos, los más cercanos a la costa y a la isla principal no mostraban señales de guerra o ataques, por varios kilómetros fue así, incluso gente trabajando en los campos y saludando a la caravana del príncipe hasta que el ambiente comenzó a ser bastante más lúgubre, el sonido de los pájaros era aplacado por el sonido de la batalla, los hombres gritando y golpeando metales tiñendo de sangre los campos que una vez habían sido cultivados, muchos de ellos aún con las hortalizas sin cosechar o creciendo, clara señal que las familias debieron de abandonar sin previo aviso y de manera bastante reciente. Sin siquiera detenerse en el campamento, dejando que los demás desempacaran y prepararan la carpa donde el príncipe se quedaría, este se adelantó hasta las  filas traseras manando llamar enseguida al general. La expresión del joven no podía si no mostrar auténtico terror de lo que veía en su primera vez en un campo de batalla, se lo había imaginado pero nunca de esa manera, ni tampoco el aroma tan fuerte a sangre y muerte.  Llevaba su espada a un lado, armadura liviana protegiendo sus hombros y pecho y fuera de esto simplemente su capa y ropa usual, incluso su tiara sujetando los cabellos sobre su cabeza, años de entrenamiento no le habían preparado para aquella visión.

Al vislumbrar al general, descendiente de seres divinos, se acercó al galope, bajando del caballo bajando bastante en altura apenas superando un metro setenta y cinco, siendo apenas un adolescente en crecimiento, fuese o no su sangre la elegida por los dioses y portase o no el poder político sobre aquel país, no quitaba que siguiese siendo un adolescente que estaba siendo obligado a crecer demasiado rápido. Por primera vez en su vida se sintió demasiado nervioso y asustado como para mantener todo el largo protocolo de modales que se le había enseñado, dirigiéndose enseguida al general sin saludos dilatados y floreado - General Reiss, espero que haya recibido el aviso de mi llegada. ¿Cómo está la situación? - su voz suave y delicada, normalmente tranquila y dulce ahora estaba bastante agitada, y ni siquiera había desenfundado su espada.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [1]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1734


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Invitado el Lun Oct 12, 2015 7:50 pm

Esta situación es de las peores que un hombre puede enfrentar, ver a sus camaradas caer, como el territorio se pierde y familias pierden sus hogares, es simplemente algo que yo no puedo tolerar. En estos momento me encontraba en las filas del frente de batalla, tratando de recuperar las zonas fronterizas de Altae que se perdieron en manos de los emergidos, lo que es una tarea ardua y que muchos no desearían, pero cuando te comprometes con una nación, simplemente nos puedes negarte. La pelea era ardua, mi compañeros caían a paso que marchaban, todos estaban fatigados, adoloridos, sólo quieren volver a su casas, con sus familias, los comprendo hasta cierto punto, más que nadie desearía no tener que estar aquí, dejarlos volver y que olviden las atrocidades que han visto, pero por lástima cada hombre y mujer capaz de empuñar un arma es completamente necesario si queremos que la nación se salve y recupere de la situación. Durante el combate las noticias no paran de llegar, sin importar que se este concentrado en el combate. Mientras descansábamos temporalmente, preparándonos para la siguiente horda, nos llegó la noticia de la llegada del príncipe Marth, lo que en este punto no podría definirlo ni como bueno no como malo, esperemos las cosas salgan bien, si el príncipe muriera conmigo de general simplemente no podría volver a mirar a la cara a mis tropas. Su llegada sería en un día, por el momento debíamos centrarnos en el combate.

La llegada del príncipe era inminente, y los preparativos me estaban molestando. A pesar de mi insistencia en permanecer con mis soldados, tuve que quedarme a esperar al futuro regente de la nación, un joven que yo preferiría no estuviera aquí, aún es sólo un niño, no quiero ser quien le muestre las atrocidades de este mundo. Estaba preparando mi armadura, normalmente no suelo cuidarla mucho y esta bastante dañada, pero es lo más formal que tengo para estar en la presencia de la realeza de Altae, lo que debo decir desde este momento, no estoy muy acostumbrado, desde que los emergidos aparecieron, casi siempre estoy en un campo de combate, por lo que mi contacto con mi país últimamente es únicamente por correspondencia. En si los preparativos estaba listos, básicamente el resto era trabajo de la caravana real, pero yo no me sentía satisfecho, pensaba en quitar los restos de mis soldados caídos o por lo menos hacer esta reunión en lugar menos impresionante, no sabía si el príncipe soportaría el mundo al que yo ya estoy del todo acostumbrado, pero no teníamos tiempo, el debería acostumbrarse rápido.

Ya era la hora, el príncipe de Altae había llegado y yo debía recibirlo. Finalmente pude ver venir al joven de cabellos azules, cabalgando por el campo lleno de armaduras que le pertenecían a mis soldados, todas manchadas de sangre, me dolía ver eso, pero así es la guerra, las personas mueren constantemente. Cuando por fin lo tuve enfrente, se notó la diferencia de estaturas, el joven no pasaba del metro ochenta, comparado a mi estatura de metro noventa, se veía muy pequeño, pero seguía siendo la realeza- Su majestad -salude, haciendo una reverencia, pero parecía que el príncipe quería ir directo al grano. Levantándome mire al joven de cabellos azules, hable con mi típica voz gruesa e imponente- Si, su aviso llegó unos días atrás, exactamente anteayer -Dije con velocidad- La situación, pues se podría decir que no es buena, los soldados están fatigados, sólo desean retirarse -cerré los ojos pensando, antes de decir lo siguiente- Hemos perdido a muchos buenos hombres, pero estamos logrando mantener el terreno, mas no hemos recuperado este mismo -termine de informarle la situación al joven futuro rey. Era hora de que yo hiciera mis propias preguntas- Mi lord, ¿que es lo que planea?, supongo no habrá venido solo para informarse -era bastante lógico, eso lo podía hacer desde el castillo, además venir aquí era muy arriesgado, supongo un plan tendrá.

Off:
Esperó no moleste lo que roleado, prefería hacerlo así y me parece que así sería la situación, esperó este bien. Además esperó ni narrativa en general este bien, eso es todo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Marth el Jue Oct 15, 2015 1:39 am

OFF:
No te preocupes, está más que perfecto. Me gustó el post ♥

La mirada del príncipe se alzó a los ojos del otro hombre superior en altura, llevándole un buen puñado de centímetros en vertical y también en ancho de hombros, el peliazul solo quedaba aún más reducido en su presencia, sin embargo esto no hacía que el menor se sintiese por debajo, su porte seguía siendo tan recto como siempre. Asintió a las palabras ajenas volviendo a mirar el lugar, los hombres decaídos y la sangre manchando casi cualquier superficie que llegase a tener a su vista, daba escalofríos - He traído refuerzos conmigo, pero no puedo permitir que retrocedan ahora. - para ser tan joven tenía bastante terquedad, aunque no era lo mismo decir las cosas entre cuatro paredes de un castillo que decirlas allí, en el castillo no veía rostros cansados, heridas abiertas, no oía los gritos de dolor y el chocar del metal, era mucho más sencillo verlos solo como números que estar allí. Pero tenía que mantenerse firme, no podía comprometer la estabilidad del país solo por que sintió lástima por unos pocos, por eso estaba allí, prestaría su mano y su espada de ser necesario, como un año antes había hecho su padre antes de desaparecer en el frente de batalla. En parte esto también era algo que le tenía con miedo, su padre había sido un hombre fuerte, un guerrero no solo un rey, y si él se había perdido en aquel ataque, el menor no tendría oportunidad... pero no estaba solo, no era solo él con un puñado de caballería, ahora venía preparado.

Miró a su alrededor, realmente hubiese preferido hablar de estrategias en un lugar más privado y tranquilo, pero no encontraba ninguno realmente así que simplemente se puso a hablar allí - Asumo que tendrá un mapa más detallado del lugar o lo conocerá mejor que yo, igual he traído un mapa. Según tengo informado a menos de un kilómetro de distancia hay un fuerte que ha sido tomado por esta fuerza que viene de Plegia. El plan principal es recuperarlo, si tenemos un fuerte físico será más sencillo resistir que simplemente en una trinchera. Estamos perdiendo terreno de manera alarmante. - Había dedicado su vida al estudio y entrenamiento, estudios en economía, estrategia, política eran los que encabezaban, seguidos por historia, sociales y filosofía, muy terceariamente artes en lo que respectaba a letras, y en combate el uso de la espada lo había refinado hasta hacerlo casi que una danza... aunque era la primera vez que salía a un campo de batalla real, y no habría práctica y enseñanzas suficientes como para prepararlo para eso. Seguía siendo el niño que había llorado al matar un venado en un viaje de cacería, aún demasiado blando para ser considerado un hombre, sin embargo apretaba su puño y se paraba tan recto como le era posible intentando quitarse aquel estremecimiento de encima y volver a ser la persona fría de mente que solía ser en el castillo.

Estaban demasiado cerca del frente de batalla, los emergidos aumentaban en número y hablando con el general no notó que se abría una brecha en la formación, que los soldados perdían nuevamente terreno retrocediendo y dejando pasar sin intención enemigos a las filas traseras. La criatura, caminando con decisión pero con la mirada vacía y perdida alzó la espada contra el príncipe abalanzándose contra este. Un grito poco masculino salió de los labios del peliazul, tomando rápido su espada la sacó de su funda solo medio camino para detener el ataque del filo ajeno y retroceder, más asqueado y sorprendido por el aspecto tan poco humano de aquellas criaturas que realmente asustado. Había esperado ver gente normal, guerreros como los que tenía él en sus filas, no una versión deslavada e ida de un ser humano, ojos vacíos y aliento a muerte. Terminando de sacar su espada sujetándola con una mano tomó una posición defensiva, esperando un siguiente ataque para contra atacar, aunque esperaba más la reacción de su general.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [1]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1734


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Invitado el Jue Oct 15, 2015 3:31 pm

Parecía que el joven príncipe analizaba la situación, al parecer entendía que mis tropas no podrían seguir así por mucho rato más, pero obviamente ni el ni yo estábamos dispuestos a ceder. Las palabras del príncipe me tranquilizaron bastante, el traer refuerzos nos ayudaría bastante, con ellos podríamos remplazar a los hombres más heridos. Mirando a los ojos del joven de cabello azul hable- El que haya traído refuerzos me tranquiliza bastante, por lástima, no nos asegura la victoria, por lo menos podremos reponer tropas -hablaba de forma un poco fría sobre mis hombres, como si fueran sólo piezas de un juego, pero así era más fácil, me daba pena perder hombres, la mayoría son mis amigos y los estimó, verlos caer es doloroso, pero hablando de una guerra, deben ser remplazados apenas se pueda, es cruel, si, es feo, también, pero por lástima, es la fuera y cruel verdad. Podía notar al príncipe nerviosos, es su primera vez en un campo de batalla, es perfectamente comprensible, yo me comportaba igual, tal vez un poco más nervioso, pero se notaban mis nervios. Lo único que esperaba, era que Marth fuera tan buen guerrero como su padre, libre muchas batallas al lado de ese hombre y aún recuerdo que era un guerrero espectacular, si el príncipe es la mitad de buen luchador, tenemos mucha suerte, esperemos sea así, por que sino, las cosas se complicarán bastante.

El lugar donde hablamos era bastante poco discreto, mitad de las filas traseras de un campo de batallas, pero era lo mejor que teníamos para armar un plan de acción, uno que fuera eficaz en estos momentos. Parecía que el príncipe ya venía con una idea planeada- Mapas tenemos, la mayoría están siendo usados, además conozco muy bien le terreno, lo estudie antes de venir, pero parece que mis conocimientos no serán requeridos. Se ha informado bien, por que ese fuerte esta en la dirección que menciona, lo perdimos hace poco, cuando empezamos a perder terreno. Recuperarlo no debería significar demasiadas complicaciones, con los refuerzos que ha traído y mis hombres deberíamos poder recuperarlo -hacia gestos con las manos mientras conversaba, además de colocar una de mis ambos en mi barbilla, se notaban que esta pensativo. Después de terminar de analizar las últimas palabras del príncipe, volví a hablar- Su plan parecer estar muy bien planeado, si lo ejecutamos del todo bien probablemente podamos recuperar el terreno de forma efectiva, o al menos no perderemos más terreno -sin dudas el príncipe Marth estudio mucho sobre estrategias militares, y según estoy enterado refino mucho su manejo de la espada, eso ayudaba a que me tranquilizara respecto a su seguridad, ya no debía preocupante tanto de si el joven saldría con vida de este campo de batalla o no, nada aseguraba que nada lo fuera a lastimar, pero al menos sabían que el podría cuidarse por si mismo mientras peleáramos con los emergidos.

En esos momentos es cuando me gustaría que mis hombres no estuvieran tan fatigados, por que eso mismo permitió una brecha en la formación, dejando que los emergidos caminaran hacia nosotros, lo que definitivamente no nos convenía. El emergido se lanzó de golpe contra el príncipe, no esperaba que me ignorará de esa forma, pero al menos el príncipe pudo defenderse. Yo empuñe mi espada con cierto retraso, la armadura no ayuda mucho a la movilidad, pero al menos protege. Una vez que empuñe mi arma, ataque al emergido. Aprovechando que el emergido no esta del todo bien, ya que tuve que atravesar las líneas de mis soldados, pude atacarlo justo en el cuello,  atravesando este- ¡Grruaa! -grite al atacar con cierta lentitud, pero con toda la fuerza que tenía, que vasto para atravesar el cuello de la criatura, por que eso no era un hombre, sólo era un cuerpo casi sin vida. Mire al príncipe, para decirle- Alejemonos, no puedo decirle con certeza si se levantara o no -luego mire a mi tropas- No quiero que eso se repita, no dejen pasar a ningún emergido -mis gritos eran fuertes, debían ser escuchados por todos los soldados, así se evitaría otra brecha en la formación.

Tome mi espada y comencé a avanzar hacia el frente de la formacion- Mi lord, puede acompañarme al frente o avanzar en las filas de atrás junto a las demás tropas -no lo obligaría a ver las atrocidades del frente, el elegiría que prefería.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Marth el Sáb Oct 17, 2015 3:16 am

Su corazón se había disparado dentro de su pecho, agitando tanto su respiración como su pulso, comenzaba a sentir la adrenalina correr por su cuerpo en una reacción demasiado temprana para un campo de batalla, demasiado amateur en el tema pero una reacción buena a fin de cuentas. Terminó de desenfundar pero no atacó, solo retrocedió un paso más y dejó que su general tomase el control de la situación que cortase al enemigo casi que a la mitad con un golpe tan poderoso que le hizo estremecerse ante ta brutalidad, nada parecido a su estilo más refinado y preciso que tenía el príncipe habiendo entrenado para rapier y no para bastarda, aunque ahora tenía solo una espada común en sus manos, tenía claro que un rapier no era lo más adecuado para aquello.

Observó el cuerpo en el piso y no necesito que se le dijese dos veces antes de acercarse al general siguiendo sus pasos, mirando por última vez el cuerpo del emergido y adelantarse en las filas con el general por delante solo por un par de pasos, iba con seguridad y firmeza pese a que sentía su pulso galopar contra su cuello, repentinamente sentía el cerrado de su chaqueta como una horca. - Por los dragones divinos... ¿Que ha sido esa criatura? ¿Son así todos? Estaba tan pálido y... y su mirada... - miró nuevamente hacia atrás pero ya estaba demasiado lejos solo viendo el cuerpo ensangrentado en el piso. Regresando su mirada al frente y con espada en mano, paso a paso se adelantó hasta las filas frontales cercanamente, casi pisando los talones, de su general. Allí pudo ver la lucha, el esfuerzo de los soldados por eliminar cuanto emergido se acercaba, tomándose unos momentos detrás del hombre para intentar adivinar la formación ajena y ver la suya - Magos... necesitamos magos. Serían más afectivos, retroceder a los arqueros, adelantar a los magos teniendo a los soldados delante para detenerlos.... No. - no, esa no era la estrategia correcta, no si querían avanzar, una estrategia defensiva no era la adecuada, pero si avanzaban perderían hombres, solo defendiendo podrían mantener el número de hombres casi intacto.

En las filas frontales los emergidos se acercaban más, sin interrupción, las flechas silbaban tanto de un lado como del otro, al acercarse un grupo pequeño para atacar los cabecillas, el príncipe se adelantó para estar a la par del general. Espada en mano aguardó al primer ataque para desviar la espada ajena con el filo de la propia y utilizar su hombro para empujarle contra un segundo emergido aprovechando la cercanía para clavar su espada en el estomago del enemigo. Retrocedió al sentir el empuje del cuerpo hacia abajo en su espada... el peso de un cuerpo sin vida, el peso de la muerte sobre sus manos y su espada, demasiado literal como para soportarlo. Retrocedió un paso más, sin tener tiempo de procesar aquella pesadez en su pecho solo desenfundó su espada del estomago del enemigo caído y detuvo un ataque de un segundo con su espada. Maldecía entre dientes, asustado y centrado ahora en la batalla no podía pensar con claridad y no podía retroceder, era el príncipe de aquellas tierras, y ahora peleaba junto a sus hombres, no podría retroceder hasta cumplir la misión con la que había venido, su propia guardia estaba sirviendo de refuerzos y su presencia tenía que ser un incentivo y motivación entre las tropas. No podía mostrarse asustado ni tampoco podía simplemente encerrarse en una carpa, ahora estaba allí y tendría que pelear, apretar sus dientes y sobrepasar aquellos miedos egoístas, pensar no en si mismo si no en lo que representaba. Él era Altea, él era la seguridad y prosperidad de su reino y tenía que mantenerlo así.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [1]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1734


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Marth el Miér Nov 25, 2015 4:43 am

• Tema cerrado •

30G a Marth.


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [1]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1734


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Recuperando el frente fronterizo [Campaña]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.