Hora en el foro


Síguenos
Conectarse

Recuperar mi contraseña

TWITTER
afiliados


Project Fear.less

Crear foro

Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Mensaje por Invitado el Vie Feb 19, 2016 6:28 pm

Cierta mujer de silueta estilizada y mirada sombría por naturaleza en aquel estado alternativo de su psique se dirigía al punto de encuentro en que vería a uno de sus clientes, pues era dónde éste la había citado unas horas ha. Habiendo casi caído el crepúsculo estaba a punto de llegar a la localización exacta elegida. Bajo un puente. En efecto, uno cuya superficie cubría todo avistamiento de la zona por parte de curiosos, lo que le hizo deducir que sería algo bastante privado y... Sangriento, un asesinato o algo inmoral de tal calibre. Pero lo único que rondaba su mente, a falta de empatía alguna para con el pobre diablo que constituiría destinatario de tal acción, era que no podía haber sitio más sospechoso que aquel para encontrarse con una asalariada. No había tenido contacto con él anteriormente a excepción de una nota anónima que le fue entregada a Nadia por parte de un desconocido y cuyas palabras ambiguas no suponían un enigma para aquel ojo psicótico oculto en el centro de su mente. Hicieron salir a aquella faceta suya, que se puso en camino sin dudar un solo instante pero rumiando estas cavilaciones con la idea de observar obsesivamente los detalles que la rodeaban. Los indicios delataban una elevada posibilidad de que fuese una trampa, algo que su intelecto no dejaba escapar debido a su elevada capacidad de análisis.

Descendió una escalera de piedra con el hacha apoyada sobre el hombro derecho y los rubíes que tenía por ojos escudriñando cada uno de los elementos en derredor. No había nada en los peldaños a excepción de una marcada erosión por parte del pequeño reguero de agua que recubría el canal de escaso caudal que pasaba por debajo de la construcción. La pendiente a ras del suelo se cortaba a no muchos pasos del fin de los escalones, dejando que se convirtiese en una especie de pequeña cascada, ya desembocando en lo que propiamente era un río para la civilización. Pero su rumbo era seguir adelante. Sus botas entraron en contacto con el terreno acuoso que ahora casi sepultaba sus pies y le hacía agradecer que su calzado estuviese más que preparado para que sus pies no se mojasen al dar las pisadas.

Un individuo indeterminado desde la distancia aguardaba bajo el arco y la penumbra proporcionada por el mismo. Se aproximó, la oscuridad siempre había sido su abrigo y no temía a quien pudiese pensar erróneamente que esconderse en el hogar natural de la mestiza de cuervo, portando la negrura en su alma en lugar de en las plumas, iba a salvarle de su aciago destino en caso de atreverse a desafiarla. Una sonrisa torcida pobló su rostro al pensar en cuán estúpido debía de ser para siquiera imaginarse saliendo victorioso de tal encuentro. Ella era el verdugo por excelencia y las escasas personas de los cárteles de los bajos fondos que protegían y suministraban su nueva identidad a partes iguales solían enviar a civiles en busca de un sicario. Nadie que fuese un obstáculo mayor que un guijarro en el camino con el que puede evitarse tropezar si se bordeaban.

-¿De qué se trata? -preguntó lacónicamente, desconfiada y repasando al individuo con la mirada en actitud recelosa más imponente, para obtener miles de balbuceos que demostraban el estado de intimidación del varón en consonancia con el trémulo brillo de sus pupilas. La respuesta que obtuvo carecía de importancia para ella y por ello rodó los ojos, era un hombre que afirmaba estar siendo perseguido, pero se había equivocado al ver en ella a un guardaespaldas, un benefactor y no a una sombra infame. -Espero por tu bien que no sea una paranoia fruto de tu debilidad, quiero ver correr sangre... y será la tuya si esto resulta ser un juego de patéticos niños humanos. -comentó, con mirada encarnada y palpitante de la fascinación por la masacre. Él extendió una cuantía generosa desde la relativa distancia que los separaba, para tratar de convencerla del acuerdo y ella chistó, molesta de que no hubiese captado el mensaje, repasando las monedas y acordándose de los orígenes nobles en que aquel oro no había salvado su vida, por lo que no era justo que sí la suya. Dudaba en si las ganancias compensaban aquel encargo estúpido.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Mensaje por Invitado el Mar Feb 23, 2016 12:48 pm

Un encargo más, un viaje más. Esta vez se trataba de cierto ajuste de cuentas, aunque no era nada raro, de un hombre que traficaba en el mercado negro. No sabía muchos detalles (ni le interesaban, como siempre) pero sabía que estaba en Nohr.

No era la primera vez que se internaba en el reino de Nohr, puesto que ya había recorrido todo el territorio de Akaneia desde que mataron a su madre, y lo cierto es que no le desagradaba en absoluto. La recordaba bastante a Plegia; esas adoraciones a Grima, la pobreza del suelo, el calor en la tierra del gran volcán activo y el ambiente hostil en general. Era como estar en casa, solo que no había arenas por todas partes y echaba de menos las estética del desierto de los grandes huesos que de pequeño los fascinaba de sobremanera. ¿En qué época habían vivido esas grandes criaturas? ¿Hoy en día existirían? ¿Podría vencerlas de alguna forma?

Era excitante pensar en ese tipo de cosas.

Sin embargo, tendría que conformarse de momento con simples humanos. Eran tiernos y blandos, muy fáciles de atravesar con sus garras, tal como le había enseñado su madre a hacerlo. No presentaban gran amenaza si lograba asestarles golpes letales o desarmarlos lo suficientemente rápido. Una vez contra el suelo podía jugar si la ocasión se lo permitía. Podía hacerlos suplicar, que lloraran y gritasen para él, una melodía agónica deliciosa. Quizá, incluso, podía llegar a desgarrarlos poco a poco, mientras los escuchaba, o ir un poco más allá. Y justo antes de que murieran, si los pisaba con la suficiente fuerza, sus tripas se desparramaban por el suelo como un amasijo negro y putrefacto, mientras que no dejaban de desangrarse por la boca. ¿No era maravilloso? Era como ver una prueba irrefutable de cómo la vida se escapaba de un cuerpo, minutos antes, real en el mundo.

Y poco a poco, con esos pensamientos rondando en su cabeza, rememorándolos una y otra vez en su mente, hacían que su cuerpo comenzase a vibrar. Notaba las piernas llenas de energía, flexibles, como los brazos se extendían a medida que cobraba velocidad hacia el punto exacto donde se encontraba su víctima. Podía escuchar cómo cortaba el viento y cómo la sangre se bombeaba a cada parte de su ser. Más impaciente, más emocionado. Más excitado.

“Solo un poco más. Un poco más. Más, más”

Empezó a emitir una pequeña risa, cruel y aguda, mientras la voz de nadie empezaba a hacer eco dentro de él. El eco se extendió al mundo real, al ambiente que le rodeaba, y en medio de aquel crepúsculo, entre la niebla que llevaba el río y que lo atravesaba un puente, donde había captado el olor de su rastro, comenzaron a escucharse ruidos de movimientos rápidos que no tenían una procedencia exacta.

El final de su objetivo estaba cerca, y estaba seguro de que el hombre no podría verle venir aunque lo estuviese escuchando.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Mensaje por Invitado el Mar Feb 23, 2016 9:26 pm

La negativa de su cliente potencial ante la posibilidad de que fuesen imaginaciones suyas, asegurando que iban tras su pista de forma obsesiva desde varias semanas ha, hizo que frunciese el ceño al observarle para discernir si aquellas palabras eran realidad o una burda estratagema urdida con el fin de embaucarla. Sus ojos del color del plasma vital se clavaron en los aguamarina de él, que parecían incluso más fríos por la contracción de los vasos sanguíneos que encogían sus pupilas amedrentadas. Su pulso era acelerado y tenía el tic nervioso inconsciente de rotar la mirada hacia los laterales del arco del puente mientras entrelazaba ambas manos. Se encontraba notablemente asustado, no cabía duda alguna de ello, imposible para él era estar fingiendo tales reacciones o segregando voluntariamente el sudor frío que se limpiaba con la manga a cada rato. No iba a pensar que se había encontrado de casualidad con el mayor mentiroso del mundo, por muy retorcida que fuese, la huella de la honestidad estaba muy presente y los hechos coincidían.

-Aceptaré tu sucio dinero, entonces. Pero recuerda que no toleraré ninguna pérdida de tiempo, pues me cobraré tu vida en caso de que me hayas mentido o tendido una trampa. -recalcó, con una sonrisa de maquiavélica satisfacción, para entonces recibir de sus manos un adelanto de la exagerada paga original. Los trabajos clandestinos eran algo que proporcionaba bastante riqueza, lo que era difícil es vivir para disfrutarla. En momentos de sumo peligro, incluso llegaba a apreciar la facilidad que la psicosis le ofrecía para cumplir con su empleo sin que sus sentimientos se interpusiesen en su camino. Personalidades fragmentadas, cada una con su propia senda sentimental, la suya era vengarse del ultraje recibido por parte de todas las personas de corazón oscuro mediante la masacre y la sanguinaria devastación. Pero no era la única que segaba vidas.

Otro asesino comenzó a emitir una risa que más bien le recordó a un chillido espeluznante. Sus movimientos se escuchaban por doquier como si se tratase de correteos para asomarse, pero costaba avistarle debido a su agilidad, lo que llevó a la mestiza a considerar que no se trataba de un individuo de origen humano. No tuvo tiempo de pararse a pensar en la naturaleza de su rival, pues el muy cazurro del asustado hombre se lanzó corriendo en medio de la zona circundante al puente, convirtiéndose en una presa fácil cuyos berridos delataban su posición. -"¡¡No vayas, imbécil!!" -gritó en sus adentros, mientras su gesto se deformaba ante la ira que le causaba el solo pensar en la estupidez que demostraba el ser humano promedio. Sabiendo que el enemigo aparecería de un momento a otro, no alzó la voz sino que permaneció oculta entre las sombras que la camuflaban bajo el puente. Pero, cuando quiso darse cuenta de lo que sucedía alrededor del hombre, ya había matado a su cliente y éste yacía en el suelo desangrado debido al ataque de su agresor. Muerto en el acto, sabía lo que hacía. Segundos después, sigilosamente, como una ligera pluma de cuervo, se aproximó hasta su perímetro en compañía de su hacha.

Spoiler:

-...No sabes lo que has hecho, vulgar liebre, pero pronto conocerás el lugar que te pertenece. Tu pellejo me servirá para confeccionar un hermoso abrigo que compense el dinero perdido en esta empresa. -respondió, comenzando a esbozar una retorcida sonrisa de insanidad a medida que el hacha se cernía sobre el lugar exacto en que el híbrido de taguel se encontraba. Esperaba desgarrar su carne como si fuese poco más que una tela que luego utilizaría para, precisamente, implementar su fondo de armario. Ya que había perdido una fortuna, se llevaría un artículo exclusivo de coleccionista.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Mensaje por Invitado el Miér Feb 24, 2016 9:57 pm

Cada vez los movimientos venían y se iban, acercándose peligrosamente al olor de la presa, mientras la tentaba a salir de su escondrijo. Sabía que estaba cerca, demasiado, tanto que, incluso en su propia percepción del medio, podía escuchar los rápido y apresurados latidos de su objetivo, como su respiración acelerada. Estaba escondido bajo un puente de piedra donde el flujo del río era tranquilo y sosegado, pero tratar de huir no le había servido de nada en las últimas semanas, ¿por qué pensaría que le serviría ahora?
Notaba también cierto olor extraño con él, pero eso no impediría que en aquella noche pudiera dar por terminado, por fin, su encargo.

Aaah… ¿Cómo lo celebraría? ¿Se divertiría un poco dejando que corriese creyendo que podría salvarse? ¿Le dejaría con vida un poco para hacer que cantase para él? Quizá esta vez simplemente acabaría rápidamente para recibir el resto del dinero. Sí, rápido y limpio, como le había enseñado mamá.
Por otra parte, no le interesaba en absoluto aquel otro olor del que estaba impregnado el de su objetivo. Tenía un toque dulce, eso no lo dudaba, pero lo estropeaba el olor ferroso de la sangre que no podía esconder ni con el perfume más caro del mundo. Oh ¿a lo mejor podría hacer un amigo nuevo? ¡Le encantaba hacer amigos!

Y como si se tratase de tal cosa, mientras pensaba en de qué cosas hablaría con su nuevo amigo y sí quizá pudiesen intercambiar trucos para quitar manchas de sangre de la ropa, ya había seccionado un lateral del cuello de aquel hombre humano, abriéndolo y dejando que se desplomase en el suelo como un peso muerto (Ah, vamos ¡ha sido un buen chiste!). Sencillo y rápido, aunque no limpio, pero que se le iba a hacer. Al final el tipo había salido por su propio pié, asustado de la presencia cercana del taguel. Eso le había ahorrado muchos problemas porque no pensaba mojarse las patas.

Spoiler:

¿…Oh? —Soltó casi al aire, algo intrigado. Escuchaba pasos, pero la oscuridad y el ruido del agua le desorientaban un poco. ¿Estaba ahí, su nuevo amigo? “¿Dónde estará, dónde estará?”¡Sal ratita, quiero verte la colita!

Pareció que se iba a reír de su propia excitación anticipada, pero la voz de su ¿amiga? le cortó completamente los pensamientos. Segundos después, se escuchó el estruendo de una pesada hacha anclada en el suelo con una fuerza descomunal, mientras la noche y las sombras revelaban la esbelta y algo menuda figura de una chica en rojo y negro. Una chica no precisamente humana, le decía su nariz.

Spoiler:

Pero lo más importante ahí no era que le hubiese intentado cortar la cabeza de un hachazo, no, o que había podido escapar por los pelos gracias a su velocidad. Lo más importante era lo que le había llamado.

¡¡Oye!! ¿Cómo que “vulgar liebre”? ¿Tú madre no te enseñó que no puedes llamar a la gente como quieras? ¡Has herido mi pobre corazón! Yo que pensaba realmente que podríamos ser amigos… —Hizo un gesto algo desalentado, como si encogiese los hombros, pero eso no hizo que perdiese su característica sonrisa.— …Y obviamente que sería un bonito abrigo, pero todavía necesito mi piel. ¿No preferirías…? No se, ¿mis uñas? ¡De esas tengo muchas! —Estiró las manos, para que las viese relucir. Aunque en realidad lo que vio fue unas palmas llenas de sangre.— Ups, bueno. Por cierto ¿Qué hacías con este tipo? ¿Negocios? No me digas que eres…

Y se llevó ambas manos a tapar su expresión sorprendida, lo cual le hizo mancharse. Nunca había visto a remeras con hachas gigantes.
avatar
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Re: Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Mensaje por Marth el Mar Mar 08, 2016 11:05 pm

• Tema cerrado •

Chezaek ganan 30G


M a r t h
FichaCronologíaRelaciones ❝Lo lamento pero... no puedo permitirme una derrota.❞

Premios:






Afiliación :
- ALTEA -

Clase :
Great Lord

Cargo :
Príncipe de Altea

Autoridad :
★ ★ ★ ★

Inventario :
esp. de bronce [1]
Vulnerary [2]
.
.
.
.

Support :
Eliwood
Eugeo

Especialización :

Experiencia :

Gold :
1727


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Negocio frustrado {Entrenamiento} {Privado: Chezaek}

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.