Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Miér Mar 02, 2016 8:37 pm

Respiración entrecortada y manos sudorosas se apoderaron de el. Incomodo,no esa no era palabra suficiente para describir como se sentía en esos momentos.O mas bien desde el momento en el que había abandonado por primera vez su país.Dejando la tan conocida y familiar frontera tras sus espaldas. Estaba en ese lugar cuyo nombre ni siquiera recordaba por Kurthnaga,originalmente el plan era que viajasen juntos pues el dragón negro debía comprobar algo en el país vecino. Mas no pudo ser cuando el príncipe fue consciente de que tanta salida en tan corto periodo de tiempo comenzaba a levantar las sospechas de su padre. Jafar no estaba muy seguro,por no saber que desconocía totalmente,lo que la figura del padre de Kurth representaba en Goldoa. Pero si le había sido inculcado desde pronta edad el respeto por aquellos superiores o mas fuertes a su persona .Así que no le sorprendió que Kurth no quisiera llamar la atencion ajena o incluso que desease respetar la voluntad del rey.

Así pues sabiendo que el joven dragón quería o necesitaba dicho viaje y queriendo el albino ser de ayuda para el se ofreció voluntario para hacer el viaje en solitario. Tuvo que insistir mucho y usar mas palabras de las que estaba habituado a usar,pues el dragón negro no quería dejarlo partir solo,mas al final logro convencerlo. No tenia problemas en viajar,ni en sobrevivir,ni en estar solo. Habia estado sobreviviendo solo por mas de una década mientras se movía por los asentamientos de su clan en la frontera. Estaría bien. O eso pensó. La cosa se había complicado para el,pero no fue por el viaje.

Tuvo que hacer una pequeña parada,al borde del camino que estaba siguiendo..El cuerpo le temblaba y cada vez le costaba mas respirar. El sudor recorría su cuerpo,sobretodo en sus manos y bajo la venda en su frente,aquella que cubría su marca de laguz. También bajo sus cabellos,ocultos bajo un trozo de tela que el príncipe dragón le había dado para que sus orejas ligeramente puntiagudas no destacasen en territorio extranjero. Se sentó ,con la espalda apoyada contra un árbol a un par de metros del sendero,las piernas plegadas contra el acercándolas lo máximo posible a su pecho. Se mordió los labios. A cuantos humanos se había cruzado en el camino? No muchos pero los suficientes para el,para dejarle en ese estado.

En esos momentos la sangre le ardía y sus instintos gritaban,le reclamaban por hacer oídos sordos a cada humano que se cruzaba.Cada vez que algún ser de la otra especie pasaba por su campo de visión,su instintos,su naturaleza,una parte de el clamaba por abalanzarse contra el y desgarrarle la garganta. Por ser bañado por la cálida sangre ajena mientras bajo sus garras sentía el cuerpo de la victima cada vez mas frió y rígido. Pero no podía,por mucho que lo desease y que su cuerpo se lo pidiese. Kurthnaga le había dicho que no podía matar humanos,y Kurth sabia mas que el y lo había ayudado.No quería fallarle ,ni desobedecerle. Por ello cada vez que se cruzaba con alguno repetía una y otra vez esas palabras en su mente "No matar humanos" ,con la esperanza de callar a su instinto. Mas era inútil,había conseguido contenerse mas su cuerpo ahora le reclamaba por ello. Resultaba doloroso,mas doloroso que cualquier herida que hubiese tenido en su corta vida.

Y el dolor no desaparecía. Separo ligeramente sus piernas y miro sus manos.Los cuchillos amarrados por cuerdas rojas a sus muñecas,cuerdas que se extendían por todo su brazo,fueron soltados.El frió metal acabo en sus manos. Y con cada una de ellas con movimientos limpios y sin duda alguna corta la palma de la mano contraria. Un corte largo y limpio,mas no muy profundo.Pero con el consiguió lo que se proponía. Sus manos rápidamente comenzaron a llenarse de sangre y la angustia en su interior,así como los temblores,poco a poco comenzaron a desaparecer. Se sentía mas tranquilo con el cálido liquido en sus manos,en calma.Su instinto poco a poco se calmaba aunque no consiguiera acallarlo del todo. La mano derecha fue acercada a su rostro y la sangre de la misma lamida por su lengua. La misma junto con la comisura de sus labios fue teñida de carmesí,su boca se lleno de un sabor metálico y la calidez aunque en muy poca medida bajo por su garganta. Se calmo completamente,mas aun necesitaba algo de tiempo para volver de nuevo a la normalidad,para ser capaz de reanudar la marcha sin sufrir un percance parecido a aquel en un futuro próximo.

Pronto.Un poco mas y se pondría en marcha.




Ropa que lleva Jafar:
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Sáb Mar 12, 2016 5:16 am

Estaba enojado, ya habían pasado tres horas desde que había dejado su casa y aún le duraba aquel enojo. Le parecía ridículo que no le hubiesen tomado enserio cuando había expresado sus deseos de recorrer el mundo, ¿era tan ridículo acaso? él era tan capaz como cualquiera de hacer todo lo que deseara. Que se hubiese criado con todas las comodidades no quería decir que fuese un inútil y no aceptaría ser tratado como tal. ¡Incluso sus padres no lo habían tomado en serio! Su madre había llorado ya dándole por muerto sin siquiera haber salido de la mansión y su padre se había reído diciendo que estaría de regreso al anochecer o cuando encontrase al primer emergido. Pues era algo que no pasaría. Su instructor de baile le había enseñado a utilizar dagas y era bastante bueno con ello, o al menos así se creía él, a parte, si Suzuki podía irse a recorrer el mundo a quien sabe hacer qué, él también podría.

Había salido ya de la ciudad donde vivía, había empacado liviano pero llevaba su buena cantidad de oro y cambio de ropa, tendría un camino un poco largo hasta llegar al puerto donde vería cual sería su próximo paso, por el momento solamente se preocuparía en llegar. Vestía ligero, pantalones amplios con sandalias que dejaban ver las uñas de sus pies pintadas de negro. Tenía u vientre al desnudo, pues su camisita negra solo cubría hasta sus costillas, una larga bufanda cubría su cuello y hombros cayendo larga una cola blanca, casi tan larga como la trenza negra en la cual tenía acomodado su cabello. Rebotando a cada paso en su cadera colgaba su bolso con sus pertenencias, pesados brazaletes de oro hacían juego con el collar al cuello de mismo material con una gema delante engarzada, las portaba sin preocupación aunque podría ser un llamador a bandidos y ladrones. No parecía preocuparle mientras caminaba con el ceño fruncido, molesto por el camino que debía recorrer. No había mucha gente pero sabía que si seguía aquel camino llegaría al puerto eventualmente.

Una figura llamó su atención, ese camino no era muy transitado y la poca gente que pasaba parecía evitar la vista de la figura pequeña, se acercó con curiosidad, no era muy dado a ser alguien que ayudase pero era un niño... y quizás podría llevarle al puerto y hasta cargar su bolso por alguna moneda - Oye pequeño... - se detuvo en seco al ver que algo goteaba de su mano, espeso y oscuro manchaba el piso con pequeños puntos rojos, el niño estaba sangrando. Tardó unos segundos en reaccionar hasta que vio la lengua acariciar la herida. Apretó un poco su puño y se acercó rápido para tomarle por la nuca y apartarle el rostro - ¡Oye! ¿Qué crees que haces? Niño enfermo. - se agachó y tomando mismo parte de la ropa ajena le limpió la herida, al menos la sangre y se fijó en la herida con el ceño algo fruncido aún - ¿Que demonios crees que hacías? Vamos, párate. ¿Ibas hacia allí? Yo voy al puerto. - soltó su nuca para tomarle de la muñeca y con su mano libre sujetar la tela de la manga contra la herida. Intentó distraerle un poco para que no pensase en el dolor de la herida.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Mar 13, 2016 12:30 am

Sabia que la herida no era grabe,por eso no le preocupaba que sangrase,dentro de poco dejaría de hacerlo.Solo tenia que lamer las palmas de sus manos para limpiarlas y todo estaría bien. Cerro sus ojos no necesitando su visión para ello.La ansiedad poco a poco comenzaba a calmarse y su cuerpo cada vez se sentía menos enfermo.Se estaba relajando demasiado,toda la tensión acumulada hasta el momento en su cuerpo comenzaba a desaparecer creando cierto efecto soporífero en el.Aunque aun así no dejo de "limpiar" sus heridas,lo que si provoco el sueño que empezaba a invadirle fue el no percatarse de que alguien se acercaba hacia el. Lo suficientemente cerca como para tocarle.

Abrió los ojos sobresaltado,no por los gritos a los que no estaba prestando atención,si no por el echo de que no había anotado que estaba acompañado.Y eso para el era mas chocante que el echo de que un humano le gritase.Tanto se había resentido su cuerpo que sus instintos no le habían advertido de la cercanía ajena? de un intruso en el ambiente? Tanto había bajado la guardia hasta convertirse en un blanco tan fácil?

Sus pupilas se comenzaron a contraer,afilar peligrosamente.La mano que sujetaba su nuca viajo hasta su muñeca mientras la otra mano intrusa le limpiaba la herida,aunque el niño no era consciente de ello.Estaba demasiado acostumbrado a salir herido,y mas a no tratarse,algo tan leve ni le producía dolor solo notaba la sangre en sus manos y aquello era tan familiar que le calmaba. Pero ese efecto calmante había comenzado a desaparecer ante el contacto ajeno.

Solo con pasar junto a un humano,con verlo a la lejanía,tenia que hacer un esfuerzo sobrehumano por no atacarle.Por obedecer la petición de Kurth.Y esa persona no solo esta demasiado cerca,si no que había conseguido tocarle sin que el se percatase. Su cuerpo,su ser entero,se sentía tenso. Atacado,herido. Herido su orgullo,y heridas era lo que tendría su cuerpo si no se apartaba ,si no le atacaba antes el al humano. La costumbre,el sentido del peligro...sus instintos se lo pedían a gritos.Que atacase,pero no podía. Habia aguantado mucho tenia que seguir aguantando,pero no podría si las cosas seguían así.

Un gruñido ronco salio de lo profundo de su ser,al tiempo que sus ojos se clavaban en el rostro ajeno,sin fijarse realmente en el concentrándose solo en los rojos ojos y sus movimientos faciales. "Sueltame! Sueltame! Sueltame! ". Si no le soltaba sentía que iba a saltar a su cuello en cualquier momento,aunque no lo desease.Incluso podía sentir sus colmillos vibrar,aunque seguramente se tratase de algo que solo su mente percibía,un pequeño delirio producido por el ansia y la sed de sangre. "SUELTAME!"

De un rápido movimiento tiro del brazo cuya muñeca estaba agarrada y clavo sus dientes en la mano ajena. No era una herida grabe la que provoco,pero si que atravesó la piel ajena con mas fuerza de la que pretendienta usar en un principio,a pesar de que se creyó capaz de controlar aquello no pudo. Soltó otro gruñido con sus dientes aun clavados en la carne del pelinegro,pequeños hilos de sangre resbalando por la mano o acabando en la boca del dragón. En cuanto el hombre soltase su muñeca el soltaría su mano,y tras eso esperaba que no volviera a tocarle,mucho menos alejarse.Por el propio bien de ese humano...por el bien de su propia paz interior....por poder cumplir la promesa con Kurthnaga.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Dom Abr 10, 2016 3:30 am

El crío no parecía estar respondiendo a sus palabras, ni siquiera a sus acciones. Miró a su alrededor y no había nadie que pareciera ser el padre o la madre del menor, siquiera alguien que le reconociera, las escasas personas que pasaban lo hacían siguiendo su camino, ni siquiera desviando la mirada hacia ellos, si no apenas observando de reojo y apresurar el paso al notar sangre. Nadie quería meterse en temas turbios y menos en un camino hacia un puerto.

Falló en notar las pequeñas señales de peligro, confiado en el corto tamaño del peliblanco que estaba delante suyo. El silencio de este, la forma fija en que miraba sus manos, incluso la tensión en el cuerpo ajeno o la falta de queja a una herida que tendría a un niño llorando a moco tendido. Tampoco le observó con tanto detenimiento como para notar la pupila rasgada, señal de que no era humana la criatura frente suyo, solo sujetaba la mano ajena y presionaba con la tela la herida y con un gesto molesto por ser ignorado alzó un tanto más la voz - ¡Oye! ¿Acaso entraste en shock o algo por la sangre? ¡Respóndeme, niño! - exigió con su tono algo arrastrado y arrogante. El pequeño parecía una cuerda de arco, tenso al punto de que parecería que temblaría en cualquier momento, el bailarín frunció el ceño intentando comprender que le ocurría, ¿lloraría ahora? quizás sentía tanto dolor que no podía reaccionar de manera correcta o estaba demasiado asustado. Un corte demasiado limpio en su mano, seguramente por una daga, quizás le habían intentado robar o hasta habían matado a sus padres para robarles, no era algo tan poco común en los caminos. Cuando comenzaba a sentir algo de pena por el menor este se movió y escuchó el gutural gruñido.

No llegó a ver lo que iba a hacer, ni siquiera a reaccionar cuando los dientes afilados se hundieron en su piel y el dolor le hizo tensarse soltando un grito - ¡AH! ¡MALDITO PENDEJO MAL AGRADECIDO! ¡SUELTA! ¡SUELTA CRIO DEL DEMONIO! -, no soltó su muñeca, por el contrario la sujetó con mayor fuerza por la tensión por el dolor. Tomó por la nuca al menor con su mano libre y jaló de este para intentar librarse de aquellos dientes, la mandíbula del menor se había cerrado como una trampa para osos y cuando jalaba solo conseguía aumentar el dolor en su mano. Soltó un improperio y finalmente soltó la muñeca del maldito enano al igual que su nuca dando una fuerte bofetada en el costado del rostro, apuntaba a su oído esperando que el golpe le desorientara lo suficiente como para que le soltase. Si no encontraba la manera de soltarse pronto entraría en desesperación, el dolor subía por su mano hasta su brazo y la sangre ya goteaba por sus dedos y por el mentón del pequeño dragón.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Abr 10, 2016 3:48 pm

Morder la mano ajena no había tenido el impacto deseado,y la ansiedad dentro de su cuerpo no hizo mas que aumentar.Por una parte su muñeca no fue soltada,y por otra clavar los colmillos en la carne del humano se sentía bien,familiar,correcto...y aquello lo angustiaba porque una parte de el comenzaba a relajarse.A perderse... Tenia que controlarse,no hundir mas sus dientes,controlar sus impulsos y deseos.Pero no podía soltarle...si lo soltaba antes de que soltase su muñeca seguiría cerca del humano.Demasiado cerca,sin poder escapar ni de el ni de si mismo.

No le afectaban las palabras ajenas,que a pesar de no saber el significado de muchas de la mismas podía palpar la hostilidad en las mismas,ni la mano aferrada a su nuca intentando soltarle.No...aquello fue peor...ya no tenia una mano tocándole si no dos. Soltarle...tenia que conseguir que le soltase...Tal vez...si clava aun mas sus dientes...si lo arañaba...conseguiría que lo liberasen del agarre ajeno?

No fue necesario. Soltó la mano tras el golpe recibido en su rostro,abriendo la boca tras el mismo.Sus oídos zumbaban y esta seguro de que su mejilla se costado se tornaría rojo en unos instantes si es que no lo había echo ya. Pero eso no importaba.Su nunca,su muñeca,eran libres.Ya no tenia ningún contacto con el hombre de cabellos negros,y por eso lo soltó.

Se puso en pie con algo de dificultad pues su sentido del equilibrio había sido tocado levemente,agitando la cabeza de un lado a otro para recuperarse. Se alejo un par de pasos del humano,con la vista aun clavada en el ,atento a cada paso ajeno. Sus manos temblaban,su cuerpo se debatía entre alejarse y lanzarse a la garganta contraria.Entre lo que el creía que era correcto y lo que otro le había echo prometer no hacer creyendo que era lo correcto.Limpio con su propia lengua la sangre que permanecía en la comisura de sus labios,en parte de su mentón,la propia y la ajena. El sabor metálico,cálido,agradable lleno su boca. Lo tranquilo en parte...pero era insuficiente...y eso era malo...Tenia que alejarse mas pero su cuerpo tenia demasiada tensión acumulada,demasiados sentimientos y sensaciones encontradas como para responderle. Se sentía raro,impropio de el...indefenso...

-No tocar...no acercarse...peligroso...para ti....
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Lun Abr 18, 2016 8:39 pm

La desesperación le hacía tensarse más, un quejido algo agudo escapó de su garganta cuando los dientes del dragón se hundieron aún más en su carne antes de soltarle finalmente, había jalado por lo que la herida se había abierto un poco y ahora que estaba libre de aquella pequeña pero mortal boca veía a la perfección cada marca de dientes en su piel. Retrocedió un par de pasos cuando el dragoncito lo hizo también pasando su mano por la herida aunque no había sido nada grave, apenas si sangraba suficiente como para acumular una gota en el filo de su mano, solo necesitó sacar el pañuelo con el que se envolvía su cuello para ponerlo sobre su brazo y presionar con la tela para que la sangre dejase de fluir, eso no quitaba su enojo - ¡¿Que demonios crees que haces?! Niño salvaje, mordiendo como un perro rabioso. ¿No sabes acaso que a los perros rabiosos se los mata? ¿No serás esos niños que son raptados por lobos y crecen como animalitos? - nunca en su vida se había cruzado con un laguz, desconocía sus rasgos en su forma humana por lo que ni siquiera los buscaba, solo sabía que si había orejas peludas, colas largas o alas, debía alejarse, si era un tigre, gato, león o pájaro de más de metro y medio o dos metros de tamaño, también debía hacerlo. Dragones, no tenía idea realmente.

Maldijo en voz baja mientras revisaba su herida levantando un poco la tela y viendo que había manchado su pañuelo de fino textil importado, gruñó un improperio antes de volver la atención al menor cuando este habló, entrecortado y con palabras demasiado básicas - ¿Peligroso? Ya lo creo, maldita piraña. A ver si te muerdes la lengua o tu propio trasero... y uno que intenta ayudar. Debí dejar solo en el camino lamiendo tus heridas como el animal que eres. - perdido por perdido utilizó el pañuelo para cubrir su brazo, esperaba que al llegar al puerto pudiese lavar la herida y rezar para que no quedase marcas, aunque pálido como era una pequeña cicatriz ni se notaría mientras fuese pequeña, tenía alguna por ahí o por allá.

Se disponía a seguir su camino y dejar al niño cuando vio que dos personas corrían a su dirección, pechando al pelinegro casi le tiran solo trastabillando, el hombre que huía recogió apresuradamente su bolso mientras gritaba - ¡Vienen los emergidos! ¡Corran! ¡Están en el pueblo! - juntó su bolso pero no llegó a correr más de un metro que una flecha se clavó a su espalda y cayó de rostro contra el polvoriento camino, quien le acompañaba gritó y se desvió hacia el costado para huir por los matorrales. El pelinegro miró de donde había venido la flecha viendo a un jinete sobre su caballo con arco en la mano, a su lado se acercaban hombres a pie. El terror le recorrió enseguida cuando vio al emergido sacar una segunda flecha, con el trastabillar había quedado nuevamente cerca del pequeño por lo que lo tomó del brazo sin siquiera dudarlo y lo lanzó hacia adelante para llamar la atención del emergido y que no le disparase a él - ¡Muerde eso, pendejo! -
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Mar Abr 26, 2016 6:57 pm

No entendía la mitad de las palabras del hombre,ni lo que quería decir con las mismas. Por una parte era por el enojo ajeno y esa manera tan malhablada de expresarse que tenia,compleja para alguien que no estaba acostumbrado a usar ni escuchar muchas palabras. Por otra parte porque estaba concentrado en sus acciones y en sus instintos. Se había alejado un poco del hombre,y eso le había calmado en parte,pero no estaba bien. Seguía ansioso,y su instintos seguía gritando que se abalanzase contra el y no le mordiese la mano sino la garganta,que desgarrase la misma. Una voz muda en su interior le pedía que lo hiciese,le instaba a ello. Pero no quería,no podía,porque lo había prometido. Y recordando la presencia de su príncipe y la promesa echa al mismo hacia uso de todo su autocontrol para no hacer algo de lo que luego se arrepentiría. Porque ya se arrepentía de haber mordido la mano ajena. No era una herida grave,para el ni siquiera era una herida. Pero había prometido no matar a los humanos,porque no todos eran malos,y como había gente buena tenia que tratarlos bien... porque Kurth se lo había pedido tenia que tratarlos bien. Y morder...no estaba bien... aunque no fuese nada no había sido bueno con el humano,no había obedecido a Kurthnaga.

Un grito lo alerto haciendo que por el momento su atencion se desviase de su propia persona hacia los dos hombres que corrían hacia ellos. chocando con el pelinegro en el proceso.

Lo observo todo con ojos atentos y sin inmutarse ante la muerte sucedida ante sus ojos,acostumbrada a la misma.En lugar de eso afilo su mirada rasgándose sus pupilas levemente ante ello,concentrando su atencion en el arquero y los movimientos del mismo. Gruño ligeramente y apretó sus manos heridas sin inmutarse de la sangre que recorría las mismas.No le importo que una segunda flecha fuese sacada,los enemigos estaban lo suficientemente lejanos como para esquivar sin dificultad el proyectil,sin que nadie le interrumpiese en ello.

No se espero que el otro lo tomase del brazo y lo lanzase hacia adelante,hacia los humanos que no eran humanos. Pero no le molesto. Porque le había echo algo malo,y no podía ser malo con los humanos... si lo compensaba entonces,si protegía al otro...era eso lo que el dragón negro esperaría de el? Compensaría con ello su acción pasada. Aprovecho el impulso al ser lanzado hacia adelante y corrió en dirección a los emergidos,hacia el arquero. Esperando a estar lo suficientemente cerca del mismo para que su cuerpo se tornase en el de otro ser,en su verdadero ser.Un brillo le cubrió al tiempo que su piel se tornaba escamas,que su contextura cambiaba tanto en tamaño como en forma y unas alas surgían a su espalda.Un dragón de poco mas de dos metros,de un blanco inmaculado,que hizo uso de su cola en el mismo momento en el que se transformo,dando un golpe hacia adelante con la misma para protegerse del proyectil lanzado contra el. Su cuerpo fue rozado por la punta de la flecha,pero no fue mas que un leve rasponazo.

Antes de que los soldados a pie atacasen o el arquero a caballo cargase una nueva flecha desplegó sus alas y flexiono las rodillas,impulsándose hacia arriba y alzando el vuelo. Sus patas traseras clavaron sus uñas en los hombros del arquero,tomándolo con fuerza de dicho lugar y elevándose con el mismo. Se elevo ,uno,dos... hasta casi diez metros de altura,siendo mas lento por el peso que cargaba pero sin que el mismo le dificultase en el vuelo.Porque no era la primera vez que hacia algo como ello. Y cuando creyó que la altura era lo suficiente lo soltó,lo dejo caer sobre los soldados a pie,sobre el centro de los mismos. Un peso muerto en medio del ejercito enemigo. Un proyectil improvisado
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Miér Abr 27, 2016 3:19 am

El niño estaba loco, era definitivo, cuando le lanzó para adelante en lugar de huir simplemente corrió hacia el enemigo. Era difícil de creer y hasta podría decirse que casi se sentía mal por el niño, pues no veía que pudiese salir vivo de un enfrentamiento con un pequeño ejército armado. Bueno... los niños sin padres que lo cuidasen y aparentemente con enfermedades mentales terminaban creciendo en las calles, convirtiéndose en borrachos, vagos y marginados por la sociedad muriendo en algún apedreamiento públicos, quemados por ser hijos del diablo o de hambre y frío en un invierno, le estaba haciendo un favor en terminar su vida tan prontamente y ahorrarle años de sufrimiento. Una justificación muy cuestionable pero que le permitía borrar cualquier sentimiento de culpa que pudiese nacer por sus acciones, aunque no era demasiada la moral que tenía ni tampoco el sentimiento de compañerismo o empatía hacia el prójimo si no ganaba nada para él, sin mencionar que mientras le doliese la mano estaría resentido con el menor.

Retrocedió mirando rápidamente hacia donde huir pero cuando el reflejo de la iluminación colorida de la transformación llamó su atención se quedó parado en medio del camino, boca abierta y ojos como platos al ver al pequeño niño tomar forma de dragón, no solo eso, si no de atacar al jinete con sus fuertes garras y llevarlo hacia arriba tanto que la caída sería mortal. Había escuchado mucho sobre laguces, y muchos nobles tenían estos de esclavos en Begnion, había visto, sobretodo gatos y tigres realizando tareas manuales y como bestias de tiro o carga debido a su fuerza, incluso había mandoneado a unos cuantos cuando había trabajado por un corto periodo para uno de los senadores pero nunca había visto un dragón. Los imaginaba más grandes, pero si recordaba que era solo un niño entonces cobraba todo un poco más de sentido. Un cachorro, sería ideal criarlo y cuando fuese grande y fuerte fuese fiel a él, ¡nadie se metería con él si tenía un maldito dragón de esclavo! no solo eso, podría llegar a venderlo a buen dinero, un dragón blanco debía ser útil en algo para alguien, los animales blancos normalmente eran bastante más cotizados que los normales, y fuera de la suciedad y la sangre, el niño tenía algo de lindo, sería hasta estético. No podía dejar esa oportunidad ir.

Metió su mano entre las telas de su ropa extrayendo una afilada daga, fiel para defenderle de ladrones y oportunistas, incluso de clientes con manos demasiado inquietas, esperaba que fuese útil en esta oportunidad contra los emergidos. Aprovechando la distracción hecha por el dragón se acercó rápido a uno de los soldados a pie, un lancero que intentó clavar su lanza en el bailarín que haciendo uso de sus pies ligeros esquivó y aprovechó para acercare tanto como le era posible y alejarse de la punta de la lanza, apoyando su mano en el pecho del emergido clavó la daga en el costado de este y la giró para abrir más la herida y hacer un sangrado constante que se llevaría la vida del enemigo si no atendía su herida rápidamente. La caía del cuerpo como una bolsa de papas alteró a los hombres a pie y espantó al caballo sin jinete que largó a correr por el camino. Su plan era sencillo, ayudaría al dragón para poder acercarse y si tenía la oportunidad, venderlo o quedárselo, era un cachorro, sería fácil de entrenar, ya había tenido perros antes.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Miér Abr 27, 2016 5:04 pm

El arquero callo en seco sobre dos emergidos,derribandolos con fuerza y fracturando varios miembros de los mismos al caer el peso muerto sobre ellos,gracias a la velocidad de la caída. Y a pesar de ser amortiguado por los cuerpos bajo el suyo el golpe desde esa altura seguía siendo mortal,y el cuerpo enemigo lo demostró al convertirse en poco mas que huesos desgarrando la piel y carne aplastada y desfigurada sobre un charco de sangre. Algunos soldados alrededor si bien no fueron directamente afectados por el "proyectil" en el que se había convertido el jinete si que fueron derribador por el aterrizaje del mismo,cayendo al suelo torpemente ante la casi imperceptible honda expansiva y los empujones que los dos aplastados les habían entregado antes de acabar inmóviles sobre el suelo. El caballo huyo espantado y aquellos que no fueron afectados se dividieron entre centrar su atencion en el humano,impasibles ante todo lo acontecido,y ser atraídos por la escena.

Descendió todo lo rápido que pudo,sabiendo que en esas circunstancias cuanto menos fuese el tiempo que se perdía mejor,quedando esta vez un poco mas arriba de las cabezas ajenas.A la distancia suficiente como para que las armas enemigas no le alcanzasen pero acercándose al suelo todo lo que podía. Quedándose sobre la masa sanguinolenta que hasta hacia poco no era mas que un emergido,sobre el lugar donde mas enemigos se encontraban.

Abrió la boca,mostrando sus afilados dientes.Inspiro todo el aire que pudo,hasta que físicamente le fue imposible contener aire en sus pulmones.La garganta quemaba,de una manera agradable y familiar,por el calor surgido  desde lo mas profundo de sus entrañas. Un calor que se torno fuego cuando traspaso su garganta y entro en contacto con el aire,una llamarada tan amplia y duradera como el aire que había contenido en sus pulmones y que ahora liberaba.Una llamarada que callo sobre los emergidos congregados en ese lugar.

No supo si afecto a alguno de ellos como para herirlos,aunque si sabia que sus ropas y partes de su piel habían comenzado a arder.Pero el niño estaba mas concentrado en alejarse de los emergidos,de alcanzar tierra para reposar su cuerpo exhausto. Consiguió alejarse y aterrizar con torpeza antes de que una luz lo iluminase de nuevo,encogiendo esta vez su cuerpo,tornándose sus garras en manos y pies y pegándose sus alas a la espalda para luego desaparecer.Las escamas eran piel de nuevo,aunque el tono de la misma apenas variaba.Como el de sus cabellos. Tenia la vista algo borrosa y la respiración agitada,entrecortada,como siempre ocurrida cada vez que exhalaba su aliento de fuego. Estaba cansado,agotado,con la familiar visión del fuego frente a el.

Y aun con los pulmones ardiendo,de la falta del aire y de lo que le costaba tomar el mismo,se obligo a levantarse y trastabillo hacia atrás.Gruñendo ante la imagen del par de emergidos aun intactos que se acercaban a el. No se había alejado lo suficiente
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Jue Abr 28, 2016 8:06 pm

El temor no era algo que pareciese hacerse presente en el pelinegro en ese momento, si bien le superaban en números él estaba junto a un maldito dragón, nada podía ser mejor, y si bien habían iniciado mal, confiaba que con mostrar su ayuda en ese momento y algunas palabras lindas podría ganarse al pequeño... a fin de cuentas ni siquiera parecía entender lo que le decía. Una segunda puñalada al emergido y este cayó ya sin fuerzas pero llamando la atención de los que estaban a su alrededor Judal se vio obligado a retroceder, no tenía tan buena velocidad, ni era tan inconsciente como para enfrentar a los tres que venían hacia él.

El golpe del cuerpo del dragón hizo retumbar en el piso y para suerte del danzante la ligera onda expansiva alertó a los emergidos hacia la nueva amenaza llevándose así su atención, ya habían caídos en el piso entre tripas y grandes manchas rojas, el aroma a sangre ya se hacía presente, demasiado fuerte para la desacostumbrada nariz del pelinegro. La profunda inhalación del dragón pareció llenar de ilusión el rostro del bailarín que enseguida pudo adivinar lo que ocurriría, libros hablaban de ello pero nunca pensó que pudiese llegar a verlo en persona, vamos, ni siquiera sabía que podría llegar a ver un dragón. El fuego, poderoso y devastador fue más caluroso de lo que hubiese esperado, el aire parecía secarse en el contacto y pronto los emergidos se vieron envueltos en llamas, extrañamente despidiendo un aroma no tan desagradable a carne asada, ligeramente agriado por la grasa - Wo... ¡De nuevo! - alentó al joven albino señalando con su brazo extendido y daga entre sus dedos a los emergidos que habían logrado escapar, los afectados se tiraban al piso rodando intentando librarse de aquellas llamas aunque ya se veían las lacerantes heridas sobre su piel entre los jirones quemados de ropa y armaduras enegrecidas.

- No, no, no! - chilló enojado al ver que el dragón se apartaba y huía. Corrió hacia él gesticulando hacia los enemigos pero la luz cubrió el cuerpo del lagarto dejando a su paso la piel y cuerpo del pequeño niño que terminó por caer contra sus brazos, le sujetó intentando que se parase sobre sus pies - Vamos, vamos, casi los tenías. Vamos pendejo, reacciona. - le sujetaba aún con la daga en su mano, con la libre dando suaves cachetadas para despabilarlo, cada vez más urgido al ver que los enemigos se reagrupaban y un par de lanceros se acercaba viendo la oportunidad del niño caído. Viendo la mirada perdida del menor escuchando sus gruñidos hacia los emergidos lo levantó en brazos, pesaba pero él no estaba en tan mala forma como su cuerpo delgado podría hacer pensar, el constante ejercicio le había fortalecido y en su cuerpo delgado se podía dibujar sus finos músculos al esforzarlos mientras llevaba al menor fuera del centro de aquel caos, al menos fuera de donde los afectados por las llamas se estaban intentado recuperar.

Con una carga no podía ser tan rápido como los demás por lo que debió de dejar al pequeño en el piso, o más bien dejarle caer al polvoriento camino aferrando su daga con ambas manos - ¡No te lo llevaras! ¡No les tengo miedo, estúpidos engendros de Ashera! - se adelantó para escudar al niño como si fuese una gran bolsa de oro, cosa que podría llegar a ser, y volvió a rozar el piso con sus pies al deslizarse hacia un lado para evitar un ataque, agachándose para atacar un costado de uno de los lanceros al alzarse, sin tener fuerza apenas pudo moverle de su lugar pero descuidándose el segundo llegó a clavar la punta de su lanza en la espalda del pelinegro y como si hubiese enganchado a un pez en el agua con un garfio lo empujó por la herida hacia un lado para salvar a su compañero. El pelinegro gritó en dolor trastabillando pero sujetándose de la lanza ajena se llevó esta consigo al caer.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Sáb Mayo 07, 2016 10:39 am

Le costaba mantener el equilibrio,y mas cuando se levanto repentinamente y sus pasos le llevaban marcha atrás,para no perder de vista al enemigo. Caer hubiese sido lo natural ante las torpes pisadas que ello acarreaba,pero no cayo,si no que su cuerpo fue sujeto por el del humano no solo impidiendo su caída si no permitiendo que se mantuviese de pie. En otras circunstancias le hubiese sorprendido,no solo porque se había acercado voluntariamente a el el ser al que había mordido y el que había respondido con golpes y palabras hostiles a su propia acción,alguien que si bien no le había dado tiempo a que le odiase si que guardaba cierto rencor hacia el. Si no también porque no tenia problemas en ser tocado por un humano,ni la necesidad de atacar al mismo. Así que solamente se dejo hacer sin protestar ni oponer resistencia,pues todos sus sentidos y atenciones estaban puestos en los emergidos frente a ellos,en el enemigo con intenciones asesinas que hacia ellos se encaminaban.

Las palabras o los golpes en sus mejillas le eran indiferentes,no le molestaban ni eran un impedimento.El problema era su cuerpo,exhausto,y los emergidos cada vez mas cerca.Si esperaba lo suficiente era posible que con su pequeño cuerpo fuese capaz de esquivar los ataques,pasar a través del enemigo y huir,al tiempo que descansaba uno segundos mas. Pero acompañado no era posible,y eso quedo en claro en cuanto el otro le cargo en brazos y lo comenzó a alejar de los emergidos.

No mucho,pero si que puso algo de distancia antes de dejarlo caer,recibiendo su cuerpo un golpe ante el cual ni se inmuto,pues los ojos dorados seguían clavados en todo momento en el enemigo.Hasta que los mismo se desviaron hacia el hombre de cabellos negros ante sus gritos. La mitad de sus palabras eran incomprensibles pero la manera de decirlas,la situación....lo quería defender? Proteger? Kurth...Kurth tenia razón? No todos los humanos eran malos....

Vio como el otro era atacado y como se movía agilmente para defenderse de dicho ataque,para esquivar el mismo.Pensando,creyendo que su ayuda no era necesaria no evito que la lanza ajena se clavase en la espalda del humano,gritando el mismo de dolor. Aquello no le gusto,le hizo gruñir,porque le había mordido,y había permitido que lo hirieran cuando le ayudaba..y aun necesitaba un poco,un par de minutos mas para transformarse de nuevo y crujir los huesos de los emergidos entre sus dientes.Odiaba su cuerpo humano...era débil....

El enemigo sin arma se aproximaba hacia el caído,importándole poco no tener con que herirlo. El niño se lanzo hacia el ,empujándolo y clavando sus dientes en la pierna ajena ,impidiendo su avance.Un poco mas,solo tendría que aguantar así un poco mas,solo un poco.... Noto las manos del enemigo acercarse a sus hombros,para soltarlo.Sus dientes no eran tan fuertes como en su otra forma pero se negó a dejarlo ir,y aquellas manos poco a poco se encaminaron al cuello del niño,rodeando el mismo.





Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Dom Mayo 29, 2016 1:02 am

El dolor no era algo con lo que estuviese familiarizado, en su vida había pasado entre oro y terciopelos, bailando en grandes salones y riendo entre almohadones de seda con nobles y vino. Un campo de batalla no era lo suyo y si bien tenía una daga para defenderse de ladrones no era lo mismo un ladrón que un emergido. Un dragón era el arma ideal, un lanzallamas gigante recubierto de escamas, una aplanadora voladora de seguramente alrededor de una tonelada de músculo puro. ¿Porque ahora estaba en su modalidad compacta? ¿Acaso se le agotaba la batería o qué demonios pasaba? Su arma letal no se estaba moviendo y no sabía si de alguna manera los emergidos no lo habían roto. Sabía tanto de laguzes como de física cuántica, definitivamente no sabía que no podían permanecer en su forma humana, simplemente asumía que mientras eran libres pasaban la mayor parte del tiempo en su forma animal y solo los esclavos se veían obligados a permanecer en esa forma. Quizás era porque aún era joven... sea cual fuera la razón, no era de gran importancia en ese momento, el dolor lacerante lejos de hacerle llorar o incapacitarle, le llenaba de odio y adrenalina.

Igualmente no pudo evitar encontrarse con el piso, sin poder hacer bien pie contra la bajada del camino hacia el césped y con sus manos ocupadas en sujetar la lanza enemiga terminó rodando por la canaleta manchando sus ropas con barro y sangre. Tosió y alzó su mirada carmín hacia los enemigos, mostrando sus dientes como si el animal fuese él y no el albino, usó la lanza como bastón para ayudarse a ponerse de pie, apretando sus dientes por el dolor, intentando familiarizarse con este, había escuchado cantos e historias de héroes y soldados que continuaban peleando incluso con armas clavadas en sus cuerpos, tenía que ser posible sobrellevar aquello. Sin perder demasiado tiempo en ello manoteó a su costado sacando una botella de pequeño tamaño de medicina, agradecía haberla comprado, y bajándola de un sorbo desechó la misma a un lado. Con su mirada encontró el brillo de su daga entre la maleza y usó su pie, aprovechando que había perdido su sandalia en algún momento de la caída, para tomarla entre sus dedos y levantarla hacia atrás en un simple flexionar de rodilla, evitando agacharse no bajó la guardia observando como el pequeño se aferraba con garras y dientes a la pierna del enemigo ¿estaba intentando salvarle o solo atacaba como lo había atacado a él antes? no podía saberlo pero aquel emergido estaba poniendo sus manos alrededor del cuello de su dragón. Un movimiento rápido y lanzó la daga impactando esta con envidiable precisión en el cuello enemigo el cual aflojó el agarre y abriendo su boca dejó caer un vuelco de sangre, manoteó su cuello intentando quitarse la daga pero terminó por caer.

Haciendo efecto el medicamento se acercó hacia el menor, aún con la lanza en la mano sintiéndose poderoso como todo un guerrero, aunque el menor no se quedaba atrás, chiquito y todo tenía que admitir que tenía buenos dientes - ¿Estás bien? ¿Puedes levantarte? Vamos a salir de aquí. - no se molestó en hablar lento, aún no cayendo en cuenta que no le entendía del todo bien. Se inclinó para tomar la daga, apretó con su pie, el que aún conservaba su sandalia, el cuello del cuerpo y jaló haciendo un gesto de asco al retirar su arma y recuperarla, la enfundó en su cintura y aún con la lanza en su mano tomó al menor del brazo. Jaló para ponerlo de pie y largar a correr por el camino, debía escapar y llevarse al dragoncito con él, cuando estuvieran en un lugar seguro vería como hacerlo volver a funcionar. No fue muy lejos que un jinete les sobrepasó y cortó el paso, el caballo cargaba un segundo enemigo en sus ancas que al detenerse se bajó, con un gran hacha entre sus manos se acercó hacia el dúo. Judal empuñó su nueva lanza pero solo le fue necesario un golpe al emergido para quebrar aquella arma como si no fuese más que un mondadientes.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Jue Jun 09, 2016 7:29 pm

Las manos se acercaron a su cuello y comenzaron a apretar el mismo.Y aun así no soltó sus dientes de la piel muerta. Los clavo con mas fuerza llenándose la boca de aquel asqueroso sabor. El aire había dejado de entrar en sus pulmones y la garganta comenzaba a arder de manera dolorosa,se imagino que se limitaba a contener la respiración,aunque con la presión externa sobre su cuello era mas doloroso.Por suerte no duro mucho.

Antes de que fuese consciente de lo que sucedía el agarre ajeno se había aflojado.Por inercia soltó sus dientes de la pierna del emergido y alzo la vista. La sangre que comenzaba a gotear del cuello herido salpico su cabello y su rostro,obligandole a cerrar uno de sus ojos para que aquel espeso liquido no entrase al mismo y lo dañase. Vio como intentaba manotear,en balde,para arrancarse la daga del cuello.Pero antes de cumplir con su objetivo el cuerpo se desplomo sobre la tierra.

No se giro para encarar al humano,pues su vista estaba puesta en el frente. Demasiados enemigos.Si estuviese solo no le importaría,mas tarde o mas temprano,mas herido o no,podría encargarse de ellos.Pero no lo estaba ,y aunque el desconocido se estaba arreglando bien en la lucha contra el enemigo duda que diese para mucho mas.No parecía un guerrero,no demostraba serlo. Era un superviviente,y la suerte de los supervivientes se agotaba. El niño no podía lanzarse al ataque el solo contra todos los rivales,no cuando estaba tan cansado y no cuando estaba el otro a su lado.Pues no deseaba que Judal sufriese mas daño del que ya había sufrido.Algo irreparable,doloroso.

Se lo debía,porque se había acercado a el con buenas intenciones,o no malas al menos,y se lo había agradecido con un mordisco.

Y la única opción era alejarse y retomar la lucha desde la distancia,dejando que se acercasen poco a poco y eliminándolos a medida que se acercaba.O simplemente huir tal y como el humano decía.

Dejo que lo tomase del brazo y tirase de el,no muy convencido pero le dejo.Hasta que sus pasos fueron cortados.El enemigo se acercaba arma en mano y la lanza antes usada para herir a Judal y ahora empuñado por el mismo fue inútil contra la lanza.Pero nada mas verlos llegar,cortarles el paso,el infante cubierto en sangre apretó los puños y los dientes.Ahogo un gruñido por los mismos al tiempo que su mirada de afilaba de nuevo. El cuerpo fue envuelto en un brillo que anunciaba el cambio,tornando su forma de dragón en el instante anterior a que el enemigo del hacha alzase la misma.Formando un arco en el aire que marcaba la trayectoria del arma ,su objetivo el dancer. Mas no llego a alcanzarlo pues la cola del dragón blanco se movió con rapidez,impactando en el pecho del hombre sin vida. Desestabilizandolo, derribandolo.

Con lapides bajo su cuerpo,con las patas flexionadas quedo toda su extensión cercana al suelo,casi rozando el mismo. Desplegó sus alas dejando su espalda libre. Ya lo había decidido,tenían que alejarse o huir. Y el método del humano para ello había demostrado no ser efectivo.

-Sube...
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Lun Jun 20, 2016 9:57 pm

La situación se salía de su control y comenzaba a entrar en pánico, frente a él le cortaban el paso dos emergidos y uno de ellos acaballo, no importaba que tan rápido pudiese correr el jinete le podría dar alcance, y con una daga como arma confiaba que podría con enemigos a pie, pero contra una montura no estaba seguro. Y tan fácil como había conseguido un arma la había perdido, no entendía como había gente que le resultaba tan fácil utilizar esa clase de armas siendo tan frágiles frente a la imponencia de un hacha. Lanzó los dos trozos de madera quebrada y notó que no tendría tiempo de tomar su cuchilla para contra atacar, ni siquiera podría esquivar bien, el alcance del hacha era demasiado y si se lanzaba a un lado terminaría en el piso y a meced, solo estiraría su inminente final por un instante.

Apenas notó el brillo a un lado suyo, demasiado presa del pánico, incapaz de reaccionar pero sin embargo notando todo en cámara lenta a su alrededor, alzó sus brazos en un intento que sabía que sería inútil de detener el hacha pero era lo único que alcanzó a hacer. Esperó pero no recibió el ataque, en cambio escuchó el sonido seco del impacto y al abrir sus ojos vio al gran dragón blanco acomodarse a su lado, la montura del emergido asustada le daban valiosos instantes mientras el golpeado tardaba en reincorporarse. No perdió tiempo y no necesitó que se le dijera dos veces que corrió hacia el lomo del dragón, tomándose con fuerza del nacimiento del ala, sintiendo la piel cubierta de escamas, fría y lustrosa con los fuertes músculos debajo, jaló de su cuerpo para subir y se acomodó en su lomo abrazándose del cuello del animal - ¡Vuela, vuela! - le apresuró mirando sobre su hombro para mirar a los enemigos a su espalda, arqueros se acercaban y el emergido a caballo ya recobraba el control de su montura por lo que el pelinegro golpeó con su mano sobre el cuello del dragón - ¡¡VUELA VUELA!! - apresuró para que pudieran huir, pero enseguida recordó o que había hecho antes. Sonrió llenándose de seguridad nuevamente, como si el momento de pánico nunca hubiese existido, se encontraba nuevamente al poder de estar montando una criatura gigante.

Alzando un poco la parte superior de su cuerpo, intentando sujetarse con sus piernas y alzando uno de sus brazos rió abiertamente señalando al luchados de hacha caído - ¡Arde en el infierno! ¡Quémalo! ¡HECHALE FUEGO! ¡Quémalos a todos! - azuzó al dragón tan claro como podía ser. Tenía el arma perfecta de destrucción masiva y la utilizaría.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Lun Jun 27, 2016 5:18 pm

Las prisas no eran buenas,llevaban a actos imprudentes y temerarios que acababan en desastre.Por eso a pesar de saber que la única opción en esos instantes era el alejarse de allí lo mas rápido posible,que el tiempo era algo que jugaba en su contra y a favor del enemigo,el dragón seguía en calma. Vigilando a los enemigos que los rodeaban mas sin actuar contra ellos,esperando únicamente que el otro se subiese sobre su cuerpo y se sujetase bien para de esa manera ser capaz de alzar el vuelo.

La espalda era un buen lugar para subirse,pero no sabia si era igual de bueno para sujetarse y no caerse en cuento se despegase del suelo,mas el otro parecía seguro de estar en una buena posición para comenzar la ascensión. No solo le daba ordenes con palabras,si no que ademas le dio golpes en el cuello para enfatizar su deseo de volar.

Lo ignoraría,esa manera tan brusca de ordenarle,como si de un simple animal se tratase.Porque lo había ayudado antes,porque la situación era complicada y algunas personas no reaccionaban bien ante el peligro.Lo dejaría pasar.Ahora era mas importante el alejarse de allí.

Un pequeño salto fue usado de impulso antes de alzar el vuelo,concentrándose primero en elevarse,para salir del rango de ataque de aquellos arqueros que parecían acercarse. Se elevo y se elevo hasta donde el creía que estarían a salvo de las flechas,hasta una zona donde los enemigos ya no parecían ni aterradores ni imponente,ni siquiera peligrosos.

Comenzó entonces a avanzar,en la dirección en la que los emergidos venían,contraria a la que los mismos estaban tomando para avanzar.Con la esperanza de dejarlos atrás. Haciendo caso omiso de las ordenes ajenas sobre quemar a los enemigos. Porque si lo hacia no podrían huir,su cuerpo volvería a ser el de un infante,quedaría desprotegido ante los enemigos que se acercaban a ellos,aparentemente interminables. No. O huía o quemaba a unos cuantos y se exponía ante el resto. Algo estúpido incluso para el que no temía ser dañado ni herido. Ademas el tiempo jugaba en contra.Nunca había cargado con otro cuerpo,no sabia cuando tiempo seria capaz de mantener el vuelo con el peso ajeno sobre su espalda. Tenia que aprovechar y alejarse del peligro ahora que aun podía,que su cuerpo era el de un dragón y no el de un infante,antes de quedarse sin tiempo.

Y para ello mejor ignorar la voz ajena.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Jue Jul 07, 2016 7:36 pm

Se sentía el rey del mundo, el hombre más poderoso sobre la faz de la tierra, estaba sobre un dragón escupefuego  y todos debían rendirse a sus pies... si tan solo el dragón le obedeciese y no hiciera totalmente lo opuesto de lo que estaba ordenando. Refunfuñó con un gesto caprichoso mientras se cruzaba de brazos, no por mucho pues casi perdiendo el equilibrio se debió de abrazar al cuello del animal en movimiento, mirando con enojo como los enemigos desaparecían bajo suyo y se alejaban mientras el dragón volaba. El viento sacudía su cabello a su espalda así como las telas de su ropa más holgada, no imaginaba que a esa altura hubiese viento siquiera, o al menos el mismo viento que había en tierra, o sea en ese momento, ninguno. El movimiento del dragón al volar le comenzaba a revolver el estomago, eso y los nervios de los cuales no era demasiado consciente al estar por primera vez en su vida despegado del suelo y no sobre una estructura de piedra como ser un balcón o una torre. Aquello se movía y comenzaba a notar, ahora que la adrenalina comenzaba a bajar, que no estaba tan seguro en aquel lugar, un ligero mareo le sobrevino obligándole a cerrar sus ojos al pensar que hacía un momento hacía había resbalado del lomo del blanco laguz. Sus piernas y brazos se aferraron con fuerza al animal y su rostro se apegó contra la superficie escamosa, podía sentir el aroma frío y un tanto ácido de aquella piel, pero sin tener tiempo de sentir asco solo se preocupó de mantenerse apretado contra el animal.

Le tomó algunos momentos volver a tener un poco de control y abrir nuevamente sus ojos, se movió solo lo suficiente para mirar hacia abajo donde los caminos no parecían más que trazos en la arena hechos con una rama, los árboles no eran diferentes que los cardos a los costados de los caminos y la gente apenas más grande que ratones. Una vez que se acostumbraba al ritmo de cada aletada del animal comenzaba a notar que no era muy diferente que montar a caballo, cada movimiento de este era suave y predecible y si se aferraba con fuerza y seguía aquellos movimientos podía mantenerse tan firme como al lomo de un equino. Orgulloso de sus propios descubrimientos se enderezó un tanto sobre los hombros y cuello del animal y se sujetó con mayor seguridad con sus piernas y sus manos tomándose de una de las escamas más sobresalientes de su lomo. Buscó con la mirada a los enemigos pero ya estaban fuera de vista y mirando al frente podía ver el pueblo de donde había salido. El viento ya se sentía bien despejando su rostro y aquel miedo nervioso se convirtió en emoción y una amplia sonrisa.

Ignoraba completamente como el dragón se sentía, si bien había visto que era solo un niño, no podía verlo como uno ahora que era un dragón de varios metros de largo zurcando los cielos, golpeó suave el cuello para llamar la atención del animal - ¡No! ¡No al pueblo! ¡Ve al claro! ¡Al rio! -, golpeaba con su mano el lado derecho para que el dragón viese a su costado, por el río podría guiarse a su antiguo camino sin tener que volver propiamente a los caminos, el río desembocaba a pocos kilómetros del puerto donde debía ir... eso y que no quería que en el pueblo viesen a un dragón. Era su dragón y no lo dejaría en las manos de un montón de plebeyos ignorantes que probablemente lo matarían, alguno un poco más inteligente intentaría capturarlo, o incluso podía ser que en la taberna estuviese hospedándose algún traficante de esclavos laguz que viese su oportunidad de oro. No, era SU oportunidad y la de nadie más, era SU dragón y no dejaría que ningún plebeyo de manos sucias lo tocase.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Dom Jul 10, 2016 4:42 pm

Volaba lento,sin prisa,pues lo único que conseguiría con eso seria cansar aun mas su cuerpo,mas aun con un viajero a sus espaldas,y no poder mantener el vuelo tanto como desease. No tenia rumbo fijo,ni un destino,su única preocupación era la de alejarse del enemigo. Mas prefería asegurarse,no iba a detenerse nada mas dejar de ver el mismo. Prefería avanzar unos cuantos kilómetros,comprobar que no había ningún grupo rezagado. Por ello no tenia prisa por descender.simplemente continuo avanzando,sin fijarse en el camino para nada mas que para ver si el mismo era transitado o no,ya fuese por humanos o por emergidos.

Pero nada se cruzo en su camino,y la única preocupación de la criatura era el movimiento a sus espaldas,el cuerpo que cargaba en la misma. Sentía como se movía ,inquieto,como se pegaba a su cuerpo y se abrazaba a su cuello. O de separaba ligeramente y se sujetaba a sus escamas. Era... raro... molesto... pero no como para quejarse. Nunca había cargado a nadie así,y supuso que el otro tampoco habría montado nunca en un dragón. Si el no estaba muy cómodo,mas aun así podía volar sin problemas,entendía que el otro tampoco estaba cómodo y buscaba la manera de hacerlo... Y tanto movimiento por parte de Judal era la prueba de ello. Así que simplemente le dejo ser,sin prestarle atención.

Hasta que menciono el pueblo.Eso no lo ignoro. No quería sobrevolar una aldea humana,mucho menos descender en ella. Aunque ahora cargase a uno aun se sentía inquieto ante sus presencias,aun tenia esa necesidad de atacarles.Y aunque la misma ahora estuviese aplacada tras la batalla contra los emergidos no quería arriesgarse a entrar a un pueblo y que su instinto saliese a flote. Así que esquivaría el pueblo...y si el dancer deseaba bajar al lado del rio bajaría,porque a el realmente le era indiferente donde descender,y no le costaba nada hacerlo allí.

Con suavidad comenzó a descender,teniendo cuidado de no bajar en picado si no de mantener su cuerpo lo mas horizontal que podía para que le otro no cayera.Lo consiguió,deteniéndose junto al rió,posando sus patas a la orilla del mismo . Plego sus alas y agito su cuerpo,con la intención de hacer al otro bajar,moviéndose y agitándose con violencia hasta que hizo que el dancer cayese al rio. Y entonces dejo de moverse,y entonces con su cuerpo liberado de su carga dejo que el brillo lo envolviese de nuevo,que su tamaño encogiese y que su cuerpo cambiase hasta volver a ser el de un infante. Cubierto en arañazos y sangre.

Sus ojos dorados se clavaron con intensidad en la persona en el rio. Estaba bien. Ya no había enemigos,así que estaría bien... lo había protegido,lo había sacado de allí...lo había compensado por el pequeño ataque realizado antes.

-Tu...bien...entonces...

Como era? Las despedidas,los saludos,le costaba recordarlo,tenia que hacer memoria a los días en los que estaba en palacio y a las cosas que Kurth le decía. Parecía insignificante,pero era algo desconocido para el.

-Adiós...

Sin esperar respuesta,sin descansar siquiera,comenzó a recorrer el camino del rio,alejándose del pueblo. Tendría que orientarse,pero no importaba,no podría hacerlo están parado,así que lo mejor era moverse y ya encontraría tarde o temprano su camino.





Off:
Si te molesta que haya tirado a Judal al agua avísame y lo edito sin problemas
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Mar Jul 19, 2016 6:59 pm

El ligero desvío del dragón hacia el río le hizo ver que le había escuchado y le estaba obedeciendo... al menos ahora sabía que le entendía y que antes simplemente le había ignorado, dragón tonto y mal educado, teniendo aliento de fuego y no queriéndolo usar ¿de que le servía tener un arma de destrucción masiva si no le obedecía? Al menos ahora lo estaba haciendo y poco a poco bajaban trazando un circulo en el aire hacia el río dejando el pueblo atrás. Al comenzar a descender sintió como si se cayera hacia adelante, emitió un corto gritito y se apretó más contra el cuello del dragón abrazándose con fuerza con sus brazos y piernas, cerró sus ojos ante la sensación de estar cayendo intentando mantener su equilibrio mientras el dragón aterrizaba. Creyó haberlo logrado pero antes de poder siquiera levantar su torso la violenta sacudida le hizo resbalar, sujetarse torpemente del las escamas con sus dedos y finalmente ser lanzado en un grito hacia el río.

El agua helada le hizo estremecerse de pies a cabeza, manoteando en desesperación no tardó en salir a la superficie tomando una gran bocanada de aire, su cabello cayendo por los costados de su rostro pesado y apenas ondulado, como un manto negro sobre sus hombros y espalda, la tela de su ropa apegada a su cuerpo y el maquillaje en sus ojos corrido marcando bajo estos como si fuese un mapache. Enojado y temblando se las arregló para acercarse a la orilla hasta que sus pies tocaron el piso, estremeciendose de asco al sentir los peces rozar sus piernas y pies mientras avanzaba y lograba salir, sus pies descalzos hundiéndose en el barro del borde antes de finalmente llegar al césped, tomó aire mirando al dragón en su forma compácta - ¡¿Qué demonios crees que haces?! ¡¿Cómo se te ocurre tirarme así al rio?! ¡¿Quiéres matarme de frío?! -no pudo continuar pues un escalofrío le sacudió terminando en un fuerte estornudo. Pasó su brazo por sobre su cabeza para recoger todo su cabello por encima de su hombro y escurrirlo de a tramos y quitar algo de peso... miró a su alrededor maldiciendo en voz baja, había perdido la tira de tela que sujetaba su cabello atado, ni siquiera había terminado su tarea que vio como el niño se daba media vuelta y comenzaba a alejarse. Tiró su cabello hacia atrás y corrió a su lado para sujetarlo de los hombros - Oye~ no te pongas así. ¿Es porque te grité? Lo siento, ¿bien? Solo que el agua, el frío, la situación tensa. No manejo bien las tensiones. - apresuró a decirle antes que se marchase. No podía dejar que su dragón se fuese así como así, aún ni siquiera entendía mucho como funcionaba y en esa forma sentía que podría controlarlo mejor... a parte ya veía que no podría viajar sólo con esa clase de peligros, un dragón sería buena compañía - ¿Qué dices si vamos juntos? Podemos viajar juntos, me dirijo a Akaneia, otro continente ¿conoces? Te puedo llevar. - podría pagarle el viaje a un niño, no costaría demasiado y consideraba que estaría protegido mientras descubría como domesticar un dragón.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Jafar el Miér Jul 20, 2016 5:17 pm

Sus pasos fueron interrumpidos ante los gritos ajenos. Normalmente no le gustaba que los humanos le gritasen, pues si bien intentaba no hacerles daño y mejorar el concepto que había tenido de ellos habían sido sus enemigos durante décadas. Aquellos a los que había que eliminar.Y a nadie le gusta que su enemigo le gritase. Mas en esta ocasión había mordido al humano así que el echo de que le gritase o no podía incluso llegar a entenderlo,sonandole indiferente.Y aun así,por inercia,se giro para ver el motivo de sus gritos,no entendiendo completamente los mismos. El clima no era frió,o al menos no lo suficiente como para poder matar a alguien de frió por muy mojado que estuviese. Entonces... porque gritaba? Humano raro... Un poco de agua no hacia daño...

Se dejo sujetar por los hombros cuando el otro corrió hasta su lado,sin entender el gesto en lo absoluto.Negando con la cabeza sin entender bien lo que pasaba,solo estando seguro de una cosa.

-Gritos... no han molestado... esta bien...

No entendía porque el otro querría viajar con el,aunque en el fondo eso lo alivio.Si no quería alejarse,significaba que ya no estaba molesto porque lo mordió un rato atrás. Y que lo del agua no era tan malo como sus gritos le habían echo ver. A ojos del niño se había redimido por sus acciones pasadas,porque si no fuese de dicha manera el otro estaría molesto. Y ahora que los enemigos estaban a una gran distancia lo querría lejos,mas no era así... Mas a pesar de que eso le aliviaba no significaba que fuese aceptar la invitación.

-No... tu un destino...yo otro... no voy a Akaenia... no poder viajar juntos...

No sabia lo que era Akaenia,ni donde se situaba en el mapa ni que había en ese lugar.Mucho menos como se llegaba.Pero no importaba,sabia lo importante.El lugar a donde tenia que ir,porque países viajar.Y ese nombre no lo conocía así que no podía ser su destino. Y no podía desviarse de su camino solo por acompañar a otro... no quería permanecer demasiado tiempo fuera de Goldoa,quería cumplir bien el pedido de Kurth. Ademas,a pesar de que ya no tuviera que cumplir la misión del clan el echo de abandonar la frontera demasiado tiempo le inquietaba. Quería volver lo antes posible...

Por eso mismo,sabiendo ya que el humano y el no compartirían la misma ruta,volvió a girarse una vez mas y volver a reanudar sus pasos de nuevo. No había nada mas que decir de su parte,no tenia motivos para pararse mas tiempo. Podía avanzar de nuevo.
Afiliación :
- GOLDOA -

Clase :
White Dragon

Cargo :
Asesino

Autoridad :
-

Inventario :
Vulnerary [2]
Símbolo de Satori
Elixir [2]
Vulnerary [2]
.
.

Support :
Kurth

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1171


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Judal el Dom Jul 24, 2016 2:22 pm

El dragón se había detenido lo cual era bueno, pero al parecer no tenía las mismas intenciones que el bailarín, pues tras unas toscas palabras no muy bien elaboradas se quería alejar nuevamente. Un tanto confundido comenzaba recién a entender un poco como era el entendimiento del alvino, las cortas palabras y poco elaboradas oraciones mostraban que entendería un 10% de lo que le estaba diciendo, probablemente no fuese por falta de voluntad si no por falta de entendimiento que no le había obedecido anteriormente. El dragón volvía a darse la vuelta y alejarse por lo que el bailarín dio una corta corrida para rodearlo y ponerse delante del menor interrumpiendo así su camino, con una amplia sonrisa extendió su mano, ya sana por el vulnerary que había tomado con anterioridad apenas un poco irritada y mojada por el imprevisto chapuzón - ¿Amigos? - preguntó ahora a conciencia que tenía que utilizar vocabulario simple y oraciones cortas, como si se estuviese dirigiendo a un niño de mucha menor edad de lo que el peliblanco aparentaba.

No esperó realmente a que el dragoncito supiese que hacer con su mano extendida por lo que se inclinó un poco hacia adelante para tomar la mano ajena y darle un suave apretón, señalando el gesto luego a él y finalmente al pequeño aún mostrando una sonrisa tan amigable como pudiese - Amigos, tu y yo. ¿Si? - si no podía convencerlo de que le acompañase al menos le convencería de que fuese su amigo, nunca estaba de más tener un conocido que lanzara fuego por la boca y pudiese tomar la forma de un dragón gigante.

Sintió un escalofrío y se pasó las manos por sus brazos desnudos, si bien ni hacía exactamente frío tampoco hacía exactamente calor y estar mojado no le ayudaba en nada en su situación, lamentablemente él si tenía que ir al pueblo y retrasar su viaje un día más si no quería enfermarse, a parte que tenía que ver que todo lo que tenía en su bolso estuviese en buenas condiciones... ¡Sus papeles! debía de secar sus cartuarios y recomendaciones, esperaba que el sobre de cuero en el cual los guardaba fuese suficientemente impermeable como para salvar sus documentos. Miró hacia el pueblo con un suspiro y luego al pequeño dragón - ¿Vienes al pueblo? Si no te haces grande podrás ir. Te compraré comida. - era extraño, sumamente extraño que el pelinegro fuese amable pero quería ganarse el favor del pequeño.
Afiliación :
- DAEIN -

Clase :
Dancer

Cargo :
Consejero Real

Autoridad :
★ ★

Inventario :
Vunerary [1]
Dagas de bronce [2]
Llave de cofre [1]
.
.
.

Support :
Pelleas
Suzuki

Especialización :

Experiencia :

Gold :
2328


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¡Baila dragoncito,baila! [Campaña Judal-Jafar]

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.