Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Mar Mar 01, 2016 8:51 pm

Salir del castillo era pan comido, nadie sospecharía que la princesa de Hoshido entraría a un montón de arbustos para luego huir a la ciudad ¿Por qué lo haría? Era curiosa, eso no lo podía negar ¡Tan innato como su naturaleza humana! Disfrutaba de pasearse por la ciudad sin cuidadores, como una ciudadana más. Se deleitaba de platos carentes del toque gourmet ¡Del sin fin de golosinas que podía conseguir! Amaba Hoshido, su paz solo le traía dicha ¿Podría necesitar algo más?

Aun así debía regresar, su hora de juego era tan limitada ¡Necesitaba más! Lamentablemente nadie podría arreglar tal problema. Soltando un suspiro regresó por sus pisadas desviándose hacia la masa arbórea que la llevaría hacia el patio de su fortaleza. Con pasos torpes y carentes de cualquier seguridad caminó quebrando ramas, pateando piedras ¡Rompiendo la paz del bosque! No era su intención, lo prometía… pero tampoco podía evitarlo. Asustada se adentró más haciendo que la paranoia la inundara ¿Qué tal si aparecía un enemigo? ¿Un oso? ¿Una persona de Nohr? ¿Un emergido? No sabía qué haría, era débil en cuerpo, pero también en espíritu ¡¿Por qué negarlo?! Inútil, una verdadera carga.

Un sonido en la cercanía la alertó haciéndola sudar frío, cerró sus ojos  y tapó su rostro mientras éste se tornaba azul del susto, quizás si se hacía la muerta no la vería ¿Debía tirarse al suelo? El sonido del movimiento solo aumentó su pánico, como si su mente dejara de pensar corrió entre las hierbas, sintiendo el golpe de la hierba contra su cuerpo ¡Llegaría llena de raspones! Pero viva, eso era lo que importaba.

Sus piernas parecieron decidir que era hora de ir a dormir ¡La tiraron al suelo de un tirón haciéndola golpearse la nariz contra la tierra! Con los ojos rosados hizo un ademán de seguir corriendo, sin embargo el sonido estaba demasiado cerca. Cuando el arbusto se movió pensó que se moriría ¿Qué sería? ¡¿QUÉ TAL SI ERA UN OSO EMERGIDO DE NOHR?! El horror, era como su archienemigo ¡Se la comería de un bocado!

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHhh ― gritó entre lágrimas sin poder controlarlas, estaba segura que moriría

Tapó sus oídos. Cerró sus ojos como si esto fuese alejar a la temible bestia… esperó notando como esto tenía un buen resultado. Abrió uno de sus ojos con lentitud esperándose encontrar con una terrible bestia ¡Y vaya que la encontró! Con ligeros gruñidos y constantes respiraciones frente a ella se presentó su enemigo mortal, el núcleo de toda maldad existente.

¿U-un conejo? ― tartamudeó entre gimoteos dándose cuenta que el terror le había jugado una muy mala pasada ― Oh… E-eres muy lindo. H-Hola amiguito, no te voy a hacer daño

Extendió su mano en un intento de tocarlo, su mullido pelaje la llamaba. No logró sentir la suavidad cuando unos dientes se posaron sobre sus delicadas manos. Abrió sus labios junto a sus orbes sin saber que hacer ¿Qué hacer? Ah sí…

AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH ― gritó nuevamente inmóvil notando como sangre salía de su dedo ¡Realmente era un ser despiadado! Al parecer tenía que confiar más en su corazón y menos en sus piernas… aunque no estaba segura de lo primero.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Gaius el Jue Mar 03, 2016 1:33 pm

Hoshido era un lugar hermoso, y Gaius se comenzaba a preguntar porque después de tanto tiempo era la primera vez que visitaba a este lindo país vecino suyo.
Caminaba por un ancho camino que dirigía a la corazón de la capital, disfrutando le como la brisa hacia bailar a la vegetación a su alrededor, maravillado como los constructores locales, se las habían ingeniado para combinar sus imponentes edificios, con aquel verde y frondoso paisaje, combinando colores y texturas, haciendo que todo pareciera mágicamente combinado en armonía. Para el ladrón era raro ver tanto verde en una ciudad, y la sola idea nunca le había cruzado por la cabeza, pero ahora que estaba inmergido en aquel entorno nunca más podría volver a apreciar un pueblo sin verde.
Todas las construcciones eran algo típico y nuevo para él, pero un edificio sobresalía por encima de los demás en el horizonte acaparando toda la atención. Los habitantes locales le habían dicho que era el palacio real, pero a Gaius aquel caserón de techo de tejas y caídas curvas no le coincidía con ninguno de los que había visto con anterioridad, por lo que no podía evitar mirar con el ceño fruncido esa gran casa. Como no tenía nada mejor que hacer ese día, decidió recorrer los alrededores de ese “palacio”, y fue así como llegó a una gran zona arbolada que se encontraba a las afueras del mismo, el cual decidió que era un buen lugar para estirar las piernas y descansar un poco, por lo que tumbado bajo un árbol se dedicó a disfrutar una de las pocas cosas que creyó comestible que ofrecían en el mercado. Por supuesto, no había pagado por ello, todavía no sabía si era venenoso o no, aunque el extraño triangulo de arroz con alga negra tenía que admitir que se veía adorable.

Disfrutando esa extraña comida estaba, la que no le sabía ni mal ni bien, cuando el agudo grito de una niña lo hizo pegar un brinco en el lugar. Sin siquiera dudarlo, salió disparado como un rayo hacia la fuente de los gritos, dejando su extraño almuerzo olvidado en el camino.
Corrió guiándose por donde creía que había escuchado aquel grito, pero no lograba visualizar bien de donde era, para su fortuna un segundo grito surgió, por lo que pudo volver a orientar su marcha. Sin ningún tipo de reparo y sigilo, el ladrón avanzaba a grandes zancadas por la verde espesura, sin que le importaran las ramas bajas que golpeaban y arañaban en su avance.
Tras atravesar un arbusto, finalmente dio con la joven pelirroja, quien con ojos llorosos y cara asustada, estaba tumbada en el suelo. Gaius tuvo que frenar de golpe para no chocar con la pequeña. Con solo verla, Gaius rápidamente dedujo que la joven había sido atacada, pero por quién? En el lugar solo estaban ella y un pequeño conejo blanco que calculó seria su mascota
-Quien fue?! Dónde está?!-
Dijo al tiempo que llevaba su mano a su empuñadura y miraba nervioso en todas direcciones.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [1]
Tónico de def. [1]
Concoction [3]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Vie Mar 04, 2016 2:36 pm

Movió su mano de arriba abajo esperando que el animal dejara en paz su dedo, lográndolo luego de un par de veces. Notó como un pequeño corte se hacía presente en su blanquecina piel ¿Por qué la habría atacado? No poseía malas intenciones, aunque algo le decía que… el aura del lugar debía poseer tal aura. Tomó al conejo entre sus brazos con un montón de cuestionamientos en su mente ¡¿Se encontrarían enemigo cerca?! Tan solo al elaborar ese pensamiento alguien apareció frente a ella haciendo un montón de preguntas. Se quedó en shock, abrió sus labios soltando tímidos balbuceos que no lograron volverse palabras.

¡¿Qué decir?! No era de Hoshido, su ropa no parecía ser de ahí ¡¿Un enemigo de Nohr?! Tragó saliva entre ligeras sacudidas de terror. Debía enfrentarlo, quizás si la veía decidida no la atacaría ¡Le demostraría que era una gran guerrera!

D-Dónde está q-qué — tartamudeó abrazando al animal. Quizás no había salido como planeaba, necesitaba una nueva estrategia ¡Una mejor! — ¡¿H-Hay alguien más aquí?! P-por favor no me dañe, le daré lo que me pida. No tengo dinero para ofrecerle, l-lo siento

Sintió como las lágrimas salían de sus ojos. Tenía tanto miedo que su cuerpo no logró levantarse. Entre ligeros movimientos involuntarios extendió al animal acercándoselo al muchacho. La blancura del conejo contrastó con la del chico de cabellos anaranjados… que ahora podía observar bien ¿Sería un pirata? No sabía si Nohr poseía tal tipo de integrantes en sus tropas ¡Tan desconocido era todo!

S-si promete cuidarlo le daré a este conejo —  comentó intentando levantarse, aunque las piernas de gelatina no ayudaban mucho en tal labor —  ¿Le parece bien?

Acercó al mullido ser hacia el muchacho con cuidado, no quería que se asustara y la apuñalara por realizar un brusco movimiento. Soltó un suspiro al estar en la cercanía del chico del parche, estaba aterrorizada por su presencia ¡Aun así no sabía si era enemigo o no! Podría ser un simple extranjero. Levantó al animal acercándoselo a la cara para que lo viera con atención, quizás aceptara el trato de dejarla si le demostraba lo adorable que era ¡¿Quién podría resistirse?! Cuando estuvo lo suficientemente del muchacho como para que sintiera la suavidad del pelo blanco su cara tomó el mismo color que su nueva mascota.

LO SIENTO MUCHO — intentó tirar del roedor con suavidad para que soltara la nariz del recién llegado — N-No era mi intención… S-suéltalo amiguito, por favor… t-te lo ruego

Sin dejar de soltar lágrimas tironeó a su amigo agresivo… Quizás, solo quizás era un emisario de Nohr ¡Su maldad lo comprobaba! No supo qué hacer, seguramente el muchacho se enojaría por su acto de agresión. Miró al cielo y rogó porque un milagro ocurriese, lo necesitaba, urgente.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Gaius el Lun Mar 07, 2016 4:54 pm

Gaius quedo sin palabras ante el leve llanto de la pequeña, enseguida abandonó toda actitud hostil y comenzó a agitar sus manos en señal de disculpa.
-Oh! Lo siento!  Lo siento mucho pequeña, no era mi intención asustarte. Pero tranquila no voy a hacerte daño. Solo vine porque escuche los gritos de una niña pequeña-
La niña llorando le ofrecía a su preciado conejo mascota como pago para que no la lastimara? A Gaius se le encogió el corazón en ese instante, al punto que no  pudo evitar llevarse la mano al pecho, completamente conmovido por la escena. Se acercó predispuesto a tomar el conejo, solo porque la joven parecía poner mucho empeño porque él lo tuviera, pero en el instante que la bestia estuvo cerca de su cara, saltó feroz hacia su rostro, prendiéndose con sus afilados dientes de su preciada nariz.
Dando un grito de sorpresa Gaius calló para atrás en el suelo, con el conejo todavía prendido de él. Tomándolo de ambos costados, pudo desprenderlo de un rápido tirón, para luego, agarrándolo con fuerza, mirarlo directamente a sus ojos rojos
-Esta noche serás mi cena- sentenció al esponjoso pero agresivo conejo.

Habiendo solucionado la crisis del conejo, y estando este firmemente sujeto en su codo, pudo volver a dirigirse a la pequeña, quien lo contemplaba ahora con ojos más grandes y llorosos.
Se arrodilló frente a la joven y extrajo de entre sus ropas uno de sus preciados dulces, un caramelo confitado de chocolate, llevado prolijamente en un pedazo de pergamino enmantecado para que no se estropeara en el camino. Ofreció su preciado dulce a la joven con tal que esta dejase de llorar
-Vamos pequeña, calma esos ojos.- Dijo con una tierna sonrisa al tiempo que depositaba el dulce sobre la palma de la chica,
-Tu amiguito está bien, no me hizo ningún daño. Pruébalo! Son delicioso, te lo puedo asegurar!-
Tuvo el impulso de acariciar la cabeza de la pequeña, pero se detuvo, al igual que el agresivo conejo que ahora sujetaba firmemente en su regazo, eso la habría asustado.
-Estas perdida, pequeña? Necesitas que te lleve a algún lado?-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [1]
Tónico de def. [1]
Concoction [3]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07, 2016 6:30 pm

Escuchó sus explicaciones soltando un largo bufido de cansancio, como si el vivir le cansara ¿Y no lo hacía? Sus piernas temblaron ligeramente tirándola al suelo mientras las lágrimas no dejaban de salir, estaba bien… no estaba enojado ¡Gracias a Naga! Se llevó una mano hacia su pecho y la otra hacia sus ojos limpiándose las lágrimas. Detuvo su llanto a los pocos segundos escuchando lo que tenía que decirle ¡Palabras amables! Tenía demasiada suerte el último tiempo ¿O estaría pecando de inocente?

Observó el regalo tomándolo con suavidad, para luego comérselo. Abrió sus ojos sorprendida ante el nuevo descubrimiento, nunca jamás había probado algo similar y aunque parecía más tierra que otra cosa, era adictivamente dulce.

Es muy bueno… ¡G-gracias! — se levantó sintiendo como la energía regresaba a su cuerpo haciéndola levantarse y limpiarse sus finas ropas ¡Las cuales ya estaban manchadas! La regañarían al llegar a casa — En Hoshido no tenemos nada así, aunque hay unos dulces de arroz m-muy buenos — la inseguridad la atacó ¿Realmente serían buenos? — E-es decir, a mí me gustan y… son…

Se quedó en silencio sin seguir la oración, de ahí en adelante solo hablaría tonterías, prefería callar a hacerlo. Suspiró mirando al muchacho, era claramente un extranjero ¿De donde vendría? ¿Sería un enemigo? Pues no lo parecía, era demasiado amable para ser una mala persona o eso calculaba su mente.

No estoy perdida — jugueteó con sus manos mirando el suelo para luego volver a posar sus orbes sobre el joven del parche — Me dirijo al palacio… — ¡AH! La había cagado ¿Qué le diría ahora? No podía declarar que era una princesa ¡La matarían por inepta! — T-tengo una amiga ahí y quería verla para charlar con ella un rato

Jugueteó con su cabello tranquilizándose, era una mala mentira ¿Qué civil normal visitaba tan casualmente el castillo? Ninguno, aun así le quedaba la excusa que era noble ¡Una de sus primas! Una que era igual y que por supuesto…

M-mi nombre es Sakura — se presentó juntando ambas manos para luego sonreír tímidamente— ¿C-cómo se llama usted? Al parecer no es de aquí, sus ropas no son tradicionales

Se llamaba igual que la princesa menor de Hoshido ¡¿Por qué no había dicho un nombre falso?! Ay, qué problema… ¿Qué haría ahora? ¿Llevar al extraño al castillo? Takumi la mataría.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Gaius el Lun Mar 07, 2016 7:11 pm

La niña era ciertamente adorable, al punto que había conmovido por completo al tuerto ladrón. Si bien era cierto que él era perfectamente capaz de robar, traicionar y matar, nunca había podido resistirse a los ojos suplicantes de una pequeña y asustada niña. Simplemente el hecho de que una lama tan inocente estuviera en cualquier tipo de apremio, despertaba en el su casi extinto sentido de la nobleza. Era en pocas ocasiones que había pasado, pero siempre daría hasta sus dulces por evitar que una ser tan limpio se manchara, no si podía evitarlo.

-Bueno Sakura, si al palacio te diriges, puedo viajar contigo para que no estés tan insegura. Además…- dijo mostrando al blanco conejo quien no dejaba de patalear en su brazo.
-Creo que lo mejor será que yo cargue a tu pequeño amigo hasta que encontremos un buen corral donde meterlo-
Miró en redondo para tratar e ubicarse bien en relación al palacio y la única entrada que había visto de este. Todavía no había recorrido el costado oeste del muro, pero en todo el lanco este solo había visto un largo y ancho muro el cual no era escalable sin equipos, y aun con equipo, sería extremadamente complicado.
-Conque eres una amiga del palacio? Qué lindo debe ser allí dentro. No tenemos cosas así de dónde vengo- Dijo señalando con el pulgar el descomunalk edificio.
-Nuestros palacios son completamente diferentes, pero ciertamente este es hermoso a su manera.-
Suspiro suavemente, conmovido por el paisaje, pero se volvió rápidamente a su compañera
-Ah! Disculpa. Soy Gaius. Encantado Sakura- Sonrió ampliamente mientras revolvía el cabello de la niña. Ya no había huido lejos, y llevaba horas queriendo revolver aquel cabello rosa intenso que tanto le llamaba la atención.
-Soy de Ylisse, un reino al este de aquí. Tuve que pasar por tierras muy oscuras y sombrías para llegar hasta aquí, por lo que la belleza de este lugar es realmente impactante.- Volvió a mirar en redondo los alrededores, perdiendo la mirada en lo bello del paisaje.
-Pero no perdamos tiempo, te llevaré hasta la entrada donde los guardias puedan ver que llegues a salvo con tu amiga, si?-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [1]
Tónico de def. [1]
Concoction [3]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Lun Mar 07, 2016 8:31 pm

Sus peores miedos se habían hecho realidad, la acompañaría ¿Ahora qué? Deseó ser su hermana mayor para tomar su pegaso y huir, pero no ¡Débil! Lenta y tonta. Un suspiro salió de sus labios para luego asentir. Caminó escuchando sus palabras, no era muy buena para hablar pero le encantaba oír a los demás ¡Más sobre tierras lejanas! Sonaba encantador, lástima que no la dejaran salir de Hoshido… mucho peligro le decían.

Y-yo puedo cuidarlo si desea — comentó mirando al animal, recordando brevemente la amenaza de hacerlo una comida del día ¡Pobre! — Hay un gran jardín en mi hogar, estoy segura que ahí estará feliz, le daré de comer ¡Lo prometo!

No quería que nada malo le pasara al animal ¿Quizás podría ofrecerle dinero por él? Se sintió estúpida preocupándose por algo tan trivial como un simple conejo, pero lo hacía ¡Tantos problemas! Sus ojos se posaron en el muchacho. Estaba emocionada por conocer más de su país, no lo negaba y sus gestos tampoco. Se acercó unos centímetros notando como hablaba claramente de Nohr, la tierra sombría que los separaba del mundo ¡Los tenían prisioneros! Su principal razón del cautiverio.

Gaius san…¿P-Pasó por Nohr? Mi hermano dice que los de ese reino son muy malos, he escuchado tantas cosas de ahí — jugueteó con sus dedos caminando entre la espesura de las hojas, conocía el camino de memoria ¡Lo utilizaba todo el tiempo para escaparse del palacio! — Aun así, conocí a un chico de esas tierras que no era tan malo, me gustaría creer que son buenas personas y que algún día podamos ser amigos ¡Así podría visitar Ylisse! Y comer mucho de ese dulce que trae ¿Cómo se llama?

Se tapó los labios al notar lo mucho que había hablado sin parar, seguramente ya lo estaba aburriendo con tantas tonterías. Miró el suelo avergonzada ¿Ahora qué? Podía disculparse, pero no tenía idea si correspondía, hacer amigos no era lo suyo.

Detuvo su paso notando como la entrada secreta del palacio se encontraba en las cercanías ¡No era tan secreta! Pero tampoco la principal, se dirigirían hacia el patio trasero del lugar. Sus orbes notaron a un par de guardias a la distancia haciéndola entrar en pánico, atacarían al extraño si lo veían con ella ¡Nadie se acercaba de esa manera a las princesas! No sin una audiencia.

¿Y-y usted qué hace aquí en Hoshido, Gaius san? — no avanzó ni un centímetro — ¿Un viaje de negocios? Aunque no me parece un mercader ¡Oh! Se me había olvidado ¿Qué nombre le pondrá?

Apuntó al conejo llena de curiosidad, ella nombraba a cada cosa que apreciaba ¡A sus flores! A sus muñecas ¡Aunque ya no jugaba con ellas, lo prometía! Su pálido rostro volvió a tornarse ligeramente carmín, sin saber qué hacer ¡Una señal Naga! Solo eso necesitaba.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Gaius el Lun Mar 07, 2016 10:24 pm

La niña señalaba el conejo con entusiasmo, pero las palabras le sonaban raras al ladrón. Porque aclaraba que cuidaría al conejo, o incluso ofrecía comprárselo? El conejo era de ella, eso no estaba a discusión.
-No te preocupes, linda… Puedes conservar a tu amigo, es tuyo. No te lo voy a robar.- no pudo contener soltar una ligera risa ante tal comentario de su parte, sabía que la pequeña no entendería porque se reía solo y su inocencia lo volvió a conmover, por lo que no pudo volver a acariciarle la cabeza. Estaba completamente embelesado con la niña.
-Norh? Pst! Ni me lo menciones!- Dijo desviando la mirada y poniendo el brazo libre en jarra.
-Es una tierra árida y llena de gente tosca y gruñona. Tu hermano hace bien en desconfiar de esa gente.- El solo hablar del negro reino siempre hacia que le picara la quemadura en el brazo derecho. Iba a rascársela, pero un movimiento del blanco “dientes” le recordó que ese brazo estaba ocupado.
-Pues si, no te recomiendo nunca IR a Norh, pero de seguro podrías pasar por él y seguir camino hacia Ylisse, o incluso más allá… Hay todo un mundo ahí afuera, todo tan diferente a como es aquí… Tenéis un reino de lo más colorido, debo admitirlo. He estado en muchos lados, pero esto es … - Se volvió para dedicarle una sonrisa a la pequeña.
-Casi mágico.-

Antes de que la niña se detuviera por los guardias, Gaius ya los había detectado, por lo que rápidamente se puso escondió parándose alado de un árbol y animándose a observar a los guardias entre las ramas. La niña enseguida detuvo la marcha y se giró a mirarlo, por lo que él intentó disimular de que estaba recostado contra el árbol, tratando de descansar.
-Valla… supongo que todas estas correrías me han dejado más cansado de lo que esperaba… Me estoy volviendo viejo.- Siempre sonriendo a la pequeña, el bandido mentía mientras simulaba respirar ligeramente agitado.
Volvió a mirar por entre las hojas y pudo ver la segunda entrada. “bingo!” pensó el ladrón, mientras hacia un mapa mental de cómo acceder  dicha puerta y de cuantos guardias la vigilaban en este momento. No tenía ni ordenes ni interés de entrar a dicho palacio, pero como viejo habitante del submundo, siempre sabia que esa clase de datos se solían vender caros a quienes estaban interesados. Y él … podría tener muchos interesado en algo así.

-Pues aunque no lo creas pequeña, soy un pastelero. Viajo por el mundo buscando nuevas recetas y condimentos para mis dulces. Por ejemplo, la natilla que probaste hace unos instantes es una invención mía que logré mezclando una vieja receta de Begnion con un toque de cacao de Chon’sin.- Estaba siendo honesto en cuanto a que él había hecho el dulce, y de que en verdad tenia el don de la cocina. Pero confiaba en que una dulce niña como ella, no se fijara en el hecho de que por lo general los cocineros no iban ataviados con ropas negras, o que no perdían un ojo de un zarpazo. Nah, no la sentía capaz de tales pensamientos, por ello siguió sonriendo tranquilo a la niña, mientras por entre las hojas no dejaba de vigilar el movimiento de los guardias. A la primera de problemas, saldría expedito de ahí.
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [1]
Tónico de def. [1]
Concoction [3]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Mar Mar 08, 2016 11:35 pm

A nadie le gustaba Nohr, internamente no pudo evitar sentir cierta lástima por aquella gente ¿No conocerían el aroma a la primavera? ¿El del otoño? Sabía que esas tierras carecían de la fertilidad que las suyas sí poseían. Quiso visitar a sus vecinos, después de todo… las circunstancias hacían a las personas. Cerró sus ojos jugueteando con sus manos mientras el muchacho seguía hablando. No pudo evitar sonreír ante el halago de sus tierras, ciertamente eran preciosas ¡Pero no era suficiente! Quería conocer más, cada rincón, lástima que el miedo la cegara deteniendo su camino.

Miró al hombre del parche deteniéndose para darse un respiro, tranquilizándola a ella también, no quería problemas con los guardias y aunque ella era la que menos líos causaba, tampoco le hacía gracia el romper las reglas, menos por un desconocido ¡Quizás no era peligroso! Pero sí una posible amenaza, no lo conocía.

Tenemos un río en las cercanías, por si quiere beber algo — comentó preocupada, es decir… se veía joven ¡Pero quizás estaba enfermo! Ay, tantos detalles y ella tan ignorante ¿Por qué el destino jugaba así con ella? La preocupación era uno de sus grandes dones, uno que le quitaba segundos de vida con cada angustia — Si se siente mal también podría ir al jardín a buscar algunas hierbas, estoy segura que debo tener algo para su malestar

Intentó hacer memoria de cuales poseía en su jardín, uno que cuidaba con gran esmero y… una pequeña ayuda de terceros ¡Aunque obviamente la princesa no sabía de eso! La maleza no crecía en ese trozo de tierra, ella lo llamaba una bendición de Naga, los sirvientes más bien un pequeño favor a la princesa para hacerla feliz ¡Porque ni las piedras preciosas iluminaban su rostro de la manera que las flores lo hacían!

¡Un pastelero! N-nunca conocí uno hasta ahora — confesó notando como los guardias parecían moverse, haciendo su rutina de siempre — Debe ser muy divertido su trabajo, además que el sabor era tan bueno ¡Compraría mucho de ese dulce! Estoy segura que mi hermana también estaría encantada con el sabor, me pregunto si a Takumi le gustaría…

Balbuceó un par de pensamientos en voz alta, no tenía la menor idea del comportamiento de sus hermanos, aunque seguramente tampoco se atrevería a quitarles el tiempo en tonterías, ellos peleaban por Hoshido ¡Defendían a la gente! Que a diferencia de su persona, sí hacían algo por el reino.

—¿Princesa Sakura? — escuchó no muy lejano a su posición, seguramente su extraña alza en la voz había llamado la atención de alguien — ¿Está ahí? Los guardias estaban buscándola, después de todo desapareció hace mucho… ¿Se encuentra bien?

Su cara palideció más de lo blanca que era. Parpadeó unas cuantas veces viéndolo, para luego pedirle con un gesto que guardara silencio. Salió de entre los arbustos mostrándose nerviosa, aunque ella siempre solía estarlo… por lo tanto no era demasiado novedoso.

E-estoy bien, no se preocupe — respondió moviendo sus manos de forma torpe — Solo vi a un conejo y quise atraparlo y luego tropecé y…y…

Su cara enrojeció sacándole una pequeña carcajada al hombre, seguramente ella debía ser la princesa más torpe del planeta ¡Por lo tanto le creían tanta tontería! Cuando observó que el hombre regresaba a su lugar alejándose se adentró nuevamente a los arbustos mirando al extranjero terriblemente apenada por su mentira.

L-lo siento de verdad — hizo una reverencia para luego juntar sus manos apretándolas llena de nervio — Mi nombre es Sakura Hoshido y yo… soy la princesa más joven de éste reino. Espero que me disculpe por no decir la verdad, es solo que m-me han dicho que tenga cuidado con esas cosas ¡Realmente lo siento!

Cerró sus ojos y se inclinó nuevamente con el estómago lleno de hormigas, odiaba decir mentiras porque siempre… la verdad salía a la luz, sin importar lo mucho que se esforzara.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Gaius el Miér Mar 09, 2016 12:05 pm

Gaius se pegó todavía más contra el tronco cuando el guardia se acercó a la muchacha. Controlando su respiración miró paciente como la niña hablaba con él, mientras el ladrón agazapado, estaba pendiente de cada movimiento, esperando en las sombras con su daga ya desenfundada y lista en caso de extrema necesidad.
No pudo contener un ligero suspiro cuando el guardia se despidió de la joven y dio media vuelta marchando en dirección opuesta. Se apuró a volver a enfundar su arma antes de que la pequeña lo viera, no quería seguir asustando a la inocente chica, menos ahora que habia confirmado que era una noble poderosa.
-Oye tranquila, no pasó nada, no te sientas mal-
Le respondió con su amable sonrisa cuando la princesa volvió junto a él disculpándose por haberle mentido. La honestidad y dedicación de su disculpa hizo que se le volviera a enternecer el corazón, y no pudo volver a acariciar su cabello.
-Ya suponía yo que eras alguien de la nobleza, así que no es como que no me lo viera venir. Además… hiciste bien en no presentarte como tal. Yo podría haber sido alguien sospechoso y de malas intenciones. Tuviste suerte. Si te hubiera encontrado en el bosque algún malvado bribón, si te presentaras como princesa, de seguro te hubiera raptado de inmediato para pedir rescate.-
No lo iba a negar, la idea había cruzado fugazmente por su mente no bien escuchó la palabra “princesa”, pero al ver de nuevo a esa pequeña y tierna flor… supo enseguida que jamás sería capaz de hacer nada que hiciera llorar a esa pequeña.
-No, hiciste muy bien en esconder tu título, es por tu propia seguridad.
A veces es necesario decir alguna mentirita blanca-
dijo mientras le guiñaba un ojo complice.
Buscó entre sus cosas un nuevo dulce para animar a la arrepentida muchacha.
-Ten, anímate. Esta es otra de mis creaciones. No es nada espectacular, solo una trufa de frutos rojos.-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [1]
Tónico de def. [1]
Concoction [3]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Jue Mar 10, 2016 11:31 am

Sonrió con suavidad ante sus palabras, pocas veces le daban la razón a sus acciones, después de todo los errores eran parte importante de su vida. Suspiró llevándose una mano hacia su pecho calmándose ¿Ahora qué? ¡Ah sí! Probó el otro dulce obligando a sus manos a ir hacia sus mejillas extasiada por el sabor ¡Era tan bueno! Le encantaban las cosas dulces ¿por qué en Hoshido no tenían tantas cosas así?

Está muy bueno ¡Seguro que si pusiera una pastelería aquí le iría muy bien, Gaius san! — soltó una risita terminando de probar el regalo — Debe ser muy entretenida su vida. El viajar a todos lados y conocer a tanta gente, me encantaría hacer eso…

Miró el suelo unos segundos con ansias de hacer una petición ¿Podría hacerlo? Tenía nervios, pero sabía que más oportunidades como esa no se le darían y que nadie del reino aceptaría tal idea, sonaba loca… desquiciada hasta el punto de parecer ilógica, pero quería hacerlo con tanta ambición que el sentimiento no desaparecería hasta que estuviese ahí.

G-Gaius san, por favor escuche mi petición — realizó nuevamente una reverencia, ésta vez fue abrupta, llena de energía — Quiero conocer Nohr… pero nadie de Hoshido me llevaría ahí. Me encantaría adentrarme en el territorio oscuro, no puedo decir por qué tengo la necesidad, después de todo no hay razón lógica para eso ¡P-Pero prometo pagarle! Lo que usted me pida

Se acercó al joven de cabellos anaranjados para luego tomarle la mano con ambas de las propias apretándoselas. Lo miró a los ojos parpadeando un montón de veces ¡Necesitaba ir ahí! Si decía que no se le rompería el corazón.

P-por favor, solo será un día ahí ¡A lo más dos! Prometo que no seré una carga — insistió nuevamente — No se preocupe por la gente de Hoshido, me aseguraré de que me dejen estar unos días fuera de casa ¡Sin guardias! Encontraré la forma, p-pero por favor cumpla uno de mis mayores deseos

Tan cerca de lograrlo ¡Pero tan lejano también! El pobre ladrón había hablado pestes del lugar y ella le pedía volver ¿Qué hacer? No lo sabía, solo necesitaba un guía para llegar ¡Y luego volver! No era demasiado para ella, el problema era ¿Y para él?

Holi:
Solo puedo ofrecerte 50 de gold off rol por llevarme :( Soy terriblemente pobre y una maldita deudora de 200 gold, lo siento por no ofrecer más (En el caso que aceptes) Eso(?)
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Gaius el Sáb Mar 12, 2016 7:56 pm

No pudo evitar ponerse ligeramente abochornado ante el reconocimiento de la ahora confirmada princesa. Ver  esa linda y tierna sonrisa elogiando su trabajo tan honestamente hizo que tuviera que cubrirse la cara con el brazo libre y desviar ligeramente el rostro.
-G-gracias. Si, espero algún día poder hacerlo.-
El conejo se removió nervioso bajo su brazo, por lo que lo acarició suavemente para que se calmara un poco.
-Debemos saber que vamos a hacer con este amiguito tuyo. Yo no puedo meterme a tu palacio, pero tengo miedo que traté de probar que tan dulce es usted, majestad.- Dijo dando una ligera reverencia un tanto socarrona, pero no lo suficiente como para que fuera sarcástica.
La princesa se presentaba ante sus ojos hermosa pura y perfecta, tanto que hacía que naciera en él un instinto de querer protegerla, como un resabio de lo que podría algún día convertirse en un instinto paternal. Y por ese mismo instinto latente fue que se quedó helado ante la petición de la princesa.
Gaius, con los ojos como platos, se incorporó lentamente al tiempo que se frotaba la nuca nerviosa. Había escuchado bien? Esta pequeña y dulce niña de Hoshido le pedía que la llevara al nefasto y árido Norh? En su mente se agolpaban un millón más de preguntas, pero los ojos suplicantes de la joven lo apremiaban a darle una respuesta, pero cuál?
Suspiró y miro en todas direcciones, no fuera cosa que sus palabras estuvieran siendo oídas por algún curioso, pero pudo constatar que no había nadie a varios metros a la redonda, volvió entonces a bajar la mirada hacia la pequeña suplicante.
-Mira linda, lo que me pides no es tarea fácil. No solo por los riesgos que implican para mi si me atraparan llevándome a la princesa, sino lo que podría pasarte a ti en ese cruel reino al cual quieres visitar…. –
Se volvió a inclinar para que los ojos de ambos quedaran a la misma altura.
-Sabes cómo es allá? Es un reino árido, casi sin vegetación, lleno de guerreros y armas. Y lo peor de todo… Ellos siguen al oscuro dragón ciegamente! Yo vengo de una tierra donde agradecemos el don de la vida que nos dio Naga, y por ende vivimos también rodeados de verde. Ellos no, ellos solo ven rocas y miseria, pagan su castigo por seguir las mentiras de la serpiente negra. Princesa, no valla, por favor! Que un alma tan pura como la suya se meta ahí, es como un dulce cordero entrando por propia voluntad en la boca del lobo!-
La petición implorante de la princesa taladraba sus oídos como un taladro hasta llegar a su cerebro, haciendo que fuera doloroso e imposible ignorar tal petición.
Sin saber qué hacer, Gaius elevó la mirada al cielo, como buscando que su dama favorita le diera alguna suerte de señal que lo ayudara a solventar esta cruel encrucijada que tenía enfrente. Últimamente la dama había estado muy presente en su vida, quizá podría ayudarlo una vez más.
Pero tal señal nunca llegó. Todo estaba en manos del ladrón, debería seguir su único y especial criterio. Suspiró una vez más y volvió a mirar a la pequeña.
-De acuerdo, yo seré quien te lleve a Norh. Pero deberás permanecer junto a mi en todo momento! Norh es una tierra demasiado hostil como para que una niña ande sola por su cuenta. –
Revolvió el cabello de la chica mientras aflojaba las facciones y le volvía a sonreír cálidamente.
-Dejamé que termine unos asuntos que tengo aquí, y en dos semanas podremos salir, si a usted le parece bien, majestad-
Afiliación :
- YLISSE -

Clase :
Trickster | Hero

Cargo :
Ladrón

Inventario :
Báculo de Heal [1]
Tónico de def. [1]
Concoction [3]
.
.
.

Support :
Kija
Hanzo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3052


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Invitado el Sáb Mar 12, 2016 11:43 pm

Parpadeó unas cuantas veces dándose cuenta a qué se refería el muchacho, cuando finalmente lo entendió no pudo evitar reírse con suavidad. Una mordida o dos le daban igual, por lo tanto con suavidad tomó al animal entre sus brazos sintiendo sus intensos forcejeos ¡No quería dañarlo! ¿Por qué estaba a la defensiva? Suspiró escuchando con ansias las palabras del supuesto pastelero. Pensó que no aceptaría, era difícil que alguien lo hiciera, ni sus hermanos accedían ¿Cómo llevarla al territorio enemigo? Sonaba ilógico, fuera de sí ¡Pero el muchacho había accedido! Quiso aplaudir dando saltitos, pero el animal no la dejó, simplemente sonrió soltando una risita suave, todo iba perfecto.

Un panorama poco atrayente del reino de al lado, pero por alguna razón a ella si le parecía interesante ¿Cómo sería su gente? ¡¿Tan cruel era grima como para no dotarlos de nada más que miseria?! No quería creerlo. Suspiró nuevamente llenándose de energía, prontamente no podría carecer de esa, nadie la esperaría y en Nohr estaría en peligro, ningún guardia daría su vida por ella.

¡Muchísimas gracias, Gaius san! — se inclinó sintiendo como el animal se movía de forma desesperada por su brusca reacción — Le aseguro que daré lo mejor de mí para no ser una molestia en el camino ¡Si se lastima déjemelo a mí! Q-quizás no lo parece pero puedo curar heridas leves con facilidad

Sin poder evitarlo levantó al ser blanco para luego mirarlo con una sonrisa suave sobre sus labios. Observó sus ojos y su actitud arisca ¿A quién le recordaba? Ah sí…

¡Ya sé cómo te llamaré! — rió al verlo intentar zafarse de su agarre — Leon ¡Así te llamarás! Me aseguraré de que crezcas grande y sano, estoy segura que con un poco de cariño dejarás de morderme y… rasguñarme

Escuchó su nombre siendo llamado a la distancia, seguramente debía ser hora de una de sus típicas lecciones de etiqueta innecesaria. Sin poder evitarlo posó sus orbes en el muchacho junto a ella riéndose nuevamente.

Nos vemos pronto ¡Gaius san! Espero que todos sus asuntos se resuelvan sin ningún problema. Preferiría encontrarme aquí mismo con usted en dos semanas — comentó dando unos pasos hacia atrás alejándose — A primera hora me encontrará aquí ¡Muchas gracias nuevamente!

Decidió que era la hora de volver, aunque ansiaba con demasía que los días pasaran con rapidez ¡¿Cómo sería Nohr?! No podía esperar, pero tendría que hacerlo.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Eliwood el Vie Abr 01, 2016 1:38 am

Tema cerrado.
Ambos participantes obtienen 50G.

Sakura obtiene +1 EXP.
Afiliación :
- LYCIA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Marqués de Pherae

Autoridad :
★ ★ ★

Inventario :
Esp. de bronce [1]
Vulnerary [1]
Dagas de acero [4]
Espada de acero [4]
Katana de bronce [3]
Gota de Veneno [2]

Support :
Marth
Lyndis
Nils

Especialización :

Experiencia :

Gold :
3515


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: The enemy of my enemy is my friend ¿No? ― Priv. Gaius

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.