Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Dragón negro, Manakete blanco [Entrenamiento][Priv. Kurthnaga]

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Dragón negro, Manakete blanco [Entrenamiento][Priv. Kurthnaga]

Mensaje por Kija el Miér Jun 01, 2016 10:45 am

Kija escucho con atención las palabras del príncipe de Goldoa mientras bebía a ratos un poco de te. Era un ser poderoso, de eso no había duda pero se notaban las inquietudes características de alguien de su edad, mas aun la carga que los futuros gobernantes debían llevar a cuestas era indudablemente pesada pues parecía ser protocolo el cumplir con lo que todos esperaban de ellos... siendo franco consigo mismo no le era algo justo que unos niños cargaran con tales responsabilidades a tan corta edad pero no había nada que hacer al respecto.

- Lamento escuchar eso joven Kurthnaga... -

Comento el manakete sintiendo que había sido insensible al mencionar el tema de sus padres con tanta ligereza. Adivinaba que para el chico el tema de su madre no era algo que pasara en su mente con indiferencia pues al mencionarla estaba seguro que, de alguna manera, la extrañaba pues es común en los hijos amar a sus padres cuando estos no están cerca.

- En mi sincera opinión "amenazante" no es la palabra que yo emplearía, diría que mas bien fue... majestuoso. Como ponerlo en palabras?, es la primera vez que al transformarme debo alzar la mirada para poder admirar a alguien pero no es miedo lo que he sentido si mas bien admiración. Usted impone respeto joven Kurthnaga pero de ninguna manera intimida o amenaza. -

Declaro el manakete terminando de beber lo que quedaba de su taza de te. Imaginaba que el pobre muchacho vivía una situación difícil producto de aquellas reglas que desconocía pero que parecían ser estrictas e inflexibles tal como podría esperarse de una comunidad de dragones antiguos.

- Mi padre solía decirme que los Manaketes somos criaturas de costumbres, nos cuesta asimilar las cosas nuevas y es complicado cambiar el rumbo de nuestra forma de pensar o sentimientos una vez que están encaminados en una dirección. Somos tercos por naturaleza pues vivimos muchísimos años pero... aun así no es imposible cambiar. Supongo que no sera muy distinto con los dragones terrenales así que no se rinda, con paciencia y perseverancia seguro que algún día puede darse a entender. -

Comento esbozando una sonrisa amable mientras centraba su mirada azulina en las orbes carmesí contrarias intentando brindarle apoyo a los pesares que seguro agobiaban al pobre muchacho. Se preguntaba que tan a menudo podía ese joven hablar de sus pensamientos o sus inquietudes, no era sano para nadie el acallar ese tipo de cosas por mucho tiempo y aun que no era un dragón terrenal y su tiempo de vida aun pueda considerarse poco deseaba compartir su forma de pensar con el pues quizá, solo quizá algo podría serle de ayuda.

- Hay cosas que no se pueden elegir, concuerdo en eso. La raza, el color de nuestros rasgos, incluso el lugar, tiempo y el donde nacemos son cosas que resultan fortuitas, producto de la suerte o del destino. Fuera de eso, siempre se puede elegir joven príncipe... es normal cometer errores o tropezar en el camino, nadie es perfecto después de todo pero incluso si su sendero es seguir el legado de su padre como futuro líder de Goldoa usted nunca debe perder la fe en si mismo. Aproveche su juventud para aprender, para descubrir y de esta manera cuando usted se convierta en un adulto tenga una base solida en la cual apoyarse. -

Desde su perspectiva cualquiera que deseara aprender que había mas allá de los limites que conformaba todo aquello que conocían tenían gran potencial, especialmente si se trataban de personas jóvenes. La curiosidad era el motor que se alimentaba de conocimientos y ponían en marcha las ideas y el, como estudioso y amante del saber que era quería brindar todo el apoyo que fuera posible a esas personas que deseaban mirar "mas allá".

- Fuera de eso, solo estoy de paso en realidad... he aprendido muchas cosas de este maravilloso lugar y lo menos que quisiera es causarles molestias a usted o a su gente. Planeo tomarme uno o dos días para descansar y re abastecer mis provisiones para continuar con mi viaje, pero descuide, me mantendré al margen para evitar algún conflicto o disgusto. Incluso, si la idea le agrada, me encantaría regresar a hacerle una visita en cuanto termine de escribir mas libros, podría traer también mas variedades de te o especias para que usted pueda degustarlas, seria divertido intercambiar opiniones -

A Kija le hacia mucha ilusión imaginar un nuevo encuentro entre ellos pues Kurthnaga era el primer dragón que llegaba a conocer y aun que no fuese un manakete le quedaba el consuelo de que esa amistad podría ser duradera para variar, sin ser afectada de forma tan abrupta y agresiva por el paso de los años como seguro sucedería con la mayoría de sus amistades.
Afiliación :
- HOSHIDO -

Clase :
Sacred Manakete

Cargo :
Arqueólogo

Autoridad :

Inventario :
DragonStone Plus [2]
Elixir [2]
Tónico de resistencia [1]
Dagas de bronce [1]
.
.

Support :
Reyson
Gaius
Sissi

Especialización :

Experiencia :

Gold :
5487


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dragón negro, Manakete blanco [Entrenamiento][Priv. Kurthnaga]

Mensaje por Kurthnaga el Mar Jun 14, 2016 8:17 pm

- ¡N-no se preocupe! Es solo... algo que me ronda por la cabeza de vez en cuando, pero no conocí a mi madre así que no es como si pudiera echarle de menos. De todas formas, no puedo quejarme, tengo una familia maravillosa y debo apreciar el hecho de que la vida me haya brindado algo así. - Era más bien algo como curiosidad, más como una idea de: ”¿Como hubiera sido mi vida si hubiera tenido una figura materna?” Y sabía que su padre era alguien ocupado, después de todo era el Rey y aunque habrían países allí fuera mucho más poblados y extensos que su territorio, eso no quería decir que las responsabilidades de su padre fueran menores. No podía llegar a pensar en cual era el verdadero peso de un cargo así, pero entendía su posición y Kurthnaga siempre se había sentido querido por su padre y por sus hermanos, aunque las cosas en ese punto de la vida no fueran las mejores, no podía decir que hubiera tenido un mal pasado cargando a sus espaldas.

Movió sus manos con algo de nerviosismo cuando el otro expresó que no era ciertamente “amenazante” su verdadero aspecto dragón. Kurthnaga tampoco opinaba que fuera así, porque aunque fuera un dragón de gran tamaño... y por lo que había leído y escuchado de rumores; los dragones negros podían aumentar mucho más su tamaño que no simplemente los cinco metros que el hacía actualmente. No lo sabía a ciencia cierta, puesto que los únicos dragones negros que habían aparte de él eran sus hermanos y su padre; y estaba mal para una comunidad tan pacifica que peleasen o fueran un signo de amenaza, así que Kurthnaga tenía que admitir que nunca les había visto con su verdadera forma. Tampoco tenía una curiosidad por ello, no le parecía algo importante. Aun si a ese punto había tenido que pelear porque la situación con los emergidos no era muy estable, el menor de los príncipes de Goldoa continuaba con la convicción de que se podrían cambiar cosas por medio de las palabras. - Eh... No sé que decir. ¿Gracias? Parecerá estúpido, pero no estoy acostumbrado a transformarme en mi verdadera forma. No ha sido necesario hasta que se ha perturbado la paz en mi país.

Una vez más, se confirmaba la idea de que a pesar de que sus razas draconianas procedían de lugares del mundo muy lejanos y que cada uno había desarrollado su cultura entorno a puntos que no parecían ser los mismos, pensaba que no serían tan diferentes o distantes como a primera vista podía parecer al verles: un manakete albino con una forma más bien esbelta y un dragón negro con un físico que era más tirando a tosco. - Supongo que... nosotros también somos criaturas de costumbres. Soy como un poco la excepción de la regla, pero soy de los más dragones más jóvenes en la corte así que podría ser por eso... Los dragones terrenales son seres de costumbres, muy arraigados a sus tradiciones. No suelen cambiar demasiado de opinión cuando algo está muy marcado en nuestras costumbres, no suelo compartir mucho esa idea pero en cierto sentido me alegro que sea así. Creo que los dragones son muy nobles a los principios del país, eso no es algo malo precisamente.

No era la primera vez que opinaba que era diferente a los demás dragones, probablemente tampoco sería la última. Le costaba expresar aquella idea en voz alta, sobretodo entre los suyos porque tenía cierto miedo a que pudiere ser entendido como una traición al Rey. Pero no era así, opinaba que el Rey había hecho que Goldoa fuera un gran país, le gustaban los valores que allí se habían impuesto... La tranquilidad de Goldoa le parecía el símbolo más bello que pudiera existir en sus tierras. Pero los tiempos estaban cambiando y habían nuevos obstáculos que querían quebrar esa tranquilidad. Kurthnaga no era un peleador nato, más bien todo lo contrario por su naturaleza, pero aun así no iba a rendirse tan fácilmente: amaba demasiado su patria como para no hacer nada al respeto y ver como poco a poco se rompía frente a sus ojos.

-Sé... que hay cosas que no se pueden elegir en la vida. Probablemente aunque muchos aspiren a tener poder en muchos sentidos, creo que nunca hubiere deseado ser un dragón negro. ¡No me malinterprete, por favor! No es que lo odie tampoco, es solo... a veces es difícil saber si uno va a poder estar a la altura de lo que las situaciones lo requieren. - Hasta el momento no había requerido de intervenir en ningún acto donde su responsabilidad como miembro de la familia real de Goldoa tuviere algún peso especial, debido a que siempre había acudido con su padre. Sin embargo, ahora era el único príncipe que se encontraba en su país y no podía evitar pensar que ocurriría si algún día le tocaba el turno de tener que moverse de alguna forma en especial y no podía lograr nada. No quería decepcionar a nadie, intentaría hacer todo lo posible para dar lo mejor de sí pero Kurthnaga a veces se cuestionaba si aquello era suficiente. - No sé como expresarlo. Mi comunidad siempre ha sido muy cerrada pero sin embargo las cosas han ido bien... Ahora que la situación va cambiando es como que... ¿No puedo mantenerme positivo acerca de ello? Y quiero que esto no me sobrepase, llegar a adquirir algún tipo de experiencia aunque lo esté pasando mal. Pero constantemente me pregunto si estoy haciendo lo correcto aunque siempre pienso en el bien de mis gentes... mi juventud y mi inexperiencia es el mayor de mis defectos aquí.

Podría tener una mente diferente a los dragones de su país, tener una base mucho más solida de conocimientos que le permitían pensar con más fluidez: pero no sabía pelear, le daba un miedo atroz verse envuelto en una pelea y si embargo no podía hacer nada para evitar encontrarse con situaciones violentas como aquellas. Decidió no pensar más sobre ello, la negatividad le estaba carcomiendo por dentro. Hizo una reverencia formal ante Hakuryuu. - No se preocupe, no es una molestia. No para mí, al menos. Pero si realmente está de paso no voy a imponerle nada, solo quiero que sepa que si tiene algún tipo de problema en Goldoa puede confiar en mí. Le brindaré ayuda sin dudarlo. - Esbozó una honesta sonrisa ante la idea de volverle a ver y que tuviera muchas más aventuras que explicarle e incluso cosas de países lejanas para que pudiera ver en primera persona. - Será un placer volverle a recibir. No dude en escribirme si vuelve a Goldoa; no siempre me encuentro aquí pero mis travesías no suelen ser demasiado duraderas ya que tengo que volver con frecuencia. Sería una maravilla poder probar esas especias y esos tés, yo también podría intercambiar con usted conocimientos de mi continente.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
Royal Black Dragon

Cargo :
Príncipe de Goldoa

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [3]
Elixir [3]
Sangre de Dragón de Tierra
.
.
.

Support :
Reyson
Jafar

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2556


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dragón negro, Manakete blanco [Entrenamiento][Priv. Kurthnaga]

Mensaje por Eliwood el Jue Jun 30, 2016 7:03 pm

Tema cerrado. 70G a cada participante.

Kurthnaga obtiene un incremento de +1 EXP. Debido a ser un personaje en su segunda clase y al tipo de tema, Kija no obtiene puntos de experiencia.

Gracias al incremento de experiencia, Kurthnaga obtiene el segundo skill de la rama Laguz - Dragón:

Neutralidad - Cancela el uso de un skill, ya sea de un aliado, un enemigo u otro. El paladín puede seleccionar un skill ajeno y cancelar el uso del mismo durante todo el tema; puede hacer esto apenas la otra persona utilice su skill, o antes de ello, mas no después de que ha sido utilizado.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Vulnerary [1]
Espada de acero [3]
Gema de Ascuas
.
.
.

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
718


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Dragón negro, Manakete blanco [Entrenamiento][Priv. Kurthnaga]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.