Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Don't let them know! [ Priv. Alexander ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Don't let them know! [ Priv. Alexander ]

Mensaje por Invitado el Dom Mar 13, 2016 3:02 am

Ok. Debía respirar. ¡Debía ser muy cautelosa! Su querida madre le había encargado con confianza aquella tarea de buscar al sujeto informante, para recibir las últimas noticias importantes que hubieran sucedido en otros reinos. Un trabajo sumamente importante que, había enfatizado su madre con una sonrisa que le hacía dudar de si era broma o era serio el tema, cualquier princesa podía hacerlo. Con emoción había aceptado y con una pregunta sobre si debía ir disfrazada, casi sacaba una risa de su madre —claro, que Kamui no había notado aquello— y después le dijo que era a su preferencia.

¡Nadie se dará cuenta, madre! ¡Te lo aseguro!

Lo que la joven no sabía, era que en realidad era un trabajo muy simple, pero Mikoto conocía a su pequeña y su gusto sobre tener tareas que trajeran alguna emoción fuerte, por lo que quizá había adornado un poco lo que haría. Claro que la sonrisa ilusionada de Kamui hacía que valiera la pena su pequeña mentira, puesto que era un trabajo relevante pero no tan confidencial como había hecho parecer.

Se colocó un saco lo suficientemente grande como para cubrir todo su cuerpo con una capucha para esconder su cabeza, ¡era perfecto! Esperó a que el sol empezara a caer y con los dorados colores del amanecer, fue saliendo de su casa en dirección a la ciudad. Se alegraba de que aquellos días la situación con los emergidos estaba algo tranquila, pero nada le quitaba ser precavida y había decidido llevar su espada de bronce. «Sólo en caso de emergencia —se dijo—, siempre hay que prevenir antes que lamentar.» Recordaba aquellas palabras de su madre, pues como decía ella “Si lo repites, se te queda”.

¿Dónde será? —la enorme sonrisa que traía desde que había salido empezaba a hacer que le dolieran las mejillas, ¡pero no podía evitarlo! Sus pasos le llevaron rumbo a la localización que le había indicado la reina de Hoshido, fue pasando la bella ciudad que iluminaba la noche con luces, haciendo algunos puestos más atractivos a la vista. Definitivamente pasaría por uno cuando terminara con su deber.

Aquello pareció motivarla, por lo que fue apresurando el paso poco a poco sin llegar a correr, porque se vería sospechosa, se dijo, tenía que tener cuidado, ¡controlar sus emociones!

¡Ese es el sujeto que me robó! —escuchó que decían, ¡una civil fue robada! Bueno, podría encargarse primero de eso y luego con lo que le había encargado su madre, se dijo, ¡aún quedaba tiempo! Pero cuando su mirada paró del lugar proveniente de la voz, notó que los guardias iban hacia donde ella estaba… mirándola a ella. «Oh, no —pensó—. ¡Debo huir!» Probablemente por su mente no pasó el que eso la haría ver más sospechosa, pero sus pies ya habían empezado a correr entre las calles de la ciudad esquivando a la gente y mirando de reojo a sus espaldas por si los guardias no habían persistido de su persecución.

Sin embargo, no tenía tanta suerte. No estaban cerca pero si bajaba el ritmo seguramente la alcanzarían. Por lo que, doblando en una calle, pensó en cómo escaparía, ¿tendría que trepar alguna casa? Pero sus pensamientos fueron interrumpidos cuando su cuerpo chocó contra un ser vivo, haciendo que cayera sobre sus glúteos.

¡Ay, no! —exclamó—. Debo apurarme —murmuró para sí misma y fue cuando su mirada paró sobre la persona con la que había chocado—. Oh, Naga.

La había visto. ¡No debió de haber…! Retrocedió un paso temiendo el que la reconociera, ¡habría echado a perder su misión! Si era habitante de Hoshido sabría quién era al instante, aunque tampoco era secreto su existencia fuera del país, ¡así que no estaba segura! Fuera como fuera, tenía que irse porque estaba segura que los guardias no tardarían en encontrarla.

¡Ayúdame a esconderme! S-Si me encuentran estaré en muchos problemas, ¡no he hecho nada malo, lo juro! —le pidió y en su rostro se veía claramente el pánico—. Pagaré por tu silencio si es necesario.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let them know! [ Priv. Alexander ]

Mensaje por Invitado el Miér Mar 23, 2016 8:21 am

Hoshido sin duda alguna era un país hermoso, tanto la geografía como la gente que lo habitaba y los paisajes que tenía la hacía una región agradable. No era mi primera vez en esta región, varias veces antes, cuando con mis hermanos ayudaba a mi madre con el negocio de mercader, era uno de los países a los que visitábamos para vender o intercambiar productos por lo que el ambiente se me hacía ya más o menos conocido. Fue tal vez el hecho de que le tuviera cierto cariño al país el que hizo que aceptara de inmediato cuando un habitante de este país solicitó mis servicios dándome así una excusa para visitar el país y además ganar algo de dinero, no iba a desaprovechar una excelente oportunidad.

Gracias a un conocido que muy oportunamente se dirigía también hacia Hoshido pude llegar a la ciudad principal de ésta a las primeras horas de la mañana, antes de que el sol empezará a asomarse a lomos de un caballo propiedad suya y el cual devolví inmediatamente al llegar. Había llegado demasiado antes a la hora acordada por quien se suponía me iba a contratar, pero esto fue algo que yo hice intencionalmente para tener tiempo de pasear un poco por la ciudad tranquilamente y sin nada de lo que preocuparme gracias al tiempo de sobra que tenía.

Para evitar aburrirme me mantuve caminando por la ciudad dejando que el tiempo pasara hasta llegado el momento en el que tenía que buscar a mi cliente. No era tan difícil encontrar una distracción, la ciudad tenía una bella plaza en la que se podía pasar el rato y en la que me mantuve observando sentado en la acera como poco a poco se iba llenando de gente que despertaba a medida que el sol se iba asomando y alumbrando tenuemente la ciudad. Era extrañamente entretenido observar a las personas de Hoshido hacer sus cosas del día a día, tal vez el ambiente diferente al de Ylisse, del que ya estaba acostumbrado, lo hacía ver así. Di un suspiro mientras miraba al cielo y me levantaba de donde estaba, ya se acercaba el momento en el que tenía que encontrarme con mi cliente, la cosa era, ¿dónde se encontraba entre toda esta gente? No me quedaba de otra más que buscarlo, para mi mala suerte no tenía idea de cómo era, error del que me había dado cuenta una vez que el mensajero que me había dado el mensaje se había retirado y sin tener oportunidad de preguntar. Muy bien, Alexander, esto será un día largo.

Por culpa de no haber prestado atención me encontraba ahora caminando entre toda la multitud de gente buscando a quien me había pedido servicio, por suerte el mensajero sabía cómo era yo y le habrá dicho al regresar, solo era cuestión de encontrar a alguna persona que al verme me empezara a hacerme señas. Mientras caminaba escuché a lo lejos el grito de una mujer detrás de mí, según alcancé a escuchar le habían robado y estaba pidiendo ayuda. Me detuve, ¿debería ir a ayudarla? Tal vez eso tomaría mucho tiempo y la persona que me buscaba creyera que no me iba a presentar y se iría, pero tal vez sería rápido. Trataba de decidir entre ayudar o no a la mujer hasta que fui interrumpido por alguien chocando contra mía. El impacto me empujó unos pasos hacia delante y por poco tropezaba, recuperé el equilibrio y volteé hacia donde me habían chocado. Era una chica vestida con un gran saco con capucha la cual llevaba puesta, un poco desordenada debido al choque seguramente.

Oye, ¿puedes fijarte por donde...

Comenzaba a decir disimulando el enfado un poco pero no terminé la frase porque había sido interrumpido por ella. Por lo que decía y el tono en el que lo hacía parecía estar en apuros. Miré detrás de ella para ver que algunos guardias venían hacia esta dirección, ¿siguiéndola a ella? ¿Ella había sido quien había robado a la mujer de antes? ¿Y si no lo era y la estaban persiguiendo injustamente? Suspiré y me decidí por ayudarla, después con más calma averiguaría qué era lo que le había pasado.

Tome a la chica de la mano y corrí trayéndola conmigo intentando que los guardias nos perdieran el rastro pero si seguíamos corriendo nos verían, debíamos escondernos. Apresuré el paso hasta llegar a un puesto de comida con algunas mesas y sillas afuera.

Tome, señor—le dije al dueño del puesto mientras sacaba varias monedas de oro y se las dejaba en el mostrador—. Puede quedárselas todas, solo déjenos sentarnos un rato aquí, no hace falta que traiga comida.

El dueño mostró una sonrisa al ver las monedas en el mostrador, bien, aceptó. Ahora solo quedaba sentarnos y disimular hasta que los guardias hayan pasado. Le retiré la capucha de la cabeza a la chica y aparté la silla de la mesa para que pudiera sentarse.

Si traías la capucha puesta no creo que hayan visto tu rostro, así que es mejor que no la lleves puesta o pueden reconocerla, que seguro a la capucha si la vieron—le explicaba mientras me sentaba en la otra silla, acercándome a la mesa e indicándole con señas que ella lo hiciera también. Con la capucha retirada podía ver su rostro, algo en ella se me hacía conocido, como si ya la hubiera visto antes, ¿la conocía de algo? Entrecerré los ojos tratando de recordar mientras seguía hablando—. Si… si tienes ropa debajo del saco quítatelo también, por si acaso lo han visto, pero si no, déjalo puesto. Siéntate y actúa como que nosotros estábamos aquí sentados, ¿vale? Puede que pasen de largo o puede que vengan a preguntar algo, si ocurre lo segundo sígueme la corriente.

Bien, había hecho lo que podía pero los guardias que la seguían seguro no tardaban en pasar por aquí. Lo demás estaba en manos de ella, si confiaba en mí y me hacía caso solo quedaba actuar como si nosotros hubiéramos estado aquí todo el tiempo y quizá así dejaran de buscarla a ella o improvisar si venían a preguntar. Dentro de mí pedía a Naga que pasaran de largo, pero para eso necesitaba primero que ella siguiera el plan. Sobre el trabajo que venía a hacer podía pensar luego, solo esperaba que quien me iba a contratar sepa comprender.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let them know! [ Priv. Alexander ]

Mensaje por Eliwood el Miér Oct 26, 2016 4:33 pm

Tema cerrado. 10G a Alexander.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gema de Ascuas
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3197


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Don't let them know! [ Priv. Alexander ]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.