Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Undertaker el Jue Mar 24, 2016 10:43 pm

El plan era sencillo. Habia recibido un pedido y como siempre iba a cumplirlo.Ya tenia los objetos en cuestión en sus manos,mas bien en una bolsa de cuero que podía colgarse a su espalda perfectamente. Después de todo aquel par de libros sobre Grima y rituales llamemosles siniestros tampoco pesaban tanto. Eran volúmenes pequeños,desgastados y mas difíciles de conseguir que ver a una garza bailando un tango con un noble de Begnion. Pero lo había conseguido,y ahora faltaba la segunda parte del encargo. Entregarlo,lo cual seria muchísimo mas fácil...si la entrega no fuese en Ragna Ferox.Lo cual complicaba un poco el asunto,eso de que el país estuviese rodeado de una muralla era un inconveniente. No la muralla en si,que siempre se podía acabar escalando,si no la vigilancia de la misma.

El caso es que para el mercader no había problema sin solución. Y la solución para entrar en Regna Feroz era simple. Habia cogido un pequeño bote de madera con dos remos,y partiendo de un pequeño puerto en Ylisse había empezado a bordear la costa.Espero a la noche y sin perder la tierra de vista en ningún momento,y con mas cuidado del que debía no fuese a chocarse con un iceberg por ejemplo,reanudo la marcha para pasar junto a la enorme muralla.Dejando atrás el país vecino y entrando en aguas del país gobernado por dos kanes. Lo había conseguido,era una embarcación pequeña,sin velas y que navegaba a un ritmo sumamente lento. Al amparo de la noche y con el silencio de ser el único tripulante no fue difícil pasar desapercibido,no ser visto.

Y visto que había funcionado decidió acercarse a un mas a su destino por mar,en lugar de desembarcar en el primer lugar que le convenciese e ir andado. Cuando el alba llego y el mercader estaba apunto de celebrar un nuevo día y un trabajo bien realizado lo vio.Mas bien los vio. Un par de barcos cuya tripulación no tenían aspecto de estar muy vivos,lo mas espabilado que tenían en sus rostros eran esos brillantes y escalofriantes ojos rojos. Preciosos cuando no lo miraban a uno.

Lo cierto es que Under estaba acostumbrado a ser o muy odiado o muy amado por el universo,pero hasta el momento cada vez que se cruzaba con algún emergido en el camino o bien había encontrado la manera de evitarlos o había alguien que se había librado de ellos por el.Por ello al ver ambos barcos pensó que su objetivo no era mas que la costa,que desembarcarían e irían a arrasar con alguno pueblo o cosecha o lo que hubiese en la zona.Pero tras cinco minutos y tras ver que los barcos se desviaban no hacia la costa si no hacia su pequeña chalupa...uno empezaba a preocuparse. Tomo los remos y con toda la fuerza que tenia,que tampoco era tanta,comenzó a aumentar la velocidad de la barca.

Estaba cerca de la costa pero aun así la geografía del lugar le impedía desembarcar en el primer lugar.Dejando de lado unas cuantas piedras molestas llego a una zona en la que si bien no podría dejar el barco el si que podría bajar.Una pequeña playa de piedra,una cala. Y como pudo se acerco,hasta que el seudo barco encallo,incapaz de avanzar mas llegados a dicho punto. Salto del barco,mojándose hasta las rodillas ,con la mercancía colgada a su espalda gracias a la bolsa en la que lo portaba. No necesitaba mirar atrás para saber que le pisaban los talones y que tenia dos opciones para salir airoso de la situación. Correr por su vida o correr por su vida.

-La madre que...

El sonido a sus espaldas,de algo cayendo al agua no era bueno.Nada bueno. Comenzó a correr a todo lo que sus piernas le daban,hacia la costa y hacia lo que allí habría. Pero que interés tendrían en esos muertos con insomnio en su persona? Si era un villager inútil,no merecía la pena perseguirlo!

-Estos han olido que llevo libros de Grima y han dicho...a por ese! Que tiene libros buenos e interesantes!

Y aun así,aun en esas circunstancias,se permitía bromear.Aunque fuesen bromas para si mismos,un simple monologo.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
683


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Invitado el Vie Mar 25, 2016 4:46 pm

Su día no había sido de lo más emocionante.

No había tenido ningún desafío en la Arena aquella mañana. A decir verdad, no lo había tenido desde hacía varios días ya. Al parecer los guerreros que iban y venían para probar suerte en combate en Regna Ferox estaban demasiado ocupados peleando contra las plagas de emergidos que aparecían a lo largo de todo Akaneia. Entre eso y que la seguridad en las murallas se había endurecido a raíz de dichas plagas y ahora costaba mucho más entrar… El número de combatientes había descendido drásticamente.

Lon’qu era alguien que sabía apreciar la calma y el tener algo de tiempo para relajarse, pero el no tener nada más que sus entrenamientos matutinos y nocturnos en lo que descargar su energía estaba haciéndole sentir inquieto. Estar sentado de brazos cruzados nunca había sido lo suyo, la verdad.

Nada había cambiado por la tarde, como era de esperar, y la pequeña sesión de entrenamiento antes de dar por concluido su día no había sido todo lo satisfactoria que él hubiese querido. Su último pensamiento antes de caer en los brazos de Morfeo fue que esperaba que eso cambiase de una vez al día siguiente.

Lo que no se esperaba él iba a ser el cambio que se le venía encima. Cuidado con lo que deseas, como se solía decir.

Unos golpecitos en su puerta interrumpieron su sueño cuando el sol todavía no había salido, aunque el tenue resplandor anaranjado que empezaba a dejarse ver en el cielo indicaba que no tardaría mucho en hacerlo.

Y que mañana le esperaba, después de escucharlo que el soldado que habían mandado a despertarle le había dicho. Se habían divisado un par de embarcaciones sin ningún tipo de indicación de a qué reino pertenecían acercándose a la costa. Pero aquello era lo de menos; los barcos estaban tripulados por emergidos. Nadie sabía que era lo que hacían allí, quién los había mandado ni cuál era su objetivo. Aquello era algo que tampoco importaba demasiado. La prioridad era deshacerse de los enemigos.

Y esas eran todas las intenciones que tenía Lon’qu cuando salió en dirección a la costa espada en mano.

Divisó un pequeño escuadrón en cuanto llegó a la zona, pero no se unió a él. Podía arreglárselas por sí mismo. Eso, y que conocía otro punto bastante bueno desde el que echar un buen vistazo a esas embarcaciones. Curiosamente, los barcos empezaron a desviarse del mejor punto de acceso por la costa, virando en la dirección en la que el propio Lon’qu avanzaba. Los emergidos no eran precisamente seres inteligentes, pero aun así aquello no tenía ningún sentido.

Aceleró el paso, su atención centrada en los navíos hasta que un chapoteo unos metros por delante suyo la desvió. Ahora que veía aquella pequeña chalupa acercándose a la costa la cosa empezaba a tener sentido. Más o menos. Porque normalmente los emergidos se dedicaban a arrasar y saquear aldeas, no a perseguir a individuos como el que acababa de saltar al agua y corría en dirección a la costa. Pero bueno, fueran cuales fuesen los motivos, a Lon’qu le daba igual. Sus órdenes eran claras: acabar con la amenaza. Sin embargo, parecía que iba a tener un pequeño extra en su tarea. Aunque estuviese en apuros, el hecho de que aquel hombre había intentado colarse en plena noche en Regna Ferox sin pasar por las murallas decía mucho.

Finalmente se detuvo en el punto en el que aquel sujeto llegaría a tierra, seguido por una parte de la tripulación de emergidos que también estaba saltando al agua. No había necesidad ninguna de meterse el también en el agua donde no podría moverse con la misma libertad que en tierra cuando los otros avanzaban en su dirección.

Desenvainó su espada y esperó, alzándola para apuntar al desconocido en cuanto puso un pie en la playa.

-No te muevas,- dijo, dedicándole una mirada seca y seria. Tenía un par de preguntas para él, pero aquel no era el mejor momento para un interrogatorio. Además, de que de eso podía ocuparse otra gente cuando lo llevase con él al cuartel.

Ahora lo que tenía que hacer era ocuparse de los emergidos mientras vigilaba a aquel desconocido y que éste no pudiese aprovecharse de la situación para escabullirse.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Undertaker el Dom Mar 27, 2016 7:43 pm

En cuanto sus pies dejaron en agua y se posaron en la playa su atención cambio de lugar.Sus pasos se detuvieron y por un momento los emergidos y el correr por su vida como si no hubiera mañana quedo en segundo plano.Era lo que solía ocurrir cuando ves un arma apuntando a tu persona,que quieras o no te llama la atención. Sonrió,por no soltarse a reír ante las palabras ajenas.

-Seguro? Mira que en otro momento no dudaría en obedecerte,las espadas son lo que tienen que llegan a ser muy convincentes.Pero...

Las pisadas tras el ,los chapoteos en el agua,cada vez eran mas cercanos.De un movimiento ágil y veloz paso a un lado del desconocido armado.No para dejarlo atrás no,si no para colocarse tras el,resguardado por su espalda.Que si,que que te amenacen con cortarte el cuello asusta pero mas miedo dan una horda de muertos no muertos persiguiéndote para hacerte vete a saber que. Así que visto lo visto se arriesgo a pasar junto al espadachín con la esperanza de no recibir ningún corte. Una vez a sus espaldas asomo la cabeza sobre el hombro ajeno y allí estaban,los emergidos al acecho a punto de alcanzar la playa.

-Mejor los amenazas a ellos...y luego ya juego contigo a las espaditas y el indefenso mercader...


Aunque si lo pensaba detenidamente los emergidos que habían saltado del barco eran unos cuentos.El no servia para nada en batalla y el joven de la espada...desvió su mirada,en todas direcciones,en busca de algo.Pero nada.Estaban solos. Genial,un ejercito de emergidos contra dos personas,bueno contra una que el no contaba ni como enemigo. No sabia si reír o llorar...aunque había una opción mejor...

-Casi que mejor corremos y luego ya vuelves a amenazarme...lo digo porque van a ser muchos para ti y yo en batalla soy mas inútil que darle un grimorio a un pegaso.


Podría huir sin el,pero no era tan descorazonado...ni tan tonto,no fuese que en lugar de los emergidos la fuese a tomar con el por escaparse y el pobre branded tuviese un enemigo mas del que huir.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
683


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Invitado el Lun Mar 28, 2016 6:08 pm

Lon’qu enarcó una ceja casi imperceptiblemente y continuó mirando a aquel sujeto con cara de pocos amigos. Al parecer le había tocado el gracioso de turno que hablaba más de la cuenta. Maravilloso. Como si la horda de emergidos que se acercaba a la playa no fuese suficiente. Vale que había querido un poco de acción y entretenimiento, pero había formas y formas.

Aunque, por mucho que no quisiera, tenía que admitir que el hombre al final de su espada tenía razón. No era el mejor momento para decirle a alguien que se estuviese quieto cuando tenía a criaturas no muertas que se le acercaban por la espalda. A pesar de que no entendía que interés  podían tener los emergidos en un tipo como aquel, seguro que sus intenciones no eran buenas.

-Hmph….- resopló y le miró de reojo, su expresión diciendo prácticamente a gritos un ‘¿pero te quieres callar ya de una vez?’ Él no era uno de esos guerreros sin cerebro que no podía evaluar la situación. No tenía tantos combates ganados en su haber por nada.

No era la primera vez que tenía una escaramuza con aquellos seres de brillantes ojos rojos; habían intentado traspasar la muralla de Regna Ferox más de una vez, fracasando todas y cada una de ellas. No es que esas criaturas fueran muy listas ni extremadamente fuertes, así que con una buena estrategia se las habían apañado para repeler los intentos de invasión sin muchas bajas y con pocos daños personales.

Si hubiese sido un número moderado de emergidos, Lon’qu hubiese podido contra ellos sin problema alguno.Pero con el ruido que estaban armando al avanzar, aquello no era un grupo que pudiese considerarse moderado. Y tampoco parecía que aquel tipo fuese a ayudarle el combate. Había dicho que era un mercader, ¿no? A pesar de que algunos mercaderes podían defenderse por sí mismos, este en concreto no parecía tener ningún arma en su persona.

Charlatán, graciosillo y totalmente inútil en combate. Lo tenía todo para ir directo al libro de personas con las que Lon’qu preferiría no tener que tratar si podía evitarlo. Una pena que no tuviese más opción que lidiar hasta llegar al cuartel para que pudiesen interrogarle. Indefenso mercader o no, no podía evitar tener la sensación de que aquel hombre estaba ocultando algo. Por no hablar de que había entrado en Ferox ilegalmente, y eso, instinto o no, ya era más que suficiente para hacerle pasar una noche en una de las celdas.

Aguantándose las ganas de rodar los ojos, Lon’qu enfundó la espada con un movimiento rápido y preciso y giró sobre sí mismo, agarrando al mercader por el cuello de la ropa a modo de advertencia de que no intentase hacer algo estúpido. –Nos vamos.- Dicho esto, pasó su agarre del cuello a la manga y empezó a arrastrarle en la dirección de la que había venido. Que el tipo se quedase allí en la playa no era muy probable, pero mejor curarse en salud y no perderle de vista.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Undertaker el Jue Mar 31, 2016 4:54 pm

Que le tomasen por el cuello de la ropa no le intimidaba,cosas peores había pasado como bien demostraban sus múltiples cicatrices. Y siempre las había superado! Así que esa pequeña amenaza,advertencia,lo que fuese,resultaba divertida. Casi incluso adorable. No pudo evitar por ello sonreír,una sonrisa amplia e infantil. Se ahorro el comentario ante el rostro ajeno,no sabia si estaba serio o exasperado. Al igual que se ahorro el celebrar con un aplauso el echo de que aceptase el salir corriendo de allí. Aunque realmente,de todo corazón,quería aplaudir,pero no iba a arriesgarse a que al otro se le fuese la mano con la espada. No lo conocía para nada y no tenia ni idea de como tendría el pulso...o la paciencia... o el sentido del humor...bueno ese dudaba que lo tuviese.

Se dejo tomar de la manga,no esperándose tal acto,y ser arrastrado en dirección...no sabia hacia donde iban pero dirección contraria a los emergidos. A donde tenían que ir vamos. Desconocía si su acompañante,y posible escudo o carnada,era algún civil amante de la espada,algún soldado,mercenario...o quien sabe puede que un noble o alguien importante. Porque no seria la primera vez que se cruzase con uno sin saberlo,ya había ocurrido aquella vez en la que había acabado arrastrando el cuerpo inconsciente del rey de Ylisse por el bosque.Curiosa pero efectiva manera de salvarle la vida. El caso era que el desconocido no se había presentado,ni el ahora que lo pensaba...

-Por cierto buen hombre,como te llamas? No es el mejor momento para presentaciones pero es por no llamarte "Oye tu".No suele ser muy cómodo...

En otros momentos se habría quitado el sombrero y hubiese echo una reverencia,bueno no siempre pero ese día le apetecía,pero de nuevo la situación...malditas circunstancias de la vida que reprimían sus impulsos!

-Yo me llamo Ichabod Crane,encantado de conocerte!

A su parecer los pasos ajenos eran lentos,teniendo en cuenta que huían del enemigo.O puede que fuese el branded que estaba acostumbrado a correr mas rápido...y solo... Si bien que le agarrasen de la manga resulto divertido ya comenzaba a ser molesto...e innecesario.Por favor! Como iba a ser tan tonto de intentar escaparse por su cuenta...en esos momentos al menos.

-Jo papi suéltame! Soy un niño grande y puedo andar solo!

Exclamo con una voz infantil,un tono mas agudo y elevado. Antes de retomar de nuevo su inusual tono de voz.

-Estoy  desarmado,un ejercito de emergidos detrás y no conozco el país ni el camino a tomar. Vamos que siempre e sido un poco descuidado y despreocupado en lo que a mi propia integridad física se refiere...

Hablo con sinceridad respecto a ese punto.

-...pero de allí a lanzarme a una muerte segura hay una gran diferencia.El suicidio no esta dentro de mis planes a futuro...ni a presente....Vamos! Papi! Que no me voy a escapar!

Bien podría dar un tirón y soltarse,pero no era su intención darle motivos para
desenvainar la espada,de eso ya se encargaban los emergidos ellos solitos.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
683


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 06, 2016 9:42 pm

Una de las cosas que más reventaban a Lon’qu era que se riesen de él en su cara y le tomasen por idiota. Si bien lo segundo todavía no lo tenía del todo claro, estaba claro que aquel tipo no le estaba tomando en serio en absoluto.  De hecho, ni siquiera tenía claro si se tomaba la situación en la que se encontraban en serio o no.  A saber. Por suerte, él si lo hacía.

No se molestó en contestar  a las preguntas del tal Ichabod Crane, como decía llamarse. Lon’qu estaba dispuesto a apostarse su mejor espada a que era un nombre falso, y estaba seguro de que no la perdería. Intentaba ignorar los comentarios del mercader, lo cual era difícil; era la típica vocecilla molesta que uno no podía dejar de escuchar por mucho que lo intentase. Ganas de taparse los oídos desde luego no le faltaban.

Pero todo tenía un límite. Especialmente su paciencia con ese tipo de individuos. Y el mercader lo había sobrepasado en tiempo record.

Aunque no era lo más sensato, Lon’qu frenó en seco y se volvió con cara de pocos amigos y un tic en el ojo. -¡¿Te quieres callar de una vez?!- espetó mientras le zarandeaba con poca delicadeza, aguantando como pudo el impulso de rodar los ojos. A ese paso, no iban a hacer falta los emergidos para que el titular de los periódicos del siguiente día fuese ‘Mercarder hallado muerto en la costa.’

Por suerte para el otro, tenía bastante autocontrol. Y un buen oído también; aquella paradita les había hecho perder algo de la ventaja que les llevaban a la horda de no muertos y ahora sus pasos se escuchaban más fuertes.

-Tch…- Chascó la lengua y agarró al otro por la parte de atrás del cuello de su ropa, empujándole con algo de brusquedad. Tenía autocontrol, pero nadie había dicho que fuese perfecto. –Muévete,- siseó, esperando a que el mercader echase a correr para seguirle. Mirándolo por ese lado, hasta casi era mejor así; ni le perdía de vista, ni tenía que preocuparse por lo que hiciese a sus espaldas. Porque no se fiaba en absoluto de aquel tipo.  Desde que le había visto, había algo en el hombre que le había dado mala espina, y no ya solo porque hubiese intentado entrar a escondidas en la ciudad en plena noche. Cuando le miraba, tenía la sensación de que era del tipo que no se lo pensaría dos veces antes de clavarte el cuchillo por la espalda e irse tan contento.

Correr por la playa no les iba a llegar muy lejos; ni había sitio para poder esconderse de los emergidos, ni la arena ayudaba a la hora de correr, haciendo que cada paso costase el doble. Sería un buen guerrero, pero su estamina tampoco era infinita.

-Por ahí,- gruñó, señalando un pequeño grupo de árboles a su izquierda. No iban a ser suficiente, pero al menos les daría algo de tiempo. Eso si ‘Ichabod’ escuchaba lo que le decían.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Undertaker el Mar Abr 12, 2016 5:06 pm

Una cosa es que no tuviese en cuenta su integridad física. Y otra muy distinta que ignorase las señales de peligro que su cuerpo,mente y alrededores le enviaban. Porque si,desesperar al hombre había resultado ser divertido,placentero...y aunque no lo pareciera,muy fácil .La gente tan seria o se mantenía ajeno a todo y tenían una paciencia infinita o eran fáciles de sacar de sus casillas. Y no sabia la paciencia que tenia el hombre sin nombre pero esta resultando de lo mas sencillo irritarlo,era casi un juego infantil...puede que fuese por eso... Pero el caso era,que sentía una alarma sonando en su cabeza,una inequívoca señal de que de seguir así...se iba a llevar una ostia,con la mano abierta. Le iban a dejar una bonita mano estampada en toda su ya maltratada cara...y eso si no le daba por coger la espada y matarlo antes de que los emergidos se diesen tal placer.

Así que por mucho que lo desease,y por mucho que desease reírse ante el brusco zarandeo, decidió callar.Inflando sus mejillas en un intento por contenerse. No podía evitarlo,zarandearlo de tal manera era casi adorable! Infantil! O por lo menos así lo veía el branded después de los múltiples,dolorosos,y sangrientos tratos que su cuerpo había recibido a lo largo de los años.  

Oh! Y allí estaba! Habia conseguido uno de sus objetivos! El ser liberado del agarre ajeno y correr con libertad. Y aquello,por muy tonto que pareciese,le hizo sonreír ampliamente,una sonrisa sincera y muy infantil. Porque en esos momentos tenia dos objetivos. Soltarse y poder correr libremente,objetivo conseguido,y correr por su vida y alejarse de la vista e instinto asesino de los emergidos.Dos objetivos similares pero muy distintos a ojos del albino.

Sin mirar atrás sus piernas comenzaron a moverse,con rapidez,con agilidad a pesar de lo adverso del terreno.Sin saber realmente si el otro le mantenía el ritmo,se se había quedado atrasado o si solo quería vigilar sus espaldas.Que vista la situación un tío armado que le vigilase las espaldas no le importaba para nada!

Se paro en seco al escuchar la voz ajena dando indicaciones,girándose justo para ver la zona señalada,la arboleda cercana.Cierto! Buena idea! Habia comenzado a correr sin rumbos,siguiendo únicamente el frente para alejarse lo mas posible de la costa,lo único que podía hacer al no conocer el terreno. Pero si el hombre sin nombre decía que por allí...bueno...el no era quien para contradecirle...ni era quien llevaba la espada....

-Si señor!

Exclamo con alegría y diversión impropia de la situación al tiempo que guiaba sus pasos hacia esa dirección.
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
683


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Invitado el Miér Abr 20, 2016 8:34 pm

O el mercader por fin había asumido la situación y había decidido tomarse las cosas en serio (cosa que dudaba por la alegría presente en su voz al contestarle antes de hacer lo que le había dicho), o ya se había cansado de intentar sacarle de quicio más de lo que nadie lo había hecho hasta el momento.

Fuese la opción que fuese, la verdad es que le daba igual. Con que hiciese caso se conformaba.

Siguió de cerca a aquel hombre, manteniéndose solo un par de pasos por detrás de él mientras huían de aquella horda que, si el ruido que hacían al desplazarse servía de indicador, había crecido un poco desde la última vez que Lon’qu les había visto saltando al mar e intentando llegar a la costa. Enfrentarse a ellos ahora sí que sería un suicidio.

No tardaron mucho en alcanzar la pequeña arboleda a la que se dirigían, consiguiendo así algo de resguardo, tanto de miradas escalofriantes como de posibles ataques. Muchas luces los emergidos no tenían, teniendo en cuenta que no habían intentado dispararles algunas flechas con los arcos que Lon’qu había visto que algunos llevaban. Algo tenía que ir bien para él, ¿no? Ahora que estaban allí, podían recuperar el aliento e intentar trazar un plan para salir de allí de una pieza. O, más bien, podía intentar pensar en alguna estrategia para sacarlos a los dos enteros de allí. Porque dudaba, y mucho, que el tal Ichabod fuese a cooperar por las buenas y a aportar sugerencias. Ni contaba con él.

-¿Les has traído tú aquí?- preguntó de mala gana mientras se asomaba por un pequeño huequecito entre dos arbustos para controlar al enemigo. Era obvio que aliados de aquel tipo los emergidos no eran. Pero era muy sospechoso que tanto el mercader como los no muertos hubiesen aparecido en la costa feroxí al mismo tiempo. Lon’qu no era el que se encargaría de las preguntas pesadas, pero un poco de información para armar un plan ahora mismo no le sobraba, aunque eso supusiese tener que escuchar el tono de voz molesto de aquel hombre.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Undertaker el Dom Mayo 01, 2016 12:10 pm

La arboleda estaba cerca y llegar allí fue todo un placer.En primer lugar porque dejaban la arena atrás,lo cual a la hora de correr se agradecía. El terreno de la costa era irregular,las pisadas se hacían difíciles y para colmo sus zapatos se llenaban de arena.Lo cual era realmente incomodo.Y en otras circunstancias nada mas llegar a la arboleda se hubiese quitados los zapatos y sacado la arena de ellos...pero claro en otras circunstancias no contaba con un ejercito de emergidos persiguendoles. Sin contar con que su anónimo acompañante seguramente sentiría deseos de rebanarle el cuello si empezaba a descalzarse en dicha situación. Así que tendría que conformarse con un terreno mas cómodo,arboles que les resguardaban,y la posibilidad de bajar un poco el ritmo y recuperar el aire perdido por la carrera.

Se oculto tras el tronco de un árbol y se deslizo por el mismo,asomándose tras quedar sentado en el suelo para ver al enemigo.Desde ese lugar y ese angulo no se veía mucho,lo cual significaba o que había escogido un buen escondite pero un mal mirador,o que los emergidos andaban lejos. Ambas opciones eran buenas a su parecer!

Giro su mirada hacia el espadachín sin nombre y no puedo evitar soltar una leve risa,una contenida,ante la pregunta ajena. No sabia si el otro le tenia en muy alta estima o todo lo contrario. Pero esa pregunta de cierta manera le halagaba.

-Por favor! Si supiera atraer emergidos le hubiese vendido el secreto a alguien hace tiempo! Ademas quien quiere ser perseguido por esos bichos? Yo prefiero a los muertos así...muertos! Y enterrados! No persiguiéndome para que quede tan muertito como ellos. Ademas.... Regna Ferox es el ultimo lugar al que los traería. Sabes lo que cuesta entrar aquí sin permiso?

Los habitantes o eran muy consciente de ello o no sabían nada. Es decir los aldeanos seguro que no sabían de la dificultad que los extranjeros tenían para entrar en su país,mientras que los soldados encargados de defender la frontera eran plenamente consciente de ello.Y seguro que el espadachín si que sabia.Que entre el muro que cerraba la frontera y los guerreros tan....bravos? brutos? Bah! entre los guerreros que la defendían el colarse en Regna Ferox era toda una hazaña. Divertida si no te persiguen los emergidos.

-Estos se han venido solitos
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
683


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Invitado el Lun Mayo 02, 2016 10:25 pm

O el hombre no había entendido de verdad a lo que se había referido con aquella pregunta, o todavía seguía con su empeño en sacarle de quicio. Fuese cual fuera, su paciencia estaba muy cerca de terminarse. El mercader iba por buen camino en batir el record de tiempo en el que alguien era capaz de desquiciarle.

Le lanzó una mirada de pocos amigos (una más de tantas que llevaba ya) y frunció el ceño todavía más. -¿Te buscan a ti?- Reformuló la pregunta a ver sí así conseguía al fin una respuesta clara, aunque no tenía mucha esperanza de recibir algo que no fuese un puñado de palabras (de las cuales le sobraban más de la mitad) que no iban a aclararle nada de nada. Lo único que acababa de sacar en claro del parloteo de aquel tipo era que se había colado en Regna Ferox de manera ilegal. Y eso no era ninguna novedad para él.

La visibilidad desde aquel punto era casi nula, lo cual no le daba mucha ventaja a la hora de desarrollar un plan para salir de allí intactos y de una pieza, pero al menos les daría tiempo para recuperar el aliento antes de volver a moverse. Se sentó en el mismo punto en el que estaba, medio girándose para poder tener a Ichabod bien vigilado.  Para su gran alivio, al menos el tipo no se había descalzado ni había protestado de la arena, como casi había estado esperando en el fondo que hiciese.

El estrépito de los pasos de la hora de no muertos se acercaba cada vez más a su posición. Los primeros emergidos que se acercaron a la pequeña arboleda pasaron de largo en dirección a donde se suponía que esperaba un pequeño grupo de guerreros feroxis. Era posible que no sospecharan que se habían ocultado allí entre el pequeño parche de vegetación, pero aun así Lon’qu no se permitió bajar la guardia. E hizo bien, porque el segundo grupo de emergidos se había detenido a unos metros antes de la entrada, y en menos de dos minutos ya estaban bordeándola. Tarde o temprano acabarían por entrar, y entonces estarían en desventaja porque no podrían ni moverse, e incluso existía la posibilidad de acabar rodeados. Y aquella no sería una situación bonita.

-Tú, levanta,- gruñó, aunque no hacía mucha falta con el tirón que le había pegado del brazo para poner al mercader en pie. Hora de retomar la huida.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Undertaker el Dom Mayo 15, 2016 5:31 pm

Las palabras ajenas le causaron tanta gracia que tuvo que morderse el labio inferior y cubrir su boca con sus propias manos para contener la risa.Esa escandalosa que amenazaba con abandonar sus labios y desvelar su posición al enemigo. Por el poco tiempo que llevaba compartido con el otro había pensando que era un amargado sin paciencia y sin sentido del humor...pero iba a resultar que no! Que el espadachín iba para cómico! A no que esperaba una respuesta seria.... Tuvo que respirar hondo un par de veces y calmarse para poder hablar a un volumen de voz adecuado a la situación.

-No

Aquellos seres surgidos de la nada de los que apenas se tenia información. Cuyo único propósito parecía ser expandir la muerte haya por donde avanzasen...eso seres que interés iban a tener en alguien como el? Cuya vida no era relevante e importante nada mas que para el mismo,tan fácilmente sustituible... Simple e inútil... que demonios buscaban de alguien del montón? Que ganaban con ello? Nada, absolutamente nada! Que alguien que parecía tener dos dedos de frente lo preguntase....era normal tener un ataque de risa tras ello.

Tan concentrado estaba en la situación que perdió algo de interés en su entorno,no percatándose de de los emergidos que pasaban de largo aquella arboleda convertida en escondite. Mucho menos de los que parecían que no habían ignorado el lugar y comenzaban a bordearlo. Volvió a la realidad con el tirón que sufrió y la voz que le instaba a levantarse. Se puso en pie rápidamente mas no se movió mucho del lugar,por que no sabia realmente a donde.

-Hacia donde toca ahora?


Mejor preguntar,no fuese a meter la pata y correr hacia los emergidos
Afiliación :
- NOHR -

Clase :
Villager | Wyvern Rider

Cargo :
Comerciante ilegal

Inventario :
Concoction [4]
Vulnerary [4]
Lanza de bronce [2]
Espada de bronce [1]
.
.

Support :
Sothe
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
683


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Eliwood el Miér Oct 26, 2016 5:43 pm

Tema cerrado. 50G a Undertaker.

Undertaker obtiene +1 EXP.

Finalmente, se procede a la tirada de dado de 'Suerte'.


Última edición por Eliwood el Miér Oct 26, 2016 5:45 pm, editado 1 vez
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
605


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Narrador el Miér Oct 26, 2016 5:43 pm

El miembro 'Eliwood' ha efectuado la acción siguiente: Lanzada de dados


'Suerte' :
Support :
None.

Experiencia :

Gold :
2795


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: La madre que me pa... [Social Lon'qu-Under]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.