Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Virion el Jue Nov 17, 2016 2:00 pm

La tensión que hubo entre el ladrón pelirrojo y el noble arquero, en el momento en que la muñeca del tuerto fue atrapada, era tal que se podía cortar el aire con un cuchillo. Virion estaba preparado para cualquier cosa. Pero al final no pasó nada, ya que Gaius tuvo el suficiente sentido común de aceptar que tenía las de perder y desistió volviendo a su posición original en la barra y actuando como si no hubiera pasado nada.

Virion se sentía triunfante ante aquella pequeña victoria frente al ladrón. Lo sentía como su revancha frente al puñetazo recibido. Podía ver la frustración mal disimulada en el tuerto pelirrojo. Sin embargo, tenía que tener cuidado. Había logrado salvar su dinero, pero también quería salvar sus dientes, por lo que debía obrar con precaución. Sabía que si se burlaba de él, lo único que haría sería lograr enfurecerle, y que algo malo pasara con independencia de su aviso de la proximidad de la guardia. Así que se lo tomó con calma, degustando las papas sin dejar de mirar al tuerto en tono apaciguador.

Gaius hacía otro tanto, observándole. Y mientras lo hacía y comía, o lo intentaba por lo menos, le preguntó por lo bajo como lo había descubierto. Bueno, se lo preguntó por primera vez, ya que luego se lo preguntó más alto y hasta golpeó el mostrador de rabia, enfadado por el fallo.

-¿Pasó algo?-preguntó otro camarero que había sustituido al anterior, al oír a Gaius golpear el mostrador de esa manera.
-Nada grave. Mi amigo ha tenido un mal día. Cosas del amor…-respondí quitándole importancia al asunto.
-Oh, entiendo. Son cosas jodidas. Pero por favor, cuiden el mobiliario, que no nos sale barato.-nos pidió intentando ser amable antes de volver a sus quehaceres.

Una vez que el camarero se perdió de vista, Virion volvió su atención a lo que dijo el ladrón ¿Tanto le había molestado fracasar? ¿De veras ese ladrón no había errado antes en sus intentos de aligerar bolsillos ni una sola vez? En cierto modo, eso enorgullecía al arquero, pues eso le colocaba por encima de la media. Pero por otro lado, decidió que lo mejor era responder, no fuera que Gaius terminase de perder los estribos.

-¿Quieres saber lo que falló? Es fácil si te paras a pensarlo.-empezó a responder el arquero mientras bebía un pequeño sorbo de cerveza y se metía otra papa en la boca.-Tu táctica fue precisa, tus movimientos suaves y delicados, tu velocidad endiablada. No se ha tratado de ser bruto o lento, pues no lo has sido en lo más mínimo. Tus movimientos han sido perfectos. Tu problema es simplemente que me he adelantado a tus movimientos.

Virion hizo una pequeña pausa para que el ladrón pudiese asimilar esas palabras. No mentía en lo que le decía. En una batalla, de cualquier tipo, quien es capaz de predecir y anteponerse a los enemigos del rival, tiene la victoria al alcance de su mano. Ya podría haber sido Gaius mucho más lento y torpe a la hora de aflojarle el bolsillo, que de no saber de antemano que el ladrón se proponía a hacer algo, no le hubiera descubierto.

-Sabía que buscabas algo de mí, y no era amor precisamente. Lo supe cuando fingiste caerte por un solo trago de cerveza ¿En serio no se te ocurrió nada mejor para ver en qué bolsillo guardaba el dinero? Aunque siendo sincero, ya imaginaba de antes que podías intentar algo. Lo veía en tu forma de reírme mis gracias y pretender hacerme caso. Sé cuando alguien me ignora, muchas chicas lo han hecho en mi vida.-Virion no se sentía a gusto reconociendo esto último, pero debía hacerlo si quería dejar claro ese punto al ladrón.-En definitiva, tu problema ha sido subestimarme. Les pasa a muchos, no sé por qué. Mira que les aviso, que soy el Arquero de Arqueros, héroe cuyas leyendas serán narradas por todos los bardos y uno de los seres más bellos de la creación. Pero nada, me siguen tomando por un simple pijo snob charlatán, confiado y narcisista al que cualquiera le puede partir la cara y quitarle el dinero sin sudar ¿no es eso triste?

Tras la pregunta retórica, Virion bebió un trago más de cerveza ¡Bah! Ahora le venía mejor un buen trago de vino, pero debía conformarse con aquello. Sin embargo, siguió observando al ladrón, estudiando sus facciones y sus gestos mientras lo hacía, tratando de analizarle, vigilando y tratando de predecir sus siguientes movimientos. El hecho de que hubiese ganado esa partida no significaba que el ladrón no pudiese volver a intentarlo. Y no lo iba a permitir.

-Pero hay algo en que no te mentí. Realmente tienes talento. Aunque me imagino que ese talento lo has ganado con años de práctica. Espero que no estés despreciando el talento sólo en los barrios bajos, ya que en la dirección adecuada, podrías llegar a conseguir grandes cosas. Muchas grandes cosas.-Virion lo decía para tratar de animar al ladrón y tratar de reducir el posible nivel de animadversión que podía haberse generado tras aquella noche entre los dos. Sin embargo, nada de lo que decía era falso. Era cierto que veía potencial en aquel joven pelirrojo. La pregunta era si Gaius se veía también a sí mismo de esa manera.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2631


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Gaius el Jue Dic 15, 2016 1:14 am

Gaius, retraído sobre sí mismo miraba con desconfianza al arquero el cual estaba demostrando ser más habilidoso que él en el juego de manos que el ladrón tanto dominaba, por lo que lo dejaba terriblemente receloso y desconfiado ahora. Sabía que el arquero era un petulante lengua larga que ya había demostrado ser más habilidoso con las palabras que él, pero ahora también lo era con las manos? No, de ninguna manera iba a permitir que un petulante alargado como ese le fuera a superar en las básicas tretas callejeras.

El segundo bar tender asustó un poco al bandido, el cual estaba con la mirada completamente centrada en el arquero por lo que dio un ligero salto en su sitio cuando sintió su voz, y estaba por empezar a tartamudear una respuesta, cuando nuevamente el arquero daba cuentas de su rápida parla, zanjando en un tris tras el asunto.
Esta vez el descontento en Gaius fue casi palpable. Si bien esperó a que el camarero se alejara de ellos, el ceño se le frunció casi de inmediato y apretó los puños sin disimulo. Como era posible que fuera mejor en todo que él?  Que le hubiera detectado en plena fechoría demostraba que era un hombre que conocía los barrios bajos y los modismos que se usaba en ellos, pero que clase de noble se dignaría a estarse codeando con un zaparrastroso como él? Quien más sino uno que conocía su mundillo?
Se acarició la mandíbula mientras terminaba de encajar las piezas en su mente sobre la verdadera identidad de ese hombre de pelo lacio que tenía enfrente.

-jum… interesante… ahora dígame señor… ehm…-

Hizo un breve intento por recordar el pomposo nombre por el cual se había nombrado con anterioridad.

-Virion! Arquero de arqueros….
Respóndeme una duda, como alguien puede anticiparse a un movimiento sin conocerlo antes?-


Era claro ahora en la mente del bandido que aquel arquero no era el noblezucho delicado que decía ser, y que claramente tenia conocimientos del bajo mundo. Si, de eso no le cabía la menor duda. Nadie podía anticiparse a un movimiento que no había visto con anterioridad, así no dudaba que el estirado era alguna suerte de doble agente.
Gaius venia de una organización similar, y su tutor en persona le había mencionado en varias ocasiones antes que esa clase de hombres existían. Así que ahora sentándose más erguido sobre su taburete miró al arquero desde debajo de la barbilla, mientras tomaba con más comodidad la barrica por el haza, a sabiendas que podía encontrarse con un colega en este momento.

-Jum… en efecto señor arquero de arqueros…. Lo he subestimado…
Salud!
Y no se preocupe, no volveré a subestimarlo, colega.-


Sintiendo que nadaba en aguas conocidas dio un largo trago a su cerveza, y la bajarla ya pudo sentarse mucho más relajado en su asiento.  

-Ahora me tiene intrigado señor de arqueros…. No, como era su apellido? Rosana?

En fin!  Cuénteme más sobre usted… por favor. De dónde viene?  A dónde va?
(susurrando por lo bajo) para quien trabaja? Se puede entrar?-


Última edición por Gaius el Dom Feb 12, 2017 5:35 pm, editado 3 veces
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Tónico de def. [1]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
Tomo de Elwind [4]
Concoction [3]

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Virion el Dom Ene 15, 2017 3:54 pm

Aunque Virion no bajaba la guardia, se sentía mucho más relajado. Tras haberle ganado la mano, nunca mejor dicho, a aquel ladrón, éste ya no parecía mostrarse tan hostil. Al contrario, parecía mostrar curiosidad. Parecía que se daba cuenta de que lo que le había dicho Virion, de que le había subestimado, era completamente cierto. Y ahora estaba mirando al arquero, seguramente preguntándose a sí mismo quién era en realidad el hombre que tenía delante. Virion reía para sus adentros, ya se lo ha dicho antes, varias veces, quien era en realidad, pero parecía que todavía le costaba comprenderlo al pobre tuerto pelirrojo.

Al final, Gaius por lo bajo volvió a preguntarle cómo demonios había sido capaz de predecir sus movimientos. Virion asintió con la cabeza, no veía por qué no debía decir la verdad en aquella ocasión.

-Tengo mi experiencia en este tipo de ambientes. No siempre he vivido en castillos amueblados lleno de lujos ¿sabes? Seguramente no habré estado tanto tiempo como tú, pero el suficiente para aprender un par de cosas básicas. Y sobrevivir, que es lo que importa.-resumió Virion sin entrar en más detalles.

No mentía, por una vez. Cuando tuvo que exiliarse de Rosanne, Virion fue prácticamente abandonado a su suerte, y durante cierto tiempo tuvo que vagabundear por las distintas ciudades y aldeas de Valentia hasta que llegó a Ylisse y pudo iniciar una nueva vida como Custodio. Pasó hambre, frío, soledad, y lo peor de todo, suciedad a raudales. Muy pocos fueron los aliados que le quedaron que le pudieron echar una mano en aquellos momentos de necesidad. Pero al final, salió adelante y sobrevivió. Y lo hizo porque tenía clara una meta, un objetivo por el que seguir luchando. No se rindió, y ahí estaba.

-¡Salud, estimado Gaius! Yo no os subestimé en ningún momento, no mentí cuando dije que teníais talento.-contestó Virion brindando con el tuerto, el cual había comentado que ya no volvería a subestimarle.

Virion se sentía ya a salvo. Parecía que aquel hombre ya le aceptaba como a un igual o algo por el estilo, por lo que ya podía sentirse a salvo. Obviamente, el ladrón tenía más preguntas y se las formuló de manera disimulada para que nadie más de aquella taberna pudiera escucharlas. Fue entonces cuando la sonrisa de Virion se borró de su cara. Y es que aquí sí que Gaius le había cogido por la guardia baja. Dejó la jarra de la que había estado bebiendo en la barra y volvió a examinar al ladrón con serenidad, pero con bastante intensidad también.

-Con respecto a vuestra pregunta, actualmente no trabajo más que para el Sacro Reino de Ylisse, dentro del cuerpo de los Custodios. Un cuerpo militar especializado formado por el propio príncipe Chrom de Ylisse. Si queréis entrar no tenéis más que acercaros al príncipe y pedírselo en persona. Os puede parecer una tontería, pero puede que os acepte a la primera y sin haceros muchas preguntas, así de confiado es el tipo. Creedme, lo he visto con mis propios ojos.-respondió Virion encogiéndose de hombros a la pregunta de donde trabajaba y como entrar. Sabía de sobra que esa no era la respuesta que buscaba el ladrón, pero el propio Virion tenía una pregunta primero que hacerle a él. Tomo aire antes de continuar.-Es curioso. Me encanta hablar, creo que ya lo he mencionado mil veces, pero aunque parezca mentira, pongo cuidado en cada cosa que digo y no me olvido de las palabras que suelto. Y puedo jurar a los dioses que en ningún momento he mencionado mi apellido delante vuestra.-su apellido era Rosanne, no Rosana, pero era claro que el tuerto lo conocía ¿Y cómo era posible? Virion sólo revelaba su verdadero apellido a aquellos con los que tenía más confianza, jamás lo decía en público pues era lo mismo que revelar su posición como duque. Y sin embargo, el tuerto conocía ese nombre.-Reitero lo dicho, nunca os he subestimado. Pero creo que acabáis de demostrar que sois más de lo que realmente aparentáis ¿Quién sois realmente?

Todo esto lo dijo también por lo bajo, tratando de llamar lo menos posible la atención. Al fin y al cabo, no quería que nadie se enterase de su verdadera identidad, pues podía traerle muchos serios problemas si los Custodios mismos o la Corona de Ylisse recibían la noticia ¿Se trataría Gaius de algún espía? ¿Servicio de información de Ylisse o de algún otro reino? Sea como sea, aquel tuerto se convirtió en alguien mucho más interesante para el arquero, ahora que había soltado aquella perla casi como quien no quiere la cosa.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2631


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Gaius el Dom Feb 12, 2017 10:58 pm

Gaius escuchó todo con suma atención, intentando interiorizar cada palabra que le decía, mas no pudo mantener pétreo su rostro al enterarse que el aquero no pertenecía a ninguna sociedad de las sombras sino al mundialmente conocido escuadrón del gobernante de Ylisse.
Frunciendo los labios con decepción, apartó la mirada mientras volvía a mirar de lleno su jarra de cerveza, la cual apenas tenía un par de tragos ya.

Necesitaba pertenecer a una nueva hermandad. Desde que la anterior de disolviera tras la muerte de su jefe había estado vagando entre las sombras  sin rumbo fijo, temeroso de hacer cualquier movimiento sabiendo que ya nadie vendida por él si caía en desgracia.

-Oh.. ya, claro.. los custodios..-

Se esforzó en decirlo con tono animado, pero la verdad era que todo su lenguaje corporal evidenciaban lo contrario. Lo mismo pasó cuando intentó mostrarse tranquilo y calmado cuando el arquero le emocionó ese pequeño detalle sobre su apellido. Nervioso y sudando como si fuera verano, se llevó la jarra a los labios y simuló beber por mucho más tiempo del que hubiera llevado realmente beber esos tristes dos sorbos que le quedaban.

“Por Naga! Tú y tu bocaza!” se maldecía el truhan mientras organizaba a su mente y trataba de entender porque de repente el apellido del arquero le sonaba conocido.
Tras darle un par de vueltas a la idea, ahora recodaba que su fallecido jefe, en una de sus muchas reuniones, le había mencionado en el pasado a este mismo arquero que tenía delante. O por lo menos a uno con descripción similar y nombre muy parecido.
Había sido tanto tiempo atrás que al ladrón le costaba ya trabajo recordarlo, mucho antes de que partiera hacia Tellius por primera vez. Por ese entonces él era algo así como un secretario del  jefe, el cual también compartía profesión como un consejero… o algo así del tonto príncipe de Ylisse.  
Si, ahora en su mente todas las piezas estaban acomodadas… Pero no había forma en que pudiera revelar esa información en voz alta.

-AH! El príncipe Chrom! Yo le conozco! Es más! Le salvé la vida una vez! –


Exclamó a viva voz dejando su jarra vacía sobre la mesada y hablando en un tono tan alto como para que toda la taberna les escuchara.
-Fue en el camino real hacia Ragna Ferox! Unos malvados emergidos le habían tendido una traicionera emboscada a nuestra majestad! Pero nuestro señor es fuerte! Y para cuando llegué ya había abatido a todas esas feroces criaturas él solo con su espada.-

Adornaba su relato con grandes ademanes con las manos y representaciones de feroces batallas cuerpo a cuerpo.

-… y ahí estaba yo, con el joven futuro heredero de la corona de Ylisse semi desmayado en la hierba, mientras la sangre no dejaba de emanar de su herida! Y Que hice entonces? Pues  con mis poderes curativos que Naga me concedió al darme el don de tener el mismo don que los clérigos, saque mi viejo bastón de clérigo y le salvé la vida al príncipe!-

Extrajo efectivamente de entre sus ropas si viejo y gastado cetro de curación, el cual estaba cortado por la mitad para ser más fácil de transportar, La pieza de madera labrada, antaño una verdadera obra de arte, ahora estaba completamente gastada y maltratada, futo de la vida alocada de su dueño.

-Y ustedes se preguntaran.. porque es que puede usar un bastón curativo un simple mendigo como yo?-

A esa altura ya eran varios los que se habían girado a prestar atención a la alocada e increíble historia del truhan.

-Pues no quiero presumir, muchachos, pero estoy bendito por Naga.-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Tónico de def. [1]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
Tomo de Elwind [4]
Concoction [3]

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Virion el Sáb Feb 18, 2017 8:01 pm

Era obvio que había pillado al ladrón con la guardia baja. A Gaius se le había escapado el apellido de Virion, algo que no quería revelar. Eso mosqueó todavía más al arquero, ya que le traía más dudas acerca de quién era ese tuerto y cómo había llegado a saber tanto. Por otro lado, le aliviaba saber que el tuerto no buscaba aprovecharse de él, ni buscaba amenazarle o chantajearle, sino que aquella información se le había escapado de manera inconsciente.

Virion apuró su jarra mientras el tuerto hacía lo suyo con lo poco que quedaba, mientras esperaba a que éste le diera una respuesta medianamente convincente. Sin embargo, no fue eso lo que recibió del ladrón. Sino que empezó a sobreactuar de una manera muy exagerada, hablando en voz alta para todo el local, y contando una historia completamente disparatada acerca de cómo le salvó la vida al mismísimo príncipe Chrom.

Virion tenía que reconocerlo, Gaius tenía imaginación. No era una historia muy compleja, pero la sabía adornar bien. El príncipe de Ylisse, luchando a solas contra una horda de Emergidos, saliendo triunfante a duras penas de tan horrenda y colosal contienda. Y como el providencial Gaius había aparecido de repente para sanar a su señor, utilizando un cetro curativo para curar sus heridas. Y lo hacía sin necesidad de ser clérigo porque estaba “bendecido por Naga”. Maravilloso.

Varios de los clientes de aquella taberna se volvieron hacia el ladrón para escuchar su historia, intrigados por el volumen con el que hablaba pero también por la historia que llegaba a sus oídos. Cuando éste terminó, el arquero no pudo evitarlo. Empezó a aplaudir con fuerza y al poco, el resto hicieron lo mismo.

-¡Bravo! ¡Bravísimo! ¡Qué historia más conmovedora! ¡Cuánta pasión en la narración! ¡Cuánta intensidad! ¡Sois una obra de arte andante! ¡Magnífico!-alabó el arquero sin dejar de aplaudir en ningún momento. Tenía que reconocerlo, había sido todo un espectáculo, y uno bastante entretenido.-¿Sois acaso bardo? Si no lo sois, deberíais plantearos esa profesión ¡os auguro un futuro brillante! Lo digo con toda sinceridad.

Alguno más alabó también al ladrón e incluso una joven doncella apareció para lanzarle un guiño, algo que puso celoso al arquero. Pero posteriormente se fueron dispersando y volviendo a sus cosas cuando se recobró la calma. Virion aprovechó para pedir otra jarra de cerveza para ambos, pagada de su cuenta, algo que el camarero no tardó en ofrecer.

-Una historia magnífica. Y un cetro también muy interesante, no preguntaré de dónde lo habéis sacado.-el arquero presupuso que había sido robado, pero tampoco estaba seguro y no había motivos para provocar más al tuerto pelirrojo.-Curiosamente, yo si viajé una vez con el príncipe Chrom hasta Regna Ferox. El príncipe es alguien muy confiado, y temerario también, pero ni aun con esas se le ocurriría ir completamente sólo en un viaje hasta el reino del norte. Lo digo para la próxima vez que cuentes esta historia, metas a un par de guardias secundarios muertos. Quedará todo mucho más creíble e incluso más épico.-y le guiñó el ojo al final, fingiendo complicidad.

Virion tomó un sorbo de la jarra recién servida mientras analizaba de nuevas al ladrón. No tenía seguridad de por qué había soltado esa historia de repente, pero imaginaba que lo había hecho para ocultar la atención de la pregunta que le había hecho anteriormente el arquero. Una pregunta muy simple, y que tras aquello, él no podía evitar preguntarse todavía con más fuerza: ¿Quién era ese hombre pelirrojo realmente? ¿Era sólo un vulgar ladrón? ¿O era algo más?

-Si no queréis revelar de dónde sacasteis la información de mi apellido, no pasa nada.-dijo Virion en voz baja, asegurándose que ya nadie les prestaba atención. Lo cierto es que sí pasaba, pero el arquero no tenía forma de obligarle a hablar y tampoco quería parecer demasiado interesado. En vez de eso, decidió apostar por otra táctica.-Pero sí que me gustaría saber algo. Está claro que sois hombre de mundo, y que habéis visto mucho más que el común del vulgo ¿Qué lugares habéis visitado? ¿Qué grandes historias como esta última podéis contarme de allende fuera de nuestra amada Ylisse?

Era claro que si Gaius había oído hablar de Virion, no había sido en el Sacro Reino sino en otra parte. Quería saber dónde había oído su nombre, y según los lugares que le comentase, podría acotar terreno. Cabía la posibilidad de que el ladrón le mintiera, el arquero era sumamente consciente de ese hecho. Pero aun así, se sentía capaz de poder descifrar las verdades ocultas en cada mentira del ladrón. Al in y al cabo, Virion era un gran mentiroso, y nada como un mentiroso para pillar a otro.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2631


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Gaius el Miér Feb 22, 2017 6:31 pm

Gaius se paró de su banqueta y aceptó de buena gana los aplausos y alabanzas que le dedicaba el arquero y algunos de los comensales del local. Si bien el peliazul era el único que aplaudía de forma entusiasta, él se irguió tal cual hacían los actores al finalizar una función en las grandes plazas levantando ambos brazos para agradecer a su público.
Que el arquero estaba siendo sarcástico? Un guardia veterano y visco desde Altea podría darse cuenta de eso, pero al ladrón no le importó y siguió con su actuación ya que sabía que esa noche les taparía la boca a todos.
El cantinero llegó con ambas jarras de cerveza nuevas las cual había ordenado el otro.

-Me alegro que haya pedido una jarra de cerveza nueva, señor. Le ayudaran a tragarse sus propias palabras.-

Dijo en el tono más sobrador que pudo mientras se giraba hacia los pocos expectantes levantando el báculo gastado y partido por la mitad intentando llamar la atención de todos los presentes una vez más.

-Para aquellos que no crean de mis palabras, les daré una demostración de mi bendición! –

Acto seguido, apelotonó un montón de suplicas a Naga en su mente, e incluso llegó a murmurarlas por lo bajo un par, una gota de sudor nervioso bajó por su cien mientras hacía esto, ya que no siempre que utilizaba su báculo la blanca dama acudía a su llamado, así que puso especial corazón en este rezo improvisado, el cual eran un montón de imploraciones desesperadas en lugar de un cantico formal, cuando sintió que había suplicado lo suficiente, tocó con la punta del gastado bastón al  arquero, emitiéndose un leve destelló de luz blanca que en el acto curó el ojo negro que el ladrón le había dejado momentos antes.
Con una sonrisa de sorpresa, vio con satisfacción que había vuelto a funcionar su  enigmática nueva habilidad y volvió a levantar el báculo triunfal sobre su cabeza, como si hubiera realizado la más asombrosa hazaña.

-Sean testigos del poder de Naga!-

Clamó a la taberna entera y se volvió a sentar erguido en su taburete, levantando la jarra con gusto y dándole un generoso trago. En parte para hacerse sobrador y en parte para calmar sus propios nervios, quien no terminaba de creerse lo que acababa de hacer. Esta noche estaba llamando demasiado la atención, mala cosa entre los practicantes de su profesión… debería dejar de beber o quien sabe dónde terminaría después, que cosas terminaría diciendo.
Bajó su jarra de golpe y volvió a enfrentar al aquero.

-Ahora sí… Que me decía de elementos para decorar mis historias? –


La sonrisa pedante no se borraba de sus labios e incluso levantaba ligeramente la barbilla al hablar.
Sabía que tenía que irse de ahí, huir en ese instante y esconderse entre las sombras inmediatamente antes de que los espectadores tomaran nota de las facciones de su cara y empezaran a poder describirle. Si se sabía que era un héroe o clérigo de Naga jamás podría volver a pisar Plegia nuevamente. Pero de nuevo, la inteligencia nunca había sido la cualidad más brillante el ladrón.

-Que donde he estado y que he visto? Hasta un hombre de su … posición sabría que eso no es algo que uno valla contando tan a la ligera. No gratis por lo menos.-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Tónico de def. [1]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
Tomo de Elwind [4]
Concoction [3]

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Virion el Miér Mar 22, 2017 5:30 pm

¿Tragarse sus palabras? Al principio, Virion no entendía a qué se estaba refiriendo el ladrón pelirrojo cuando le dijo confiado aquella frase. Aunque éste no tardó en sacarle de dudas, ya que después de susurrar una serie de plegarias que Virion apenas llegó a escuchar, de manera rauda le aproximó el cetro en el ojo y dispuso a usar su poder en él.

Al principio, Virion se tensó. Lo que se le pasó por la cabeza es que había cabreado de alguna manera al ladrón con aquellas burlas a su absurdo cuento sobre salvar la vida al mismísimo príncipe de Ylisse. Y que había decidido dejarle tuerto como él a base de golpes de bastonazos como castigo por ello. Pero no, en vez de golpes, lo que llegó del cetro fue una suave luz blanca que cubrió el ojo del arquero, hasta el punto de sanarlo plenamente.

Virion estaba perplejo. Se la zona alrededor del ojo, y no había muestra de dolor. Se sacó un pequeño espejo que llevaba siempre consigo, y a la par de volver a recrearse unos segundos en lo guapísimo que él era, descubrió efectivamente que ya no había muestra de moratón alguno. Era cierto, el ladrón gozaba de poder sanador. Podía curar.

El público volvió a aplaudir al ladrón, y esta vez con más fuerzas. Virion tuvo que cerrar la boca y admitir en aquel momento la derrota. Era tal y como había dicho Gaius. Le tocaba tragarse las palabras. Dio un pequeño trago de la cerveza que habían llenado de nuevo para ello.

Mientras tanto, era más que evidente que Gaius se sentía vencedor de aquella “contienda”. Había dejado en evidencia al arquero, y lo estaba disfrutando. Se sentó en su taburete y le dio un buen lingotazo a su jarra, celebrando aquella victoria, para luego restregársela al arquero. Virion no tuvo más remedio que asentir a sus palabras.

-Tenéis toda la razón. Si al principio vos me subestimasteis a mí, yo os he subestimado ahora. Más cuando hace sólo unos minutos decía que no os subestimaba. Reconozco que vos también sois mucho más de lo que aparentáis.-utilizó aquí un tono más serio y formal, como si le estuviera hablando a un igual y no sólo a un mero desconocido al que acababa de conocer en la calle.

Y es que ya era evidente. Gaius no era un ladrón normal. Virion había oído hablar de gente que era capaz de usar bastones y cetros curativos sin necesidad de ser miembros del clero, pero por lo que tenía entendido, eran muy raros. Eso no significaba que pasara a creerse el cuento de que había salvado al príncipe Chrom, pero al menos ya sabía que Gaius no era alguien corriente. Y eso… podía hasta serle útil.

Fue entonces cuando Gaius le comentó que no pensaba decirle donde había estado ni qué había visto, al menos no de manera gratuita. Eso lo esperaba Virion, aun antes del espectáculo con el cetro, pero una vez su ojo curado, podía ver que ese joven pelirrojo tuerto podía saber incluso más de lo que esperaba. Virion asintió con la cabeza.

-Muy bien. Poned un precio. No me importa pagar, no hace falta que os diga que porto bastante dinero encima.-dijo el arquero con una sonrisa en su rostro, mientras sacaba unas cincuenta monedas de oro de su bolsa y las ponía en la barra, enfrente del ladrón.-Esto por las molestias de sanarme el ojo. Me imagino que ese tipo de cetros no son baratos de mantener. Y ahora dime, ¿Has estado alguna vez o has oído algo de interés sobre el continente Valentia? Si lo que dices me resulta interesante, puedo llegar a pagar más… pero no me mientas, que aquí ya no me la vas a colar más.

Virion quería saber cómo iban las cosas en su hogar de procedencia. Desde Ylisse era muy difícil enterarse de cómo andaban las cosas por ahí. Tenía las cartas y la reunión que había tenido con el príncipe Pelleas en Regna Ferox, quien había pasado por allí y le había dicho que los pocos supervivientes de Rosanne seguían luchando y resistiendo, a la par que conservaban su rencor por su antiguo señor que los abandonó a su suerte ¿Habría cambiado la situación de su ducado en ese tiempo? ¿Cómo estarían actuando los ducados y reinos independientes? ¿Qué ocurría allí con los Emergidos? Cualquier noticia que pudiera recibir que le informase de cómo andaban las cosas en su continente de origen era bien necesitada por el arquero, y no dudaba en pagar lo que hiciese falta a ningún ladrón tuerto si eso le daba la información que buscaba. Pero tampoco se iba a dejar engañar con facilidad. Si lo que contaba Gaius era falso, se podía despedir del dinero. Mediría bien sus palabras que pronunciase el ladrón, para no caer una segunda vez. Gaius habría ganado una partida. Pero no más.

OFF: Como prometí, aquí tienes el post. Reitero que lamento muchísimo haberte hecho esperar tanto y que hayas sufrido por esto. Espero que el post te guste, si necesitas cambiar algo, avísame y edito. Y sí, si te parece bien, estoy dispuesto a pagarte 50 GOLD en compensación por el uso del bastón ¡¡Nos leemos!!
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Archer

Cargo :
Miembro de Los Custodios.

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Arco de bronce [2]
Arco de bronce [2]
Vulnerary [4]
Tónico de res. [1]
.
.

Support :
Pelleas

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2631


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Gaius el Jue Mar 30, 2017 11:10 pm

Gaius se sentó cómodamente en su taburete sintiéndose ganador, mas internamente el resquemor de haber llamado tanto la atención en público comenzaba a hacer que el sudor se le agolpara en la cien. Lo sabía y su cuerpo comenzaba a picarle por todos lados, apremiándolo a que terminara su trago y se marchara rápido del lugar.
Ya había demostrado su punto, callado la boca del petulante arquero, porque seguir ante las miradas de todos, esperando a que lo que había acontecido esa noche se esparciera como rumor al día siguiente. Y lo peor, que una descripción de su rostro viajara con el relato.
Dio un largo trago a su nueva cerveza  y se plantó de cara frente al arquero, el cual empezaba a hablar más raro todavía o era impresión del ladrón? Ya llevaba como tres o más jarras de cerveza, de seguro empezaba a escuchar mal.

-Ehm? See… podemos dejarlo en un empate JAJAJA-

Rió forzado, entendiendo para sí mismo que le estaba dejando pensar eso al estirado, pero para sus adentros la victoria había sido únicamente de él.
Un poco de su cerveza se volcó sobre su mano al dejar la jarra en la barra, y sin ningún tipo de reparo de limpio en el costado de su pantalón, agregándole una mancha más a las innumerables que este ya poseía. El arquero mencionó que tenía oro en abundancia consigo, y por mero instinto inclinó la cabeza para ver que tanto podía constatar de eso.  
Tomó la bolsa de monedas con tal rapidez que era dudoso si había llegado a tocar la barra de madera.

-Ehm? Valentia me pregunta? No… me temo que de Velentia conozco poco. Pero de lo que si conozco largo y abundante es sobre… Altea, Ylisse, Nohr, Hoshido, Daein…-

Sintió un escalofrió bajarle por la espalda al mencionar este último.

-También he visitado varias veces Plegia, pero nunca me he codeado con nadie de renombre de allí…. Por suerte.
En fin, si está interesado en algunos de esos lugares sin ningún problema podríamos sentarnos a platicar sobre lo que sé. Pero no aquí. Hay demasiados oídos.-


Señaló con un ademan de la cabeza al resto de la taberna donde algunas cabezas todavía estaban giradas hacia ellos.

-Así que mi buen señor, si desea comprar información, búsqueme en la Taberna de la gorda Loli. “El caldero chorreante” creo que se llamaba… Está a un par de calles de la calle principal.
Bueno! Me gustaría decir que fue un gusto…
Chau!-


Se levantó de un salto y sin mediar más palabra abandonó el local a paso veloz.
Dejar pago lo que consumió? Por supuesto que no, el arquero ya había dicho que él iba a invitar y Gaius iba a obligarle a cumplir con esa palabra.
La noche le recibió un poco más oscura de lo que recordaba. Había sido una noche muy larga, demasiado… Se ajustó la capucha sobre la cabeza y partió a uno de sus muchos escondrijos presto para echarse a dormir.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [0]
Tónico de def. [1]
Concoction [1]
esp. de bronce [0]
Tomo de Elwind [4]
Concoction [3]

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2304


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Eliwood el Vie Abr 14, 2017 1:48 am

Tema cerrado. 110G a cada participante.

Gaius ha gastado un uso de su báculo de Heal.

Ambos obtienen +2 EXP y +1 Bonus EXP!

Gracias al incremento de experiencia, Gaius obtiene un nuevo skill de la rama Mercenary:

Paragón - Aumenta en +1 la experiencia que el mercenario, poseedor de la más ardua y larga ruta, gana por cada tema de tipo campaña, entrenamiento o misión.

Adicionalmente, Virion obtiene un nuevo skill de la rama Archer:

Desarmar - Una técnica hábil con la cual el arquero puede dirigir una flecha a un punto exacto del arma ajena, cerca de donde se sujeta, para obligar a su usuario a dejarla caer. Ya que este debe recuperarla sin poder atacar al siguiente turno, le permite al arquero un momento extra o una ventaja.

¡Felicitaciones!
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3823


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ahogándose en una jarra de cerveza (Entrenamiento // Privado Virion - Lon'qu - Gaius)

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.