Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Dos Locos un destino (campaña liberación) [Priv. Karen]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Dos Locos un destino (campaña liberación) [Priv. Karen]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 6:38 pm

Me había unido al ejercito de Nhor como Tactician al servicio del príncipe Leon, este trabajo prometía no tanto por el beneficio monetario si no por el de estatus era un gran paso, para pasar de ser un mercenario a llegar a ser alguien en este mundo alguien por el cual mis difuntos abuelos se sintieran orgullosos de mi y que aquellos que se mofaban de mi se mordieran sus asquerosas lenguas y se ahogaran en su propia sangre de envidia, tenia de dar lo mejor de mi para llegar a ser un gran estratega y poder liberar estas tierras de las manos de los emergidos y hoy empezaba mi gran misión.

Me encontraba en la zona volcánica de Nhor, un punto estratégico para hacer un primer ataque contra los emergidos, nuestros recursos eran  mínimos por esa razón el escuadrón de soldado que me acompañaba era  bastante pequeño en comparación al grupo de emergidos que tendría de atacarnos, previamente y antes de la hora prevista para el supuesto ataque organice a las tropas de tal manera que en los 3 puntos de acceso que habían para poder pasar los volcanes de forma segura, haciendo que prepararan varias trampas usando canales de guiá para la lava taponados para cuando pasaran por ese lugar liberar dicha lava para barrar el paso y con suerte abrasar algunos enemigos y algunas que otras trampas mas.

De golpe uno de los soldados se me acerco y me dijo.

- Eh mercenario, un mensajero nos informa que Lord Leon a enviado a otro comandante a esta linea de batalla para favorecerle un apoyo en la administración, gestión de los soldados y recursos... Señor. - Informo el soldado.

- Que, queeeeeee?… Un comandante a ayudarme, un compañero, o algo por el estilo? Ese rubio a caso no me ve capaz de hacer esto solo y encima no me informa hasta el ultimo segundo, aaaaaah maldita sea espero que al menos sea alguien capacitado. - Dije yo de una forma ni nada recta ni correcta.

- Tsk... No creo que tenga de referirse a nuestro "príncipe" con esa clase de vocabulario vulgar , ni confianzas, no dejáis de ser un mercenario no se que hacéis aquí y no en primera fila tsk… -Contesto con desprecio y algo indignado por mi forma de hablar.

-- Yo quizás sea un mercenario, señor soldado… Pero no olvide 2 cosas, primero de todo aun siendo un mercenario sigo siendo su superior y por eso seria mejor que se guardara el desprecio para otro o si tienes algún problema me lo dices a la cara sin rangos ni nada, ni estratega, ni soldado de hombre a hombre y en ese momento le acallare y le daré a entender porque soy apto de este puesto, y segundo, aunque esté trabajando por el país, eso no quita que sea un Mercenario, una persona libre, no guardo lealtad, ni amor, ni nada, no tengo reyes ni príncipes, hablare con cualquiera con el respeto que yo crea propicio… Quedo claro o quieres decirme algo mas hombre…

En ese instante el soldado apretó su laza a la vez que sus dientes y se giro dejándome solo con mis cosas. Saque un  libro y un carboncillo fino y comencé a mirar el terreno y a apuntar ciertos números junto a algunos dibujos mientas esperaba a mi nuevo compañero.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos Locos un destino (campaña liberación) [Priv. Karen]

Mensaje por Invitado el Mar Mar 15, 2016 4:36 pm

Los ejércitos aliados estaban en camino, pero aún no habían llegado. Esta era la causa de que nos viésemos obligados a dividir todo el ejército a lo largo y ancho del país, por lo que por muchas y buenas tropas que tuviéramos, no parecían ser tantas una vez repartidas. Concretamente, las que lo tenían más difícil eran aquellas situadas cerca del volcán activo. Por esta razón fue que el príncipe Leon me mandó precisamente allí: cuanta más ayuda se les brindase, mejor.

Además, había otro dato que era preciso tener en cuenta: el táctico al mano resultaba ser un mercenario. Sabía que tenía que ser bueno si Leon lo había contratado, así que decidí que confiaría en su estrategia si demostraba ser adecuada. Y de momento así parecía serlo. Yo iba a caballo, dirigiendo a una pequeña tropa que serviría de refuerzo, cuando un soldado nohriano me indicó que debíamos dar un rodeo. Por lo visto, habían colocado trampas ocultas en la zona. Muy astuto. Sin embargo, en cuanto me bajé del caballo y nos unimos al resto de las tropas, el capitán que debía acompañarme hacia el general-mercenario comenzó a empañar mi imagen sobre él.

Es un soberbio, señorita. Ni os imagináis cómo me ha hablado, y temo cómo pueda dirigirse a vos. Puede que sea mi general, pero no deja de ser un vulgar mercenario…
Puede que sea un vulgar mercenario, pero no deja de ser vuestro general ―corregí al capitán―. Aun así, sabed que tendré en cuenta vuestra advertencia, aunque dudo que llegue a faltarme al respeto: de hacerlo, responderá directamente ante el príncipe Leon. Y no me llaméis “señorita”. Mientras permanezca en el frente, soy tan general como él.

No conocía al mercenario, por lo que no podía desestimar la advertencia del capitán. Sin embargo, por su tono me pareció que pretendía ganarse a la consejera del príncipe, por no mencionar que aquello de “señorita” me causó la sensación de que pensaba que era frágil y poco apta para la guerra. No podía estar completamente segura de mis deducciones, pero decidí que aquello perdía importancia una vez me encontré ante el general Kirin.

Buenas tardes. Soy Katherine Blackshine, consejera del príncipe Leon, aunque vengo como apoyo en calidad de general ―anuncié, tendiendo mi mano para estrechársela si la aceptaba―. Su alteza se disculpa por no haber podido enviar más tropas, pero he traído conmigo los refuerzos que he podido. Como sabéis, hasta que lleguen nuestros aliados no contamos con más ayuda que nosotros mismos. ¿Podéis ponerme al corriente del plan? ―pregunté, prefiriendo ir al grano en vez de dar rodeos, sobre todo cuando nuestros enemigos podían llegar en cualquier momento―. En cualquier caso, recomiendo que vigiléis con especial cuidado el paso del norte; tengo la sospecha de que los emergidos tomarán ese camino.

Analicé su reacción conforme hablé, tratando de averiguar hasta qué punto podría tener razón aquel capitán o no. ¿Tal vez le molestaría que fuese una mujer? Esperaba que no utilizase ese pretexto como excusa para subestimarme, porque llevaba el cabello recogido en una coleta para que no me molestase y una armadura de cuero tan buena como la de cualquier otro soldado. O bueno, lo sería si los demás soldados llevasen armaduras de cuero. Mientras que ellos portaban completas armaduras metálicas y pesadas espadas, dos dagas se hacían evidentes en mi cintura. Puede que yo no tuviese tanta fuerza, pero era mucho más rápida y ágil que cualquiera de ellos.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos Locos un destino (campaña liberación) [Priv. Karen]

Mensaje por Marth el Sáb Abr 16, 2016 11:40 pm

• Tema cerrado •

Karen gana 10 G


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de acero [4]
esp. de bronce [2]
lanza de bronce [2]
Vulnerary [3]
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo
Artemis

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3017


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dos Locos un destino (campaña liberación) [Priv. Karen]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.